definición de alfarería

Upload: juniorcast

Post on 22-Jul-2015

1.186 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

DEFINICIN DE

A LFA R ER A

La alfarera es el nombre del arte que consiste en la elaboracin de vasijas de barro cocido. Tambin reciben dicho nombre las tiendas donde se comercializan las vasijas y el obrador en el cual se fabrican.

Por lo general, el concepto de alfarera se utiliza para hacer referencia a aquellas piezas realizadas sin esmalte o con barniz aplicado en una nica coccin. Por eso, el alfarero se diferencia del ceramista, ya que ste aade esmaltes y utiliza diversas tcnicas en sus piezas, con ms de una coccin. Los historiadores afirman que la alfarera nace hace unos 12.000 aos en Japn, con el desarrollo de la cermica Jomon. La alfarera ms antigua de Amrica Latina de la que se tenga registro est compuesta por los objetos de Kotosh-Hauyrajirca, que fueron encontrados en Per y que datara del ao 1.850 a.C. El proceso de elaboracin de las piezas cermicas comienza con el amasado de la arcilla, para que las distintas partculas y la humedad se distribuyan de manera homognea y para evitar la formacin de burbujas de aire. El siguiente paso consiste en el moldeado manual o con la ayuda de distintas herramientas. En esta parte del proceso se agrega agua, de manera que la arcilla mantenga su plasticidad y no surjan rajaduras. Despus la pieza es dejada al aire libre para que se seque, en una fase conocida como estado de cuero. Cuando la pieza est totalmente seca, adquiere mayor dureza y un color ms claro. El alfarero puede entonces lijar la pieza para dejarla ms prolija. Finalmente, la pieza de alfarera es llevada al horno, donde adquiere mayor resistencia y pierde su humedad qumica.

++++++++++++

AlfareraDe Wikipedia, la enciclopedia libre Saltar a: navegacin, bsqueda

Alfarera modelando una vasija con el torno elctrico.

Vasija del perodo Jmon (Japn) considerado de los ms antiguos del mundo.

Alfarera es el arte de elaborar objetos de barro o arcilla, y por extensin: el oficio que ha permitido al hombre crear toda clase de enseres y artilugios domsticos a lo largo de la historia. En el Occidente culturalmente tecnolgico, la alfarera ha perdido su utilidad, convirtindose en artculo decorativo y de coleccionismo y en materia de inters etnogrfico, sumado a su valor arqueolgico.1 La industria alfarera, adems de la vajilla y la cacharrera, abarca la azulejera sencilla, la tejera, la ladrillera y la fabricacin de baldosas sin esmaltar.

Popularmente, alfarera es sinnimo de cermica, si bien sta es una tcnica ms depurada en la que intervienen varias cocciones de la pieza, esmaltados ms sofisticados y decoracin ms fina.2 Otras tcnicas cuyos trminos se asocian a la alfarera y la cermica son la terracota y la porcelana.

Contenido[ocultar]

1 Definicin y etimologa 2 Historia y origen o 2.1 Pennsula Ibrica o 2.2 Tartesos o 2.3 Cultura talaytica o 2.4 Cermica griega o 2.5 Cermica ibrica o 2.6 Hispania romana 3 Tcnicas de modelado 4 Tcnicas de terminacin y decoracin 5 Fases de elaboracin 6 Morfologa 7 Terminologa 8 Museos 9 Vase tambin 10 Bibliografa 11 Referencias 12 Enlaces externos

[editar] Definicin y etimologaLa alfarera es la cermica popular, la ms corriente, la que se haca en los pueblos para uso popular. Despus vino la cermica, todo aquello que es decorado, con carcter suntuario, artstico. Emili Francs Sempere, Ceramlogo3 .

La palabra alfarera proviene del rabe fahhr, barro, a su vez del hebreo: hhafar, tierra. Joan Corominas en su Diccionario4 cita a Lope de Vega para alfarero. En 1789 se documenta alfahera; y en 1866, alfarera, finalmente. Por su parte, apoyndose en el Diccionario de Autoridades, el DRAE conserva el trmino alcaller (para alfar y alfarero) y alcallera (conjunto de vasijas de barro).5

[editar] Historia y origenLos primeros objetos de alfarera se remontan al perodo Paleoltico y se trata de jarras o de pequeas representaciones de divinidades maternales y de culto a la fertilidad. La pieza ms antigua que se conoce es una vasija del perodo Jmon de la poca de la prehistoria del Japn (10000 a. C. / 8.000 a. C.), pieza que actualmente se expone en el Museo Nacional de Tokio. Su nombre se le da por las marcas de cuerda con el que

est decorada.6 Existen trozos de alfarera encontrados en el sur de China y que con el mtodo del carbono 14 se han datado y se cree que es un material elaborado entre los 14 000 a. C. y el 9000 a. C.7Vase tambin: cermica china

Una de las tcnicas que caracterizan las culturas neolticas, y que se considera una prueba para la ordenacin cronolgica, es la cermica o arcilla modelada. Las pequeas figuras de arcilla cocida ya se encontraban en el Paleoltico Superior,8 aunque es el Neoltico cuando aparece el vaco a partir del trabajo con arcilla y, por tanto, se encuentra una utilidad en las vasijas, que se usan para la elaboracin de los alimentos cocinados al fuego. En el Prximo Oriente, se ha encontrado cermica de uno o dos milenios anteriores a la aparicin del cultivo de los cereales, por lo que esta asociacin del nacimiento de la alfarera con la prctica agrcola y culinaria se encuentra an dentro de una cierta confusin.9 Los primeros artesanos especializados aparecieron en Mesopotamia, que inventaron las herramientas para trabajar mejor la arcilla, como el torno de alfarero y el horno para cocerla. Igualmente en Grecia como en los Balcanes la influencia de la cultura de Anatolia se aprecia en las vasijas con forma de tulipa y con engobe, rojo y blanco. En Grecia empez a decorarse las piezas con motivos geomtricos, que eran los detalles ms habituales junto con reproducciones de plantas y escenas cotidianas, que se hacan imitando el arte de la escultura.10 Estrabn y Plinio el Viejo atribuyeron la invencin de la rueda del alfarero al escita Anacarsis que muri cerca de 550 a. C. Sin embargo, Homero habla ya de ella en sus obras y se sabe que el padre de la poesa griega precedi en varios siglos al discpulo de Soln. Los toscanos, en tiempo de Porsena, trabajaban tan bien en este arte que sus artefactos se pagaban a un precio ms elevado en tiempos de Augusto que los mismos de plata y oro.11 En Europa mediterrnea, las piezas ms antiguas son, probablemente, las encontradas en el yacimiento de Camprafaud (Lenguadoc) y Verdelpino (Cuenca), piezas datadas en el VI milenio; no presentan ningn tipo de decoracin. Tambin hay piezas del III milenio encontradas en Catalua, Provenza, Crcega y Dalmacia; en este caso, su decoracin se basa en la impresin con conchas marinas, tcnica llamada montserratina por su gran abundancia en el macizo de Montserrat y que tambin es conocida como cermica cardial.12

Pieza egipcia de la fase Naqada I, circa 3700 a. C.

Con los hallazgos arqueolgicos en el Alto Egipto, en la fase Naqada I, hacen suponer que desde el 4500 al 3500 a. C. se practicaba la agricultura. Tambin se enterraban los muertos en tumbas, donde era frecuente el uso de ajuares funerarios entre los que era normal encontrar vasijas de terracota roja con motivos pintados en blanco; las decoraciones que predominaban eran las de tipo geomtrico, como por ejemplo tringulos,

semicrculos y espigas.13 Hacia el 4000 a. C. en el pueblo de Badari se fabricaban vasijas de alfarera de paredes finas y pulidas y del aproximadamente 3600 a. C. se han encontrado grandes cantidades de objetos pintados, con figuras de animales y tambin con escenas de barcos de remos.14Vase tambin: Cermica egipcia

Durante el neoltico medio, la cultura Dmini, en Grecia, produjo una cermica con una gran variedad de formas y con una ornamentacin policroma, sobre todo de espirales y grecas. Al final de este periodo y a principios del neoltico final se utiliz una alfarera negra bruida, de influencia anatlica. El llamado neoltico danubiano del centro de Europa, que existi a comienzos del V milenio, produca una cermica que estaba caracterizada por la decoracin de bandas, con unas formas que eran extremadamente sencillas de vasos sin asas y de cuello ancho. Las lneas de la decoracin estaban realizadas a base de incisiones paralelas y puntuados.15

Cermica cardial de la cueva de La Sarsa, Valencia.

En el mismo periodo neoltico, la alfarera domstica apareci en pequeas poblaciones como en el yacimiento de Hacilar (oeste de Turqua), estas piezas se reducan en vasijas cocidas a baja temperatura y decoradas con franjas lisas pintadas con arcilla blanca no ferrosa. Del IV milenio son los grupos de alfarera encontrados en los yacimientos de Gumelnitsa, Salcutsa en Rumana y Tripole y Cucateni en Ucrania de formas con perfil convexo en la parte superior y cncavo en la inferior, la decoracin era geomtrica.16 La influencia de dicho tipo de alfarera se aprecia en zonas del Adritico y de Italia con caractersticas propias, como las realizadas en Venecia y Lombarda durante el IV milenio. Entre sus peculiaridades, cabe destacar, que son vasos con boca cuadrada. La llegada e influencia de gente de dichas zonas que se establecieron en Catalua signific la produccin de piezas de cermica similares, como son los vasos de boca cuadrada, que se han encontrado en algunas sepulturas de la llamada cultura de los sepulcros de fosa que hay especialmente por la zona del Solsons.17 En el periodo inicial de la Edad del bronce la mayor parte de las vasijas estn realizadas, en la civilizacin micnica, a mano sin la ayuda de ninguna rueda de alfarero, que fue introducida al final de esta poca, consiguiendo con ello una mejor regularidad en la produccin. Casi todos las piezas estn pulidas con una herramienta que deja unas marcas, la pintura primitiva se haca con arcilla lquida y las lneas grabadas se llenaban con otra arcilla blanca. En Creta se produjo una tcnica de horneado que produca un acabamiento de las piezas con salpicaduras en rojo y negro. Las jarras con pitorro son comunes durante el estilo cicldico y normalmente realizadas con una pintura mate.18Vanse tambin: Cermica micnica, Cermica cicldica y Cermica campaniense

Arbalo incaico. Museo de Arte Precolombino, Cuzco, Per.

