critica literaria i pablo antonio cuadra parte5 la ... - serie pablo antonio... · obras de...

Download Critica Literaria I Pablo Antonio Cuadra Parte5 La ... - SERIE PABLO ANTONIO... · obras de teatro,…

Post on 16-Oct-2018

217 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • La literatura maya

    Estudiando los libros mayas (por ejemplo el Popol Vuh o el ChilamBalam de Chumayel o Los anales de los cakchiqueles) llegamos a unaconclusin que nos servir de introduccin a su literatura: losmayas del tiempo de la Conquista, como tambin los de los tiemposanteriores del llamado Nuevo Imperio y su decadencia (siglos x a xv)eran atormentados por la preocupacin de recuperar la culturaperdida de los tiempos clsicos. La mayor parte de los imponen-tes y con frecuencia intactos restos de aquella edad paradigmti-ca les eran ininteligibles (una Atlntida cultural hundida).

    Recordemos que esas altas culturas clsicas se perdieron aldesaparecer, no sabemos por qu causa, las lites dirigentes quemonopoliza~an la cultura, la interpretacin de los glifos y losconocimientos cientficos de sus ciudades-estados. La conquistaespaola los provey de un medio para recoger lo que an se con-servaba en la tradicin oral de los viejos: el alfabeto latino.La escritura maya, a pesar de ser la ms evolucionada de Amrica,no lleg a ser escritura literaria: no poda recoger ni fijar estilosliterarios, porque en parte era jeroglfica y pictogrfica (de pintu-ras y signos que slo los sacerdotes tenan las claves para intet-pretar). Es decir, era una escritura buena para historiar, peroincapaz de expresar la cteacin potica y sus formas. Las formasslo las trasmita la memoria con sus consiguientes variaciones.

    Cuando gentes de la dite maya, educadas por los frailes, dispu-sieron de una escritura y de papel, se produjo un admirabley clandestino renacimiento en la cultura del vencido, un fenmeno

    57

  • 58 ~~[CRTlCA 'ITERARlA'

    parecido al de los monjes de los monasterios cuando se hundiRoma ycomenz la aurora medioeval de Europa: en Yucatn yenGuatemala centenares de escritores o de memoriosos copistas, sededicaron a recopilar en tratados de coda especie lo que quedabaen el recuerdo de la sabidura maya que, desgraciadamente, erapoco (a pesar de su abundancia: crnicas histricas, apuntes demedicina, tradiciones religiosas, observaciones astronmicas,obras de teatro, cuentos, ms el ritmo del poema y del cantar).La cultura amenazada se defiende, pero hay tambin un activismojubiloso promovido por el encuentro de la escritura literaria.En el trasvase podemos apreciar, a grosso modo, ciertos estiloscolectivos, pero se debera tomar en cuenta y sopesar lo quevarios de esos textos revelan del estilo personal de sus autores.Pienso en ciertas pginas del Popal Vuh y sobre todo en ciertoscaptulos de los Chilames:

    Tristsima estrella) adorna el abismo de la noche!Enmudece de espanto en la Casa de la Tristeza!Pavorosa trompeta suena sordamenteen el vesn'bulo de la casa de los nobles:los muertos no entienden.Los vivos entendern!

    Detrs de esos textos hay verdaderos poetas cuyos nombres, portemor o injustamente, se han olvidado o diluido en sus comuni-dades.

    Lo ms importante, sin embargo, es que el movimiento rena-centista de recopilacin de la sabidura maya se hizo como unaafirmacin consciente y defensiva de su identidad. Dice MiguelRivera Dorado (en su Introduccin al Chilam Balam de Chumaye0:"La comunidad de los vencidos inici [entonces1una resistenciaque ha probado despus ampliamente su eficacia; los relatossobre el origen de las naciones mayas corrieron de boca en bocay se gravaron de manera indeleble en la mente de los jvenes;

  • LA LITE,RATURA CENTROAMERICANA

    los:hoinbres principales se reunieron subrepticiamente para afir-mar la verdad de sus costumbres seculares; los que no perecieronpor la espada o por las extraas enfermedades que trasmitan loseuropeos, fueron conscientes de que su nica posibilidad desupervivencia estaba en la conservacin del pensamiento tradi-cional, en seguir viendo el universo que les rodeaba como 10haban hecho sus antepasados; y todos los habitantes del extensoterritorio comprendido entre la isla de Cozumel y las montaasde Chiapas, entre el Golfo de Mxico y el de Honduras, hallaronal unsono el procedimiento idneo: ocultaron en los pliegues delos nuevos hbitos impuestos, en los resquicios de las leyes ajenasy en las ambigedades de las ideas cristianas, su propia forma deser y de sentir."l

    La cultura maya fue en Amrica la que mostr mayor resistenciay actitud polmica contra la cultura espaola y contra el cristia-nismo, que, sin embargo, ejerci poderosa fascinacin en ellayacab por apoderarse de su espritu. DiceJ.M. Le C1zio: "E1Anti-gua y el Nuevo Testamento influyeron ciertamente en los escri-bas mayas."l Pero fue algo ms que influencia: los libros bblicosse consideraron como textos del "nuevo" tiempo, y el Dios Padrede los cristianos ocup (sin desplazarlo) el infinito lugar de HunabKu o Dios Citbil, mientras Crisro viene a ser el Joven Dios delMaz o algo as como el cumplimiento de la figura profticaKuku1kn o Quetzalcatl.

