Alejandro Portes

Download Alejandro Portes

Post on 29-Jun-2015

427 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

The Center for M igration and D evelopm ent Working Paper Series Princeton University

Un Dialogo Norte-Sur: El progreso de la teora en el estudio de la micracin internacional y sus implicaciones

Alejandro Portes Princeton University

January 2005

CMD Working Paper #05-02k

UN DIALOGO NORTE-SUR: El progreso de la teora en el estudio de la migracin internacional y sus implicacionesPor Alejandro Portes, Centro de Migracin y Desarrollo Universidad de Princeton

*A presentarse en la conferencia sobre perspectivas Mexicana y Estadounidenses en el Estudio de las Migraciones Internacionales, Taxco, Mexico Enero 27-29, 2005

2

En enero de 1996 tuvo lugar en la isla Sanibel Florida, una conferencia organizada por el Consejo de Ciencias Sociales de Estados Unidos sobre las migraciones internacionales para examinar el estado de la disciplina. Esa conferencia dio lugar a lo que es hoy el Manual sobre Migraciones Internacionales: La Experiencia Americana que constituye una publicacin fundamental en esta disciplina. Los organizadores de ese evento agruparon las presentaciones temticas y las que aparecen en el manual bajo tres preguntas fundamentales: 1) Que motiva a las personas a migrar a travs de fronteras internacionales a menudo a gran costo psicolgico y financiero? 2) Como cambian los inmigrantes despus de su llegada a los pases receptores? (la respuesta a esta pregunta se orienta a temas tales como la adaptacin, la asimilacin, el pluralismo y la migracin de retorno) 3) Que impacto tienen los inmigrantes sobre la vida de la sociedad receptora, su cultura y sus instituciones polticas?

Estas tres preguntas sintetizan adecuadamente las principales reas de este campo y la mayora de su literatura. Son, como podra decirse, los pilares bsicos que apoyan el estudio de la migracin internacional. En la charla inaugural a esta conferencia en Sanibel, argument que no haba tal cosa como una gran teora de las migraciones que cubriese todos los aspectos y que buscar tal sntesis seria un error. Para agrupar las preguntas tan heterogneas que cubre este campo, una teora comprensiva tendra que ser estructurada a un nivel tan alto de abstraccin que se convertira en intil para la explicacin y la prediccin de procesos concretos. Por el contrario mi capitulo en el Manual defenda el desarrollo de conceptos y teoras de nivel medio y presentaba una agenda de investigacin, donde tal orientacin podra desarrollarse fructferamente.

3

Siete aos ms tarde, en la Universidad de Princeton se llev a cabo una segunda conferencia para evaluar el progreso que haba registrado el campo en el tiempo trascurrido desde la conferencia de Sanibel. Esta conferencia, patrocinada por el Centro de Migraciones y Desarrollo de Princeton y tambin el Consejo de Ciencias Sociales de Estados Unidos, incluy a investigadores y tericos de la migracin de ambas partes del Atlntico con un nmero igual de participantes norteamericanos y europeos. Los trabajos presentados all se incluyen en un nmero especial de la revista Internacional Migration Review publicado en el otoo de 2004. Tambin siguiendo la lnea de temas de investigacin de nivel medio, la conferencia de Princeton se centr en siete tpicos fundamentales: 1) El estado y las entidades supraestatales en el gobierno de los movimientos de migracin y de refugiados. 2) Los modos de incorporacin poltica de los inmigrantes en Estados Unidos y Europa. 3) Los nuevos desarrollos en el estudio del transnacionalismo emigrante. 4) El papel de la religin en los orgenes y la adaptacin de grupos inmigrantes. 5) El continuo debate sobre la empresarialidad inmigrante y los enclaves tnicos. 6) Los problemas metodolgicos en el estudio de la segunda generacin. 7) Los problemas metodolgicos en el estudio de la migracin ilegal o indocumentada.

Esta agenda, desarrollada en colaboracin por los patrocinadores, trat de identificar las reas de frontera en el estudio de las migraciones que han llamado la atencin a tericos e investigadores de ambos lados del Atlntico. En lo que sigue me referir a varios de estos temas as como a los resultados que actualmente componen esta frontera

4

del campo, esperando que esta presentacin pueda sentar las bases para una discusin ms amplia entre los participantes a esta conferencia. Por otra parte, los conceptos que se han ido desarrollando en la sociologa de las migraciones tienen implicaciones mas amplias pues se nutren de formulaciones tericas y, a su vez, contribuyen a ellas. En ese sentido, el estudio de las migraciones constituye lo que Robert Merton llamaba un sitio estratgico de investigacin pues en l aparece, con gran claridad, ejemplos de procesos mas generales. Las investigaciones sobre las migraciones no solo ayudan a ilustrar estos procesos sino los clarifican dando lugar a avances tericos sobre su naturaleza. En la segunda parte de este trabajo me referir a cuatro conceptos tericos generales: el encaje social y el capital social; las consecuencias inesperadas; la acusacin acumulativa; y las expectativas sociales normativas; como temas que ejemplifican el papel estratgico del estudio de las migraciones.

