Viaje a Una Conciencia Asesina

Download Viaje a Una Conciencia Asesina

Post on 09-Apr-2018

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>8/8/2019 Viaje a Una Conciencia Asesina</p><p> 1/4</p><p>Viaje a una conciencia asesina</p><p>Alejandro Espinosa</p><p>Una mirada negra y l se estremeca. Pareca solo hallaraquellos planetas inmensos a lo largo de todo sufirmamento y se asombraba de ellos. El espacio lo ocultaba</p><p>y l aprovechaba para que en su nueva soledad pudieradescubrir todo un mundo nuevo. Todo se haca esquivo, lsaba que era un ser extrao, hostil. Pronto pudo conocersu nombre, corto pero fuerte, bito.</p><p>Sin que el pudiera saber el motivo, era el blanco de todoslos lamentos. Su paso dejaba pequeos cristales intocablessobre las acongojadas mejillas de gente desconocida paral. Inigualable pesar, extraa confusin y contusa tristeza loembargaba. bito no lo entenda, que estaba haciendo malse preguntaba.</p><p>Buscaba explicacin en aquellas personas que solo con suvisita adormecan y su pecho dejaba de expandirse, pero</p><p>ellos tambin lo repudiaban. Maldecido sin razn, solitarioen su pesar, estaba exhorto de tanta reflexin sinrespuestas.</p><p>Entre sus diversos paseos, un da pas cerca de una casaque lo sorprendi. Nada nuevo, personas sentadas en sillascomo en un auditorio mirando al frente a una cajarectangular muy ancha. Lagrimas y lamentos acompaabanel cuadro. Se acerc lentamente haca la peculiar caja,</p><p>tratando de pasar desapercibido por aquellos seresentristecidos.</p><p>Tal fue su sorpresa al ver dentro de la caja a un hombre alcual lo haba visto perecer pocos das atrs. Su semblanteera plido y con un gesto quieto que contrastaba con lalujosa caja y su traje muy formal.</p><p>bito estaba revisando cada rincn de la caja y de su</p><p>ocupante cuando un hombre todo desmoralizado se acercjunto a l. Repos su cabeza contra esa caja y golpeando</p></li><li><p>8/8/2019 Viaje a Una Conciencia Asesina</p><p> 2/4</p><p>su mano contra ella deca t, maldito!, por qu te lollevaste, por algo dios te rechaz. Por qu me quitas a mihijo, acaso te hice algo.</p><p>bito contra la pared estaba estupefacto al encontrar lamirada de aquel seor directamente en sus ojos. Era unaconversacin con l, ms bien un reclamo contra l. Sucuerpo temblaba y se tensionaba al ver esos ojos de locuracontra los suyos. No encontr mejor salida que huir ymientras corra por la calle pensaba en esas palabras, quesin merecrselo, se lo haban reclamado.</p><p>Rpidamente estaba fuera de este mundo, su rostro</p><p>hmedo por tantas lgrimas y su pecho exhausto de tantodesgaste. Quera ser feliz, dejar de pensar que la gente lorepudiaba y que ellos lo quisiesen. Su pecado deba sermuy grande para tener que soportar ahora tantosufrimiento.</p><p>Las palabras de ese desdichado hombre no salan de suspensamientos, pero no saba quien era ese tal dios y porqu lo haba rechazado. Sus nervios alterados por ladesesperacin que estaba sintiendo lo hizo dar unestruendoso grito dios, quin eres, no te conozco y tu mehaz rechazado!. Acaso te hice algo, respndeme!.</p><p>Inmediatamente un hombre apareci a su lado, vesta unacapa larga y blanca, bajo la capa poda divisarse unaespada tan larga como sus piernas y tan hermosa comoaquel hombre. Sin decir nada, lo tom por su hombro y coneso lo transport a un apotesico castillo, con gradas demrmol y columnas muy grandes.