Revista La Avispa 54

Download Revista La Avispa 54

Post on 22-Mar-2016

229 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista cultural literaria de Mar del Plata - Argentina

TRANSCRIPT

<ul><li><p>54Otoo 2012</p></li><li><p>La Avispa 54 2</p><p>Idea y direccin: Marcela Predieri (marcela.predieri@gmail.com)Realizacin: DELAPALABRA Grupos de Estudio y Creacin Literaria Pgina WEB: www.delapalabra.com.arVicedireccin: Gustavo Olaiz (gsolaiz@gmail.com)Secretara de Produccin: Alejandro GmezEditor responsable: Ricardo Marcelo Martn Catamarca 3002 - 7600 Mar del Plata - Buenos Aires - Argentina e-mail: editor@editorialmartin.comDiagramacin y armado: Gustavo OlaizDiseo y Foto de Tapa: Javiera Miraglia (javieramiraglia.blogspot.com)Colaboradores permanentes:Aldo Novelli (Neuqun) - Gabriel CabrejasGustavo Ciancio (Punta Alta) - Javiera MiragliaDaniel Conn (Chile) - Graciela BarberoLuis Bentez (Buenos Aires) - Gustavo AraujoRoberto Di Vita (Gran Buenos Aires) - Daniela RiccioniCristina Mendiry (Buenos Aires) - Ricardo MartnHoracio G. Solari (Neuqun) - Daniel BattistonAna Hernez - Vctor ClementiGustavo Fogel - Gastn Sequeira</p><p>Ilustradores:Agostina Mariel Lunghi (Mar del Plata) agoslunghi@hotmail.comJaviera Miraglia (Mar del Plata) baulvirtual@gmail.comMaximiliano Costa Martnez (Mar del Plata) Fotos</p><p>LA AVISPA (Versin digital): www.delapalabra.com.ar/revistaLA.htmColaboraciones a: delapalabra@hotmail.comLibros y/o revistas a: Pellegrini 3637 - 7600 - Mar del Plata</p><p>La direccin no se hace responsable de los conceptos vertidos por los au-tores. Permitida su reproduccin por cualquier medio (es ms se agradece) siempre y cuando se respete el nombre del autor y se cite la fuente.</p><p>Staff</p><p>www.editorialmartin.com</p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA3</p><p>Editorial APOSTAR AL LIBROPara quienes pre-tendemos escribir, la epidemia 2012 es la globalizacin tec-nolgica. Es tanta la informacin recibi-</p><p>da, la comunicacin en tiempo real, notas apretujadas una tras otra que no nos dan tiempo para tomar conciencia de las infinitas historias que se cruzan a cada instante, ante nuestros ojos pero no dentro de nuestro cerebro, y con ello la enorme responsabilidad de contar desde lo humano lo que acontece en nuestra narrativa. Es difcil ser un creativo cuando a cada momento nos explican que todo est escrito, que ya no hace falta escribir ms, ya que nadie va a leer aquello que nosotros queremos contar. Pero tampoco se preocupan en explicar que nosotros podemos hacerlo desde nuestra propia mirada Si tuviramos el tiempo para poder ver en vez de slo mirar! Por supuesto, siempre nos queda la posibi-lidad de aislarnos de este mundo real-irreal o sumarnos en este embudo enloquecedor de informacin transformada segn quin la trasmite. Lo ms viable sera a mi criterio, continuar la lucha como compo-nentes activos de un cambio posible para en-contrar nuevas alternativas de resistencia. Pienso que dos palabras hist-ricamente uni-das; jvenes y libros que con el tiempo se han ido distancian-do. A la distancia, creo deducir que es efecto de las nuevas tecno-logas. La mayora escribe en blogs, e-books e infinitos portales que suben material de manera constante. Esto trae aparejado </p></li><li><p>La Avispa 54 4</p><p>que los escritores pierdan la posibilidad de poder tomar contacto con sus lectores y los lectores con los libros. En cambio, en una biblioteca, uno tiene la posibilidad de mirar y elegir con tiempo, consultar con una persona especializada sobre el con-tenido de un libro, incluso hasta en las libreras modernas tomar un caf, escuchar msica y darle una pasada como para no equivocarse. Existe la diferencia de entrar al libro por muchos otros lados. Entre decenas de eptetos similares, se repite con cierta porfa que lo impreso ha sucumbido a la pantalla y que entonces ese objeto rectangular, de peso variable, de olor a cierto pasado fresco, rayado o anotado o doblado, ese objeto esencialmente bello, ese objeto romntico, va