unamuno. san manuel bueno mártir

Download Unamuno. San Manuel bueno mártir

Post on 23-Oct-2015

175 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • ISSN: 0210-749X

    HUELLAS DEL IDEARIO (RELIGIOSO) KRAUSISTAEN SAN MANUEL BUENO,MRTIR DE MIGUEL DE UNAMUNOTraces of krausism in San Manuel Bueno,mrtir by Miguel de UnamunoBndicte VAUTHIER

    Universdad Libre de Bruselas / Universidad Autnoma de MadridFecha de aceptacin definitiva: mayo de 1999

    RESUMEN: Se suele presentar San Manuel Bueno, mrtir como una novelade tesis reaccionaria que contradice la actitud ms bien progresista predicadapor Don Miguel de Unamuno. Un anlisis literario centrado en la lnea discursi-va y en el metadiscurso del relato junto a la valoracin de seales irnicaspermiten cuestionar la validez de esta interpretacin. Las congruencias temticasy formales que existen entre San Manuel Bueno, mrtir de Unamuno y la Minu-ta de un testamento de Gumersindo de Azcrate permiten una lectura hetero-doxa.. de la novela, relacionada con el ideario religioso y poltico defendidopor los krausistas decimonnicos.

    Palabras clave: Krausismo, Heterodoxos, Irona, San Manuel Bueno,mrtir de Miguel de Unamuno, Minuta de un testamento de Gumersin-do de Azcrate.

    ABSTRACT: San Manuel Bueno, mrtir is often presented as a reactio-nary novel that contradicts the rather progressive attitude asserted by Miguelde Unamuno. A literary analysis centered in the discourse and metadiscourse ofthe novel, along with an evaluation of the ironic traits, allows the lector toquestion the validity of this interpretation. The congruentes in the theme andthe forro that exist between San Manuel Bueno, mrtir by Unamuno and Minu-ta de un testamento by Gumersindo de Azcrate permit a heterodox readingof the novel, related with the religious and political ideology defended by theninenteenth century krausists.

    Key words: Krausism, Heterodoxes, Irony, San Manuel Bueno, mrtir byMiguel de Unamuno, Minuta de un testamento by Gumersindo de Azcrate.

    Ediciones Universidad de Salamanca Cuad. Cat. M. de Unamuno, 33, 1998, pp. 145-189

  • 146 13NDICTE VAUTHIERHUELLAS DEL IDEARIO (RELIGIOSO) KRAUSISTA EN SAN MANUEL BUENO,

    Il me semble souvent que j'ai au fond du coeur une villed'Is qui sonne encore des cloches obstines convoquer auxoffices sacrs des fidles qui n'entendent plus. Parfois jem'arrte pour prter l'oreille ces tremblantes vibrations, quime paraissent venir de profondeurs infinies, comme des voixd'un autre monde.

    [...1 L'erreur la plus fcheuse est de croire qu'on sert sapatrie en calomniant ceux qui Pont fonde. Tous les siclesd'une nation sont les feuillets d'un inme livre. Les erais hom-mes de progrs sont ceux qui ont pour point de dpart un res-pect profond du pass. Tout ce que nous faisons, tout ce quenous sommes, est l'ahoutissant d'un travail sculaire. Pourmoi, je ne suis jamais plus ferme en ma foi librale quequand je songe aux miracles de la foi antique, ni plus ardentau travail de l'avenir que quand je suis rest des heures couter sonner les cloches de la ville d7s.

    RENAN

    Aucune ironie ne mrite qu'on crive son sujet moinsqu'elle ne soit passe inaperue aux yeux de tous les lecteursantrieurs ou au moins d'une majorit d'entre eux.

    W. BOOTH

    1. CONSIDERACIONES LIMINARES

    Por audaz que parezca, e incluso en contra de mis propias expectativas,la propuesta de lectura de San Manuel Bueno, mrtir que doy a conocer hoyse inserta en un proyecto ms amplio de investigacin que estoy llevando acabo y que no es sino una tentativa de lectura en clave irnica de las novelasunamunianas que suelen pasar por trgicas y plagadas de las angustias deinmortalidad de su autor. He dicho en contra de mis propias expectativas,porque admito que, al principio, no vea cmo se podra incluir esta novelaen dicho marco. Pero, de momento, no puedo desvelar ms mis propsitossin arriesgarme a quemar, de modo poco afortunado y violento, les etapas dela presente contribucin.

    En mi opinin, sin decir nada de los tpicos acerca del Hombre de carney hueso, las lecturas trgicas, en parte sesgadas, solo han sido posibles porun general desprecio de la expresin en la que iba insertado un contenido',

    1. Adopto aqu los trminos expresin y forma de la glosemtica danesa de L. HJ ELMSLEV(Prolgomnes une thorie du langage, Paris, Minuit, 1968, en particular el captulo Expres-sion et contenu, pp. 71-85). En sus respectivos estudios, P. B ALLART (Eironeia. La figuracin ir-nica en el discurso literario moderno, Barcelona, Quaderns Crema, 1994, en particular El con-traste como principio estilstico de la figuracin, pp. 324-355) y E. DEHENNIN (Del realismo espaol

    Ediciones Universidad de Salamanca Cuacl. Cat. M. de Unamuno, 33, 1998, pp. 145-189

  • 13ENEDICTE VAUTHIER 147

    HUELLAS DEL IDEARIO (RELIGIOSO) KRAUSISTA EN SAN MANUEL BUENO,

    una temtica, supuestamente, a veces realmente, trgica, y por una sobrestima-cin de la lnea diegtica (el enunciado o el qu se dice) en detrimento dela lnea discursiva (la enunciacin o el ,,cmo se dice). Por tanto, mi objetivoactual es doble: por una parte, quisiera demostrar que la utilizacin nada casualde unos recursos literarios muy marcados tales como son, por ejemplo, elprlogo y el eplogo, a los que se pueden sumar la multiplicacin de vocesnarrativas y de puntos de vista... hipotecan, en gran medida, tales lecturas;por otra, quisiera recalcar que si se presta ms atencin al nivel discursivo deltexto, y al mensaje implcito que transmite, se invierten drsticamente algunasde las interpretaciones vigentes hasta el da de hoy.

