tercera edición conjunto poético

36
Conjunto Poético 3

Upload: editorial-la-plaga

Post on 09-Mar-2016

226 views

Category:

Documents


0 download

DESCRIPTION

Tercera Edición Conjunto Poético

TRANSCRIPT

Page 1: Tercera Edición Conjunto Poético

1

Conjunto Poético 3

Page 2: Tercera Edición Conjunto Poético
Page 3: Tercera Edición Conjunto Poético

CHARLES BAUDELAIRE (El albatros)

“ “ El poeta es semejante al señor de las nubes,que vive en la tormenta y se ríe del arquero;exiliado en el suelo, abucheado por todos,sus alas de gigante le impiden caminar.

Page 4: Tercera Edición Conjunto Poético

EDICIONES LA PLAGAEditorial independiente de Valparaíso de Chile

TEXTOSLos textos son pertenecientes a los poetas y sus obras están

protegidas con los derechos de autor

DISEÑO GRAFICOJorge Espejo Ibacache

COLABORADORESDaniella Olguín Ramírez

IMPRESIÓNAutogestión con cantidad limitados de impresos, papel

ahuesado, 1/1 Blanco / Negro

CRÉDITOS EDICIÓN

NINGUNA PARTE DE ESTA PUBLICACIÓN PUEDE REPRODUCIRSE SIN PREVIA AUTORIZACIÓN DE SUS RESPECTIVOS CREADORES

Page 5: Tercera Edición Conjunto Poético

índice

Kevin Muñoz

Ardisson

Betsabé

Delgado

Sarita

Castillo

Alondra

Limón

Benjamin

Arancibia

Gabriela

Espinoza

10-12

17

20-23

14-16

18-19

6-9

Kurtteim

Guafftum

24-25

27

Sebastián

Parancán

28-31

Page 6: Tercera Edición Conjunto Poético

6

r e s

p i r

o

Y d

e nu

evo

del a

man

ecer

rena

zco

Ren

azco

del

arr

ebol

, ren

azco

del

alb

a

de d

onde

nac

e la

real

idad

del m

ar, d

el p

uert

o de

Val

para

ísoPo

rque

la g

ama

de c

olor

es e

s (so

bre)

hum

ana

T

odos

som

os (s

obre

)hum

anos

Tod

os so

mos

poe

tas

T

odos

vivi

rem

os a

lgún

día

E

ntre

el a

ire y

la a

rena

Y e

sta

luz

del d

ía q

ue n

o m

e al

umbr

a pe

ro m

e foll

aEs

te p

erro

que

due

rme

y m

e es

trem

ece

El c

alor

que

me

cong

ela ha

sta

el ú

ltim

o pe

dazo

de m

i put

o tie

mpo

El si

lenc

io q

ue m

e m

anej

a

Gabriela Aguilar Espinoza

La luz que renace

En una estampa llena de poder me espanto

Es la que hoy me guíacomo la estrella del firmamento

como el astro que una mañana

me abandonó

Y ya no sigo ahogando hombres ni mujeresEn el confuso río de mi sexoTodos me dan la sangre

Para dejar de ser sombra

Miro al cielo y veo escucho amo sueño

Page 7: Tercera Edición Conjunto Poético

7

r e s

p i r

o

Y d

e nu

evo

del a

man

ecer

rena

zco

Ren

azco

del

arr

ebol

, ren

azco

del

alb

a

de d

onde

nac

e la

real

idad

del m

ar, d

el p

uert

o de

Val

para

ísoPo

rque

la g

ama

de c

olor

es e

s (so

bre)

hum

ana

T

odos

som

os (s

obre

)hum

anos

Tod

os so

mos

poe

tas

T

odos

vivi

rem

os a

lgún

día

E

ntre

el a

ire y

la a

rena

Y e

sta

luz

del d

ía q

ue n

o m

e al

umbr

a pe

ro m

e foll

aEs

te p

erro

que

due

rme

y m

e es

trem

ece

El c

alor

que

me

cong

ela ha

sta

el ú

ltim

o pe

dazo

de m

i put

o tie

mpo

El si

lenc

io q

ue m

e m

anej

a

Aun

que

quie

ra d

e t

e n

e r l

o R

enac

er, v

ivir

el p

rese

nte,

deja

r el p

asad

o at

rás.

Mor

ir, vi

vir,

Nad

a m

á s

(Veo

cóm

o la

gen

te se

sien

te a

l pas

ar)

Y v

uelv

o a

ti, o

h, a

lma

mía

Tú,

la v

oz q

ue c

ae d

e la

noc

heEs

a no

che

que

me

forjo

en

luna

llen

a, p

or e

soPo

r eso

te a

mo.

