revista maíz y soya diciembre2013 enero2014

Click here to load reader

Post on 30-Mar-2016

247 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Salud animal

TRANSCRIPT

  • 1Los intermediarios tambin sienten la crisis de precios

    La UNA quiere asegurar su eficiencia como empresa pblica

    Clave del xito: camaroneros ya actan como empresarios

    Plan de Mejoramiento de la Cadena del Maz,

    s funciona

    Pago de impuestos, compromiso moral o tranquilidad empresarial?

    Costos de produccin superan al precio pagado por cada

    cubeta

    www.maizysoya.com

    Diciembre 2013 - Enero 2014

    [email protected]

  • 2 3Nombre

    Editorialista invitado

    Dr. Francisco Grijalva Muoz Magster en Derecho de la Empresa por la Pontificia Universidad Catlica de Chile, con varios diplomados en Banca, Mercado de Valores, Finanzas, Gestin de Proyectos y Planificacin Estratgica. En el mbito tributario po-see amplia experiencia profesional ya que adems de su ejercicio profesional en este campo, desempe las funcio-nes de asesor y de Director Nacional Administrativo del SRI. [email protected]

    Benjamin Franklin: En este mundo slo hay dos cosas seguras: la muerte y pagar impuestos.

    editorial

    Oliver Wendell Holmes sealaba los impuestos son el precio que pagamos por vivir en una socie-dad civilizada. De ah que la le-gitimidad social de las cargas tributarias se justifica por el bienestar de sus integrantes, materializado en servicios y obras pblicas. Destaca la inversin en educacin, salud, seguridad y asistencia social, entre otros. En definitiva, es el costo por vivir en una so-ciedad justa y equitativa que promueva una vida digna de las personas en un marco de cohesin social.

    En este contexto, los objetivos de la adminis-tracin tributaria son facilitar el cumplimiento de las obligaciones arancelarias a los con-tribuyentes que quieren y deben pagar (ser-vicios tributarios); y, exigir y sancionar, en el marco de la ley, a quienes no quieren cumplir con sus obligaciones (control tributario).

    El Plan Estratgico del Servicio de Rentas In-ternas (SRI) de nuestro pas, para el perodo 2012 2015, se centra, en palabras del direc-tor general, economista Carlos Marx Carras-co, en: profundizar las polticas e innovar en aquellas que permitan romper los esquemas dominantes del individualismo, insolidaridad y la no asuncin de responsabilidad colectiva. Lo expresado promueve a incrementar la efi-ciencia y eficacia de los procesos de control, articulados en lo que el SRI denomina sis-tema o modelo integral tributario de riesgo que le permitir sistematizar la informacin proveniente de diversas fuentes e identificar y orientar acciones especficas de control, por tipo de contribuyente, por sectores y por im-puestos, asegurando el cumplimiento de las

    obligaciones tributarias.

    El SRI ha demostrado, con resultados tangi-bles, absoluta coherencia con dicho objetivo estratgico, incrementando la recaudacin tributaria de USD 4.672 millones en el ao 2006, a USD 12.758 millones en el ao 2013.

    Ahora bien, los empresarios procuran, leg-timamente, aumentar al mximo sus ingre-sos y pagar, apegados a derecho, la me-nor cantidad posible de impuestos. Dicha conducta, bajo una premisa de efectiva ob-servancia y cumplimiento de la Ley, no con-lleva riesgos. Sin embargo, maximizar las ganancias y eludir de forma ilegal el pago de impuestos es una conducta no slo ti-camente cuestionable, sino altamente ries-gosa, amn de las altas probabilidades de deteccin y de la aplicacin de fuertes san-ciones que establece el ordenamiento jurdi-co. En ese sentido, cabe preguntarse: si la estructura de control del SRI ha cambiado de forma tal que la probabilidad de detec-cin y sancin de conductas irregulares o fraudulentas ha aumentado y su castigo es severo; quienes en el pasado incurran en tales prcticas deberan alterar su compor-tamiento para evitar contingentes legales que pongan en riesgo su bienestar?, la res-puesta, bajo un supuesto de maximizacin racional de utilidad, es evidente: s.

    Es por ello que pagar impuestos ha dejado de ser una obligacin discrecional de na-turaleza socio - poltica y ha pasado a ser lo que siempre fue en esencia, una obliga-cin legal de cumplimiento en beneficio de la sociedad.

  • 4 5

    La logstica: clave en la industria de balanceados

    Materia prima42

    En acuacultura, a los DDGS ahora los toman muy en cuenta

    Nutricin animal 43-44

    CONSEJO EDITORIALDr. Bolvar Valencia

    Patlogo aviarGerente tcnico, LAFAVET

    Ing. Amable VillacrsPresidente, AVITALSALic. Antonio Saab

    Presidente, LIRIS S.A.Presidente, APROBALIng. Jacinto Alvear

    Gerente Molinos ChampionDr. Germn Romo

    Gerente de produccinpecuaria, PRONACAIng. Jos Orellana

    Director Ejecutivo, CONAVEIng. Milton Tapia

    Director Ejecutivo, AENSADr. Carlos Romero

    Asesor de Comercio ExteriorEx Director, MAGAP

    Ing. Francisco PazmioGerente, AVIPAZConsultor tcnicoDr. Vladimir Egas

    Presidente (E), AMEVEA-EGerente de ventas, Dimune

    STAFF PERIODSTICODireccin y edicin generalMarcelo Nez Escobar

    Reg. Prof. 17-864Director cientfico y del sitio web

    Dr. Vctor NaranjoRedaccin

    Sonia Pullas (Quito)Catalina Ordez (Cuenca)Katty Sahona (Guayaquil)Mar Alcvar (Guayaquil)

    Corrector de pruebas y estiloRicardo Mantilla

    Editorialista invitadoDr. Francisco Grijalva

    Articulista invitadoIng. Julio M. Achupallas

    Visin nutricionalDra. Mara Fernanda Sandoval

    RecetasChef Jaime A. CampaaIlustraciones, coordinacin

    de diseo y fotografaMarcelo Nez Cabrera

    FotografasSRI, Agrocalidad, CNA

    Suscripciones , publicidad e [email protected]@hotmail.com

    [email protected]

    Produccin, diseo y comercializacin

    Av. 6 de Diciembre 2130 y Av. ColnEdif. Antares, piso 3, oficina 302

    Tels.: (02) 2553892Celular: 099 9668473

    Nombre

    Los ovoproductos: posible solucin a mediano plazo

    Industria camaronera requiere de nuevos mercados

    El SHGH (sndrome del hgado graso) en la avicultura

    CLA 2015, los ojos del mundo estarn en Guayaquil

    Un serio y detenido anlisis sobre las aristas que colocan a la produccin, comercializacin y mercado del huevo de mesa, en el centro de la polmica. Los protagonistas de la cadena agroalimentaria se pronuncian abiertamente

    Productividad

    Acuacultura

    Sanidad aviar

    Vitrina internacional

    28-30

    38-44

    Aprobal: compras convenientes y oportuno abastecimiento

    Los avestruces: buena alternativa como actividad avcola

    Gremios

    Alternativas

    50-52

    45-46

    53-55

    57

    Coyuntura 6-30

    Las opiniones y notas tcnicas son de total responsabilidad de sus autores y no necesariamente comprometen la lnea editorial de MAZ & SOyA.

    Circulacin: 3.000 ejemplares

    ndice

    Fe de erratas En la edicin del pasado mes de oc-tubre, en la pgina 18 de la seccin Coyuntura, tema Crisis temporales, mantiene activos a los avicultores, la fotografa de entrada, equivocada-mente lleva el pie de texto que dice: En las granjas de Incupasaje se producen huevos para produccin de pollos BB. Un trabajador recoge los huevos que luego son seleccionados para la incubacin.Se debe aclarar que dicha fotogra-fa pertenece a la granja avcola Ro Amarillo de la provincia del Azuay. Lamentamos el error producido y pre-sentamos nuestras disculpas a las dos empresas aludidas.

    Sentidos bitosAnte el sensible fallecimiento de quienes en vida fueron:

    Nia Amy Gabriela Pazmio Lpez, hija del Ing. Francisco Pazmio , distinguido profe-sional, miembro del Consejo Editorial de la revista MAIZ & SOyA, y dilecto amigo de nuestra empresa.

    Seor Luis Alfonso Paredes Villalba, des-tacado industrial tungurahuense, precur-sor de la actividad avcola en el pas, y entraable amigo de nuestra publicacin.

    Expresamos a sus familiares nuestro profun-do pesar, por estas irreparables prdidas.

    Quito, enero de 2014

    Consejo editorialDirector y editor generalStaff periodstico y colaboradores

  • 6 7coyuntura coyuntura

    Reconocido por la Organizacin de las Naciones Unidas para la Ali-mentacin y la Agricultura (FAO) como la ayuda para prevenir el hambre al proporcionar protenas de la ms alta calidad y al precio ms bajo, el huevo registra un consumo anual per cpita de 140 unidades en Ecuador. Esto equivale a que los ecuatorianos consumen en promedio un poco ms de un tercio de huevo al da, valor distante de una unidad diaria recomendado por profesionales de la salud.

    En este contexto, la produccin y consumo de este alimento tambin conocido como la milagrosa cpsula de la salud es clave a la hora de hablar de seguridad alimentaria y desarrollo social. Sin duda, hay ms de un paso para que se cumpla la cadena de la

    granja a la mesa puesto que, como todo proceso productivo, existen varios actores y fases que estn involucrados, constituyendo un sistema de alto valor socioeconmico, pero tambin ms vulnerable a las variacio-nes de factores como costos, disponibilidad de materias primas, canales de comerciali-zacin, reglamentacin y control de produc-cin, oferta y demanda del mercado.

    Bajo esta perspectiva la revista MAIZ & SOyA realiza un detenido anlisis de la realidad de este sector en base de un documento de la compaa Bioalimentar, presentado a las autoridades del Magap a finales del ao pa-sado, en el cual se describe un panorama general de la produccin del huevo de mesa en Ecuador y sus principales problemticas, con el fin de llegar a un entendimiento con el

    Gobierno para canalizar acciones de susten-tacin y apoyo a esta actividad agropecuaria.

    De manera general se puede sealar que los problemas existentes estn afectando a varias granjas ecuatorianas, por lo que se vuelve ne-cesario evidenciar la realidad de una de las acti-vidades agropecuarias ms relevantes del pas.

    El presente anlisis aborda la problemtica, sus causas, efectos y posibles alternativas de solucin en base a las opiniones de los acto-res de la cadena: productores, industriales y distribuidores del sector, cifras y estadsticas basadas en estudios y la realidad de las gran-jas y organizaciones de productores.

    El rey de la nutricinAntes de introducirnos en la realidad ecuato-

    La realidad del huevo de mesa en EcuadorEl huevo conforma parte de una importante cadena de valor socioeconmico en Ecuador. Los productores, sin embargo, enfrentan varios problemas que estn afectando la activi-dad. Una mirada a la situacin del sector.

    riana, es importante conocer las cualidades del huevo y en las que justamente radica la importancia de su consumo. En primer lugar, hay que destacar que es una fuente impor-tante de protena, por lo que es vital para la salud humana. De ah que su consumo es adecuado a toda edad, pero de mane-ra especial es recomendado para los nios, mujeres embarazadas y adultos mayores debido a la gran cantidad de nutrientes que contiene.