En la antigedad americana la mayora de sus pueblos eran agrcolas y, por tanto, sedentarios, lo que hizo que se produjeran grandes cantidades de utensilios domsticos para su uso culinario o de almacenaje. Aunque se utilizaron distintas arcillas segn el territorio donde se fabricaban, el horno abierto era el nico conocido en toda la Amrica indgena. La tcnica de la realizacin era, en general, a mano, sin ayuda de torno, y se utiliz el molde segn la poca y la cultura. Las formas son similares, aunque con ciertas particularidades, en las de Mxico, por ejemplo, donde tambin se utilizaban los cuencos pequeos stos tenan patas y el fondo rallado con incisiones que servan para moler el chile y otros condimentos. Tambin se realizaron urnas funerarias, sobre todo en el territorio sudamericano.19 El origen de la cermica se produce en la costa de la Ecuador hacia el 3200 a. C. Se hicieron unos estudios por arquelogos norteamericanos y ecuatorianos, donde se trat de demostrar las semejanzas de esta cermica con la de la cultura japonesa de perodo Jmon. En ambos pases, las formas y tcnicas tenan relacin con sus economas, preferentemente martimas.20 En Colombia se encuentran hallazgos de cermica datadas en el ao 2925 a. C. con utensilios muy toscos de cuencos semiesfricos. Ollas de color rojizo y negro aparecen en Per ya en el perodo un poco ms tardo, hacia el 1800 a. C.La cultura Huari, fue una civilizacin andina que floreci en el centro de los Andes aproximadamente desde el siglo VII hasta el XIII, entre las piezas que destacan se hallan los huacos. Una de las formas ms caracterstica de los incas peruanos fue el arbalo incaico, utilizado principalmente para el transporte del agua.21Vase tambin: Cermica incaica

En los Estados Unidos, destaca la cultura existente en la parte este del pas, llamada del bosque, aparece hacia el 2000 a. C y es una cermica con impresiones a base de cuerdas o tejidos, tcnica que se realiza palmeando la superficie de los utensilios con paletas de madera donde se han enrollado, previamente, cuerdas o tejidos.22

[editar] Pennsula Ibrica

Utensilio de Cogotas II, en el Museo Arqueolgico de Valladolid.

Enterramiento de la cultura de El Argar dentro de una tinaja.

Las tcnicas se fueron transmitiendo lentamente desde el Oriente Prximo hacia Europa occidental, y tambin a la Pennsula Ibrica, con un desfase de unos dos mil aos aproximadamente.23 Este proceso evolucion de acuerdo con una serie de factores:

El entorno natural y climtico propios del lugar: el factor geolgico como base de la materia prima era necesario para obtener el material primario, la arcilla, y tambin era necesaria la existencia de rboles para conseguir la lea que se usaba en la posterior coccin en hornos. El clima fue un factor importante, ya que, por ejemplo, en lugares como Siberia o Patagonia no se lleg a producir cermica. Tambin en la Pennsula Ibrica hay grandes desfases entre regiones de la costa con las de la Meseta, el Cantbrico o las Islas Baleares y Canarias. En unas zonas el progreso y evolucin era constante y en otras el mismo sistema y tcnica perduraba durante ms aos. As mismo se sabe que durante los meses de invierno no se llegaba a trabajar a causa del fro.24 La dinmica cultural: otro factor para que la tecnologa evolucione, son las circunstancias sociales y culturales. Una concentracin de poder como el que sucedi en las grandes civilizaciones de la antigedad, impulsa la necesidad de elaborar objetos suntuarios para palacios y cultos religiosos, as como vajillas, utensilios para guardar alimentos y bebidas. El influjo de otros pueblos ms poderosos como los fenicios, griegos, rabes y romanos, introdujeron su estilo y las formas de las vasijas a pueblos que quedaban bajo su dominio.25

El aumento de la demografa y sus necesidades: es natural que cuando se produce un incremento demogrfico ms acelerado, las necesidades funcionales aumentan, es necesario que los productos se transporten y almacenen, como est demostrado que sucedi en una poca como el Neoltico.25

Segn las ltimas dataciones, se consideran que las cermicas ms primitivas de este mbito fueron las del tipo cardial, como las de los yacimientos de la Cova de l'Or (4770 a. C.) en Beniarrs, y las de Las Cenizas (46704160 a. C.) en Aitana de la Comunidad Valenciana. Otras dataciones obtenidas se remontan al VI milenio, como las halladas en la Cueva Fosca de Ares del Maestrazgo en Castelln, el Abrigo Grande de los Grajos de Cieza en Murcia, la Cueva de los Murcilagos de Albuol y del Nacimiento de Pontones en Granada.26

Vaso campaniforme encontrado en Ciempozuelos, fue realizado con arcilla negra, pulido con una capa de barro fino y decorado con motivos geomtricos de pasta blanca.

Hacia el 2000 a. C., grupos de emigrantes orientales se esparcieron por la Pennsula Ibrica de las costas del sur hacia el interior, desarrollndose la cultura almeriense, que dio origen a la cultura del vaso campaniforme que ms tarde se extendera hacia Francia y Alemania.27 Un poco ms tarde, hacia el 1700 a. C., apareci la cultura de El Argar, al sur de la Pennsula Ibrica, donde se han encontrado sepulturas realizadas en tinajas ubicadas en el propio subsuelo de las viviendas, con gran cantidad de objetos, entre ellos, gran cantidad de cermica. Las tinajas son para personajes individuales, sin ninguna clase de ornamentacin, en muchos casos bruidas y con unas dimensiones de un metro de altura por 70-80 cm de dimetro, las mayores fueron encontradas en la regin de Murcia. Se observa que cuando el difunto, como consecuencia de su tamao, no caba, se utilizaban dos jarras opuestas por ambas bocas. En estos ajuares funerarios se encuentran diversos tipos de vasijas: las de tulipa, con base semiesfrica y la parte superior cnica, y las copas, con el pie bajo aunque algunas son de pie alto, con el receptculo de forma esfrica.28 Entre el 1300 y el 750 a. C. se produce la llamada Cultura de los Campos de Urnas. El rito de la incineracin se introduce en la pennsula a travs de los Pirineos en direccin hacia el noreste, en los valles leridanos de los ros Segre y Cinca; los objetos guardan una gran similitud con los del bajo Aragn y el valle del Ebro. Las cermicas de referencia son las acanaladas.29 Una de las necrpolis ms estudiadas es la de La Punta del Pi en el Puerto de la Selva que contiene unos setenta enterramientos; en la necrpolis de Espolla se han encontrado ms de doscientas urnas. Las urnas se colocaban en el centro de la fosa y tienen una dimensin de 25 a 30 centmetros, la mayora con una tapadera tambin de cermica y decoradas con franjas de surcos estriados, de ah el nombre de acanaladas. La incineracin se extendi por el resto de la pennsula, como se puede ver en las necrpolis de la Pea Negra de Crevillente, o en la Meseta Central los hallazgos de Las Cogotas de Cardeosa en vila y de La Osera de Chamartn en vila, con ms de dos mil enterramientos, donde muchas de sus vasijas se encuentran con incrustaciones de arcilla

blanca que forman decoraciones. En Andaluca occidental el tipo de urnas presentan una decoracin punteada mientras que en la parte oriental son lisas y bruidas. En toda la pennsula se encuentra la cermica negra.30

[editar] TartesosArtculo principal: Tartesos.

A comienzos de la Edad del Hierro, a la cermica se aaden pinturas policromas, barnices y se utilizan hornos de doble cmara. La vajilla presenta toda una variedad de formas y decoraciones que han ido adoptando los artesanos del lugar, a partir de las aportaciones realizadas por los fenicios, griegos y cartagineses.31 La cultura de los Tartessos se sita entre las ciudades de Huelva, Cdiz y Sevilla y toda la regin suroeste de Andaluca; abarca un perodo que va desde el ao 1000 a. C. hasta el 535 a. C., ao de la Batalla de Alalia. La seal ms evidente en cuanto a la cermica es el modelado del alfarero y el horno de doble cmara. La decoracin es la del tipo Carambolo, o sea, con la influencia geomtrica de imitacin fenicia y griega y los acabados de las piezas con asas, bordes hacia el exterior y de base plana, detalles que caracterizan la produccin de Andaluca occidental. En Carmona se encontraron vasijas decoradas con influencias orientales, probablemente, iban destinadas como ofrendas a los dioses, y aparecen figuras realistas de grifos, bueyes y pjaros fantsticos.32

[editar] Cultura talayticaArtculo principal: Cultura talaytica.

Cermica griega de la necrpolis del Puig des Molins (Ibiza).

