Nmero Extraordinario Conmemorativo 1974-1994 || Lo precolombino: notas sobre el dilogo disfrazado en sor Juana Ins de la Cruz

Download Nmero Extraordinario Conmemorativo 1974-1994 || Lo precolombino: notas sobre el dilogo disfrazado en sor Juana Ins de la Cruz

Post on 16-Jan-2017

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

Lo precolombino: notas sobre el dilogo disfrazado en sor Juana Ins de la CruzAuthor(s): Mara Socorro TabuencaSource: Letras Femeninas, , Nmero Extraordinario Conmemorativo 1974-1994 (1994), pp. 31-38Published by: Asociacion Internacional de Literatura y Cultura Femenina HispanicaStable URL: http://www.jstor.org/stable/23022473 .Accessed: 17/06/2014 09:10Your use of the JSTOR archive indicates your acceptance of the Terms & Conditions of Use, available at .http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp .JSTOR is a not-for-profit service that helps scholars, researchers, and students discover, use, and build upon a wide range ofcontent in a trusted digital archive. We use information technology and tools to increase productivity and facilitate new formsof scholarship. For more information about JSTOR, please contact support@jstor.org. .Asociacion Internacional de Literatura y Cultura Femenina Hispanica is collaborating with JSTOR to digitize,preserve and extend access to Letras Femeninas.http://www.jstor.org This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/action/showPublisher?publisherCode=ailcfhhttp://www.jstor.org/stable/23022473?origin=JSTOR-pdfhttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsphttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspLo precolombino: notas sobre el dialogo disfrazado en sor Juana Ines de la Cruz Maria Socorro Tabuenca State University of New York at Stony Brook Son muy varios los aspectos del distendido y disfrazado dialogo establecido entre sor Juana, mujer intelectual, y la sociedad que la rodeaba que no queria reconocerle ese derecho; pero esta platica burlona llega mas lejos, nos lleva al enfrentamiento entre dos mundos: el centro de poder peninsular y la periferia pujante de la colonia. Estas son las palabras de Georgina Sabat-Rivers en su articulo "Tiempo, apariencia y parodia: el dialogo barroco y transgresor de sor Juana,"1 despues de un detallado estudio de diferentes aspectos del Barroco de Indias. Lo interesante de ellas, luego de conocer el sentimiento americano emergente, fue que el dialogo disfrazado, llevara una carga de informacion que enfrentaba al mundo criollo y al peninsular. Inutil seria tratar de sor Juana Ines de la Cruz y evitar el tema del Barroco de Indias, como inutil resultaria hablar del Mexico colonial sin tocar el tema precolombino. Ahora cabe preguntarse por otro viejo mundo pero distinto: el nahuatl. i,Que se hizo toda esa filosofia de la creacion de la Tierra?; ^que fue de los dioses, de la educacion y de la economia precortesiana?; ^hasta donde llegaron las palabras de los sabios nahuas despues de un siglo de colonization? Preguntas estas que nos llevan a otras con un matiz diferente: i,Hubo un acercamiento real entre indios y criollos?; de ser asi, que codigos se utilizaron para sentar un acercamiento entre ellos? Existe en los escritos de sor Juana el tema indigena pero, ^podemos palpar que hizo la monja con la informacion de Sahagun, Torquemada, Diego Duran, Kircher y las teorias de su amigo Sigiienza y Gongora? ^,Se puede hablar del mundo precolombino como un pre-texto en sor Juana? Aventurarse a dar respuestas exactas y tajantes, seria condenar el analisis a la subjetividad dado el caracter mismo de las preguntas, ademas de la limitation de espacio de este trabajo.2 Sin