rafael garcía bidó copia.pdf

Download Rafael GaRcía Bidó copia.pdf

Post on 24-Apr-2015

190 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Voces de boho Vocabulario de la cultura tana

Esta publicacin ha sido posible gracias al apoyo de la Lotera Nacional

Archivo General de la Nacin Coleccin Cuadernos Populares 3

Voces de boho Vocabulario de la cultura tana

Rafael Garca Bid

Santo Domingo 20105

Archivo General de la Nacin Coleccin Cuadernos Populares 3 Ttulo: Voces de boho. Vocabulario de la cultura tana Autor: Rafael Garca Bid

Cuidado de edicin: Modesto E. Cuesta Diagramacin y diseo de cubierta: Modesto E. Cuesta Cubierta: Mapa de Nicolaum Visscher posiblemente de 1689, que muestra una porcin de Norteamrica, toda Mesoamrica y el norte de Suramricaca, bordeando a las Antillas. Coleccin: FS19 (MC-02-0012 e.2) Tomado de Imgenes insulares. Cartografa histrica dominicana, p. 123

De esta edicin: Archivo General de la Nacin Departamento de Investigacin y Divulgacin rea de Publicaciones Calle Modesto Daz 2, Ciudad Universitaria, Santo Domingo, Distrito Nacional Tel. 809-362-1111, Fax. 809-362-1110 www.agn.gov.do

ISBN: 978-9945-020-95-3

Impresin: Editora Alfa & Omega Impreso en Repblica Dominicana / Printed in Dominican Republic

Presentacin

La historia del pueblo dominicano tiene sus races en los antiguos pobladores de la isla de Hait, territorio que ms tarde, finalizando el siglo xv, los conquistadores espaoles bautizaron como Santo Domingo y La Espaola. Muy pronto, iniciado el proceso de colonizacin, comenz el sincretismo cultural y lingstico que se extendi tempranamente por la regin del Caribe, a la vez que se impona la dominacin poltica, econmica y territorial que trajo como consecuencia la casi desaparicin del pueblo indgena, pero sin evitar la ausencia total del lenguaje tano apropiado por el colonizador e integrado a su vocabulario, que con el tiempo enriqueci el idioma espaol. Voces de boho. Vocabulario de la cultura tana pretende presentarnos, en forma resumida,7

el vocabulario tano que, a pesar de haber sido usado por los antiguos pobladores de nuestra isla y de otros territorios insulares del Caribe, todava se encuentra en uso y forma parte del idioma espaol. Pueblos indgenas que, como explica el profesor Roberto Cass en su obra Los tanos de la Espaola, tenan rasgos similares en las costumbres, economa, organizacin social y creencias, y ocupaban las islas de Puerto Rico, La Espaola, Cuba, Jamaica y los archipilagos de las Bahamas. Aunque en esas islas vivan otros grupos indgenas que no eran tanos, como los caribes, ciguayos y macorixes y, por lo tanto, con lenguas y culturas diferentes, histricamente est comprobado que fueron los tanos los de mayor importancia, tanto por su economa agrcola, el perfeccionamiento en

la elaboracin de los utensilios, como la forma de organizacin social que prevaleca en sus pueblos. Por la importancia del legado histrico y cultural del tano a la cultura dominicana, el Archivo General de la Nacin (AGN) pone a disposicin de los interesados Voces de boho. Vocabulario de la cultura tana, de Rafael Garca Bid, en el inters de preservar y dar a conocer esa parte del dominicano que nos acerca al idioma de nuestros antepasados. En las races de Voces de boho. Vocabulario de la cultura tana, se encuentran implcitos los aportes para el conocimiento de la cultura tana hechos por fray Bartolom de las Casas, con su Historia de las Indias; fray Ramn Pan y la Relacin acerca de las antigedades de los indios, y Roberto Cass, con su obra Los tanos de la Espaola. Podemos sealar, adems, que sirve como aporte para los interesados en la lingstica caribea el estudio de dos interesantes obras, en las que se recogen en forma de diccionario parte del vocablo indgena tano: Palabras indgenas

de la isla de Santo Domingo, de Emiliano Tejera y el diccionario de Emilio Tejera, Indigenismos. El AGN valora en su justa medida el aporte que hace Rafael Garca Bid con su obra Voces de boho. Vocabulario de la cultura tana, la cual complementa los textos citados anteriormente, a la vez que facilita el acercamiento de los interesados a una temtica, que por encontrarse en libros de difcil adquisicin por ser ediciones agotadas en libreras, es poco conocida en las escuelas y universidades de nuestro pas. Es importante tambin sealar que la contribucin de Garca Bid a la difusin del acervo lingstico caribeo radica en la investigacin y recopilacin de trminos que no estn contemplados en las obras antes citadas, lo que permite ampliar el conocimiento de esa lengua y, por consiguiente, el acervo cultural de los dominicanos. Esta obra, por su valor educativo, es un humilde aporte del AGN para que las presentes y futuras generaciones conozcan y compartan una parte importante de la cultura dominicana y caribea en general. Comit Editorial del AGN