Las Islas Baleares acompaando a la arquitectura ciclpea de los talayots, navetas y taulas, presentan una cultura determinada donde se encuentran restos de cermica, que se divide en dos fases: la primera entre el 1400 a. C. y el 700 a. C., y la segunda entre el 700 y el 123 a. C. ya en la poca de la invasin romana. La cermica talaytica proviene principalmente de los yacimientos funerarios donde se han encontrado varios tipos de vasijas, en su mayora pequeas, que tienen una forma cnica, con mango, copas, cazoletas, ollas y jarrones con dos asas. La realizacin es tosca, con el sistema de urdimbre y una textura rstica, que es una consecuencia de la arcilla empleada que contiene una gran cantidad de cuarzo. Esta cultura talaytica solamente se dio en las islas de Mallorca y Menorca. Ms tarde, la cermica imita las formas pnico-cartaginesas que se produjeron a partir del siglo III a. C. y hasta el siglo I a. C. Se encuentran muestras de este tipo de cermica en la necrpolis del Puig des Molins de la Isla de Ibiza.33

[editar] Cermica griegaArtculo principal: Cermica griega.

Utensilios de mesa iberos y griegos en Castellet de Bernab de (Valencia).

Los griegos establecieron su comercio con la poblacin ibrica entre el 600-550 a. C., sobre todo con vajillas seriadas. En general, estas piezas eran producidas para el gran consumo, y presentaban una decoracin sencilla, lo que demuestra que la economa de la pennsula no era muy buena en comparacin con la de los etruscos que si compraban verdaderas obras de arte en cuanto a la cermica griega. En esta importacin peninsular destacan los Klix, de un tamao entre 10-15 centmetros de dimetro y con una base de unos 10 centmetros, la mayora de estas piezas se han encontrado en Valencia y al sureste de la pennsula. Esta vasija, junto con las crteras, son las piezas ms reproducidas por los alfareros ibricos junto con pequeos cntaros del tipo asko.34 Los vasos griegos encontrados en Ampurias representan ms del setenta y cinco por ciento del total de los vasos encontrados en Espaa.35 Durante ms de cinco siglos, los griegos, celtas, iberos y cartagineses se yuxtaponen por toda la pennsula. Las diferencias entre las diversas regiones son evidentes y se conservan hasta la Edad Contempornea. La cermica evoluciona a partir de la llegada de los recin llegados que se establecen en el territorio y que ensean nuevas tcnicas artesanales, as como nuevos hbitos en la agricultura y en la cultura culinaria.36

[editar] Cermica ibricaArtculo principal: Cermica ibrica.

Cermica ibrica en el Museo Arqueolgico de Alicante.

Los griegos fueron los que denominaron con la palabra Iberia las costas occidentales del Mediterrneo y, por tanto, los beros eran sus habitantes. Segn las excavaciones arqueolgicas la zona comprenda desde Narbona hasta el valle alto del Guadalquivir. La arqueologa agrupa la produccin de cermica en cinco reas: Murcia, Valencia, Aragn, Catalua (con el sur de Francia), y una gran parte de Andaluca y de Castilla-La Mancha.37

Entre los siglos VI a. C. y V a. C. se produce una concentracin de poblamientos. Se crean nuevas pinturas para la decoracin de las vasijas, obras en las que se aplican tierras naturales a base de xidos minerales, la presencia de hierro proporciona colores anaranjados y rojizos a las piezas. El material de los pinceles es pelo animal, especialmente de la barba de la cabra. Las decoraciones van desde simples bandas geomtricas a motivos florales, hasta figuras zoomrficas de caballos, toros, peces o perros, y antropomrficas, con damas y guerreros como personajes. En las alfareras ibricas, el mismo autor de la vasija era quien tambin pintaba la pieza, al contrario de los alfareros griegos que disponan de pintores para realizar las decoraciones de las piezas de artesana.38

[editar] Hispania romanaArtculo principal: Conquista de Hispania.

Cuenco de terra sigillata del siglo I procedente de Linares, Jan.

Cuando Hispania cae bajo la potestad de Roma, el oficio de alfarero experimenta un gran desarrollo. No slo llegan a la pennsula grandes cantidades de cermica, sino tambin operarios que traen e implantan su tcnica y su saber. A partir del siglo I a. C., procedente de la Magna Grecia, se introduce en todo el territorio las primeras vajillas finas y los vasos de colores vivos, piezas que son copiadas en todos los talleres artesanos. Destacan las obras de barniz negro y barniz rojo, con paredes finas y la cubierta vidriada, y los tipos ms abundantes son las nforas, lucernas y vajillas. Las vajillas se realizan en diversas modalidades pero la de terra sigillata es la preferida y se sola realizar con una decoracin en relieve, con galba de color rojo. Los centros de produccin en la pennsula se encontraban en Teruel, Granada, Andjar, Linares Solsona, Mrida y La Rioja.39 Otra aplicacin de la alfarera es la produccin de tuberas para la conduccin del agua:Las tuberas de cermica tienen las siguientes ventajas: primero, en cuanto al trabajo, porque si ocurre algn desperfecto, cualquiera puede repararlas, y segundo, porque el agua resulta mucho ms sana conducida por tuberas de cermica que de plomo (...) Y por otro lado, es mejor el sabor de lo que ha pasado por tubera de cermica: para que todos, a pesar de tener sus mesas bien provistas de vajilla de plata, sin embargo, adoptan vajillas de cermica para beber agua, porque ellas dan mejor sabor. Vitrubio40

[editar] Tcnicas de modelado

Alfarera chilena modelando a mano (urdiendo) una vasija.

Proceso de modelado con torno elctrico.

Existen tres categoras bsicas:

Modelado a mano: las tcnicas manuales son las ms primitivas, donde las piezas son construidas mediante el estirado de la pasta en rollos, placas o bolas de arcilla, generalmente unidas mediante la preparacin de arcilla lquida llamada barbotina.Una vez acabada la pieza, la superficie se alisa con la misma mano humedecida.9 Nunca dos piezas de cermica trabajadas manualmente sern exactamente iguales, por lo que estas tcnicas no son las ms apropiadas para hacer juegos de piezas idnticas, como por ejemplo vajillas de cocina, juegos de caf, de licor, etc. Esta tcnica permiten al ceramista usar su imaginacin y crear diferentes piezas artsticas. El modelado a mano era una tcnica utilizada por los pueblos primitivos y an se encuentran numerosos artesanos que trabajan maravillosamente, tales como los alfareros de los indios Pueblo, las tribus de frica central y del sur, los aborgenes austrialianos, Japn y toda el Asia oriental. En Espaa podemos encontrar zonas donde se elaboran este tipo de vasijas del modo tradicional, como en Galicia, Asturias y el alto Aragn.41 Modelado a torno: es muy comn que las piezas hechas en torno sean terminadas manualmente. El torno cermico es la tcnica ms utilizada para la creacin de piezas en serie. En la actualidad tambin es empleado para hacer piezas singulares o artsticas. Este mtodo es empleado desde el ao 5000 a. C. en el Antiguo Egipto, Oriente Prximo y Asia. En la Pennsula Ibrica lleg hacia el siglo VIII a. C., de mano de los fenicios, si bien

existen cermicas a torno ms antiguas importadas de otras zonas del Mediterrneo. Para trabajar con l, se coloca una bola de arcilla en la rueda del torno, el cual es impulsado por el pie o la mano del alfarero que lo hace girar. La rueda gira velozmente mientras la arcilla es presionada de una manera determinada para que adquiera la forma deseada. El trabajo con torno requiere una gran habilidad tcnica, pero un alfarero habilidoso puede producir muchas piezas casi idnticas en poco tiempo. Actualmente se utiliza ms el torno elctrico que requiere menos esfuerzo.42 Debido a su naturaleza, los trabajos mediante el empleo de torno son casi exclusivamente piezas con simetra radial respecto de un eje vertical. Estas piezas pueden ser decoradas mediante la creacin de diferentes texturas sobre su superficie al objeto de hacerlas visualmente ms interesantes. Muchas veces, las piezas creadas en el torno son modificadas manualmente, agregndole asas, tapas, pies, picos y otros aspectos funcionales.43

Modelado al vaciado o con el uso de molde: la tcnica de vaciado o a molde, es probablemente la ms apropiada para la produccin en serie (industrial). La arcilla lquida es vertida en un molde de yeso lo que permite un ligero endurecimiento. Una vez que el molde absorbe la mayor parte del agua de la capa de arcilla que queda en contacto con el molde, la arcilla remanente es volcada fuera del molde y se deja secar la pieza. Finalmente la pieza es sacada del molde, se le corrigen las imperfecciones que pueda tener y se la deja secar al aire libre.

[editar] Tcnicas de terminacin y decoracin

Lucerna romana con engobe, del siglo I encontrada en Huesca.

