localizando ciudades en circuitos globales - uarg ?· [5] artículo revista eure (vol. xxix, nº...

Download Localizando ciudades en circuitos globales - UARG ?· [5] artículo Revista eure (Vol. XXIX, Nº 88),…

Post on 01-Oct-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • [5]

    artculo

    Revista eure (Vol. XXIX, N 88), pp. 5-27, Santiago de Chile, diciembre 2003

    Saskia Sassen *

    Localizando ciudadesen circuitos globales **

    Abstract

    There have long been cross-border economic processes. In the last hundred years,the inter-state system came to provide the dominant organizational form cross-borderflows, with national states as its key actors. This condition has changed dramaticallyover the last decade and more, as a result of privatization, deregulation, the openingup of national economies to foreign firms and the growing participation of nationaleconomic actors in global markets. In this context, we see a re-scaling of what arethe strategic territories that articulate the new system. The organizational architecturefor cross-border flows that results from these re-scaling and articulations increasinglydiverges from that of the inter-state system. My central effort here is to contribute toempirical and theoretical specification of this organizational architecture. Among thefeatures examined here are the combination of centralization and dispersal trends,the disproportionate concentration of value and transactions in the North Atlantic,the role of cities in an increasingly digitized global economy, especially as illustratedby the growth of finance and specialized services, and the impact of informationtechnologies on urban economies.

    Keywords: globalization, cities networks, global circuits.

    Resumen

    Por largo tiempo han existido procesos econmicos transfronterizos. En los ltimoscien aos, el sistema inter-estados vino a proveer la forma organizativa dominantepara los flujos transfronterizos, con los estados nacionales como actores clave. Estacondicin ha cambiado dramticamente desde la dcada de los ochenta, como re-sultado de la privatizacin, desregulacin, apertura de las economas nacionales aempresas extranjeras y la creciente participacin de actores econmicos naciona-les en mercados globales. En este contexto, observamos un reescalamiento de losterritorios estratgicos que articulan el nuevo sistema. La arquitectura organizativapara los flujos transfronterizos, resultante de estos reescalamientos y articulacio-nes, diverge cada vez ms de la del sistema inter-estados. Mi esfuerzo central aques contribuir a la especificacin terica y emprica de esta arquitectura organizacional.Entre los rasgos aqu examinados estn la combinacin de las tendencias a la cen-tralizacin y a la dispersin; la desproporcionada concentracin de valor y transac-ciones en el Atlntico Norte; el rol de las ciudades en una economa globalcrecientemente digitalizada, como lo ilustra especialmente el crecimiento de las fi-nanzas y de los servicios especializados; y el impacto de las tecnologas de la infor-macin en las economas urbanas.

    Palabras clave: globalizacin, redes de ciudades, circuitos globales.

  • 6 eure

    Saskia Sassen

    1. Introduccin

    Los procesos econmicos transfronterizosno son nada nuevo. Los flujos de capi-tal, de trabajo, de bienes, de materiasprimas, de viajeros han existido a travs delos siglos. Asimismo, ha habido enormes fluc-tuaciones en el grado de apertura o cierre delos cuadros organizacionales dentro de lascuales se han dado estos flujos. Durante losltimos cien aos, es el sistema inter-estatalel cual ha provisto el marco organizativo do-minante para los flujos transfronterizos, conlos estados nacionales como actores clave. Esesta condicin la que ha cambiado dramti-camente desde la dcada de los 80, comoresultado de la privatizacin, desregulacin,apertura de las economas nacionales a em-presas extranjeras y la creciente participacinde actores econmicos nacionales en merca-dos globales.

    En este contexto, observamos unreescalamiento de los territorios estratgicosque articulan el nuevo sistema. Con eldesmantelamiento parcial o al menos el debi-litamiento de lo nacional como unidad espa-cial, sobrevienen condiciones para el ascensode otras unidades espaciales y escalas. Entrestas se encuentra lo subnacional, particular-mente ciudades y regiones; las regionestransfronterizas que incluyen dos o ms enti-dades subnacionales; y las configuracionessupranacionales, como por ejemplo los mer-cados digitalizados y los bloques de libre co-mercio. Las dinmicas y los procesos que seterritorializan, o que funcionan a estas diver-sas escalas, pueden en principio ser regiona-les, nacionales o globales. Hay una multiplica-cin de circuitos globales especializados paralas actividades econmicas que contribuyen a

    constituir estas nuevas escalas y que simult-neamente se fortalecen por su emergencia.

    La arquitectura organizacional para los flu-jos transfronterizos, que resulta de estosreescalamientos y articulaciones, diverge cadavez ms de la del sistema inter-estatal. Losarticuladores claves incluyen ahora no slo alos estados nacionales, sino tambin a empre-sas y mercados cuyas operaciones globalesvienen facilitadas por nuevas polticas yestndares transfronterizos producidos porestados, voluntariamente o no tanto. Entre losreferentes empricos para estos cuadros noestatales de articulacin de la economa glo-bal se cuenta el creciente nmero de fusionesy adquisiciones transfronterizas de empresas,las amplias redes de filiales extranjeras, elnmero creciente de centros financieros na-cionales que se integran al mercado financie-ro global.

