Recursos Naturales y Medio Ambiente - ?· Recursos Naturales y Medio Ambiente América Latina y el Caribe…

Download Recursos Naturales y Medio Ambiente - ?· Recursos Naturales y Medio Ambiente América Latina y el Caribe…

Post on 30-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>Am</p><p>ric</p><p>a La</p><p>tina </p><p>y el</p><p> Car</p><p>ibe </p><p>- Chi</p><p>na R</p><p>ecur</p><p>sos </p><p>Nat</p><p>ural</p><p>es y</p><p> Med</p><p>io A</p><p>mbi</p><p>ente</p><p>Amrica Latina y el Caribe - China</p><p>Recursos Naturales y Medio Ambiente</p><p>UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO</p><p>CENTRO DE ESTUDIOSCHINA-MEXICO</p><p>UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO</p><p>CENTRO DE ESTUDIOSCHINA-MEXICO</p><p>UN</p><p>IVER</p><p>SIDA</p><p>D N</p><p>ACIO</p><p>NA</p><p>L A</p><p>UTO</p><p>NO</p><p>MA</p><p> DE </p><p>MEX</p><p>ICO</p><p>CEN</p><p>TRO</p><p> DE </p><p>ESTU</p><p>DIO</p><p>SC</p><p>HIN</p><p>A-M</p><p>EXIC</p><p>O</p><p>E n el proceso de conformacin de China como potencia, el mapa del mundo ha venido transformndose aceleradamente para poner al servicio de su expansin econmica los recursos de vastas regiones del planeta, en una tendencia que cuestiona la sen-da de la industrializacin de la zona de Amrica Latina y el Caribe. La exploracin de este fenmeno es el eje de este volumen, centra-do en el tema de la tendencia a la especializacin latinoamericana en la extraccin de recursos naturales, obedeciendo a la deman- da y a las inversiones directas chinas para la explotacin del suelo, el agua, los hidrocarburos, los minerales, etc.</p><p>En estas pginas, el sector energtico y el sector hdrico domi-nan los anlisis, an cuando el sector agrcola y el comercio tambin son abordados desde distintos ngulos. Todas las aportaciones convergen en la necesidad de profundizar en el conocimiento de este fenmeno de vuelta a la produccin primaria, confrontando las posiciones que lo describen ya como palanca de crecimiento o subrayando la prdida del impulso industrializador en el subcon-tinente latinoamericano. En todo caso, estamos presenciando el inicio de la conformacin de una nueva geopoltica anclada en los re- cursos naturales que sustenten el crecimiento econmico de los que los poseen o de los que los demandan. Difcilmente de ambos.</p><p>Hay que enfatizar el esfuerzo editorial sin precedentes realizado por la RED ALC-CHINA para que ambas regiones compartan un ho-rizonte analtico en los mbitos poltico, econmico y cultural que desemboque en la formulacin de polticas de Estado, en aras del bienestar de nuestros pueblos. As, invitamos cordialmente a todos los interesados en la relacin entre China y Amrica Latina y el Ca-ribe a participar activamente en los eventos de la RED ALC-CHINA.</p><p>Amrica Latina y El Caribe - China</p><p>Recursos Naturalesy Medio Ambiente</p><p>Yolanda Trpaga Delfn (coord.)</p><p>9 786078 066087</p><p>ISBN: 978-607-8066-08-7</p></li><li><p>UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO</p><p>CENTRO DE ESTUDIOSCHINA-MEXICO</p><p>Amrica Latina y El Caribe - China</p><p>Medio Ambiente yRecursos Naturales</p><p>Yolanda Trpaga Delfn (coord.)</p></li><li><p>Red Acadmica de Amrica Latina y el Caribe sobre China</p><p>Dr. Enrique Dussel Peters Coordinador General y Coordinador del eje temtico Economa, comercio e inversin</p><p>Dr. Jos Ignacio Martnez Corts Coordinador del eje temtico relaciones polticas e internacionales</p><p>Dra. Yolanda Trpaga Delfn Coordinadora del eje temtico recursos naturales y medio ambiente</p><p>Mtra. Liljana Arsovska Coordinadora del eje temtico historia, cultura y aprendizaje del chino</p><p>Dr. Antonio Ibarra Romero Representante de la Unin de Universidades de Amrica Latina y el Caribe </p><p>http://www.redalc-china.org/</p><p>Unin de Universidades de Amrica Latina y el Caribe</p><p>Dr. Gustavo Garca de Paredes Presidente</p><p>Dr. Roberto Escalante Semerena Secretario General</p><p>Universidad Nacional Autnoma de Mxico</p><p>Dr. Jos Narro Robles Rector</p><p>Dr. Eduardo Brzana