semanario impreso 447

of 32/32
Estudio G Inicia tercera temporada Estudio G Inicia tercera temporada Guillotina MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO DE 2015 XALAPA, VERACRUZ DIRECTOR: MANUEL ROSETE CHÁVEZ SUBDIRECTOR: ÁLVARO BELIN ANDRADE www.formato7.com AÑO X 5 PESOS NÚMERO 447 @Formato7oficial Formato Siete / Mancerazo dado, ni Dios lo quita MANUEL VÁSQUEZ Entre Líneas... / José Ortiz Vía Libre... / Raymundo Jiménez Consenso / Manuel Rosete ¡Es Héctor, es Héctor! Duarte: acusado y acosado Duarte le da la mano; Mancera quiere su cabeza Urge un modelo alternativo Editorial Hora Libre / Álvaro Belin Andrade FERNANDO ANGUIANO Indígenas, en el último vagón del desarrollo NORMA TRUJILLO BÁEZ México, ¿creo en ti? EL JAZZ BAJO LA MANGA LUIS BARRIA México, ¿creo en ti? Indígenas, en el último vagón del desarrollo Legislación de Veracruz, en deuda con etnias y afromexicanos Legislación de Veracruz, en deuda con etnias y afromexicanos Erik Porres, en Polaca a la Veracruzana Erik Porres, en Polaca a la Veracruzana Buganza imita a Héctor; también buscó a El bronco

Post on 23-Jul-2016

224 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Estudio GInicia tercera

    temporadaEstudio G

    Inicia tercera temporada

    Guillotina

    Mircoles 12 de agosto de 2015 Xalapa, Veracruz

    Director: Manuel rosete chvez subDirector: lvaro belin anDraDe

    www.formato7.com ao X 5 pesosNMero 447

    @Formato7oficialFormato Siete/

    Mancerazo dado,ni Dios lo quita MANUEL VSQUEZ

    Entre Lneas... / Jos OrtizVa Libre... / Raymundo Jimnez Consenso / Manuel Rosete

    es Hctor, es Hctor!

    duarte: acusado y acosado

    duarte le da la mano; Mancera quiere su cabeza

    urge un modelo alternativo

    EditorialHora Libre / lvaro Belin Andrade

    FErNANdo ANgUiANo

    Indgenas, en el ltimovagn del desarrollo

    NorMA trUjiLLo bEZ

    Mxico, creo en ti?

    El jazz bajo la manga

    LUiS bArriA

    Mxico, creo en ti?

    Indgenas, en el ltimovagn del desarrollo

    Legislacin de Veracruz, en deuda con etnias y afromexicanos

    Legislacin de Veracruz, en deuda con etnias y afromexicanos

    Erik Porres, en Polaca a la Veracruzana

    Erik Porres, en Polaca a la Veracruzana

    Buganza imita a Hctor; tambin busc a el bronco

  • Mircoles 12 de agosto de 20152 /

    ConsensoManuel Rosete Chvez

    es Don beltrone; entonces, es hctor

    Siendo Senador de la Repblica, el economista y destacado poltico sonorense Manlio Fabio Beltrones asisti como invitado especial a la ceremonia del se-gundo informe de gobierno de su maestro, Don Fernando Gutirrez Barrios. Ah, en el recinto legislativo local, en medio de una multitud de polticos que que-

    ran presenciar el histrico momento, Jorge Uscanga Escobar, Procurador General de Justicia del Estado, nos present: mira Manuel, l es Manlio Fabio Beltrones, el alumno ms sobresaliente del seor Gobernador, nos dijo; enseguida vino un apretn de manos, el clsico mucho gusto, seor, y a tratar de sobrevivir entre la multitud.

    Y aunque fue solo eso, la impresin que nos dej el saludo atento, caballe-roso, de quien despus sera designado Subsecretario de Gobierno de la Se-cretara de Gobernacin, a peticin de Gutirrez Barrios, fue de un caballero, de un poltico con el perfil de todos los que se formaron en torno al hombre leyenda, de esos eficientes mexicanos de la poltica que dejan su vida en esa ac-tividad sirviendo a sus semejantes, acumulando poder merced a su trabajo no al dinero que obtienen saqueando las arcas pblicas, inteligentes y cultos, capaces de pararse en cualquier tribuna y de abordar los ms escabrosos temas sociales planteando soluciones prcticas, lo que revela el profundo conocimiento de la realidad social que poseen.

    Operadores polticos de resultados, negociadores no comerciantes que defi-nen a la poltica como el arte de ganar con argumentos slidos un diferendo dejando al adversario satisfecho, de esos que ya casi se extinguieron.

    Manlio supo jugar bien sus cartas, como maestro que es, cuando se estaba definiendo la candidatura presidencial anterior midi el terreno y mediante una carta que public en algunos medios nacionales declin a favor de Enrique Pea Nieto, el priista mexiquense que ya haba ganado la carrera con el apoyo de los poderes fcticos y, como dice Ciro Gmez Leyva, se sent a esperar que llegara el momento, a ubicarse al lado del Presidente ya sea como Secretario de Gober-nacin o como presidente del CEN del PRI, ya que en ambas posiciones puede compartir el poder con quien le gan en la jugada anterior, con el presidente Enrique Pea.

    es hctor, es hctor!Para los bisoos jugadores de estos entramados de la grilla poltica priista, de

    grandes ligas, cuando sucede una cosa como estas dan por hecho otras que a simple vista estn ligadas.

    Por ejemplo, apenas se supo de que la lnea era para Don Beltrone y que el joven Aurelio Nuo seguira ah en la Oficina de la Presidencia, varios veracruzanos como Tony Macas, por ejemplo, simpatizantes del proyecto de Hctor Yunes Landa, quien busca ser gobernador por dos aos con el apoyo de Javier Duarte (para Duarte hay otros dos candidatos) comenzaron a comunicarse entre ellos compartiendo la buena nueva: Es Beltrones, ya viste, es Hctor! y a festejar.

    Pero, as ser de simple este asunto?Ya sabes, mi brother, yo llego a la dirigencia nacional del partido y te hago de in-

    mediato candidato a gobernador del tercer estado ms importante (electoralmente) del pas, as aseguro un peldao ms en mis aspiraciones rumbo a la Presidencia y, a ese paso, casi casi ya soy el sucesor de Peita, le dira Don Beltrone a Hctor ahora que vino a Veracruz a saludar al gber Javier Duarte y a tomarse una foto en una oficina de la Torre Pelcano del puerto de Veracruz.

    Lo primero que ha dicho Manlio es que el rbitro no puede participar en la contienda, con lo que se descarta automticamente para la grande, aunque sea de momento. Luego: apenas asuma la dirigencia de mi partido y me pongo a cham-bear sobre todo en los doce estados donde el ao entrante habr elecciones para gobernador del estado, entre ellos Veracruz, o sea, a sondear para conocer a fondo, no de odas, con lo que le diga su cuate Enrique Ampudia o Jorge Uscanga, incluso con las mismas encuestas que anda exhibiendo Hctor Yunes Landa.

    Con el oficio poltico que le caracteriza a Don Beltrone, lo que har es tra-bajar en la confeccin de una radiografa poltica muy fiel con la realidad de cada uno de los estados donde habr relevo gubernamental el ao entrante, de manera que a la hora de sentarse con el presidente Pea en sus oficinas de Los Pinos, a analizar caso por caso, la informacin que lleve sea la ms correcta, que cuadre bien con la que tenga el seor de Los Pinos, que es finalmente el que va a decir s va este o no va este.

    Y si bien es cierto, la llegada de Manlio Fabio Beltrones al gabinete (el PRI es la secretara poltica electoral de la Presidencia) estaba pactada con mucho tiempo de anterioridad y su presencia en ese grupo era necesaria para tratar de levantar la imagen presidencial hoy por los suelos, tambin es cierto que Pea no encumbr a Don Beltrone en el PRI para darle todas las canicas y que se despache como quiera, eso es absurdo.

    Antes del arribo del sonorense a la dirigencia del partido en el poder hubo acuer-dos, hubo negociaciones, asuntos que el comn de los ciudadanos, incluso los mis-mo integrantes del equipo presidencial ignoramos, como por ejemplo de qu habla-ron en el cafecito que se echaron hace varias semanas en la ciudad de Mxico el senador Jos Yunes Zorrilla y Manlio Fabio Beltrones.

    Es natural que a muchos ya se les queman las habas porque su candidato, el amigo al que han cultivado las ltimas fechas, sea el bueno para la de dos (la que sigue a ver cmo le hacemos, primero, lo primero) y garantizar as impunidad, continuar en el escatolgico ambiente de corrupcin que hay en el gobierno o incorporarse a una chamba porque El To y Javier los han ignorado, pero el asunto no es tan sencillo, y menos con un poltico tan pro-fesional como lo es Don Beltrone, quien no se perdonara, a su edad y con el tiempo que lleva triunfando en la poltica, un tropezn solo por echarle la mano a un excolaborador.

    las precisiones de DuarteEste lunes 10, el gobernador Javier Duarte de Ochoa sali a hacer varias puntua-

    lizaciones respecto de los compaeros periodistas que han sido asesinados, y aport datos duros como respuesta a la andanada de acusaciones y crticas que ha recibido en las redes de parte de personas que muestran ms su enojo que la objetividad que debe tener cualquier comunicador profesional.

    Nosotros hemos comentado en este espacio que acusar sin pruebas es una mues-tra de corrupcin y que en ella caen los que se la pasan aventando maldiciones con-tra el actual mandatario sin aportar pruebas fehacientes.

    Entendemos que muchos estn enojados, que otros se sienten ninguneados y varios experimentados polticos se lamentan de que no han sido tomados en cuenta por la actual administracin.

    Tambin hay muchos ciudadanos que usan las redes para echar mentadas de ma-dre y manifestar su clera desde el anonimato. Pero, de eso a inventar acusaciones movidos por la furia, hay una enorme diferencia.

    Javier Duarte de Ochoa aport ayer datos duros, como el de que ocho de los casos de compaeros periodistas asesinados fueron atrados por la Procuradura General de la Repblica, y mostr lo que la dependencia federal ha realizado dentro de esas investigaciones. Dijo tambin que la Fiscala del Estado solamente tiene bajo su responsabilidad tres casos, y mostr los avances en cada uno de ellos.

    Y en el crimen de Rubn Espinosa, el fotoperiodista asesinado en la ciudad de Mxico, la responsabilidad recae en la Procuradura de Justicia del DF, de filiacin perredista, a la que el Gobierno de Veracruz ha aportado toda la informacin que le ha solicitado al respecto.

    No faltan los que se han terminado de enojar porque el mvil del asesinato de Rubn Espinosa, de la activista Nadia Vera y de otras tres mujeres, se est yendo por otro rumbo y se aleja de la presuncin de que haya sido por motivos polticos. Pero esa es la realidad, y contra ella no hay argumentos que valgan, aunque se encabronen en las redes.

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 / 3

    Editorial

    Director

    Manuel rosete chvez

    Subdirectorlvaro belin andrade

    Colaboradoresrafael Prez crdenas, norma trujillo bez,

    raymundo Jimnez, Jos ortiz Medina, Gernimo rosete Pozos, Manuel vsquez,

    lobolpez, Gonzalo lpez barradas, luis barria, hctor alejandro Quintanar,

    tere G. Quintero, Guadalupe Gmez buere

    Edicinvctor Manuel vlez len

    AdministracinMartha b. Jimnez Morales

    Oficinasbeatrz ortega hernndez

    Asesor Jurdicolic. rafael santorum vzquez

    20 de Noviembre Oriente No. 513. Colonia Modelo. C.P. 91040.