    En el mbito de la salud y nutricin se conoce que los huevos estn enriquecidos con ci-dos grasos, como el omega 3, que ayudan a eliminar el colesterol malo. Por otro lado, la presencia de colina (vitamina B7), trans-formada en acetilcolina, ayuda al desarrollo de la memoria en el ser humano. Tambin es rico en lutena y caxantina que previene problemas oculares como las cataratas.

    Frente a otros alimentos que proporcionan protenas, el huevo ofrece las de mayor va-lor biolgico, lo que significa que el cuerpo humano es capaz de aprovechar casi en su totalidad las protenas que contiene este ali-mento.

    Un vistazo a la produccin de huevosLa produccin de huevos, al estar ligada a la crianza y explotacin de ponedoras, es una actividad que genera renta a largo plazo. Esto debido a que las ponedoras demoran

    16 semanas en poner los huevos. Es decir, sus rditos empiezan mucho ms tarde que los pollos de engorde que estn listos para su comercializacin en apenas siete semanas.

    Segn el ltimo censo avcola, en el pas existen ms de 1.600 productores dedica-dos a la explotacin de huevos comerciales. Esta cifra incluye la participacin de peque-as, medianas y grandes empresas que jun-tas representan alrededor del 14% del Pro-ducto Interno Bruto (PIB) agropecuario de

    acuerdo a estimaciones del sector.

    Segn datos del Estudio de Investigacin y Anlisis de Productores de Tungurahua, Cotopaxi, Pichincha y Manab, el sector productor de huevos es el principal aliado de los agricultores de maz ya que consume el 100% de la produccin de maz amarillo y de torta de soya.

    En cuanto a las lneas genticas de las pone-doras existentes en el pas, segn datos de

    Valor biolgico

    Huevo entero 93.7 %Leche 84.5 %Pescado 76.0 %Carne 74.3 %Soya 72.8 %Arroz refinado 64.0 %

    Trigo entero 64.0 %Maz 60.0 %Frjol seco 58.0 %

    Fuente: Food/Info/Wageningen University

    CONTRIBUCIN A LA ECONOMA DEL PAS

    El sector productor de huevos, segn datos de Conave, aporta con el

    al PIB agropecuario

    puestos de trabajo directos

    7.500Genera Adems de

    14%40.000puestos de trabajo

    indirectos

    Millones al ao por venta de huevos USD 456

    Fuente: Investigacin y anlisis de productores de Tungurahua, Cotopaxi, Pichincha y Manab

    Registra

  • 8 9

    Avicol, Lohman representa el 56%, Hy Line el 24%, Isa Brown el 19% y W-36 el 2% de participacin en el mercado.

    En cuanto a la poblacin de gallinas ponedo-ras, se estima que en el Ecuador existen 12,5 millones de ejemplares. De este total, 9,4 mi-llones se encuentran en produccin, la cual llegara a 2.826 millones de huevos al ao. Tomando en cuenta que el consumo interno de este alimento alcanza los 2.169 millones anuales, se determina que hay un excedente de 657 millones de huevos (23% de la pro-duccin). Parte de esta sobreoferta de huevos satisface al mercado colombiano, utilizando pasos irregulares. Se estima que un 30% de la produccin local llega a ese destino.

    Para entender este fenmeno vale referirse al histrico de la produccin nacional en los l-timos cinco aos. Del 2008 al 2013 se refleja un crecimiento de 6 millones a 12,5 millones de ponedoras en el pas, es decir, en cinco aos se duplic la poblacin. De este total, la provincia de Tungurahua tiene 55% de par-ticipacin, Cotopaxi alcanza el 16%, Manab el 15%, Pichincha alcanza el 12% y Guayas tiene apenas 2% de aporte en la produccin nacional. Esto, segn datos del Manifiesto de Importacin, Avicol e Investigacin y Anlisis de Productores de Tungurahua, Cotopaxi, Pi-chincha y Manab (2013).

    Sobreoferta en el mercadoLa sobreoferta existente deteriora el precio del huevo, lo cual incide de manera negati-va en la rentabilidad de los productores. De acuerdo con datos del mercado, el precio de la cubeta de 30 huevos presenta variaciones importantes en los ltimos tres aos, eviden-ciando la volatilidad de los precios (cuadro 1). Mientras que en diciembre de 2011 cos-taba USD 2,40, en mayo del 2012 lleg a USD 3,16, para caer a USD 2,50 a finales de 2012. El 2013 no fue la excepcin, inici con un precio de USD 2,29, subi a 2,89 en mayo y volvi a caer al finalizar el ao a USD 2,30. Cabe rescatar que a pesar de las va-riaciones, el precio de las unidades de este producto natural contina siendo accesible para el consumidor, a un precio que oscila entre los 11 y 15 centavos por unidad. Costos de produccinLas constantes cadas del precio del hue-vo generaran alrededor de USD 37 millones anuales de prdidas, segn estimaciones de los productores. Esto debido a que el costo promedio de produccin resultara ms cos-toso que lo recuperado. De acuerdo con sus datos, el costo promedio de una cubeta de 30 huevos es de USD 2,90 mientras que el precio a nivel de granja llega a los USD 2,50, lo que significa que los precios de venta en tempora-das de descenso no cubren los costos.

    Frente a esta situacin es clave conocer los costos de produccin para conocer la reali-dad del sector. Para ejemplificar este tema, partiremos de un caso real. A continuacin el esquema de costos de una granja en opera-cin (cuadro 2).

    Como se puede observar, el costo de pro-duccin de una cubeta promedio es de USD 3,12. El 70% de este valor se concentra en el rubro destinado a alimentacin, constitu-yndose en el valor ms importante.

    En este contexto es importante sealar que el Ecuador cuenta con un gran po-tencial para ser autosuficiente en la pro-duccin de maz amarillo y existe un Plan Gubernamental para lograrlo hasta el ao 2016, por lo que la participacin del sec-tor productor de huevos permitir tener un ahorro de divisas y precios ms competiti-vos a nivel internacional. Hay que destacar que por la vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos de Nortea-mrica, tanto Colombia como Per tienen un tratamiento arancelario conveniente y cupos de importacin, ventajas competi-tivas que disminuyen los costos de elabo-racin de alimento balanceado para aves, lo cual reducira los costos de produccin del huevo, disminuyendo las prdidas en esos pases.

    Cuadro 1. PRECIO PROMEDIO DE LA CUBETA DE 30 HUEVOS EN GRANJA

    Cuadro 2. DETALLE DE COSTOS DE PRODUCCIN (Con un precio de de 22 dlares por qq de maz)

    coyuntura coyuntura

  • 10 11

    Herramientas

    coyuntura

    Proliferacin de granjas y bajo consumo afecta a productores

    Siendo uno de los alimentos ms asequibles por su precio y que est presente en todos los hogares ecuatorianos, la produccin de huevo de mesa se muestra como una ac-tividad econmica exitosa. Esto nada ms alejado de la realidad ya que, segn los pro-tagonistas, abundan los desafos a los que se enfrentan, mientras que son escasas las oportunidades para recuperar la inversin y peor an aumentar sus ganancias.

    En este contexto, se vuelve necesario inda-gar con mayor detenimiento sobre cules son las razones para que el sector produc-tor de huevos de mesa en Ecuador se en-cuentre al borde de una crisis. De acuerdo con los testimonios, la proliferacin de las granjas avcolas y el bajo consumo a nivel nacional son dos de las causas principales. Por su parte, la autoridad nacional encarga-da del control de granjas, anuncia que est en marcha un plan para solucionar por lo menos una de las dificultades. No hay cama para tanta genteLa sobreoferta de alrededor de 657 mi-llones de huevos se debe a la expan-sin del sector en cuanto al nmero de granjas. As coinciden los productores consultados como Wilson Velastegu, avi-cultor de Salcedo, quien comenta que el crecimiento ha sido desmesurado y sin lmites. A criterio de Edgar Navarrete, mdico veterinario, esto ha provocado un incremento exagerado del nmero de gallinas, pasando de manera rpida de siete millones de aves en el 2011 a ms de 9,5 millones en 2013, apunt.

    Legalmente existen normativas relaciona-das con la apertura de planteles avcolas, las cuales ponen lmites de ubicacin entre uno y otro, que van desde 3 hasta 5 kil-metros. Sin embargo, estas restricciones no se cumplen en la prctica, uno recorre las carreteras y se encuentra una granja tras otra, aade Gary Vera, avicultor de la zona de Tungurahua y tesorero de la Asociacin de Productores Pecuarios-Sierra Central (Asopec).

    A nivel personal, Velastegu atraves una si-tuacin similar al respecto, me percat que

    iban a poner una avcola cerca de la ma, irrespetando la ley, pero notifiqu al ente de control a tiempo, comenta, con lo que evit que se consumara la intencin.

    Por su parte, Pablo Egas de Avcola Argen-tina, considera que este crecimiento desor-denado se debe a que no hay conciencia por parte de los empresarios avicultores ya que muchos piensan que hay que crecer en crisis, pero eso lleg a afectar demasiado al sector, concluye.

    Ante este crecimiento es necesario que el Ministerio de Agricultura, a travs de Agro-calidad (Agencia Ecuatoriana de Asegura-miento de la Calidad del Agro), implemen-te un sistema de control para que, tanto grandes como pequeos, puedan crecer por igual y con las mismas oportunidades,

    apunta Geovanni Villarruel de la Asociacin de Avicultores de Cotopaxi. Lo mismo opi-na Velastegu, quien adems seala que se necesita que se hagan cumplir las normas y barreras para promover un crecimiento pla-nificado de la avicultura.

    Esto ayudara a que se vaya equilibrando la produccin frente a la demanda, lo cual mejorara la situacin a criterio de Villarruel. Tendramos garantizada nuestra utilidad y un precio de venta justo, al contrario de lo que sucede ahora que crecemos con ms galpones pero no sabemos a qu precio ni a quin vamos a vender nuestro producto, concluye.

    Vera tambin enfatiza en que el sector nece-sita planificacin, para lo cual, Agrocalidad debera levantar un censo y decir hasta aqu lleg la produccin y paramos. A su criterio no se trata de sancionar a los que incumplen con los lmites cuando ya est todo consu-mado, esa no es la solucin porque esta-mos destruyendo a un sector que es muy productivo, apunta.

    A esto se suma que el nivel de produccin creci, segn Navarrete al pasar de un promedio de 300 huevos por gallina hace algunos aos a 330 en la actualidad.

    Consumo per cpita de huevos de mesa

    en pases seleccionados

    Fuente: Industria Avcola Enero 2013

    Pablo Egas de Avcola Argentina

    Wilson Velastegu, avicultor de Salcedo

  • 12 13coyuntura coyuntura

    Normativa Agrocalidad es la autoridad nacional sanita-ria, fitosanitaria y de inocuidad de los alimen-tos, encargada de la definicin y ejecucin de polticas, regulacin y control de las acti-vidades productivas del agro nacional. Esto implica la regulacin y control de las granjas avcolas.