Garca Secretario General</p><p>Ing. Leopoldo Silva Gutirrez Secretario Administrativo</p><p>Dr. Francisco Jos Trigo Tavera Secretario de Desarrollo Institucional</p><p>M. C. Miguel Robles Brcena Secretario de Servicios a la Comunidad</p><p>Lic. Luis Ral Gonzlez Prez Abogado General</p><p>Centro de Estudios China-Mxico</p><p>Dr. Enrique Dussel Peters Coordinador</p><p>Dra. Yolanda Trpaga Delfn Responsable</p><p>Amrica Latina y el Caribe-China. Medio Ambiente y Recursos NaturalesCoordinadora: Yolanda Trpaga DelfnDiseo de portada e interiores: Socorro Garca</p><p>DR Unin de Universidades de Amrica Latina y el CaribeCircuito Norponiente del Estadio Olmpico, Ciudad Universitaria, Delegacin Coyoacn, C.P. 04510, Mxico, D.F.Primera edicin: 2013ISBN: 978-607-8066-08-7Impreso en Mxico</p><p>Amrica Latina y El Caribe - China</p></li><li><p>Amrica Latina y El Caribe - China</p><p>Medio Ambiente y Recursos Naturales</p><p>Yolanda Trpaga Delfn (coord.)</p></li><li><p>5</p><p>ndice</p><p>Introduccin ....................................................................................... 7Yolanda Trpaga Delfn</p><p>Seccin 1. China y Amrica Latina y el Caribe: cooperacin Sur-Sur</p><p>Ecuador y China, socios petroleros ................................................... 17Diana Sofa Bez Pichucho</p><p>China y Amrica Latina hacia el 2030, colaboracin estratgica ..... 31 y sustentabilidad energticaRafael Valdez Mingramm</p><p>China y los BRIC: poltica energtica ................................................. 43Ral Netzahualcoyotzi Luna y Aurora Furlong y Zacaula</p><p>Uso del agua residual urbana en la agricultura: ............................... 59 los casos de Mxico y ChinaArturo Snchez Gonzlez, Blanca Gonzlez Mndez y Christina Siebe</p><p>Retrospectiva y perspectiva de la energa en China: ....................... 71 una mirada desde MxicoJos Mara Valenzuela Robles Linares</p><p>La cooperacin energtica entre China y Amrica Latina: .............. 87 el estudio del modelo sino-venezolanoHongbo Sun</p></li><li><p>Amrica Latina y El Caribe-China / Medio Ambiente y Recursos Naturales</p><p>6</p><p>Seccin 2. Repercusiones en los ecosistemas de la regin de Amrica Latina y el Caribe</p><p>La incursin china en el sector hdrico de Mxico ......................... 115Alfonso Arcos Rodrguez</p><p>China y Amrica Latina y el Caribe: una visin ambiental ............. 139 heterodoxa de su intercambio comercialSergio E. Martnez Rivera </p><p>China en Amrica Latina: ampliacin de la frontera ...................... 155 agrcola del Imperio MedioYolanda Trpaga Delfn</p><p>Seccin 3. Estudios comparativos</p><p>Rgimen de tenencia de tierra y proceso de urbanizacin .......... 175 ante las recientes reformas agrarias. Estudios empricos de China y Mxico en la poca modernaXue Dong Liu Sun</p><p>Sobre los autores........................................................................... 195 </p></li><li><p>7</p><p>Introduccin</p><p>Yolanda Trpaga Delfn</p><p>Se han cumplido ya treinta y cinco aos desde que la Repblica Po-pular China se involucrara en un proceso avasallador de reformas no slo econmicas, sino reorientando prcticamente el modelo de funcionamiento y acumulacin establecido por Mao Tse Dong des- de el nacimiento de la Nueva China en octubre de 1949. Una econo-ma, la de Mao, que en la vspera de las reformas de Deng Xiao Ping se encontraba prcticamente cerrada, que viva en lo fundamental de los recursos que generaba internamente, en el marco de un rgimen poltico reconocido apenas pocos aos antes por la Organizacin de las Naciones Unidas como el titular de un pas llamado China, en contra de los intereses de Taiwn. </p><p>Al momento de su fundacin, la Repblica Popular es un pas de terratenientes y campesinos que en el nuevo marco socialista de- be transitar a una economa moderna y eficiente para cumplir con objetivos tan importantes como el del abasto alimentario y la in- dustrializacin que generaran bienestar a la poblacin en un pas de trabajadores. Antes que nada apremiaba la necesidad de lograr la mo-dernizacin agrcola que sustentara no slo la alimentacin de 550 millones de habitantes al terminar la revolucin y que, con una poltica de estmulo del crecimiento demogrfico, en 1976 alcanza-ban ya 900 millones, sino una oferta de bienes que fuera la base de un proceso de industrializacin indispensable para el progreso de un pas que figuraba entre los ms pobres del mundo.