    Xalapa, Ver. Telfonos: (228) 817 14 32 y

    (228) 820 39 30 www.formato7.com

    e-mail: [email protected]: ROCM500407BLO

    Urge un modelo alternativo

    Durante aos y aos hemos escuchado que Mxico debe abandonar el modelo neoli-beral que adopt desde 1982 y girar hacia uno en el que el Estado tenga una mayor participacin.Lo primero que nos preguntamos, cuando escuchamos esto, es si el modelo econmico

    mexicano es realmente neoliberal. Porque si lo es, tiene una gran cantidad de excepciones, como un virtual monopolio estatal sobre la produccin de petrleo y la distribucin de ga-solinas, que apenas se alter hace un ao con la Reforma Energtica. Ese monopolio, que subsisti 75 aos, tena ms que ver con los sistemas comunistas o de capitalismo de Estado que con el neoliberalismo.

    Pero no ha sido esa la nica seal de intervencionismo del Estado en la economa. Mxico tiene, hasta la fecha, una legislacin laboral que incide negativamente en la productividad, as como redes de proteccin social que son anatema para el modelo econmico de la Escuela de Chicago.

    Nadie con un gramo de honestidad intelectual dira que en Mxico rige un modelo eco-nmico neoliberal, como, por ejemplo, el de Singapur.

    Por el contrario, Mxico tiene un modelo en el que el Estado sigue pesando demasiado.Donde la intervencin estatal no es indispensable, tenemos un Estado obeso que se nota,

    entre otras cosas, en la enorme burocracia. Y donde el Estado s es necesario para controlar los desequilibrios del mercado y las fallas de la condicin humana, tenemos uno que funcio-na de manera muy deficiente.

    Nada habla ms y peor del estatismo que los capitales amasados al amparo del poder. Grupos como Higa se habran podido beneficiar como lo han hecho sin un Estado tan presente en la economa?

    Entonces, el modelo alternativo para Mxico es una mayor intervencin del Estado en la economa?

    Quin puede creer esto. El modelo alternativo es menos Estado, donde la libertad para competir y la transparencia resultan agentes econmicos ms eficaces. Y un Estado ms firme donde realmente se requiere, como hacer valer el imperio de la ley.

  • Mircoles 12 de agosto de 20154 /

    Creo que en dos aos de gobierno se pueden lograr bastantes cosas, afirm el secretario de Desarrollo y Portuario de Veracruz, Erik Porres Ble-sa, al opinar sobre la 'mini gubernatura', en el programa Polaca a la Veracruzana, que se trasmiti la noche de este martes por Formato7.com, Versiones.com.mx y otros portales web del estado.

    En sus palabras seal que en mate-ria de desarrollo econmico, el prximo gobernador podr lograr la atraccin de inversin como lo hizo la actual ad-ministracin en sus dos primeros aos, cuyo monto de capital invertido rond los 22 mil y 24 mil millones de pesos.

    Si agarras esos dos aos creo que el tema de inversiones pueden seguir flu-yendo de manera normal al estado, ma-nifest al conversar con los periodistas Manuel Rossete, Raymundo Jimnez y Jos Ortiz Medina. Sobre si es ptimo un periodo tan corto, Porres Blesa afir-m que era una decisin que haba que tomar para homologar el periodo de go-bierno local con el federal.

    Tengo mucha fe que lo que hemos

    venido haciendo es sentar las bases y son cosas solidas que van a permitir a la si-guiente administracin, en temas que to-can el desarrollo econmico, seguir con esta lnea de atraccin de inversiones particularmente en el tema energtico y otros temas.

    El titular de la Sedecop aadi que no todas las inversiones se generan en el sexenio en funciones, muchas provienen del anterior, que se vinieron cocinando de una administracin pasada y que toca aterrizar, eso sucede en cada adminis-tracin y es algo natural de los ciclos de gobierno.

    Prximo gobernador debe ser amigo de la inversinPara l, el perfil del prximo man-

    datario veracruzano, debe ser el de un amigo de la inversin, que tenga muy claro cules son los caminos para seguir aterrizando ms inversin, como lo ha hecho Duarte de Ochoa, que simplific los trmites y quit las trabas a los in-versionistas que deseaban depositar su capital en nuestra entidad.

    Que ponga a la Sedecop al servi-cio de sa, que es una de las tres labo-

    res fundamentales de esta secretara, siendo una de las ms importantes y una en la que ms puedes impactar porque no es tema presupuestal, sino de trabajo, voluntad, convencimiento, promocin y venta, de enamorar al in-

    versionista de tu estado, de hablar bien del estado, puntualiz.

    En ese sentido reiter que el respon-sable de la cartera de Desarrollo Econ-mico debe ser positivo, de lo contrario echara abajo todas las intenciones de atraer capital forneo. Soy y tengo muy claro, que soy una voz positiva dentro del gobierno, porque estamos trabajan-do para que haya ms inversin en Vera-cruz. Ser optimista, insisti, favorece al estado y a la sociedad en general, no slo a un proyecto poltico del que emana el Ejecutivo.

    apuesta por el sector energtico

    El cordobs, licenciado en Relacio-nes Internacionales con Especialidad en Estudios de Opinin y Mercadotecnia Poltica por la Universidad Iberoameri-cana, seal que las reformas estructura-les llevadas a cabo en el mbito federal, particularmente en el tema energtico y el desplome de los precios del petrleo, vinieron a cambiar el panorama de atrac-cin de inversin para el estado y su po-ltica de desarrollo econmico.

    No obstante expres que un ao an-tes de los cambios constitucionales, el gobernador lo instruy para que elabo-rara una estrategia, de tal forma que al materializarse, hubiese una ruta trazada por la cual seguir. A raz de ello, se cre

    En dos aos se pueden lograr bastantes cosas, afirma Erik Porres sobre mini gubernatura

    Apolinar Velazco

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 / 5

    la Subsecretara de Energa, para atender los proyectos de inversin y lograr ate-rrizar la mayor parte; se sum la estra-tegia de mil grandes empresas y se pro-mocion en el exterior a Veracruz para atraer las inversiones.

    El igualmente maestro en Comuni-cacin por la Universidad Iberoame-ricana y con estudios del Programa de Alta Direccin de Empresas por el IPADE, resalt que como parte de la Ronda 1 que Petrleos Mexicanos (Pemex) ofert, a Veracruz llegar una empresa que se constituye de capital nacional, estadounidense y finlands, con la cual ya tenan avanzadas las conversaciones.

    En los das prximos estarn en el estado y estaremos dando puntual se-guimiento con respecto a esta primera inversin. se es un ejemplo de lo que venimos haciendo con respecto a este tema, acot y dijo que estn trabajando de cerca con la Universidad Veracruzana (UV), los tecnolgicos y con los empre-sarios, para ir viendo las necesidades que tendrn estas grandes empresas.

    En la entrevista enfatiz que se pretende que las pequeas y medianas empresas veracruzanas, sean las que provean los bienes y servicios a las in-versiones privadas, que con la reforma, ahora se podrn dar con mayor libertad y transparencia.

    En cuanto a la generacin de empleo, rese que el hecho de que el 78 por ciento de la inversin sea industrial, hace que estos no sean temporales o pasaje-ros, por el contrario son permanentes o de largo plazo, porque los empresarios no aterrizan su capital para operar uno o dos aos, sino 15, 20, 30 aos o un periodo mucho ms largo.

    inseguridad, tema de percepcin

    Al ser cuestionado sobre si la inse-guridad ha ahuyentado las inversiones, el secretario de Desarrollo Econmico seal que se es un tema de percep-cin, contrario al de las inversiones, que s se puede constatar porque es tangible.

    Ah estn los datos, est la estruc-tura, no puedes decir que Braskem con 4 mil 500 millones de inversin y no est fsicamente, ah est. Un inversio-nista antes de investir, hace un estudio profundo y uno de los anlisis ms im-portantes que hace un inversionista es dnde van a vivir sus directivo, es algo fundamental para ellos, resalt.

    El integrante del gabinete estatal ase-gur que Veracruz siempre ha salido con una imagen positiva en este rubro, y ah estn en los resultados.

    Mayor avance en grandes inversiones

    En el rubro de las grandes inversio-nes, reafirm, en el que la administracin estatal ha registrado mayores avances, retomando el caso del consorcio mexi-cano- brasileo, Braskem Idesa, que ini-ciar operaciones en diciembre luego de cinco aos de consolidacin del proyec-to y construccin de su planta.

    Detall que se encargar de elabo-rar productos derivados del petrleo, relacionados con etano para generar los plsticos verdes, con lo cual se sustitui-r la importacin de dichos materiales al cubrir alrededor del 60 por ciento del mercado nacional.

    La fbrica se construy en la zona sur, concretamente en el municipio de Nanchital y una vez est operativa, men-

    cion, generar aproximadamente 5 mil empleos directos.

    El servidor pblico veracruzano aseve-r que cuando se tratan de grandes capi-tales, la Sedecop se aboca a acompaar al empresario en todo el proceso de permi-sologas de orden municipal, estatal y fe-deral, lo que ha permitido que los mismos aterricen con una velocidad importante.

    Explic que en nuestro estado, cada regin posee distintas vocaciones para de-tonar su desarrollo y con distintos ritmos. Refirindose a Xalapa, estableci que su fuerte es la academia, la cultura, el turismo de aventura y el gobierno, es decir, bienes y servicios, aunque consider que podran establecerse pequeas industrias, no pesa-das ya que existe la falta de agua y la ausen-cia de terrenos en su territorio municipal.

    El ex secretario Ejecutivo de la Orga-nizacin Demcrata Cristiana de Am-rica de 2007 a 2008 y el ex director de Anlisis y Documentacin de Informa-cin Internacional de la Presidencia de la Repblica de 2003 a 2005, rese que al norte del estado, la autopista Mxico DF- Tuxpan, es uno de los proyectos de inversin ms importantes, adems de la ampliacin de dicho puerto, presupues-tada en mil 200 millones de pesos.

    En el centro, enumer, se dar la am-pliacin del Puerto de Veracruz evaluada en 70 mil millones de pesos, con la cual aumentar cinco veces su capacidad y tres veces su tamao. Este proyecto, pre-cis, traer consigo un importante deto-nante de empresas que lo usarn para las importaciones y exportaciones.

    inversiones por ms de 120 mmdp

    Contabiliz que en los cuatro pri-meros aos de gobierno, las inversiones

    totales llegaron a los 120 mil millones de pesos, destacando las hechas por el Grupo Carso de ms de 14 mmdp, SSA con 6 mil 600 mdp, TMM con 2 mil 200 mdp, Cementos Moctezuma con 11 mil 879 mdp, Mexichem con 11 mil 700 mdp, Tenaris Tamsa con 10 mil 115 mdp, Unigel con 410 millones de dla-res, Alpek- Alfa con 310 mdd, Grupo CITSA con 240 mdd y una fbrica de levadura en Cuitlhuac en la que se in-virtieron ms de 100 millones de libras esterlinas.

    Citando cifras del Instituto Nacio-nal de Estadstica y Geografa (Inegi), afirm que en el primer trimestre de 2015, la economa veracruzana creci 1.2 %, un porcentaje positivo tomando en cuenta los bajos precios del petr-leo, la devaluacin del peso frente al dlar y los problemas de la economa internacional. Esto nos dice que hay cosas en la economa de Veracruz que estn fuertes.

    apoyo a los emprendedores En el apoyo a los emprendedores,

    dijo, se ha destinado una buena par-te de los recursos de la secretara que cuenta con 110 funcionarios en su estructura organizativa y puso como ejemplo el programa La Jarocha Prspera, que tiene como propsito apoyar a los dueos de las tienditas de abarrotes, que se vieron afectadas con la llegada de cadenas de supermerca-dos a las ciudades y pueblos.