</p><p>Mientras ambos caminaban por el castillo, pudo notar queaquel hombre poda verlo a pesar de que no deca palabraalguna. Dentro del castillo haba millones de personassaltando y riendo, jugando y amndose, era un lugar llenode algaraba. Tras pasar varios corredores y observar lafelicidad ajena de sus habitantes, lleg a una sala que</p><p>pareca la principal. En ella estaban sentados 3 hombres yuna mujer en cuatro tronos perfectamente diseados, porsu aspecto parecan que eran los dueos de aquel lugar.</p></li><li><p>8/8/2019 Viaje a Una Conciencia Asesina</p><p> 3/4</p><p>bito no se contuvo, pensaba que estaba frente a esapersona que lo haba rechazado y sin demora les preguntquienes eran. Uno de ellos, el ms viejo respondi soy tu</p><p>dios, si crees en mi podrs unirte a todos los que pudistever afuera, solo obedceme y nada malo volver aocurrirte.</p><p>bito con mucha extraeza a tales palabras suspir yenrgico dijo t eres mi dios?, por qu me rechazaste y</p><p>por qu no recuerdo nada? Una persona en ese planeta medijo que t no me queras y no entiendo por qu nadiequiere estar conmigo ni nadie puede verme.</p><p>Al concluir sus palabras todos los presentes echaron a rer,bito solo asi su cabeza. Uno de las personas que estaba</p><p>junto a ese hombre que se identific como dios le respondi eres t, bito?, tu eres malo, y yo ya te gan.</p><p>Entre toda esa algaraba vio que el ms viejo tron losdedos e inmediatamente apareci fuera de otro pomposocastillo, este se vea lgubre y sin brillo. Todo muy parecidoal castillo anterior, intuy que deba ingresar en busca deldueo. Lo diferente con el fortn anterior era que por eltecho salan grandes cascadas con un lquido del cual todosbeban, estos personajes se los vea mas contentos.</p><p>Efectivamente lleg a la sala capitular; un hombre y unamujer encabezaban la atencin. Se acerc con un poco detemor hacia ellos quienes son ustedes? pregunt. Congran firmeza uno de ellos respondi yo soy tu dios, sicrees en mi podrs unirte a todos los que estn all afuera.Solo obedceme y nada malo te pasar.</p><p>bito no lo poda creer, era algo extrao. Dos seres lohaban prometido felicidad, pero sus palabras eranconfusas, prometan felicidad y pedan obediencia yreclusin. l con mucha duda volvi a preguntar por qume rechazaste, no recuerdo nada, un hombre en ese</p><p>planeta dijo que mi dios me haba rechazado. Hace pocosinstantes estuve con un seor que tras decirme que era mi</p></li><li><p>8/8/2019 Viaje a Una Conciencia Asesina</p><p> 4/4</p><p>dios, me envi aqu. Ahora t me dices que t eres mi dios,si en verdad lo eres, dime por qu me pasa esto.La mujer al lado del que pareca el patriarca no esper parareplicar si ya no quieres sufrimiento, solo toma mi sangre</p><p>y dejars de hacerlo.bito estall de rabia si eres mi dios solo responde, dimeque es lo que pasa conmigo.</p><p>Su pregunta reson en el espacio, sus dos dioses nohaban podido contestar una simple pregunta que l querasaber. Estaba lleno de ira, su tristeza y pena se convirtirpidamente en furia. Tom una hoz que colgaba de una delas paredes de la sala y con violencia seg la vida de</p><p>aquellos dos reyes. Despus de esto y tras no colmar su ira,apareci nuevamente frente a los 4 primeros personajes,que corrieron con la misma suerte de los primeros.</p><p>Solo pudo cerrar sus lagrimosos ojos, estaba desconcertadoy no poda creerlo. Pens en acabar su vida y concluir contodo eso pero al tener sus ojos abiertos se encontraba en loque pareca ese planeta. Ahora se vea inhspito, sin vida ysin brillo; todo se notaba en tinieblas.</p><p>Era el fin, y bito reflexion en que l lo haba causado,volte su mirada alrededor y no haba nada. Era el fin deese mundo y l era su genocida.</p></li></ul>