Antiguamente decoraban las vasijas mediante trabajos adicionales practicados en su superficie; un gran avance fue la decoracin con caa, despus el pulimento y finalmente el vidriado. Pueden usarse aditivos cermicos para darle color a la arcilla, previo a su modelado. Tambin pueden agregarse varios aditivos para darle un aspecto ms rstico. El uso de arena y otros materiales le dan al producto final un acabado con variadas texturas. Tambin pueden mezclarse partculas combustibles junto con la arcilla, o presionar la superficie, para obtener diferentes texturas. Tambin pueden crearse efectos visuales interesantes mediante el uso de arcillas de diferente color. Las arcillas de pigmentacin distinta son ligeramente amasadas en una misma bola, antes de comenzar el modelado de la pieza. Aunque generalmente cualquier arcilla puede ser utilizada en este proceso, las diferentes velocidades de

secado y expansin durante la coccin hacen que sea usual la utilizacin de slo una pasta cermica clara, aadindole colorante a una parte de ella. Tambin se puede hacer una analoga con la marquetera, presionando pequeos bloques de arcilla coloreada conjuntamente. El bruido, al igual que la tcnica del mismo nombre con la que se trabaja el metal, requiere frotar la superficie de la pieza contra otra superficie pulida (generalmente se utiliza acero o piedras) hasta alisar, pulir y sacar brillo a la arcilla. Las arcillas ms finas quedan ms pulidas y brillantes que las speras, y tambin permiten un mejor secado de la pieza antes de bruirla, aunque esto aumenta el riesgo de quebraduras. Para conseguir una superficie ms acabada, puede aplicarse una fina capa de barbotina sobre la arcilla semiseca.44 Finalmente, la arcilla puede pintarse con distintas clases de esmaltes. Los engobes generalmente son aplicados cuando la pieza se encuentra cruda, en estado de cuero. Es usual que las piezas decoradas con engobe tan solo pasen por el horno cermico una vez. Tanto los esmaltes cermicos como las calcinas que dan un acabado vtreo necesitan que las piezas hayan pasado una vez por el horno antes de ser aplicados, y una segunda vez para fijarlos a la cermica, aunque algunos ceramistas hacen tres o ms horneadas, dependiendo de los resultados que busquen.45

[editar] Fases de elaboracin

Arcilla del cuaternario en Estonia.

Todas las piezas cermicas pasan por varias fases durante su elaboracin. Primero, la arcilla es amasada para que la humedad y dems partculas se distribuyan homogneamente y para sacar cualquier burbuja de aire que tenga en su interior (lo que puede provocar explosiones durante el horneado o quema). Luego es modelada manualmente o mediante diversas herramientas. El agua es utilizada para mantener la plasticidad de la arcilla durante el modelado, sin que aparezcan rajaduras. Los trabajos realizados en torno generalmente necesitan ser desbastados o retorneados para hacer que el espesor de la pared sea uniforme en toda la pieza o para modelar el pie de la pieza. Este proceso es llevado a cabo cuando la pieza se ha secado lo suficiente como para resistir este tipo de manipulacin. La pieza se deja al aire hasta que se seca y endurece lo suficiente. Esta fase es denominada estado de cuero. Las piezas que se encuentran as son muy quebradizas, por lo que deben ser manipuladas cuidadosamente. Una vez que la pieza se termina, se deja secar nuevamente para que pierda el resto de la humedad que an contiene, quedando con un aspecto similar al hueso. Cuando la pieza est totalmente seca, su color es ms claro, y

adquiere mayor dureza. En este momento es cuando se le suele pasar una lija fina y una esponja hmeda con el de pulirla. Luego es llevada al horno, en donde pierde la humedad qumica y adquiere una mayor resistencia y sonoridad. Puede ser que con esta coccin la pieza ya se d por acabada, como es el caso de la alfarera, o que an requiera de horneados posteriores, como sucede en la cermica.46 Pueden requerirse varios pasajes por el horno para lograr efectos decorativos especiales, como por ejemplo para obtener la llamada decoracin negativa, utilizada en varias culturas ancestrales, como la Vics. El efecto de decoracin negativa se logra al cubrir con arcilla algunas partes de la vasija en la fase final de su coccin, de este modo, las partes cubiertas conservan su color original, mientras que las partes descubiertas se se tornan obscuras o negras mediante la reduccin.47

[editar] MorfologaTradicionalmente en alfarera se encuentran cuatro modalidades:

Obra hueca: son las obras que tienen un cuerpo alto y abiertas por la parte superior, que se las puede tapar, suelen llevar algn tipo de asas para su transporte o para abocar su contenido, por ejemplo las nforas, la alcarraza, el cntaro o las botijas. Obra abierta: son las piezas con la boca ms ancha que la base, como los platos, fuentes y tapaderas para otras obras. Entran en esta categora las que tienen unas paredes cortas (3-5 cm), como pueden ser las cazuelas o los lebrillos y algunas con la base plana de fondo cncavo y paredes un poco mayores como los morteros, ollas o soperas. Obra cerrada: son las que tienen los cuerpos totalmente cerrados, que se debe terminar con el bochado (bochar en alfarera es cerrar una pieza), como las huchas, las alcuzas, las cantimploras y el botijo. Obra plana de molde: son las piezas dedicadas especialmente a la construccin y se realizan con el molde plano, es decir un cajn sin fondo que se coloca sobre el suelo, se rellena con la arcilla, se saca el molde y se deja secar, por ejemplo los ladrillos, baldosas y tejas. Hay tambin el molde de apretn que consiste en un molde abierto, normalmente de yeso, en el cual se presiona la arcilla con las manos y queda grabado el dibujo correspondiente en la pieza.48

Obra hueca:nfora con dos asas de Mallorca.

Obra abierta: Olla de los Castellares (Herrera de los Navarros, Zaragoza) Siglo II.

Obra cerrada:Botijo actual de La Bisbal del Ampurdn (Gerona).

[editar] TerminologaEl vocabulario alfarero abarca una gran variedad de formas con la consecuente riqueza de lxico, ya que, segn las regiones o comarcas, un mismo objeto tiene distinto nombre. Hay vasijas que han ido desapareciendo y otras que, a pesar del paso de los siglos, siguen hacindose con la misma forma y en ocasiones similar proceso de elaboracin. No obstante, desde la segunda mitad del siglo XX, las piezas de alfarera, aunque no cumplen con su primitiva funcin, son apreciadas como elementos decorativos.49

Diversos utensilios en barro negro en Portugal.

Alfar: Denomina el obrador o taller en el que trabaja el alfarero y tambin, de un modo ms general, la localidad que ha producido o produce cermica.50 Vasijas para beber: En el argot ceramista llamadas alfarera de agua, incluyen, desde el sencillo y antiqusimo cuenco o las nforas, al 'sofisticado' botijo, que sustituy a jarros, cantimploras o porrones. Vasijas de cocina: principalmente servan para guardar y almacenar alimentos: tinajas para el vino y el aceite, orzas para la matanza del cerdo, tarros para conservas en dulce, cazuelas, ollas, pucheros, morteros, mieleras y parras de varios tamaos. La jarra -la ms comn- tiene una medida como mximo de 45-50 centmetros. Las mayores vasijas son las tinajas que llegaban a alcanzar los cinco metros de altura. Vasijas de mesa: antiguamente no se acostumbraba a fabricar la vajilla completa como en la actualidad y slo se consideraba vajilla de mesa lo ms elemental: platos, cuencos, escudillas, vasos y copas. Vasijas para los animales: curiosos y muy variados recipientes para ordear, bebederos y comederos para gallinas, palomas, etc.

Existen tambin juguetes, con diferente grado de antigedad: siurells, pitos, flautas, zambombas y figuras de beln, adems de miniaturas de casi toda la vajilla. Otra pieza muy tpica en barro es la hucha. Los instrumentos musicales tambin tienen su representacin en la alfarera, como todo tipo de flautas populares, el cuerno, la ocarina (la ms completa suele tener ocho agujeros y la ms sencilla uno o dos), que tambin se utilizan como reclamo de caza.51 52

[editar] Museos

nforas romanas en el Museo Nacional de Arqueologa Subacutica de Cartagena (Espaa).

En Madrid, el Museo Arqueolgico Nacional de Espaa, que dispone de colecciones de cermica desde los orgenes ms antiguos hasta el siglo XIX. Destacan las prehistricas, griegas y rabes. En la Comunidad Valenciana, hay algunos museos dedicados a la actividad cermica, sobre todo en Valencia y alrededores, pero estn ms centrados en la produccin de vajillas y utensilios de lujo. En cacharrera popular destaca el Museo de Alfarera de Agost, en la comarca del Alacant. En Catalua: el Museo de Arqueologa de Catalua (Barcelona), que cuenta con una interesante coleccin de cermica rgarica, pnica de Ibiza y romana, adems del material prehistrico. El Museo de Arqueologa de Catalua (Gerona) en el monasterio de Sant Pere de Galligants. El museo de la Terracotta, en La Bisbal del Ampurdn. El Museo de Cermica Popular en La Ametlla de Mar. Y, entre otras instituciones menores, el Centro de interpretacin de la Terrissa Terracota (La Galera)53 o el Museo del Cntir de Argentona. En la comunidad de Castilla y Len: el Museo Arqueolgico de Valladolid con una buena coleccin de cermica popular espaola. Otros museos de la Pennsula Ibrica con grandes exposiciones de cermica: Alcoy, Cartagena, Crdoba, Cdiz, Cuenca, Denia, Ibiza, Elche, Granada, Jan, Las Palmas de Gran Canaria, Linares, Lorca, Murcia, Palma de Mallorca, Reus, Sevilla, Talavera de la Reina, Tarragona, beda, Zaragoza y Muelas del Pan. En Portugal hay que destacar el Museo Nacional de Arte Antigua, los palacios de Pena, de Ayuda, el Sintra y la fbrica de Vista Alegre. En Grecia: Museo Arqueolgico Nacional de Atenas.54 En Francia: Muse de Prehistoire Blesta, Blesta (Perpin);55 Muse des Potiers Gallo-romaines Amphoralis. Salles-d'Aude. En Japn el Museo Nacional de Tokio Muestra una gran cantidad de cermica de todos las pocas. En Estados Unidos: Museum The Hispanic Society of America, Nueva York56