embargo se This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp32 Numero Extraordinario Conmemorativo: 1974-1994 quisieron plantear en este pequeflo ensayo posibles respuestas partiendo de una lectura de la loa El cetro de Jose, de la cual se desprendieron las interrogantes anteriores.3 Para plantear una respuesta convincente, en este estudio se establece un dialogo entre los escritos de sor Juana y los que circulaban en la 6poca, entre otros las historias de Benavente, Clavijero, Duran y Torquemada.4 Asimismo se emplean los que se refieren al pensamiento n&huatl estudiados por Angel Ma. Garibay y Miguel Le6n Portilla que, aunque son contemporaneos nuestros, ayudan a desentrafia tanto los textos coloniales como los c6dices precolombinos, algunos de los cuales estaban en controversia en tiempos de sor Juana. Debido al car&cter intelectual y americano de la jer6nima, es muy probable que haya tenido en sus manos estos libros y c6dices, y los haya asimilado de tal manera que sutilmente nos entrega en los escritos mencionados extractos del pensamiento precolombino, sobre todo del que se refiere a la creation del mundo.5 Benjamin Keen, MendezPlancarte, OctavioPazy Sabat-Rivers entre otros, subrayan sobre El Divino Narciso y El cetro de Jose, la semejanza de los ritos pagano y cristiano con respecto al Sacramento de la Eucaristia. De una forma u otra apuntan el caracter abiertamente americano de las loas. Sin embargo, solo Sabat-Rivers plantea un posible dialogo entre el mundo azteca y el cristiano.6 El cetro deJose, intensifica las diferencias entre el pensamiento occidental que empezaba a implantarse y el indigena, que se resistfa a caer. Los personajes alegoricos son Fe, Ley de Gracia, Ley Natural, Naturaleza, Idolatria y Musica. Hay una "relacion sim^trica entre la cuatro primeras: Fe es a Naturaleza lo que Ley de Gracia es a Ley Natural" (Paz 458). Idolatria, por su parte, va a hacer el papel de defensora de los indios y en su discurso se observa un gran conocimiento del pensamiento filosofico nahuatl. Sor Juana situa la action de El cetro deJose durante la conquista. Empieza con el personaje de Musica anunciando la llegada del "Nuevo Sol de la Fe." Estas palabras nos introducen en un cambio de etapa, incluso se podria pensar en un nuevo cambio de "mundo": con la conquista lleg6 el caos, se acabo el "quinto Sol, Sol de movimiento" del pensamiento nahuatl y este nuevo sol es el dios cristiano. No el que necesita sangre humana para dar vueltas alrededor de la Tierra, sino el "que dora las cumbres altas / la Ley Natural saluda / como suele al Sol el Alba" (184). Es decir, ese Sol que se mueve por "ley natural."7Despues aparece Ley Natural, quien se queja saludando a Ley de Gracia pues carece de ella a pesar de sus perfecciones ya que vive "en tinieblas de ignorancia" (v 17). En su salutation, el personaje nos adelanta que esta "fuera de la Ley de Dios," aunque aun no sabemos la causa precisa. Naturaleza saluda de la misma manera a Fe y le hace ver que es tambien indigna; cuando dice "mas en fe de tu palabra / espero de mis defectos / y errores ser perdonada;" (vv 29-31) conffa que por medio de la palabra de Fe, se va a salvar. Fe introduce en su primer parlamento varias ideas que se desarrollar&n en esta loa, y que tambien elabora en El Divino Narciso. Reconoce que Naturaleza estuvo privada de Fe, y en este punto ya sabemos que en realidad se trata de la fe cristiana, pues hablar de "la nueva conversion This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspTabuenca 33 / de las Indias conquistadas" (vv 51 -52), lo que se lee es que las Indias se han convertido gracias a la conquista, no por fe verdadera. El