Cena de verano 2012 organizada por ASPM

Download Cena de verano 2012 organizada por ASPM

Post on 08-Apr-2017

322 views

Category:

Entertainment & Humor

1 download

TRANSCRIPT

CENA, DEL VERANO 2012, OFRECIDA POR ASPM EN EL HOTEL SILKEN PUERTA DE AMRICA Hola a todos: A los que asistimos a la cena de verano, organizada por nuestra querida asociacin y a los que, por cualquier motivo, no pudieron acompaarnos. Esta vez me han dejado slo unas horas para poder contaros cmo fue todo. Espero acertar, porque an estoy extasiada por la mini visita que nos organizaron para conocer algunas plantas del hotel. Empezar por la visita al hotel, informndoos de paso que por fin entend el dicho de se vende una experiencia. Si no recuerdo mal visitamos 5 plantas. - La 1, diseada por Zaha Hadied. Sin duda alguna la que ms me impact. El material escogido, siendo de un blanco inmaculado y muy habitual en decoraciones de las actuales cocinas; se nos hace increble cmo, en manos de esta gran creativa, cambia totalmente hasta convertirse en un material noble. Como mujer, su diseo tiene unas formas redondeadas, sinuosas, con esencias de la magia oriental que tan bien representa su pas. Eva nos dijo que fue tal el xito obtenido en esta planta, que la subieron de categora por la batalla de los huspedes por conseguir habitacin en ella. La verdad es que no me extraa. Yo defendera, con navaja en la boca, el derecho de tomar un bao en una baera blanqusima, en la que tienes la sensacin de poder perderte, ya que emula lo ms profundo de una gruta. - La 2, realizada por Norman Foster, mucho ms convencional -por decirlo de alguna manera, ya que la primera te deja tan asombrada, que sta te devuelve a una deliciosa normalidad-. Tambin es profundamente acogedora, como la totalidad del hotel, pero reconozco que an ahora estoy hechizada por la arquitecta-diseadora de la primera planta que, aprovecho para dejar constancia de que me encanta que alguien de mi mismo gnero haya puesto el listn tan sumamente alto. Foster trabaja con elementos nobles (cuero), lneas depuradas y sobrias, dejando un espacio a la relajacin, llegando a un resultado como l- profundamente elegante. No cabe duda de que su propuesta invita al descanso. - La 7, cuyo artfice Rom Arad, da en la diana. Aqu nos mostraron una habitacin con una cama redonda que daba a un amplio ventanal, desde el que se pueden ver unas vistas de Madrid magnficas. Esta habitacin cuenta, a mi modo de ver, con una de las concepciones ms atrevidas que haya visto nunca, en la manera de combinar los sanitarios y la composicin que hace, tanto de ellos entre s, como de su integracin en la habitacin. Tambin sorprende los pasillos de la planta y las puertas de entrada a cada habitacin. - La 12, en la que vimos una suite de 140 m2 (Vamos! Como nuestras casas.). Yo ah, casi me pierdo. Alucinante! Es lo nico que puedo deciros. 2 habitaciones, saln, comedor, vestidor, baos, baeras la mayor parte de ello dividido con paneles mviles para crear cuantos espacios se quieran y con una sofisticacin de formas, mezclas, colores y texturas que se convierte en un sueo. Eso s, para muy pocos (snif) - Acabamos en la terraza, en donde yo (que soy tan valiente) me arriesgu, cogida como una posesa a Eva, que era nuestra anfitriona, a dar un paseo por una baranda que hay detrs de los ascensores con el suelo de cristal y desde donde se divisan unas vistas que pocas veces podremos disfrutar. Me temo que haya dejado una planta sin hablaros de ella. Francamente, no haba previsto tomar nota y Vaya si tena que haberlo hecho!. Creo que me dejo algo en el tintero. De todas formas, no tenis ms que meteros en la pgina web del hotel y cotillear por sus plantas y sus fotos. Aunque he de deciros que, como realmente es una experiencia, dicha experiencia hay que vivirla; vale de poco explicarla (como yo estoy intentando hacer en vano); por mucho que retuerza las palabras, o que me fatigue cerebralmente, no voy a conseguir ni siquiera daros una pincelada muy desvada de lo que vi. Si en la resea del curso que se realiz hace poco aqu ya os dije que sal encantada ahora ni os cuento. Pero vayamos, tanto al coctel, como a la cena. Cuando bajamos de la terraza a disfrutar de nuestro coctel, cortesa del Silken, yo ya estaba con tal borrachera de belleza que casi me sobraban las copas de cava por cierto, buensimo- que me ofrecieron nada ms llegar. La verdad es que la bebida haca muy buena combinacin con lo que acabbamos de vivir. La visita fue ms amplia de lo que haban previsto las organizadoras y cuando bajamos la oferta de picoteo haba mermado ostensiblemente. A las 10 de la noche, ya se sabe, el hambre comienza a hacer estragos. Volvimos a subir a la planta n 5, la realizada por Victorio & Lucchino. sta ya la conoca porque fue donde se realiz el curso de multimedia del que qued tan encantada. No cabe duda de que la entrada sorprende. Estos diseadores no dejan a nadie indiferente. Son tan intensos, tan-si se me permite- exagerados en sus gustos y en sus concepciones que, o te encantan o los detestas. Yo estoy en medio de las dos tendencias. Me encantan, pero su exceso me agota. Para gustos El comedor, muy amplio. De un negro intenso y sorprendente. Las mesas inmensas. El espacio entre los comensales maravilloso. Todo cuidado con mucho mimo. La cena estuvo a la altura del hotel. Estupenda!. Un gazpacho de cerezas sorprendente y realmente bueno. (al principio lo miraba de travs, porque tena miedo que quedara en humo). La combinacin entre los langostinos, el queso y las cerezas desemboca en una autntica delicia. (Pena no tener la receta! Alguien es amigo del cocinero? Si es as, que me avise). La pintada con pur de orejones estaba deliciosa y al tener un sabor conocido relaj nuestro paladar, para volver a verse sorprendido con el primer postre que se llamaba Panacota de jengibre con migas dulces y gel de frutos rojos, que no s muy bien lo que significa, pero que estaba de pecao. Pues no se acab ah la cosa. Al cabo de varios minutos aparecieron con un segundo postre, este ms convencional, se conoce que para dejarnos descansar despus de tantas emociones. A todo esto se uni una estupenda conversacin que una compaera, que para m puso un broche de oro en esta segunda estancia en el hotel. La prxima reencarnacin pido ser rica y pegarme estos lujos que solo puedo oler de pasada. Se me nota mucho la envidia de la peor calidad-que me corroe? Besos a todos y hasta la prxima. Gloria Martnez Socia n 272