voz campesina

Download Voz Campesina

Post on 10-Mar-2016

236 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Periódico especializado en los asuntos que ocupan a la Confederación Campesina del Perú

TRANSCRIPT

  • III ETA PA AO 9 N 64 MAYO DEL 2010 CO LA BO RA CIN S/. 1.00 www.mo vi mien tos.org/cloc/ccp

    Vo ce ro de la Con fe de ra cin Cam pe si na del Pe r

    Paro de la macroregin sur el 17 de junio por Inambari y Camisea

    Gas para nuestro desarrollo,despus para la exportacin

    Fo

    to:

    ON

    PE

    Promulgacininmediata de laLey de Consulta

    Ni olvido, ni perdnFuera Alan Garca por

    corrupto y asesino!

    Promulgacininmediata de laLey de Consulta

  • EDI TO RIALVoz Cam pe si na Mayo 2010

    Enfrentar la crisis y refundar la RepblicaEl pueblo campesino e indgena en general lucha va-lientemente en varios lugares del pas, fundamental-mente en defensa de Pachamama, la Madre Tierra,y tambin por otros motivos.

    Las batallas en general son contra las grandes em-presas multinacionales depredadoras del medio am-biente peruano de las cuales el gobierno y la granmayora de autoridades, son sirvientes.

    Desafortunadamente casi la totalidad de esas luchasse da en forma aislada.

    Todos debemos hacer esfuerzos por interconectarlasy centralizarlas democrticamente para levantar unsolo puo, fuerte.

    El sistema dominante nos educa, para conti-

    nuar oprimindonos, en que el mundo se di-

    vide entre los que mandan y los que

    obedecen.

    Nosotros debemos demostrar, con nuestra prctica, que

    esto no debe ser as, que todos debemos mandar.

    Desgraciadamente, ese mtodo de los opresores, se

    traslada frecuentemente a las organizaciones de los

    oprimidos, las organizaciones populares. Muchas

    veces en esas organizaciones tambin vemos que la di-

    rigencia manda y que el resto debe obedecer.

    Eso debemos cambiar, debemos lograr que todos sea-

    mos los que mandemos. Esto llevar a tener organiza-

    ciones potentes, compuestas por gente claramente

    conciente de la fortaleza de las acciones colectivas

    guiadas por las decisiones colectivas.

    En la Confederacin Campesina del Per hacemos es-

    fuerzos por practicar esa metodologa.

    No tenemos dirigentes eternos, nacidos para dirigir,

    para ordenar a los miembros de base. En nuestros con-

    gresos elegimos directivas nuevas, no hay un Presi-

    dente o Secretario General poderoso que mande sobre

    todos, elegimos 4 Secretarios Generales colegiados

    que ejercen por turno la tarea dirigencial.

    Ese mtodo se traslada a nuestras organizaciones de

    base.

    Otra caracterstica democrtica es que adems del Co-

    mit Ejecutivo, existe un Consejo de Delegados cons-

    tituido por 100 compaeros de todo el pas, que es un

    cuerpo dirigente y que se rene cada que nos es eco-

    nmicamente posible.

    Qu quiere decir esto? Que somos concientes y actua-

    mos de acuerdo con ello, de que todos somos la CCP.

    Esto quiere decir que nuestra CCP es completamente

    democrtica? No, pues ms all de nuestra voluntad

    actuamos en el interior de una sociedad educada y

    practicante del verticalismo, lo cual naturalmente in-

    fluye en el interior de la CCP.

    Todos debemos luchar contra esas inclinaciones anti-

    democrticas que debilitan a la organizacin.

    Todos somos pensantes y actuantes, no somos miem-bros de una manada de carneros que esperamos que el

    pastor nos arree.

    La forma de actuar es considerarnos todos como diri-

    gentes tericos y prcticos de nuestras acciones aunque

    no ocupemos ningn cargo dirigencial.

    Esto tambin se traduce en no exigir ni esperar bajadas

    a base de los dirigentes para poder funcionar, pues es

    imposible por muchas razones, entre ellas econmicas,

    que los dirigentes visiten frecuentemente las bases.

    Cada miembro, de base o de direccin de la CCP tiene

    la obligacin de enterarse de los conflictos sociales que

    hay en su distrito, en su provincia y en su departa-

    mento, que sean de la CCP o no.

    Cada miembro de la CCP, de base o de direccin, tiene

    la obligacin de buscar la manera de apoyar esa lucha

    y tratar de conectarla con otras luchas del distrito, la

    provincia y el departamento.

    Cada miembro de la CCP tiene el deber de solicitar

    asistir a reuniones que no sean de su base, para apren-

    der de las luchas y ver en qu puede colaborar con ellas

    en su fortalecimiento y su conexin con otras.

    Si nuestra organizacin de base no existe o no fun-

    ciona, juntmonos 3 ms personas y constituya-

    mos un comit de organizacin o reorganizacin y

    comencemos a convocar a los compaeros y com-

    paeras para organizar o reorganizar nuestra base,

    para hacerlo no necesitamos permiso de nadie.

    Si somos miembros de una comunidad, hagamos

    que ella se conecte con las otras comunidades del

    distrito para formar una federacin, si a la reunin

    puede asistir un compaero de la organizacin pro-

    vincial, departamental o nacional, mejor; pero si

    no puede, su ausencia no debe ser motivo para pa-

    ralizar la organizacin de la base.