[editar] Vase tambin

Cermica Ceramologa Cultura de la cermica cordada Cultura de la cermica gris pintada Cultura de la cermica negra pulida nortea Cultura de la cermica negra y roja Terracota Torno de alfarero Rehidroxilacin

Sinterizacin

[editar] Bibliografa

Gmez Bellard, Carlos (1990). La colonizacin fenicia de la Isla de Ibiza: excavaciones arqueolgicas en Espaa. Madrid, Ministerio de Cultura. ISBN 84-7483-656-5. DDAA (1984). Historia Universal del Arte, Volum I. Madrid, SARPE. ISBN 84-7291-589-1. Monreal y Tejada, Luis (1988). Historia Universal del Arte:frica, Amrica y Asia. Barcelona, Editorial Planeta. ISBN 84-320-6690-7. Snchez Montas, Emma (1988). La Cermica precolombina: el barro que los indios hicieron arte. Madrid, Ediciones Anaya. ISBN 84-207-2960-4. Sempere Ferrndiz, , Emili (2006). Historia y arte en la cermica de Espaa y Portugal. Barcelona, Les Puntxes. ISBN 978-84-611-3612-4. Sempere Ferrndiz, Emili (1984) (en cataln). La terrissa catalana (Tipologa i terminologia). Barcelona, Edicions de Nou Art Thor. ISBN 84-7327-122-X. Sureda, Joan (1989). Historia Universal del Arte:La Edad Media. Barcelona, Editorial Planeta. ISBN 84-320-8903-6. Sureda, Joan (1988). Historia Universal del Arte:Las Primeras Civilizaciones. Barcelona, Editorial Planeta. ISBN 84320-6681-8. Caro Bellido, Antonio (2008). Diccionario de trminos cermicos y de alfarera. Cdiz. ISBN 84-96191-07-9. Llorens Artigas, J; Corredor Matheos, J (1982). Cermica popular espaola. Barcelona: Editorial Blume. ISBN 848031-145-X. Belver, Jos (1988). Alfares y alfareros de Espaa. Barcelona: Serbal. ISBN 84-7628-039-4. Sesea, Natacha (1997). Cacharreria popular. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 84-206-4255-X. lvaro Zamora, Mara Isabel (1981). Lxico de la cermica y alfarera aragonesas. Zaragoza: Libros Prtico. ISBN 84-85264-40-1.

[editar] Referencias1. La Etnografa es el estudio descriptivo de las culturas, de su religin, creencias, mitos, etc. Su relacin con la Antropologa es precisamente porque es la base de la investigacin antropolgica. No es posible la Antropologa sin la colaboracin de la Etnografa. Bronislaw Malinowski (Los argonautas del Pacfico Occidental, 1922). 2. Cermica popular catalana, J.Corredor-Matheos. Edicions 62, Barcelona (1978) pp.28-31 ISBN 84-297-1391-3 3. La alfarera est condenada a desaparecer; los jvenes no saben lo que es un botijo 4. COROMINAS,J. Diccionario Crtico Etimolgico de la Lengua Castellana. Madrid, Gredos (1954). 5. Cacharreria popular, Natacha Sesea, Alianza Editorial, Madrid, 1997; pp.26-28 ISBN 84-206-4255-X 6. Monreal y Tejada (1988) p. 370 7. Zhang Chi. Descubrimiento de los primeros trozos de alfarera en la China (en ingls). Documenta Praehistorica XXIX. Consultado el 16-12-2009. 8. Sureda (1988) p.86 9. a b Sureda (1988) p.87 10. Sureda (1988) p.88 11. Diccionario enciclopdico popular ilustrado Salvat (1906-1914) 12. Sureda (1988) p.89 13. Sureda (1988) pp.126-127 14. Historia Universal del Arte (1984) p.32 15. Sureda (1988) p.90 16. Historia Universal del Arte (1984) p.26 17. Sureda (1988) pp. 91-92 18. Historia Universal del Arte (1984) pp.113-115 19. Snchez Montas (1988) pp.8-25 20. Snchez Montas (1988) p.27 21. Snchez Montas (1988) p.86

22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. 43. 44. 45. 46. 47. 48. 49. 50. 51. 52. 53. 54. 55. 56.

Snchez Montas (1988) pp.117-118 Sempere Ferrndiz (2006) p.38 Sempere Ferrndiz (2006) p.39 a b Sempere Ferrndiz (2006) p.40 Sempere Ferrndiz (2006) p.41 Historia Universal del Arte (1984) p.23 Sempere Ferrndiz (2006) pp.85-87 Sempere Ferrndiz (2006) p.84 Sempere Ferrndiz (2006) pp. 91-96 Sureda (1989 ) pp.22-23 Sempere Ferrndiz (2006) pp.129 Gmez Bellard (1990) Sempere Ferrndiz (2006) p.152 Josep Barber i Enric Sanmart (1978). Hallazgos griegos en Iberia anteriores al siglo V a. C., Barcelona, Ed. Irnuht Polgrafa. Sempere Ferrndiz (2006) pp.163-164 Sempere Ferrndiz (2006) p.165 Sempere Ferrndiz (2006) pp.166-185 Sempere Ferrndiz (2006) pp. 223-231 Vitrubio. Los diez libros de arquitectura. Libro VIII, captulo VII. Roma. Sempere Ferrndiz (2006) p.111 Sempere Ferrndiz (2006) p.211 Sempere Ferrndiz (2006) p.212 Sempere Ferrndiz (2006) p.216 Sempere Ferrndiz (2006) p.217 Fuga, Antonella, Tcnicas y materiales de arte, Editorial Electa, Barcelona (2004) ISBN 84-8156-377-3 Makowski K. Donnan CB. et al. Vics. Coleccin Arte y Tesoros del Per. Editado por el Banco de Crdito del Per. Lima, Diciembre del 1994. Sempere Ferrndiz (2006) p.406 Sempere (1984) p. 4 lvaro Zamora (1981) p.21 Sempere (1984) p.59 Sempere Ferrndiz (2006) pp.259-260 Ralda, Olga. Terracota, el Centre d'Interpretaci de la Terrissa de la Galera (Montsi). Revista Etnologa. Consultado el 17-12-2009. . Ministerio de Cultura de Grcia. Consultado el 16-12-2009. Museu de Blesta (en francs). Tourinfos.com. Consultado el 16-12-2009. Museum The Hispanic Society of America (en ingls). Museum. Consultado el 16-12-2009.

++++++++++++

Historia de Venezuela Los tiempos precolombinosDe Wikilibros, la coleccin de libros de texto de contenido libre. Historia de Venezuela/Los tiempos precolombinos Saltar a: navegacin, buscar

[editar] PERIODOS CULTURALES DE LOS ABORIGENES DE VENEZUELALos tiempos precolombinos corresponden a una etapa prehistrica en la que se dieron distintos movimientos migratorios hacia el continente americano de grupos de personas que comenzaron a poblar. Desde tiempos muy remotos su territorio y cuyas culturas permanecieron inalteradas hasta el ao 1498 DC y que se conoce tambin como poca Prehispnica. Se trata de una poca anterior al uso de la escritura y por ello se sabe muy poco de lo ocurrido en aquellos tiempos salvo por las evidencias que se han ido encontrando a travs de excavaciones arqueolgicas que han permitido establecer cuatro perodos prehistricos bien diferenciados.

Paleoindio Mesoindio 'Neoindio' Indohispano

Estos cuatro perodos permiten explicar la diversidad de grados de desarrollo de las sociedades indgenas en Venezuela hasta la llegada de los europeos y esta periodizacin no es precisa ni rgida ya que el inicio de un nuevo perodo no significa necesariamente la finalizacin de la anterior, ya que los grupos etnicos que poblaban Venezuela experimentaron lneas diferentes de evolucin y desarrollo.

Perodo Paleoindio aproximadamente desde 15000a.C o 20000a.C al 5000a.C Durante el perodo Paleoindio, hubo grandes cambios climticos en Venezuela entre los aos 15000 al 5000 AC en la que se establecieron grupos de cazadores que vivan al aire libre formando pequeos grupos que se establecieron en los valles montaosos y las costas del noroeste viviendo a base de animales grandes. Los primeros pobladores de Venezuela procedan de Norteamrica y eran descendientes de las primeras migraciones provenientes de Asia y trajeron consigo instrumentos de piedra y una incipiente tecnologa ltica consistente en golpear una piedra contra el ncleo de otra para obtener un filo tosco y lascas. Las lascas eran trozos pequeos y delgados desprendidos de las piedras que con el tiempo se fueron modificando hasta convertirlas en instrumentos tiles como raspadores o cuchillos y tambin en esta poca se trabajaba la madera, las fibras, huesos, el cuero y las conchas marinas. Durante mucho tiempo estos primeros pobladores convivieron con una fauna de mastodontes, caballos, megaterios y cliptodontes a los que cazaban para subsistir mediante una tcnica que consista en acosar a la presa hasta aislarla para despus proceder a matarla con palos afilados y artefactos de piedra enmangados. Al pasar el tiempo, las grandes presas comenzaron a escasear y la poblacin humana aumentaba por lo que fue necesario desarrollar tcnicas e instrumentos ms eficaces para cazar presas ms pequeas por lo que empezaron a desarrollar armas que podan ser arrojadas para herir a las presas de forma ms eficaz que evolucionaron hasta la invencin del arco y la flecha, que permiti al hombre del Paleoindio cazar a individualmente y matar presas a distancia por lo que las fuentes de alimentacin aumentaron de forma que las aves, los peces, roedores y venados comenzaron a formar parte de la dieta comn. En cuanto a la unidad social por excelencia de esta poca eran las bandas constituidas por un nmero de entre 12 a 35 miembros que a su vez se agrupaban en colectivos ms numerosos que alcanzaban de entre 100 hasta