a desaparecer. Sin embargo, aqu y en tantas otras latitudes, se siguen abriendo libreras: libreras de viejo, especia-lizadas, masivas; libreras de todo pelaje, tamao y naturaleza. Qu hubiera sido de William Shakespeare y tantos otros escritores si sus obras no hubieran sido conservadas durante casi quinientos aos en textos escritos en invalorables libros! Es verdad han variado mucho las condiciones del acercamiento del lector a la lectura y los hbitos en torno del libro; todo ha mutado de una forma extraordinaria. Pero no necesariamente ello se traduce en trminos de crisis del libro. El libro como bien cultural, tambin ha tenido un proceso particular: se ha hecho ms caro es cierto pero aun hoy podemos gozar de l. Por otro lado no conozco escritor que no quiera ver su libro impreso. Todo me lleva a pensar que si un da por un accidente impredecible toda esta informacin virtual encerrada en esta segunda caja boba desapareciera por falta de un componente fsico, un equvoco humano o una catstrofe natural, obviamente deberamos volver a la palabra escrita sobre papel o al menos sobre una piedra como manera de contar la historia.</p><p>ALEJANDRO GMEZ halegomez2003@yahoo.com.ar</p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA5</p><p>Entrevista</p><p>Entrevista: a Gustavo Tisocco </p><p>por Gastn Sequeira</p></li><li><p>La Avispa 54 6</p><p>EntrevistaENTREVISTA AL POETA ARGENTINO </p><p>GUSTAVO TISOCCO </p><p>All en mi pueblo habita la infancia, aqu, lastima el tiempo.</p><p>Gustavo Tisocco Gustavo Tisocco naci en Mocoret - Co-rrientes en 1969. Tiene publicados siete libros: Sutil, Entre soles y sombras, Paisaje de adentro, Desde todos los costados, Pintapoemas, Cicatriz y Rostro ajeno y tres CDs Huellas, Intersecciones y Corazn de nspero.</p><p>Recibi varios premios entre los que se destacan Primer Premio del Congreso de Mdicos Escritores en 2004 y 2006, Premio Revelacin a la Calidad Literaria en el encuentro Buenos Aires Poesa - Reunin de voces 2007, Revelacin del 3 Encuentro de Poetas Latinoame-ricanos Villa Mara, Crdoba en 2007; Segundo premio de EROS AIRES en 2009 y 2011 y Segundo premio del Concurso Mara Elvira Jurez en LETRARTE Tucumn, 2010.Actualmente dirige www.mispoetascontemporaneos.blogspot.com 1-Por qu la poesa y no la narrativa?Supongo que por capacidad. Escribir un poema que implica contar una historia, denunciar, gritar, para m es ms sencillo. Igual estoy indagando de a poco en la narrativa, pero me siento ms cmodo en la Poesa, al menos por ahora.</p><p>2-Qu es la poesa para vos?Es como siempre digo la poesa es como la savia que mantiene vivo a los rboles. Siento que soy un rbol y que la palabra potica hace que me mantenga vivo, an ms, me obsequia el milagro de la eternidad. Sin poesa me secara y con ella tengo la certeza de que sobrevivir ms all de los tiempos.</p><p>3-Qu espers de ella?Que sirva, que aporte un grano de arena a esta humanidad bastante castigada. Si un verso mo sirve para abrir al menos algunos ojos me sentira realizado al final del sendero.</p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA7</p><p>Entrevista4-Qu debe tener un buen poeta?Compromiso con lo que escribe. Saber que su palabra es testimonio. Deber el poeta interrelacionarse con otros que como l escriben, tener el sentido de comunidad. Respetar la PALABRA de uno mismo y de otros. Deber ser amable y afectuoso aunque crtico pues si tenemos el don de la expresin debemos compartirlo como se hace con el pan, con una copa de vino. Jams dejar de ser humilde. No escribir para tener premios, aplausos o status hacerlo desde el ms puro y simple amor con lo que se hace sabiendo que se es glorificado con el obsequio recibido.