    Nos dimos a la tarea de hacer un modelo, basado en una metodologa de la Organizacin de Naciones Unidas (ONU) y los resultados han sido muy importantes, a tal grado que el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) lo tom para aplicarlo en todo el pas.

    Erik Porres Blesa calific como un hecho aislado, el caso planteado por Ma-nuel Rossete quien dijo que un amigo suyo tuvo que cerrar su pequeo nego-cio, luego de que al formar parte del pro-grama y de mejorar la apariencia fsica del establecimiento, fuera extorsionado por delincuentes.

    Es aislado () la mayora de las tiendas que han sido apoyadas con eso, siguen funcionando, -a los dueos- se les da una asesora muy profunda en tema de inventarios, en punto de venta, en au-mentar las utilidades, extern.

    Revel que el 80 por ciento de los empleos son generados por la pymes, siendo stas el motor de la economa nacional y veracruzana que concentra el 5.7 % de todas las que hay en el pas, es decir, 296 mil pequeos y medianos negocios.

  • Mircoles 12 de agosto de 20156 /

    * La SCJN invit a congresos para armonizar las constituciones* A pesar de la evidencia histrica, la tercera raz no se menciona

    Legislacin de Veracruz, en deudacon indgenas y afromexicanos

    Norma Trujillo Bez

    Al conmemorarse el Da Interna-cional de los Pueblos Indgenas, Veracruz es una de las entidades que est en deuda con los ms 700 mil habitantes fundadores de la nacin y con los descendientes de los trados del con-tinente africano, pues no ha armonizado su Constitucin con las reformas cons-titucionales federales que reconocen los derechos de los pueblos indgenas; y a pesar de la evidencia histrica, docu-mentada por Gonzalo Aguirre Beltrn de la importante presencia de la tercera raz, ni siquiera se menciona, a diferencia

    de las constituciones de Oaxaca y Gue-rrero que si los consideran en sus textos.

    Luego de que el presidente de la Supre-ma Corte de Justicia de la Nacin (SCJN), Luis Mara Aguilar Morales, invitara en abstracto a los congresos locales para ar-monizar las constituciones locales con la federal, queda claro que uno de los esta-dos en donde falta esta labor es Veracruz, pues en su texto constitucional y en las le-yes secundarias tiene muchas ausencias de cambios en la legislacin, en las que ya hay jurisprudencias declarando inconstitucio-nales algunos artculos relacionados con este sector de la poblacin.

    Este atraso en la situacin jurdica permite la discriminacin estructural y

    sistemtica en contra de algunos secto-res de la poblacin, por lo que es deber de los juzgadores federales adoptar me-didas que garanticen la igualdad sustan-tiva de las partes en cualquier juicio o litigio, con el propsito de garantizar la equidad en el desarrollo del proceso. Por ejemplo, en materia penal debe existir un traductor y un abogado que conozca su lengua y su cultura para hacerle entender de la situacin por la que est viviendo y que podran privarle de su libertad.

    O como ahora sucede con la reforma energtica y el artculo 27 constitucional, que puede llevarlos a perder sus tierras de siembra o los lugares que consideran sa-

    grados y que segn su cultura los ha lle-vado a conservar, pero ahora los pueden perder a manos de las petroleras y mineras, que es la prioridad de inversin extranje-ra directa, pues han perdido elementos de defensa jurdica, con el cambio de estatus jurdico de poseedores a propietarios que promovi el desaparecido Procede.

    Cabe destacar que en el estado ms de la mitad de los 3 mil ejidos que ha-ba en 1994 estaban en posesin de los indgenas y es en las zonas en donde las industrias petrolera, minera e hidroelc-trica trasnacionales tienen proyectos de inversin en la entidad.

    De este modo, si bien existen diversas disposiciones en materia indgena tambin

    es cierto que an no concluye el desarrollo legislativo para armonizar las constitucio-nes locales conforme al contenido de la Constitucin federal, pero independien-temente de esa carencia u omisin de las legislaturas de los estados los jueces fede-rales pueden hacer una aplicacin directa de la norma constitucional.

    La omisin de los legisladores ha pro-vocado que las resoluciones de los jueces en materia indgena deben tener el efecto de cambiar prcticas inadecuadas para sus-tituirlas por otras que garanticen la igual-dad de las partes cuando en un juicio inter-vienen personas, comunidades o pueblos indgenas; pues es deber de los juzgadores adoptar medidas que permitan alcanzar la igualdad de facto cuando exista discrimi-nacin estructural y sistemtica.

    Desde las reformas de 2001 y de re-formas de derechos humanos de 2011 se ampli la carta magna, la proteccin de grupos y personas en situacin en vulnerabilidad; adems de los aspectos determinados por la Organizacin In-ternacional del Trabajo (OIT) para que tengan vigencia y ejercicio, pues el traba-jo de los jornaleros y migrantes indge-nas est subvaluado, as como el de sus hijos menores que deben garantizarles el acceso a la educacin.

    Como ejemplo de esta situacin est el artculo cinco de la Constitucin del estado donde dice que: El Estado tiene una composicin pluricultural y multi-tnica sustentada originalmente en sus pueblos indgenas. La ley promover y proteger el desarrollo de sus lenguas, culturas, usos y costumbres, recursos y formas especficas de organizacin so-cial; y garantizar a sus integrantes el acceso efectivo a la jurisdiccin del Es-tado. En los juicios y procedimientos en que aqullos sean parte, se tomarn en cuenta sus prcticas y costumbres en los trminos que establezca la ley. Los pue-blos indgenas tienen derecho a la libre determinacin dentro del marco consti-tucional. La expresin concreta de sta es la autonoma de las comunidades in-dgenas en los trminos establecidos por la ley.

    Sin embargo, en materia electoral no hay posibilidad de que en un ayuntamiento de Veracruz, a diferencia de los que existen en Oaxaca, puedan elegir a sus autorida-des conforme a sus costumbres o como en Chern, Michoacn, que proscriben la existencia de partidos polticos y que ellos reorganizaron la estructura municipal con-forme a sus intereses y no por imposicin de la Constitucin local.

    Otro de los vacos de la Constitucin de Veracruz que llama la atencin es la abstencin de mencionar a los afrodes-cendientes, ni siquiera en forma secun-daria, a pesar de que en Veracruz estu-vo el principal puerto de entrada de la trata negrera colonial y era uno de los lugares en donde mayores rebeliones y enfrentamientos hubo de esclavos en la lucha por la independencia.

    A diferencia de ello, en la frac-cin X del artculo 113 de la Consti-tucin de Oaxaca se reconocen a los municipios y comunidades indgenas y afromexicanas, bajo principios y caractersticas especficas tales como las asambleas generales comunitarias como instancias de deliberacin y de-cisin, los sistemas de cargos para el servicio pblico comunitario, los sis-temas de contribucin comunitarias y la gratuidad en el ejercicio del servicio comunitario, cuando as lo decida la propia comunidad, entre otras.

    De igual forma en la Constitucin de Guerrero, que no slo los recono-ce con una composicin pluricultural, multitnica y plurilinge, sustentada ori-ginalmente en sus pueblos indgenas y afromexicano, sino que tiene un cap-tulo especial dedicado a ellos en cuanto a la libre determinacin y la autonoma, la representacin poltica, la seguridad y la justicia; de la consulta previa, libre e informada, de las tierras, territorio y recursos naturales, de la diversidad y el patrimonio cultural, de las lenguas ind-genas, de las acciones afirmativas y de proteccin, del acceso a los medios de comunicacin, de las obligaciones del estado y los municipios hacia esta pobla-cin, por mencionar algunas.

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 / 7

    Duarte: acusado y acosadoRaymundo Jimnez

    Va lIbRE

    Hace una semana, en la sesin de la Comisin Permanente del Congreso de la Unin, al menos 9 de los diputados y senadores de la oposicin que participaron en el debate pactado sobre los homicidios del foto reportero Rubn Espinosa y de cuatro mujeres ms ocurridos el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte del Distrito Federal, volvieron a reiterar que Veracruz es el estado ms peligroso del mundo para ejercer el oficio periodstico.

    La diputada panista Esther Quintana Salinas cit que segn el Comit para la Proteccin de Periodistas, con sede en Nueva York, de 2011 a 2014 hubo slo 4 pases que tuvieron un nmero de colegas asesinados mayor al de Veracruz: Siria, Somalia, Pakistn e Irak.

    Sin embargo, los legisladores priistas y del Partido Verde que salieron a defender al gobernador Javier Duarte de la imputacin que se le pretende hacer por el crimen del reportero grfico que dos meses antes haba dejado la entidad por presuntas amenazas de muerte, dejaron pasar la oportunidad para desentraar uno de los grandes enigmas: si Veracruz es realmente un es-tado de alta peligrosidad para ejercer esta profesin, cmo es que en vez de disminuir han proliferado en los ltimos cinco aos publicaciones impresas y por-tales de noticias en la internet, cuyos artculos de opi-nin, en su mayora, son muy crticos y nada agradables para el rgimen duartista, cuyo gasto en publicidad ins-titucional ha recortado considerablemente desde hace un par de aos?

    El columnista Ciro Gmez Leyva public ayer en el diario capitalino El Universal un texto con este ttulo sugerente: Quin le pone el cascabel a Duarte?. Ex-pone lo siguiente:

    Aqu estamos de nuevo, escuchando al malo de la pelcula. Javier Duarte, gobernador de Veracruz, ya fue hecho pedazos por una parte de la sociedad civil y po-ltica que, sin ms, determin que tuvo que ver en la ejecucin del fotgrafo Rubn Espinosa. Culguesele el letrero de asesino de periodistas.

    No surge todava un dato slido para relacionarlo con el multihomicidio de la Narvarte. Pero, por ejem-plo, autoridades de la Procuradura de Justicia del DF llegarn hoy a Xalapa para tomarle declaracin. Por qu? Por las versiones de que habra amenazado a Rubn y a otra vctima, la activista chiapaneca Nadia Vera.

    Ayer (lunes 10) pude hacerle las preguntas que quera formularle. Me respondi que Rubn no estaba en la nmina del gobierno de Veracruz ni le compra-ban publicidad. Detall que 675 veracruzanos ligados a la comunicacin han recibido apoyos de una Comisin propuesta por l y aprobada por el Congreso y que, en efecto, en varios casos se les han dado recursos para irse a otro estado. Confirm que Rubn se march de Xalapa el 9 de junio, luego de ser agredido por enca-puchados en una marcha en esa ciudad, y que no haba sido el nico periodista agredido esa tarde. Neg ha-

    ber pedido auxilio al PRI y al Partido Verde para evitar que el asunto sea atrado por la PGR. Y reconoci que comunic mal el mensaje de las manzanas podridas en Poza Rica, un da antes de desmantelar a la polica intermunicipal.

    Por qu no pones sobre la mesa tu licencia para dejar el cargo y reforzar la idea de que se investigar con independencia el asesinato de Rubn?

    No lo har. Tengo un mandato muy claro de los veracruzanos que debo cumplir puntualmente y que trato de honrar da con da con toda mi capacidad, con todo mi tiempo, con todo mi profesionalismo. Este caso sucedi en el Distrito Federal, no en Veracruz.

    Me da la impresin de que dices que sta te toc sin deberla ni temerla.

