tabernÁculo zoe - tabernaculo zoe

of 41/41

Post on 24-May-2022

4 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

23 Octubre 2020
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I
Chiclayo, Perú
sé que pronto yo
guiando nuestras almas
lo inconcebible,
en este nuevo día...
Aleluya, Dios les Bendiga. Gloria al Señor. Vamos a orar,
hermanos. Señor, inclinamos nuestros rostros a Ti, para
acercarnos, Señor, al Trono de Misericordia, al Propiciatorio, al
Lugar Santísimo, Padre. Es una expresión fácil de decir, Señor;
pero cuando contemplamos el inmenso significado, el gigantesco
significado que está encerrado en la opción, en el privilegio de
entrar al Lugar Santísimo...
Testamento, y vemos cómo nuestros padres vivieron en ese Lugar
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
Santísimo; cuando Adán y la señora Adán podían estar frente al
Pilar de Fuego y conversar, tener comunión Contigo, Señor. Sin
necesidad de derramar sangre, sin necesidad de pedir perdón, sin
necesidad de expiación; porque ellos eran propicios a Ti, vivían en
el propiciatorio; eran agradables a Ti, Señor. Pero cuando el pecado
tomó lugar y Tú los sacaste del huerto del Edén, salieron de Tu
Presencia, nunca más pudieron probar del fruto del Árbol de la
Vida, pero se les prometió que algún día volverían, Señor.
3 Cuando leemos, nosotros no sabíamos que eso tomaría 6 000
años, pero Tú en Tu Plan ya habías considerado que Tus Hijos
serían redimidos y volverían a Ti, a encontrarse ante la Silla de
Misericordia, ante el Propiciatorio; que podríamos tener comunión
con el Pilar de Fuego como en el huerto del Edén. Y, como una
sombra, Tú trajiste a Moisés y le mostraste la manera de acercarse
a Ti, cómo es que serían 3 etapas; El Atrio, El Lugar Santo y
finalmente, El Lugar Santísimo.
4 Cómo les estableciste que habrían 7 Fiestas, La Fiesta de los
Panes sin levadura, La Fiesta de Pentecostés y finalmente La Fiesta
de Los Tabernáculos. Todas estas cosas hablando de la misma
Revelación, siendo sombras de la misma promesa que nos
alcanzaría a nosotros. La Tercera Etapa, en el Séptimo Mes, para
entrar de regreso a la Comunión, a encontrarnos con el Pilar de
fuego en el Propiciatorio, teniendo derecho a probar del Árbol de la
Vida.
5 Señor, todas estas cosas maravillosas vinieron a nosotros, se
han hecho reales, porque Tú enviaste un Profeta, en el cual te
plació a Ti revelarte y hablar estas cosas con claridad para
nosotros, Señor. Desde que este Profeta se fue, cuando le vimos a
él, Señor, caminando Contigo, cuando Tú mismo le propusiste,
“¿Quieres caminar conmigo?” Y él dijo que sería el más grande
privilegio que él podría tener, y caminaron en el bosque virgen,
Señor, Tú y Tu Profeta. Un hombre que había regresado al
Compañerismo, un hombre que había regresado a la Unidad, a
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
estar bajo la Jefatura, la Jefatura Tuya, Señor. Viviendo en paz,
como en el huerto del Edén.
6 Señor, eso fue solo un adelanto, un anticipo de lo que Tú estás
empeñado en lograr con cada uno de nosotros, Tus Hijos, los
miembros del Cuerpo Místico del Señor Jesucristo. Así como Enoc,
que Tú también le propusiste que caminara Contigo, y lo leemos
en la Biblia, dice: ‘Y Enoc caminó con Dios’, y no fue hallado porque
fue traspuesto y antes de que fuera traspuesto tuvo testimonio de
haber agradado a Dios.
7 Hemos visto un hombre en nuestros días caminando Contigo,
que tuvo el testimonio de agradarte, pero él no era solamente el
tipo de Enoc, era uno de los que conformaban el tipo de Enoc, el
resto somos nosotros.
8 Y hoy, Señor; podemos oír con Fe: “¿Quieres caminar
conmigo?” Señor, es el más grande Privilegio, el más grande honor
que se le ha podido conceder alguna vez a los mortales. Señor,
ayúdanos, ayúdanos a caminar contigo y a encontrar en nuestras
almas el testimonio de que somos agradables a Ti, no permitas que
estemos jugando a la iglesia, fingiendo ser creyentes; pero danos,
Señor, el testimonio de que somos cartas escritas, leídas de todos
los hombres, escritas de Tu Mano, con Tu Sangre, con Tu Vida, y
que pueden ser leídas de todos los hombres.
9 Ayúdanos, Señor. Ayúdanos a cumplir nuestras promesas
hechas a Ti, y entonces Tú, Señor, puedes cumplir Tus Promesas
hechas a nosotros. Padre, nuestra vida solo es para servirte.
Desciende, Señor, en nuestro medio y háblanos, aclara todas estas
cosas a nosotros. No... No nos permitas caminar inconscientes a
las cosas que están tomando lugar, no, sino más bien, Señor,
haznos sensibles; permítenos percibir cada detalle que nos puede
traer a una comunión más cercana, más íntima Contigo. Cada
detalle que nos permite percibir, Señor, cuán cercano está el
momento de irnos Contigo, Señor.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
10 Que ninguna trampa, ninguna treta del enemigo, Señor, pueda
estorbarnos o pueda tomar control de nosotros, sino que libéranos,
así como Eliseo; que podamos saber que más son los que están
con nosotros que los que están allá afuera, Señor, en el mundo.
11 Concédenos, Señor, ser arrebatados a ese nivel de Fe, por el
entendimiento claro de Tu Palabra para caminar por encima de
todo tropiezo, por encima de toda amargura, de todo celo;
permítenos caminar siguiéndote a Ti, La Séptima Paloma, El
Mensajero del Amor Divino.
nuestras debilidades, nuestras insuficiencias, nuestra maldad,
reconocemos que todavía estamos en este cuerpo de carne, este
lazareto, esta prisión pestilente, Señor. Que siempre se rebela
contra Ti, pero Señor, que podamos tomar control por La Palabra,
que podamos someter este ser bestial, por La Palabra Revelada.
Que podamos ser, Señor, todos nosotros prisioneros de Jesucristo,
por amor a Ti, Señor.
13 Las cosas que necesitamos, Señor, las que sabes que son
necesarias para que continuemos aquí hasta que seamos sacados
para encontrarnos Contigo en las regiones de Gloria, provéenoslas,
Señor. Enséñanos a reconocer lo que en realidad es necesario,
permítenos reconocer lo que es la provisión Tuya para esta hora.
No, no solo nuestros deseos, no, pero la provisión Tuya, lo que Tú
prometiste proveernos para esta hora, eso es lo que queremos
recibir. Nos encomendamos a Ti, Padre. En el Nombre de
Jesucristo, Amén, Amén. Gloria al señor, Aleluya.
14 Bien, vamos a tener una plática. Este domingo, si el Señor nos
concede un tiempo, estaremos conectados con nuestro hermano
Alfredo Pérez allá en Monterrey, México. Será un tiempo de
volvernos a conectar con los creyentes, sé que ellos también están
teniendo sus servicios por internet, no son presenciales, así que
bueno; después de algún tiempo vamos a juntarnos así, así que
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
estemos orando que El Señor pueda ser glorificado y pueda
bendecirnos.
15 Entonces en esta reunión solo quiero conversar un poquito
con ustedes de un tema que ya hemos platicado. Y quería darle
una repasada con ustedes, a ver si es que... Eh... Pienso que es un
poco raro el tema, bueno no tanto raro, sino que es para nosotros
lo que creemos en la Palabra Prometida para esta hora, así como
estábamos orando. Así que quiero leer el libro de Gálatas, en el
capítulo 1, y luego tal vez tenga que ir a Apocalipsis 10 por un
instante. Gálatas capítulo 1, desde el verso 11 hasta el verso 17.
Dice:
11 Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado
por mí, no es según hombre;
16 Ahora, tú sabes que cuando Pablo empieza en el libro de
Gálatas, él empieza llamándole la atención, amonestando a la
gente de Gálatas, a esta iglesia que era parte de la iglesia Alfa. Esta
iglesia del Libro de Gálatas era parte del libro de los Hechos,
porque tú sabes que Pablo fue a la regiones de Galacia, eso es
Gálatas. Entonces, Pablo fue para allá, fundó esa iglesia, era una
iglesia con gentiles, era una iglesia gentil y ellos creyeron en el
ministerio de Pablo.
17 Pero resultó que esta gente empezó a recibir... Quiero que
notes eso, empezó a recibir gente... Eh... Ministros, que empezaron
a moverlos de la enseñanza en la cual Pablo les había plantado.
Estos ministros vinieron y trataron de quitar la enseñanza que el
Mensajero de la Primera Edad les había dado. Ellos empezaron con
la verdad, con la verdad de Pablo; eso está en el versículo 6; 7; 8;
9; entonces Pablo les dijo cómo podía ser posible que ellos
empezaran a recibir otro evangelio, y Pablo dijo y no es que haya
otro evangelio, sino que algunos han pervertido el Evangelio de
Cristo.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
18 Así que tú sabes que el ministerio de Pablo, lo que Pablo
enseñó es lo que propiamente vino a enseñar el hermano
Branham, lo que fue perdido en la Primera Edad, o a través de los
dos mil años; esas cosas que Pablo enseñó, el Espíritu Santo vino
al hermano Branham y le hizo tomar las enseñanzas de Pablo, le
hizo tomar la Biblia y regresarnos a las enseñanzas escriturales,
regresarnos a las enseñanza escritural. Ese fue el propósito por el
cual Dios envió al hermano Branham.