    Una consecuencia de stos y de otros pro-cesos es que un nmero creciente de ciuda-des juegan hoy un papel cada vez ms impor-tante en vincular directamente sus economasnacionales con circuitos globales. A medidaque crecen las transacciones transfronterizasde todo tipo, tambin lo hacen las redes queunen configuraciones o grupos particulares deciudades. Esto a su vez contribuye a la forma-cin de nuevas geografas de centralidad queconectan las ciudades en una creciente varie-dad de redes transfronterizas, incluso atrave-sando viejas divisiones como la Norte-Sur.

    Un rasgo clave de esta arquitecturaorganizacional es que ella contiene tanto lascapacidades para una enorme dispersin ymovilidad geogrfica, as como tambin pro-nunciadas concentraciones territoriales de re-cursos, necesarias para la gestin y serviciode tal dispersin. La gestin y servicio de granparte del sistema econmico global tiene lu-gar en una red cada vez mayor de ciudadesglobales, o de ciudades que son ms bien po-seedoras de funciones de ciudades globales.La expansin de la gestin global y de activi-dades de servicio ubicadas en ciudades ha tra-

    * Ralph Lewis Professor of Sociology, Universityof Chicago, y Centennial Visiting Professor, LondonSchool of Economics. E-mail: ssassen@uchicago.edu

    ** Basado en la introduccin de la autora al vo-lumen editado por ella: Global Networks, Linked Cities,New York/London: Routledge, 2002.

    Traducido por Diego Campos.

  • eure 7

    Localizando ciudades en circuitos globales

    do consigo un ascenso masivo y la expansinde reas urbanas centrales, an cuando gran-des fragmentos de estas ciudades caen en unaprofunda pobreza y deterioro infraestructural.Mientras este rol de gestin global y de servi-cios involucra solamente ciertos componentesde las economas urbanas, ha contribuido alreposicionamiento de ciudades, tanto nacio-nal como globalmente.

    Ms an, al enfatizar el hecho de que losprocesos globales estn al menos parcialmen-te insertos en los territorios nacionales a tra-vs de su concentracin en las ciudades, seintroducen nuevas variables en las concepcio-nes actuales acerca de la globalizacin eco-nmica y de la reduccin del rol regulador delEstado. Es decir, mientras la funcin globalde la ciudad est en parte ensamblada en estared de lugares que son parte de territorios na-cionales, la geografa para los nuevos proce-sos econmicos globales mayores ignora hastacierto punto la nocin de que lo global y lo na-cional son dos zonas mutuamente excluyentescomo se asume en muchos anlisis acerca delimpacto de la economa global sobre la autori-dad del Estado. Los estados nacionales hantenido que participar en la creacin de losambientes legales e institucionales que per-mitan contribuir a la formacin de esta geo-grafa transfronteriza de centralidades, en granparte articulada en la red de ciudades globales.

    Mi esfuerzo central aqu es contribuir a laespecificacin terica y emprica de esta ar-quitectura organizacional1. Los factores

    involucrados son muchos, incluyendo la polti-ca estatal, las capacidades producidas por lastelecomunicaciones y las nuevas tecnologasen red, antiguas historias de ventajas econ-micas disfrutadas por algunas ciudades y lalocalizacin en jerarquas globales. Al exami-nar cmo las ciudades pasan a estar articula-das con los circuitos globales hay varias uni-dades de anlisis posibles: arquitecturas ac-tuales de conectividad tcnica, globales y lo-cales; empresas y filiales transocenicas; tran-sacciones transfronterizas tales como inver-sin y comercio; alianzas entre mercados fi-nancieros as como, ms generalmente, lasoperaciones del mercado global de capitales;el crecimiento de mercados de trabajotransnacionales para profesionales y trabaja-dores especializados de servicios. Pero hay,en principio, muchas otras unidades de anli-sis que se podra haber considerado, talescomo las redes de trfico ilegal de personas,drogas y bienes robados; redes de inmigra-cin; bienales de arte; el mercado del arte;patrones tursticos (no slo turistas individua-les), como las paradas de los grandes cruce-ros; redes de negocios de inmigrantes; redesde activistas, desde los ambientalistas y de-fensores de los derechos humanos hasta lasredes de activistas de los pobres. Es imposi-ble cubrir aqu un rango tan diverso de posi-bles unidades de anlisis.

    Entre los rasgos aqu examinados estn lacombinacin de las tendencias a la centraliza-cin y a la dispersin; la desproporcionadaconcentracin de valor y transacciones en elAtlntico Norte; el rol de las ciudades