500 miembros, el nomadismo caracteriza su forma de vida y se dan entonces las primeras manifestaciones artsticas pintadas o talladas en huesos o piedras (petroglifos). Perodo Mesoindio (5000/1000 AC) Ms tarde, en el perodo Mesoindio hubo una serie de cambios en las condiciones de vida debido a la desaparicin de los grandes mamiferos por razones climticas que propici el desarrollo de nuevas formas de subsistencia. Esta situacin no signific en absoluto la desaparicin de las antiguas prcticas sino ms bien se dio una situacin de convivencia pero con un claro predominio de las nuevas formas de subsistencia que eran sustentadas por la abundancia y la estabilidad de los recursos del mar que favoreci el semisedentarismo y el surgimiento de culturas de pescadores y recolectores que basaron su subsistencia en la recoleccin de productos marinos, la recoleccin de vegetales y la caza de animales pequeos. Sin embargo, se puede afirmar que la vida del hombre en esa poca dependi esencialmente del mar por lo que se observa en este perodo una ausencia casi absoluta de instrumentos de caceria y por el contrario se da un amplio desarrollo de tecnologas para la pesca y recoleccin de recursos marinos como arpones de madera, anzuelos, pesas para redes e instrumentos de trabajo para fabricar cosas tiles como las canoas. Se da un incipiente desarrollo de la navegacin que permiti a la poblacin extenderse y poblar algunas islas del Caribe que gener un modo de vida ms estable en el territorio que permiti el desarrollo de formas primarias de agricultura que permitieron variar la dieta diaria y complemetar la alimentacin a base de productos marinos con vegetales cocidos o hechos a la brasa. El desarrollo de la agricultura fue mayor en las zonas interiores alejadas de la costa donde fue ms frecuente el estudio de los ciclos biolgicos de recursos como frutas, semillas, miel, huevos de tortuga, granos, un dominio de los ciclos de abundancia y escasez, el desarrollo de conocimientos topogrficos ms precisos y la cermica que favoreci el desarrollo de una estructura social recolectora que favoreca la unin de las bandas durante los perodos de abundancia y su divisin en tiempos de escasez. Esta situacin no fue general en todo el territorio, los grupos preagrcolas convivieron junto con los grupos de pescadores-recolectores y cazadores hasta la llegada de los europeos y desarrollaron intercambios culturales y un sistema de trueque del que se beneficiaban todos mutuamente. Perodo Neoindio (1000 AC/1500 DC) En este perodo se produce un desarrollo de los asentamientos gracias al desarrollo de la agricultura que tuvo su mximo exponente en Venezuela con el desarrollo cultural de la tribu de los Timoto-Cuicas en la regin de Los Andes, donde establecieron un intercambio cultural con el altiplano colombiano y los Andes centrales que les permiti desarrollar una cermica simple, una arquitectura incipiente con la construccin de terraplenes para nivelar los terrenos para la agricultura y la creacin de bvedas(mintoyes) para guardar alimentos como los tubrculos y el maz o enterrar a los muertos. Sin embargo estos no fueron los nicos en dejar evidencia de construcciones artificiales ya que tambin en zonas de Venezuela como los Llanos occidentales y en riberas de diversos ros a lo largo del pas se ha encontrado evidencias de terraplenes, campos elevados, calzadas de contencin de aguas para canalizar ros, canales de riego y represas rudimentarias para almacenar agua. En esta poca, el sistema comercial por excelencia fue el trueque generalizado a todo tipo de productos tanto primarios como elaborados y se ha podido establecer que incluso existi una especie de red comercial en la que

la zona de los Llanos jug un papel destacado como eje de conexin comercial entre la zona de Los Andes con la costa Caribe y la cuenca del ro Orinoco. Tambin se tiene evidencia de que se us tambin caracoles de agua dulce como moneda y de la existencia de algunos puntos de importante intercambio comercial como el Mercado de pescado del Orinoco medio, el del curare del Alto Orinoco o las playas de tortugas del ro Guaviare. Durante este perodo la mayora de los pueblos indgenas de Venezuela desarrollaron la alfarera como su principal manifestacin cultural que se cree se inici durante el 900 AC en la desembocadura del ro Orinoco aunque cada pueblo con el tiempo desarroll tcnicas de alfarera propias. As los primeros habitantes del Bajo Orinoco, desarrollaron una tcnica conocida como la tradicin Barrancas, caracterizada por el relieve o talla de imgenes y el uso de motivos con figuras de animales y bandas decorativas con incisiones geomtricas repetidas. Por otro lado, las sociedades indgenas que poblaron la costa central de Venezuela y la cuenca del Lago de Valencia entre los aos 600 y 800 DC produjeron tambin una alfarera de gran calidad esttica en la que predominaron figuras de animales como monos o ranas y las famosas Venus de Tacarigua, figuras que presentan una hipertrofia de la cabeza, el abultamiento de la regin abdominal y los glteos, y un atrofiamiento de los pies. Otros grandes centros creadores de alfarera fueron:

La regin de Quibor, donde predomin la produccin de boles e inciensarios de carcter ceremonial y un particular diseo geomtrico. Los Andes venezolanos, donde destac la elaboracin de figuras femeninas con rostros poco expresivos. La cuenca del Lago de Maracaibo con una alfarera de gran riqueza formal y decorativa. Los Llanos occidentales con una produccin de vasijas de cuerpos biconvexos y de platos con base de pedestal.

En este perodo las formas de organizacin colectiva del trabajo se desarrollaron en el rea del Orinoco, los Llanos, la costa centrooccidental de Venezuela y parte de la cuenca del Lago de Maracaibo con la produccin de alimentos basada en un sistema agrcola desarrollado en torno a la yuca que dependa del cultivo de tala y quema de terrenos, la caza, la pesca y la recoleccin de frutos. En el caso de los Andes venezolanos, la organizacin social lleg a ser ms compleja y el manejo de tcnicas y recursos hidralicos permiti un uso ms eficiente de la tierra y un control poltico efectivo sobre la poblacin gracias a una compleja vida ceremonial y una estratificacin social con una estructura de poder centralizado.

[editar] El fenmeno del CaciquismoLa institucin indgena del Caciquismo como forma de gobierno ha sido determinante en el desarrollo social de los pueblos indgenas y logr sobrevivir aunque deformada tras la llegada de los invasores europeos a lo largo del Perodo Indohispano. Muchos dirigentes indgenas defendieron sus territorios y cultura frente a invasores forneos por lo que la figura del Cacique ha sido muy importante en las sociedades indgenas y sus hazaas de alianzas para resistir el avance de los conquistadores espaoles en Venezuela son mejor conocidas que sus ascendencias aunque se supone que el Caciquismo se remonta a pocas anteriores a la colonizacin espaola

[editar] Corrientes migratoriasEn el caso de Venezuela, se cree que el hombre hizo su aparicin por primera vez hace 16000 aos como consecuencia de corrientes migratorias de diversas culturas amerindias desde el Sur por la regin del Amazonas, desde el Oeste a travs de Los Andes y desde el norte a travs del Mar Caribe. En general, las principales oleadas migratorias indgenas de Venezuela procedieron de dos importantes familias lingsticas suramricanas originarias del centro de Suramrica con importantes diferencias culturales, que eran los Arawak y los Caribei aunque tambin hubo otras corrientes migratorias menores de Mxico que dejaron su huella en manifestaciones culturales como el juego de la pelota practicado por tribus caribes y otras que sugieren una conexin cultural con las Antillas y el Per preincaico. Estas culturas prehispnicas se fueron asentando en el territorio venezolano hasta llegar a conformar nueve grupos bien diferenciados que desarrollaron culturas nmadas o sedentarias y se establecieron en distintas pocas.

La tribu de los Timoto-Cuicas en los Andes venezolanos. El grupo de los Caribes occidentales conformados por las tribus de los Pemn, los Bobures y los Motilones. La tribu de los Wayuu, mejor conocidos como los Guajiros, asentados en la cuenca del Lago de Maracaibo. El grupo de los Arawacos occidentales comprendido por las tribus de los Caquetios de las actuales regiones de Falcn, Lara, Yaracuy y parte de los Llanos; los Jirajara-Ayamn y los Gayones de la regin de Lara. El grupo de los Caribes de Oriente que se extendieron desde la Pennsula de Paria hasta Borburata. La tribu de los Warao en los Llanos y el Delta del ro Orinoco. Las tribus de los Otomacos, Guanos, Taparitas y Yaruros en la confluencia de los ros Apure y Orinoco. El grupo de los Caribes nmadas ubicados en la Guayana venezolana.