    Es un asunto muy lamentable, pero insisto que no sucedi en Veracruz. Quiero puntualizarlo, porque pareciera que hubiera sucedido en nuestro estado y que resolverlo es responsabilidad de las au-toridades de nuestra entidad, cuando lo que hemos hecho desde el primer momento que nos enteramos fue ponernos en comunicacin con las autoridades

    del DF. Yo le habl al jefe de Gobierno, Miguel n-gel Mancera, para apoyarlo en lo que pudiera para esclarecer el caso.

    Difcil llevarle la contra. Pero ms difcil es sobre-vivir a los juicios sumarios de quienes no tienen inters ni ganas de escuchar. Sobrevivir a los tribunales ex-prs.

    Ahora, en medio del acoso poltico-meditico por el homicidio del fotoperiodista que no se dio en su entidad, Duarte est siendo obligado a resolver otro grave caso que s ocurri aqu: la desaparicin de dos acadmicos de la Universidad Veracruzana. La Rectora de la UV hizo pblica su denuncia a travs del Face-book pero sin identificar a las supuestas vctimas de este nuevo episodio de violencia que afecta a nuestra comunidad.

    Ser lgico suponer que a punto de iniciar el proceso electoral de su sucesin, Duarte sea tan burdo de provocar situaciones tan graves como s-tas que lo ponen en riesgo de ser defenestrado del poder, dado que no es de los consentidos del presi-dente Pea y su grupo?

  • Mircoles 12 de agosto de 20158 /

    Cinco programas educativos de la UV recibieron su acreditacin*La rectora Sara Ladrn de Guevara destac la importancia del trabajo en equipo para asegurar la calidad de la institucin

    La rectora Sara Ladrn de Gueva-ra realiz una gira de trabajo por la regin de Poza Rica-Tuxpan, en las que fue testigo presencial de la acreditacin y reacreditacin de cinco programas educativos que se imparten en esta zona: Arquitectura, Biologa Ma-rina, Trabajo Social, Biologa y la de In-geniero Agrnomo.

    Las ceremonias se llevaron a cabo este lunes 10 de agosto, en Tuxpan, en la Facultad de Ciencias Biolgicas y Agro-pecuarias, y en Poza Rica, en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Infor-macin (USBI).

    En ambos eventos, la rectora Sara Ladrn de Guevara destac que las nue-vas acreditaciones y las reacreditaciones son el resultado del trabajo conjunto.

    En la ciudad de Poza Rica, Ladrn de Guevara presidi la ceremonia por la acreditacin del programa educativo de Arquitectura y la reacreditacin del de Trabajo Social. En Tuxpan, fue testigo de la acreditacin del programa educa-tivo de Biologa Marina y de la reacre-ditacin de los de Biologa e Ingeniero Agrnomo.

    La rectora destac tres hechos nti-mamente relacionados entre s: estar en el campus Poza Rica-Tuxpan, clave para

    el avance de nuestro estado y de nuestro pas, pues es el asiento de un importan-te polo de desarrollo econmico; cons-tatar que esta regin de nuestra querida casa de estudios avanza al mismo paso que el resto de las regiones en materia de acreditacin y reacreditacin de nues-tros programas educativos, y ser testigo directo de cmo las dos ciudades que dan forma a esta regin universitaria, Poza Rica y Tuxpan, hacen su respectiva y valiosa aportacin al avance de nues-

    tro quehacer acadmico al acreditar y reacreditar sus programas educativos.

    En ambas ceremonias estuvieron presentes la secretaria Acadmica de la UV, Leticia Rodrguez Audirac; los di-rectores de las reas acadmicas Tcnica, de Humanidades y de Ciencias Biolgi-co-Agropecuarias, Rafael Daz Sobac, Jos Luis Martnez Surez y Domingo Canales Espinosa; el vicerrector Jos Luis Alans Mndez y los directores de cada una de las facultades.

    Adems, en Poza Rica estuvo presen-te Jos Juan Cuevas Lomel, de la Aso-ciacin Nacional para la Acreditacin de Arquitectura y Espacios Habitables, y la secretaria propietaria de la Asociacin para la Acreditacin y Certificacin en Ciencias Sociales, A.C., Guadalupe Mo-reno vila, para la entrega de la acredita-cin de Arquitectura y reacreditacin de Trabajo Social.

    En Tuxpan, estuvo presente Mara Te-resa Mondaca Cota, presidenta del Comit Mexicano de Acreditacin de la Educacin Agronmica, y Eduardo Zarza Meza, pre-sidente de la Asociacin Nacional de Pro-fesiones del Mar y coordinador del Comit para la Acreditacin de la Licenciatura en Biologa, quienes entregaron la reacredita-cin de Ingeniero Agrnomo, la acredita-cin de Biologa Marina y la reacreditacin de Biologa.

    Como parte de las actividades de la Rectora en el campus Poza Rica-Tuxpan, el domingo 9 de agosto realiz una reunin de trabajo en la Universidad Veracruzana Intercultural sede Totonacapan ubicada en el municipio de Espinal, a propsito del Da Internacional de los Pueblos Ind-genas, lo cual incluy un recorrido por las instalaciones para corroborar los avances que a la fecha se tienen.

    Del campus Poza Rica-Tuxpan

    Portada del libro Lo bello y lo justo en la ar-quitectura. Convergencias hacia una prcti-ca cimentada en el amor, de Alberto Prez-Gmez.

    El reconocido arquitecto mexicano Alberto Prez-Gmez presenta-r su libro Lo bello y lo justo en la arquitectura. Convergencias hacia una prctica cimentada en el amor, editado por la Editorial de la Universidad Vera-cruzana (UV), con los comentarios de Antolina Ortiz Moore, Santiago de Or-dua y Ricardo Prez Elorriaga. La cita es el mircoles 12 de agosto en el auditorio de la Facultad de Arquitectura.

    En el libro, Prez-Gmez muestra la profunda relacin que ha existido entre el amor y la arquitectura, encon-trando los puntos de coincidencia entre potica y esttica, es decir, el deseo del arquitecto por construir un mundo be-llo y el imperativo tico de proveer un mejor lugar para la sociedad.

    Para el autor, la arquitectura ha sido y debe continuar siendo construida so-bre el amor. Por lo tanto, la verdadera

    arquitectura es un deseo de crear un lu-gar elocuente donde habitar, un deseo que, amorosamente, provea un sentido de orden que corresponda a nuestros anhelos.

    Alberto Prez-Gmez crea y diri-ge el programa en Historia y Teora de la Arquitectura en la Universidad McGill, de Toronto, Canad, donde es reconocido por sus aportaciones tericas.

    Alberto Prez-Gmez presenta libroLo bello y lo justo en la arquitectura

    Editado por la UV

    La rectora Sara Ladrn de Guevara realiz una gira de trabajo por el campus Poza Rica-Tuxpan.

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 / 9

    Este mircoles 12 de agosto, en el gora de la Ciudad ser presentada la novela De puo y letra, cuyo autor es el veracruzano Luis Arturo Ramos.De Puo y letra es el ms reciente trabajo del citado escritor, quien es originario de Minatitln, Veracruz.

    Egresado de la Facultad de Letras de la Universidad Veracruzana en 1974, Luis Arturo Ramos ha sido presidente de la Junta de Gobierno de la UV; y catedrtico de la Universidad de Texas, en El Paso. Es autor de varias novelas, con las que ha ob-tenido importantes premios nacionales. Violeta Per, Este era un gato, Intramuros y La mujer que quiso ser dios forman parte de su produccin literaria, que tambin incluye cuentos, ensayos y crnicas.

    De puo y letra ser presentado a las 19:00 horas por Guadalupe Flores, directo-ra de la Facultad de Letras de la UV; Mario Muoz, catedrtico de la misma institu-cin; e Itzel Guevara, tambin de la Facultad de Letras.

    el oPle, en septiembre

    A principios del mes que entra quedar conformado el Organismo Pblico Local Electoral (OPLE) que ser el encargado de organizar las elecciones estatales de 2016.

    De casi 200 personas que se participaron en el proceso de seleccin de los prxi-mos consejeros electorales, slo quedan 37 aspirantes, de los cuales saldrn los cinco que integrarn el Consejo General del OPLE.

    El problema es que sigue habiendo dudas respecto del perfil de quienes estn en la recta final, pues se les vincula con las actuales autoridades electorales, concre-tamente con la presidenta del IEV Carolina Viveros y el secretario ejecutivo Vctor Moctezuma, lo que no da buena espina sobre la actuacin que tendran al frente del nuevo organismo.

    Si se reciclan los mismos, no puede esperarse otra cosa ms que acten como siempre lo han hecho. Pero quin sabe si eso lo aguante Veracruz.

    el yunista sergio rodrguez y el PrD azul?

    Cmo se nota que ya se les acab el financiamiento gubernamental en el PRD rojo, que ahora se quiere pintar de azul.

    Segn el ex dirigente perredista Sergio Rodrguez Corts, con tal de sacar al PRI de palacio de gobierno, estaran dispuestos a postular como candidato hasta a Mi-guel ngel Yunes Linares.

    El PRD est dispuesto a discutir quin puede ganar Veracruz, y si quien puede ganar se llama Miguel ngel Yunes, aunque no me guste, lo ms importantes es sa-car al PRI, dijo Rodrguez, quien no niega la cruz de su parroquia al dar este nuevo chaquetazo.

    Es congruente consigo mismo. Los mercenarios se venden al mejor postor

    Irma Chesty se perfila como probable Enlace de Prensa de la SegobSobrevivi a tres secretarios de Educacin en Veracruz: Mota, Flavino y Xchitl,

    por una simple y sencilla razn: es diligente, trabajadora y atenta con los comunicadores.Ahora existe la posibilidad de que Flavino Ros se la jale como Enlace de Prensa en

    la Segob. El poltico sureo no la conoca, sino hasta que coincidieron en la SEV. Pero ahora es probable que el Secretario de Gobierno la rescate y la nombre como su vocera.

    Enhorabuena. Bien por Irma Chesty.

    ahora van al rescate de angyeAl ver el caso reciente de scar lvaro Montes de Oca, el graduado de la Univer-

    sidad Autnoma del Estado de Mxico que vivi lo mismo y fue liberado hace unos das, Jorge Lpez, padre de Anglica Lpez (Angye), quien lleva presa ocho meses en Santa Martha Acatitla acusada de narcotrfico, porque supuestamente portaba droga en su maleta cuando volva de Sudamrica, decidi replantear la estrategia que utiliz para liberar a su hija, por lo que ahora buscar acercarse de nuevo a polticos y a medios de comunicacin.

    Desde el principio, su padre busc apoyo de autoridades y medios de comunica-cin sin xito; primero intent hablar con Miguel ngel Mancera, al hacerle llegar

    una carta, de la que nunca obtuvo respuesta.Posteriormente busc al presidente Enrique Pea Nieto y tampoco consigui

    verlo, por lo que le envi una misiva, de la que slo le comentaron: Estamos in-vestigando el caso. El ltimo intento fue con el gobernador del Estado de Mxico, Eruviel vila, pero tampoco hubo respuesta.

    El padre de Anglica revela que ella vive en condiciones deplorables, a pesar de que en el penal saben que padece asma, mi hija duerme cada noche en el piso de su celda. Se siente destruida, detall.

    La historia de Angye presenta los mismos detalles y modus operandi a los de scar Montes de Oca, quien demostr que le sembraron la droga cuando llegaron al AICM, y qued libre. Lo mismo debera suceder con la chica, otra presunta culpable.

    An no est confirmada visita de

    csar camacho a XalapaComentan algunos que est previsto que este sbado acuda a la capital de Vera-

    cruz el todava dirigente nacional del PRI Csar Camacho Quiroz. Sin embargo, en el edificio de Ruiz Cortines an no han confirmado esta versin al cien por ciento.