    En este sentido y frente a la proliferacin de las granjas, Xavier Vargas, director de Sani-dad Animal de Agrocalidad, explica que es un problema que ya lo estamos afrontando. Por el momento, realizamos un anlisis inter-no, para este ao vamos a hacer una reconsi-deracin de la normativa, a buscar establecer el manejo de las producciones, por ejemplo, de aves de postura en funcin de niveles de bioseguridad, para ello presentaremos una propuesta para solicitar la modificatoria.

    De acuerdo con lo que seala el director, lo que se busca es concentrar a los produc-tores en pequeas y medianas Unidades Productivas Agropecuarias (UPAs) que com-partan o manejen los mismos parmetros de bioseguridad (manejo de infecciones, pla-nes de vacunacin, etc). Es decir, que per-mitan que el manejo sea muy similar entre planteles avcolas cercanos para controlar la presencia de enfermedades.

    Cabe recordar que el Reglamento de Con-trol de la Instalacin y Funcionamiento de las Granjas Avcolas, expedido en el Registro Oficial en 1995 en su Captulo III, determina que los establecimientos dedicados a la pro-duccin y explotacin de aves estn obliga-dos a obtener el registro bianual y uno de los requerimientos para obtener este permiso es notificar a la autoridad a qu distancia est la granja avcola ms cercana.

    Este mismo reglamento establece en su Ca-ptulo V las distancias que deben guardarse entre uno y otro plantel avcola. El objetivo es mantener el aislamiento y satisfacer las necesidades estrictamente sanitarias, dispo-niendo las siguientes especificaciones:

    a. Las granjas comerciales de cualquier fi-nalidad de produccin deben estar alejadas por lo menos 3 kilmetros (km) de los cen-tros poblados, de acuerdo con las ordenan-zas municipales vigentes;

    b. Entre dos granjas avcolas de ponedoras de huevos comerciales, debe existir una dis-tancia mnima de 3 km. Entre galpones de

    una misma granja, 20 metros (m) de distan-cia mnima;

    c. Entre una granja de pollos de carne y una de pollitas de reposicin debe existir una distancia mnima de 5 km y entre galpn y galpn de aves de esta clase en una misma granja; la distancia mnima de 20 m.

    d. Entre una granja de ponedoras comer-ciales y una de pollitas de reposicin, debe existir un espacio mnimo de 5 km y entre galpn y galpn de pollitas de reposicin 20 m de distancia mnima;

    e. Entre dos granjas de pollos de engorde, debe existir la distancia mnima de 4 km y,

    f. Entre una granja de progenitoras, repro-ductoras, ponedoras comerciales, pollos de engorde y otras granjas avcolas de diferen-te especie como pavos, patos, codornices, avestruces, etc, debe existir una distancia mnima de 5 km y entre galpn y galpn de una misma granja, una distancia mnima de 20 m.

    El incumplimiento de estas disposiciones es sancionada de acuerdo a lo establecido en la Ley de Sanidad Animal, y va desde la suspensin temporal de la granja, hasta la suspensin definitiva.

    El intermediarioEl intermediario es un actor clave para que el huevo llegue a las mesas de los hogares ecuatorianos, sin embargo, su rol y eficien-cia presenta criterios divididos. Mientras que para unos es el responsable del deterioro de los precios, para otros es solo un aliado ne-cesario con quien falta coordinacin.

    Hay productores que piensan que el inter-mediario debe desaparecer. Esto debido a que considera que nos han ido ganan-do terreno, cuando nosotros (los produc-tores) debemos ser quienes vendamos nuestros productos al consumidor final,

    pero no lo hemos hecho, entregamos a otras manos nuestra produccin y no de-bera ser as. En el otro extremo estn los criterios de Pa-blo Egas de Avcola Argentina, Geovanny Vi-llarruel de Avico y Luis Poaquiza de Asopec. Ellos coinciden en que el intermediario es actor fundamental de la cadena agroindus-trial ya que cumple con funciones especfi-cas que permiten mantener una relacin fa-vorable entre el productor y el usuario final o consumidor, resume Egas.

    Quienes reconocen la necesidad del rol de los intermediarios, sin embargo, estn cla-ros en que existe un problema que debe so-lucionarse: la especulacin. Lo que s hay que evitar es el abuso, ya que, si bien ellos (los intermediarios) ayudan a que el avicultor no pierda su producto que es un alimento perecible que debe salir mximo en diez das, muchas veces paga precios que no compensan los costos de produccin. De ah que, Villarruel sugiere que se debera es-tablecer convenios o un sistema de comer-cializacin ms justo, tanto para el avicultor como para el intermediario, con un margen de ganancia que le permita seguir desarro-llando su actividad.

    Estos productores reconocen la necesi-dad de este eslabn en la cadena ya que sus funciones son especficas, entre las que constan: transporte y conservacin adecua-da del producto.

    Aumentar el consumo del huevo en el pasDespus de Honduras y Paraguay, Ecua-dor es uno de los pases con menor con-sumo per cpita de este producto a nivel regional. Segn datos de la Corporacin Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave), los ecuatorianos consumen 140 huevos al ao mientras que Mxico, con-siderado como el primer consumidor del producto tiene un promedio de 347 hue-vos por persona, al ao. De acuerdo con el veterinario, Edgar Navarrete, solo se ne-cesitaran 7,5 millones de aves para cubrir con la demanda actual, sin embargo hay ms de 9,5 millones.

    De ah que este es otro problema con el que tienen que lidiar los productores de huevos de mesa. Es por esta razn que los avicul-tores ven necesaria la ejecucin de cam-paas para fomentar el consumo de este

    alimento nico. Para ello, es necesario que exista un gremio muy fortalecido que evale, interprete y dicte polticas referentes a la produccin de huevos de mesa, a cri-terio de Navarrete.

    Esta entidad gremial debera tener estadsti-cas reales y actualizadas sobre la produccin y consumo. Adems debera emprender y sostener la inversin para una campaa per-manente de publicidad educativa, resaltan-do los beneficios del consumo de huevos, anota Navarrete.

    Por lo pronto, los primeros pasos en esta materia ya se han dado. Geovanny Villarruel

    de Avico comenta que hace unas semanas tuvieron una reunin con el Viceministro de Agricultura y le expusieron la necesidad de realizar una campaa del consumo de hue-vo y se sugiri que este producto ingrese al programa de desayuno escolar.

    Otra iniciativa planteada al directivo fue empezar a trabajar en los centros y sub-centros de salud, promoviendo el consu-mo en las mujeres embarazadas. La idea es que se lo recomiende como fuente vital de vitaminas en este perodo. Es preferi-ble antes de recetarles un frasquito de vi-taminas que cuesta mucho dinero, apun-ta Villarruel.

    En base a las cifras y datos expuestos, as como a las opiniones de los productores consultados, a continuacin se exponen las principales alternativas de solucin plantea-das por el sector.

    A corto plazo Promover el consumo de huevo de mesa en el pas para alcanzar el nivel recomenda-do de una unidad diaria, es decir, llegar a los 365 huevos per cpita al ao. Partiendo de que en la actualidad el consumo per cpita anual es de 140 unidades y que la poblacin ecuatoriana es de 15,5 millones de habitan-tes, se estima que el consumo anual llegara a los 2.170 millones de huevos aproximada-mente. Esto significa que el reto es elevar el consumo en un 160% por persona para lle-gar a 365 unidades per cpita anual, lo cual significara un incremento de alrededor de 150% en la demanda total anual que alcan-zara los 5.474 millones de unidades.

    Establecer un precio mnimo de sustenta-cin que proteja al sector productor de hue-vos, tomando en cuenta las diferencias de los tamaos definidos por la norma INEN (sper, gigante, extra grande, mediano, pequeo e inicial), de manera que se observe una varia-cin de 10 centavos que histricamente ma-neja el sector productor de huevos.

    Mantener el control e inspeccin per-manente de las autoridades (Intendencia, Magap, SRI, Agrocalidad) en granjas, ca-rreteras, bodegas, almacenes, sistemas de facturacin, con el fin de formalizar a toda la cadena de valor de la produccin de huevos

    de mesa y de esta manera, exista un mayor control para el cumplimiento de los precios mnimos de sustentacin. Otra medida sugerida es solicitar la impor-tacin oportuna de maz para cubrir las ne-cesidades del sector productor de huevos, con el fin de evitar el incremento en los pre-cios de compra.

    A mediano plazo Regular la oferta y demanda de huevos, a travs del otorgamiento de permisos de im-portacin de gallinas reproductoras o pollitas

    de un da.

    Realizar las gestiones necesarias para que se incluya al huevo dentro del Programa de Alimentacin Escolar y/o Desayuno Escolar que impulsa el Gobierno.

    Promover una campaa pblico-privada de difusin masiva sobre los beneficios nu-tricionales del huevo.

    Aprovechar las pocas de cosecha del maz para utilizar al mximo la capacidad instalada

    Productores de huevo plantean alternativas de solucin

    Dr. Xavier Vargas

    Ing. Geovanny Villarruel

  • 14 15coyuntura

    MSDSalud Animal

    Mxima seguridadPotenciaRendimiento

    IMPVET Ca. Ltda.Guayaquil: Km. 5.5 va a Daule, Edif. SGS

    junto al Colegio Dolores Sucre, Telf.: 042 033055Quito: Av. 10 de Agosto 4767 y pasaje Snchez Melo

    Tel.: 022 [email protected] / www.msd-salud-animal.ec

    Reg. No.: 9B3-3-8330-AGROCALIDAD

    existente en el sector productor de huevos.

    A largo plazo Incluir al sector productor de huevos en la Matriz Productiva del pas.

    Incentivar y apoyar la produccin de huevo industrializado lquido pasteurizado y deshi-dratado, con el fin de promover su comercia-lizacin a nivel internacional, lo cual permitira mejorar los precios y traer ms divisas al pas.

    Otras solucionesEl impulso a la industria a travs de la cons-truccin de un centro de acopio y la ela-boracin de ovoproductos son alternativas que tambin maneja el sector. A criterio de Xavier Vargas, director de sanidad animal

    de Agrocalidad, la elaboracin de ovopro-ductos sera una opcin viable ya que el consumo interno de estos productos deri-vados industriales del huevo es importante.

    Segn datos estadsticos en los Estados Unidos y en la Unin Europea, alrededor del 30% de la produccin se consume como ovoproductos.

    Por otro lado, un grupo de productores propone que se establezca un precio ofi-cial del huevo de mesa, es decir un precio de sustentacin.

    Es decir, que se aplique un esquema pare-cido al del maz, aunque desde el Gobierno consideran que es preferible que este pro-

    ducto se maneje con la ley de la oferta y la demanda.

    Frente a este planteamiento, el veterinario Edgar Navarrete comenta que no es con-veniente ya que la sobreoferta, sumada a la perecibilidad del producto, genera el riesgo de que los precios caigan an ms si los co-merciantes no retirasen los huevos a tiempo.

    Desde la Subsecretara de Comercializa-cin del Ministerio de Agricultura, en cam-bio, se confirma que otro de los pedidos es la creacin del Comit del Huevo, el cual sera una realidad para este 2014. Este organismo se encargara de promover el consumo y la produccin de huevo de mesa en Ecuador.