El poblamiento prehispnico de Venezuela ha sido explicado mediante diversas teoras cientficas que intentan explicar cmo se desplazaron los distintos grupos que se asentaron en el territorio venezolano y por las leyendas, cosmogonas y mitos indgenas que ofrecen una peculiar explicacin de sus orgenes. Teora de la H. Esta es una teora cientfica planteada por C.Osgood en 1943 e intenta explicar los principales movimientos migratorios del poblamiento prehispnico de Venezuela a travs del grafismo H. El trazo izquierdo de la "H" representa el eje occidental ubicado en Amrica Central y Oeste de Suramrica por donde penetr principalmente la cultura Arawak El trazo derecho de la "H" corresponde al eje oriental ubicado en la Cuenca amaznica y las Antillas por donde entr la cultura Caribe. Por ltimo, la barra central de la "H" sera una confluencia de una serie de lneas que representan la interaccin de las diversas migraciones y las vas de difusin e intercambio cultural interno. El origen segn los Makiritare: Seruhe Ianadi. Se trata de la recopilacin de un relato de la tribu Makiritare por que guarda similitudes con relatos de La Biblia o El Corn y constituye un ejemplo ilustrativo de la explicacin del origen del mundo y el hombre segn la tradicin oral indgena:

"Haba Kahua (el Cielo). Los Kahuhana vivan all, como ahora. Son hombres buenos y sabios. No se moran; no haba enfermedad, maldad, ni guerra. El mundo entero era el cielo. Nadie trabajaba ni buscaba comida; la comida estaba siempre preparada, lista. No haba animales, demonios, nubes ni vientos. Haba luz. En lo ms alto del cielo estaba Wanadi, como ahora. Daba su luz a la gente Kahuhana, alumbraba todo, hasta en lo ms bajo, la Tierra. Por el poder de esa luz, la gente estaba siempre alegre, tena vida, no poda morir.[...] Wanadi dijo: Quiero hacer gente all abajo. Envi su mensajero, un damodede. Naci aqu para hacer casas y gente buena, como en el Cielo. El damodede era espritu de Wanadi.[...] El primer Wanadi de aqu se llamaba Seruhe Ianadi, el Inteligente. Cuando lleg, trajo sabidura, el tabaco, la maraka y los wiriki. Fumaba, cantaba. Fumando, cantando, hizo la gente, la gente antigua. Eso fue mucho antes de nosotros, los hombres de ahora. Cuando naci aquel espritu, cort su ombligo y enterr la placenta.[] no saba. Ahora los gusanos de la tierra se metieron en la placenta; se la comieron. Se pudri la placenta; pudrindose, naci un hombre, una criatura humana, fea y mala, cubierta de pelos como un animal. Era Kah. Tiene varios nombres; tambin lo llaman Kahushawa, Odosha.[...] Ahora l es el dueo de la tierra; a causa de l, sufrimos aqu, tenemos hambre, enfermedades y guerras.[] es el ancestro de todos los Odoshankomo. Ahora, a causa l, morimos. Cuando se pudri la placenta del antiguo Wanadi, Odosha sali de tierra con una lanza. Dijo Esta tierra es ma. Ahora habr guerra. Botar de aqu a Wanadi. Enga a los hombres que acababan de nacer; les ense a matar.[...] Los hombres fueron cambiados en animales, como castigo. Seruhe Ianadi ya no poda hacer nada en la Tierra, a causa de Odosha. Se volvi al Cielo. Aquella gente antigua se qued con Odosha, como animales. No qued gente de Wanadi en la Tierra. As terminaron los primeros hombres. El nacimiento de Kah (Odosha) en la Tierra antigua, es una seal para nosotros, los hombres de ahora. Cuando nace un nio, no debemos enterrar la placenta: se pudre, le caen gusanos, un nuevo Odosha nace otra vez, como al principio, para hacerle dao al nio, matarlo. [...] Nosotros guardamos la placenta, cuando nace el nio, en un nido de comejenes. All est bien guardada: no le entran gusanos. Ahora s, se puede enterrar el nido de comejenes. Esa era la historia de la gente antigua. Eso es todo." Watunna Mitologa Makiritare, Marc de Civrieux. Caracas: Monte Avila Editores, 1970++++++++++++++

Reforma de Ley de Artesano y Artesana promueve el modelo socioeconmico de la Revolucin Jueves, 26 de Abril de 2012 11:18

108 Visitas

El pasado 28 de marzo, un grupo de artesanos y artesanas consign ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) ms de 60 mil rbricas para solicitar formalmente la reforma a la Ley, la cual est vigente desde el ao 1993 Merins Figueroa/Prensa AN La vicepresidenta de la Comisin permanente de Cultura y Recreacin, Gladys Requena (PSUV-Vargas); durante una entrevista en Constrastes, programa transmitido por Venezolana de Televisin; asegur que el proyecto de reforma a la Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal proporcionar el valor cultural necesario para fortalecer la identidad y labor social que realizan estos trabajadores. Buscamos enriquecer el concepto de artesano como trabajador no dependiente, vinculndolo con el modelo socioeconmico que planeta el Estado, planteado en el artculo 308 de la Constitucin, inform la parlamentaria. Este artculo reza que el Estado apoyar cualquier forma de asociacin comunitaria para el trabajo; bajo rgimen de propiedad colectiva, con el fin de fortalecer el desarrollo econmico del pas, sustentndolo en la iniciativa popular. Requena destac que esta propuesta naci en los ciudadanos y ciudadanas, lo cual eleva el trmino de pueblo legislador donde los funcionarios del parlamento se subordinan ante las demandas de un pueblo constructor de herramientas jurdicas que favorezcan la consolidacin del socialismo a travs de la Revolucin Bolivariana. Enrique Toro, integrante de un colectivo de artesanos, hizo un llamado a todos aquellos trabajadores de este rea que no se han organizado en dichas unidades, a que tomen la iniciativa, pues la Asamblea Nacional tiene las puertas abiertas para todos. El pasado 28 de marzo, un grupo de artesanos y artesanas consign ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) ms de 60 mil rbricas para solicitar formalmente la reforma a la Ley, la cual est vigente desde el ao 1993. Una vez el CNE de luz verde, la Comisin Permanente de Cultura y Recreacin se abocar a la discusin en la calle a lo largo del pas para nutrir, con las propuestas del pueblo, dicha iniciativa. ltima actualizacin el Jueves, 26 de Abril de 2012 17:42+++++++++

Ministerio de la Cultura impulsa feria artesanal en AcostaPrensa Mppc-Monagas Publicado el 18/05/2012inShare

Hoy en el Paseo Phelps De la mano con el Consejo Estadal de Artesanos, el Gobierno Bolivariano, a travs de la Direccin Estadal Monagas del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, instalar el sbado 19 de mayo una feria artesanal. Estar acompaada con la presentacin de agrupaciones musicales y dancsticas, teniendo como escenario el paseo Phelps de la poblacin de San Antonio de Capayacuar. La informacin la dio a conocer Carolina Veracierta, directora general del despacho cultural quien detall que en est feria participar un colectivo de 20 artesanos provenientes de los municipios Aguasay, Caripe, Cedeo, Piar, Maturn y el municipio anfitrin Entre los invitados estar la cultora Ramona Romero, artesana de Aguasay, premio UNESCO a la excelencia artesanal. La expoventa, acompaada de actividades recreativas programadas por el Sistema Nacional de Culturas Populares (SNCP), estar abierta desde las 09 de la maana hasta el final de la tarde del sbado 19. Est tipo de encuentro de artesanos se ha venido desarrollando en otros espacios con la finalidad de impulsar est importante actividad productiva y, al mismo tiempo, intercambiar conocimientos y saberes entre el sector artesanal del estado Monagas. Para lograr este fin el Consejo Estadal de Artesanos ha venido trabajando mancomunadamente con la Direccin Estadal del MPPC, en la reivindicacin de estos trabajadores culturales, promoviendo ferias, talleres, asesora tcnica y lo ms importante las jornadas de recoleccin de firmas para solicitar ante la Asamblea Nacional la modificacin de la ley que rige la actividad artesanal. Se trata de una propuesta aprobada en el ao 1993 antes de la promulgacin de la actual Constitucin Bolivariana, y donde no se ven reflejados los derechos de estos trabajadores culturales, que cada da construyen patria con su actividad creadora. Es importante mencionar que, despus de aos de largas jornadas de talleres, asambleas y registros con el sector artesanal de Monagas y Venezuela, se logra crear un Frente Revolucionario de Artesanos. Este frentel consolida sus propuestas en el Proyecto de Reforma de la Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal, actualmente a la espera de aprobacin por la AN. En la feria de est sbado estarn presentes los representantes de la Direccin Estadal del MPPC y los voceros del Consejo Estadal de Artesanos, entre ellos, Carlos Daz, quien funge como coordinador. Desarrollar en los espacios de la feria un taller destinado a dar a conocer los logros obtenidos a partir de la nueva Ley de Artesanos.

++++++++++++++

CulturaLey para el Fomento Artesanal reivindicar a los artfices venezolanos03:55 pm 26 Abr 2012

La propuesta para la Reforma de Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal reivindicar a los artesanos y artesanas del pas, pues permitir su inclusin en el nuevo modelo socioproductivo, resalt este jueves la vicepresidenta de la Comisin Permanente de Cultura de la Asamblea Nacional, diputada Gladys Requena. Esta norma cambia el concepto actual del artesano, al otorgarle el valor de transformadores de la realidad. Los artesanos estn esencialmente vinculados con nuestra identidad nacional y regional, y por eso deben ser dignificados, expres la parlamentaria, durante una entrevista transmitida por Venezolana de Televisin. El 19 de marzo pasado, diferentes movimientos de artesanos y artesanas del pas marcharon hasta la Asamblea Nacional para entregar la propuesta de reforma de ley, y el da 28, junto al primer vicepresidente del Parlamento, Aristbulo Istriz, se movilizaron hasta la sede del Consejo Nacional Electoral para solicitar la verificacin de las firmas que sustentan el proyecto.

