Ramon Amaya Amador Amanecer

Download Ramon Amaya Amador Amanecer

Post on 14-Aug-2015

129 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<p>Ramn Amaya-Amador: Amanecer en la Revolucin de Octubre de 1944</p> <p>Amanecer del 20 de octubre de 1944 La batalla del pueblo</p> <p>Nuevo anochecer del 27 de junio de 1954 La batalla de Guatemala</p> <p>Ensayo por: Ariel Batres VillagrnGuatemala, 8 de octubre de 2009</p> <p>2</p> <p>PRESENTACIN Nombres y palabras clave 1. Quin fue Ramn Amaya-Amador? 2. Produccin bibliogrfica 3. El por qu del nombre de la novela 4. Coincidencias curiosas con el nombre Amanecer 5. De qu trata la novela 6. Las referencias histricas en la novela 6.1 Manuel Estrada Cabrera 6.2 Jorge Ubico Castaeda 6.3 Condiciones de vida de los trabajadores en una finca 6.4 La ciudad capital de Guatemala, Gran Devoradora 6.5 El servilismo durante la dictadura 6.6 El cumpleaos del Tatite Presidente 6.7 La Ley Fuga 8.8 Los chiquilines de la Revolucin y el Cdigo de Trabajo 6.9 Los sindicatos obreros y campesinos 6.10 Istmania y la Ciudad-Corazn 6.11 Un experimento socialista: propiedad agraria colectiva 7. Algunas profecas sociales y polticas FUENTES CONSULTADAS CRDITOS FOTOGRFICOS ANEXOS 1. Ramn Amaya Amador, vida y obra. Ensayo Biogrfico. Max Sorto 2. Obras de Ramn Amaya-Amador 3. Religiosidad de Ramn Amaya Amador. Ricardo Falla, S.J. 4. El Grupo Saker-Ti (Amanecer). Luis Cardoza y Aragn</p> <p>Pg. 3 8 10 23 24 25 32 40 40 49 58 66 69 76 80 86 99 102 107 122 130 137 138 139 152 156 160</p> <p>3</p> <p>PRESENTACINEn este ensayo se intenta ofrecer al lector una semblanza del hondureo Ramn AmayaAmador (1916-1966), y de una de sus novelas, escrita en 1947 y publicada en Guatemala: Amanecer (Tipografa Nacional, 1953). A juicio del autor de estas lneas, la importancia de la novela de Amaya-Amador radica en que ms que hondureo, l se consider centroamericano y so con la integracin de Centroamrica, que se pusiera en prctica el viejo ideal de Istmania con su CiudadCorazn, Guatemala. Razones polticas lo obligaron a exiliarse en Guatemala, donde vivi hasta 1954, y el movimiento social de los primeros dos aos de la Revolucin lo inspir a investigar la historia y narrar hechos que ocurren entre 1939 y el uno de mayo de 1947. La novela Amanecer cae como anillo al dedo leerla en el dcimo mes del ao, toda vez que para el caso de 2009 se conmemoran 65 aos de la Revolucin del 20 de octubre de 1944. En la noche del 19 concluyeron los preparativos cvicos y militares que en el amanecer del 20 hicieron caer la oprobiosa dictadura de los catorce aos, la del Tatite Ubico, y representaron para Guatemala el inicio de una nueva era, los Diez aos de primavera democrtica como la denominara Luis Cardoza y Aragn, lamentablemente concluida en la tarde del 27 de junio de 1954, despus de la batalla de Guatemala, cuando la noche se hizo ms noche. Los preparativos para realizar la conmemoracin en 2009 incluyen un extenso programa, a desarrollarse por medio de un festival de nueve das (11 al 20 de octubre), con ms de mil eventos artsticos gratuitos de danza, teatro, msica y cine, organizados en varias cabeceras departamentales del pas. Como nunca falta el pelo en la sopa, hubo algunos polticos que aprovecharon para llevar agua a su molino, denunciando el despilfarro anunciado de aproximadamente US $ 1.0 milln, agregando que se trata de la politizacin izquierdista de la Revolucin de Octubre, como si sta hubiera sido conservadora en sus orgenes. Al final de ese rasgarse las vestiduras por el montaje de actos donde mejor hubiera sido invertir los fondos en educacin, alimentacin y medicinas para los ms pobres, a decir de la representante de un partido de izquierda!, el Gobierno retir el apoyo econmico y la Asociacin que organiza el evento en su conjunto, cuya cabeza