personaje Fe, toca, ademds, el tema de la "America abundante," topico que no solo lo vemos plasmado en sor Juana sino tambien en Domi'nguez Camargo y Balbuena.8 Una vez que ha presentado las caracteristicas "amables" de America, empieza su disertaci6n sobre el sacrificio humano, y lanza una critica no solo a los aztecas, sino a los hombres en general. Hay, en sus palabras, una critica a la guerra y a la codicia: "(pues entre estos no se halla/ quien contra su especie propia/ vuelva las feroces garras:/ y entre los hombres, no solo/ se ve el odio pero pasa/ a hacerse estudio el rencor/ y a ser industria la safia,/ pues no a otro efecto se ven/ acicalar las espadas,/ echar polvora a las piezas/ unir el hierro a las lanzas ..(MP III 185). Antes de este parentesis habia mencionado el sacrificio humano, y decia al respecto que ni los animales mis crueles matan a los de su especie. Sin embargo, agrega que el hombre, (generico) mata por odio y el rencor, e incluso partiendo de dichos sentimientos, es capaz de inventarse guerras ("la industria"). Con estos versos de sor Juana sefialo una posible defensa a los indigenas, pues compara el sacrificio con la guerra; es decir los indios son capaces de sacrificar a un ser humano, pero "los hombres," "los demas" son capaces de matar tambien, con odio, con crueldad. Si recordamos los ritos del sacrificio, nunca se relacionaban con aquellos sentimientos; por el contrario, las ceremonias se vinculan mas con el amor o la esperanza, ya que gracias al sacrificio perduraba la raza humana.9 Los siguientes versos se relacionan muy bien con la epoca de la conquista, ya que en ese tiempo la ambici6n de los conquistadores y de los colonizadores fue muy patente. Asimismo se pueden actualizar pues aun en nuestros dias la gente sigue yendo a la guerra por cuestiones economicas y el hombre se mata por envidia, por codicia: "jOh loca, humana ambicion,/ que de ti misma olvidada,/ a ti misma te destruyes,/ cuando piensas que te enzalzas!).. (MP III 186). El di&logo entre Fe y los otros dos personajes continua y discuten sobre qu cosa es mas importante hacer en esa tierra nueva. Ley Natural propone que los indios se casen, mientras Ley de Gracia arguye que es mejor tirar los altares donde estan "las sacrilegas estatuas/ de sus falsos Dioses, / ... / y asi por mas acertada/ action tengo el colocar/ una Forma Consagrada,/ que no es colocar la Imagen/ sino la propia Substancia" (MP III 188-89). Empieza a plantearse en estos versos el hecho de que los indios ocultaban, detras de las imagenes cat61icas, las figuras de su religi6n, para venerarlas a escondidas. Es evidente que para Fe esto seria un sacrilegio. Idolatria, como ya se apunt6, representa en El cetro de Jose la defensa de los indios. En sus intervenciones, la poeta pareciera disfrazarse para lanzar su critica de la conquista como criolla, religiosa y mujer. Sor Juana sabe que es dificil hablar de ciertos temas en esa epoca, a pesar de que la colonization y cristianizacion vayan en franco desarrollo: "jNo mientras viva mi rabia,/ Fe, conseguirs tu intento/ que aunque (a pesar de mis ansias)/ privandome la corona,/ que por edades tan largas/ pacifica posefa,/ introdujiste tirana/ tu This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp34 Numero Extraordinario Conmemorativo: 1974-1994 dominio en mis Imperios,/ predicando la Cristiana/ Ley, a cuyo fin te abrieron/ violenta senda las armas" (MP III 192). El reclamo de Idolatria es tambien cotejable con el que se dio en la realidad con los doce sabios nahuas una vez que cayo Tenochtitlan: "y ahora, nosotros/ destruiremos/ la antiguaregla de vida?