tarea exodo

of 40 /40
“INSTITUTO BIBLICO BETEL ANEXO AHUACHAPAN DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS” MATERIA “PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO” ORIENTADOR OBED OTONIEL CACERES TAREA “CRONOLOGÍA EXODO, OFRENDAS, PACTOS Y DIA DE REPOSO” ALUMNO MARGARITA IMELDA ASCENCIO AGUIRRE NURY REBECA RUANO DE VASQUEZ GILBERT ALFREDO GARCIA CACERES

Author: gilbert-garcia-c

Post on 30-Jun-2015

72 views

Category:

Documents


1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

INSTITUTO BIBLICO BETEL ANEXO AHUACHAPAN DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS

MATERIA PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO ORIENTADOR OBED OTONIEL CACERES TAREA CRONOLOGA EXODO, OFRENDAS, PACTOS Y DIA DE REPOSO ALUMNO MARGARITA IMELDA ASCENCIO AGUIRRE NURY REBECA RUANO DE VASQUEZ GILBERT ALFREDO GARCIA CACERES

AHUACHAPN, 18 DE MARZO DE 2,011

INDICE

CONTENIDO 1. INTRODUCCION 2. OBJETIVOS 3. CRONOLOGA DEL EXODO

PAGINA 3 4 5

4. OFRENDAS

6

5. PACTOS

10

6. DIA DE REPOSO 7. CONCLUSIONES

16 27

8. BIBLIOGRAFIA

28

2

INTRODUCCION

En el presente trabajo se dar a conocer una cronologa del Exodo del pueblo de Israel, sus lugares y citas bblicas, tambin se dar a conocer las ofrendas que menciona el Antiguo Testamento, los pactos de Dios al pueblo de Israel, adems del tema del da de reposo. La materia Panorama del Antiguo Testamento presenta estos temas como base importante para el estudio de la misma.

3

OBJETIVOS

y

Estudiar las citas bblicas que respaldan el xodo del pueblo de Israel en el Antiguo Testamento

y

Aprender acerca de las ofrendas que el pueblo de Israel ofreca segn el Antiguo Testamento

y

Analizar los pactos de Dios para el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento.

y

Estudiar el da de reposo segn el Antiguo Testamento.

4

Cronologa del Exodo

1. Ramess Israel fue sacado de Egipto (x. 12; Nm. 33:5). 2. Sucot Despus que los hebreos partieron de ste, que fue su primer campamento, Jehov los gui desde una columna de nube de da y desde una columna de fuego de noche (x. 13:2022). 3. Pi-hahirot Israel cruz el Mar Rojo (x. 14; Nm. 33:8). 4. Mara El Seor san las aguas de Mara (x. 15:2326). 5. Elim Israel acamp junto a las doce fuentes de aguas (x. 15:27). 6. Desierto de Sin El Seor mand man y codornices para alimentar a Israel (x. 16). 7. Refidim Israel luch contra Amalec (x. 17:816).

5

8. Monte Sina (monte Horeb o Jebel Musa) El Seor revel los Diez Mandamientos (x. 1920). 9. Desierto de Sina Israel construy el tabernculo (x. 2530). 10. Campamentos en el desierto Se llam a setenta ancianos para ayudar a Moiss en el gobierno del pueblo (Nm. 11:1617). 11. Ezin-geber Israel atraves pacficamente las tierras de Esa y de Amn (Deut. 2). 12. Cades-barnea Moiss envi espas a la tierra prometida; Israel se rebel y no pudo entrar en la tierra; Cades sirvi de campamento principal para Israel durante muchos aos (Nm. 13:13, 1733; 14; 32:8; Deut. 2:14). 13. Desierto oriental Israel evit entrar en conflicto con Edom y Moab (Nm. 20:1421; 2224). 14. Ro Arnn Israel destruy a los amorreos que lucharon contra l (Deut. 2:24 37). 15. Monte Nebo Moiss contempl la tierra prometida (Deut. 34:14) y pronunci sus tres ltimos discursos (Deut. 132). 16. Llanura de Moab Jehov dijo a Israel que dividiera la tierra y echara a sus habitantes (Nm. 33:5056). 17. Ro Jordn Israel cruz el ro Jordn sobre tierra seca. Cerca de Gilgal se colocaron piedras del lecho del ro Jordn en conmemoracin de la divisin de sus aguas (Josu 35:1). 18. Jeric Los hijos de Israel tomaron la ciudad y la destruyeron (Josu 6). LAS OFRENDAS DEL PUEBLO DE ISRAEL Y all llevaris vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y vuestras ovejas (Deuteronomio 12:6) El pueblo de Israel daba a Dios una rica diversidad de ofrendas, todas ellas incluidas en la ley dada por Dios a travs de Moiss. Por ofrendas, debe

6

entenderse todo lo que cada hebreo ofreca a Dios, en dinero o especie, para cumplir con los diferentes ritos religiosos ordenados por el mismo Seor. Todas las ofrendas eran tradas solamente a Dios y estaba prohibido ofrecerlas a dioses ajenos. El que ofreciere sacrificio a dioses excepto solamente a Jehov, ser muerto (xodo 22:20). Eran llevadas al lugar de adoracin y no a ningn otro lugar: Cudate de no ofrecer tus holocaustos en cualquier lugar que vieres; sino que en el lugar que Jehov escogiere, en una de tus tribus, all ofrecers tus holocaustos, y all hars todo lo que yo te mando (Deuteronomio 12:13-14). El ofrendar para todo judo constitua un acto solemnsimo de adoracin. Cada ofrenda, grande o pequea, se ofreca a Dios con mucha reverencia. 1. Holocaustos. Siempre que se ofreca un sacrificio por expiacin por el pecado, deba ofrecerse una vctima como holocausto. Con esto entrar Aarn en el santuario: con un becerro para expiacin, y un carnero para holocausto (Levtico 16:3). El holocausto consista en quemar en forma total la vctima hasta convertirla en cenizas, las cuales eran rociadas sobre el pecador para santificarlo: Porque si la sangre de los toros y de los machos cabros, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificacin de la carne (Hebreos 9:13). 2. Sacrificios. El sacrificio consista en la muerte de un animal consagrado para ello. La vctima era degollada y su sangre era vertida algunas veces en el suelo, otras veces sobre el altar de bronce, y otras ms sobre el pecador. Los israelitas tenan muchos motivos para ofrecer sacrificios a Jehov. Haba sacrificios muy variados pues dependa del propsito por lo que deba escogerse muy bien el tipo, edad y sexo del animal (vacuno, ovejuno o caprino) todo de acuerdo a los requisitos de la ley. Todo sacrificio deba ser ofrecido sobre el altar y solo por los sacerdotes hijos de Aarn, quedaba prohibido que cualquier persona ofreciera los sacrificios y en cualquier otra parte.