En ese momento, Istriz inform que en abril y mayo comenzara la discusin de la norma. Entre los aspectos que aborda la propuesta de reforma, la vicepresidenta de la Comisin de Cultura mencion la comercializacin de los productos artesanales, as como la vinculacin de los artesanos con los ministerios del rea econmico-productiva. Los artesanos venezolanos estn en capacidad de generar riqueza y transformar la economa socioproductiva dentro del proceso revolucionario, destac la parlamentaria. La reforma incluye pensiones de vejez, otorgamiento de crditos para la compra de insumos y la construccin de las casas del artesano en cada estados del pas, donde adems habr exposiciones permanentes.Fuente: AVN ++++++++++ Enmarcado en celebracin del Da del Artesano

Debaten Ley de Fomento Artesanal en PortuguesaAura Valecillo.- Con el objeto de analizar varios temas de inters, como la reforma de la Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal y las actividades que cumplirn durante este ao 2012, artesanos portugueseos y representantes del Frente Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal Revolucionario de Artesanos y Artesanas de Venezuela, sostuvieron un encuentro en el Centro de Cultura de Guanare.

El gremio artesanal portugueseo realizar una variada programacin para celebrar el Da Estadal del Artesano, el prximo 19 de marzo, al igual que la celebracin del da nacional, as lo inform Gerson Jimnez, asistente de Museo y Artesana del Instituto de Cultura del estado Portuguesa (Icep). En cuanto a la adecuacin de la Ley de Fomento y Proteccin al Desarrollo Artesanal, sostiene que a los artesanos de Portuguesa le solicitaron 600 firmas y hasta lo momentos llevamos mil 400 firmas aproximadamente y se siguen recolectando, para lograr que sea todo un hecho esta Ley que beneficiar a todas las manos creadoras del pas.

Por su parte, Pierina Garca, artesana de Guanare, record que la Ley contra el Silencio y el Olvido tambin naci por iniciativa popular, y en ese sentido afirm que este anteproyecto de Ley debe ser el programa de lucha de todos los artesanos venezolanos. Gracias a nuestra Constitucin Bolivariana, al Partido Socialista Unido de Venezuela y al Gran Polo Patritico, hoy nuestro pas tiene un horizonte socialista que procura el Buen Vivir de todos y cada uno de los venezolanos, afirm Garca. Adems, agreg que el gremio artesanal en Venezuela tiene un gran compromiso de participar en Registro Nacional de Artesanos, para comprar en la proveedura que est haciendo la oficina de enlace del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, donde podrn adquirir los materiales de trabajo a precios solidarios. Finaliz diciendo que con esta Revolucin que lleva a cabo el Presidente Hugo Chvez, los artesanos de Venezuela hemos sido valorados por nuestro trabajo, ahora no nos tratan como buhoneros.

++++++++++

ARTESANIA TEJIDOS ALFARERIA El Estado Lara se caracteriza por poseer una gran tradicin artesanal, entre las cuales podemos mencionar, los tejidos, la alfarera, fabricacin de instrumentos musicales, cestera, dulcera, trabajos en madera, etc. Estas artesanas son realizadas por personas o grupos que generalmente se encuentran en lugares apartados de los centros urbanos.

-TEJIDO El arte del tejido fue considerado por los Espaoles una tcnica textil, inventada por los indgenas, muy complicada, que concedan a sus creaciones un efecto extremadamente rico y variado, llegando incluso a ser de una utilidad superior a la obtenida hasta entonces en el viejo mundo. Al reconocer estos, la destreza que tena la poblacin nativa ala confeccin de tejidos, se interesaron en el empleo de artesanos aborgenes para sus propios fines, introduciendo entonces nuevos tipos de materias primas, como la lana de ovejas, nuevos equipos para el tejido, como el telar de dos hileras y pedales, el cual desplaz a los telares indgenas.

- ALFARERIA - Una de las artesanas que tiene mayor persistencia en el Estado Lara es la alfarera.. a travs de investigaciones arqueolgicas realizadas desde hace varias dcadas, aproximadamente el Siglo II A.C, existieron en el Estado Lara, especficamente en el Valle de Quibor, grupos humanos que usaron la alfarera

como elementos bsicos de utensilios diarios Esta actividad es desarrollada por mujeres bsicamente, diseminadas en la mayora de los distritos del Estado, con la utilizacin de tcnicas indgenas, transmitidas de generacin en generacin. Elaboran piezas de diversos tipos detectndose los utensilios domsticos y decorativos, los cuales en la mayora de las cosas representan figuras humanas y animales.++++++++++++++++

Nueva Ley del Artesano Indgena

La reciente Ley del Artesano y Artesana Indgena pone a cargo del Instituto de Patrimonio Cultural la creacin de un Registro Nacional de Artesanos y Artesanas, adems de establecer la inclusin de las manifestaciones artesanales de los pueblos indgenas en el Sistema Educativo Nacional. Esta ley, publicada este lunes en la Gaceta Oficial N 373.956, tiene el objeto de garantizar los derechos de los artesanos y artesanas indgenas, as como proteger, fomentar, promover, organizar y fortalecer la actividad artesanal indgena. En su captulo IV explica lo relacionado a la promocin y capacitacin, y en este sentido, establece que tanto en la educacin intercultural bilinge como en el Sistema Educativo Nacional se deben incorporar las manifestaciones culturales y artesanales de los pueblos y comunidades indgenas con fines de trasmisin y preservacin de conocimientos. Adems, este mismo captulo seala la creacin de mercados, centros y complejos artesanales destinados a la promocin, difusin, exhibicin y comercializacin de las artesanas indgenas. En el artculo 16, insertado en el captulo V la Ley, se establece que los rganos y entes con competencia garantizarn la actividad comercial artesanal indgena, su intercambio con otros sectores de la sociedad e inclusin en los mercados, en el mbito municipal, estadal, nacional e internacional. La actividad artesanal indgena estar exenta del pago de tributos nacionales y el Estado apoyar proyectos de desarrollo artesanal indgena provenientes de comunidades indgenas, y garantizar el acceso al financiamiento crediticio a artesanos indgenas. La Ley contempla la creacin de un Registro Nacional de Artesanos y Artesanas Indgenas, y de un Consejo Nacional Artesanal Indgena que est adscrito al rgano rector con competencia en materia de poltica cultural. Este Consejo Nacional estar conformado por voceros del Consejo Artesanal Indgena Estadal y, a su vez, por miembros de los Consejos Artesanales Indgenas Municipal.

El artculo 31 explica que para ser vocero en los consejos artesanales indgenas se requiere ser indgena, hablar su idioma originario y ser artesano reconocido por su pueblo o comunidad indgena. +++++++++++La alfareria popular falconiana actual es expresin de la continuidad histrica de los procesos tradicionales de manufactura de artefactos cermicos en estos procesos debido a la introduccin de nuevas pautas socioculturales, tecnolgicas e ideolgicas. " Es altamente til para el arquelogo el estudio de las tcnicas alfareras empleadas hoy por los artesanos, quienes nos transmiten los conocimientos de los antiguos por medio de los procedimientos rudimentarios con que confeccionaron los artefactos (...) Tan slo en el estudio de los pueblos de tipo primitivo que viven en la actualidad y tambin por la observacon directa del trabajo efectuado en distintas labores por los artesanos rurales y que por lo tanto pertenece a la historia moderna, es como podemos encontrar supervivencias de la tcnicas y de los modelos que us antiguamente al alfarero aborigen" (Cruxent J. M., Loza popular falconiana, p. 105) A pesar de presentarse diferencias locales en la loza popular falconiana, se pueden observar ciertas caractersticas constantes. Es frecuente la utilizacin del guarataro, ostra fsil de origen cuaternario calcianada y molida para ser mezclada con la arcilla, caracterstica tecnolgica que sobrevive desde tiempos prehispnicos (serie dabajuroide). Otros desengrasantes utilizados son la arena (cuarzo y mica), el caliche (material calcreo secundario producto de la erosin), los tiestos molidos y la calcita o la caliza cristalizada. La vasija se confecciona por rodetes, mtodo de manufactura tradicional que an predomina sobre la utilizacin del torno europeo. Se utiliza cucharas de totuma, guijarros o conchas marinas para alisar las superficies y, en algunos casos, se coloca un engobe rojo o blanco cubriendo toda la vasija. La coccin se realiza frecuentemente a fuego abierto en pequeas hogueras improvisadas; sin embargo, tambin se utilizan hornos de bahareque o de barro que representan adaptaciones de elementos europeos a esta produccin tradicional. Las formas son generalmente simples pero muy variadas y usualmente corresponden a vasijas utilitarias-tinajas, pimpinas, cntaros, jarras, ollas, budares, pocillos-, con bases planas o anulares. La decoracin se caracteriza por ser pintada, aunque ocasionalmente encontramos impresiones digitales, rodetes cabalgantes e incisiones o muescas simples. La pintura se aplica con una pluma y los colores utilizados son el rojo y el blanco sobre la superficie cruda externa superior de las vasijas, en algunos casos combinadas. Los motivos son muy variados y por lo general se realizan en series de repeticin por bandas; van desde expresiones abstractas como lneas onduladas, guirnaldas, volutas, cruces, rejillas, hasta motivos que representan plantas (ramas, hojas, flores, frutos) y animales, principalmente aves. Gran parte de las tcnicas y elementos decorativos que caracterizan a la loza popular falconiana actual encuentran correspondencia con la cermica prehispnica del rea, lo que enfatiza la importancia de estos estudios para comprender la persistencia de los elementos culturales indgenas en la Venezuela actual.

+++++++++++++