</p><p>Sin embargo, alimentar e industrializar a China de manera sosteni-da, no se empieza a concretar de manera progresiva sino a partir de las reformas econmicas iniciadas en 1978, con las que se reconoce el </p></li><li><p>Amrica Latina y El Caribe-China / Medio Ambiente y Recursos Naturales</p><p>8</p><p>agotamiento del modelo de economa cerrada, as como el fraca-so del intento de establecer una industria que fuera el motor de la produccin de riqueza y de la generacin de mayores ingresos pa- ra la poblacin. La apertura que se inicia entonces se basa en el re-conocimiento implcito y pragmtico, tras la evidencia del Gran Salto Adelante, de que sin recursos del exterior el pas no podra sino se-guir estancado. En un inicio se trat de capitales forneos bajo la forma de inversin extranjera directa para la industrializacin de las zonas econmicas especiales y que no han dejado de fluir a China de manera masiva, aunque ahora en paralelo con los capitales domsti-cos; al mismo tiempo, y durante la primera dcada de la apertura, el dinmico crecimiento manufacturero pone en marcha una actividad comercial exportadora de bienes con distintos grados de agre- gacin de valor hasta transformarse en la fbrica del mundo; proceso acompaado indisolublemente de la entrada de volmenes cada vez mayores de materias primas de todo tipo. Todo lo cual describe el indiscutible xito econmico del despliegue de las capacidades chi- nas de organizacin del proceso productivo. </p><p>A mediados de la dcada de 1990 es evidente que el pas no puede ya sustentar en lo fundamental la creciente demanda de in-sumos de todo tipo, pero en especial de los ms estratgicos como alimentos y energa, para mover el aparato productivo, la urbaniza-cin, la construccin de infraestructura, su posicionamiento como potencia emergente en los mercados manufactureros y de capital, as como el modelo de consumo occidental que la poblacin adopta cada vez con mayor entusiasmo a partir del alza de los ingresos de los sectores principalmente urbanos. </p><p>Por su acelerado dinamismo econmico, China va dependiendo cada vez ms del mercado global para los suministros de alimentos, de productos forestales, de minerales, de petrleo y gas, en un indi-to escenario histrico, donde ya no es posible poseer colonias para abastecerse de recursos, donde los mercados globales no son con-fiables pues la oferta puede contraerse en determinadas coyunturas, porque concomitantemente contienen fuertes dosis de especula- cin y donde la disponibilidad de fuentes de aprovisionamiento ya no estn ni por descubrirse, ni por conquistarse, ni mucho menos por colonizarse. La competencia internacional va directamente a contro-lar los recursos naturales agua, suelos, yacimientos minerales y de </p></li><li><p>9</p><p>hidrocarburos, que pueden obtenerse en ciertas zonas del planeta a travs de la compra, el alquiler, la concesin y por mecanismos que involucran tambin la cooperacin entre pases.</p><p>En virtud de una visin donde la competitividad se da a costa de enormes externalidades negativas sobre el entorno natural, el creci-miento desplegado a lo largo de treinta aos a tasas promedio de 10 por ciento ha ido de la mano de una presin, una degradacin y el agotamiento cada vez mayores de los recursos propios y de los de las economas proveedoras de China, amn de los recursos comunes del planeta como la atmsfera, las aguas internacionales, los hielos eter-nos, los ecosistemas y la biodiversidad. Proceso inherente a todas las economas capitalistas, pero que llama especialmente la atencin en el caso que tratamos por lo acelerado y la magnitud del fenme-no en un tiempo muy breve, al final de una historia de acumulacin global de capital que se repite incesantemente como si el hecho fue-ra pasajero y moralmente aceptable. El modelo dominante hace que para el gobierno chino, igual que para el resto de las economas sea vlido crecer primero, ensuciando, y pretender limpiar despus, en un proceso que no es reversible y cuya atencin no puede posponer-se indefinidamente.