7

Toda vctima que se ofreciera deba ser animal limpio, sano, completamente sin defecto: Ninguna cosa en que haya defecto ofreceris porque no ser acepto por vosotros. Ciego, perniquebrado, mutilado, verrugoso, sarnoso o rooso, no ofreceris stos a Jehov, ni de ellos pondris ofrenda encendida sobre el altar de Jehov (Levtico 22:20,22). Los sacrificios podan ser por expiacin por el pecado y por la culpa, pero tambin haba sacrificios de paz, los cuales incluan principalmente los sacrificios por acciones de gracias. 3. Los Diezmos. Los judos deban separar los diezmos, fueren de dinero, de frutos de la tierra labrada, de animales domsticos y an de frutos silvestres. Cuando se apartaba el diezmo de los animales, se consagraba el dcimo que pasara bajo la vara por la puerta del redil y no se fijaba si era bueno o malo, era de Jehov. Haba para el pueblo de Israel gran castigo para quien no diera sus diezmos pues el fallar era considerado como un robo a Dios Robar el hombre a Dios? Pues vosotros me habis robado. Y dijisteis: En qu te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas (Malaquas 3:8). Sin embargo, para quien cumpla fielmente en dar sus diezmos, haba ricas promesas de bendiciones: Traed todos los diezmos al alfol y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehov de los ejrcitos, si no os abrir las ventanas de los cielos, y derramar sobre vosotros bendicin hasta que sobreabunde (Malaquas 3:10). Los diezmos eran exigidos por Dios para el sustento de los levitas, quienes eran los que administraban los ritos sagrados en el Tabernculo. He aqu yo he dado a los hijos de Lev todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernculo de reunin (Nmeros 18:21). Los diezmos no eran voluntarios, sino obligatorios para todo israelita. 4. Las Ofrendas Elevadas. Cuando un israelita ofreca un sacrificio de paz o por algn voto o accin de gracias, parte del cuerpo de la vctima era mecido por l antes de entregarlo al

8

sacerdote. Esa porcin era para el sacerdote, quien a su vez, deba quemar una parte y la otra guardarla para s. La parte que retena la elevaba tambin como un smbolo de consagracin, pero poda comerla despus: Y ser para Aarn y para sus hijos como estatuto perpetuo para los hijos de Israel, porque es ofrenda elevada; y ser una ofrenda elevada de los hijos de Israel, de sus sacrificios de paz, porcin de ellos elevada en ofrenda a Jehov (xodo 29:28). 5. Votos. Las ofrendas por los votos eran cuando se dedicaba algo al Seor en forma especial como cuando Salomn dedic el templo Y ofreci Salomn sacrificios de paz, los cuales ofreci a Jehov... as dedicaron el rey y todos los hijos de Israel la casa de Jehov (1 Reyes 8:63). Tambin cuando se dedicaba alguna persona al Seor Y matando el becerro, trajeron el nio a El (1 Samuel 1:25). Asimismo, cuando alguien haca una promesa al Seor, al cumplirla, deba dar una ofrenda. Ms si el sacrificio de su ofrenda fuere voto, o voluntario, ser comido en el da que ofreciere su sacrificio... (Levtico 7:16). 6. Ofrendas Voluntarias. stas se ofrecan a Jehov cuando haba necesidad de hacer algn esfuerzo especial para alcanzar algn objetivo. Cuando la construccin del tabernculo, se solicitaron ofrendas especiales voluntarias De los hijos de Israel, as hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazn voluntario... trajeron ofrenda voluntaria a Jehov (xodo 35:29). Para la construccin del templo, David tambin invit al pueblo a traer ofrenda voluntaria ... Y quin quiere hacer hoy ofrenda voluntaria a Jehov? (1 Crnicas 29:5). 7. Las Primicias. Es decir, los primeros frutos. stos podan ser en dinero, en frutos de la tierra, de los animales, del campo y an de las personas, pues el primer hijo perteneca a Jehov. Haba una fiesta para dar gracias a Dios por los primeros frutos de las cosechas, se llamaba la gavilla de las primicias, donde el pueblo entonaba el salmo 47. Las primicias tambin eran para el sostenimiento de los levitas y sacerdotes que ministraban en el santuario y eran obligatorias para los hebreos.