PRIMERA PARTE

a) Los Estados y Los Modos de Incorporacin PolticosPor definicin, los estados buscan regular lo que ocurre dentro de sus fronteras y lo que viene de fuera. Los migrantes internacionales son uno de los flujos ms potentes y problemticos entre estos, porque al contrario de las mercancas y otros intercambios de objetos inanimados, se componen de personas que pueden, por su presencia, alterar el propio carcter de las sociedades receptoras. Es por esto que varios autores como Steven Castles y Gary Freeman argumentan que todos los estados modernos han buscado regular cuidadosamente las entradas de extranjeros en forma de balancear las demandas para una

5

mayor apertura y las restricciones necesarias aunque, como veremos, su actuacin en la realidad ha sido bastante poco exitosa.

Como dice Arstide Zolberg la distancia econmica entre el Norte global y el Sur global es tan amplia que crea prcticamente, una oferta inagotable de emigrantes potenciales. Esta distancia ha sido agravada por las fuerzas de las multinacionales capitalistas que exponen y seducen a las poblaciones del Tercer Mundo con los

beneficios del consumo moderno, al mismo tiempo que les niegan los medios econmicos para adquirir tales bienes. En el mundo desarrollado por otra parte, una sed creciente de mano de obra dispuesta a laborar y responsabilizarse de los trabajos manuales que los nativos evaden o se niegan a aceptar, crea un incentivo extremadamente poderoso para los migrantes de pases menos desarrollados. El encaje que se da entre esta demanda laboral y las motivaciones de los ciudadanos del Sur Global para mejorar sus niveles de vida es tan fuerte que desafa cualquier esfuerzo de los estados por controlarlo y regularlo de forma predecible.

Una vez que los flujos laborales internacionales comienzan, emergen redes sociales entre los migrantes y sus pases de origen y entre los empleadores y los migrantes que convierten al movimiento en auto-sostenido a travs del tiempo. Las redes tienden a desarrollar tal flexibilidad y tal impulso que pueden apoyar la continuacin de la migracin aun cuando los originales incentivos econmicos hayan desaparecido o hayan sido reducidos. El rpido intercambio de informacin y la flexibilidad de estas redes pueden vencer los esfuerzos oficiales por canalizar o suprimir el flujo migrante.

6

Casi sin excepcin, los gobiernos de los pases del Tercer Mundo han comprendido las significativas ventajas que tiene la emigracin tanto como vlvula de escape para aliviar las presiones creadas por la escasez economica, como tambin como una fuente futura de contribuciones importantes a travs de las remesas. No existe incentivo lgico para que los gobiernos de los pases emisores repriman la emigracin y existen todo tipo de incentivos para mantener estrechos vnculos con sus disporas en el mundo desarrollado al convertirse estas en un importante recurso econmico.

Frente a estas poderosas fuerzas estn los gobiernos y las polticas de las naciones receptoras. Mientras la poblacin nativa de los pases desarrollados tiende a ser hostil a la migracin, tal sentimiento es generalmente difuso, y rara vez conduce a una oposicin organizada. Por el contrario, como han argumentado varios autores, los intereses que favorecen la continuacin de los flujos migratorios, incluyendo a los propios migrantes, sus organizaciones y sus empleadores tienden a estar altamente comprometidos con la continuacin del proceso. Los gobiernos de los pases receptores no son impotentes frente a tales presiones. Claramente tales estados representan el actor institucional clave que sostiene la divisin entre el Norte y el Sur globales, manteniendo a la gran mayora de los emigrantes potenciales en sus respectivos pases de origen.

Sin embargo, las fuerzas sociales que entran en juego inevitablemente crean diferencias entre la intencin de las polticas regulatorias y sus resultados, llevando a menudo a consecuencias inesperadas. Por ejemplo, el redoblar del control fronterizo para frenar la migracin conduce a veces a que los migrantes abandonen su previo patrn de

7

migraciones cclicas entre pas emisor y receptor y los incentive a establecerse permanentemente en el pas receptor y despus traer a sus familias. En vez de frenar la migracin, estas polticas de mano dura a menudo terminan por consolidar la presencia de una poblacin migrante clandestina y reforzar sus redes sociales dentro de los pases receptores.

Los estudiosos de la poltica migratoria se preocupan tambin de una segunda serie de fuerzas que disminuyen la efectividad de los controles oficiales. En su casi totalidad, los pases receptores son democracias donde la legislacin sobre derechos humanos