    Se supone que en uno de sus ltimos actos pblicos antes de entregar la estafeta a Manlio Fabio Beltrones, Camacho pudiera venir a darle el espaldarazo a la Escuela de Cuadros del Icadep, que en Veracruz dirige Lilia Christfield.

    Tambin se espera que Camacho se rena con el gobernador Javier Duarte de Ochoa y con los diputados federales veracruzanos electos, con quienes a partir del 1 de septiembre compartir espacio en San Lzaro.

    Si es que finalmente viene a la capital veracruzana, seguro varios querrn acercar-se al seguro prximo coordinador de la bancada del PRI en la Cmara de Diputados.

    alcalde electo de Morelia (ex panista),

    junt a buganza con el broncoYa se supo que quien fue pieza clave en la reunin de este martes entre Gerardo

    Buganza y Jaime Rodrguez Caldern, El Bronco, fueel alcalde electo de Morelia, Michoacn, Alfonso Martnez Alczar, quien fue

    panista y es muy amigo de quien ahora pretende ser candidato independiente a la gubernatura de Veracruz.

    Buganza imita a Hctor; tambin busc a El broncoJos Ortiz Medina

    EntRE... lnEas

  • Mircoles 12 de agosto de 201510/

    HoRa lIbRE

    lvaro Belin Andrade

    Duarte le da la mano; Mancera quiere su cabeza

    Crispado en medio de una investi-gacin judicial que no puede per-mitir que se oriente por el lado de la delincuencia organizada ni como atentado a la libertad de expresin, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel ngel Mancera, respondi rpi-damente este lunes a las declaraciones y ofrecimientos del gobernador Javier Duarte de Ochoa, realizadas muy tem-prano en Xalapa, y prcticamente busca echarle todo el costo poltico del multi-homicidio, al sealar que har declarar al veracruzano sobre el caso ante las auto-ridades ministeriales del DF.

    Por supuesto, no har que acuda Duarte a las oficinas de la Procuradura General de Justicia del DF en la capital del pas y, aunque originalmente se ufa-n de que enviara el martes a Xalapa a su subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Edmundo Garrido Osorio, acompaado de un grupo de agentes del Ministerio Pblico y policas de investigacin, por la noche seal+o que sera cualquier da de la semana y que la declaracin la hara Duarte ante la Fiscala veracruzana.

    Con ello regresa a Veracruz todos los reflectores de un caso del que el perre-dista quiere despojarse lo mejor que sea posible. El tiempo, sin embargo, podra mantener la atencin y repulsa sobre Duarte quien, lo ms pronto que le sea posible, debera salvar el trmite judicial.

    En su primera aparicin pblica

    luego del asesinato de cinco personas (cuatro de ellas mujeres), entre las que se incluyen el fotoperiodista Rubn Es-pinosa y la activista Nadia Vera, ambos con acusaciones de haber sido objeto de amenazas de su gobierno, Javier Duarte hizo una detallada relacin de los perio-distas asesinados durante su mandato, los avances en las investigaciones y los casos (ocho) que fueron atrados por la Procuradura General de la Repblica (PGR).

    Ya los medios han divulgado los con-tenidos principales de su comunicado, ledo sin lugar a preguntas ante un selec-to grupo de periodistas; lo que me llama la atencin es la lucha de las jurisdiccio-nes, el pin-pon que antes del medioda del lunes jugaron Duarte y Mancera.

    Primero, Duarte asever que el caso no le corresponde investigarlo a la Fis-cala veracruzana porque sucedi en el Distrito Federal y, acto seguido, Mi-guel ngel Mancera trat de mantener a Duarte en el ojo del huracn y acaso con ello ocultar la torpes conclusiones de la procuradura capitalina que seala, como en el viejo programa de Los Tres Chiflados, que se juntaron un viene-vie-ne, un malabarista y un exconvicto para robar, violar, golpear y asesinar a cinco personas sin que nadie se hubiera dado cuenta de nada.

    En esta comedia de situaciones, lo grave, lo verdaderamente grave, es que el mltiple asesinato se est convirtiendo

    en trapeador para limpiar la sala mien-tras se ensucia la casa del vecino.

    Por qu tomar la declaracin del gobernador, cuando en el lugar del cri-men no se han agotado las lneas de in-vestigacin y la bsqueda de testigos y mviles, ni se ha logrado siquiera sacar una versin medianamente creble de lo ocurrido sino todo lo contrario?

    En efecto, tal vez en un exceso de cortesa Duarte expuso pblicamente y despus en un oficio a Mancera su vo-luntad de aportar toda la informacin que requiriese la procuradura capitalina para el esclarecimiento del multihomici-dio de la colonia Narvarte.

    Cmo reaccion Mancera? En con-ferencia de prensa a media maana, el jefe de Gobierno dijo que no bastaba con lo dicho por Duarte a la prensa sino que se requera una declaracin minis-terial, en que se obtuvieran respuestas a preguntas que ha formulado la PGJDF y aquellas provenientes de la coadyuvan-cia, brindada por la organizacin Art-culo 19, interesada en que se esclarezca la posible vinculacin del gobernador Javier Duarte en la muerte del fotope-riodista Rubn Espinosa.

    Y el interrogatorio sera esta misma semana en Xalapa.

    Qu significa esto? Que aunque la procuradura del DF tiene conclusiones en el sentido de que el mvil fue el robo (en el cual participaron tres torpes ladro-nes con nimo picaresco y homicida, a quienes ya tiene identificados), Miguel ngel Mancera no quiere quedar mal con los medios de comunicacin que han sealado el caso como derivado de una orden de Duarte.

    Con el nimo inocultable de con-vertirse en candidato presidencial del PRD en 2018, a Mancera no le conviene echarse encima a la prensa crtica, tanto nacional como internacional, y menos a la revista Proceso; por ello ha abierto un hecho indito en la poltica mexicana: que un gobernador mande a interrogar a otro gobernador como testigo en un caso judicial. A Duarte, por otra parte, podra ayudarle que, tras la diligencia, la PGJDF lo descarte como lnea de inves-tigacin.

    Por lo pronto, adems de todo lo que ha constituido para la prensa veracruza-na el asesinato de 15 periodistas (11, se-

    gn el gobernador, puesto que en cuatro casos los periodistas han cado fuera del territorio veracruzano, entre ellos Rubn Espinosa), ahora tendremos que ver cmo dos polticos tratan de despojarse de los cadveres para no cargar con sus fretros.

    a qu le teme Mancera?Los resultados de la investigacin, ya

    sabemos, han prendido las alarmas en el gobierno capitalino y han despertado sus ms ocultos temores. Veamos a qu le teme Mancera:

    1. A entrar en conflicto con un sec-tor de medios de comunicacin que se han asumido como agraviados con este crimen y que no encuentran ms expli-cacin posible que un ataque directo contra un fotoperiodista por el ejercicio de su profesin.

    2. A reconocer lo que siempre se ha negado: que en la ciudad de Mxico operan diversos crteles de la droga, en los que participan directamente capos colombianos y mexicanos.

    3. A ponerse en la lnea de fuego de una ciudad insegura para los periodistas y los activistas, donde se puede cometer el homicidio de cinco personas a plena luz del da.

    4. A aceptar que la reestructura-cin de su gabinete no fue suficiente y no tuvo la fuerza que l esperaba en aspectos claves como la seguridad y la procuracin de justicia. Y es que crece la percepcin de que los problemas de la ciudad amenazan con rebasarlo.

    5. A que el caso se convierta en el fantasma que persiga a su gobierno y a su eventual candidatura a la Presidencia.

    Estos temores explicaran no slo el vuelco que han venido tomando las investigaciones sino tambin que haya dejado correr las crticas y sealamien-tos hacia el gobierno de Veracruz, ahora llamado a declarar en condiciones poco claras de jurisdiccin y territorialidad, como una estrategia para ganar tiempo y estructurar una salida poltica, jurdica y meditica con el menor costo posible.

    las intiles representacionesGeneralmente egostas, solitarios,

    con poco espritu gregario, y negados para la organizacin gremial, los comu-nicadores somos vctimas de vivales, de

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 /11

    dueos de organizaciones de periodistas, de empresarios de la comunicacin y de colegas peleados con el anlisis y la con-sulta democrtica.

    Vea usted cuntas organizaciones funcionan bajo la mxima de organizar festejos y entregar premios insostenibles que no se fundan en el anlisis de calidad de los beneficiarios, como una forma con que los dueos de esas organizacio-nes obtienen recursos de funcionarios, dependencias gubernamentales y ofici-nas de prensa para su propio beneficio. [Pongo a salvo la entrega de los Fitos, organizada por Rodolfo Soler, porque es el nico encuentro en que los periodis-tas convivimos mofndonos de nuestras propias veleidades].

    El organismo creado por la Legis-latura local para la supuesta defensa de los periodistas que sufren algn tipo de agresin o agravio, es una comisin in-servible, liderada por diputados locales cuya nica recomendacin para haber sido postulados es que son propietarios de medios de comunicacin, lo que por otra parte los hace totalmente contrarios a los periodistas, a quienes ellos explotan y mantienen en la indefensin.

    Para colmo, uno de los ms cle-bres y aguerridos periodistas de Xalapa, integrante de la Comisin Estatal de Atencin y Proteccin a Periodistas de Veracruz, el colega Jorge Morales, acusa un extrao protagonismo que no ayuda en nada a la conformacin de polticas pblicas orientadas a evitar los ataques a periodistas.

    Su nica funcin ha sido despotricar en los medios contra el gobierno esta-tal sin preocuparse mnimamente por organizar eventos en que los periodistas podamos estructurar propuestas sli-das, programas consensados e interlo-cuciones vlidas que se conviertan en mecanismos confiables de proteccin a

    periodistas. Estara obligado, desde mi punto de vista, a servir de puente entre los comunicadores de todo el estado y la CEAPP, y no a prodigar ideas tan limita-das como fuera de todo centro.

    Y en estos escenarios, los periodistas qu seguridad podemos tener.

    Por qu importa tanto la muerte de un periodista?Cuntos albailes han sido asesina-

    dos en Mxico, cuntos repartidores de productos industriales, cuntos traileros, curas, profesores, comerciantes, mese-ros, taqueros, franeleros, mdicos, taxis-tas, agricultores, ganaderos, transportis-tas, estudiantes, abogados?

    Por qu hasta organismos interna-cionales ponen el ojo en los asesinatos de periodistas y no lo hacen para el caso de las dems profesiones y ocupaciones?

    Es posible que haya varias posiciones encontradas sobre la importancia que esto reviste y la mayora de los mexica-nos, tras el primer malestar y enojo por el hecho, es posible que pierda de vista el fenmeno, cuando lo comn es que cada da aparezcan por todos los rumbos del pas cadveres de personas que, antes de morir, fueron torturados, desmembra-dos, acribillados.

    El tema radica en el papel social que cumple un comunicador. Ya hemos visto cmo, al mismo tiempo que importan-te, se ha hecho una tradicin vituperar a los periodistas con el grito unnime de Prensa vendida!, y es cierto que la mayo-ra de las empresas mediticas estn en esa circunstancia. En Veracruz, por cier-to, varios medios nos estn vendidos estn en venta.

    Y, sin embargo, mientras muchos movimientos sociales repelen y hasta violentan a reporteros, fotgrafos y ca-margrafos que cubren sus actividades, al mismo tiempo estn conscientes de

    que sin ellos nunca se enterara el resto de la poblacin de sus peticiones y de-mandas.