9

No es posible calcular el monto por persona o por familia de todas estas ofrendas. Ellos cumplan porque estaban bajo la ley. Hoy nosotros no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia. Si sta es superior a la ley, entonces nuestras ofrendas deben ser tambien superiores. Los Pactos Bblicos Introduccin: Los pactos contenidos en las Escrituras son de importancia primaria para todo estudioso de la Biblia. Estos pactos deben estudiarse profundamente para comprender mejor los tratos de Dios a travs de ellos. I. Qu es un pacto? Si consultamos una concordancia bblica, se ver que la palabra pacto ocurre con frecuencia tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Se usa para indicar las relaciones entre Dios y el hombre, entre el hombre y hombre, entre nacin y nacin. Algunos ejemplos los hallamos en los siguientes pasajes: (Gn. 21:31-32; Gn. 26:28;1 Sam. 18:3-4; Oseas 12:1) II. Las Escrituras tambin contienen referencias a cuatro pactos mayores. Todos estos pactos fueron hechos por Dios con los hombres. Estos pactos los encontramos en: (1) Gn. 15:17-21; (2) Deut. 30:1-10 se encuentra expresado aqui un pacto; (3) 2 Sam. 7:10-16 aqui se ve expresado tambin un pacto de Dios y el rey David; y (4) Jer. 31:31-40). Los pactos de Dios se pueden definir de la siguiente manera: "Una disposicin soberana de Dios, por la cual El establece un convenio incondicional o declarativo con el hombre, obligndose a S mismo, mediante la gracia, por la frmula libre "Yo", a conceder bendiciones definidas a aquellos con quienes ha pactado". III. Naturaleza de los pactos. Hay ciertos hechos que deben observarse en relacin con los pactos en los cuales Dios ha participado. 1. Primero que todo, estos pactos son pactos literales y deben interpretarse literalmente. 2. En segundo lugar estos pactos son eternos. Todos los pactos de Israel son llamados eternos, excepto el pacto Mosaico que se

10

declara temporal, esto es, que continuara slo hasta la venida de la simiente prometida (Gl. 3:19, 23-26). El pacto Abrahmico se llama "eterno" en Gnesis 17:7,13,19; 1 Cr. 16:16-17; Sal. 105:8-11; El pacto Palestino es llamado "eterno" en Ezequiel 16:60; el pacto Davdico se llama "eterno" en 2 Sam. 23:5; Isaas 55:3; y Ezeq. 37:25; y El Nuevo Pacto se llama "eterno" en Jer. 32:40; 50:5; y Heb. 13:20. Y 3. Estos pactos fueron hechos con un pueblo de pactos, Israel. En Romanos 9:4, Pablo declara que la nacin de Israel haba recibido pactos del Seor. En Efesios 2:11-13, l declara, a la inversa, que los gentiles no han recibido ninguno de tales pactos y por consiguiente no gozan de las relaciones de esos pactos con Dios. Estos dos pasajes nos muestran negativamente que los gentiles no gozaban de las relaciones de esos pactos y, positivamente, que Dios haba entrado en relaciones de pactos con Israel. Pero en Cristo, los gentiles han llegado a ser participantes del Nuevo Pacto, y por consiguiente; de las bendiciones del mismo. El Pacto Abrahmico Introduccin: El primero de los cuatro grandes pactos hechos por Dios con la nacin de Israel fue el Pacto Abrahmico. Las Escrituras abundan en referencias al pacto que Dios hizo con Abraham. Este pacto tiene una influencia importante sobre la Doctrina de la Salvacin por Jesucristo. Pablo, escribiendo a los glatas, dice que los creyentes entran en las bendiciones prometidas a Abraham. Se puede decir que este pacto es la base de los dems pactos. Las promesas de tierra del pacto Abrahmico se desarrollan en el Pacto Palestino, las promesas acerca de la simiente se desarrollan en el Pacto Davdico, y las promesas de bendiciones se desarrollan en el Nuevo Pacto. I. Provisiones del Pacto Abrahmico El pacto hecho con Abraham en Gnesis 12:1-3, y confirmado y ampliado a l en Gnesis 12:6-7; 13:14-17; 15:1-21; 17:1-14; 22:15-18, daba derecho a ciertas promesas. Estas se han resumido as: 1. Que el nombre de Abraham sera engrandecido; 2. Que una nacin saldra de l; 3. El sera una bendicin tan grande que en l seran benditas todas las familias de la tierra (esto es a travs de

11

su simiente, que es Cristo); 4. A l personalmente ("a T") y a su simiente se dara Palestina como herencia para siempre; 5. La multitud de su simiente sera como el polvo de la tierra; 6. que quien quiera que lo bendijera sera bendito, y quienquiera que lo maldijera sera maldito; 7. El sera el padre de muchas naciones; 8. Reyes procederan de l; 9. El pacto sera perpetuo, "un pacto sempiterno"; 10. Dios sera un Dios para l y para su simiente; 11. Su simiente poseera la puerta de sus enemigos. II. Carcter del Pacto Abrahmico. a) Es un pacto Literal de bendiciones materiales. Parcialmente se cumpli en Abraham, se nos dice que fue bendecido personalmente en cosas temporales: 1. El tuvo tierras (Gn. 13:14, 15, 17); 2. tuvo siervos (Gn. 15:7); 3. tuvo mucho ganado, plata y oro (Gn. 13:2; 24:34-35) b) Es un pacto de bendiciones espirituales: 1. el tuvo una vida feliz de separacin para Dios (Gn. 13:8; 14:22-23); 2. disfrut de una vida preciosa de comunin con Dios (Gn. 13:18); 3. tuvo una vida de oracin (Gn. 28:23-33); 4. fue sostenido constantemente por Dios (Gn. 21:220; 5. posea la paz y la confianza que provienen de una vida obediente a Dios (Gn. 22:5, 8, 10, 12, 16-18). c) Las bendiciones asi como las maldiciones se han dado de acuerdo al trato que ha recibido la nacin juda. La historia confirma el hecho de que las naciones que han perseguido a Israel , aun cuando la persecucin misma fuera en cumplimiento de la disciplina de Dios, han sido castigadas por tener que ver con la simiente de Abraham. Esto ha sido verdad tanto en las bendiciones como en las maldiciones en el caso de la matanza de los reyes (Gn. 14:12-16); en el caso de Melquisedec (Gn. 14:18-20) Abimelec (Gn. 20:2-18; 21:22-34); sobre naciones enemigas y amigas de Israel (Dt. 30:7; Mat. 25:40-45) El Pacto Abrahmico y su Cumplimiento Proftico Introduccin: El Pacto Abrahmico se cumplir plenamente en la nacin juda cuando sta entre al reino milenial. A Abraham se le dijo: "Y establecer mi pacto entre m y ti, y tu descendencia despus de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia despus de ti. Y te dar a ti, y