Page 8: Tercera Edición Conjunto Poético

8

La Sábana

Gabriela Aguilar Espinoza

Page 9: Tercera Edición Conjunto Poético

9

Page 10: Tercera Edición Conjunto Poético

10

Kevin Muñoz

mar de gente

¿gente?

no se si gente sea la palabra adecuada

todos estos individuos iguales

¿individuos?

eso implica "individualidad"

nahh, masa

como los componentes de algún malogrado organismo

buscan quien los diriga

alguien aquí alguien allá

alguien invisible

¿dios?

alguien como ellos

¿son todos iguales?

alguien desea hacerse cargo

¿si, usted?

para su beneficio propio claro está

no, la idea es que los represente

muy tarde... ya lo siguen..

Page 11: Tercera Edición Conjunto Poético

11

Kevin Muñoz

Cuarto

Page 12: Tercera Edición Conjunto Poético

12

¿Quién engaño una? me desvanezco

¿Quién engaño una? desaparezco

¿Quién engaño una? ¿Es egoísmo?

¿Quién engaño si uno ya nada es Lo Mismo?

¿Quién engaño una? Siempre uno Mismo millas

Kevin Muñoz

Page 13: Tercera Edición Conjunto Poético

• Joseph Kosuth (Art as Idea as Idea)

Page 14: Tercera Edición Conjunto Poético

Ha caído la tarde

en nuestras vidas

el cadáver de los amigos

se exhibe

al lado de una fogata

de fuego y hielo

la tristeza rompe y arrasa

todo lo bueno,

lo puro,

lo querido

olvidados de lo que más amamos

la tarde se cierne

sobre nuestros cuerpos

la helada brisa corrompe las llagas

en nuestra espalda

y el corazón se cansa.

Benjamin Arancibia

14

Page 15: Tercera Edición Conjunto Poético

Benjamin Arancibia

Pienso en el fuego

y con la palabra:

me quemo.

Pienso

Pienso en el aire

y con el sonido:

me vuelo.

Pienso en la muerte

y con su frio:

me duermo.

Pienso en la tierra

y con su fuerza:

me siento.

Pienso en la lluvia

y con su beso:

me muero.

15

Ha caído la tarde

en nuestras vidas

el cadáver de los amigos

se exhibe

al lado de una fogata

de fuego y hielo

la tristeza rompe y arrasa

todo lo bueno,

lo puro,

lo querido

olvidados de lo que más amamos

la tarde se cierne

sobre nuestros cuerpos

la helada brisa corrompe las llagas

en nuestra espalda

y el corazón se cansa.

Page 16: Tercera Edición Conjunto Poético

16

La sangre, negra,cae sola y lenta.

Y canta triste. Para el dolor la vida es huéspedde su tortura: testigo absolutoy oculto de llanto. Siempre

lloras el mal inevita-ble, siempre lloras

como la san-gre negra.

Benjamin Arancibia

Page 17: Tercera Edición Conjunto Poético

17

Sarita Castillo

Me siento tan estúpida al seguirte queriendo... Tan

imbécil al seguir buscando tu mirada infame entre

tantas de amor... Me siento lenta y obsesiva al buscar

tus manos en mis sueños... Buscar tu todo en mi

nada... Seguir esperando a la aurora para tenerte...

Seguir marcando este compás de muerte...

Y en esta espera desgarro partituras con mi destino

doloroso... Destrozo guitarras con tan sólo mi llanto...

Creo melodías y sin sabores... Muero lentamente por

vivir... Despierto cayendo y no te encuentro...

Pero... En mis peores momentos vuelves en tu

éxtasis... A glorificarte en tu orgullo... A descansar

en mis cenizas... A imponer tu estupidez como mi

salvación... A beber mi poca esperanza... Y a morder

mi triste corazón...

Sinceridad

Page 18: Tercera Edición Conjunto Poético

Alondra Limón

Qué form

a más im

púdica de caminar, prom

ocionando la entre-pierna. Sin em

bargo, paradójicamente llevas puesto un pantalón.