    Preguntarse qu est ocurriendo con el hue-vo de mesa en Ecuador no se limita a su si-tuacin productiva, sino a todas las aristas que involucra: produccin (costos y precios), normativas del sector, intermediarios y con-sumo. De ah que, hablar de los resultados de un desordenado crecimiento de las gran-jas es solo una parte, quizs es el origen de los problemas que hoy enfrenta la produc-cin de este alimento.

    Para abordar el tema desde este eje, Edisson Garzn, presidente ejecutivo de Bioalimentar, aporta con un anlisis tcnico desde el punto de vista empresarial.

    De acuerdo al experto, la problemtica no tiene que ver con el tamao de la produc-cin. Hoy, tanto quien tiene una granja con diez mil aves o quien maneja un volumen mayor a 300 mil aves, puede conseguir el mismo precio en materias primas. Esto se debe a que las economas de escala no influ-yen en este sentido. Tampoco tiene que ver con el sistema de venta, incluso se podra hablar de una mayor eficiencia del pequeo productor porque ha tenido la habilidad de encontrar nichos de mercado que los gran-des productores no se han preocupado en atender.

    La ventaja del huevo es que siendo un pro-ducto altamente competitivo en cuanto a beneficios nutricionales, est ampliamente demostrado que el huevo es el producto ga-

    nador en la mesa de cualquier pas, conse-cuentemente la gran falencia que todo este sector est experimentando en el pas es la falta de unidad, seala Garzn.

    Fundamentado en esta tesis, Garzn formu-la dos preguntas bsicas a los productores: conocen el mercado del Ecuador? y sa-ben cul es el consumo per cpita? A su criterio, la respuesta es no. Al parecer los productores solamente se han preocupado por crecer sin realizar una debida investiga-cin de mercado, o agrandar el tamao de la poblacin avcola por hacer lo que el otro hace, sin la debida base que permita tener una produccin sustentada en el tiempo. Tampoco es un tema de la competencia se-gn el empresario, puesto que, no se trata de quin le vende a quin o si el gran pro-ductor accede a los supermercados y colo-ca en percha su producto. Est demostrado, revela, que menos del 24% de la poblacin compra huevos en cadenas de distribucin

    (autoservicios), adems que la variedad de marcas es un factor que puede incidir en la decisin de compra. Garzn tampoco encuentra un peso impor-tante en la diferenciacin de los productos (otorgarles marca) para inclinar la balanza de ventas. Esto debido a que dar una marca al huevo tiene un costo y eso s hace una diferencia, pero en cuanto a costos y no en cuanto a ventas. Por otro lado, existe cerca del 78% de huevos que se venden a travs de otros canales. Tras la aclaracin de los mitos expuestos, en la realidad el problema sigue latente, llega-mos a sobrepasar el lmite de lo que esta-mos consumiendo, Garzn resume en una frase la problemtica del huevo en Ecuador. Ser que somos empresarios a la hora de crecer con el proyecto y que estamos siendo ineficientes como productores? Si bien es cierto la avicultura es todo lo que tenga que ver con las aves, la produccin de huevos es distinta, y hago un llamado para que nos unamos y hagamos de este gran desafo, una gran oportunidad porque el beneficio no es solo para los productores, sino para todo el pas

    El desplazado del desayunoEn cuanto al consumo, Garzn reconoce que el huevo tiene un espacio natural en el desayuno, sin embargo, alerta que la mo-dernidad est aportando con nuevos estilos

    Falta de unidad es el problema de fondo

    Ing. Edisson Garzn, presidente ejecutivo de Bioalimentar

  • 16 17coyuntura

    de vida que lo han desplazado para incor-porar a los cereales. Esta ltima tendencia se debe, en gran medida, a la facilidad de preparacin que presentan. Adems, cabe sealar que los cereales estn alineados con la onda de consumir light. Existen varios llamados a devolverle al hue-vo su lugar en la mesa ecuatoriana, uno va dirigido a los productores y otro al Gobierno. La idea de Garzn es que a travs de las uni-dades o proyectos gubernamentales relacio-nados a la disminucin de la tasa de desnu-tricin, especialmente en madres gestantes y en la poblacin infantil, se plantee al huevo como la mejor alternativa. No solo mejora la actividad cerebral; aporta vitaminas y prote-na de la mejor calidad, al menor precio.

    Las propuestasEn este momento, la produccin de huevo en el Ecuador no soporta una gallina ms, hay un excedente que ya no llega al sur de Colombia porque este pas justamente in-crement su produccin para abastecer el 28% que no estaba atendido y al cual llega-ba el producto ecuatoriano.

    Por otro lado, las cifras no van ms all de la realidad, en el Ecuador el consumo per c-pita se seala en alrededor de 140 unidades al ao, y a criterio de Garzn la cifra puede llegar a 160 que se consumen de manera indirecta a travs de productos elaborados como panadera, pastelera, fideos, etc. Este nivel, sin embargo, contina siendo uno de los ms bajos de los pa-ses latinoamericanos.

    En este contexto, la pro-puesta de Garzn es que los productores se unan para realizar una campaa diferente a la tradicional, orientada a subir los ndices de consumo y que se enfoca en los siguientes puntos:

    1. Apoyarse en las autoridades ministeriales En conversaciones con las autoridades del Magap se aprob la conformacin del Co-mit del Huevo cuyo trabajo inmediato es plantear soluciones a corto, mediano y largo plazo. Uno de los retos de este organismo sera insistir con otras instituciones del Es-tado, especficamente las que manejan el tema del desayuno y la alimentacin escolar

    para entregar producto, inicialmente en sec-tores aledaos donde hay granjas. Primero se podra empezar con donaciones, para luego concretar las negociaciones donde ambas partes se sientan beneficiadas, apli-cando el ganar-ganar (Siete hbitos de la gente altamente efectiva, Stephen Covey).

    Se ha planteado a corto plazo que se ocupe las instalaciones propias de los avicultores para que la UNA almacene all el maz en su momento y no genere costos altos, espe-cialmente en la Sierra donde la temperatura y las caractersticas ambientales contribuyen al mantenimiento. Esta propuesta fue recibi-da de buena manera y se va a aplicar con la cosecha del 2014.

    2. Controlar el ma-terial gentico que ingresa al pasLas autoridades deben tambin apoyar estos propsitos en el mo-mento de realizar las im-portaciones de material gentico. Elaborar tabu-

    laciones reales como las que se realizan para la importacin de maz. En base a datos rea-les de la poblacin ecuatoriana se pueden utilizar cifras medias para determinar cunto material gentico requiere el pas para tener un consumo promedio de 180 huevos per cpita, tomando en cuenta un porcentaje anual de crecimiento; clculos que deben ser realizados a mediano y largo plazo.

    3. Establecer un precio de sustentacinTanto el maz como la soya constituyen ms

    del 65% de la dieta para producir un huevo y estas materias primas manejan precios m-nimos de sustentacin. Establecer un cos-to de produccin no est alejado de lo que ya ocurre con la industria de balanceados y bien puede aplicarse en la produccin de huevos estableciendo precios de susten-tacin que ya estn dados por el precio de las materias primas. Producir huevos al 9 de enero de 2014, se calcula en USD 2,90 la cubeta.

    Garzn seala que cuando el Gobierno qui-so ayudar al sector maicero, se incaut el producto de los comerciantes que estaban especulando. Por qu no se puede hacer controles a los intermediarios que transpor-tan huevos en todo el Ecuador? Demostrar que pagaron un precio mnimo de sustenta-cin no es complicado con la ayuda del SRI que es capaz de identificar si la transaccin fue registrada o no.

    4. Saber comunicarEs la gran oportunidad para que todos los avicultores impulsen una campaa diferente a las que ya se han hecho. Hay que saber cmo comunicar la riqueza que proporcio-na la cpsula maravillosa que es el huevo y valorar en su verdadera dimensin el trabajo que realizamos para generar este producto natural.

    El hecho de llegar a la conciencia de las personas para demostrarles que se pueden nutrir con el consumo de un huevo diario, as como lo est proponiendo el Comit Interna-cional del Huevo (IEC) con su nuevo eslogan para el 2014 Un huevo al da para todos los nios en todos los pases, fuera de mitos

    No solo es cuestin de mejorar la situacin productiva del huevo sino de reconocer su

    potencial nutritivo

  • 18 19coyuntura coyuntura

    y prejuicios porque es un producto que tiene muchas bondades.

    El gran desafo de los avicultores es de-mostrarle a la poblacin que se puede nutrir al ms bajo costo con un pro-ducto que est al alcance de la mesa ecuatoriana.

    Cambiar ideas preestablecidas no es f-cil pero si se unen voluntades se puede lograr. Hay que comenzar a ensear que el huevo va a solucionar el problema de la desnutricin infantil; transmitir al consumidor las bondades del producto, y desmitificar creencias errneas, dice Garzn.

    5. El cambio de la matriz productivaEn el pas contamos con excelen-tes productores y comercializadores de huevos. Pensar que por inercia se van a arreglar las cosas es errneo, pero hay situaciones que s favorecen al sector y una de estas es el proceso iniciado por el Gobierno con el cambio

    de la matriz productiva con lo cual se propuso sustituir el 5% de las impor-taciones anualmente. yo me identifi-co plenamente con este cambio de la matriz productiva, porque si un pas no consume lo que produce no est siendo consecuente, y al estar dola-rizados necesitamos que las divisas no salgan del pas; adems, en funcin de articular la cadena productiva, incluir la produccin de huevos, sera sumar el siguiente eslabn.

    Aprender de los errores y ver en los desafos nuevas oportunidadesSi queremos que la situacin mejore no debemos seguir haciendo lo mis-mo. No podemos continuar de la mis-ma manera, el gran desafi est aqu, la nica verdad es que como peque-os, medianos o grandes productores de huevos, no vemos la gran oportuni-dad que tenemos y hemos sido egos-tas, es como haber jugado individual-mente un partido pero no en equipo, finaliza Garzn.

    Mike Geary Especialista certificado de nutricin

    La gente piensa, equivocadamente, que la yema del huevo es la peor parte. Sin embargo, es la ms saludable, tiene ms nutrientes, es ms rica en antioxidantes, vitaminas y minerales. Entre los nutrientes que ms destacan estn: vitamina B, trazas de minerales vitamina A, cido flico, colina y lutena.

    La clara, por su parte, est casi desprovista de nutrientes comparada con las yemas. Inclusive, la protena de la clara de huevo no es tan rica sin las yemas para equilibrar el perfil de aminocidos y ha-cer que la protena sea ms bio-disponible.

    En porcentajes, por ejemplo, las yemas contienen ms del 90% del calcio, hierro, fsforo, zinc, tia-mina, B6, cido flico y B12, y cido pantotnico del huevo; adems, las yemas contienen todas las vitaminas liposolubles A, D, E y K, as como todos los cidos grasos esenciales.

    La mala fama de la yema se sustenta en que dis-para el colesterol por las nubes. Eso es falso. En primer lugar, cuando se ingiere un alimento que contiene una gran cantidad de colesterol dietario como los huevos, el organismo disminuye su pro-duccin de colesterol para equilibrar las cosas.

    Por otra parte, si no se ingiere suficiente colesterol, el cuerpo simplemente produce ms; ya que el co-lesterol cumple muchas funciones importantes en el organismo. Por otra parte existen estudios que indican que el consumo de huevos enteros en realidad aumen-ta el colesterol bueno HDL en mayor grado que el colesterol LDL, mejorando as los niveles generales de colesterol y la qumica sangunea.