12

a tu descendencia despus de ti, la tierra en que moras toda la tierra de Canan en heredad perpetua" (Gn. 17: 7-8) I. Relacin de la Iglesia con el Pacto. Toda relacin que la Iglesia tenga con el pacto, est basada, no en el nacimiento fsico, sino en un nuevo nacimiento, y recibir toda bendicin por estar en Cristo (Gl. 4: 22-31). La Iglesia participa de las promesas entonces slo debido a la relacin con Aqul en quien las promesas encuentran cumplimiento (Gl. 3: 16) "a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. no dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente la cual es Cristo". Cristo es el legtimo heredero y la iglesia es coheredera con El (Rom. 8: 16-17) II. La nacin juda no ser excluda del pacto. a) Algunos han enseado que Israel ha sido desechado como nacin, y por consiguiente no tiene derecho a disfrutar de los pactos divinos. b) El hecho de que Israel es considerado como nacin despus del establecimiento de la Iglesia y que el trmino judo contina usndose aparte de la iglesia (1 Cor. 10: 32) muestra que los gentiles no suplantan a Israel en los pactos de Dios. c) Los judos y los gentiles convertidos a Cristo, vienen a ser integrantes de un slo pueblo, el Israel de Dios (Gl. 6: 15-16) III. El Israel fiel de Dios segn la carne heredar la tierra. La promesa de posesin de la tierra por la descendencia de Abraham es algo claro en el Pacto. Hoy en da Israel ha sido rechazado como nacin, debido a su incredulidad, no obstante, el registro bblico nos ensea que, el pacto se cumplir en ellos: "Por tanto os digo, que el reino de Dios ser quitado de vosotros, y ser dado a gente que produzca los frutos de l..."Mat. 21: 43. Una interpretacin de este versculo debe contestar estas preguntas; qu ser quitado? de quines es quitado? y a quines es dado? Ver Rom. 11: 1-25.

13

El Pacto Davdico Introduccin: Las promesas del Pacto Abrahmico descansan en las palabras "tierra y descendencia". Las promesas de la tierra son ampliadas y confirmadas en el Pacto Palestino. En el Pacto que sigue, que fue hecho con David, Dios ampla y confirma las promesas de la descendencia. Esto se observa en los pasajes donde se nos menciona el Pacto: "Y cuando tus das sean cumplidos, y duermas con tus padres, Yo levantar despus de ti, a uno de tu linaje el cual proceder de tus entraas, y afirmar su reino. El edificar casa a mi nombre, y Yo afirmar para siempre el trono de su reino. Yo le ser a l padre, y l me ser a m hijo. Y si hiciere mal, yo le castigar con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; pero mi misericordia no se apartar de l como la apart de Sal, al cual quit de delante de ti. Y ser afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono ser estable eternamente (2 Sam. 7:12-16); "hice pacto con mi escogido; jur a David mi siervo, diciendo: Para siempre confirmar tu descendencia, y edificar tu trono por todas las generaciones" (Sal. 89: 3-4); "As ha dicho Jehov: si no permanece mi Pacto con el da y la noche; si Yo no he puesto las leyes del cielo y de la tierra, tambin desechar la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea Seor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque har volver sus cautivos, y tendr de ellos misericordia" (Jer. 33: 25-26) I. Importancia y provisiones del Pacto Davdico. Este pacto cobra importancia, debido a que sus promesas no se han cumplido a plenitud. Por consiguiente, deben cumplirse como todas las promesas que Dios ha dado tocante al pueblo de Israel (Sal. 89: 34-36). Las provisiones del Pacto Davdico incluyen, por lo tanto, los siguientes puntos: (1) David haba de tener un hijo, que lo sucedera a l y establecera su reino. (2) Este hijo (Salomn) construira el templo en vez de David. (3) El trono de su reino sera establecido para siempre. (4) El trono no le sera quitado aunque sus pecados justificasen el castigo. (5) La casa, el trono y el reino de David seran establecidos para siempre.

14

II. Carcter del Pacto Davdico. Este Pacto es incondicional en carcter. Varias razones sostienen la posicin de que el Pacto es incondicional: (1) como los otros pactos de Israel, es llamado eterno en 2 Sam. 7:13, 16; 23:5; Isa. 55:3; y Eze. 37: 25. La nica razn para que se llame eterno es porque es incondicional y descansa sobre la fidelidad de Dios para su ejecucin. (2) Tambin, este pacto solo amplifica las promesas de la "descendencia" del Pacto Abrahmico original, que segn hemos visto es eterno tambin en carcter. (3) Adems, este pacto fue reafirmado despus de repetidos actos de desobediencia de parte de la nacin. Cristo, el Hijo de David, vino a ofrecer el reino Davdico despus de generaciones de apostasa. Estas reafirmaciones no se hubieran podido hacer y no podran haberse hecho si el pacto estuviese condicionado a cualquier respuesta de parte de la nacin. (Mat. 9: 27; Luc. 1: 32; Hech. 15:16) El Nuevo Pacto Introduccin: El ltimo de los cuatro grandes pactos concertados por Dios con Israel es el Nuevo Pacto. Este Pacto garantiza a Israel un corazn de carne y convertido como el fundamento de todas sus bendiciones. El Nuevo Pacto hecho con Israel fue declarado en Jeremas 31: 31-34, donde leemos:"He aqu vienen das, dice Jehov, en los cuales har nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Jud. No como el pacto que hice con sus padres el da que tom su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehov. Pero este es el pacto que har con la casa de Israel despus de aquellos das, dice Jehov: Dar mi ley en su mente y la escribir en su corazn; y Yo ser a ellos por Dios, y ellos me sern por pueblo. Y no ensear ms ninguno a su prjimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehov; porque todos me conocern, desde el ms pequeo de ellos hasta el ms grande, dice Jehov: porque perdonar la maldad de ellos, y no me acordar ms de su pecado"