    Qu hay en el periodista que irrita igualmente a los gobernantes, los pode-res fcticos, los grupos criminales y los movimientos sociales?, qu motiva a verlos con desdn o molestia y, sin em-bargo, admitirlos por la conveniencia de su labor difusora?

    Es muy difcil coincidir en los alcan-ces y limitaciones de la libertad de ex-presin. No tenemos esa cultura en el pas. Quienes hoy ponderan la labor y los contenidos de un periodista crtico, maana dejarn de leerlo porque critic al amigo, a la hermana, al dirigente o a la organizacin social.

    Estado y movimientos sociales sostie-nen, por tanto, una relacin hipcrita con los comunicadores, una relacin de conve-niencias e intereses, de amor y odio.

    Pese a todo, el periodista es un inter-locutor social y el hecho de que los ms crticos sean asesinados, desaparecidos, intimidados y ahuyentados pesa en el contenido democrtico de una sociedad. De ah la mayor atencin nacional e in-ternacional a los casos de violencia con-tra el gremio.

    Desdn ante feminicidios?Cuando se dio a conocer el multiho-

    micidio de la colonia Narvarte, muchas organizaciones feministas saltaron para protestar porque se hablaba exclusiva-mente del fotoperiodista Rubn Espino-sa Becerril, sin mencionar que junto con l haban sido salvajemente ultimadas cuatro mujeres.

    La verdad es que, luego de saber del homicidio de Rubn, la siguiente llama-rada de estupor y coraje entre quienes pusimos atencin en el caso fue la reve-lacin del homicidio de Nadia Vera, an-troploga egresada de la UV, oriunda de Comitn, quien sobresali en su activis-

    mo poltico desde el movimiento #YoS-oy132, en 2012, cuando se cuestion la candidatura de Enrique Pea Nieto.

    Seguamos quedando a deber por-que nada sabamos de la identidad de las otras tres mujeres. Hoy la prensa ha abu-sado con los datos escasos, pese a que el velo no se ha descorrido.

    Un sector quiere ver en la muerte de Mile Virginia Martn, una joven colom-biana cuya figura no se ha publicitado, un ajuste de cuentas entre las mafias mexicana y colombiana. Hay quienes aseguran, sin necesidad de abrirlas, que en las maletas que llevan los asesinos (grabados por las cmaras del DF) van bolsas de drogas ro-badas a la sudamericana.

    En el historial familiar de la ms jo-ven, Yesenia Quiroz Alfaro, maquillista, ya se han establecido nexos con el exgo-bernador interino de Michoacn, Jos Jess Reyna Garca, preso por sus nexos con el narcotrfico, solo porque su es-posa es prima hermana de la madre de Yesenia.

    De todo ello, muchos quieren sacar tarraja. Ante la ancha avenida de crti-cas para el gobernador Javier Duarte de Ochoa, no solo culpable en el imaginario colectivo de la muerte de Rubn Espi-nosa sino, colateralmente, del homicidio de cuatro mujeres, una de ellas desta-cada activista en Veracruz, muchos hay que quieren tender una cortina de humo tratando de remitir el caso a un simple ajuste de cuentas.

    La propia procuradura capitalina dio pasos en falso rumbo a esos discursos en las primeras horas de las investigaciones.

    Hoy hemos visto con puntualidad algo a lo que no estamos acostumbra-dos los veracruzanos quienes debemos esperar hasta cuatro meses o ms (o toda la vida) para conocer el rumbo de las investigaciones ministeriales de casos como este: los avances y descubrimien-tos hechos por las autoridades del Distri-

  • Mircoles 12 de agosto de 201512/

    to Federal, as sean mnimos, incluso sus tropiezos, son divulgados de inmediato, lo que podra dar mayor credibilidad a sus conclusiones o todo lo contrario.

    Lo cierto es que no solo se asesin a un fotoperiodista sobre el que pendan amenazas en Veracruz. Tambin se ulti-m a una activista social. Y todava ms, condenable desde todos los puntos de vista, se cometieron cuatro feminicidios, con todas las agravantes.

    Mxico, el peor pas; veracruz, el peor estado

    En lo que va del ao, segn el Comi-t de Proteccin de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en ingls), han sido asesi-nados en el pas tres periodistas. A ellos habra que agregar el reciente homicidio de Rubn Espinosa.

    En la ltima dcada, segn un estu-dio publicado por El Universal, el nme-ro de comunicadores asesinados es de 80, mientras 17 se encuentran desapare-cidos, lo que puede significar (aunque no oficialmente) que no estn con vida.

    De 180 pases del mundo, Repor-teros sin Fronteras coloca a Mxico en el lugar 148 de la Clasificacin Mundial de la Libertad de Prensa, muy lejos del primer lugar, Finlandia, considerado el pas con mayor libertad, sin reporte de periodista asesinado o agredido durante el ao pasado.

    Para tener una idea del grado de ries-go de los periodistas mexicanos, el estu-dio observa que cerca del lugar de Mxi-co, aunque con mejores evaluaciones, se encuentran pases como Malasia, Ban-gladesh, Burundi, Camboya y Venezuela.

    En 2015, la lista de periodistas ase-sinados se compone del comunicador oaxaqueo Filadelfo Snchez Sarmien-to y los veracruzanos Armando Saldaa Morales y Jos Moiss Snchez Cerezo

    (asesinados entre el 26 de junio y el 2 de julio); tambin el reciente homicidio de Rubn. El portal Animal Poltico agrega las muertes de Juan Mendoza Delgado, director del portal Escribiendo la Ver-dad, del Puerto de Veracruz.

    De acuerdo con CPJ, desde 1992 el 79 por ciento de los periodistas asesi-nados cubran temas relacionados con el crimen, mientras que el 29 por ciento reportaba actos de corrupcin, 21 por ciento sobre poltica, 12 por ciento so-bre cultura, 6 por ciento sobre derechos humanos y 3 por ciento sobre deportes.

    El 94% fueron hombres y se sospe-cha de que la orden provino del gobier-no en el 10 por ciento de los casos.

    El 90% de los casos quedaron en to-tal impunidad.

    Partidos, de la insana cercana a la lucha intestinaCon un dirigente nacional cuyo cam-

    bio no se presta a ninguna vicisitud pues lo determina su principal amanuense, Andrs Manuel Lpez Obrador, Morena no parece que tenga en puerta conflicto interior alguno. En efecto, aunque ya se escuchan las campanas para despedir a Mart Batres Guadarrama, un dirigente a modo que permite al Peje moverse en campaa sin atender asuntos pedestres, lo cierto es que quien quede ser pro-ducto de una orden superior.

    Lo mismo ocurre en el Partido Revo-lucionario Institucional (PRI), donde la asuncin de Manlio Fabio Beltrones, ne-gociada con el mismo presidente Enri-que Pea Nieto, no solo cay como una pieza ajustada sino incluso parece que fortalecer la figura presidencial. El pro-pio sonorense ha anunciado el fin de la llamada sana lejana, impuesta por el l-timo presidente de la era priista, Ernesto Zedillo, y la vuelta al PRI unido y mono-

    ltico, cuyas decisiones ms importantes emanan directamente de Los Pinos.

    Por el contrario, el Partido de la Revo-lucin Democrtica enfrentar un cam-bio anticipado, urgente en su dirigencia nacional (a la que le restaban meses para concluir su gestin estatutaria), luego de que Carlos Navarrete se vio obligado a poner su cabeza en el centro de la mesa en una maniobra desesperada por dete-ner la cada vertical de un partido cuyo nico bastin, el Distrito Federal, segu-ramente perder en los prximos comi-cios de Jefe de Gobierno en 2018, si no hacen nada por contener su desprestigio y el crecimiento de Morena.

    El otro grande, el Partido Accin Nacional, vive otro ms de sus trompi-cados procesos internos para elegir a su dirigente nacional, con la participacin de un joven panista, el diputado Ricardo Anaya Corts, quien ha mostrado fisuras en su comportamiento que le han lleva-do incluso a titubear ante los ataques por corrupcin esgrimidos por su oponente, el senador Javier Corral, a quien sin em-bargo no dejarn llegar porque confron-tara a la nueva generacin de panistas congraciados con el poder, la fortuna y la corrupcin. El prximo domingo 16 de agosto podramos confirmar la carre-ra ascendente de Anaya.

    El caso del PRD parece el ms com-plicado. La imposicin en la dirigencia nacional de uno ms del grupo de los Chuchos, una especie de banda que do-mina hace aos los destinos del PRD, no hizo sino apresurar la salida de impor-tantes cuadros que, o se incorporaron a Morena con Andrs Manuel, o simple-mente se la juegan por la libre, manifes-tndose como una verdadera roca en el zapato de quienes han llevado al partido histrico de la izquierda a su someti-

    miento al PRI, desde el Pacto por Mxi-co, y que difcilmente reencontrar el camino para el cambio poltico del pas.

    van por 12 gobiernos estatalesComo vemos, los principales parti-

    dos polticos del pas (PAN, PRI, PRD y Morena) renovarn sus mandos con miras a su participacin en los comicios de 2016, en que habr cambios en los gobiernos de 12 estados del pas, y en los que casi 27 millones de personas tendrn derecho a emitir su sufragio.

    Se trata de las elecciones locales ms importantes y ms numerosas, luego de que en 2015 se renovara el poder ejecu-tivo en nueve estados. No solo porque son ms las entidades, con varios esta-dos en que puede romperse el predomi-nio de un partido poltico (como el caso de Veracruz), sino por el nmero de vo-tantes que podrn acudir a las urnas.

    Llama la atencin Veracruz, la enti-dad con el mayor padrn electoral de en-tre las que tendrn que elegir a un nuevo Gobernador, con 5.6 millones de ciuda-danos registrados. Y es que en el mbito nacional consideran ya que ser una ba-talla a muerte entre el PRI y el PAN.

    Mientras en 2010 Javier Duarte, de la coalicin PRI-PVEM, obtuvo ms del 43 por ciento de los votos que le permitieron acceder al poder (ya hemos visto con qu aciagos resultados) venciendo al PAN (con Miguel ngel Yunes Linares) que alcanz el 41 por ciento, para 2015 los nmeros han variado: el PRI y el PVEM lograron el 36 por ciento de la votacin (6.5 puntos porcentuales menos que en 2010). Cierta-mente, al PAN le fue peor porque apenas obtuvo el 23.7 por ciento, una cada cerca-na a los 17 puntos porcentuales.

    De ah que la posibilidad de que el PRD una fuerzas con el PAN en una alianza por sacar al PRI del Palacio de Gobierno puede redundar en la primera alternancia del poder en Veracruz, por-que en los recientes comicios la izquier-da en su conjunto (PRD, Morena, Movi-miento Ciudadano, PT) obtuvo ms del 30 por ciento de los votos.

    Los otros estados en que habr cambio de gobernadores son: Aguascalientes, Chihu-ahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca (por cuyo gobierno apostar Morena su credibilidad poltica alindose con la seccin 22 del sin-dicato magisterial), Puebla (cuyo gobernador saliente, Rafael Moreno Valle, prcticamente se da como seguro candidato presidencial panista en 2018), Quintana Roo, Sinaloa, Tlaxcala, Tamaulipas y Zacatecas.

    comentarios: [email protected] | twitter: @horalibre | http://formato7.com/author/abelin/

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 /13

    Luis Barria

    El jazz bajo la manga

    Mxico, creo en ti?

    un hombre muere en m siempre que un hombremuere en cualquier lugar, asesinado

    por el miedo y la prisa de otros hombres.(Jaime torres bodet)

    Hoy visit los muros de mis amigos internacio-nales de Facebook.Mi amiga argentina Ele cita un verso de Auden e ilustra su publicacin con un retrato del poeta hecho por Cecil Beaton.