19 El hermano Branham, el Profeta que Dios envió, no vino a traer
una enseñanza fuera de la Biblia. Nosotros los creyentes del
Mensaje tenemos que aprender eso, tenemos que saberlo.
Tenemos, dentro de la iglesia, dentro de los grupos del Mensaje,
dentro de los ministros del Mensaje; encontramos gente que está
enseñando cosas, tomando lo que el Profeta dice y no teniendo un
sustento bíblico. Ellos piensan que lo que el hermano Branham
dijo es alguna fábula y no lo pueden conectar con la Biblia, y
entonces cuando esas personas toman lo que el Profeta dice, sin
conectarlo a la Biblia, van a sacar cualquier doctrina antibiblica.
Contra la Escritura.
20 Pero el hermano Branham dijo que no, que no podía ser así.
Él dijo, “toda enseñanza será bíblica”, y dijo, “El Ángel que me
visita, si ese Ángel no dice las cosas como dice la Biblia, voy a
quedarme con lo que dice la Biblia, no voy aceptar lo que dice el
Ángel”. ¿Por qué? Porque la enseñanza que un profeta tiene que
ser escritural.
21 Entonces, ahora, Pablo después de que habló de eso, vino a la
lectura y él está diciendo, entonces, diciendo: “Mas os hago saber,
hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre”. Allí
está. ¿Cómo pueden aceptar ustedes que vengan otras personas y
les enseñen contrario a lo que yo he enseñado si el evangelio que
yo les he compartido, el evangelio que yo he sembrado en ustedes,
no es mío? Este evangelio es del cielo”. Es lo que está diciendo
Pablo. “No es según hombre”.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino
por revelación de Jesucristo.
22 Allí está. “Jesucristo mismo, el Ángel del Señor vino a hablar
conmigo; Él me enseñó estas cosas”. “Pedro no me las enseñó,
Santiago no me las enseñó, Bernabé no me las enseñó; estas cosas
las recibí directamente de Dios”.
13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro
tiempo en el judaísmo, (cuando él era fariseo) que perseguía
sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;
14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis
contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de
las tradiciones de mis padres (Allí está. No de la Palabra,
sino de las tradiciones, de los dogmas).
15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre
de mi madre, y me llamó por su gracia,
16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los
gentiles, no consulté enseguida con carne y sangre,
17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo;
sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.
18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a
Pedro, y permanecí con él quince días;
19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el
hermano del Señor.
20 En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no
miento.
23 Bien. Pueden sentarse, Dios les bendiga. Así que tomé esta
lectura porque quiero hablar un poquitito de... Bueno, pudiéramos
decir del Séptimo Sello. Es una conversación, así que, es solo una
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
plática del Séptimo Sello, relacionado con el libro de la Exposición
de las Edades de la Iglesia.
24 Entonces, les estoy mostrando aquí cómo es que Pablo... Usted
sabe, habían pasado más de mil años desde que el Pilar de Fuego
no había sido visto. El Pilar de Fuego estuvo con Moisés cuando le
apareció en la zarza, el Pilar de Fuego; el Pilar de Fuego les guió en
el desierto, desde el tiempo en que Dios estuvo con Moisés en la
forma del Pilar de Fuego, el Profeta del Primer Éxodo, hasta que el
Pilar de Fuego vino y fue visto en los días de Jesucristo, en la forma
de una paloma, el Pilar de Fuego, Esa Luz vino en la forma de una
paloma en el río Jordán, para encontrarse con Jesucristo, y ese
mismo Pilar de Fuego le apareció a Pablo. Desde esa época, el Pilar
de Fuego no fue visto, no apareció para nada.
25 Hasta que Dios tuvo aquí, en 1909, el 6 de abril a las 5 de la
mañana, en una cabañita nació un niño, de una parejita de
jóvenes, el hermano Branham. Eso fue casi después de dos mil
años, volvió a aparecer el Pilar de Fuego. Así que existen tres
grandes momentos en la historia de la Biblia, tres grandes
momentos en la historia de la Biblia, en donde vemos aparecer el
Pilar de Fuego: Con Moisés, con Pablo y con el hermano Branham.
26 ¿Quién fue Moises? Moises fue el Profeta del Primer Éxodo,
¿Quién fue Pablo? Y el Señor Jesucristo, fue para el ministerio del
Segundo Éxodo; y, ¿Quién fue el hermano Branham? Con el Pilar
de Fuego también, fue para el Ministerio del Tercer Éxodo.
27 Porque hay tres veces en que Dios viene para sacar a Su
Pueblo. Con Moisés vino para sacar a Israel, una nación que estaba
cautiva en una nación. En el Segundo Éxodo, la segunda salida, el
segundo escape; fue cuando Jesucristo apareció, en los días de
Pablo, el tiempo de la iglesia Alfa; para sacar a la iglesia, para
llevarlos de la ley a la Gracia. Por eso fue escrito el libro de Hebreos.
Y, finalmente, el Tercer Éxodo; para sacar al Pueblo del Señor
Jesucristo de esta tierra y llevarla a otra tierra. Esos son los tres
éxodos que hay.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
28 Y para esos tres éxodos, el Dios Todopoderoso se vistió de
diferente forma, de diferente máscara. La máscara para el primer
Éxodo fue Moisés; la máscara y el cuerpo para el Segundo Éxodo
fue el propio Señor Jesucristo y posteriormente Pablo; y en el
tiempo del fin, la máscara, la carne que Dios está utilizando para
el Tercer Éxodo, fue el Profeta y a los creyentes que vienen después
del Profeta. Esos son los tres éxodos que existen.
29 Ahora, el Profeta del Primer Éxodo, que fue Moisés... Todo lo
que está escrito en la Biblia, en el Antiguo Testamento, todo
depende de la Revelación que Dios le dio a ese Profeta del Primer
Éxodo. Dios tuvo que tomar a este Moisés... A Moisés, de la Biblia;
llevarlo al desierto, a la tierra de Madián, después de haber sido el
que sería el sucesor, el próximo faraón. Y él escogió el lado con los
hebreos, con los esclavos, porque sintió un llamamiento para
pararse por los esclavos y desechó ser el próximo faraón.
30 Y entonces cuando él hizo eso, fue perseguido y tuvo que huir
al desierto por 40 años. Cuando tuvo 80, el Pilar de Fuego le
apareció y lo comisionó para regresar a sacar a su pueblo de la
tierra de la esclavitud. Dios tuvo que tomar a este hombre en el
desierto, darle la experiencia del Pilar de Fuego, sacar al pueblo de
Egipto, traerlos de regreso al desierto, llevarlo al monte de Sinaí, y
en el desierto, en el monte Sinaí, en Arabia; él recibió el Libro de
la Ley.
31 Y con ese Libro de la Ley, con esa Revelación, todo fue escrito,
todo lo que se escribió en el Antiguo Testamento reposa en las
cosas que Dios le reveló a ese profeta en el desierto. Así que Moisés
tuvo que estar en el desierto para poder escribir sus libros, la
revelación que le vino a Moisés, le vino por su estancia en el
desierto. Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Génesis; todo
eso fue escrito por Moisés estando en el desierto.
32 Y todas las cosas que fueron escritas por los otros profetas; los
cantos de David, los Salmos de David, el libro de Eclesiastés,
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
Cantar de Cantares, Primera y Segunda de Reyes; todos los otros
libros y las conductas de los otros hombres y de los otros pueblos
en el Antiguo Testamento, todo tenía que estar alineado con lo que
Moisés había dicho. Si lo que Isaías dijo si lo que Jeremías dijo, si
lo que Daniel dijo, si lo que Malaquías dijo, no estaba alineado con
lo que Moisés había dicho, eso no era aceptado como de parte
divina. Tenía que estar alineado, cada hombre que venía, cada
creyente que venía tenía que creer exactamente como lo había
escrito Moisés.
33 Cuando apareció Elías, en 1 Reyes 16, y nosotros vemos cómo
es que en esos tiempos que apareció Elías, el Pueblo del Señor se
había descarriado siguiendo a Jezabel, adorando a los Baales, y
habían destruido el altar de Jehová y apareció Elías para componer
el altar de Jehová, apareció Elías para volver al pueblo, para
convertir el corazón del pueblo de Dios, de regreso a Dios. Apareció
para traer el sacrificio en el altar de Jehová, tuvo que matar un
buey, conforme a las enseñanzas que el profeta Moisés había
dicho, tuvo que hacerlo a la hora del sacrificio como Moisés había
dicho.
34 Moisés dijo que habían dos horas de sacrificio, una en la
mañana y otra en la tarde, así que Elías tuvo que esperar la hora
del sacrificio de la tarde, para ofrecer su sacrificio, de acuerdo a
las instrucciones de Moisés. Elías, siendo un profeta, no podía
hacer las cosas fuera de lo que Moisés había enseñado. Cuando
apareció el último profeta que nosotros tenemos en el Antiguo
Testamento: Malaquías, escrito, el último profeta que escribió algo
en la biblia; Malaquías, Malaquías habla... Mira, quiero leerte para
que veas, para que recuerdes esto... Para remachar, más bien,
para remachar estas cosas; porque tú me has escuchado decir
siempre que tenemos que ser escriturales. Malaquías capítulo 4,
en el verso 4:
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en
Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
5 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día
de Jehová, grande y terrible.
