sonoridades de la lengua - · pdf filey cuando el río suena, suena el río, ......

Click here to load reader

Post on 21-Sep-2018

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    Si cada hora viene con su muerte, si el tiempo es una cueva de ladrones, los aires ya no son los buenos aires,

    la vida nada ms que un blanco mvil usted preguntar por qu cantamos. Si los nuestros quedaron sin abrazo,

    la patria casi muerta de tristeza y el corazn del hombre se hizo aicos antes de que explotara la vergenza, usted preguntar por qu cantamos.

    Cantamos por que el ro est sonando y cuando el ro suena, suena el ro,

    cantamos por que el cruel no tiene nombre y en cambio tiene nombre su destino.

    Cantamos por que el nio y porque todo y porque algn futuro y porque el pueblo,

    cantamos por que los sobrevivientes y nuestros muertos quieren que cantemos.

    Si fuimos lejos como un horizonte, si aqu quedaron rboles y cielo,

    si cada noche siempre era una ausencia y cada despertar un desencuentro,

    usted preguntar por qu cantamos. Cantamos porque llueve sobre el surco

    y somos militantes de la vida y porque no podemos ni queremos

    dejar que la cancin se haga ceniza. Cantamos por que el grito no es bastante

    y no es bastante el llanto ni la bronca, cantamos porque creemos en la gente

    y porque venceremos la derrota Cantamos por que el sol nos reconoce y porque el campo huele a primavera y porque en este tallo, en aquel fruto,

    cada pregunta tiene su respuesta. Mario Benedetti

    N

    me

    ro 1

    0

    Octu

    bre

    201

    7

    Micr

    osco

    pas

    (El

    Cos

    mos

    en

    un b

    olsil

    lo)

  • 2

    Sonoridades de la lengua Hoy: Benedetti y la msica

    A partir de la dcada del 70 la obra potica de Mario Benedetti fue visitada por numerosos cantantes de habla hispana. Numa Moraes, cantautor uruguayo musicaliz Cielo del 69, una de sus Letras de emergencia (1973) (Mejor se ponen sombrero / que el aire viene de gloria / si no los despeina el viento / los va a despeinar la historia). Esta fue la primera vez que un poema de Benedetti se hizo cancin. Pero es a travs de la colaboracin con Alberto Favero y Nacha Guevara, de la que surgi el disco Nacha canta a Benedetti (1972), cuando los poemas de Benedetti comienzan a popularizarse verdaderamente como canciones.

    En esa ocasin fueron retomados sus primeros poemas y, especialmente, los de la oficina, como por ejemplo, Te quiero. (Tus manos son mi caricias mis acordes cotidianos / te quiero porque tus manos / trabajan por la justicia).

    En 1978, en colaboracin con Daniel Viglietti, otro cantautor uruguayo y personaje clave desde el punto de vista poltico, cultural y musical en la transformacin del Uruguay a partir de 1968, se

  • 3

    edit A dos voces. Las canciones son, en su mayora, de denuncia poltica y crtica social.

    En 1985 llega El Sur tambin existe, con msica de Joan Manuel Serrat y letra de Mario Benedetti, en algunos casos los temas son adaptaciones de poemas previos y otros fueron compuestos para la ocasin. Los temas son de lo ms variado: la reivindicacin poltico-social (El Sur tambin existe), el canto de la esperanza (Vas a parir felicidad), lo cotidiano (Testamento de mircoles), la descripcin del paisaje del exilio cubano (Habanera), la irona (Los formales y el fro), el discurrir a lo largo de la vida (Currculum), etc. Aqu tambin hay crtica social, el tema de las injusticias, la desigualdad entre los hombres, pero no faltan referencias al amor.

    Adems de estos tres trabajos ms articulados y conocidos, Mario Benedetti tiene unas 80 letras de canciones que figuran en el repertorio de numerosos intrpretes, y un pequeo libro titulado Canciones del ms ac (Benedetti, 1988), que incluye 60 textos suyos.

    Ms all de la gran popularidad del poeta, muchos de sus versos son conocidos por millones de personas porque con ellos se hicieron canciones.

    M.L.

  • 4

    Chivos, Canjes y Recomendaciones

    Para comunicarse con el editor, publicitar o arrimar textos: microscopias@gmail.com www.microscopiasblog.wordpress.com

    Agradecimientos:

    Ileana Gmez Gavinoser, Mara Fernanda Macimiani, Edicin, seleccin y compilacin de

    textos: Martn Linares

    A partir de septiembre en las libreras amigas

    mailto:microscopias@gmail.com

  • 5

    Wikipedia dice. Y si ella dice El aguafuerte es una modalidad de grabado que se efecta tomando como base una plancha o lmina de aleacin metlica, habitualmente de hierro, zinc y, ms frecuentemente, cobre. Esta se recubre de una fina capa de barniz protector, o de cera resistente a los cidos. El grabador dibuja con un estilete de punta cnica muy afilada en esta capa de barniz, llegando justo hasta el cobre sin penetrar en l. Posteriormente se sumerge la lmina con su barniz en una solucin de agua y cido ntrico, la cual recibe el nombre del aguafuerte propiamente dicho. Esta solucin corroe el cobre en las zonas en que este no est protegido por el barniz, y deja unos surcos. El tiempo de inmersin de la lmina en el cido determina la profundidad de la lnea en el grabado, otorgndole a mayor tiempo mayor valor.