    Mi amiga espaola Myriam comparte un artculo que informa: Suecia renuncia a las olimpiadas para in-vertir el dinero en viviendas sociales. Da gusto leer las consideraciones por las que renunciaron a las olimpia-das. Muy buen ejemplo de quien pens en las verdade-ras prioridades para el pas, comenta.

    Iguandili, panamea, perteneciente al grupo ind-gena Kuna, formada en nuestra Facultad de Danza, pone en un peridico en el que son entrevistados ella y su esposo Di-guar Sapi, tambin bailarn formado en Mxico, solo que l en el CNA, sobre el Festival de Arte Dule. Reconocerse en la cultura indgena, se llama el texto.

    Germn, mi pariente chileno, cita a Cicern.Nstor, colombiano que estudi en la Facultad de

    Teatro de la UV, invita al estreno de un documental sobre el papel de la mujer en los pueblos Aw Unipa.

    Qu maravilla es el Facebook, me digo, la gente comparte cosas de la cultura universal y de las culturas autctonas de todo el mundo.

    Despus veo los muros de mis paisanos, espe-cialmente los xalapeos pero no solo ellos, y me encuentro con artculos, columnas, fotografas, pro-testas, gritos de dolor e in-dignacin por el ruin ase-sinato de Nadia Vera y Rubn Espinosa, y recuerdo que hace un par de meses en esos mismos muros se

    protestaba firmemente por la agresin que sufrie-ron ocho jvenes activistas en una vivienda de San Bruno, y antes fue Moiss Snchez, y antes Ayotzi-napa, y antes Gregorio Jimnez, y antes la represin a los jvenes del movi-miento Yo soy 132, y antes Jos Luis Blanco, y antes Regina Martnez.

    En qu hemos convertido a este pas?, estaba a punto de preguntarme pero no, no acabamos de con-vertirlo en eso: si hacemos una retrospectiva a vuelo de pjaro nos encontraremos con Acteal, Aguas Blancas, la guerra sucia de los aos 70, el jueves de Corpus de 1971, la noche de Tlaltelolco y as podemos seguir por todo el siglo XX, el XIX y ms atrs.

    La historia de este pas se ha construido con la san-gre de los que protestan, de los que buscan la justicia, de los que defienden la libertad, de los que quieren vivir en paz.

    Tres versos le bastan a Jos Emilio Pacheco para definirnos:

    Prcereshicieron mal la guerra,

    mal el amor,mal el pas que nos forj malhechos.

    Lo releo y vuelvo al poema de Ricardo Lpez Mn-dez que nos hicieron repetir hasta el fastidio en la pri-maria:

    Mxico, creo en ti,porque creyendo te me vuelves ansia

    y castidad y celo y esperanza.si yo conozco el cielo es por tu cielo,

    si conozco el dolor es por tus lgrimasque estn en m aprendiendo a ser lloradas.

    Las lgrimas siguen aprendiendo a ser llora-das por nosotros, pienso mientras veo la corrup-cin pasendose por las calles con su carcajada grotesca y sus corrosivos escupitajos en nuestra cara y me pregunto: Mxi-co, creo en ti?

    Y vuelvo al Mxico florido y espinudo de Neruda:

    [En Mxico] Todo poda pasar, todo pasaba. El nico diario de la opo-sicin era subvencionado por el gobierno. Era la de-mocracia ms dictatorial que pueda concebirse.

    Recuerdo un aconte-cimiento trgico que me

    conmovi terriblemente. Una huelga se prolongaba en una fbrica sin que se vislumbrara solucin. Las muje-res de los huelguistas se reunieron y acordaron visitar al presidente de la repblica, para contarle tal vez sus privaciones y sus angustias. Por supuesto que no lle-vaban armas. Por el camino adquirieron algunas flores para obsequirselas al mandatario o a su seora. Las mujeres iban penetrando al palacio cuando un guardia las detuvo. No podan continuar. El seor presidente no las recibira. Deban dirigirse al ministerio corres-pondiente. Adems, era preciso que desalojaran el sitio. Era una orden terminante.

    Las mujeres alegaron su causa. No ocasionaran la menor molestia. Queran sola-mente entregar esas flores al presidente y pedirle que solucionara la huel-ga pronto. Les faltaba alimentacin para sus hijos; no podan seguir as. El oficial de la guardia se neg a llevar ningn recado. Las mujeres, por su parte, no se retiraron.

    Entonces se oy una descarga cerrada que prove-na de la guardia del palacio. Seis o siete mujeres queda-ron muertas en el lugar, y muchas otras heridas.

    Al da siguiente se efectuaron los apresura-dos funerales. Pensaba yo que un inmenso cor-tejo acompaara a aquellas urnas de las mujeres asesinadas. No obstante, escasas personas se re-unieron. Eso s, habl el gran lder sindical. ste era conocido como un eminente revolucionario. Su discurso en el cementerio fue estilsticamen-te irreprochable. Lo le completo al da siguiente en los peridicos. No contena una sola lnea de protesta, no haba una palabra de ira, ni ningn re-querimiento para que se juzgara a los responsables de un hecho tan atroz. Dos semanas ms tarde ya nadie hablaba de la masacre. Y nunca he visto es-crito que alguien la recordara despus.

    Esto fue en los aos 40, siete dcadas despus la re-presin sigue lacerndonos. Mxico, creo en ti? vuelvo a preguntarme cuando veo las persecuciones, las ma-sacres, el encono que tiene a este pas revolvindose como fiera herida que se resiste al exterminio.

    Mxico, creo en ti,porque escribes tu nombre con la Xque algo tiene de cruz y de calvario:porque el guila brava de tu escudo

    se divierte jugando a los volados:con la vida y, a veces, con la muerte.

    Mxico, creo en ti?, puedo creer en un pas en el que los nios son secuestrados solamente porque son nios, en el que los que protestan son amenazados o golpeados solamente porque protestan, en el que las mujeres son asesinadas solamente porque son mujeres, jvenes, gua-pas y pobres o solamente porque son mujeres, jvenes y pobres, o solamente porque son mujeres y jvenes, o solamente porque son mujeres; en el que los que toman fotos y los que dicen la verdad son asesinados solamente

  • Mircoles 12 de agosto de 201514/

    porque toman fotos, porque dicen la verdad, y los que organizan encuentros de danzantes son exterminados porque eso s que est cabrn, es sumamente peligroso?

    La serpiente, me parece, est devorndose al guila y al nopal, y engorda y crece y su veneno ponzooso alcanza a ms y ms y ms inocentes.

    Creo en ti?, repito, y vuelvo al texto de Neruda(...) Mxico est en los mercados. No est en las

    guturales canciones de las pelcu-las, ni en la falsa cha-rrera de bigote y de pistola. Mxico es una tierra de paoletas color carmn y turquesa fosforescente. Mxi-co es una tierra de vasijas y cntaros y de frutas parti-das bajo un enjambre de insectos. Mxico es un campo infinito de magueyes de tinte azul acero y corona de espinas amarillas.

    Y regreso, tambin, al amado Jos Emilio:

    alta traicinno amo mi patria.su fulgor abstracto

    es inasible.Pero (aunque suene mal)

    dara la vidapor diez lugares suyos,

    cierta gente,puertos, bosques de pinos,

    fortalezas,una ciudad deshecha,

    gris, monstruosa,varias figuras de su historia,

    montaas-y tres o cuatro ros.

    Cierta gente, dice el poeta y yo, que soy arqui-tecto, me voy a la obra y veo a los albailes partin-dose la madre en esta cancula impa y, sin embar-go, siempre estn bro-meando y echando coperacha para las pilas porque la msica no puede estar ausen-te, pues cmo. Y voy a los parques y a las plazas y veo que estn llenas de optimistas. Y veo la rabia y las lgrimas pero tambin la valenta de la gente in-domeable. Y veo que el miedo no se agazapa en su lbrega guarida. Y veo que los buenos son muchos ms y mucho ms grandes que los malos. Y entiendo que no, que la serpiente no podr con todos. Y pien-so en Nadia y en Rubn, a quienes no conoc perso-nalmente pero basta enterarse de su lucha, saber sus sueos, conocer su terco amor a la utopa para saber que, aunque ya no tengan ojos para la foto, gargantas para la consigna, estn inmensamente vivos en estas calles que nunca callan, que nadie acalla; para saber que dieron toda su vida y estn dis-puestos a dar toda su muerte para que algn da podamos gritar, orgullosos, Mxico, creo en ti!

    ***

    esther cidoncha, la lente tras el jazz

    el buen fotgrafo de jazz es el que retratala condicin entre profetas solitarios

    y jornaleros cumplidores de los msicos(antonio Muoz Molina)

    Qu sera del jazz sin la fotografa?(esther cidoncha)

    Sorprender los rostros en el acucioso oficio de re-flejar lo que pasa en el corazn, en el alma, en la barri-ga, en donde quiera que se encuentre el manantial de donde brota el jazz, ese es el quehacer de Esther Ci-doncha, hacer de la fotografa un contenedor de emo-cio-nes, de tensiones, de musculatura viva y de nervios que se crispan.

    Esther Cidoncha sabe captar tan agudamente en los msicos de jazz esa presencia imponente y sin arro-gancia tan particular de ellos, ha dicho Antonio Mu-oz Molina de la fotgrafa argelina residente en Ma-drid que, adems de interpretar partituras coreogrficas contemporneas y dar clases de pilates, ha destinado 25 de sus aos a poner en papel no solo las imgenes sino tambin el sonido, el aroma, la emocin, el humo del cigarro, el sabor del vino, la parafernalia entera de las tocadas de jazz.

    Qu ser (...) el rostro para el fotgrafo? -se pre-gunta Saramago en los Cuadernos de Lanzarote- Un discurso, una voz, una pluralidad de discursos y de vo-ces? (...) Los rostros solo son verdaderamente autn-ticos cuando estn desprevenidos: el miedo, la clera un impulso que no puede vigilarse, expresan la verdad total de un rostro.

    Como Johnny Carter, el personaje de la ficcin cortazariana, Esther Cidona persigue caras, expre-siones, risas, instantes de xtasis, momentos de ora-cin, y nos entrega, no el rostro de Dee Dee Brid-water en el momento del canto, sino la imagen mis-ma de su voz; la sonoridad de las carcajadas de James Moody y Erick Reed, la concentracin de Dezron Douglas, Javier Colina, Gerald Cannon y Javier Me-ln Lewis, la devocin casi religiosa de Ran Blake ante su piano; esos momentos fugaces en que los rostros se abandonan, se desentienden de las formas estudiadas; esos momentos en que los rostros, ros-tros son.

    Siendo, sin duda, -contina Saramago- instru-mentos de la voluntad, de la necesi-dad o del deseo, las manos son, incomparablemente, ms libres que el rostro. Compone-mos la expresin de la cara, no guiamos la expresin de las manos y, si en alguna ocasin lo intentamos, en seguida recuperan su au-tnomo modo de ser.

    Las manos intrpretes son, tambin, piedra toral de la esttica cidonchana, manos labriegas, dedos que pisan pistones, cuerdas, teclas, parcelas del diapasn donde se en-cuentran las palabras precisas del discur-so instantneo que, tras pronunciarse, se irn flotando, vaporosas, hasta su propia extincin. Y tambin hay pies femeninos que acompasan el ritual. Y tambin hay dientes, siluetas cabizbajas y prpados abatidos por las rfagas de la emocin.