Así que te das cuenta, verso 6.
6 El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el
corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y
hiera la tierra con maldición.
35 Esta promesa de la cual habla el libro de Malaquías, la última
promesa, que habla de cómo es que Dios enviaría al profeta Elías,
antes del día grande y terrible de Jehová, antes del Armagedón.
Está conectada con las enseñanzas de Dios, traídas por Moisés.
36 Cuando tú recuerdas que Moisés está yendo y le está
encargando la comisión a su sucesor para entrar a la tierra de la
promesa, porque Moisés no iba a entrar, le dijo: “Mira que te
mando que no te apartes de este libro de la ley”, le dijo el Ángel,
“quédate con el libro de Moisés, con las enseñanzas de Moisés”.
Así que nos damos cuenta que, todo en el Antiguo Testamento,
reposaba en las enseñanzas que Dios le había dado a Moisés,
absolutamente todo. Todo vino a consecuencia de que el Pilar de
Fuego le comisionó a Moisés para traer esa Revelación. Primer
Éxodo.
37 Cuando vino Pablo, Pablo también se... Por eso estoy leyendo
el libro de Gálatas, Pablo también se encontró camino a Damasco
con el Pilar de Fuego, el mismo Pilar de Fuego, el cual era
Jesucristo. Así que tú sabes cuando lees la historia del libro de los
Hechos, Pablo se encuentra con Esa Luz cuyo resplandor era más
fuerte que el sol en el mediodía, y él le preguntó a Esa Luz quién
era, y La Luz le dijo “Yo soy Jesús”. Esa misma Luz es la que le
apareció a Moisés, solo que cuando Moisés le dijo cómo te llamas,
dijo “Yo soy el que soy, yo soy Jehová. Tú le dirás que el Dios de
Abraham, Isaac y Jacob, te apareció”.
38 Esa misma Luz es el mismo Señor Jesucristo, solo que en el
Antiguo Testamento, Él no tenía un nombre humano para redimir,
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
Él era el Gran Jehová, Él con su familia. Pero cuando ese mismo
Dios, Esa Misma Luz se hizo un cuerpo, creó un cuerpo para nacer
aquí en la tierra como el Redentor, para morir aquí en la tierra
como un redentor, Él tomó un nombre humano para redimir, ese
nombre fue Jesús.
39 Y cuando Él regresó al cuerpo, cuando Él regresó a la forma
que tenía antes, y tenía además el cuerpo glorificado; Él le
apareció, le apareció a Pablo en la forma de esta teofanía, en la
forma que le apareció a Moisés, en la misma forma de luz, pero
ahora le mostró cuál era el nombre para redimir; le dijo, “Yo soy
Jesús, Yo soy Tu Señor”, por eso es que Pablo le dijo “Adonai”, y
“Adonai” significa “Señor”. Pablo no le podía decir “Adonai” a
cualquiera, Pablo le decía “Adonai” a Jehová, Él era el Único Señor.
40 Y entonces aquí le está diciendo “Kýrios”, “Adonai”, “Señor”
“Elohim”; todas esas cosas aplicables, “Jehová”, le está diciendo al
Señor Jesucristo, Jesucristo dice “Yo soy Jesús”, se está
encontrando con el Pilar de Fuego y le está enseñando cosas.
Entonces cuando lees el libro de Gálatas, encuentras cómo es que
Pablo está testificando... Si regresamos a Gálatas, Pablo está
testificando de esa experiencia… Ya estoy conectando yo, la
experiencia del libro de los Hechos, pero estoy viniendo al libro de
Gálatas capítulo 1, para que veas que Pablo está diciendo que el
evangelio que él tiene...
41 Ahora, en el desierto, cuando Moisés trajo su evangelio... Voy
a decirlo así, entre comillas: Cuando Moisés trajo su evangelio, la
Revelación que él recibió en el desierto y la trajo al pueblo, hubo
gente que no aceptó esa Revelación; tenemos a Coré, Datán,
Abiram; muchos de ellos no aceptaron la Revelación de Moisés,
trataron de predicarles un evangelio diferente.
42 Y cuando Pablo apareció con su evangelio y él dijo que el
evangelio que recibió, “no lo recibí de mí mismo, sino que el Pilar
de Fuego me lo enseñó, este evangelio que tengo no es algo que
aprendí de los hombres, esto vino del cielo”... Esto no vino de
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
Jeffersonville, esto no viene de Grabaciones la Voz de Dios, esto no
viene… Pablo dijo, “esto no viene de Jerusalén, esto me fue
revelado a mí desde el Cielo”. Es lo que Pablo estaba diciendo. Y,
entonces... Eso es lo que Pablo está tratando de decir aquí, y
entonces mira lo que dice en el verso 12.
12 yo ni lo recibí sino por revelación de Jesucristo.
En el verso... Voy a saltearme un poquito, verso 15:
15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre
de mi madre, y me llamó por su gracia,
16 revelar (O sea para eso fue escogido, para eso fue
apartado) a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los
gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,
17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo;
sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.
43 Así que, se fue al desierto por dos años. Y en el desierto, dos
años estudiando, El Señor le reveló todas las cosas, ese Pilar de
Fuego le instruyó a Pablo el evangelio que tenía, y con ese evangelio
vino a predicar, y ahora está predicándole, le predica a Corintios,
Gálatas, Efesios, y los Gálatas están diciendo que ellos ya tiene
otro evangelio. Con el mismo evangelio que él tiene, ahora vino
gente y lo pervirtió. La enseñanza del Pilar de Fuego, la enseñanza
que le fue dada a Moisés por el Pilar de Fuego, fue pervertida por
gente que decía creer el mensaje de Moisés.
44 Cuando vino Pablo, gente de Pablo que decía creer la
enseñanza de Pablo, pervirtieron la enseñanza de Pablo, pero la
enseñanza que... Quiero que notes que la enseñanza que Moisés
recibió, la recibió en el desierto, Dios tuvo que llevar a Moisés al
desierto para darle su enseñanza. Y estás viendo aquí cómo es que
Dios tuvo que llevar a Pablo al desierto, para darle su enseñanza,
en el desierto. Cuando Moisés escribió, escribió después de la
experiencia en el desierto; cuando Pablo escribió, escribió las
epístolas: Romanos, Corintios, Gálatas, Efesios; todas esas
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
epístolas que Pablo escribió, las escribió después de su experiencia
en el desierto. Dios tuvo que llevar a esos profetas al desierto, les
dio una experiencia en el desierto, y después de esa experiencia en
el desierto, ellos estuvieron calificados para escribir. Quiero que lo
notes, ¿Estás?
45 El hermano Branham no escribió ningún libro, no encuentras
ningún libro, eh... “La carta del hermano Branham”, no lo
encuentras en la Biblia, porque eso sería cambiar la Escritura.
Pero tú sabes que el hermano Branham, Dios puso algo en su
corazón, Dios puso en el corazón del hermano Branham escribir
un libro donde guardara sus enseñanzas. Y ese libro que él, que
El Señor puso en su corazón escribir, fue el libro de la Exposición
de las Edades de la Iglesia.
46 Ahora, ese libro... Recuerda una cosa, el Pilar de Fuego vino
para completar la Biblia, el Pilar de Fuego completó todo el Antiguo
Testamento con la enseñanza que Dios le dio a Moisés, y el Pilar
de Fuego vino y escribió todo el Nuevo Testamento con las
enseñanzas que Dios le dio a Pablo. Así que está completo,
tenemos sesenta y seis libros en la Biblia, no se necesita ni un
capítulo más, ni un versículo más, no se necesita nada, está
completo.
47 Entonces, ¿Para qué vino el Pilar de Fuego? Apareciendo al
hermano Branham, ¿Por qué vino el Pilar de Fuego? Apocalipsis
10, ¿Para qué vino? Quiero leer contigo Apocalípsis 10 ahora, te
dije que lo iba leer. Porque tú puedes encontrar en el libro de Éxodo
la Venida del Pilar de Fuego para Moisés, puedes leer en el libro de
Hechos la Venida del Pilar de Fuego para Pablo, pero, ¿Y la Venida
del Pilar de Fuego para nuestro Profeta, para el Profeta, está aquí
en la Biblia? Como algunos dicen, “no, es mentira, Dios no le
apareció al Profeta”. Apocalipsis 10:
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
1 Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una
nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el
sol, y sus pies como columnas de fuego.
2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho
sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra;
3 y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo
clamado, siete truenos emitieron sus voces.
4 Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba
a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las
cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.
5 Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó
su mano al cielo,
6 y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el
cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que
están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el
tiempo no sería más,
7 sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él
comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se
consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.
48 El misterio que estaba guardado por todos los profetas en el
Antiguo Testamento, que estaba relacionado con las revelaciones
que Dios le dio a Moisés, el misterio del cual Dios habló en todo el
Nuevo Testamento, basado en las revelaciones que Dios le dio a
Pablo, todos esos misterios iban a ser consumados, aclarados.