</p><p>En este contexto, China da un paso en firme para garantizar el control sobre los recursos que necesita para su seguridad alimentaria, energtica y en todos los frentes, estableciendo acuerdos de diversos tipos: de libre cambio, de inversin, de cooperacin, de construccin de infraestructura, etc., con las naciones ms dismbolas pero con el comn denominador de poseer algn recurso necesario para la eco-noma en desarrollo ms grande del mundo. Y en este contexto, adems del continente africano, de especial inters ha resultado el subcontinente latinoamericano y la regin del Caribe (ALC) por su abundancia de recursos naturales y su escasez de capital, hacindo-los por esa va una zona de alta complementariedad para China.</p><p>Especialmente importantes se han vuelto Brasil y Argentina para la inversin extranjera directa proveniente de fuentes chinas para la produccin de bienes agrcolas que satisfagan la demanda de su mercado interno principalmente soya, Ecuador y Venezuela como proveedores de petrleo, Chile de cobre, Per de plata, etc.; to- do ello asociado con la construccin de infraestructura y la existen- cia de acuerdos de cooperacin que involucran la explotacin de </p></li><li><p>Amrica Latina y El Caribe-China / Medio Ambiente y Recursos Naturales</p><p>10</p><p>recursos naturales. Lo que ha sido sealado ya como una reprima-rizacin de las economas latinoamericanas y ha relanzado el debate sobre las posibilidades de la regin ALC de incorporarse definitiva-mente a la ruta del desarrollo o sobre un posible proceso regresivo basado en crecer a partir de la explotacin de sus recursos naturales, ms que en el fomento a la industrializacin.</p><p>A partir del estudio de la creciente asociacin entre privados o en-tre gobiernos o entre privados y gobiernos de los pases de esta zona del continente americano con China, en estas pginas se presenta un conjunto de reflexiones planteadas inicialmente en el Primer Seminario Internacional China, Amrica Latina y el Caribe: con-diciones y retos para el siglo XXI, mayo de 2012, convocado por la Unin de Universidades de Amrica Latina (UDUAL) y el Centro de Estudios China-Mxico (Cechimex) de la Facultad de Economa de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM). Los anlisis se centran principalmente en la temtica de la tendencia a la espe-cializacin latinoamericana en la extraccin de recursos naturales obedeciendo a la demanda y las inversiones directas chinas para la explotacin de esos recursos, dominando los anlisis relativos al sec-tor energtico en ALC y en particular en Ecuador, Venezuela y Mxico, as como sobre el sector hdrico. Desde el punto de vista comparati-vo se examinan los casos del uso de las aguas residuales urbanas en la agricultura para Mxico y China, tanto como para la poltica ener-gtica en el contexto del grupo que conforman Brasil Rusia, India y China (BRIC).</p><p>Tambin el comercio entre ambas regiones cobra un papel im-portante, sobre todo abordado desde un punto de vista ambiental heterodoxo que, junto con el anlisis sobre la incursin china en el sec- tor hdrico de Mxico y el que se refiere a las polticas de adquisicin de tierras por China ms all de sus fronteras, en especial en ALC, se-alan la insustentabilidad ambiental y social del modelo de relacin econmica desplegado entre ambas latitudes, pero donde es ALC la que sufre impactos irreversibles en sus acervos naturales, mientras China echa a andar polticas de proteccin y cuidado de los propios.</p><p>El conjunto de los textos que integran este libro es de autores que representan instituciones universitarias de ALC como la Universidad Catlica de Santiago de Guayaquil-Ec...</p></li></ul>

Recommended

View more >