15

I. Carcter y Provisiones del Nuevo Pacto. Las siguientes son algunas de las caractersticas y provisiones que el Nuevo Pacto ofrece para Israel: (1) El Nuevo Pacto es un pacto incondicional de gracia, que descansa sobre el Yo de Dios. La frecuencia del uso de las palabras "har, tom, dar, ser" nos hablan de que toda iniciativa es tomada por Dios. (2) Es llamado eterno en Jer. 31: 36; 32: 39-40 (3) Promete impartir una mente y un corazn renovados que podramos llamar regeneracin. (4) El perdn de pecados tambin est incluido en el pacto, "porque perdonar la maldad de ellos , y no me acordar ms de su pecado" Jer. 31:34. (5) La morada del Espritu Santo tambin est incluida, Jer. 31: 33; Eze. 36: 26-27. (6) El ministerio de enseanza del Espritu Santo ser manifestado, y la voluntad de Dios ser conocida por los corazones obedientes, Jer. 31: 34. (7) La sangre del Seor Jesucristo es el fundamento de todas las bendiciones del Nuevo Pacto, Zac. 9:11. Este pacto por lo tanto, tiene que ver con la regeneracin, el perdn y la justificacin de Israel, el derramamiento del Espritu Santo con sus ministerios, la reunin y restauracin al lugar de bendicin, todo fundado sobre la sangre de Jesucristo. II. Relacin de la Iglesia con el Nuevo Pacto. Debe quedar claro, que este pacto fue hecho con Israel, la descendencia fsica de Abraham segn la carne. Este pacto tiene que seguir al retorno de Cristo. Las bendiciones previstas en el pacto no sern realizadas hasta que Israel sea salvo. No obstante ser un pacto para los judos. Hay referencias claras que la Iglesia ha entrado y disfruta algunas bendiciones de este pacto. Lucas 22: 20; 1 Cor. 11: 25; 2 Cor. 3: 6; Heb. 8: 9; 9: 15; Rom. 11: 27-32. EL DOMINGO Y EL DIA DE REPOSO La Enseanza Bblica Acerca del Da de Reposo de Dios Con la disminucin general en la creencia religiosa y a medida que la sociedad se hace cada vez ms secular, hay una fuerte presin comercial para tratar cada da de la semana por igual, tiendas, bares, lugares de entretenimiento estn abiertos,

16

y ahora se efectan eventos deportivos y otros acontecimientos en cualquier da de domingo a sbado. Algunas personas ven con agrado estos cambios, porque los ven como una eliminacin de inflexibles tradiciones. Pero otros ven la tendencia como una gran amenaza y una indicacin de seria decadencia moral y religiosa. Cuando hay puntos de vista tan arraigados y conflictivos sobre el tema, cmo podemos determinar cul debe ser nuestra reaccin? Adnde podemos acudir en busca de respuestas a los problemas que han surgido? Sin duda, este es un tema religioso, y necesitamos una autoridad que nos diga cul es la verdad. La nica autoridad verdadera y confiable est en la Biblia--la palabra de Dios para Israel en tiempos pre-cristianos, y, con el Nuevo Testamento para los creyentes en Dios y en Cristo durante los pasados 2000 aos. Tiene algo que decir la Biblia acerca del "da del Seor"? Ha mandado Dios que se guarde por medio de abstenerse de toda forma de autocomplacencia? Es el primero, o el sptimo, un da especial de la semana? Tienen las leyes del da de reposo judo algn significado para la sociedad del presente? Deberan seguirlas los seguidores de Cristo? Muy aparte de la creencia religiosa, la mayora de las personas aceptan que el sistema de cinco o seis das de trabajo, seguidos por un perodo corto de relajamiento o descanso, es sano. Rpidamente se quejaran con firmeza si el empleador de repente decidiera exigirles que trabajen sin un descanso semanal. No es el sistema de trabajo y descanso lo que crea la dificultad. El problema se centra en lo que hombres y mujeres pueden o deberan hacer en su da de descanso, y en cul da de la semana. Pero vale la pena notar en esta etapa que hay una base divina para el ciclo de trabajo semanal. En sus primeros captulos, la Biblia relata la obra creativa de Dios, y que l "repos el da sptimo de toda la obra que hizo". Significativamente, el relato contina: "Y bendijo Dios al da sptimo, y lo santific" (Gnesis 2:2, 3). Gran parte del argumento acerca de la importancia de este da especial est basado en lo que significa este versculo. Es la instruccin de Dios para el primer hombre y mujer, o tan slo un comentario de lo que sucedi? Estaba Dios declarando cada sptimo da un da "santo", o slo el da en que descans?

17

Podemos nosotros, por otro lado, aceptar el ciclo de trabajo / descanso para nuestro propio beneficio, pero rechazar la idea de que el da de descanso pertenece bsicamente a Dios? Hasta ahora, todo lo que hemos logrado es una lista de preguntas, y esta lista podra extenderse ms an. Enfoquemos el asunto de una manera ordenada. Como empezamos en Gnesis, continuaremos examinando el trasfondo del Antiguo Testamento para descubrir los orgenes del "sptimo da". Esto ser seguido por una consideracin de la enseanza del Seor Jesucristo, cmo trataron los hombres de poner esto en prctica, y, finalmente, qu mensaje tiene la Biblia para la gente que vive actualmente. La Enseanza del Antiguo Testamento No sabemos si la primera poblacin de la tierra se organiz por medio de una semana de siete das. Mientras que otros perodos de tiempo (el da, mes, y ao) se basan en movimientos observables de las estrellas y planetas, la semana de siete das no tiene semejante base - la cual slo puede encontrarse en la explicacin de Gnesis. Esto incorpora un interesante aspecto del tema. Viviendo segn un ciclo semanal, el hombre da testimonio del relato del Gnesis acerca de la creacin, independiente de si lo cree o no. Incluso, si en los tiempos de Moiss la gente se organizaba en torno a semanas de siete das, Dios no dijo que seran castigados por no descansar en sptimo da. Ellos tenan total libertad de eleccin acerca de esto. En realidad, Dios no dio instrucciones acerca de cmo debera pasarse el sptimo da hasta despus de que la nacin de Israel haba sido sacada de Egipto y conducida milagrosamente a travs del Mar Rojo hacia el desierto del Sina. Siendo una comunidad grande, necesitaban un bueno y habitual suministro de alimento y agua, pero en las condiciones del desierto esto era muy escaso. La gente pronto se quej y deseaba estar de vuelta en Egipto. Su alimento les lleg por medio de un nuevo milagro. Cada maana en las cercanas de su campamento haba "sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra" (xodo 16:14). El alimento se llamaba "man", y poda recogerse durante seis das cada semana. En los primeros cinco das, cada semana, todo man que no se coma