¿Por qué? Porque el Antiguo Testamento guardaba misterios,
estaba escrito pero guardaba misterios; el Nuevo Testamento
estaba escrito pero guardaba misterios, pero cuando viniera el
séptimo ángel, y tendría que venir, y se tendría que encontrar con
este Ángel Fuerte cuyo rostro era como la luz, como el sol; el Pilar
de Fuego. Cuando ese Pilar de Fuego se encontrara con este
séptimo ángel, el misterio guardado en el Antiguo Testamento, el
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
misterio guardado en el Antiguo Testamento, todo misterio sería
aclarado en el día de ese profeta.
49 Entonces, ¿Para qué vino el Pilar de Fuego a encontrarse con
el séptimo ángel? Para aclarar el misterio, para aclarar el misterio
que estaba guardado en el Antiguo Testamento escrito por Moisés,
para aclarar el misterio que estaba guardado en el Nuevo
Testamento escrito por la enseñanza de Pablo; todo misterio
guardado en la Biblia, tendría que ser aclarado cuando viniese el
Ángel Fuerte, el Pilar de Fuego, a enseñarle a este profeta. Esa es
la razón por la cual tenía que aparecer tres veces el Pilar de Fuego.
50 Entonces, sin la enseñanza, sin el Descenso de ese Ángel
Fuerte, espero que estoy haciéndome entender. Sin el Descenso de
ese Ángel Fuerte en el año 63, para encontrarse con el ángel de la
última edad, no podríamos entender el misterio. Podríamos hablar
de la Biblia, del Antiguo Testamento, como un libro histórico, como
un libro de leyes, como un libro de poemas, como un libro...
Diferentes maneras. Y pudiéramos tomar el Nuevo Testamento
como un libro de moral, como un libro de ética, para formar una
iglesia cristiana que tenga buenos modales, todo eso está bien,
pero el misterio sigue escondido.
51 Se necesitaba que el misterio guardado fuera aclarado, y para
que fuese aclarado, el Pilar de Fuego que escribió, que ordenó
escribir la Biblia en el Antiguo Testamento, el Pilar de Fuego que
inspiró para escribir la Biblia en el Nuevo Testamento, ese mismo
Pilar de Fuego es el único que podía interpretarlo, es él único que
puede sacar el verdadero contenido guardado.
52 El hermano Branham nos dijo que los Hechos y los escritos,
todas las cosas que estaban en la Escritura, tenía un solo
propósito, un solo objetivo, y era guardar, revelar el Misterio que
Dios tenía en Su Mente, en la parte más profunda de Su Mente,
había un Gran Misterio. Esa es la razón.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
53 Entonces, cuando Dios tomó a este profeta, al hermano
Branham, Dios puso en el corazón del hermano Branham escribir
un libro, y ese libro se llama “La Exposición de la Edades de la
Iglesia”, que como te estoy diciendo, ya quedó claro, nunca
tendremos un profeta enseñando una enseñanza antibíblica,
extra-escritural, no, tiene que ser escritural. Entonces, las cosas
que están escritas en ese libro “La Exposición de las Edades de la
Iglesia”, fue lo que Dios puso en el corazón, Dios puso en el corazón
de ese profeta predicar de esas cosas.
54 ¿Cuándo es que surgió ese deseo? Después de que las
elecciones en 1960, cuando ascendió a la presidencia de los
Estados Unidos, John F. Keneddy, el primer presidente católico; el
hermano Branham dice que el Espíritu Santo puso una carga en
su corazón, y le dijo que ahora era necesario que la Iglesia recibiera
el libro del Apocalípsis, porque se estaban dando... Los eventos se
estaban dando en los Estados Unidos, como una repetición de lo
que había sucedido en Israel, en los días de Acab y Jezabel. ¿Quién
fue Acab? ¿Quién fue Jezabel? Una mujer idólatra que se casó con
Acab, una pagana que se casó con Acab y corrompió el reino de
Israel. Y el Profeta está diciendo, “ahora, con Kennedy, se está
repitiendo la historia de Acab en los días de Israel”.
55 Entonces, el Profeta está contando cómo es que Dios está
poniendo una carga... Nunca tuvo esa carga. Y después de que él
predicó, él dijo “Ahora quiero tomar la inspiración que Dios me dio
en estos cultos y ponerla en un libro”, y empezó a escribir, empezó
a tratar de describir, y buscó a una persona y a otra persona para
que le ayudaran para escribir este libro, para guardar las cosas
que Dios le había enseñado. Hubieron algunos contratiempos y
algunos dicen que el libro no es de él, lo que fuera, lo que fuera.
56 Pero quiero que tú notes, quiero que notes que esto es un
paralelo. Así como Dios necesitó llevarse a Moisés al desierto, y
después de su experiencia con el desierto, él pudo escribir la
inspiración para el Antiguo Testamento, y de igual manera Dios
tuvo que tomar a Pablo, llevárselo al desierto, y después de la
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
experiencia en el desierto tuvo la inspiración para escribir la base
para el Nuevo Testamento; de igual manera quiero que veas que
Dios tomó al profeta y se lo llevó al desierto, y de la experiencia en
el desierto le dio la inspiración para poder escribir el libro de la
Exposición de las Edades de la Iglesia.
57 ¿Te das cuenta que es el patrón? Es el mismo patrón, la misma
actitud del Espíritu Santo tomando a sus hijos. Espero que lo
notes, espero... No estoy tomando una conversación, quiero que
notes estas cosas para que reconozcas que la forma de obrar de
Dios a través de este hombre, era para vindicar que esa es la
conducta de Él, Dios es identificado por sus características, lo que
Él hizo con Moisés, lo que hizo con Pablo, es lo mismo que hizo con
William Branham.
58 Gloria al Señor. Entonces, cuando tú lees Apocalipsis 10,
como estoy leyendo ahorita, Apocalipsis 10... Entonces, 1962:
Diciembre de 1962, el Hno. Branham predicó, “Señores, ¿Es Esta
La Señal del Tiempo del Fin?” Y en ese mensaje, el Hno. Branham
está diciendo... Lo repetimos, lo remachamos vez tras vez, en ese
mensaje el Hno. Branham dice, “todos los misterios escritos
adentro del Libro ya han sido concluidos, todos los cabos sueltos
que los reformadores dejaron sin concluir, ya han sido
completados”, y el Profeta dice: “Hasta donde yo sé, lo único que
falta son las Siete Voces Misteriosas de Apocalipsis 10”, acabamos
de leer eso.
59 El Hno. Branham dice, “Yo sé, lo único que está faltando son
las Voces Misteriosas de los Siete Truenos de Apocalipsis 10, los
misterios escritos afuera del Libro”. Está conectándolo. Tienes que
recordar la forma en que él habla, tienes que conocer la forma en
que él está hablando. Así que él dice, “Hermanos, lo único que está
faltando son las Voces de los Siete Truenos”. Y él dice que va a
dejar Jeffersonville y se va a ir a Tucson porque va a encontrarse
con siete ángeles que vienen a encontrarse con él.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
60 Ahora, la Biblia no decía que iba a ser en Tucson, pero
nosotros sabemos que cuando ese evento tomó lugar, tomó lugar
en Tucson, el desierto. Siete ángeles vinieron, se dejaron tomar
una fotografía como una constelación, a una altura donde no hay
humedad, la ciencia lo publicó; preguntaron “¿Alguien sabe qué
cosas es esto?” Creo que están atentos, ¿Verdad? Y entonces
apareció La Nube Allí, casi 40km de altura, casi 40km de ancho;
una cosa inmensa, como una pirámide.
61 No es para tener una fotografía. ¿La pueden colocar, no? No es
para tener una fotografía. Esa no es la identificación de que
nosotros somos creyentes del mensaje, cada uno en nuestras
casas, en nuestras oficinas, o en nuestro... No sé, en nuestro
escritorio; tenemos ahí nuestra fotito del 28 de Febrero de 1963.
Está bueno tenerla, pero, ¿Eso identifica que somos creyentes del
Mensaje? No identifica nada.
62 Ahora, muchas veces los creyentes del Mensaje quieren con
eso convertir a las personas. Dicen, “mira esta fotografía”, como si
esa fuera la forma de predicar. Vamos a hacer tropezar a las
personas con eso. Las personas tienen que ver lo que nosotros
creemos a través de La Escritura, tenemos que ser capaces de
probar nuestra fe por la Escritura. ¿Y si no hay la fotografía? Pero,
nosotros sabemos que esa fotografía fue para vindicar lo que Dios
ya había hablado meses antes. Meses antes Dios ya había dicho
que el Profeta se iba a encontrar con siete ángeles, y la ciencia
tomó la fotografía.
63 El Profeta ni siquiera sabía que esa fotografía existía. Él no
sabía, él estuvo hablando de ese evento, de ese lugar, cómo le
habían aparecido siete ángeles, y de repente él encontró la
fotografía, se la mostraron, y él dijo “Esto es lo que me apareció a
mí”. Y trajo esa fotografía para ilustrar cómo es que Dios le había
aparecido cuando lo comisionó para regresar a predicar los Siete
Sellos. Así que desde Febrero a Marzo, él estaba hablando de que
siete ángeles le habían aparecido. Quiero que notes eso. Quiero
que pongas atención en lo que estoy diciendo. Gloria al Señor.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
64 Entonces, tú sabes cómo es que él tuvo esas experiencias allí
en el año 63, cómo es que él regresó para predicar, La Voz le dijo,
“regresa para predicar los Siete Sellos”, y entonces él regresa para
predicar. Quiero que recuerdes, él dijo, “lo que falta son las Siete
Voces Misteriosas de Apocalipsis 10”. Y cuando él viene en la
semana de marzo, para predicar de esas Siete Voces Misteriosas,
que es lo único que falta, lo que está escrito afuera del Libro, en la
parte de atrás del Libro; cuando él viene a predicar eso...