</p><p> 5-Qu seres, cosas o situaciones intervienen en tu obra?Escribo mucho sobre mi infancia, tiempo feliz en que he vivido entre calles de tierra, mandarinas y siestas hechizadas all en mi pueblo natal Mocoret. Escribiendo retorno al nio que perd. Tambin mi poesa es alarido, denuncia, sobre lo que nos pasa, nos duele y flagela. Est el amor tambin, a veces desolado, pero amor al fin pues somos seres amororosos y est la muerte que es parte de la vida y no tragedia. </p></li><li><p>La Avispa 54 8</p><p>Entrevista6-Hacia dnde quers orientar al lector, o qu espers de l?Ojal que el pensamiento potico influya para que no habite la ceguera en el mundo. Hablo de la ceguera interior que es la que nos torna egocntri-cos e inhumanos.</p><p>7-Cmo penss que podra darse ma-yor difusin a la poesa?Partiendo de uno mismo. Aportando a la difusin de nuestros poemas y de los de-ms. Ensimismarse solamente en lo que uno escribe es quedarse encerrado y a m me gustan las puertas abiertas. Por ello cre el sitio http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com con lo que aporto un peque-o rayo de sol al mundo literario. 8-Contanos sobre Mis poe-tas contemporneosSitio creado hace 6 aos que pretende difundir a poetas contemporneos de habla hispnica. Se han publicado desde su creacin a casi 700 poetas, 10000 poemas y tiene, contando todos los segmen-tos del blog casi 1000000 de visitas. Hay segmentos como homenaje a poetas ausentes, traducciones de poetas al cataln, al ingls, entrevis-tas, biografa de los autores, video-poemas realizados por m donde figuran poemas reci-tados por sus mismos autores. Representando al ciclo MIS POETAS CONTEMPORA-NEOS tambin he organizado encuentros literarios aqu en mi ciudad, donde priorizo </p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA9</p><p>Entrevistainvitar a poetas del interior, poetas que por ah no tienen mucha posibilidad de leer en Buenos Aires y que son voces valiosas de nuestro medio.</p><p>9-Qu le diras a la nueva generacin de poetas?Que lea, que lea, que lea y que el escribir sea un gozo donde se anteponga la res-ponsabilidad con lo que se dice antes de todo. Que para publicar se trabaje cada poe-ma al mximo hasta que logremos que cada poema del libro editado llegue al lector lo ms genuino y bello posible.Sentirse orgulloso con lo que hace.</p><p> 10-A qu nuevos poetas reco-mendaras leer?Hay muchos y podra olvidar a algunos. Los que me identifico mu-cho con ellos son Edna Pozzi, Jorge Boccanera, Ester De Izaguirre, Jorge Paolantonio, Enrique Solinas, Mara Teresa Andruetto, Jorge Ariel Madrazo, Alejandro Schmidt, Hugo Mujica entre muchos otros. Todos ya tienen su trayectoria, pero son contemporneos.</p><p>GASTN SEQUEIRAgasbhitour@hotmail.com</p><p>(Mar del Plata)</p></li><li><p>La Avispa 54 10</p><p>Entrevista</p><p>El nio no quiere dormir la siestay se escapa al ropese al Pombero,al dueo del sol,se escapa al ro.</p><p>El nio zambulley se transforma en pezy baila en el fondoazul y mineral de su dicha.</p><p>El nio olvida su casa, de cmo retornar olviday ya no le importa.</p><p>La madre cada tarde todava lloracuando mira al pescadorcada tarde llora.</p><p>Para comunicarse con el autor: poetaypoesia@hotmail.com http://poemasdegustavotisocco.blogspot.comhttp://videopoemasdegustavotisocco.blogspot.com</p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA11</p><p>PoesaGRACIELA BARBERO</p><p>HORACIO GARCA SOLARIGLORIA EUGENIA LEMUS</p><p>DANIEL BATTISTON ULISES VARSOVIA</p><p>FEDERICO POLASTRIVERNICA MONTERROSO</p><p>ANA MARA HERNEZHERNN CISTERNAS</p><p>MARTA STELLA DE GASPARINIANA PATRICIA SANTAELLA PAHLN</p><p>VCTOR CLEMENTIMIGUEL FERREIRA</p><p>JAVIER ARGUINDEGUIJUAN IDIAZABAL</p><p>PABLO MILANI</p></li><li><p>La Avispa 54 12</p><p>Poesa</p><p>INSTANTE BREVE</p><p>El horizonte bostezala salida de la lunaEl filo del recuerdo hierela sombra que gotea nostalgia</p><p>Una boca humea un rencor adormecido.</p><p>GRACIELA BARBERO(Mar del Plata)gracielabarbero@hotmail.com</p><p>LA SAL Y LA SED</p><p>Hoy encontr mi rostro en tu lgrima.Un universo salado rodando mejilla abajo;luego el escondite entre tus labios.</p><p>Cuando quise conocer tu mundo,slo encontr la sed.