    Rompiendo los mitos en torno al huevo

    Es uno de los eslabones de la cadena de produccin, distribucin y comercializacin del huevo de mesa, que siempre ha sido mirado con recelo. Muchos de los produc-tores consideran que su gestin es necesa-ria, mientras que para otros (la minora), los intermediarios son los que se llevan el mayor beneficio por un menor esfuerzo, inclusive hay quienes los consideran como causantes de la actual crisis que se repite cclicamente y que hace dos aos inclusive hizo descen-der los precios en granja a USD 1,65 y USD 1,70 por cada cubeta de 30 unidades.

    Este actor es el intermediario, o como pre-fieren que los llamen, es el distribuidor. Por la trascendencia del tema es importante co-nocer su punto de vista con relacin a la ac-tual situacin que atraviesa este importante sector productivo que lleva a la mesa de los ecuatorianos uno de los productos naturales que posee un contenido nutricional de ex-traordinario valor, a un precio tan bajo para los propios productores, pero que apenas es percibido por el consumidor final.

    La mayora de granjas avcolas de postura llega solamente hasta la obtencin del pro-ducto final que es el huevo, muchos produc-tores no se preocupan de buscar clientes porque los distribuidores llegan directamen-te a la granja y adquieren el producto in-situ.

    Sea cual fuere la situacin, al huevo le hace falta cubrir un trayecto para llegar a los mer-cados donde se vende, ya sea al por mayor o al detal; de igual manera, hay que consi-derar que llegar a clientes de la Sierra, no es lo mismo que viajar hasta la Costa o a la Amazonia.

    El ingeniero Antonio Garzn, presidente de la Asociacin de Comerciantes Unin Avcola Ambato, cuya sede es en el Mercado Ma-yorista de esa ciudad y que agrupa a 24 dis-tribuidores, desde su visin y realidad aporta con criterios valiosos sobre la situacin ac-tual de quienes se dedican a la comercializa-cin del huevo de mesa.

    Desgraciadamente se puede creer que son

    Un paso fundamental antes de que el huevo llegue la mesa del consumidor requiere inversin e involucra costos de operacin.

    Martha Moreira, ama de casa y moradora del norte de Quito prefiere comprar los huevos de mesa cerca del mercado de La Magdalena, al sur de la ciudad, por la buena calidad del producto y por los precios ms convenientes.

    Los intermediarios tambin sienten la crisis

  • 20 21coyuntura

    demasiadas manos por las que pasa el pro-ducto hasta llegar al consumidor final, pero son las necesarias, ya que hay que conside-rar que 25 mil 30 mil cubetas no podran entregarse con una sola persona ni en una semana, por eso la distribucin se va reali-zando por lotes; entonces hay otros comer-ciantes que compran y a su vez reparten o distribuyen a otros clientes. Parecera que la cadena es interminable, pero al ser un pro-ducto de consumo masivo, debe pasar por varias manos para facilitar la distribucin en el menor tiempo, permitiendo as garantizar que el producto fresco llegue a la mesa del consumidor, expresa Garzn.

    Modo de operacinComprar hoy y vender maana es la rutina de este importante grupo de distribuidores que hace todo lo posible para llegar oportu-namente con el producto fresco. Cuando los mercados son ms lejanos s les toma ms tiempo, pero hay una ventaja con la comer-cializacin en la Sierra porque el producto dura hasta 30 das en buenas condiciones. Sin embargo, el plazo que se dan es de dos o tres das para vender todo el stock adqui-rido porque su cronograma contina y se debe comprar a otro proveedor.

    Esta actividad no es tan sencilla como to-mar y pasar, hay algunos costos a consi-derar como el empaque de las cubetas, la utilizacin de protecciones (bases y tapas), seleccin de los huevos rotos, empaque-tamiento en fundas plsticas, cinta para ajuste, impuestos fiscales y otros costos como pagos al personal que realiza em-balaje manual. Cuando hay movilizacin a otras ciudades hay que incluir combustible, chofer, peaje. En Guayaquil se paga por el ingreso al mercado de transferencia, por el desembarque y se descuenta adems una cantidad aproximada al valor de 10 cube-tas por concepto de huevos rotos, todo esto sin tomar en cuenta los robos y asaltos a los que estamos expuestos por no tener clien-tes fijos. Inclusive algunos distribuidores han abandonado esta actividad porque se que-daron sin capital de trabajo. Otro tema son los cobros puesto que, no todos los clientes pagan de contado y hay que realizar tambin la funcin de cobradores de cuentas que a veces se quedan impagas.

    Cuando hay exceso de oferta, las condicio-nes de negociacin son adversas porque nuestros clientes negocian el precio a la baja sin mucha alternativa para el vendedor por la

    gran cantidad de oferentes que hay. A ve-ces hay que vender perdiendo o salvando el dinero, como se dice vulgarmente, cuando el objetivo es obtener una ganancia porque de otra manera no podramos subsistir, ex-presa Garzn.

    Situacin actual de la comercializacinTanto el avicultor como el comerciante son conscientes de lo que est ocurriendo. La excesiva oferta genera precios bajos, es la ley de mercado. Si hay demasiada oferta, baja el precio de cualquier producto; y es un ciclo que se repite porque al bajar el precio muchos pro-ductores reducen su oferta o algunos cierran sus operaciones, esto hace que el precio del huevo vuelva a subir, entonces los producto-res incrementan ms el nmero de aves y por tanto aumenta la produccin volviendo a pro-ducirse la baja de precios y el ciclo se repite.

    A los comercializadores nos echan la culpa de estas variaciones, pero es algo que no nos compete porque no somos los dueos del mercado. No hay tal manipulacin, en-fatiza el directivo.

    El tiempo de negociacin en la maana re-sulta insuficiente para la negociacin al final del da porque en el camino el huevo baj de precio y al llegar a su destino en otras

    provincias, est devaluado. A los distribuido-res, la sobreoferta les ha obligado a bajar los precios al valor de compra y en ocasiones inclusive a menor costo, para evitar perder la totalidad de la inversin.

    Para el director de esta asociacin los distri-buidores no actan en perjuicio de los pro-ductores, inclusive muchos de ellos resultan parientes y no estn buscando la prdida de una u otra parte; aspiran que la situacin mejore para beneficio de todos.

    La venta vara de acuerdo con la tempora-da, sin embargo esta asociacin cuenta con aproximadamente 100 mil cubetas en las 24 bodegas, que esperan ser comercializadas diariamente en el mercado.

    En este punto del dilogo, el entrevistado invi-ta al pblico para que adquiera directamente el producto en este lugar de expendio.

    Falta de acuerdos genera produccin incontroladaMnica Mancheno, secretaria del mismo gremio, seala que hay varias razones para que la situacin haya llegado a esta inestabi-lidad entre la oferta y demanda, lo que gene-ra un sombro panorama a los productores dedicados a esta actividad.

    Hay una proliferacin de carteles que anuncian la venta de huevos de mesa. Se puede notar que aunque la venta de promocin es por unidades (dependiendo del tamao), el costo de treinta unidades que corresponde a una cubeta, no es menor a USD 2 ni mayor a USD 3,50.

  • 22 23

    Explica que anteriormente, hasta fines del ao pasado, un buen porcentaje de la produccin (aproximadamente el 30%) tena como destino el sur de Colombia; sinembargo ahora ese pas ya produce huevos de mesa a precios ms bajos, por lo tanto no se puede depender de mercados externos. Por otro lado, se han incrementado sin control las gran-jas de postura, hay tanto producto que incluso para nosotros los distribuidores -afirma- la utilidad por cubeta no es ren-table ya que debemos cubrir una serie de gastos para realizar compra del producto en granja y el transporte hacia los sitios de entrega.

    Es necesario -dice- bajar la produccin al menos al 50% para que el mercado se estabilice. El Gobierno debera apoyar al sector con campaas publicitarias para lograr un mayor consumo, destacando las propiedades nutritivas del huevo. Los productores de huevos deben planificar a quin y cunto van a vender, no produ-cir por producir como ha ocurrido todos

    estos aos en que siguen creciendo sin medida, dejndose llevar por la idea de que quien ms produce, vender ms; es necesario revisar lo que se va a producir.

    Para Mancheno, la gran oferta del mer-cado apenas es tomada en cuenta por la demanda y eso tambin les afecta a los distribuidores. Se debe conseguir un equilibrio entre el costo y el mercado, agregando que esta inestabilidad se da por la falta de planificacin y acuerdos en-tre productores.

    Por qu no se hace algo?Para Garzn hace falta una conciencia productiva: un punto clave para la regu-lacin son las empresas productoras de pollitos beb, incubadoras, desde ah se podra regular la sobrepoblacin de aves, asignando cupos, siendo conscientes que esto no es parte de un retroceso y que no se est negando el derecho a progresar, sino solamente regulando el mercado, porque producir en exceso lle-va indudablemente a la prdida.

    coyuntura

    Mnica Mancheno, secretaria de Unin Avcola Ambato.

  • 24 25coyuntura

    Alternativas para superar la sobreoferta de huevo

    Frente a las dificultades que enfrenta el sector productor de huevos, Juan Carlos Abad, gerente de avcola Ro Amarillo de la provincia del Azuay, manifiesta que las polticas estatales no fa-vorecen a los productores al no contar con un precio oficial para este producto. El maz tiene un precio referencial, mientras que el huevo y la carne de pollo no lo tienen, de-jndolos a merced de la ley de la oferta y la demanda, anota.

    Por su parte, Karina Abad, propietaria de avcola Mara Auxiliadora, expone que es-tas variaciones generan ganancias razona-bles estacionales y pocas de prdida. En el perodo de vacaciones de la Costa, por ejemplo, el precio baja porque la deman-da es poca y la oferta es la misma. Esta misma tendencia se mantiene a fines de diciembre y los primeros das de enero de cada ao.

    En las pocas de Carnaval y Da de la Ma-dre sube la demanda. Esto se debe a que preparan ms productos dulces que tienen como base el huevo. Tambin afectan las fiestas de Carnaval, que en Colombia se ce-lebran en enero, ah cierran la frontera y todo el huevo que se produce al norte del pas, regresa al sur y afecta el mercado local.

    Por ello, el precio de la cubeta de huevos lo impone el mercado del norte, indica Vicente Lpez, tambin propietario de avcola Mara Auxiliadora.

    Sobre el nivel de productividad de Avcola Ro Amarillo, por el momento los picos de produccin sobrepasan el 95%, y mantienen niveles sobre el 90% hasta las 54 a 56 se-manas de vida de las aves. Luego de esto empieza un descenso a 82% y 83% de pro-duccin del ave, todo depende del manejo que tengan, seala.

    El costo de produccin es de USD 2,68 por cubeta de 30 huevos, que es diferente en cada avcola, ya que depende de varios factores. Muchos toman como referencia el

  • 26 27materias primas

    alimento que consumen las aves, ms el costo de la mano de obra, energa y pago a empleados. Mientras que Ro Amarillo toma en cuenta la depreciacin, manteni-miento de las aves, costo de cra y cra de aves.

    En el caso de avcola Mara Auxiliadora, la actividad se est desarrollando a prdida debido a que el precio de la materia prima ha subido mucho. La cosecha del maz termin y hay una variacin de USD 3 por quintal. Ahora est a USD 19,50 frente a los USD 16,50 que costaba.

