LA VOZ DEL ARZOBISPO DE URGELL LA VOZ DEL ARZOBISPO DE URGELL.

Download LA VOZ DEL ARZOBISPO DE URGELL LA VOZ DEL ARZOBISPO DE URGELL.

Post on 02-Feb-2016

216 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • LA VOZ DEL ARZOBISPO DE URGELL

  • En comunin con el Papa, Sucesor de San Pedro (1)

  • En torno a la fiesta de San Pedro y San Pablo, celebramos el Da del Papa y la colecta del bolo de San Pedro, orando por l, y por su misin. En estas fechas estamos invitados a reflexionar sobre el ministerio del sucesor de Pedro, ahora el Papa Francisco, a orar por l y a contribuir con nuestros donativos a su misin evangelizadora y de caridad. Y en estos momentos, hay que rezar an ms intensamente por el Papa Francisco, cuando algunos lo discuten o no le prestan la amorosa obediencia, ignorando que es aquel que el Espritu Santo ha puesto al frente de su pueblo como "Siervo de los siervos de Dios" (San Gregorio el Grande).

  • La misin del Papa es la confiada por Cristo a San Pedro, segn los Evangelios: las "llaves del reino de los cielos", con el poder de "atar y desatar" (Mt 16,19), para "confirmar a los hermanos en la fe" (cf. Lc 22, 32) y "apacentar su rebao" (Jn 21,15-17).

  • En el Cdigo de Derecho Cannico se define as su funcin (canon 331): "El Obispo de la Iglesia Romana es el jefe del Colegio Episcopal, el Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia universal en la tierra; en virtud de su oficio, goza de una potestad ordinaria, que es suprema, plena, inmediata y universal en la Iglesia, y puede ejercerla siempre libremente". No es un primero entre iguales ni tampoco un primado honorfico. Es un servicio a la unidad en la fe y en la comunin.

  • Dos grandes claves lo interpretan: enseanza y gobierno. Al obispo de Roma, corresponde la tarea de ensear la verdad revelada y mostrarla a los hombres. Es una misin eminentemente positiva; no se limita a condenar errores doctrinales.

  • El Papa realiza esta misin de enseanza de tres maneras principales: con la palabra; mediante escritos, propios o publicados con su autorizacin por la Curia Romana; y mediante iniciativas institucionales para impulsar el estudio y la difusin de la fe, como se suele hacer a travs de los diferentes Consejos pontificios (San Juan Pablo II).

  • Y el Papa Francisco podra aadir: con los signos que hace, tan abundantes; signos y gestos que hablan ms que mil palabras. Esta autoridad doctrinal suprema reside tambin en el Colegio Episcopal junto con su Cabeza, el Papa (LG 25).

  • As se manifiesta, de manera singular, en los Concilios ecumnicos. El Concilio Vaticano I (1869-1870) ense que el Papa goza de infalibilidad "cuando, cumpliendo su oficio de pastor y doctor de todos los cristianos, define en virtud de su suprema autoridad apostlica, que una doctrina sobre la fe o las costumbres debe ser sostenida por la Iglesia universal" (DS 3074).

  • Esta autoridad magisterial es la de declarar el contenido de la Revelacin, como precis ese mismo Concilio: "El Espritu Santo no fue prometido a los sucesores de Pedro para que por revelacin suya manifestaran una nueva doctrina, sino que, con su asistencia, santamente custodiaran y expusieran fielmente la revelacin transmitida por los apstoles".

  • La infalibilidad propia de unas pocas definiciones las dogmticas no quiere decir que las enseanzas del Papa y del Colegio de los Obispos sean "falibles" en los dems casos. Junto a la infalibilidad, est el carisma de asistencia del Espritu Santo, concedido a Pedro y a sus sucesores para que iluminen con acierto el pueblo cristiano

  • Este carisma no se limita a los casos excepcionales, sino que abarca con medida diferente todo el ejercicio del magisterio. Es lo que se llama magisterio ordinario del Papa. Por tanto, el Papa es maestro de la verdad tambin con su magisterio ordinario y hemos de acogerlo con todo respeto y amor.

    + Joan-Enric Vives, Arzobispo de Urgell

  • **

Recommended

View more >