Qué ridiculez m

ás grande quien haya dicho que las faldas son pro-vocadoras som

etiendo al “hombre” a un estado pagano ¿acaso no

es más pornográfico y directo un pantalón? Liso, apegado, m

os-trando sin vergüenza alguna la anatom

ía directa tanto del hom-

bre como de la m

ujer. Sintético, entrometido entre los labios m

a-yores provocando orgasm

os suaves con el roce del clítoris, parece com

o si bailaran al ritmo del cam

inar, aún más si la tela es stretch,

peor aún si fijamos la vista en el bulto que cargan aquellos; unos

anchos, otros pequeños, coordinándose para acomodar la crem

a-llera abierta, un espectáculo sin pelos en la lengua, claram

ente, porque la excitación pasa a otro plano y la líbido se espanta. Y

es que entre la im

aginación de una falda y el descaro del pantalón, yo prefiero venderm

e al ojo ajeno con la mítica falda-pantalón.

Falda pantaló

n

Page 19: Tercera Edición Conjunto Poético

19

Alondra Limón

Las mujeres condenadas cargan el carro del deseo

Como burros de cargas en dirección al monte.

Cada artículo se transforma en un feto consumido

Oculto, ignorado, borrado del imaginario.

Las mujeres condenadas niegan su maternidad

En pro a su cuerpo delgado

Y el niño recién parido de la raquítica hembra

Ese niño creado para ser clonado en su plenitud

Es quién posee el tercer ojo para ver el futuro

Porque desde su génesis vivió con hambre y deseo

A tal punto de dejar seca a la mujer egoísta.

El demonio se agita a mi lado sin cesar;flota a mi alrededor cual aire impalpable;lo respiro, siento como quema mi pulmóny lo llena de un deseo eterno y culpable.(Baudelaire, las flores del mal)

Third Eye Of Child

Page 20: Tercera Edición Conjunto Poético

20

Prostituta escéptica, piel camaleónica

a-cómica, a-típica, a-crónica, Simpática y

carismática. Los de cuello negro, a-sociales

arrodillados que mendigan atención.

Excitación planeada, consientes del disfraz

que los iguala en un ejército símil de voz,

comunes ignorantes, comunes a-típicos,

mendigos de ojos, desterrados a-a-a-

alineados.

Ciegos, sordos y tontos

Betsabé Delgado

20

Page 21: Tercera Edición Conjunto Poético

21

Betsabé Delgado

El tacto de los ojos desorbitados camina

entre los simios del planeta de los imagina-

rios, como una búsqueda santificada,

o pareciendo crear cavernas deshabitadas

con trucos esterilizados en lava fría.

los eruditos decían que las pupilas malgas-

taban los tesoros, se perdían en las hojas

del submundo...

tanta verborrea y sonidos que parían frases

oscuras, como ese Dios de capucha púrpu-

ra que simula canonizaciones, falsas como

su riqueza.

y mientras los títeres sueltan carcajadas

obligadas, y les cosen las orejas en los entre

techos de la metrópolis de mierda.

Perspectivas

Page 22: Tercera Edición Conjunto Poético

22

Betsabé Delgado

La tarde explora sus galaxias inventadas...

en el cielo de madera blanca se iluminan las

estrellas inquietas, mientras las mariposas

atrapadas se enredan con el viento.

Como los sueños de un viajero con alas

atrofiadas, y las palabras

de su boca para llegar a los oídos

de la princesa del espacio cuadrado.

Astucia

Page 23: Tercera Edición Conjunto Poético

23

de su boca para llegar a los oídos

de la princesa del espacio cuadrado.

máscarapara tocarte, debo mirarte.

para soñarte, debo acercarme,

para fusionarme, necesito adentrarme.

para conocerte, debo abrir los ojos.

para que me mires, necesito hablarte.

para decirte, debo encaminarme.

para escaparnos, necesitamos el avión de nuestros ojos.

Betsabé Delgado

Page 24: Tercera Edición Conjunto Poético

24

Kurtteim Guafftum

El único peligro son mis manos

esas mismas que desean tu piel

las que sudan

las que gimen

las que desaparecen

y se hacen una sola

Las manos del deseo

las que solas bailan

y me amasan

me calientan

y me desintegro en tu boca.

Amasado calentito

Page 25: Tercera Edición Conjunto Poético

25

El único peligro son mis manos

esas mismas que desean tu piel

las que sudan

las que gimen

las que desaparecen

y se hacen una sola

Las manos del deseo

las que solas bailan

y me amasan

me calientan

y me desintegro en tu boca.

Kurtteim Guafftum

En nombre del padre

en nombre del mercado

de once horas sin descanso

ni una migaja de la cara del Soberano

puedo probarla para dárselo al cliente

ese es el pacto

y en un mes más seré despedido

porque me puse duro y añejo,

como el pan y la cara de Dios.