</p><p>HORACIO GARCA SOLARI(Neuqun) juntoalrio@yahoo.com.ar</p><p>Ago</p><p>stin</p><p>a Lu</p><p>nghi</p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA13</p><p>Poesa</p><p>TU BOCA</p><p>En el iris de tus ojos me dibujoy afanada all mi alma se hipnotiza;tu cadencia y mi aliento se matizan</p><p>asilada de por vida a dulce embrujo. </p><p>Complacencia de tu boca, hay en mi esperade esa boca que me lleva a la agona,</p><p>la aoranza y el anhelo en lejanasola mi alma en dulce arrullo, te venera.</p><p> Como elixir, cual brebaje paladeo</p><p>los deleites que en tu boca se pronuncian;Opalina va la dicha que se anunciay afanosa de tu abrazo me rodeo.</p><p> Esa boca... que en tus labios definidos</p><p>contrara y me aturde dcilmente,hacia el beso que me tacha de imprudente</p><p>para vernos de pasiones encendidos. </p><p>Quema el aire que se cuela tras tu alientoy derroca la exigencia de mis ansias,seoro da antesala a las fragancias </p><p>si en tu boca, se resume el sentimiento. </p><p>GLORIA EUGENIA LEMUS(GUATEMALA) </p><p>Agostina Lunghi</p></li><li><p>La Avispa 54 14</p><p>PoesaPIEL</p><p>1-Coloco las manos sobre la mesa, los dedos extendidos y </p><p>aprieto. Quiero atravesar la madera, o que ella invada, bajo la piel, hasta transformarse en carne y devore los huesos. Las manos permanecen all, atrapadas por los ojos, los dedos extendidos, las uas brillando en la media luz del cuarto, crecen.</p><p>Se extienden, trazan lneas, bajan al piso poblado de tierra y pulgas, se arrastran por entre las patas de una silla que extravi el color del tapizado y llegan a la cama. Reptan por las patas y se hunden entre las sbanas. Buscan el cuerpo tibio que espera. Se aferran a los pies, trazan crculos en los pulgares y dibujan un sendero por las piernas. Trepan, se hunden en ellas, tan blancas, tan lvidas; dibujan crculos morados. Besan el pubis tan lejano, inva-den ese cuerpo que ya no ser puro. Secarn los senos cargados de promesas y anidarn entre los labios abiertos. Dormirn acunando un beso sobre esa boca tan hmeda, tan roja.</p><p>2-No podras saber, aunque te lo cuente, sobre el camino que </p><p>mis dedos se ven obligados a transitar. Digo dedos? Digo dedos y manos y uas. Me digo a m mismo transitando una diagonal secreta cruza al cuarto hasta la cama, esa cama donde duerme un cuerpo plido y desnudo. Digo manos, mis manos, y tambin digo piel errante. Digo un abrazo, y tambin digo un enlazarnos de manos, un saborearse a gritos, un hincarse las uas mugrosas y tatuarnos la noche en los ojos. Y digo que nos enfermaremos durante el tiempo que dure esta vigilia, y mis uas abrirn el camino a vos.</p><p>Y no me vas a creer. Pero no importa. Ya no interesa tu mirar extraviado, slo la piel abrindose en diez tajos, diez bocas a las que besar hasta el hasto, hasta que los huesos se sequen. Me vas a decir que no es cierto, que las uas son slo uas. Pero ests ciega, no pods verlo, y no me creeras aunque te lo dijera.</p><p>3-Todo consiste en dejarse crecer las uas. Es simple. O al </p><p>menos lo parece. Uno coloca las manos sobre una mesa con los dedos extendidos y observa. Es preferible concentrarse en uno de los dedos, no hace falta ms, el resto har las cosas por s solo. </p></li><li><p>GRUPO DELAPALABRA15</p><p>PoesaHay que observar un dedo, o mejor dicho una ua. Olvidarse de la mano, de la mesa, del cuarto. Desde ahora para tus ojos slo existe ese dedo, esa ua. Al principio parece no ocurrir nada, pero a los pocos minutos algo cosquillea all, justo abajo. Es una sensacin nueva, como de gusanos retorcindose bajo la piel. Despus, en realidad no podra asegurar cunto es ese despus, algo tira o empuja. Los primeros minutos no se logra ver nada en especial, nada ms se sabe de eso que est naciendo de entre la carne y los tendones. Luego, parecen crujir y se estiran. Crecen, se extienden hasta cruzar la mesa, se retuercen semejantes a zarcillos blancos, rasgan, invaden.</p><p>4-Bajo tu piel las uas buscan el </p><p>paraso.</p><p>5-Invado al desierto plido de tu </p><p>piel. Las venas trazan el mapa de un re-corrido que slo a m me est permitido, persigo senderos rojos, me extravo en las...</p></li></ul>