/^La de los chichimecas,/ de los toltecas,/ de los acolhuas,/ de los tecpanecas?/ . . . / Tranquila y amistosamente/ considerad, senores nuestros,/lo que es necesario./No podemos estartranquilos,/ y ciertamente no creemos aun,/ no lo tomamos por verdad,/ (aun cuando) os ofendamos" (Garibay 130). Las palabras de los tlamatinime no pueden ser mas elocuentes ni referirse tan apropiadamente a su antiguedad en esa tierra al hablar de sus antecesores. T ampoco se puede negar el descontento al saberse conquistados.10 Es importante resaltar el conocimiento que tenia sor Juana de los textos precolombinos y su manera de plasmar este pensamiento tan profundo, en un publico que poco o nada conocia de la herencia nahuatl." El dominio del mundo indigena no se nota unicamente en lo referente a la filosofia, sino tambien en la historia: "y aunque la Ley Natural,/ que en estos Reinos estaba/ como violenta conmigo/ se haya puesto de tu banda" (MP III 192). Es sabido que el pueblo aztecafueel dominadordel altiplano central; por los sacrificios humanos y los altos tributos que se le teni'an que otorgar, empezo a ser mal visto por los pueblos vecinos. A la llegada de los espanoles varios de estos vecinos se unieron a Cortes para derrocar al "pueblo del Sol". Los aztecas y los demas pueblos fueron sometidos por el yugo espanol. Algunos se asimilaron pronto a la otra religion, otros tardaron muchos anos y aim en la actualidad hay comunidades que no se han asimilado todavia. Los ritos cristianos en el Mexico contemporaneo llevan todavia una carga del sentimiento precolombino de la vida. Por mencionar algunos ejemplos, son muy notorias en la actualidad las ceremonias del "Dia de muertos" celebradas en casi todo el pais de distintas formas. Entre las m&s famosas se encuentran "los altares" que tienen que ver con las honras funebres de antes de la llegada de los espanoles a lo que seri'a la Nueva Espana asi como las "calaveras" de dulce y el llamado "pan de muerto.'"2 El sincretismo que se empezo a dar a partir de 1521, sigue vigente. Idolatria, en su "defensa," introduce el lenguaje juridico tan gustado por la escritora cuando se declara "Plenipotenciaria de todos los Indios." Una vez que se declara con poder legal, suficiente para hablar, rasgo, por cierto muy feminista, informa sobre el porque del sacrificio: "la primera es el pensar/ que las Deidades se aplacan/ con la vi'ctima mas noble/ y la otra es que, en las viandas,/es el plato mas sabroso/ la carne sacrificada,/de quien cree mi Nacion,/ no solo que es la substancia/ mejor, mas que virtud tiene/ para hacer la vida larga/ de todos los que la comen./ (A nadie novedad haga,/ que asi las tradiciones/ de los Indios lo relatan)" (MP III 196). Por boca de Idolatria, se retoma el tema del sacrificio para "aplacar a las Deidades," que como ya se anoto, servia para que el sol siguiera su curso. El parentesis indica una intromision de la voz narrativa, en la que entrevemos que estaba enterada de las tradiciones indi'genas. Es obvio que cuando dice "es el plato mas sabroso... la substancia mejor, mas que virtud This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspTabuenca 35 tiene..se trata de la especie de comunion que tenian los antiguos mexicanos. A1 comerse la carne del sacrificado, se perpetuaban ellos y, acompanaban al Astro Rey en su carrera. El significado de "sabroso" no se vincula necesariamente con el sentido del gusto como lo interpreta Octavio Paz.13 Hay, mas bien, una relacion entre la satisfaction del sacrificado por haber sido parti'cipe del "banquete de los dioses" y aquellas de la perpetuidad y armoni'a del mundo. Para finalizar la loa el personaje de Fe persuade a Idolatria a que se quede a ver