    A superar los mitos en torno al huevoLos productores de huevos consideran que los mitos que existen en torno al huevo tam-bin influyen en el bajo consumo de huevo. Por ejemplo, segn estimaciones de mer-cado, seis de cada 10 personas creen que este alimento es daino para la salud, por

    los niveles de colesterol y triglicridos que aportaran.

    Karina Abad, por su parte, indica que el problema es la falta de conocimiento. La gente desconoce que todo depende de cmo se prepara este alimento, si se fre o revuelve con mucho aceite es daino, caso contrario no.

    Limitar la produccinJuan Carlos Abad, en cambio, seala que otra alternativa para superar la sobreoferta es limitar el crecimiento de los producto-res, siempre y cuando trabajemos con las incubadoras, es decir, con el huevo frtil, apunta. La idea es reducir el nmero de pollitas de reemplazo, con lo cual habr menor nmero de aves de produccin, para lo cual el Gobierno tendra que limitar el ingreso de material gentico, huevos fr-tiles o pollitas reproductoras, aade.

    La Comisin Internacional del Huevo (IEC por sus siglas en ingls) cele-bra su 50 aniversario y enfrenta al futuro de la industria del huevo con un reto que va ms all de la produccin y que tiene que ver directamente con la nutri-cin infantil.

    Un huevo al da para todos los nios en todos los pases es la propuesta, a decir de su principal portavoz, Csar de Anda, pre-sidente de la organizacin; el objetivo de la IEC es asegurarse de que todos los nios, independientemente de donde vivan, tengan acceso a por lo menos un huevo al da.

    Nuestro producto es fabuloso ya que pro-porciona todos los nutrientes, vitaminas y minerales que los humanos necesitan. En un mundo en el que miles de millones de perso-nas estn desnutridas y desnutridos, el hue-vo es una de las formas ms asequibles de protena animal. Los huevos tienen un papel muy importante que desempear para po-ner fin al hambre en el mundo, y ahora es el momento para que esta industria realmente marque la diferencia, acot de Anda.

    Una de las formas en que el IEC tiene la in-tencin de hacer una diferencia en los prxi-mos aos es a travs de la creacin de la Fundacin Internacional del Huevo. El obje-tivo de esta fundacin es proporcionar apo-yo a los pases en desarrollo, ayudndoles a impulsar sus sistemas de produccin a largo plazo.

    Julian Madeley, director general de la IEC, explic que anualmente se tiene dos con-ferencias que son los principales eventos, y que en esta segunda mitad del siglo se con-tinuar desarrollando e impulsando la indus-tria. El evento de tres das que se desarrolla-r entre marzo y abril ser la Conferencia de Negocios y la disertacin de cinco das que se celebra en septiembre ser la Conferen-cia de Liderazgo Global.

    Los directivos sealan que, si bien, no se sabe con exactitud lo que traern los prxi-mos 50 aos, la IEC est decidida a mante-nerse a la vanguardia de la industria y liderar

    el camino en mostrar al mundo que los hue-vos sern el alimento ms importante para los seres humanos en el futuro.

    Nuevo representante para Amrica LatinaEl empresario avcola mexicano, Csar de Anda, fue electo como nuevo presidente de la Comisin Internacional del Huevo. La eleccin de de Anda tuvo lugar durante el evento anual que realiza el organismo en

    Ciudad del Cabo, Sudfrica, en septiembre de 2013.

    Un comunicado del organismo destac que es la primera vez, en casi 50 aos de vida de la IEC, que alguien que no es de habla inglesa o alemana ocupa la presi-dencia. De Anda, encabeza as una indus-tria que crece a un ritmo de 4% anual y de alrededor de USD 100 mil millones de dlares al ao.

    La Comisin Internacional del Huevo es una organizacin con sede en Londres, que agrupa miembros de todo el mundo. Establecida en 1964, la IEC es una organizacin sin fines de lucro que representa internacionalmente a la industria del huevo, cuenta con miembros en todos los continentes y en 68 pases diferentes. Sus miembros son las asociaciones relacio-nadas con la produccin de huevos, los empresarios avcolas y procesadores de huevos de todo el mundo. Parte de la funcin de la IEC es proporcionar informacin para ayudar en las decisiones nacionales e internacionales, y en la elaboracin de polticas. La comunicacin fluye a travs de sus miembros, de sus publicaciones y del enlace que se mantiene con otras organizaciones internacionales, entre ellas la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO) y la Organizacin Mundial de Sanidad Animal (OIE).

    Acerca de la Comisin Internacional del Huevo

    IEC: Medio siglo fomentando la produccin y consumo del huevo

    Csar de Anda, presidente de la Comisin Internacional del Huevo

    coyuntura

  • 28 29

    Los huevos tienen una vida muy corta ya que comienzan a perder su valor nutricional rpidamente y con el fin de prolongar su conservacin son sometidos a distintos procesos industriales con los que se convierten en ovoproduc-tos, los cuales se obtienen de sus diferentes componentes o mezclas, una vez retirada la cscara y las membranas. Adicionalmente podran estar complementados por otros aditivos o procesos alimenticios y puede ser concentrado, disecado, cristalizado, conge-lado, ultracongelado o coagulado.

    Natural o elaborado, en estado lquido, des-hidratado (en polvo) o congelado, el ovopro-

    ducto posee un alto valor aadido y es una alternativa para que los productores de hue-vos puedan ampliar su mercado. Esto debi-do a que transformado, el huevo es ms fcil de conservar, transportar, manejar y utilizar.

    Tambin pueden ser considerados como ovoproductos destinados a diferentes apli-caciones industriales no alimentarias por los componentes extrados de yema o clara, como la lecitina o la lisozima.

    La pasteurizacin es una de las tcnicas que se emplea para conservar por ms tiempo un huevo. Al igual que a la leche, se aplica calor a los huevos durante un tiempo sufi-

    ciente para eliminar sus grmenes patge-nos. Normalmente se aplica vapor de aire a una temperatura que oscila entre los 60 a 65 grados centgrados, durante dos o tres minutos.

    Otro de los procesos que se puede realizar es la congelacin, que se efecta en insta-laciones industriales, ya que la temperatura debe mantenerse entre 0 y -2 grados cent-grados. Por debajo de esta temperatura se puede producir un deterioro del huevo.

    La liofilizacin, que consiste en extraer toda el agua hasta convertir la yema y la clara en polvo, es otra de las formas que se emplean

    Alternativas para la industrializacin del huevo El nivel de consumo de un pas es un buen indicador del estado de la actividad avcola de postura, pero no se toma en cuenta que la mayor dificultad es el control de los pre-cios del producto lo que causa el desbalance del mercado. Frente a esta circunstancia Ecuador debera prepararse para la produccin de ovoproductos.

    para lograr una mayor duracin de este pro-ducto avcola.

    Son varias las ventajas de los ovoproductos en la industria alimentaria, frente al empleo del huevo en cscara, ya que se puede ob-tener mayor versatilidad en su uso cuando se aplica para distintos fines. En primer lugar, son de fcil empleo y dosificacin. Adems, tienen una gran ventaja: la mayor seguridad bactereolgica y, en conjunto, por su mani-pulacin sencilla, representa ahorro de tiem-po y de mano de obra facilitando la distribu-cin y el comercio internacional.

    Debido a estas ventajas, la tasa de proce-samiento de ovoproductos va en aumento en muchos pases. Segn datos de ACTINI SAS, algunos pases procesadores de hue-vos han incrementado su produccin de entre un 25% y 40% en los ltimos aos (grfico 1).

    Inicialmente, el crecimiento de la industria de ovoproductos obedeca a la posibilidad de aprovechar los huevos deteriorados (rotos o picados). Sin embargo, en los l-timos aos esta tendencia cambi y aho-ra es el resultado del inters empresarial por generar valor agregado. Lo esencial en este proceso ha sido la identificacin de los potenciales clientes o consumidores de este tipo de productos. Los pastele-ros y actores involucrados en la industria agroalimenticia son los sectores de mayor demanda. Segn la actividad, los ovopro-ductos son apreciados por las siguientes caractersticas:

    La capacidad coagulante de las protenas tanto de la yema como de la clara til para la pastelera y la charcutera. La capacidad espumante de la clara ade-cuada para la bizcochera, la repostera, la confitera y los platos precocinados. La capacidad emulsionante y estabilizante conferida por la viscosidad de la yema a las emulsiones.

    La capacidad anticristalizante de la clara para la confitera. La capacidad colorante natural de los pig-mentos del huevo, muy apreciadas para la elaboracin de bizcochos, pasteles, pastas alimenticias y salsas. La capacidad aromatizante y el gusto es-pecial del huevo integral y sobre todo de la yema.

    Grfico 1. Tasa de huevos procesados en ovoproductos lqudos

    coyuntura coyuntura

    Esa actividad no est reservada a los in-versores que compran huevos para pro-cesarlos, tambin los productores pue-den lanzarse sin miedo al mercado de los ovoproductos. La clave del xito est en la voluntad de involucrarse en la industria-lizacin o procesamiento de los huevos y nada mejor que contar con un equipo multidisciplinario que en el desarrollo de su actividad combine capacidades:

    La del productor, porque es quien mejor conoce su produccin; y, la del fabrican-te de equipos que le aconsejar sobre la solucin tcnica ms conveniente a sus necesidades y le acompaar en todas las

    etapas de su proyecto con el fin de ofre-cerle su experiencia para la optimizacin de su presupuesto y la financiacin de su proyecto.

    Durante muchos aos, los procesado-res consideraban que la nica ventaja del procesamiento de los huevos era la posi-bilidad de utilizar los huevos deteriorados, la experiencia dice lo contrario porque un gran volumen del producto se dirige espe-cficamente a elaborar ovoproductos

    Como todo proyecto se debe iniciar identi-ficando los potenciales clientes o consumi-dores de los ovoproductos. Al procesarlos

    de manera industrial, el objetivo es dirigirse hacia quienes necesitan grandes cantida-des de huevos como los pasteleros, los cocineros de la restauracin no domstica y los actores involucrados en la industria agroalimenticia.

    En la actualidad, en varios pases existe una normativa que obliga el uso de ovo-productos en los restaurantes y estableci-mientos pblicos, esto aplica para la ela-boracin de tortillas, mayonesas y salsas. De esta forma, se evita el riesgo de conta-gio de salmonelosis y otras infecciones in-testinales producidas por la contaminacin microbiana de los huevos.

    Cmo empezar este proceso?

  • 30 31

    Para finales del 2014 entrar en operacin la primera planta productora de huevo lquido y pasteurizado de Ecuador, a cargo de la compa-a Bioalimentar y estar ubicada en el parque industrial de la ciudad de Ambato.

    El vicepresidente de operaciones de Bioalimen-tar, Jorge Luis Espinal Restrepo, asegur que la nueva planta podr procesar 30 mil huevos (tonelada y media) cada hora. Con este desa-rrollo pensamos inicialmente en la exportacin, ya que en Ecuador se consume el huevo al natural, en cscara; ni siquiera las panaderas demandan en la actualidad huevo lquido para sus procesos, apunt el directivo.