18

ese da, sino que se guardaba para el da siguiente, criaba gusanos, y heda. En el sexto da, si se recoga una doble porcin, se mantena fresco para ser usado en el sptimo da cuando no caa man. De esta manera, fue puesto en vigor el sistema de trabajo y descanso para la nacin de Israel: "Hoy es da de reposo para Jehov; hoy no hallaris en el campo. Seis das lo recogeris; mas el sptimo da es da de reposo; en l no se hallar" (xodo 16:25, 26). Seis das de recoleccin y un da de descanso; de este modo, la actividad creativa de Dios en la Creacin lleg a ser el ejemplo para su nacin. Por primera vez en la Biblia, se usa la palabra "da de reposo". Significa sencillamente "cesar", y se usa para describir el da cuando los israelitas descansaban de sus labores, como Dios descansaba de las suyas. Los Diez Mandamientos Poco despus de que se proporcion el man por primera vez, Dios dio por medio de Moiss leyes para controlar la actividad de la nacin. La estructura de estas leyes, conocidas como los Diez Mandamientos, fue escrita por Dios en dos tablas de piedra. El cuarto mandamiento era as: "Acurdate del da de reposo para santificarlo. Seis das trabajars, y hars toda tu obra; mas el sptimo da es reposo para Jehov tu Dios; no hagas en l obra alguna [...]. Porque en seis das hizo Jehov los cielos y la tierra [...], y repos en el sptimo da; por tanto, Jehov bendijo el da de reposo y lo santific" (xodo 20:8-11). Tanto para el man como para todas las actividades de Israel, el sistema sera seis das de labor seguidos por un da de descanso. El uso de la palabra 'labor' es importante ya que este era un aspecto de la vida del hombre que no exista en sus primeros das en el jardn de Edn. Slo despus de que Adn y Eva fueron desobedientes a los mandamientos de Dios, l los sentenci a ellos y a sus descendientes a trabajar arduamente para producir su alimento necesario. Cuando el salmista se refiere a esto, l habla del hombre, el cual "sale [...] a su

19

labor, y a su labranza hasta la tarde" (104:23). Por lo tanto, el trabajo diario del hombre es un constante recordatorio de su mortalidad, la certeza de que l es "polvo, y al polvo volvers" (Gnesis 3:19). Ahora podemos ver la importancia de la incorporacin del mandato del da de reposo en relacin con la provisin del man. Las experiencias de la nacin en el desierto donde Dios provey gratuitamente su alimento diario eran forzosos recordatorios de los castigos que vinieron al mundo como resultado de la desobediencia de Adn. Al descansar en el da de reposo, el hombre se identificara con Dios, y con la finalizacin de su creacin, cuando l pudo revisar "todo lo que haba hecho, y he aqu que era bueno en gran manera" (Gnesis 1:31). El Da de Reposo Entra en Vigor El da judo empezaba con la puesta del sol, as que las reglas que regan el da de reposo operaban de las 6.00pm del viernes hasta las 6.00pm del sbado. Esta ley nacional haba de cumplirse estrictamente. La penalidad por romperla era severa: todo trasgresor haba de ser ejecutado porque haba "profanado" o violado el da de reposo (vase xodo 31:14). En una ocasin, mientras los hijos de Israel estaban an en el desierto, ocurri el caso de un hombre que fue sorprendido recogiendo lea en un da de reposo. Presumiblemente, la quera para hacer fuego para cocinar. Aunque se haba dado la ley del da de reposo y el castigo por romperla, la gente no estaba segura si la actividad del hombre la haba roto, as que presentaron el problema al Seor. La respuesta fue categrica: "Irremediablemente muera aquel hombre" (Nmeros 15:32-36). El castigo era muy severo por lo que a nosotros nos parece una ofensa menor. Sugiere que el hombre se propuso deliberadamente menospreciar la ley de Dios, pero tambin confirma la importancia de la provisin del da de reposo en el propsito de Dios. Dios no se revela en la Biblia como un dspota desafecto, as que la aplicacin de esta ley con tan severa penalidad sugiere que se podan obtener significativos beneficios por guardarla.

20

La Bendicin del Da de Reposo Cuando se repitieron los detalles para la generacin que haba nacido en el desierto despus de salir de Egipto, se aadi la siguiente informacin por va de explicacin: "Para que descanse tu siervo y tu sierva como t. Acurdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehov tu Dios te sac de all con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehov tu Dios te ha mandado que guardes el da de reposo" (Deuteronomio 5:12-15). De este modo, haba un claro beneficio social para todos en la nacin, pero tambin una importante razn fundamental de la ley. Por medio de guardar el da de reposo, habra un recordatorio semanal de la redencin de la nacin de la esclavitud en Egipto. Deberan ser misericordiosos con sus siervos, porque Dios haba mostrado gran misericordia hacia ellos cuando los liber de la esclavitud a Faran. Para reforzar este punto, incluso los animales haban de beneficiarse de la ley del da de reposo. As como se permita que descansaran los siervos, tambin podan descansar el buey y el asno (vase versculo 14). Cuando el apstol Pablo coment en cuanto a otro aspecto de la ley donde se mencionaba a los animales, dijo: "Tiene Dios cuidado de los bueyes, o lo dice enteramente por nosotros?" (1 Corintios 9:9). Aunque no se niega que Dios est interesado en todas sus criaturas, el principal beneficio del da de reposo era para los hombres y mujeres, no para los animales. A ellos se les menciona nicamente para recalcar la importancia del mandato. Obviamente, los siervos estaran complacidos con la ley, pero, qu puede decirse de los amos? Amos inescrupulosos, al igual que los empleadores inescrupulosos del presente, sin duda trataran de encontrar una manera de burlar la ley. Pero tambin haba grandes beneficios para ellos. Dios les dijo que el da de reposo era una "seal entre m y ellos, para que supiesen que yo soy Jehov que los santific" (xodo 31:17; Ezequiel 20:12). Si ellos deseaban continuar recibiendo bendiciones de Dios cuando estuvieran en la tierra a donde iban, tal como haban recibido en el desierto, tenan que guardar sus das de reposo.