65 Yo sé que tú sabes, creo que tú sabes que cuando él vino a
predicar sobre los Siete Truenos, porque él dijo, “yo sé que lo único
que falta son las Siete Voces Misteriosas de Apocalipsis 10”.
Cuando viene, después de haberse encontrado con los siete
ángeles, viene a Jeffersonville para predicar lo que faltaba predicar,
entonces él viene en esa semana de marzo, abre su Biblia y tiene
que ir a Apocalipsis 10, porque eso fue lo que dijo que iba a hacer,
¿Recuerdas, no? Él dijo, “lo único que falta es Apocalipsis 10, las
Voces Misteriosas de los Siete Truenos”. Cuando él viene para
predicar eso que falta, no toma Apocalipsis 10...
66 Pasó algo. Cuando él viene para predicar lo que dijo que
faltaba, no predica, no toma la Escritura que dijo que faltaba
explicar; y él viene y predica Apocalipsis 6. Hizo un cambio. De la
expectativa en que nos puso, de decir, “falta los Siete Truenos de
Apocalipsis 10”, viene ahora; ya se encontró con los siete ángeles;
ahora viene para cumplir su promesa, de la expectativa que había
puesto en nuestro corazón; “va a hablar de los Siete Truenos, de
Apocalipsis 10”. Y cuando va a hablar, dice, “vamos a abrir nuestra
Biblia en Apocalipsis 6”. Y el Hno. Branham habla de Apocalipsis
6.
67 Cuando tú vas al Sexto Sello, tú encuentras que el Hno.
Branham dice que Mateo 24 fue la Apertura de los Sellos en forma
de Palabra, y Apocalipsis 6 fue la Apertura de los Sellos en forma
de símbolos. Así que cuando el Hno. Branham habló de Apocalipsis
6, todavía lo dejó en forma de símbolos. Porque lo que él tenía que
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
hablarnos eran los Siete Truenos, porque los Siete Truenos
estaban declarando el Misterio, por eso es que Juan iba a escribir
el Misterio y La Voz le dijo, “No, déjalo ahí. Cuando venga el
séptimo ángel, él declarará el Misterio”, pero cuando él viene aquí,
después de la experiencia en el desierto (del 62) y viene al 63; él
tiene que explicarnos... Él toma el símbolo. Entra a los símbolos,
no entra a la explicación.
68 ¿Me está siguiendo, no? Quiero que notes la forma en que él
está haciendo estas cosas. ¿Por qué está haciendo esto? Porque
Dios es identificado por sus características. Cuando Dios le
mostró... Cuando Dios estaba hablando de Los Sellos en forma de
Palabra, en Mateo 24, cuando el Propio Señor Jesucristo, el Hijo
del Hombre, estaba abriendo Los Sellos en Mateo 24; abrió el
Primer Sello, abrió el Segundo Sello, abrió el Tercer Sello, abrió el
Cuarto Sello; abrió el Quinto Sello, la pre tribulación, la muerte
de los judíos en la Primera y Segunda Guerra Mundial; Quinto
Sello.
69 Y entonces, del Quinto Sello que estaba hablando, se salteó
unos versículos... Ven conmigo a Mateo 24. Quinto Sello, versículo
13: “Mas el que persevere hasta el fin, este será salvo”. Ahí acaba el
Quinto Sello. Y lo próximo era entrar en el Sexto Sello, y el Sexto
Sello está en el versículo 29: “E inmediatamente después de la
tribulación de aquellos días...” , la tribulación de aquellos días fue la
pre tribulación, del Quinto Sello, lo que hubo en la Primera Guerra
Mundial y en la Segunda Guerra Mundial específicamente.
29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos
días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y
las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos
serán conmovidas.
70 Etc, etc etc. Está hablando del Sexto Sello. Y luego cuando le
toca hablar del Séptimo Sello... Está hablando del Sexto Sello, le
toca hablar del Séptimo Sello y dice: “De la higuera aprended la
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que
el verano está cerca”. Verso 36:
36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de
los cielos, sino sólo mi Padre.
37 Mas como en los días de Noé...
71 Así que cuando quiso hablar del Séptimo Sello, ¿Qué fue lo
que hizo? Entró en las parábolas. ¿Lo reveló? ¿Lo explicó? No lo
hizo. Entonces, ¿Por qué estoy diciendo esto? Porque cuando el
Profeta tiene la expectativa de conocer lo que son los Siete Truenos,
y viene para explicarlo; cuando aparece, no lo explica. Viene y dice,
“el Séptimo Sello todavía es un misterio”. ¿Por qué? Porque tenía
que cumplirse el patrón, que Él siempre viene, y el Séptimo Sello
lo deja como un misterio. Lo abre, pero en la forma de parábolas.
72 Entonces, quiero que notes eso. Gloria al Señor. Entonces, por
eso es que el Hno. Branham, cuando viene la semana de Los Sellos,
cuando Los Sellos son abiertos... Pon atención en lo que acabo de
decir. Cuando Los Sellos son abiertos en la semana de marzo, y él
viene al Sexto Sello; tiene Preguntas y Respuestas sobre Los Sellos,
y viene al Séptimo Sello; él dice, “el Séptimo Sello todavía es un
secreto”.
73 Los Sellos se abrieron, pero dice, “el Séptimo Sello fue un
secreto”. ¿Los abrió? ¿No los abrió? ¿Abrió el Séptimo Sello? ¿No
abrió el Séptimo Sello? Todos Los Sellos tenían que estar abiertos,
¿Por qué? Porque la promesa de Apocalipsis 10 es, “el Misterio de
Dios se consumará”. No quedará ningún Misterio.
74 ¿Cómo podría ser que Dios anunció que las Voces de los Siete
Truenos abrirían todos los Misterios, y viene el Profeta y no son
abiertos todos los Misterios? ¿Cómo pudiera ser? Lo que sucede es
que nosotros, los que hemos venido, tenemos que entender la
forma en la que Dios trató con el Profeta. Las cosas que Dios habló,
que el Hijo del Hombre habló, en la mitad de la Biblia, en la iglesia
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
Alfa, los tres años y medio; ¿Fueron comprendidos por la gente?
¿Por sus discípulos? No, no fueron comprendidos. Pero después de
eso vino el Pilar de Fuego y habló con Pablo, y Pablo los Misterios
que el Hijo del Hombre había predicado pero no los había
explicado. Pablo dijo, Tesalonicenses capítulo 4, “El Señor mismo
descenderá, con una Aclamación, con una Voz, con una Trompeta
de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero, y luego
nosotros seremos cambiados y juntos con ellos subiremos al cielo”.
75 ¿De dónde sacó eso? ¿Se lo inventó? ¿O es que el Hijo del
Hombre había enseñado esas cosas en forma de misterio? Cuando
los llevó al Monte de la Transfiguración, ¿No apareció Moisés?
¿Quiénes son Moisés? Los santos que han dormido; apareció Elías,
¿Quién es Elías? Los santos que no pueden ver muerte; todos
juntos aparecieron para encontrarse con Jesucristo, el Profeta dijo,
“fue un ensayo de la Venida del Señor”.
76 Cuando Jesucristo dijo, en Juan 14, “en la casa de mi padre
muchas moradas hay. Voy, pues a preparar lugar”. Y vino Pablo y
dijo, “tenemos una casa eterna en los cielos”. ¿De dónde lo sacó?
Jesucristo lo dijo, “en la casa de mi padre, muchas moradas hay”,
lo dijo de una manera simbólica. Pero cuando viene Pablo, Pablo
dice, “en el cielo tenemos una casa eterna”. Entonces las cosas que
estaba enseñando Pablo son cosas que el Hijo del Hombre había
dicho, pero habían quedado en forma de símbolos, en forma de
parábolas”.
77 Entonces, exactamente, Dios hizo lo mismo acá en nuestros
días. Vino el Hno. Branham, habló del Séptimo Sello y abrió el
Séptimo Sello, pero pareció como que no lo abrió, porque dijo, “el
Séptimo Sello no ha sido abierto”. Ahora, quiero que recuerdes que
acabo de decir que Los Sellos... Las Voces de los Ángeles le dijeron,
“ve a Jeffersonville para que prediques los Siete Sellos”. Y fue a
Jeffersonville, la semana de marzo, y predicó los Siete Sellos en esa
semana, 10 cultos.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
78 Ahora, tengo una cita por aquí... Ya se me está acabando el
tiempo. Mira esta conversación que estamos teniendo, es
importante, es muy importante porque estamos entendiendo la
manera de operar, del Señor. Quiero tomar un mensaje que se
llama... Año 65... “La Semilla no Heredará con la Cáscara”. Año
65, 18 de Febrero, creo que es... Si lo pueden ubicar, párrafo 162...