    Bioalimentar ha logrado certificar sus procesos en las normas ISO 22.000, BPM y HACCP, siendo quizs la nica en hacerlo en Sura-mrica y estamos muy avanzados en nuestro esfuerzo de lograr certificarnos en Globalgap, lo cual nos habilitar para incursionar en los mercados europeo y asitico, que son a los que apuntamos.

    Bioalimentar produce alimentos procesados para la industria avcola, porccola, ganadera y para mascotas. Tambin cuenta con sus pro-pias granjas de ponedoras con 300 mil aves que producen ms de tres millones de huevos que procesa su planta clasificadora y limpiado-ra y que es la primera en este pas andino. En alianza con la firma colombiana Premex, Bioa-limentar incursionar tambin en las lneas de huevos enriquecidos con micronutrientes y en alimentos preparados para consumo humano inmediato como tortillas de huevo.

    Ecuador se sumar a la produccin de ovoproductos Principales aplicaciones de los ovoproductos:

    Pasteler

    a

    Pasta Mayon

    esa

    Sals

    a

    Sopa

    s

    Complem

    ento alimentari

    o

    Confiter

    a

    Entero lquido

    x x X X

    Entero deshidratado

    x x X X x x

    Yema lquida x x X X

    Yema

    deshidratada

    x x X X x

    Clara deshidratada

    x x x x x

    Por qu invertir en ovoproductos?

    Diversificacin de alternativas dentro de la industria alimenticia que en la actualidad tiene gran demanda y crecimiento.

    Permite ampliar los mercados incluso internacionales, fomentando las exporta-ciones.

    Es un producto ms eficiente porque permite convertir los huevos en polvo y almacenarlos cuando se reduce la demanda.

    Con el fin de mejorar la cadena agroindustrial del maz, soya, balanceados y protena animal (PMC), el Ministerio de Agricul-tura, Ganadera, Acuacultura y Pesca (MA-GAP) impulsa un Plan a nivel nacional. La idea es alcanzar el autoabastecimiento de maz y soya hasta el 2015. Para ello se plan-te incentivar su produccin.

    Como se recordar, el plan inici en octubre de 2011, a partir de la firma de un convenio interinstitucional entre el Magap y el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro). Inicial-mente se contemplaron acciones especficas, pero con el tiempo se han ido incorporando otras alternativas. El Plan se desarrolla sobre cuatro ejes:

    1. Incremento del rendimiento productivo El primer paso fue la creacin del Plan de Semillas de Alto Rendimiento dirigido a pro-ductores con 10 hectreas (ha) de cultivo. Este programa consisti en la entrega de un paquete tecnolgico que incluy: semilla certificada, fertilizantes y fitosanitarios a un costo de USD 400 y USD 600 por hectrea. Dependiendo del tamao, se aplic un sub-sidio de USD 214 por ha. Esto permiti que los 23 mil beneficiarios alcancen una pro-duccin promedio de 6 toneladas mtricas por hectrea (TM/ha).

    La primera fase de este Plan se aplic en la siembra de maz de invierno del 2013. La meta es pasar de un rendimiento de produccin promedio de 3,5 TM/ha a ms de 6 TM/ha.

    2. Modernizacin de la comercializacin La aplicacin de un precio oficial mnimo de sustentacin del maz se decidi como parte del plan. Adicionalmente se instaur la ejecucin anual de un Inventario Tcnico de Stocks que realiza una firma privada, con el fin de determinar el dficit real de la industria y, de esta manera, calcular el volumen de las importaciones necesarias.

    Plan de mejoramiento productivo del maz duro avanza a buen ritmoUno de los logros ms evidentes es la reduccin de las importaciones de maz de 300 mil TM en 2010 a 100 mil TM en 2013

    Ao Sup_Sembrada ha Sup_Cosechada ha Produccin TM Rendimiento TM2000 270.586 256.967 422.548 1.642001 267.406 257.686 490.000 1.902002 250.000 245.000 404.250 1.652003 260.000 250.000 485.345 1.942004 255.000 235.000 387.750 1.652005 262.623 249.492 671.786 2.692006 277.546 249.449 591.585 2.372007 278.681 250.340 605.293 2.422008 250.306 250.095 787.129 3.152009 279.261 259.585 765.320 2.952010 315.219 293.864 868.027 2.952011 301.988 262.913 830.150 3.162012 361.347 330.058 1.215.193 3.68 Fuente: Sistema de Informacin Nacional de Agricultura, Ganadera, Acuacultura y Pesca.

    TABLA DE SUPERFICIE, PRODUCCIN Y RENDIMIENTO MAZ DURO SECO A NIVEL NACIONAL

    Ao 2012 Pas Rendimiento1 Chile 10,72 2 Canad 8,36 3 EE.UU. 7,74 4 Argentina 7,34 5 Bahamas 7,34 6 Montserrat 6,67 7 Brasil 5,01 8 Venezuela 4,29 9 Uruguay 4,01 10 Paraguay 3,90 11 Colombia 3,44 12 Per 3,32 13 El Salvador 3,26 14 Mxico 3,19 15 Ecuador 3,13 16 Bolivia 3,00 17 Cuba 2,62 18 Costa Rica 2,30 19 Dominica 2,22 20 Guatemala 2,00

    Fuente: Rendimiento de Maz // http://faostat3.fao.org/faostat-gateway/go/to/download/Q/QC/E // 23/01/2014

    Rendimiento de Maz (TM/ha)

    coyuntura materias primas

    Pastelera Pasta Mayonesa Salsa SopasComplementos

    alimentarios Confitera

  • 32 33materias primas materias primas

    A partir de 1992 INCUPASAJE produce los mejores pollitos BB cuidando todos los procesos productivos de nuestras granjas, desde la crianza de reproduc-toras y reproductores para obtener el mejor huevo fecundado. Brindamos asesora tcnica post entrega para un mejor manejo gentico del pollito y el mximo rendimiento en su produccin.

    Calle Alicia Ordez 1-95 y Vctor Manuel Albornoz

    Telf: (07) 409-3506CUENCA

    Va Pasaje Girn, Km. 12Sector Quera

    Telfs: 099 308-1590 * 099 946-7863PASAJE

    Para complementar estas acciones, se realiz una rueda de negocio, con el fin de promover la venta directa del maz entre 25 productores y 6 industrias. Como resultado, se cerraron acuerdos comerciales que se han ejecutado en un 90%. Es por esta razn que se prev realizar un evento similar en este ao, para la cosecha de invierno que es la de mayor pro-duccin.

    3. Fortalecimiento de la infraestructura de almacenamientoSe fortaleci la capacidad de almacena-miento con la importacin de silos bolsa con capacidad para 180 mil TM. Adicionalmente, se construyeron 38 centros de acopio para Asociaciones de productores en Guayas, Los Ros, Manab y Loja, en donde se re-cepta, seca y limpia el maz amarillo duro. Asimismo, se capacit durante 16 meses a las asociaciones de productores para una correcta administracin de estos centros. Paralelamente, se estableci el Fondo para Integracin de Cadenas Agro-productivas

    (FICA) dirigido a agricultores que cultivan de una a 3 ha. Este fondo cuenta con un presupuesto cercano a USD 4 millones. Por el momento, beneficia a 1.712 productores con crditos, seguro agrcola y compra de la cosecha al precio oficial.

    4. Fomento a la asociatividad Se facilit la creacin de la Corporacin Na-cional de Maiceros (Cornmaz) en junio del 2013. La organizacin aglutina a represen-

    tantes de Loja, Manab, Guayas y Los Ros.

    Resultados del PlanLa reduccin de las importaciones es uno de los resultados ms viables del plan para mejorar la competitividad y productividad del maz. Estas (las importaciones) disminu-yeron, al pasar de 300 mil TM en 2010 a 100 mil TM en 2013. Esto represent un ahorro de USD 61 millones en divisas.

    Por otra parte, la utilizacin de semillas hbridas de alto rendimiento increment la produccin al pasar de 2,9 TM/ha en 2010 a 3,16 TM/ha en el 2011. El 2012 no fue la excepcin, la produc-tividad se ubic en 3,68 TM/ha. Mientras que en 2013 se alcanz una produccin record de 1 milln 50 mil toneladas.

    Tambin se han mejorado los ingresos de 20.000 pequeos productores maiceros, que han visto incrementar sus ganancias gracias a los menores costos unitarios de produccin.

    En Ecuador, el maz duro cuesta ms que en Mxico, Per, Colombia

    y ArgentinaA pesar de los esfuerzos por mejorar la competitividad del maz nacional y por ende de toda la cadena productiva que gira en su torno, el precio nacional no satisface a los productores pecuarios y de balancea-do. Esto se debe a que su principal mate-ria prima es una de las ms costosas de la regin, lo cual reduce sus mrgenes de ganancia.

    Basta observar los precios del mercado na-cional e internacional a diciembre de 2013. En base al precio oficial del saco de maz de 100 libras (USD 19,05), la Tonelada M-trica (TM) se ubic en USD 419,10 a nivel bodegas en la regin Costa, mientras que a USD 446,60 a nivel de granja en Pichin-cha, explica en su carta dirigida a Maz y Soya, Eduardo Proao, productor pecua-rio ecuatoriano. Estos precios son altos en comparacin a los registrados en Mxico, Colombia, Per y Argentina dentro de ese mismo perodo, en donde la TM de maz se ubic en USD 195, USD 334, USD 300 y

    USD 166, respectivamente.

    Frente a esta realidad, Proao seala la ne-cesidad de mejorar el trabajo de los Con-sejos Consultivos, volvindolos ms tcni-cos. Deben estar conformados por los tres participantes de la cadena: productores de maz, industriales pecuarios y Gobierno, acota. Su planteamiento es que este cuer-po asuma la diferencia de los precios.

    Proao adems seala que los industriales pecuarios se enfrentan a otro problema: la im-posicin en los cupos de importacin de maz. Esto debido a que les conviene comprar maz importado ms barato que el nacional que es ms costoso. A esto se suman otras deman-das como: lneas de crdito accesibles y aper-tura de mercados internacionales.

    Es por estas razones que no todos los in-dustriales pecuarios estn de acuerdo con el Plan de Mejora de la Competitividad del Maz que el Gobierno impulsa.

    MAZ: PRECIOS INTERNACIONALES

    (Dic. 2013)MXICOPrecio: FOB: USD 195.08 TM.Fuente: USDA Market Newshttp http://www.indexmundi.com/es/pre-cios-de-mercado/?mercancia=maz COLOMBIAPrecio: 646 pesos colombianos (USD 0,334 por kilo), que equivale a USD 334 la TM. Fuente: Bolsa Mercantil de Colombia http://es.finance.yahoo.com/divisas/conversor/#from=COP;to=USD;amt=646

    PERPrecio (Mercado mayorista de Moshoqueque): 0,84 soles por kilo, que equivale a USD 300 la TM. Fuente: Ministerio de Agricultura y Rie-go del Per. http://www.minag.gob.pe/portal/herramientas/boletines/boletin-de-precios-del-maiz#

    ARGENTINAPrecio (cotizacin): USD 166,00 la TM (a 12 de diciembre). Fuente: Grimaldi Grassi Corredores de granos http://www.ggsa.com.ar/precios/precios-dolar.html

    Se viene la mega cosecha maicera mundial del 2014Las existencias mundiales de maz duro en el 2014 llegarn a la cspide de la produc-cin en ms de una dcada, segn previ-siones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) en Washington DC, consultados en exclusiva por MAIZ & SOyA, el pasado 29 de octubre.