21

El Objetivo Todas estas provisiones deberan haber tenido un resultado, la formacin de un pueblo que estaba centrado en Dios, no centrado en ellos mismos. Si hubiesen estado preparados para organizarse conforme a sus leyes, habran sido bendecidos por sobre todas las otras naciones y pueblos. En vez de ser una carga que resistir, la provisin del da de reposo podra revolucionar su vida. "Si retrajeres del da de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi da santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehov; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitars en Jehov; y yo te har subir sobre las alturas de la tierra" (Isaas 58:13, 14). La gran tragedia es que Israel, habindole prometido Dios todas estas cosas, no estaba preparado para vivir conforme a sus mandamientos. En vez de honrar el da de reposo, lo deshonraban continuamente. No lo trataban como "santo", sino como un da profano. Como las promesas de Dios a ellos estaban condicionadas a su obediencia, finalmente l tuvo que aplicar el castigo que dijo que ocurrira si ellos eran desobedientes. "Jurando que los esparcira entre las naciones, y que los dispersara por las tierras, porque no pusieron por obra mis decretos, sino que desecharon mis estatutos y profanaron mis das de reposo, y tras los dolos de sus padres se les fueron los ojos" (Ezequiel 20:23, 24). Antes de ver lo que dice el Nuevo testamento referente al da de reposo, resumamos la enseanza del Antiguo Testamento: 1. La semana de siete das procede del relato de la Creacin, como un mudo testimonio de la obra creadora de Dios. 2. El da de reposo era una institucin para la nacin de Israel, y no haba sido impuesto sobre las personas antes del xodo. Ellos podan o no descansar en el sptimo da, segn sus deseos. 3. Dios quera que el da de reposo fuera un "da santo".

22

4. Los israelitas haban de observar el da de reposo (que significa cesacin o descanso), refrenndose de las tareas diarias a fin de disfrutar y recordar las bendiciones de Dios. 5. La semana laboral de seis das era un constante recordatorio de que todos los hombres mueren y todos son pecadores en necesidad de redencin. La observancia del da de reposo muestra la confianza del hombre de que Dios ha prometido una participacin en su descanso. La respuesta de Dios haba de derramar grandes beneficios sobre la nacin, en tanto continuaran obedecindole. 6. Bajo la ley juda, la penalidad por profanar el da de reposo era la muerte. 7. Dios estableci el da de reposo para ensear a Israel: a. Acerca de su especial relacin con l, b. Acerca de su gran misericordia al liberarlos de la esclavitud de los egipcios. 8. Haba de ser un recuerdo semanal de la redencin de la nacin. Reglas Menores Volviendo a los relatos del evangelio en el Nuevo Testamento, pronto aprendemos como aplicaban los judos la ley del da de reposo 1.500 aos despus de que se les dio la ley. Reconociendo que Dios, debido a su desobediencia, haba permitido que su pueblo fuese llevado cautivo, y que su tierra fuera profanada e invadida, aquellos judos que regresaron del cautiverio procuraron asegurarse de que a ellos no les ocurriera lo mismo. Los lderes religiosos al tiempo de Cristo regulaban la ley conforme a un complicado conjunto de reglas creadas en el transcurso de los aos. Esto no era una distorsin de parte de ellos, sino que surgi de un fuerte deseo de no desagradar a Dios. Aceptando que ningn trabajo era posible en el da de reposo, ellos intentaron legislar sobre qu poda hacerse al preparar las comidas, cuidar a los enfermos, o atender a los animales. Desafortunadamente, a

23

pesar de estos buenos motivos originales, el gozo que debera haber habido en el da de reposo no poda existir debido a la actitud forjada por concentrarse en detalles relativamente sin importancia. Pronto los rboles ya no les permitan ver el bosque. El propsito y beneficio del da de reposo se haba perdido totalmente en un sinnmero de insignificantes normas y reglas. La Enseanza del Nuevo Testamento Con este trasfondo, el Seor Jesucristo comenz su ministerio, "predicando el evangelio del reino de Dios" (Marcos 1:14). Pronto enfrent problemas con la actitud legalista de los lderes judos. si l sanaba en el da de reposo, se quejaban de que haba profanado un da "santo". Tan antagnicos eran que buscaban maneras y oportunidades para destruirlo. Esto plantea dos importantes preguntas: Por qu Jess efectu sanidades sin vacilacin en el da de reposo, especialmente cuando l saba cmo se enfureceran los lderes judos? Y, por qu los relatos del evangelio atribuyen especial importancia a sus milagros en el da de reposo? Siete milagros especficos en el da de reposo se destacan en los evangelios, y uno de estos estuvo precedido por un incidente que coloc el punto de vista de Jess acerca del da de reposo en directa oposicin con la que sostenan los lderes judos (Mateo 12:1-8). Algunos de los fariseos se quejaron de que los discpulos de Jess estaban arrancando granos y comindolos mientras caminaban por un sembrado. La ley juda permita este privilegio a los transentes, pero no especificaba si estaba prohibido en el da de reposo (vase Deuteronomio 23:25). Sin embargo, la tradicin de los ancianos judos lo prohiba. Consideraban que la accin no era diferente de cosechar y aventar el trigo, actividades ciertamente prohibidas en el da de reposo. Precedentes en el Antiguo Testamento En su respuesta a la acusacin de los fariseos, Jess mencion dos incidentes tomados de las Escrituras judas. Les record del gran rey David, el cual, cuando estaba en situacin desesperada, comi del pan de la proposicin, alimento dedicado especficamente para el uso de los sacerdotes (1 Samuel 21:1-6).