Párrafo 137, de Dove, no es el que estaba buscando, pero dice:
Fíjense ahora. Pero en la apertura de los Siete Sellos,
Apocalipsis 10, la Palabra completa debe nacer en
manifestación nuevamente, y vindicada por el Espíritu de
Dios, en el poder completo como lo fue cuando El estuvo aquí
en la tierra. Manifestado del mismo modo, haciendo las
mismas cosas que hizo cuando estuvo aquí en la tierra.
¡Amén! Hebreos 13:8
79 Pero ese no es el párrafo. Ahora, en el párrafo 174, dice así:
Ni tampoco un Cristiano comerá de aquella carroña muerta,
de antiguas doctrinas denominacionales y cosas. Ellos
desean la Palabra de Dios, fresca, la promesa de la hora. Dios
prometió conejos en los días de Lutero. El prometió otras
cosas en los días de otros. ¡Pero ahora El nos ha prometido
una comida completa, el menú completo de los siete platos,
porque todos los Siete Sellos fueron abiertos y todo está listo
para la Palabra de Dios, para aquellos que la pueden recibir!
80 Déjame, quiero encontrar otra cita... Párrafo 240, dice... Esta
es la parte final del servicio, está orando, dice:
Tú prometiste que si ellos pusieran sus manos el uno sobre el
otro, que sanarían. Oh, Señor Dios, quítanos toda duda e
ideas de buitre ahora mismo. Y que nos alimentemos
solemnemente del Alimento de Aguila, de la Palabra de Dios.
Permite que todo espíritu inmundo que está en estas
personas, todo espíritu de duda, todo espíritu de temor, toda
atadura denominacional, toda costumbre, toda enfermedad,
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
todo malestar que esté entre la gente, que se vaya. En el
Nombre de Jesucristo, que salga todo eso de este grupo de
personas. Y que ellos sean libres desde esta hora en
adelante, que ellos puedan comer el Alimento de Aguila que
estamos creyendo que nos mandarás a través de la semana,
Señor; abriendo esos Sellos y mostrándonos esos misterios
que han estado escondidos desde la fundación del mundo,
así como Tú has prometido. Ellos son Tuyos, Padre. En el
nombre de Jesucristo. Amén.
81 Está diciendo que en esta semana... ¿Cómo dice? “En esta
semana, Señor, abriendo Los Sellos”. Así que El Señor iba a estar
abriendo Los Sellos en esa semana. ¿Cuándo fueron abiertos Los
Sellos? 1963, la semana de marzo. Pero aquí el profeta está
diciendo... Le está pidiendo al Señor que le abra Los Sellos en esa
semana. Y este culto, este culto que se llama, “La Simiente no
Heredará con la Cáscara”, fue predicado en el año 65’. ¿Quiere
decir que Los Sellos no fueron abiertos en el 63? ¿O es que se
equivocó el Profeta diciendo, “ábrenos Los Sellos”, en el 65? ¿Se
olvidó que los había abierto en el 63?
82 ¿Qué es lo que está diciendo entonces? Lo que está diciendo
es que desde 63 hasta el 65, cuando él dijo, cuando él terminó de
predicar Los Sellos y dijo, “el Séptimo Sello no ha sido revelado”,
eso tenía que ser dicho. ¿Por qué? Porque el diablo no podía
comprender, no podía saber el diablo, que el Séptimo Sello estaba
abierto. Tenía que ser guardado como un misterio. Y desde el 63
hasta el 65, él predicó del Séptimo Sello sin decir que estaba
predicando del Séptimo Sello.
83 Cuando el Hno. Branham habló del mensaje, “¿Quién es este
Melquisedec?”, él dijo que ese era uno de los Misterios que estaban
guardados en el Séptimo Sello. Cuando el Hno. Branham predicó
“Casamiento y Divorcio”, y “Casamiento y Divorcio” él lo predica
antes de predicar, “Escogiendo Una Novia”; eso es después del año
63. El Hno. Branham dijo que “Casamiento y Divorcio”, era un
mensaje que tenía que venir con la Apertura del Séptimo Sello.
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
84 Así que cuando el Hno. Branham predicó “Casamiento y
Divorcio”, ¿Qué estaba abriendo? El Séptimo Sello. Cuando el
Profeta estuvo predicando, “Los Ungidos del Tiempo del Fin”, ¿Qué
estaba predicando? El Séptimo Sello; cuando estuvo predicando,
“Alimento...” Bueno. Todos estos mensajes que él predicó desde el
63, todos esos eran el Séptimo Sello. Por eso aquí cuando él está
hablando, en el año 65, está diciendo, “Señor, ábrenos Los Sellos
en esta semana”; está revelando eso, que el Séptimo Sello fue
abierto aun desde el 63 hasta el 65. La gente no comprendió eso.
Por eso es que tenemos gente, hoy día, muchos grupos, mucho
pueblo dentro del Mensaje diciendo que el Séptimo Sello no fue
abierto.
85 No estaban entendiendo la forma de obrar del Espíritu Santo,
¿Por qué? Porque no fueron a la Biblia para darse cuenta que esa
siempre fue la forma de actuar de Dios, ese fue el programa de
actuar de Dios. Lo que el Hijo del Hombre predicó en los tres años
y medio, fue comprendido después, cuando aparecieron los
creyentes de la iglesia Alfa. De igual manera, las cosas que predicó
el Hijo del Hombre en la carne de William Branham, solo las
comprendió el Hno. Branham, exactamente solo las comprendió el
Hno. Branham.
86 Pero después de su partida, así como después de la partida de
Jesucristo; después de la partida del Hno. Branham, donde el Hijo
del hombre se escondió, después que él se fue, entonces las
verdades que él comprendió, las verdades que comprendió el Hno.
Branham, los beneficios de los cuales disfrutó el Hno. Branham;
todos esos beneficios vendrían a nosotros cuando
comprendiéramos los misterios que fueron abiertos para nosotros,
cuando el Séptimo Sello se abriera a nosotros.
87 Cuando la gente... Ahora, déjame hacer esto como un paralelo.
Cuando Jesucristo murió en la Cruz del Calvario; fue sepultado y
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
resucitó, el Sol salió; “Ya Salido El Sol”. El Hno. Branham vino en
nuestros días y nos predicó “Ya Salido El Sol”, para decirnos que
esta es la verdadera salida del Sol, cuando Apocalipsis 10, el Ángel
Fuerte con su rostro resplandeciente como el sol, vendría. Esa era
la verdadera salida del Sol, el Poder Vivificador, el Poder
Transformador.
88 Cuando El Sol, cuando Jesucristo salió allá, en la mitad de la
Biblia, se levantó el día domingo; resucitó conforme a su promesa,
exactamente como nosotros sabemos que la Edad de Tiatira,
Sardis, Filadelfia, Laodicea, después de haber estado muerto, Él
resucitaría, al final de la Edad de Laodicea. En la mañana se oyó
un rumor, “ha resucitado”. Pero en la tarde estaban convencidos
que Él había resucitado. Igual que el día domingo cuando Él
resucitó. Vino un rumor, las mujeres dijeron, “ha resucitado”. Pero
al caer la tarde, ellos estaban plenamente convencidos que él había
resucitado.
89 ¿Cómo lo supieron? ¿Cómo supieron que el resucitado, que
había estado muerto, ahora había resucitado? ¿Cómo lo supieron?
Mira la historia de los caminantes a Emaús. Cleofás y su amigo.
Se estaban yendo lejos de la promesa; El Señor les dijo, “Quédense
en Jerusalén, reciban la promesa”, pero ellos se estaban yendo.
Igual que cuando el Hno. Branham estaba abriendo los Misterios
de las cosas escritas adentro del Libro, y les dijo, “quédense aquí,
no se vayan a ninguna parte”, pero la gente trató de interpretar
diferentes cosas y cada uno sacó su propia interpretación. No
esperaron que el Séptimo Sello se abriera para cada uno de ellos,
que Dios lo revelara.
90 Entonces, cuando estos discípulos estaban yendo a Emaús,
lejos de la promesa, El Señor les apareció. Cuando ellos estaban
yéndose lejos de la promesa, yéndose de la oportunidad de poder
entender claramente, que el Espíritu Santo les enseñara, porque
era la Venida del Maestro adentro, para hacerles comprender las
enseñanzas que el Hijo del Hombre les había dado, para hacerles
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
comprender lo que estaba en las cintas, en los mensajes; el
Espíritu Santo tenía que venir para hacerles comprender los 1200
cultos, las 1200 cintas, los 1200 folletos. Pero no, no estaban
esperando, se estaba yendo cada uno, eran creyentes del Mensaje
pero no tenían el Maestro por adentro.
91 Solo habían tenido la experiencia del Maestro por afuera. Y de
repente, cuando ellos estaban yendo, caminando, les apareció este
hombre, un extraño, y les preguntó de qué hablaban, estaban
hablando del Mensaje, pero estaban hablando tristes porque no
comprendían; “nosotros creíamos que esto iba a ser la Apertura
del Séptimo Sello, pero ahora él ya se fue y el Séptimo Sello quedó
como un Misterio. Aunque nosotros le vimos hacer señales y
prodigios, aunque supimos que era un profeta, pero el misterio
sigue allí”.