    De acuerdo con las proyecciones que maneja el organismo, en este ao se re-gistrarn cosechas cercanas al rcord en Estados Unidos y en otros pases expor-tadores. En consecuencia se estima que los precios del maz de la nueva cosecha bajen an ms que el ao pasado, cuando cayeron de manera persistente como es el caso del maz de exportacin de Estados Unidos que descendi en un 40% desde julio en que se registr el mximo descen-so, segn los datos de la Agencia.

    De continuar los precios bajos, se estimu-lar la demanda interna y externa del sec-tor balanceador y, con ello, se optimizarn las exportaciones de Estados Unidos,

    espera la agencia. De ah que se prev que las exportaciones de este pas lleguen a 36,8 millones de toneladas mtricas (TM) en el perodo septiembre 2013 a agosto 2014. Esto gracias a que los consumido-res buscarn reducir costos y reponer sus inventarios y reservas agotadas.

    El organismo tcnico, adems considera que la competitividad de las exportaciones de Estados Unidos tiene pocas probabili-dades de llegar nuevamente a los niveles de supremaca histrica obtenidos en el pasado. Esto debido a que en los ltimos seis aos la participacin de las exporta-ciones mundiales de Estados Unidos se ha reducido a la mitad o a un 30%, precisan los analistas.

    La USDA basa su tesis en el argumento de que, los altos precios del maz en los Estados Unidos son el resultado de la fuer-te demanda interna y de las bajas existen-cias, lo cual ha estimulado la produccin en los pases competidores. Destaca que

    las producciones rcord en Argentina, Brasil y Ucrania, cuyas siembras combina-das coincidieron con la sequa de Estados Unidos en el 2012, permiti que Brasil se convirtiera en el mayor exportador de maz del mundo.

    En el perodo 2012-2013, las afectacio-nes por la sequa generalizada bajaron la produccin de maz en un 13% en los Estados Unidos y aumentaron los precios a mximos histricos. Segn datos de la entidad, las exportaciones estadouniden-ses en este periodo sufrieron la peor cada como consecuencia del escaso abasteci-miento. Descendieron a ms de la mitad ya que los altos precios del maz llevaron a los compradores a buscar otros expor-tadores (de Amrica del Sur y Ucrania). Mientras tanto, la fuerte demanda interna en Estados Unidos contribuy a disminuir las reservas a su nivel ms bajo desde 1995-1996, en tanto que las importacio-nes aumentaron a un rcord de 4.100.000 toneladas de maz.

  • 34 35materias primas materias primas

    ra, permitir que el precio de referencia est por debajo de los niveles establecidos en los acuerdos ministeriales del Magap.

    En cuanto a control de mercado cules son los resultados?Una de las funciones de la UNA EP es regu-lar el mercado en dos sentidos. El primero, no permitir que baje el precio de compra de los productores agrcolas durante la venta de su produccin. Mientras que, lo segundo es ase-gurar materia prima a la industria (de balancea-dos y avcola) cuando la cosecha de los pro-ductores nacionales termina. En este sentido, logramos que el precio de sustentacin no se ubique por debajo del precio oficial, especial-mente en maz. Hoy en da se est logrando vender ms all del precio oficial establecido y esto se debe a que en verano siempre hay me-nos maz y la demanda de la industria es fija.

    El mercado de soya tambin tuvo buenos resultados?Existe un incremento del 20% en compras respecto al ao 2012, sin embargo, es co-nocido que la produccin nacional total de esta leguminosa no supera las 50.000 TM, es decir, que no fue un impacto grande en cuanto a manejo para la UNA. En la soya, al igual que los otros cultivos, se ingresa a regular el mercado desde el inicio de la cose-cha para evitar la especulacin y darle dina-mismo y flujo. Gracias a esta intervencin la UNA alivi un poco las complicaciones finan-cieras por las que pas este sector.

    Respecto a funciones de la UNA qu cambios se han realizado?La unidad de servicios de ciclo corto entrar

    a manejar quinua u otros cereales que requieran de la intervencin en regulacin, con lo que ya no slo tendr a cargo maz, arroz y soya como hasta ahora. La unidad de negocios de insumos, en cambio, antes slo manejaba urea subsi-diada, pero ahora ser reemplaza-da por el Programa Fertiuna que proveer, adems de nitrgeno, fsforo y potasio para cultivos de arroz y maz. Tambin se trabajar con agroqumicos y a

    futuro con semillas gracias a un convenio que se ejecutar con el INIAP (Instituto Nacional de In-vestigacin Agropecuaria), que entregar un paquete completo de insumos; tambin interviene el Plan Semillas que lleva adelante el Magap. El costo de este paquete

    ser razonable, pero no tendr un subsidio, con el fin de que sea un programa sostenible y que ayude a bajar los costos de los insu-mos. Dentro de este programa tambin se incluye al banano.

    Con esto se busca ampliar la participacin estatal dentro de la industria de insumos?Con una participacin del 10% al 15%, auto-mticamente los actores del sector insumos buscan optimizar sus costos y acercarse al precio nuestro. Nuestra intencin no es que el sector privado deje de tener su espacio en el mercado, pero s que se ponga la ca-miseta de la cadena de valor, estableciendo precios y mrgenes razonables.

    En cuanto a presupuesto cuentan con financiamiento estatal? S. Seguiremos teniendo financiamiento del Estado hasta que logremos la autogestin total. El proyecto fue concebido para 5 aos, por lo que estos recursos sern utilizados

    L a Unidad Nacional de Almacena-miento (UNA) increment su capa-cidad en un 21% en el ltimo ao, al pasar de 80.000 toneladas m-tricas (TM) de maz almacenadas en 2012 a 97.000 TM en 2013. Esto signific un aumento de 17.000 TM en total. Para este ao, se estima arrancar con una capacidad de 221.000 TM.

    Cabe destacar que la UNA naci como una entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, Ganadera, Acuacultura y Pesca (Magap). Pero en junio de 2013 se convirti en la em-presa pblica UNA EP, con el fin de poten-cializar sus funciones. Tras siete meses de esta transformacin, los primeros resultados empiezan a verse.

    Lo ms notorio es el incremento de su ca-pacidad, derivado de la implementacin de silos bolsa, una nueva tecnologa que per-mite incrementar los volmenes de almace-namiento.

    De estos y otros resultados obtenidos a partir del proceso de transformacin que atraviesa la UNA, habl Mao Lam Palacios, titular de la entidad, en entrevista exclusiva con MAZ y SOyA. A continuacin todos los detalles comentados y los planes para 2014.

    Qu se ha conseguido con la instalacin de los silos bolsa?Se logr acopiar ms de 97.000 TM de maz durante 2013 y nos qued una amplia ca-pacidad instalada para el 2014. Estimamos arrancar con 170.000 TM de capacidad en silos bolsa, ms 51.000 TM en los silos fi-jos con los que naci la UNA. Esto evidencia que el proyecto, que empez a finales del 2012, alcanz resultados relevantes y esto se debe, principalmente a que los silos bolsa son una tecnologa sencilla. Es por esta ra-zn que vamos a trabajar por dos objetivos: lograr que la capacidad de almacenamiento tenga siempre un respaldo sobre la capaci-dad de almacenamiento fija y de esta mane-

    La transformacin de la UNA en empresa pblica empieza a rendir frutosMao Lam Palacios, gerente general de la UNA EP, explica los cambios implementados hasta la fecha y aquellos que se vienen. Incursionar en el mercado de insumos es uno de los nuevos retos.

    Mao Lam Palacios, gerente general de la Unidad Nacional de Almacenamiento, UNA EP

    326funcionarios conforman

    la UNA

    Edificio del Magap en el que funciona Agrocalidad, la UNA y otros organismos relacionados al sector agropecuario.

  • 36 37

    para el giro propio del negocio de la empresa que es la adquisicin de arroz, maz y soya y la atencin prioritaria a los pequeos y me-dianos productores en la absorcin de cose-cha de todos los aos.

    El Magap anunci que la UNA vendera el maz comprado en invierno de 2013 a un precio de USD 20,11 esta medida sigue vigente?La medida se encuen-tra vigente. Vale men-

    cionar que el precio no es fijo por cuanto el coste mensual de fumigacin y mante-nimiento varia en funcin de los meses en que se compre. No es lo mismo el precio en diciembre de 2013, que en febrero de 2014. La medida sigue vigente.

    materias primas

    USD 6 millones es el presupuesto de la UNA

    para el 2014

    Como parte del plan de la UNA para regular el mercado de los insumos, promoviendo precios competitivos, en enero se concret un segundo contrato de compra-venta de fertilizantes. En total se adquirieron 37.500 TM, de las cuales 29.000 TM corresponden a urea granular y 8.500 TM a fosfato diamnico.

    La empresa vendedora, la estatal PetroChina International Company Limited, deber realizar la entrega en los puertos de Manta y Puerto Bolvar. La suscripcin del docu-mento se realiz en Guayaquil con la presencia del Gerente General de UNA EP y el apoderado especial de Petrochina International Company Limited, Zhou Xiaoguang.

    Mao Lam Palacios explic que este nuevo embarque servir para atender a la cadena productiva del banano, como parte de los programas prioritarios dispues-tos por el Ministerio de Agricultura, Ganadera, Acuacultura y Pesca (Magap). El objetivo es proveer de este tipo de insumos, a precios competitivos, directamente a pequeos y medianos cultivadores de banano, para que puedan reducir sus costos de produccin.

    UNA compra ms fertilizantes

  • 38 39

    Tres destinos concentran el 95% de las exportaciones camaroneras

    Europa, EE.UU. y Asia concentraron el 95% de las exportaciones cama-roneras en 2013. A pesar de que estos tres destinos han sido los principales por tradicin, en los ltimos aos se han integrado nuevos mercados modifi-cando el mapa exportador camaronero.

    Jos Antonio Camposano,dDirector ejecuti-vo de la Cmara Nacional de Acuacultura, explic que las exportaciones a EE.UU al-canzaron 140 millones de libras en 2013, lo que equivale al 30% de las exportaciones. Esto a pesar de que la cifra es 7% menor a lo registrado en 2012.

    El mercado ms importante, sin embargo, es el europeo ya que concentra el 42% de las exportaciones, agrega Camposano. De este grupo, Francia, Espaa e Italia son los pases de mayor demanda y crecimiento. Las compras totales de este bloque ascien-den a alrededor de 80 millones de libras, equivalentes a USD 600 millones.

    El futuro de este mercado est en riesgo de-bido a que a finales de este ao vencen los beneficios arancelarios que la Unin Europea otorga a los camarones ecuatorianos, aa-

    di Camposano. De ah que el sector insiste en la necesidad de negociar un acuerdo co-mercial que permita mantener un arancel al mnimo.

    Pas Ene a Dic-2013

    Part. Dlares Libras

    FRICA 16.803.868 4.596.645 1%

    SUDAFRICA 7.556.011 2.033.018 EGIPTO 6.566.201 1.728.647 MARRUECOS 1.893.378 640.110 OMAN 788.278 194.870