    Entiendo que entre el jazz y la fotografa hay ciertas similitudes. Por ejemplo, su espontaneidad, la capta-cin de emociones, experiencias que se traducen en un breve instante, afirma la fotgrafa y explica la razn de su renuncia al color:

    Entiendo que la fotografa en blanco y negro basta por s sola para expresar el jazz por su lenguaje sobrio, puro, austero, sugestivo, evocador, no necesita el co-lor. Para m el color es un aderezo extra, lo asemejo ms a otro tipo de lenguajes, quiz ms el pop, el rock, que son lenguajes con muchos ms aderezos, ms de-coracin, mientras el del jazz es austero y sobrio. La

    esencia del blanco y negro retrata perfectamente y se asemeja ms al jazz.

    Quiz por eso, el de Esperanza Spalding es el ni-co (el nico que conozco, al menos) retrato hecho en color, porque Esperanza es, como su nombre lo indica, explosin abrazadora, abrasadora.

    Recientemente la editorial La Fbrica ha publicado When Lights are Low. Retratos de Jazz, un volumen formado por 180 fotografas en blanco y negro que dan testimonio de 24 aos (1990-2014) de una mirada minuciosa que espera, con paciencia de felino, el mo-mento decisivo para dar el salto al obturador.

    Como el ro de Herclito, los rostros, las manos, los pies fluyen incesantemente ha-cia nuevas expre-siones pero los momentos se quedan indelebles y ya no pertenecen a los msicos, ni a la msica, ni a la autora, ni a la fotografa sino al repertorio de formas del universo.

    La coleccin es acompaada por textos escritos ex profeso por Antonio Muoz Molina, Wadada Leo Smith, Chema Garca Martnez y Jos Mara Daz-Ma-roto, notables notarios que dan fe de que alguna vez, en algn lugar, la dicha fue.

    Dicen los antroplogos -concluye Saramago- que a las manos, en gran parte, debe-mos el ce-rebro. No cuesta nada creer que sea as, tan fcil es saber lo que un cerebro es, solo por ver lo que hacen las manos.

    Al ver sus fotografas, pienso que Esther Cidoncha tiene las manos en los ojos, los ojos en el corazn, el corazn en el cerebro y todo junto, apretadito, en todos los rincones del alma.

    * * *

    la cancin que nos canta

    Hace algunos aos, vagando por las arenas mo-vedizas de la red (ese territorio siempre ignoto e inescrutable) me top con el texto Nuestra propia cancin, atribuido a Tolba Phanem. Entusiasmado por su belleza me di a la bsqueda de mayores da-tos biogrficos y bibliogrficos de la autora pero las fuentes se ocultaron y solo supe cuatro cosas: que es mujer, que es africana (aunque ignoro de qu re-gin del continente, el texto dice "cierta tribu del frica"), que es poeta, que participa activamente en la defensa de los derechos humanos. Fatigado de re-correr pginas y pginas dej el asunto con la espe-ranza de que en algn lugar del futuro estara la clave del misterio y decid dejar que el tiempo hiciera su trabajo. Hoy he retomado la bsqueda y los resulta-dos no han variado casi nada; al poner el nombre de la autora me aparece el mismo texto con la nica va-riante del ttulo, ahora aparece como La cancin de los hombres, La cancin de las personas, La cancin de tu alma y algunos ms.

    Intensificando la bsqueda me encontr con otro dato, el poema habra sido escrito el ao 2007 y la es-critora, segn la nueva versin, no es luchadora por los derechos humanos sino por los derechos civiles de las mujeres.

    El blog Armnicos de Conciencia va ms lejos y hace otra cita de la autora, aunque no menciona la fuen-te ni proporciona mayores datos. La nueva cita dice:

  • Mircoles 12 de agosto de 2015 /15

    No necesito una garanta firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla en mi alma como el viento, refresca mi corazn como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado (Tolba Phanem)

    Sin embargo, entre la neblina de su origen destella la luz del texto

    nuestra propia cancin

    Cuando una mujer de cierta tribu de frica sabe que est embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la cancin del nio.

    Ellas saben que cada alma tiene su propia vibra-cin que expresa su particularidad, unicidad y prop-sito. Las mujeres encuentran la cancin, la entonan y cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la ensean a todos los dems.

    Cuando nace el nio, la comunidad se junta y le canta su cancin.

    Luego, cuando el nio va a comenzar su educa-cin, el pueblo se junta y le canta su cancin.

    Cuando se inicia como adulto, nuevamente se jun-tan todos y le cantan.

    Cuando llega el momento de su casamiento, la per-sona escucha su cancin en voz de su pueblo.

    Finalmente, cuando el alma va a irse de este mun-do, la familia y los amigos se acercan a su cama y del mismo modo que hicieron en su nacimiento, le cantan su cancin para acompaarle en el viaje.

    En esta tribu, hay una ocasin ms en la que los pobladores cantan la cancin.

    Si en algn momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se le lleva al centro del poblado y toda la gente de la comunidad forma un crculo a su alrededor. Entonces le cantan su cancin.

    La tribu sabe que la correccin para las conductas antisociales no es el castigo, sino el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nues-tra propia cancin ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pueda daar a otros.

    Tus amigos conocen tu cancin y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engaados por los errores que cometes o las oscu-ras imgenes que a veces muestras a los dems. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo, tu totalidad cuando ests quebrado, tu inocencia cuando te sientes culpable, tu propsito cuando ests confundido. (Tol-ba Phanem)

    Un tiempo despus me encontr con un poema, este s de un escritor con rostro, Chenjerai Hove, nove-lista, poeta y ensayista nacido en Zimbabue, en el que aparece la misma idea

    Mbira en el exilio

    canciones hormiguean en mi corazncon el sudor que mordisquea bajo el solmientras los ritmos seguan mis venas.

    as fuey encontr una senda abierta

    hacia las cavidades de mi coraznhacia sus engranajes internos

    como el sobrio da de la virtudal pedirme mi esposa un corte de cabello(mas ella obtuvo un corte en el corazn)

    que al ser efectuado,lo incendi todo:

    camin desnudo por la aldea,inclinado como la puesta del sol.

    conozco la diferencia,la diferencia entre una senda explorada

    y el grito de una virgen en el Mbira.incluso mi msculo sombro lo dice,

    an bostezo en medio de cadenas oxidadascomo si el mundo fuese nuevo y sin embargo

    enjaulado.Mas recuerdo el llamado de la cancin,

    s, la recuerdo.ella siega mi hombra

    cambindola por un taparrabo transparente.(chenjerai hove. traduccin de ral Jaime

    Gaviria)

    En ambos textos aparece la idea de que hay una cancin que nos diferencia de todos los dems como nuestro ADN o nuestra huella digital y yo pienso que, de ser as, no es nuestra cancin sino que somos el can-to suyo, que no la cantamos sino que ella es la que nos canta para que quede constancia de que estamos en el mundo, que amamos, que sufrimos, que transpiramos, que soamos y, acaso, despus de nuestra muerte, se vuelva, como nosotros, polvo, humo, nada.

    * * *

    Joey alexander, un monstruo de 12 aos

    La escena que se vivi el mayo pasado en el Dizzy's Club Coca-Cola de Manhattan debi ser conmovedora; al terminar su actuacin, Joey Alexander se puso en medio del bajista y el baterista para agradecer la ova-cin, su cabeza llegaba al pecho de sus compaeros de grupo.

    Mide menos de metro y medio, pesa 36 kilogramos, ayer cumpli 12 aos, posee una tcnica portentosa y se ha convertido en un fenmeno meditico a partir de su debut en los Estados Unidos, en mayo del ao pasa-do, en la gala anual del Jazz at Lincoln Center. Round Midnight fue la pieza con la que impresion al pblico asistente y al propio Wynton Marsalis, director arts-tico del JALC, quien lo invit tras verlo en YouTube interpretando msica de Chick Corea, John Coltrane y Thelonius Monk.

    a pasos gigantes

    Josiah Alexander Sila naci en la pequea isla de Bali, Indonesia, el 25 de junio de 2003, es hijo de Fara y Denny Sila, ambos dedicados al negocio del turismo; l, adems, es pianista y guitarrista aficionado y un da, cuando Joy tena seis aos, llev un teclado elctrico a su casa y el nio, de manera espontnea, interpret Well You Needn't y otros temas clsicos que haba es-cuchado en la fonoteca familiar. Sorprendido, Sila co-menz a darle clases.

    Bali est a muchos kilmetros del centro ms prxi-mo de jazz pero hay algn movimiento marginal y ah

    empez el pequeo Alexander a participar en las jam session, posteriormente la familia se traslad a Yakarta donde empez a interactuar con los jazzistas ms im-portantes del pas.

    Cuando tena ocho aos toc para Herbie Han-cock que estaba en Yakarta en una gira de tra-bajo como embajador de buena voluntad de la UNESCO.

    A los nueve se inscribi en el Master-Jam Fest de Ucrania, un concurso en el que participan msicos de todas las edades; gan el primer lugar y su familia tom conciencia de que ya no era una aficin, su hijo se con-verta en jazzista profesional.

    En 2014, ya viviendo en los Estados Unidos, el pia-nista volvi a coincidir con Hancock y le record: us-ted me dijo que crea en m y ese fue el da que decid dedicar mi infancia al jazz.

    sus cosas favoritas

    Sus cosas favoritas son Los Vengadores, Bob Es-ponja, Thelonious Monk, su instrumento (al que define con candor: Me gusta el piano porque tiene muchas teclas) y su primer registro fonogrfico, My Favorite Things, que sali a la venta el mes pasado. Acompaa-do por dos secciones rtmicas, Larry Grenadier y Rus-sell Hall en el bajo, y Ulyssis Owens Jr. y Sammy Miller en la batera, y un trompetista invitado, Alphonso Hor-ne, el joven pianista toma ocho piezas del repertorio de los standards y los temas clsicos del jazz y aporta uno de su autora, Ma Blues, pieza inspirada en Moanin', de Bobby Timmons

    Giant Steps, Lush Life, My Favorite Things, It Might As Well Be Spring, Ma Blues, 'Round Mid-night, I Mean You, Tour De Force y Over The Rain-bow conforman el repertorio que Alexander aborda y borda con sorprendente solvencia tcnica, con un ataque enrgico y una soltura que contrastan con la ingenuidad de sus declaraciones; cuando le pre-guntaron si recordaba algn consejo en especial que hubiera recibido de una figura del jazz dubit; tras pensarlo unos momentos declar: Bueno, una cosa que la gente me dice es sigue tocando.

    Larry Grenadier confiesa que sinti cierto recelo cuando fue invitado a grabar en el disco de un nio de 11 aos. Lo que comnmente se ve con los nios prodigio es que han emanado de esta forma clnica, occidental europea de acumular conocimiento. Lo que descubr con Joey es que l aprendi de una forma ms intuitiva y comn de interpretar msica, lo cual resulta hermoso atestiguar.

    sobre el arco-iris

    Para m el jazz es una vocacin. Me gusta el jazz porque trata de la libertad para expresarse uno mismo y ser espontneo, y est lleno de ritmo e improvisacin, opina el pianista que este ao participar en al menos dos de los festivales ms prestigiados del mundo, el de Newport y el de Montreal.

    Aunque es la mitad de su vida, solo seis aos le han bastado a Joey Alexander, pequeo monstruo del jazz, para montarse en la grupa del arco-iris y desde ah aca-riciar los cuernos de la luna. Que en ascenso siga y lle-gue al nivel de las estrejazz.

  • Mircoles 12 de agosto de 201516/

    Manuel Vsquez

    Serendipia, de Brenda Castillo

    caf te