    Una vez hechas estas precisiones, he de aclarar los presupuestos en losque fundamento mi lectura de San Manuel Bueno, mrtir, paso ineludible parasalvar algunos equvocos. Hasta el da de hoy, he examinado y sigo exami-nando la obra novelstica de Unamuno valindome no de un enfoque filosfi-co, sino literario. Es ms, discrepo de quienes pretenden ver las obras litera-rias de Unamuno bien como meras ilustraciones de unas teoras filosficasgeneralmente, pero no siempre, las suyas, bien como un ensayo literario.Tanto ms cuanto que veo que tal eleccin est abocada a valorar indistinta-mente todos los textos, incluso el literario, como un mensaje unidireccional yunvoco, dirigido sin ms por el hombre carne y hueso al lector. Es decir,se despoja a la obra literaria de algunos de sus privilegios: su ficcionalidad,su no funcionalidad, su carcter eminentemente dialgico 2 , para ir en buscade una inalcanzable intencin del Autor.

    No obstante, estoy convencida de que quien pretenda evitar la dimensinfilosfica de la narrativa unamuniana se privara de un instrumento muy valiosoe incluso indispensable para intentar captar la visin del mundo del autor.Porque, acorde con ciertos crticos literarios, admito que ,por opaca que sea, laobra-signo tiene una transitividad desde y hacia la vida. Emite un mensaje siem-pre complejo, ms o menos excepcional, de una instancia creadora que al ofre-cernos una interpretacin subjetiva del mundo, de su ser y estar en el mundo,nos interpela como receptor, tambin subjetivo 3 . O, come dice Unamuno en elprlogo a San Manuel Bueno, mrtir y tres historias ms: Todo relato tiene susentido trascendente, su filosofa, y nadie cuenta nada sin otra finalidad quecontar. Que contar nada, quiero decir. Porque no hay realidad sin idealidad'.

    al fantstico hispanoamericano. Estudios de narratologa, Genve, Droz, 1996) han demostradoterica y prcticamente que el modelo del dans resulta muy convincente para el anlisis deltexto literario.

    Me refiero a la oposicin bajtiniana entre formas monolgicas y dialgicas del discur-so. En el discurso monolgico las ideas se dan, se transmiten, sin distanciacin alguna. En cam-bio, el discurso dialgico- es una representacin del lenguaje, una imagen de ideas que se yuxta-ponen sin que sea posible atribuirlas a una conciencia e instancia nica.

    E. DEHENNIN, Prlogo a Del realismo espaol al fantstico hispanoamericano. Estudiosde narratologa, Genve, Droz, 1996, pp. 14-15.

    4. M. DE UNAMUNO, Prlogo a San Manuel Bueno, mrtir y tres historias ms, Madrid, Espa-sa-Calpe, 1933, p. 16.

    Ediciones Universidad de Salamanca Cuad. Cat. M. de Unamuno, 33, 1998, pp. 145-189

  • 148 13NDICTE VALITHIERHUELLAS DEL IDEARIO (RELIGIOSO) KRAUSISTA EN SAN MANUEL BUENO,

    De ah finalmente que, pese a las salvedades iniciales, y sin contradecir-me, me proponga hablar ahora del Krausismo en San Manuel Bueno, mrtiry, ms precisamente, destacar las huellas del ideario (religioso) krausista en lanovela. Mas, insisto: no he llegado a esta idea que es ms bien una con-clusin desde un entendimiento y un conocimiento previo de dicho movi-miento! Ms bien al revs. Fue el chocar, en el seno mismo del texto literario,con algunas frases enigmticas irnicas a mi entender so pena de tildar aUnamuno de incoherente, lo que me ha obligado a salir del texto en buscade los elementos que permitan su aclaracin. Es as como he llegado a intere-sarme, poco a poco, por aquel movimiento, que, rpidamente, se irgui comoineludible contrapunto contextual (en sentido tanto literario, como histrico eideolgico).

    En el caso concreto de San Manuel Bueno, mrtir, adems de las infor-maciones contenidas en el largo prlogo y en el breve eplogo, es la presen-cia de dos adjetivos, seguidos de un comentario muy marcado del narrador

    de la narradora s, a los que puedo sumar una frase aislada, los que mehan puesto inicialmente en guardia respecto a cierta interpretacin tradicionalde la novela que recordar en breve con la ayuda de tres crticos.

    Poco a poco, la investigacin me ha llevado a relacionar estos elementos,y luego otros, con la figura, o mejor dicho, con los escritos polmicos deljoven Menndez y Pelayo. De hecho, en un anterior estudio pormenorizadode Niebla" he tenido la oportunidad de aclarar y creo hasta demostrar larelacin textual irnica e implcita que Unamuno entabl con ellos. Relacintextual irnica que implicaba, segn el modelo bajtiniano, no un rechazo sinouna recuperacin crtica, dentro de