    Con ese mtodo fortaleceremos la herramienta de lucha

    que es la CCP. El rgimen es sirviente de las grandes

    empresas multinacionales que depredan el medio am-

    biente y nos hunden en la miseria. Como defensora de

    ellas el gobierno est dispuesto a aplastarnos y no tiene

    ningn inters en prestar atencin a nuestros reclamos.

    Por lo tanto, el nico camino que nos queda es la lucha

    colectiva. Es slo mediante ella que la poblacin opri-

    mida lograr que se respeten sus derechos.

    Actuando todos nosotros con ese mtodo lograremossuperar la situacin actual, que se caracteriza porvalientes e inteligentes luchas locales, pero aisladas,no interconectadas.

    Apoyemos e interconectemos todas las luchas, quesean de miembros de la CCP o no.

    La lucha es el nico camino para lograr nuestras rei-vindicaciones contra las empresas depredadoras y

    hambreadoras y sus sirvientes.

    CO MI T EDI TO RIAL:Mel chor Li ma, Marcelina Vargas, Roberto Lpez, Jorge Prado,Wa shing ton Men do za,Clau dia Coa ri Cus to dio Arias.

    CORDINACIN REA TCNICA:Victoria MedinaNatalia SnchezMximo Ponce

    EDI CIN: Dante Alfaro Fontaine

    VOZ CAM PE SI NA Vo ce ro de la Con fe de ra cin Cam pe si na del Pe r

    III Eta pa, Ao 9 N 64 Li ma, mayo 2010

    Web de la CCP. www.mo vi mien tos.org/cloc/ccp

    02

    CO LA BO RA DO RESHu go Blan co, Ro ber to Lay, An drs Lu na Var gas,Vc tor To rres, Al ber to Quin ta ni lla, Al ber to Pump hiu

    Pla za Bo lo gne si 588 Li ma. Te le fax 01-4251655.Di rec cin elec tr ni ca: ccp.peru@yahoo.es

    Instituto Sindical de

    Cooperacin al Desarrollo

    Agencia de Cooperacin Internacional

    del Gobierno de las Islas Baleares

  • ACTUALIDAD Voz Cam pe si naMayo 2010

    03

    Hugo Blanco La aprobacin de esta ley esun triunfo.No ha sido logrado por los de-bates parlamentarios, sino porlas luchas como las de los her-manos amaznicos, o los com-paeros de Ayabaca yHuancabamba, o los de Coca-chacra, o los de Espinar, o losde Tacna o los de Canchis.

    Esos enfrentamientos que huboen el pasado continuarn ha-biendo a pesar de la ley.Cul es la razn de fondo?La lucha entre dos intereses contra-puestos:Por un lado las grandes empresasmultinacionales, cuyo inters nico esganar la mayor cantidad de dinero po-sible en el menor tiempo posible, sinimportarles el dao que hacen a la na-turaleza y a la poblacin.Por supuesto esas empresas no actandirectamente, lo hacen a travs de sussirvientes bien pagados: Alan Garca ytodo el Poder Ejecutivo, la mayora co-rrupta del parlamento, el Poder Judi-cial, la polica, el ejrcito, la granprensa defensora del sistema, etc.En el otro lado estn los pueblos, queluchan en defensa de la naturaleza,en defensa de su vida, de su salud, desus cultivos, de sus animales domsti-cos. Adems, sabindolo o no, luchanen defensa de la supervivencia de la

    jimos, tiene nivel constitucional.Sin embargo Alan ordena matargente para imponer su ilegalidad.Ahora, presionada por las luchas, lacmara se ha visto obligada a sacar laley de la consulta previa.No es extrao que el parlamento hayadecidido discutir slo el dictamen de lacomisin de Constitucin que no tuvoningn inters por la opinin de lospueblos indgenas a los que desprecia yno el elaborado por la Comisin dePueblos Andinos y Amaznicos que strabaj con ellos. Es otra muestra msde su servidumbre al gran capital de-predador. Consideramos que, a pesar de eso esun importante triunfo de las luchas,no de los debates.Sin embargo nada garantiza que serespete los derechos de los pueblos,pues luego de la consulta el Estadopuede decidir hacer lo contrario de loque dijeron los pueblos.Como representante que es de los inte-reses de las grandes compaas, natu-ralmente que Alan seguir hacindolo.Est en manos de los pueblos el reali-zar acciones de defensa de sus dere-chos, enarbolando la ley reciente-mente dictada.

    Ser muy bueno que los dirigentes delas organizaciones, que coordinaronpositivamente en el debate, acten enesa misma forma coordinada para quelas luchas futuras superen el aisla-miento en que la mayora de las lu-chas se desarrollan.

    Aprobacin de la ley de consultaprevia es un paso adelante

    Pero no es ms que eso

    Los pueblos originarios deben ser consultados sobre sus territorios.

    humanidad amenazada por la des-truccin de la naturaleza que hacenlas grandes empresas.Los pueblos originarios, tanto andinoscomo amaznicos (y tambin costeosaunque no lo sepan o no quieran sa-berlo) han vivido en estas tierrasdesde antes de que se constituyera elEstado Peruano. Ellos no fueron con-sultados para establecer las normaslegales que nos gobiernan, por lotanto no tienen por qu respetarlas.Sin embargo quienes incumplen esasnormas son Alan y los otros sirvientesdel gran capi