visible es un hijo del primer Presidente de la Revolucin -Juan Jos Arvalo-, quiz por ello lo atacaron, decidi continuar con lo que tiene a mano: un gran corazn, el sostn financiero de varias organizaciones no gubernamentales nacionales, la participacin de varios grupos artsticos del extranjero que no cobrarn honorarios, y un magro aporte en especie que recibir de un Ministerio cuya responsabilidad es promover la cultura, y una Secretara del Ejecutivo. Qu hubiera pensado el hondureo Ramn Amaya-Amador al notar que guatemaltecos disienten de otros guatemaltecos y se oponen a la celebracin, es una pregunta cuya respuesta queda en el tintero. Lo que s es seguro es que, despus de haber dedicado ocho aos de su vida para servir a los dos gobiernos de la Revolucin, desde las pginas de tres</p> <p>4 diarios nacionales, y de haber escrito cuatro de sus obras en este pas una de las cuales, Amanecer-, se hubiera sentido desencantado. La novela Amanecer tiene como marco de fondo los sucesos ocurridos en junio de 1944 en Guatemala, cuando se cristalizan los esfuerzos de estudiantes y profesionales universitarios, quienes obtienen la renuncia del dictador Ubico; ste hereda el gobierno a otro general de su misma especie, Federico Ponce Vaides, quien logra mantener el poder durante escasos 108 das, hasta que es depuesto el 20 de octubre del mismo ao. Al llegar Amaya-Amador a la tierra del Quetzal, con 30 aos de edad y experiencia en el campo periodstico, casi inmediatamente ingresa a trabajar en el peridico Nuestro Diario, publicando tambin artculos en los diarios El Popular Progresista, Diario de Centroamrica (oficial) y Medioda. Su estancia en stos seguramente le permiti disponer de fuentes de informacin documental acerca de la historia patria, misma que de paso comenta en su novela, en la que inserta personajes reales y ficticios, lo que advierte desde un inicio: Con excepcin de los personajes ya reconocidos histricamente en Guatemala, los de esta novela son creaciones imaginativas. De tal manera que cualquier semejanza con personas vivas o muertas es obra absoluta de la casualidad. La obra se organiza en cuatro partes con ttulos significativos: primera Amos y siervos; segunda La gran devoradora; tercera La hora del pueblo; y, cuarta Las nuevas rutas. Es la descripcin realista de la situacin en el campo y la ciudad en tiempos del Tatite Ubico (primera y segunda parte), as como el relato somero de lo que fue la noche del 19 y la madrugada del 20 de octubre de 1944, cuando se lleg al amanecer de una Revolucin que acab con la noche de la dictadura (tercera parte), concluyendo con la exposicin de hechos e ideas acerca de lo que podran ser las nuevas rutas a seguir por el pas bajo la conduccin de los chiquilines revolucionarios (cuarta parte), manifestando su confianza en el experimento de las fincas colectivas, como el camino preparatorio de lo que sera la Reforma Agraria de 1952. En cuanto al ensayo que el amable lector tiene ahora en sus manos, o en la pantalla de computador, se estructura en 7 apartados, como sigue: En el primero se lanza la pregunta: Quin fue Ramn Amaya-Amador?, para ofrecer la respuesta a travs de un esbozo biogrfico cuyas fuentes primigenias pueden encontrarse en el portal de la Asociacin Literaria Ramn Amaya Amador (Anexo 1), adosado de informacin complementaria producida en Guatemala durante el perodo histrico de que trata. El segundo apartado se concentra en la produccin bibliogrfica del hondureo, particularmente en la escrita y/o publicada en el pas; la lista completa se encuentra en Anexo 2. El tercer apartado trata de ofrecer una explicacin lgica acerca del por qu del nombre de la novela, que no es ms que el Amanecer de la Revolucin de Octubre de 1944, lo que se</p> <p>5 ve reflejado en ttulos parecidos, ms que todo coincidencias