ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

Download JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA

Post on 05-Jan-2017

243 views

Category:

Documents

7 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • La revista del Colegio de Mdicos de Salta

    AO 4 - N 7 - ABRIL 2010

    Carta de un abogado a los mdicosLa puerta secreta de CorriganPrograma Postgrado de InfectologaPrograma de Educacin Mdica 2010Las 10 enferm. ms raras de la medicinaEl cirujano clandestino: Dr. Hamilton NakiPremio Anual 2.010

    Biografas: Dr. Francisco HerreraEl ABC de: Pericarditis AgudaMedicina basada en la evidenciaEstructura social, crisis econmica, pobreza y enferm. cardiovascularesLa formacin del Residente como una obligacin tica y moral

  • La revista del Colegio de Mdicos de Salta

    2

    CONSEJO DE DISTRITOS

    PRESIDENTESECRETARIO

    Dr. Wady Ruperto MimessiDr. Jorge Isa Barcat

    MESA DIRECTIVA

    PresidenteVicepresidente

    SecretarioTesorero

    Vocal TitularVocal Suplente 1Vocal Suplente 2Vocal Suplente 3

    Dr. Juan Jos Loutayf RaneaDra. Mary Rita Elisabeth AmatteDr. Gerardo Daro TorlettiDr. Ral CceresDr. Gustavo Daniel DuvaDra. Irma Adriana FalcoDr. Vicente Domingo AltobelliDr. Rodolfo Anbal Nazar

    TRIBUNAL DE ETICA Y EJERCICIO PROFESIONAL

    Miembro TitularMiembro TitularMiembro Titular

    Miembro SuplenteMiembro Suplente

    Dr. Eduardo Van CauwlaertDr. Guillermo Enrique SoldiniDr. Luis Eduardo Cornejo RevillaDr. Jorge Maximiliano VasvariDr. Cristbal Licudis

    TRIBUNAL DE APELACIONES

    Miembro TitularMiembro TitularMiembro Titular

    Miembro SuplenteMiembro Suplente

    Dr. Pedro Angel WouterloodDr. Jos Marcos AmpueroDr. Luis Oscar JureguiDra. Graciela Cristina AstiguetaDra. Teresita Elizabeth Royano

    REVISORES DE CUENTAS

    Miembro TitularMiembro Titular

    Dr. Ral CaroDr. Omar Gustavo Abdala

    PERIODO 2008 -2010

    NOMINA DE AUTORIDADES

  • 3EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIALEDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL EDITORIALEDITORIAL

    Es una publicacin del Colegio de Mdicos de la Provincia de Salta distribuida gratuitamente entre sus colegiados, entidades afines, bibl iotecas e Instituciones profesionales, culturales y cientficas.

    Direccin:Dr. Juan. J. Loutayf Ranea(Presidente Colegio de Mdicos de Salta)

    Coordinacin General:Comisin Consultiva Jvenes Mdicos

    Dr. Daniel A. SnchezDra. Soledad Sols

    Dra. Carolina LicudisDr. Pablo Flores

    Dr. Juan Carlos GimnezDr. Luciano Cima

    Diseo Grfico:Diego Martn Loza

    Impresin:Artes Grficas Crivelli

    Los artculos firmados no representan necesariamente la opinin de la revista y son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.

    SUMARIOAO 4 - NUM. 7 - ABRIL 2010

    pg. 5

    Biografas: Dr. Francisco Herrera

    pg. 7

    pg. 10

    Medicina basada en la evidencia

    pg. 11

    pg. 12

    pg. 14

    pg. 16

    pg. 17

    pg. 20

    pg. 24

    pg. 25

    pg. 27

    Premio Anual 2.010

    n el diccionario de la Real Academia Espaola sinnimos de ZOZOBRA son: inquietud, intranquilidad, congoja, angustia. De TEMPLANZA expresa: moderacin, prudencia, sobriedad, temple. La TEMPLANZA representa el trmino medio entre el desenfreno y la insensibilidad.

    En nuestro quehacer diario, como padres, esposos, mdicos, jefes de grupos, como simples seres humanos, vivimos tiempos de ZOZOBRA. Es real, nos invade la angustia del destino de nuestros hijos en una sociedad carente muchas veces de verdaderos valores ticos y humansticos, sin horizontes difanos que inspiren a una superacin constante. Nos preocupa e intranquiliza, como mdicos, como jefes de grupos y cabezas visibles de Instituciones mdicas, la falta de soluciones contundentes a graves problemas de la salud pblica y privada. Nos invade la ZOZOBRA:

    - Inquietud del recurso humano por observar que se brindan soluciones transitorias, basadas muchas veces en intereses polticos, pero no decisiones de fondo que contemplen las reales necesidades sanitarias de la poblacin toda.

    - Desazn, angustia, por querer brindar a la familia lo mejor para una vida digna, pero que estn limitados, al igual que muchos otros sectores, por una retribucin a su trabajo lejos de estar acorde a su responsabilidad y aos de formacin y perfeccionamiento .

    - Inquietud por observar atnitos que en vez de mancomunarse las fuerzas polticas para encarar soluciones reales a todos los problemas sociales de nuestro pas, asistimos a una grotesca disputa de poderes que slo favorece a la dirigencia y empobrece material y espiritualmente a cada uno de lo mejor que tiene nuestra repblica: el ser argentino.

    Y no sigamos enumerando ms de estas situaciones pues sino nuestra ZOZOBRA, inquietud, intranquilidad, congoja y angustia estrujar nuestras mentes y corazones, transformndonos en robots, acostumbrados en la Argentina a la infelicidad como mal crnico.