92 Y dice que, empezando desde Moisés, desde los libros de
Moisés por toda la Biblia les mostró lo que estaba hablado del Hijo
del Hombre, les explicó todo. Dice que cuando les empezó a abrir
las escrituras, y dice, “entonces el entendimiento se les abrió”, y
luego cuando llegaron a la tarde, porque se hacía tarde y tenían
que reposar porque ya más noche no podían caminar; entraron al
mesón, pidieron comida, pusieron la comida, y entonces el extraño
se puso en pie, tomó el pan, dio gracias, lo partió y lo repartió, y
cuando lo repartió, dice que los ojos de ellos se abrieron, el
corazón. Las escrituras ya habían sido abiertas, el entendimiento
les había sido abierto, ahora los ojos se les abrieron para ver,
dijeron: “¡Este es Él!”, y cuando voltearon para verlo, ya no estaba.
Entonces, es exactamente la experiencia que Dios está haciendo
con nosotros.
93 ¿Qué ha hecho Dios? El Sol ha aparecido, El Sol ha venido,
“Ya Salido El Sol”. Y ahora nos está apareciendo a cada uno de
nosotros, está viniendo hacia cada uno de nosotros, para abrirnos
el entendimiento, para que veamos que lo que creemos es
escritural. Que las enseñanzas que Dios nos trajo en la biblia, y lo
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
que el Profeta dijo, estaba en la biblia, nuestro entendimiento se
abre, nuestro corazón empieza a arder.
94 La Escritura esta abierta, el entendimiento abierto, ahora
nuestros ojos se están abriendo para verlo a Él. Es exactamente lo
mismo que está pasando con nosotros. Por eso, es que el Profeta
dijo, “el Séptimo Sello no fue abierto públicamente”, porque no
podía ser abierto públicamente, tenía que ser abierto
individualmente a cada hijo de Dios. Esa experiencia es donde
estamos ahora.
95 Cuando el hermano Branham regresó de haber estado ausente
de Jeffersonville, porque, ¿Se recuerdan que el Hno. Branham se
mudó de Jeffersonville para vivir en Tucson? Él se fue para allá y
él dijo, “bueno acá no tengo casa, tengo que estar pagando alquiler,
el calor es tremendo, estoy acá...”, cuando estuvo allá en Tucson
ninguna iglesia lo recibió, ninguna iglesia lo auspició, tenían miedo
de él, tenían miedo que él empezara una iglesia ahí y les quitará
toda su gente. Así que tenían miedo de invitarlo. Pero, ¿Por qué
Dios lo llevó allá al desierto? ¿Por qué lo hizo permanecer en el
desierto? ¿Por qué lo hizo vivir en el desierto? ¿Por qué? Porque el
libro que él quería escribir, el libro que Dios puso en su corazón
para escribir, tenía que venir cuando él estuviera en el desierto.
96 Así que él vivió en el desierto allá, y tengo aquí un librito que
me regaló el Hno. Luis Salcedo, es un trabajo que hizo nuestro
Hno. Marcus Becker en Alemania. Y entonces, aquí yo puedo ver,
y ustedes pueden comprobar; que el último mensaje que el Hno.
Branham predicó en Jeffersonville... Él ya estaba viviendo en
Tucson, pero quiero que notes que el último mensaje que él predicó
en Jeffersonville fue el 30 de Agosto del 64, “Preguntas y
Respuestas”. Y después de eso, él se regresó otra vez al desierto
donde vivía.
97 Todo ese tiempo él estaba pendiente del trabajo de la
impresión del libro de la Exposición de las Edades, todo ese
tiempo. En el año 60 él quiso que se escribiera, pero este es el año
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
64 y el libro todavía no sale. Dios colocó algunas trabas, algunos
problemas... 64, todavía no sale el libro. Entonces, desde el 64,
agosto del 64; él se va y se regresa a Tucson, y él predica otros
cultos allá en Tucson, en Yuma, en Phoenix, todo eso es Arizona.
Diciembre del 64, enero del 65, sigue en Tucson, en Phoenix, en
Arizona, sigue predicando, predica grandes temas.
98 Pero, entonces, para febrero del 65, él regresa a Jeffersonville.
En febrero del 65 recién regresa a Jeffersonville. Y en esas fechas
que él viene: Febrero, abril, en el año 65; él presenta su libro.
Recién en diciembre del 65... Disculpa, recién en el año 65, recién
presenta su libro; y dice, “Este es el libro que he querido y ya va
estar a la venta...”, lo que sea. En el año 65. Y después que él
presenta su libro y está contento diciendo que ese es el libro que
quería, en diciembre del 65... Se fue.
99 ¿Por qué Dios esperaba todas estas cosas? ¿Por qué Dios
esperó todo ese tiempo? ¿Por qué lo hizo? Porque quería que
quedara claro que Dios llevó a este profeta al desierto, lo mantuvo
en el desierto, y después salió del desierto y diciendo, “aquí está
mi libro”.
100 Igual que Moisés, igual que Pablo. ¿Estaba enseñando alguna
cosa diferente? No, estaba enseñando lo que Moisés y lo que Pablo
habían traído. Solo que ahora, en ese libro, en ese libro de la
Exposición de las Edades de la Iglesia, estaba guardado el
fundamento, las escrituras que serían necesarias para que todo el
libro de Apocalipsis se abriera.
101 Mira, ya he leído esto algunas veces, pero lo voy a leer otra vez.
Voy a leer la introducción, para que te des cuenta que es la
importancia del trabajo que Dios... La importancia de que este libro
fuese traído. Por qué es que el Profeta quería que este libro fuese
traído. Dice: Introducción:
mayores (como la Deidad, Bautismo en Agua, etc.) halladas
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
en el libro de Apocalipsis, capítulos uno al tres, su tema
principal es la promulgación de un estudio detallado de las
Siete Edades de la Iglesia. Esto es necesario para estudiar y
entender el resto de Apocalipsis;
102 Así que, ¿Por qué Dios llevó al Profeta al desierto y le hizo
escribir este libro, y puso la carga para que este libro pueda venir
y alcanzar a los creyentes? ¿Por qué? Porque dijo, “porque se tenía
que enseñar el libro de Apocalipsis 1, 2 y 3; para poder comprender
el resto del Apocalipsis”. Así que, en el resto del Apocalipsis, ¿Qué
cosa estaba? Apocalipsis 10. Se necesitaba que viniese Apocalipsis
10. Porque con Apocalipsis 10, cuando viniera el ángel de la
Séptima Edad, él se encargaría de abrir todos los misterios, todos
los misterios. Mira lo que dice el Profeta, entonces:
Porque de las Edades vienen los Sellos, y de los Sellos vienen
las Trompetas, y de las Trompetas vienen las Copas. Como la
primera explosión de una vela romana, las Edades de la
Iglesia llegan con una poderosa iluminación inicial, (Así que,
las Edades de la Iglesia son una poderosa
iluminación inicial) sin la cual no podría haber más luz.
103 Así que, sin la Exposición de las Edades de la Iglesia, no hay
más. No puedes comprender Sellos, no puedes comprender
Trompetas, no puedes comprender Copas; se necesita recibir
primero Los Sellos. Por eso es que Dios guardó al Profeta en el
desierto, para que pudiese traer este libro. Ahora, en este libro
estaban las enseñanzas de él, todas las enseñanzas de él, hasta el
año 65; en este libro de la Exposición, están las cosas que él
enseñó en Los Sellos, lo que él predicó hasta el año 65, fue
guardado aquí. Sin esto, no se podía entender el resto.
Pero ya una vez que la brillantez de las Siete Edades de la
Iglesia es dada por Revelación Divina, sigue luz sobre luz, (La
Luz de Los Sellos, La Luz de las Trompetas, La Luz
de las Copas) hasta que la revelación completa se abre
ampliamente ante nuestros ojos maravillados; y nosotros,
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
edificados y purificados por medio de Su Espíritu, somos
alistados para la gloriosa aparición de Jesucristo, nuestro
Señor y Salvador, el Único Dios Verdadero.
104 Así que, ¿Cómo es que nosotros somos edificados y
purificados? ¿Cómo es que somos...? ¿Cómo dice? ¿Cómo es que
somos alistados para la gloriosa Aparición de Jesucristo? Por
Revelación. ¿Cuál Revelación? La Revelación inicial que vino por la
Exposición de las Edades, y después de eso; Luz. ¿Qué Luz? Los
Sellos; después de eso, Luz, ¿Qué Luz? Las Trompetas; después de
eso, Luz, ¿Qué Luz? Las Copas; hasta que todo El Plan... Entonces,
con todo el Plan estamos listos para irnos. Por eso es que la gente
que no conoce el Plan, ¿Cómo se va a ir en el Rapto? La gente que
piensa que el Séptimo Sello no está abierto, ¿Cómo se va a ir en el
Rapto, si tiene que estar listo con el Séptimo Sello? Entonces...
Espero... Estoy diciendo esto para nosotros, la gente que conoce el
Mensaje, que cree el Mensaje, que entiende que estas cosas son
escriturales.
105 No estamos haciendo nada que Dios no nos ha prometido
hacer, no estamos buscando algo que Dios no haya prometido que
encontraremos. Estamos siguiendo las enseñanzas, estamos
siguiendo los rastros, siguiendo la Guianza de la Séptima Paloma.
Esta Paloma nos está guiando a una Fe que nunca antes habíamos
tenido, la misma Fe que el Profeta tuvo. La misma Fe que procede
de la Biblia, de las enseñanzas de Moisés, de las enseñanzas de
Pablo, elevaron al Profeta a conocer que él había regresado a la
posición de la cual Adán había caído.