24

Hablando

acerca

de

los

sacerdotes,

Jess

seal

tambin

que

ellos

"quebrantaban el da de reposo" cada vez que les corresponda efectuar los servicios del templo en el sptimo da. No obstante, David no fue culpable ante Dios, y tampoco lo fueron los sacerdotes. Claramente, haba otras consideraciones que se aplicaron en estas circunstancias. Si stas podan entenderse, entonces nosotros podemos apreciar mejor la actitud de Jess en el da de reposo. Hay algunas similitudes importantes entre los dos precedentes del Antiguo Testamento que cit Jess y su propia posicin. David estaba siendo perseguido por Sal, el rey judo, cuando lleg hasta Ahimelec, el sacerdote de Nob, y le pidi alimento para l y sus "jvenes". Jess estaba con sus jvenes - los discpulos - y los lderes judos de su tiempo estaban ansiosos de perseguirlo. Si los fariseos hubiesen considerado la comparacin, tambin habran aprendido que Jess, como David, era "el ungido del Seor", y ellos, como Sal, habran tenido su da. Lo mismo se aplica al otro incidente. Era cierto que los sacerdotes no profanaban el da de reposo si estaban trabajando en la casa de Dios. Pero Jess haba dicho a Mara y a Jos cuando slo tena doce aos de edad, despus de que lo haban buscado por tres das: "Por qu me buscabais? No sabais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?" (Lucas 2:49). A diferencia de todo otro que haya vivido jams, Jess vivi toda su vida en total armona con la voluntad de Dios. Todos los dems, a pesar de lo bueno que puedan ser, han pecado. Incluso David, un "hombre conforme al corazn de Dios", pec en el caso de Betsab. Pero Jess "no hizo pecado, ni se hall engao en su boca" (1 Pedro 2:22). Seor del Da de Reposo Nos preguntamos si los fariseos entendieron el verdadero impacto de estos dos ejemplos que Jess haba citado. Fue una total afirmacin de su estrecha relacin con Dios, y su parte en el plan de redencin de Dios como el futuro Rey que regir la tierra en paz. Su breve resumen de la provisin del da de reposo es importante: "Tambin les dijo: El da de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del da de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Seor aun del da de reposo" (Marcos 2:27, 28).

25

Jess declar lo que nosotros descubrimos al leer el Antiguo Testamento: Dios provey el da de reposo para conferir beneficios a todo el que est oprimido - fue hecho "por causa del hombre". Cmo podan los fariseos presenciar las grandes obras que haca Jess, sanando a los enfermos y trayendo alivio a los pobres y a los hambrientos, y no darse cuenta de que la verdadera esencia del da de reposo poda verse en su devocin por la voluntad de su Padre, y en su preocupacin por sus semejantes? "Venid a m todos los que estis trabajados y cargados, y yo os har descansar" (Mateo 11:29). Verdaderamente, l era "Seor del Da de Reposo"! Actitudes Modernas Los judos religiosos del presente, que no reconocen la obra del Seor Jesucristo, an guardan tradicionalmente el da de reposo en el sptimo da. Ellos creen sinceramente que la ley est an a la espera de su cumplimiento. Algunos cristianos creen que por adorar en el domingo estn guardando una especie de da de reposo del Nuevo Testamento. Hemos visto que en las Escrituras no hay apoyo para esta creencia. Pero esto no significa que hay algo errneo en adorar en un da domingo, o en abstenerse de las tareas mundanas que llenan otros das de la semana. En lugares donde el domingo no es un da de trabajo normal, sin duda es sensato organizar reuniones para adorar en ese da. No obstante, debe recordarse siempre que Dios no lo ha mandado. Aunque los creyentes cristianos deberan reunirse habitualmente para recordar el sacrificio de Cristo, no hay mandato acerca del da exacto en que debe hacerse. La declaracin importante en todo esto es que "todas las veces que comireis este pan, y bebireis esta copa, la muerte del Seor anunciis hasta que l venga". Es ms crucial recordar habitualmente lo que logr Cristo, que hacer una controversia en cuanto a en qu da debe observarse el memorial.

26

CONCLUSION

Habiendo realizado la investigacin de la biografa del Apstol Pablo se puede concluir que:

y

Dios tena un propsito para el pueblo de Israel en todo el camino durante todo el xodo. La restauracin de Israel como resultado natural de las promesas contenidas en el Pacto Abrahmico, ser una realidad un da no lejano. No obstante, haber algunos enseadores quienes afirman que esto no ser as. La revelacin de la Biblia es firme y slida tocante a esta promesa para el pueblo judo. Cuatro de los pactos de Dios con Israel han sido estudiados. Estos pactos tendrn su cumplimiento pleno en un futuro no lejano. Siete grandes rasgos son determinantes en ellos: (1) una nacin perpetua, (2) una tierra perpetua, (3) un Rey perpetuo, (4) un trono perpetuo, (5) un reino perpetuo, (6) un corazn de carne, y (7) bendiciones perdurables.

y

y

y

El da de reposo es ms que un da sin trabajar, es de dedicacin para Dios donde reconocemos que l es el Seor de todo

y

Dios tena un propsito para el pueblo de Israel en todo el camino durante todo el xodo.

27

BIOGRAFIA

y y y y

La Santa Biblia-RVR 1960 http://www.seminarioabierto.com/tiempos03.htm http://revelacion1616.com/pactos/lospactosbiblicos1.htm http://www.bereans.org/espanol/sabato.htm

28