curiosas con el nombre Amanecer, acerca de lo cual se muestran algunas en el cuarto apartado. De qu trata la novela es el tema del apartado cinco, explicando las cuatro partes de que consta y los ttulos tan sugestivos y esclarecedores que cada una lleva. Inters especial tiene para el autor del ensayo, proporcionar algunas referencias histricas en la novela; no se describen todas las encontradas, tan slo las que se estim prudente exponer en el apartado seis del ensayo, siendo stas las de: Manuel Estrada Cabrera, cuyo rgimen de los 22 aos estuvo caracterizado por la tirana y el servilismo, y acerca de quien aprendi su hijo putativo Jorge Ubico Castaeda, con la diferencia que durante su rgimen de 14 aos las increment en progresin geomtrica, utilizando un mtodo de espionaje conocido como Plan 5 y la aplicacin de la Ley Fuga. Las condiciones de vida de los trabajadores en una finca, Potomatn, para el caso relatadas por Amaya-Amador utilizando el nombre de un latifundio ubicado posiblemente en San Marcos, son las mismas que para el resto de fincas cafetaleras, bananeras y azucareras: en todas, los sistemas de explotacin colonial perviven, siendo los mozos colonos los recipiendarios de sus beneficios. Pero no slo en las grandes extensiones de tierra la explotacin de la tierra se hace aplicando mtodos de produccin feudal, con tratos inhumanos a los campesinos, indios y ladinos. Tambin la ciudad capital de Guatemala presenta similares sntomas, y por ello Ramn Amaya le llama Gran Devoradora. En el apartado seis del ensayo tambin se exponen algunos ejemplos de servilismo durante la dictadura ubiquista, el que de hecho constitua un hbito para lo poblacin, rural y citadina; y es que el dictador no soportaba otra forma de actuar, como que tena miedo de que le perdieran el miedo, acusaba problemas del tipo lombrosiano a que se refiere la psicologa, entre los cuales fuerte paranoia y delirio de persecucin. El servilismo tambin se muestra en la forma abyecta en que muchos celebraban el cumpleaos del Tatite Presidente, indios y ladinos, capitalinos y gente del interior del pas. Y si alguien no estaba de acuerdo o se insinuaba que poda atentar contra el orden establecido o tener visos de comunista, para ello la Ley Fuga. Pero todo dictador tiene su eclipse, seala Amaya-Amador, y para ello nada mejor que la plebe para tumbarlo, la poblacin pobre y marginada, estudiantes y profesionales con deseos de construir un mundo mejor, creando instituciones sociales que an perduran. Son los chiquilines de la Revolucin y el Cdigo de Trabajo como una de sus principales obras, a la que seguiran otras de singular importancia. Son los chiquilines -jvenes de entre 25 y 40 aos- quienes dieron al traste con el Tatite y su continuador de los 108 das, para iniciar un proceso democrtico en el amanecer del 20 de octubre de 1944, el que por obra y gracia de errores juveniles y el aparecimiento de los naturales aprovechados -la Mugre-, con el concurso de los cangrejos reaccionarios, apoyados por el To Sam, concluye diez aos despus.</p> <p>6 En el apartado seis del ensayo, tambin se hace referencia a los sindicatos obreros y campesinos, su participacin en el rgimen democrtico y revolucionario, lo que AmayaAmador explica a travs de uno de sus personajes ficticios, que podra ser l mismo. Como de sueos tambin se vive, dicho autor no ceja en su empeo de ver algn da la re generacin de lo que en su tiempo se llam -aunque en realidad no existi- como Istmania y la Ciudad-Corazn que es Guatemala. Se explican en el apartado seis que se resea, las ideas sociales del autor por medio de un experimento socialista: propiedad agraria colectiva, el que lleva a la prctica en la finca Potomatn, misma que es repartida a los mozos colonos, despus de ser expropiada a la familia feudal cuyo jefe era