    Se retira el barniz, y la plancha ya est lista para el proceso de estampacin. Se impregna la superficie con una tinta de componente graso que penetra en los surcos y se retira el sobrante de manera manual. El resultado ser una imagen transferida de forma invertida en el papel de grabado.

    Una de las ventajas de esta tcnica sobre otras es que pueden corregirse los errores, o hacerse

  • 6

    retoques antes de someter la plancha metlica a la accin corrosiva.

    Y usted se preguntar qu tiene que ver este proceso con la literatura y sus formas del hacer. Y all se interpelar acerca de lo extremadamente acertado del ttulo con el que Roberto Arlt defini sus crnicas, que trascendieron los cnones periodsticos y encontraron una retrica inquisitiva, socavada, cincelada.

    Las Aguafuertes porteas que Arlt public a partir de 1928 estn construidas desde el xido corrosivo de una sociedad que buscaba su identidad, perdida entre tantas identidades.

    Quizs su principal bigrafa, Sylvia Satta, destaca de la produccin de Arlt "su mirada sarcstica ante un mundo donde los valores se han perdido, ridiculiza no slo al comportamiento de cada uno de los tipos porteos, sino que pone en cuestin la organizacin de todo el sistema sobre el cual est basada la tica social" - Satta, Sylvia. "Roberto Arlt y las nuevas formas periodsticas".

    Lo siguiente es un extracto de una de sus famosas Aguafuertes, todas ellas estn a disposicin en microscopiasblog.wordpress.com desde donde pueden leerse y descargarse.

  • 7

    Los tomadores de sol en el Botnico

    Por Roberto Arlt La tarde de ayer lunes fue esplndida. Sobre todo

    para la gente que nada tena que hacer. Y ms an para los tomadores de sol consuetudinarios.

    Gente de principios higinicos y naturistas, ya que se resignan a tener los botines rotos antes que perder su baito de sol. Y despus hay ciudadanos que se lamentan de que no haya hombres de principios.. Y estudiosos. Individuos que sacrifican su bienestar personal para estudiar botnica y sus derivados, aceptando ir con el traje hecho pedazos antes de perder tan preciosos conocimientos.

    Examinando la gente que pulula por el Jardn Botnico, uno termina por plantearse este problema:

    Por qu las ciencias naturales poseen tanta aceptacin entre sujetos que tienen catadura de vagos? Por qu la gente bien vestida no se dedi-ca, con tanto frenes, a un estudio semejante, saludable para el cuerpo y para el espritu? Porque esto es indiscutible: el estudio de la botnica engorda. No he visto a un bebedor de sol que no tenga la piel lustrosa, y un cuerpazo bien nutrido y mejor descansado.

  • 8

    Qu aspecto, que bonhoma! Qu edificacin ejemplar para un seor que tenga tendencias al misticismo! Porque, no dejarn de reconocer ustedes, que una ciencia tan infusa como la botnica debe tener virtudes esenciales para engordar a sujetos que calzan botines rotos.

    De otro modo no se explicara. Cierto es que el reposo debe contribuir en algo, pero en este asunto obra o influye algn factor extrao y fundamental. Hasta los jardineros tienden a la obesidad. El portero -los porteros estn bien saciados-, los subjardineros ya han adquirido ese aspecto de satisfaccin ntima que producen las canonjas municipales, y hasta los gatos que viven en las alturas de los pinos impresionan favorablemente por su inesperado grosor y lustroso pelaje.

    Yo creo haber aclarado el misterio. La gente que frecuenta el Jardn Botnico est gorda por la influencia del latn.

    Roberto Emilio Godofredo Arlt1(Buenos Aires, 26 de abril de 1900 -Buenos Aires, 26 de julio de 1942) fue novelista, cuentista, dramaturgo, periodista e inventor.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Roberto_Arlt#cite_note-1

  • 9

    Frente al mar Alfonsina Storni

    Oh mar, enorme mar, corazn fiero De ritmo desigual, corazn malo,

    Yo soy ms blanda que ese pobre palo Que se pudre en tus ondas prisionero.

    Oh mar, dame tu clera tremenda, Yo me pas la vida perdonando,

    Porque entenda, mar, yo me fui dando: Piedad, piedad para el que ms ofenda.

    Vulgaridad, vulgaridad me acosa. Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.

    Hazme tener tu clera sin nombre: Ya me fatiga esta misin de rosa.

    Ves al vulgar? Ese vulgar me apena, Me falta el aire y donde falta quedo,

    Quisiera no entender, pero no puedo: Es la vulgaridad que me envenena.

    Me empobrec porque entender abruma, Me empobrec porque entender sofoca,

    Bendecida la fuerza de la roca! Yo tengo el corazn como la espuma.

    Mar, yo soaba ser como t eres, All en las tardes que la vida ma Bajo las horas clidas se abra... Ah, yo soaba ser como t e