c6mo el hombre/dios, se convierte en alimento de los hombres para dar no solo larga vida, sino vida eterna. Idolatria acepta quedarse, aunque con condiciones: tiene que convencerse de que Cristo es humano y se entrega en sacrificio para que el "quinto Sol" no se destruya. En El cetro de Jose encontramos una estructura circular, ya que desde el principio sabemos que ha surgido un nuevo Sol: "el Sol de la Fe." Senalo circular, pues al final no se plantea ninguna duda, salvo las condiciones dadas por Idolatria. Aqui se nota ya el planteamiento de un sincretismo mas "logrado." Tambi&i se ve que en "terminos de equidad," si se compara con El Divino Narciso, en la representation son mas los personajes que estan convencidos del cristianismo; por lo tanto, es una loa evangelizadora. Recordemos que no se estudia aqui su funcion didactica en el sentido cristiano, sino el dialogo que se puede establecer entre el texto que se nos da y el subyacente. Ademas, pensemos que sor Juana, por mas que admirara y/o defendiera a los antiguos mexicanos, pertenetia al Nuevo Mundo. Su voz, aunque subversiva, ya formaba parte del discurso cristiano occidental. Esta lectura ha tenido el proposito de presentar un americanismo un poco diferente al que se plantea en general. Es distinto porque el criollismo de la monja mexicana sienta sus raices ya no en el criollismo naciente de la colonia, sino en el que toma como fundamento un mundo mas antiguo al que forzaron a actuar como "nuevo." La Decima Musa trae a la existencia un espacio marginal casi ignorado en su tiempo: el del Mexico clasico. Con esta action abre la posibilidad de una conversation entre tres mundos diferentes: el precolombino, el peninsular y el americano. Juzgo, por el texto estudiado de la poeta, que el dialogo es posible. Ademas, en esta loa, le da la oportunidad a otra expresion, y no podemos negarle a sor Juana Ines de la Cruz el derecho de que levante la voz como plenipotenciaria de los marginados. Necesita hablar por el mundo que intentaron acallar hace casi quinientos afios los conquistadores. No le podemos negar el derecho de que entable una platica mas con el mundo fisico y cultural que subyace en su pais. Hacerlo, seria condenarla a un silencio que creo no queria guardar. NOTAS 1 En Estudios de literatura latinoamericana. Sor Juana Ines de la Cruz y otros poetas barrocos de la colonia. (Barcelona: Publicacionesy Promociones Universitarias): 1992, 179-206. This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspNumero Extraordinario Gonmemorativo: 1974-1994 2 En un trabajo m&s largo, incluyo la loa7 Divino Narciso, el villancico dedicado a San Pedro Nolasco y algunas observaciones sobre El sueho. De ese estudio inedito hace constancia Georgina Sabat-Rivers en la nota 26 de su articulo "Apologia de America y del mundo azteca en tres loas de Sor Juana."Avista de estudios hispanicos. Letras Coloniales. (San Juan: Universidad de Puerto Rico): 1992, 267-291. 3 Las citas de esta obra estan tomadas de la edicion de Mendez Plancarte de 1955. Se advierte al lector que se utilizaran las abreviaturas de las iniciales MP, seguidas del tomo y la(s) pagina(s) correspondientes. 4 Cabe recordar que los frailes mencionados basaron sus obras tanto en codices, como en indios de came y hueso que les sirvieron de testigos de sus culturas. 5 Hago hincapie en la amistad que existia entre sor Juana y Siguenza y Gongora, con lo cual es muy 16gico que la monja tuviera acceso a la coleccion de codices y otros papeles antiguos de su amigo. Para verificar los codices de su posesi6n, vease el Teatro de Siguenza en la edicion de Rojas Garciduenas, 323, 334, 338, 340. 6 En "Apologia de America," ver nota 2. 