muy amigo del Seor Presidente. Para concluir el ensayo, el apartado siete proporciona la muestra de algunas profecas sociales y polticas de Ramn Amaya; varias se cumplieron y otras esperan un nuevo amanecer. Como apoyo al lector, se incluyen cuatro Anexos donde encontrar la biografa de Ramn Amaya Amador explicada por Max Sorto, antiguo periodista y correligionario; una lista de sus Obras; el sermn pronunciado por Ricardo Falla, S.J., en los actos conmemorativos al 30 aniversario de su muerte; y, el punto de vista de Luis Cardoza y Aragn acerca del origen y significado social del Grupo Saker-Ti (Amanecer) en Guatemala. Finalmente, conviene sealar por lo que toca al presente ensayo, modesto por cierto, quien esto escribe tiene por sabido que como el hombre es su yo y sus circunstancias, en la presente oportunidad slo cabe discurrir con base en lo escrito por Amaya-Amador. Ya habr posibilidad ulterior de disponer de mejores elementos para la creacin y no solo copiar y citar textos. En realidad, esta accin tiene no slo sus bemoles sino tambin un atractivo gratificante, en donde resulta de doble interpretacin la siguiente anotacin de Miguel ngel Asturias: Mientras me sea posible imaginar, hacer imagen todo lo que el mundo posee y copiar con mi espejo negro lo que veo en mis sueos hablar con imgenes. Cul entonces mi creacin? Ninguna. Nada agrego al universo si me valgo del espejo de doble faz. Copiar no es crear.1Hurtado Heras, Sal; Cul entonces mi creacin? Reflexiones para una potica narrativa en Miguel ngel Asturias. Premio Certamen Internacional de Ensayo "Miguel ngel Asturias". Editorial Cultura. Guatemala, 1999. Pgina 11.1</p> <p>7 Tiene doble exgesis lo sealado por Asturias por cuanto el slo hecho de transcribir prrafos de otros autores, ordenarlos segn un plan preconcebido, y efectuar en algunos casos citas a pi de pgina que segn criterio personal pueden ampliar o complementar la idea original del autor, ya implica -as se piensa- cierta labor de produccin intelectual, o como quiera llamarse. En sentido contrario, no se est proponiendo nada nuevo al tan slo dedicarse a transcribir; de ah que se est de acuerdo con Asturias en que hacer esto ltimo no es crear. Empero, como se trata de ofrecer al lector un marco referencial donde se sitan los hechos y personajes descritos en la novela de Amaya-Amador, la labor de intercalar prrafos de otras obras y las -para algunos- cansadas citas a pi de pgina, justifica el que no haya una significativa tarea de creacin literaria, por el momento. Al fin de cuentas, quin puede preciarse de ser original. Con todo, se tiene confianza en que el lector de estas lneas sabr aquilatar la exposicin que sigue, como un ensayo que no tiene ms fin que el de ofrecer algunas ideas alrededor de una novela centroamericana, inmersa dentro de la clasificacin regionalista de las obras literarias pero no por ello carente de actualidad y hasta de universalidad, por lo menos en lo que al campo centroamericano se refiere. A esto puede agregarse que se trata de una novela que cae en lo que Csar Braas llam libros duendes, en el sentido que nunca volvieron a reeditarse, no se encuentran en el comercio y su ausencia de las bibliotecas pblicas dice mucho del cuidado y estimacin que se tiene de lo propio.</p> <p>Guatemala, en el amanecer del 8 de octubre de 2009</p> <p>***************</p> <p>8</p> <p>NOMBRES Y PALABRAS CLAVELista de nombres y de palabras clave, utilizadas en el presente ensayoPERSONAJES Y AUTORES Albert Camus (1913-1960) Antonio de Lamartine (1790-1869) Antonio Jos de Irisarri (1786-1868) C. Rafael Echeverra O. (1947 - ) Carlos Alberto Sandoval Vsquez, Carlos Castillo Armas (1914-1957) Carlos Martnez Durn (1906-1974) Celso Lara Figueroa (1948 - ) Csar Braas (1899-1976) Csar Izaguirre Garca (1898-c.1985) Cleme...</p>