    Agrega Le Clzio: "Cuando al final del Katn II Ahau (1519) losextranjeros de la rierra llegaron por primera vez, no eran aventu-reros llegados por azar. Eran instrumento del destino." Significa-ban un cambio fatal (deseado tal vez por muchos en medio derantas guerras, tiranas de toltecas y cocomes y amenazas del

    1 Chilam Balam de Chllmayel, edicin, introduccin y notas de Miguel RiveraDorado, Madrid, 1986

    ~ j.M. Le Clzio, Las profedas de Chilam Balam, Vuelta #34, '979. Reproduccin encastellano del prlogo a Les Prophties dll Chilam Balam, ed. NRF, Gallimard,Pars, 1976.

    59

  • 60 ~~[e R TI e A LI T< R A R I A 1

    imperialismo azteca); pero un cambio al que, una vez conocidossus componentes, poda hacrsele perder su veneno. Los conquis-tadores espaoles venan a ser una repeticin de los itzaes en eltiempo dclico maya. Su exorcismo de parte de los mayas fue,aparte de combatirlos, despojarlos de su cultura. Por eso entre losmayas no se da al comienzo la visin de los vencidos que encon-tramos en la literatura testimonial nhuatl, sino la fundacin deun desti.no: es el primer mestizaje americano entre el hoy y el ayer.

    Casi todos los estudiosos de la literatura maya sealan (aun enaquellos libros tenidos como ms autnticamente autcconos),lo que ellos llaman "influencias de los blancos" o "influenciaseuropeas" o espaolas. Por ejemplo Adrin Recinas (como ante-riormente Bandelier, Btasseur o Max Mller), quien anota"la influencia bblica" (que los otros llaman "concordancias otranscripciones" del Libro del Gnesis) en los captulos inicialesdel Popol Vuh. J Alfredo Barrera Vsquez y Silvia Rendn,4 sealanla "sorprendente amalgama con ideas catlicas" del Chilam Balamde Chumayel, y, para no multiplicar las citas, Rivera Dotado en laobra ya citada, reconoce como fuente de buena parte de losChilames, los almanaques hispanos o Repertorios de los Tiempos,an muy populares entre los indios desde los primeros tiemposde la Colonia, y otros textos cientficos o teligiosos de la poca.

    Pero no se trata propiamente de influencias, sino de la respuestainteligentemente beligerante de los mayas al reto de una culturaque se presenta como superior. stos, al mismo tiempo quese proponen redactar una tradicin oral tecibida de los antepasa-dos, se sienten retados por una religin y una cultura invasoras,alas cuales tratan de oponerse y superar, tomando de ellas 10 quecreen conveniente para enriquecer su propio texto, realizando asun original "mestizaje por rechazo:' que roba al enemigo sus

    ~ Popol Vuh. Las historias antiguas del Quich, introduccin de Adrin Recinos,Mxico, '947.

    4 Alfredo Barrera Vsquez y Silvia Rendn, E/libro de /05 libros de Chi/am Bo/l1m,FCE, Mxico, 1965.

  • lA lITERATURA CENTROAMERICANA

    armas (medida que se repetir desde entonces no pocas veces enla historia de nuestra literatura, verbigracia en Rubn Daraen su oda "A Roosevelt~' cuando ataca al imperialismo norteame-ricano con el verso de su mayor poeta: "Es con voz de la Biblia overso de Walt Whitman/que haba de llegar hasta ti, Cazador...").

    Mercedes de la Garza (en su valioso "Prlogo a la LiteraturaMaya") dice que "entre los libros sagrados que claramente fueronescritos con el propsito fundamental de fortalecer la religinmaya y 'desterrar el cristianismo' frente al afn de los frailes de'desterrar la idolatra', los ms importantes son el Popol Vuh, losAnales de los cakchiqueles y los Libros de Chilam Balam, aunque even-tualmente estas obras tambin pudieron haber servido para con-firmar la autenticidad de los linajes y defender los derechos sobrelas tierras." Es un caso que me recuerda el que cuenta Eric Wvlfde los antroplogos con los indios iroqueses, quienes creanhaber descubierto rituales "puramente" primitivos, pero seencontraron con que tales prcticas de los indgenas slo tenancomo propsito crear un sentimiento de solidaridad contra loseuropeos. Lo "puramente" autctono se manifiesta tanto en loque fue creado en la antigedad y se repite intacto, como enestos "mecanismos de defensa" o en la capacidad de asimilacinde lo extranjero.

    EL POPOL VUH

    Popol Vuh o Popol Vuj significa literalmente "el Libro de la Comu~nictad" (Popol: junta o casa comunal; Vuh: libro o papel). Es tam-bin llamado Libro del Consejo y Manuscrito de Chichicastenango.

    SU DESCUBRIDOR. "A principios del siglo XVllI (escribe AdrinRecinos), el padre Fray Francisco Ximnez, de la Orden de SantoDomingo, que haba llegado de Espaa a Guatemala en 1688

    6'

  • 'en una barcada de religiosos', desempeaba el curaco del pinto-resco pueblo de Sanco Toms Chuil, hoy Chichicastenango,donde se conservaba y existe todava la antigua tradicin de losindios quichs. Gracias a su carcter bondadoso ya su espritucomprensivo de la psicologa y necesidades de los indios, el padreXimnez logr inspirarles confianza y consigui que le dierana conocer un libro escrito pocos aos despus de la conquistaespaola, en la lengua quich, con auxilio del alfabeto castellano.El padre Ximnez se interes vivamente en el hallazgo, y halln-dose ya en posesin del idioma i