Cena

Page 26: Tercera Edición Conjunto Poético

26

“todo lo racional es real” y “todo lo real es racional”

¿lo que está viendo es real?

MEDITACIONES SOBRE LO REAL

Interactivo

Page 27: Tercera Edición Conjunto Poético

27

En tus ojos reflejas las tres lunas de Azar

¿habrá más espacio en tus pupilas para mi humanidad?

[Cierro los ojos esperando respuesta]

Piedras rojas de otro planeta, respiro tu aliento fugaz que se

evapora

y saltas grandes distancias mirando el cielo

tus ojos reflejan las tres lunas de Azar

¿Zara podrá ser algún día tan importante como las lunas?

[Mover mareas, olas de estrellas y campos de vacío]

Te extraño.Pero aún no te conozco

Pupila

Kurtteim Guafftum

Page 28: Tercera Edición Conjunto Poético

28

Tal vez un día caminemos de la mano por colinas lejanas hasta

que el sudor de nuestras mismas manos nos separe y nos haga

perdernos de vista.

O tal vez caminemos hacia el mar, con el peso de ser quienes

somos convirtiéndose en cemento en nuestros pies, y nos hun-

damos en su frío fondo.

Tal vez lloremos tanto que nos sequemos y nos volvamos un par

de momias inertes.

Tal vez te necesito a ti, y a otros que me abracen tan fuerte que

me impregnen su vida.

O tal vez intercambiemos nuestra hermosa basura para así crear

la otra parte que nos falta.

Sebastián Parancán

Tal Vez.

Page 29: Tercera Edición Conjunto Poético

29

Se que miras, pero la mayor parte del tiempo no ves,

y tus ojos se posan sobre la ventana y se enfrían,

y se cubren con los párpados para aplacar el frío,

y ella no ha venido y ha dejado el roce de su piel para tu abrigo.

Cierto día la tuviste, pero no la tocaste,

y creiste que hasta al cielo habías subido,

pero pecaste de ingenuo y no te diste cuenta

de que el cielo, en realidad, se había caido.

Sebastián Parancán

Párpados Cerrados.

Page 30: Tercera Edición Conjunto Poético

30

...Eso de sentir que pierdes el tiempo... Eso de estar tan lejos que no

puedas hacer nada para remediarlo de un momento a otro te pre-

siona el pecho tan fuerte al punto de que te hace dificil respirar.

Los dientes se te aprietan y hasta comienzas a temblar; miras el

teléfono y el sólo hecho de verlo te asusta Te causa tanto miedo la

idea de llamarla, pues no sabes si en este momento te está odian-

do con todas sus fuerzas o si simplemente ya no le interesas, y la

única e inacabable esperanza que tienes de que suene el teléfono

y que sea su nombre el que aparezca en la pantalla (aún sabiendo

que eso es más que imposible) te hace explotar la cordura de los

nervios. Sientes que el corazón te está palpitando en todo el cuer-

po, tan fuerte que puedes escuchar ese enérgico “púm púm... púm

púm...” que te desmorona a pedazos el juicio mientras el sonido de

la lluvia, que golpea con odio profundo el techo de zinc, contrasta-

do con el sonido de las llamas del fuego en la estufa hacen que mil

escalofríos recorran tu espalda en un segundo...

Sebastián Parancán

De la desesperacion

(el sindrome del miedo).

Page 31: Tercera Edición Conjunto Poético

De la desesperacion

(el sindrome del miedo).

Page 32: Tercera Edición Conjunto Poético

REFLEXIONES

Su Dongpo, Su Shi

¿Quién dice que la pintura debe parecerse a la realidad?El que lo dice la mira con ojos sin entendimiento.¿Quién dice que el poema debe tener un tema?El que lo dice pierde la poesía del poema.Pintura y poesía tienen el mismo fin:Frescura límpida, arte más allá del arte.Los gorriones de Bian Lun pían en el papel,Las flores de Zhao Chang palpitan y huelen,¿Pero que son al lado de estos rollos,Pensamientos-líneas, manchas-espíritus?¡Quién hubiera pensado que un puntito rojoProvocaría el estallido de una primavera!

Page 33: Tercera Edición Conjunto Poético
Page 34: Tercera Edición Conjunto Poético
Page 35: Tercera Edición Conjunto Poético

si quieres formar parte de estas ediciones o libros (la plaga)

contáctanos

[email protected]

Page 36: Tercera Edición Conjunto Poético