    Pero justamente en estos momentos de ZOZOBRA el mdico, por excelencia ser humano sensible al sufrimiento del prjimo, debe demostrar la TEMPLANZA de espritu para luchar y ser artfice de una nueva generacin mdica, la de nuestros propios hijos,

    EDITORIALEDITORIALEDITORIALEDITORIAL

    EDITORIAL

    EDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIALEDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIALEDITORIAL EDITORIALEDITORIAL

    EDITORIAL

    EDITORIALEDITORIALTIEMPOS DE ZOZOBRA, TIEMPOS DE TEMPLANZA

    3

    El ABC de: Pericarditis Aguda

    Estruct. social... y enf. cardiovasculares

    La formacin del Residente...

    Carta de un abogado a los mdicos

    La puerta secreta de Corrigan

    Programa Postgrado de Infectologa

    Programa de Educacin Mdica

    Las 10 enferm. ms raras de la medicina

    El cirujano clandestino: Dr. H. Naki

  • La revista del Colegio de Mdicos de Salta

    4

    entusiasta en su trabajo, vida de conocimientos, intachable ticamente en su profesin, dispuesta a superar viejas antinomias de lo pblico y lo privado, de lo gremial y patronal, de la medicina tecnolgica y la humanista.

    El mdico con TEMPLANZA, con moderacin, prudencia, sobriedad y temple debe:

    - Defender en todo momento y en todas las instancias la dignidad del enfermo y de todo el equipo de salud.

    - Luchar por sus justas reivindicaciones del valor del acto mdico, sin caer nunca en situaciones que pudieran perjudicar al objeto de todos los desvelos del mdico: el paciente. Pero luchar con las mejores armas que tiene: prudencia y temple.

    - Saber ser eje de la balanza en las discusin de cualquier problema que atae a la salud, nunca inclinarla en algn sentido, escudados en intereses sectoriales, personales o polticos. La TEMPLANZA, madre de todas las virtudes y vigor del alma, le debe permitir al mdico ser siempre puente de dilogo permanente y no piedra en el camino de bsqueda de soluciones.

    Todos, TODOS, funcionarios del quehacer de la Salud Pblica, mdicos que se desempean en el sector pblico o privado, dirigentes de Instituciones mdicas, deben entender que la confrontacin interna slo los perjudica y favorece la crtica externa, deben dejar de lado actitudes soberbias, autoritarias, inconsultas, arbitrarias y pensar que con la TEMPLANZA del espritu se podr conseguir una nueva generacin mdica, la de nuestros propios hijos, que hagan de la medicina la ms noble y digna de las profesiones, ejerciendo el acto mdico basndose en los ms altos valores ticos y morales pero reconocido tambin en su justo valor pecuniario.

    Dr. Juan Jos Loutayf Ranea

    Presidente

    Colegio de Mdicos de Salta

    Quiere recibir todas las

    novedades del Colegio de Mdicos

    en su casilla de E-mail?

    www.colmedsa.com.ar

    Quiere recibir todas las

    novedades del Colegio de Mdicos

    en su casilla de E-mail?

    www.colmedsa.com.ar

    Suscrbase a nuestro Newsletter en:

  • 5

    del Hospital Instituto Pombo de la ciudad de Buenos Aires (1981-1982).

    Mdico Concurrente en el ao 1980 de la Fundacin Favaloro. Cabe destacar que entabl una estrecha y afectuosa amistad con el Dr. Ren Favaloro, con quien mantena comunicacin permanente y cuya muerte la c o n s i d e r e v i t a b l e y tremendamente injusta.

    Una vez de regreso a su Salta natal, con el Ttulo de Especialista en Ciruga de Trax y Cardiovascular, expedido por el Colegio de Mdicos de la Provincia de Salta el 9 de Septiembre de 1982, ingresa como Mdico de Planta al Servicio de Ciruga Torcica del Hospital San Bernardo desde Diciembre de 1982 hasta Mayo de 1989, en que ocupa el cargo de Jefe del Departamento Quirrgico del Hospital San Bernardo hasta Febrero de 1992.

    Fue Consultor en Ciruga Torcica y Cardiovascular del Hospital Materno Infantil de Salta, desde 1985 hasta la fecha.

    En Febrero de 1992 es designado Secretario Tcnico del H.S.B. hasta Diciembre de 1995, fecha en que es de s i gnado Ge ren t e de Atencin de las Personas. Desde all cumpli numerosas subrogancias por el cargo de Gerente General de dicho

    disertando en Ateneos de Servicios del Hospital Crdoba.

    Su actividad asistencial se inici an antes de recibirse como Practicante Agregado, Pract icante As istente y Pract icante Becario por Concurso en el Servicio de Clnica Mdica I y Servicio de Radio loga del Hospi ta l Crdoba.

    Su perfeccionamiento y actividad docente-asistencial en el Hospital Crdoba fue abundante e importante, en distintos Centros Asistenciales de todo el Pas, siempre en C i r u g a d e T r a x y Cardiovascular.

    Mdico Residente (1976-1979) del Servicio de Ciruga

    T o r c i c a y Cardiovascular d e l a Univers idad Nacional de Crdoba del H o s p i t a l Crdoba y Jefe de Residentes

    d e l m i s m o Servicio (1979-

    1980).

    M d i c o C i r u j ano Ca rd i o -vascular

    Naci el 15 de Marzo de 1948 en la Ciudad

Recommended

View more >