7 El concepto del "quinto Sol" o "sol de movimiento" es mucho mas antiguo que los aztecas. Sin embargo, es por los textos que recoge Leon Portilla, en De Teotihuacan a los aztecas, por los que conocemos la leyenda de la creacion del mundo que aqui se resume: Dicen que hace muchos, muchos anos, se convocaron los dioses alia en Teotihuacan "cuando aun era de noche / cuando aun no habia dia" (25), y se preguntaron quien se haria cargo que hubiese luz. Se ofrecieron dos dioses al fogon divino y Quetzalcoatl y varios mas, esperaron la salida del Sol que aparecio, junto con la Luna, por el Oriente. Uno de los dioses tomo un conejo y se lo lanzo a la Luna para separarla del Sol y que alumbrara durante la noche. Dado que ambos estaban estaticos en el cielo, los dioses se preocuparon porque el sol no se movia y dijeron: "^Como en verdad haremos vivir a la gente? jQue por nuestro medio se robustezca el Sol, sacrifiquemonos, muramos todos!" (27). El Sol se empezo a mover y asi se prolongaron los dias. Los hombres vivieron gracias al sacrificio de los dioses, de ahi su nombre de "macehual" que quiere decir "merecido." Una vez que "todos se pusieron en movimiento" (27), se asento el sefiorio de Quetzalcoatl que exhortaba a la gente a creer en un solo dios y a que solo sacrificaran serpientes y mariposas. Dicho mito de la creacion deriva, con el tiempo, en el sacrificio humano ya que los hombres tendrian que corresponder con su sangre para darle vida al Sol, y que este siguiera su curso. Esta ultima idea pertenece a la llamada epoca de Tlacaelel, sacerdote de los aztecas cuya visi6n mistico-guerrera llevo a esta tribu a ser llamada "el pueblo del Sol." 8 Para ampliar la informacion veanse los capitulos de Sabat-Rivers en Estudios de literatura, 1992 correspondientes a Balbuena y Domi'nguez Camargo. 9 Para obtener mas informacion sobre el sacrificio, consultense a Sahagun, Torquemada y Duran principalmente. 10 Asi eran llamados en su lengua. 11 Sabat-Rivers en la "Apologia de America" al hacer una relation cronol6gica de las loas, explica que dado que sor Juana pensaba que sus obras se iban a llevar a Madrid, al escribirlas pens6 principalmente en un publico peninsular. Asimismo sefialo que, en la epoca, era muy dificil que el grueso de la gente conociera dicha herencia y la reconociera como tal. This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspTabuenca 12 La bibliografia sobre este tema es muy extensa por lo que se recomiendan de Birgitta Leander, Herencia cultural del mundo nahuatl, Coleccion SepSetentas 35 (Mexico: Secretaria de Education Publica, 1972); de Eduardo Matos Moctezuma "La muerte en el Mexico prehispanico," Artes de Mexico 145,2 (1971): 6 y de Jorge Carri6n Mitoymagia del mexicanoy un ensayo de autocritica, 3aed. (Mexico: Editorial Nuestro Tiempo, 1971) como textos b&sicos. 13 La cita un tanto ir6nica de Paz dice que "comian, sin sal, una portion minima del cuerpo de la victima" 459. OBRAS CITADAS Benavente, Toribio de. Historia de los indios de Nueva Espaha. Mexico: Editorial Porrua, 1969. Clavijero, Francisco Javier. Historia antigua de Mexico. Tomos I, II y III. Mexico: Editorial Porrua, 1958. De la Cruz, Sor Juana. Inundation Castalida. Ed. GeorginaSabatde Rivers. Coleccion Clasicos Castalia 117, Madrid: Editorial Castalia, 1982. . Obras completas de Sor Juana Ines de la Cruz III, ed Alfonso Melendez Plancarte. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1955. Duran, Diego. Historia de las Indias de Nueva Espaha e Islas de la Tierra Firme. Ed. Angel MariaGaribayK.Biblioteca Porrua 36. Mexico: Editorial Porrua, 1967. Garibay K., Angel Maria. Historia de la literatura nahuatl. Tomos Iy II. Mexico: Editorial Porrua, 1971. . La literatura de los aztecas. Mexico: Joaquin Mortiz, 1964. Keen, Benjamin. La imagen azteca en elpensamiento occidental. Trad. Juan Jose Utrilla. Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1984. Le6n-Portilla, Miguel. De Teotihuacan a los aztecas. Antologia de fuentes e intepretaciones historicas. Colecci6n LecturasUniversitarias 11, Mexico: UNAM, 1972. . La filosofia nahuatl estudiada en sus fuentes. 2a ed, Mexico: UNAM, 1959. . Los antiguos mexicanos a traves de sus cronicas y cantares. 6a reimpresion, Coleccion Popular 88, Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1983. . Vision de los vencidos. Relaciones indigenas de la conquista. Mexico: UNAM, 1963. Paz, Octavio. Sor Juana Ines de la Cruz o las trampas de la fe. 3 a. ed, Section de Lengua y Estudios Literarios, Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1988. Sabat-Rivers, Georgina. "Apologia de America y del mundo azteca en tres loas de Sor Juana". Revista de estudios hispanicos. Letras Coloniales. Comp. Mercedes Lopez-Baralt. San Juan: Universidad de Puerto Rico, 1992. 267-291. This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspNumero Extraordinario Conmemorativo: 1974-1994 . Estudios de literatura latinoamericana. SorJuana Ines de la Cruzy otrospoetas barrocos de la colonia. Barcelona: Publicaciones y Promociones Universitarias, 1992. Sahagun, Bernardino de. Historia general de las cosas de laNueva Espaita I. Mexico: Editorial Pedro Robredo, 1938. Torquemada, Juan de. Monarquia Indiana III. 5a ed. Biblioteca Porrua, Mexico: Editorial Porrua, 1975. This content downloaded from 195.34.79.223 on Tue, 17 Jun 2014 09:10:10 AMAll use subject to JSTOR Terms and Conditionshttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jspArticle Contentsp. [31]p. 32p. 33p. 34p. 35p. 36p. 37p. 38Issue Table of ContentsLetras Femeninas, , Nmero Extraordinario Conmemorativo 1974-1994 (1994), pp. 1-238Front MatterCrnica de una ilusin [pp. 7-8]"Letras Femeninas" 1974: The Beginning [pp. 9-9]"Letras Femeninas": The First Decade [pp. 10-10]Presentacin [pp. 11-11]La dama ausente en la retrica corts [pp. 13-22]Autobiografa y escritura conventual femenina en la colonia [pp. 23-30]Lo precolombino: notas sobre el dilogo disfrazado en sor Juana Ins de la Cruz [pp. 31-38]On the Double: Tres amores and the Postponement of Love in Avellaneda's Theater [pp. 39-47]Ambigedad epistemolgica en un drama de Julia Maura [pp. 49-56]Entre Eros y Logos en la poesa de Ana Mara Fagundo [pp. 57-69]Intertextualidades y diacronas en la poesa de Orietta Lozano [pp. 71-77]The Presence of Absence: Reading the Spaces in Rosario Aguilar's "El guerrillero" [pp. 79-85]La narrativa fantstica de Anglica Gorodischer: la mirada "femenina" y los lmites del deseo [pp. 87-96]Postmodernismo y teora del caos en "Cola de lagartija" de Luisa Valenzuela [pp. 97-105]Un orden en el caos: Visin crtico-narrativa de Julieta Campos [pp. 107-114]Lenguaje, ideologa y vanguardia en la poesa de Julia de Burgos [pp. 115-121]Ana Lydia Vega y la re-escritura de la historia [pp. 123-129]La nostalgia del milagro: Guadalupe Loaeza y la crnica como crtica cultural [pp. 131-137]Entre biografa y mitografa femenina: "Antonieta" de Bradu [pp. 139-146]The Construction of a Feminine Voice: Rich, Castellanos, Belli, Swir [pp. 147-155]Images of a Better World: Latina Muralists in New York [pp. 157-166]The Construction of "further, alternative signs": Notes from a Workshop in Translating Women Writers [pp. 167-175]Poemas Seleccionados [pp. 177-179]El sueo de otro sueo [pp. 181-187]Gua de la revista "Letras Femeninas": 1975-1993 [pp. 189-237]Back Matter