106 Y eso mismo que el Profeta alcanzó a través de la Revelación
del Séptimo Sello, de saber el Misterio de Dios para él; la
Revelación de Dios ahora, para nosotros; nos hace reconocer que
nosotros estamos aparejados, alistados para la Gloriosa Venida del
Señor Jesucristo. Sin esa Revelación, nadie se va en el Rapto.
107 Como hemos dicho algunas veces, tal vez no lo podemos
entender igual; pero cuando tú te sientas y oyes la predicación de
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
la Palabra, viniendo como está viniendo a nosotros, la forma en
que Dios nos conectó, cuanto tú entiendes que somos parte de un
Cuerpo Místico, cuando tú entiendes que han venido a nosotros
los beneficios del Señor Jesucristo, a través de los miembros del
Señor Jesucristo, a través de los ministerios del Señor Jesucristo;
ministerios que están encargados de difundir la Luz que Dios dio
al Mensajero; no otra Luz, la misma Luz.
108 Cuando reconocemos el beneficio, la bendición, cómo es que
la Vida Eterna está en donde está el Cuerpo unido. Cuando
podemos reconocer que hay ministros que Dios ungió para este
trabajo, cuando reconocemos que cada uno de nosotros somos
parte del Cuerpo Místico del Señor Jesucristo. y que dependemos
los unos y los otros.
109 Entonces... Entonces, no, no estamos aquí diciendo… Como
he hablado algunas veces, como yo les he dicho muchas veces,
¿Qué hubiera sido de Apolos si no se encontraba con Aquila y
Priscila? ¿Qué hubiera sido de Apolos si Aquila y Priscila no
hubieran recibido la instrucción de Pablo? ¿Qué hubiera sido de
nosotros, qué hubiera sido de Aquila y Apolos si El Señor
Jesucristo no encontraba a Pablo?
110 Pero nosotros sabemos que eso era parte del plan
predestinado. Dios tenía que encontrar a Pablo, Pablo tenía que
encontrar a Aquila y Priscila, Aquila y Priscila tenían que encontrar
a Apolos. Aquila y Priscila no serían apóstoles. Aquila no sería
apóstol. Pero el apóstol sería Apolos. ¿Cómo Apolos encontraría su
posición de apóstol? A través de Aquila y Priscila, por la enseñanza
de Pablo.
111 Así que, digo lo mismo. Digo aquí lo mismo en nuestros días.
La posición de ministros que tenemos, la teníamos; pero la
Revelación, el entendimiento, el entendimiento al ministerio, al
misterio, al evangelio que Pablo predicó, el evangelio que Pablo
predicó, el evangelio que el Hno. Branham predicó; eso vino gracias
a Dios por el contacto del ministerio. Por el contacto entre los
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
ministros del Cuerpo del Señor Jesucristo. Y mientras nos
juntamos, entonces la fortaleza viene a todo el Cuerpo del Señor.
112 ¿Por qué? Porque, leemos la Biblia; dice que la unción baja
desde la cabeza, baja por las barbas y llega hasta el borde de las
vestiduras. Todos los miembros del Cuerpo del Señor Jesucristo
son beneficiarios de la misma Unción. Reciben las mismas cosas,
pero cada uno en su orden. Edades, Sellos, Trompetas, Copas.
Hasta que todo el Plan, toda la Luz, hasta que estamos alistados
para encontrar al Señor Jesucristo. Eso es, esa es la razón.
113 Entonces, espero... Tal vez tenga que regresar y hablarles de
estas cosas, hablarles un poquito; todavía hay algunas cosas que
me quedé porque ya... Bueno, si sigo hablando aquí, el tiempo no
me va a alcanzar para decir lo que yo quiero decir.
114 Pero entonces, tú te das cuenta, cómo es que El Señor llevó al
Profeta en este plan, en este programa. Porque... No es que se
estaba olvidando, no es que se estaba demorando; todo eso era
para que cuadrara con el plan, con el programa bíblico, con la
forma de actuar de Dios. Y así recibimos el libro de la Exposición,
y así hemos recibido el libro de Los Sellos; entonces voy a hablar
todavía.
115 Entonces, tú te das cuenta que todas las cosas que hablamos
durante estos años tienen que ver con Los Sellos, tienen que ver
con el Séptimo Sello. Eso es lo que nosotros creemos. Las cosas de
las cuales Dios nos está hablando, son las cosas que estaban
guardadas en el Séptimo Sello. Ese es el tropiezo. Cuando Marta y
María Magdalena vinieron a testificarle a Pedro que el Séptimo
Sello se les había abierto, no les creyeron. Cuando Pedro y Juan
vinieron y dijeron, ¨Sí, verdad. El Señor no está. No sabemos qué
ha pasado. De repente es cierto lo que dice Marta, María
Magdalena”. No lo creían hasta que apareció El Señor.
116 Se les apareció, entonces vinieron los discípulos del camino de
Emaús, la pareja; y dijeron, ¨El Señor nos apareció”. Y vinieron y
El Evangelio del Séptimo Sello Parte I 2020-1023
ahí estaban en la noche, todos testificando que El Señor les había
aparecido, el Séptimo Sello se le abrió a María Magadalen, se le
abrió a Cleofás, se le abrió a Pedro, se le abrió a Juan, se le abrió
a los once; pero a Tomás no se le abría aún el Séptimo Sello. ¨No,
no hay tal cosa como la Apertura del Séptimo Sello, eso esta
cerrado, todavía esta en la tumba.¨
117 ¿Qué hizo El Señor? El Señor volvió a aparecer a Tomás. Le
dijo, “Tomás, ven pues. ¿No quieres creer que el Séptimo Sello está
abierto? ¿No crees que he resucitado? ¿No crees que estoy vivo?”,
Él le dijo, ¨Ven, toca. ¿No dijiste que querías meter tu mano en mi
herida? Ven, mete acá. ¿No dijiste que quieres meter tu dedo en
mis manos? Aquí está el hueco. Pon tu mano”.
118 Entonces, ¿Qué estaba haciendo El Señor? Estaba tratando
con la Revelación de la Palabra, individualmente. Eso es lo que
Dios esta haciendo con nosotros. Está alcanzando... Por eso es que
tú puedes decir, ¨¿¡Por qué Dios le dio a él primero?! ¿Por qué no
nos dio a nosotros al mismo tiempo?¨, lee la Biblia, pues. ¿Todos
recibieron la Revelación al mismo tiempo? No. No todos recibieron
la Revelación en el mismo día, no; cada uno en su hora, y cada
uno en la forma que Dios quería hablarles. Y, finalmente, cuando
tenía que venir esa gran explosión dinámica, todos ya estaban
juntos. Día de Pentecostés.
viniendo, así como vino de Jeffersonville, así como vino de
Trinidad, así como vino a Brasil, a Argentina, a Nueva Zelanda; así
la Revelación vino a nosotros, cada uno, individualmente. Así como
vino al pastor, luego fue al cantante, al diácono, y así. La
Revelación está alcanzando a todos. Pero estamos esperando
algo... Algo más. Cuando habrá un terremoto y la puerta se
cerrará. Entonces, nos daremos cuenta que todo es una
experiencia ya. Todos estaremos en la misma experiencia, en el
mismo nivel.
120 Dios está esperando eso. Dios está esperando nivelarnos a
todos nosotros, la Revelación esta apoderándose del corazón de
cada hijo en diferentes lugares. Ese es el trabajo que estamos
haciendo, para eso predicamos, para eso cantamos, para eso
transmitimos. Eso es el esfuerzo que estamos haciendo, estamos
tratando de que el Hijo, que el Sol que ha salido, le resplandezca a
cada predestinado. No es otro trabajo el que estamos haciendo.
Hasta que estemos listos, y entonces, cuando todos seamos
nivelados... [El Hno. Ever da una palmada; “irnos”- Ed.]
121 Una lluvia adicional vendrá, una Unción adicional vendrá para
operar la Palabra Hablada, para ver a los santos resucitados. Eso
está cerquita, aquí. No sé a cuántos pasos más, hermano, está
cerquita.
122 Bien, El Señor Jesucristo les bendiga. Espero que esta plática,
esta pequeña conversación, haya ayudado. No he acabado, no he
acabado; pero en algún culto colocaré estas cosas ahí, si El Señor
me ayuda. Dios les bendiga.
123 Espero... Creo que sí. Ahora tenemos un entendimiento un
poquito mejor de la forma de obrar del Espíritu Santo con
nosotros... En nosotros. Vamos a despedir la reunión. Venga el
director de cánticos.
124 Amado Señor, fue una conversación que Tú nos permitiste
tomar. En mi cabeza estaba pensando, Señor, qué podría traer hoy
día, tenía las notas aquí, notas que ya había hecho hace algunas
semanas. Repasando cosas que Tú nos has enseñado, que Tú nos
has compartido, que por el Compañerismo que has dado, Señor,
en el ministerio; se han hecho claras para nosotros. Por Tu Gracia,
descendiendo para enseñarnos, Señor.
125 Y ahora, cuando venimos aquí, Señor, tratamos de traer esto
para todos Tus hijos, porque no es solo para el ministro, es para
cada uno de nosotros. Oro, Señor, que esta conversación, Tú
tomarás y le darás el sentido, el sentido correcto en nuestras
El Evangeli