8

Introduccin

Las fuentes de donde se ha nutrido este vocabulario son diferentes. En primer lugar, los cronistas y todas aquellas personas que por cartas y relaciones dieron cuenta del asombroso mundo que se abra ante la mirada de los europeos, en aquellos primeros momentos del encuentro de las dos culturas. Me refiero principalmente a Pedro Mrtir de Anglera y sus Dcadas del Nuevo Mundo, a Gonzalo Fernndez de Oviedo y su Historia general y natural de las Indias, a la Historia de las Indias y a la Apologtica historia sumaria de fray Bartolom de Las Casas; a Hernando Coln y su Vida del Almirante, la invaluable Relacin acerca de las antigedades de los indios, de fray Ramn Pan, y al doctor Diego lvarez Chanca y su Carta al Cabildo de Sevilla.

Otra fuente han sido los mapas modernos y antiguos, como el de Bolonia o el de Toms Pancachi, que entre otras cosas han servido para rescatar algunos nombres de lugares de la isla de Jamaica. Tambin han sido valiosas las recopilaciones anteriores de voces tanas, como la de Cayetano Coll y Toste, recogida en Prehistoria de Puerto Rico, el Pequeo diccionario de palabras indoantillanas (1916), de Rodolfo Domingo Cambiaso, que ya lleva tres ediciones y, sobretodo, Palabras indgenas de la isla de Santo Domingo, de Emiliano Tejera e Indigenismos de Emilio Tejera, que me han sido muy tiles por las citas de los cronistas y el aporte de los nombres de rboles aadido por el doctor Moscoso Puello. En ese sentido, tambin me ha

9

servido el Diccionario botnico de nombres vulgares de La Espaola, escrito por A. H. Liogier y publicado por la Universidad Nacional Pedro Henrquez Urea. Finalmente, la tradicin oral que ha conservado muchos trminos, algunos entrando ya en desuso, que dan un toque caracterstico al

espaol hablado por los dominicanos, por cuanto por un lado nos diferencia de los dems hispanoparlantes, y por el otro nos define en una unidad antillana al aunarnos a cubanos y puertorriqueos como principales usufructuarios de la herencia tana.Rafael Garca Bid

10

AAabayagua: Presumiblemente el nombre de un yucayeque. Francisco de Aabayagua era el nombre de un cacique bautizado y encomendado. Ababuy: (Ximenia americana) rbol americano parecido al ciruelo. Abacoa: Punta de la Abacoa, un cabo en el extremo suroccidental de Hait. // El actual ro Grande de Arecibo en Puerto Rico. bana: Cada una de las hojas de la yucaba o mata de batata. Abey: (Jacaranda poitaei) Abey macho: rbol de madera blanca que crece en los pinares. // (Peltophorum beltercanum) Abey hembra: tiene la madera rojiza. // Cacique y ro de Boriqun. Abeyno: Regin de Boriqun.

Aro ltico con ricas decoraciones abstractas. Segn algunos autores, estos aros eran colocados en la cintura de los jugadores del juego de la pelota o batey. La pelota rebotaba contra el arco. (Arte tano, Coleccin del Banco Central de la Repblica Dominicana, Santo Domingo, 2003, p. 217)

11

Abo, bon Abo, bon: Sufijo que da la idea de ro, arroyo y lugar junto al agua. Abuje: Artrpodo que pica y provoca comezn. Tambin se le llama babuje y abuse. Acabey: Una de las esposas de Cacicabel, (la flor de su corazn). Madre de Caocatex. cana: (Labourdonnasia albescens) rbol maderable de la familia de las sapotceas. Acanorex: Nombre de un cacique encomendado. Acaonex: Entre los tanos encomendados figura Diego de Acaonex. Acaya: Un yucayeque mencionado en los documentos de la encomienda de 1514. Acayac: Jefe saman, esposo de Annani (siglo xvi). Acub: La fruta del mamey sapote. Adamanay: Isla perteneciente al cacicazgo de Xigey, hoy Saona. // Poblado actual en la isla Saona. Agabama: Ro y poblado en la provincia de Villa Clara, en Cuba. Ag: Poblado del municipio de San Francisco de Macors, provincia Duarte. Aguaj: Nombre de un pez. Aguaya: Comarca del sureste de Jamaica, segn el mapa de la regin del Caribe elaborado en el ao 1631 por Gerardo Mercator y Jodocus Hondios. Ageyban: Francisco de Ageyban, un cacique encomendado en 1514. Este nombre tano de un cacique bautizado (y muchos otros) lo ms probable es que se refiera al yucayeque o localidad de donde provena. // Las Casas refiere que as tambin era llamada la comarca de Cayacoa. As aparece en el mapa del ao 1631 elaborado por Mercator y Hondios. De all provena un cacique a quien el adelantado Bartolom Coln encarg hacer las labranzas para el sostenimiento de la villa de Santo Domingo. Segn Las Casas, este cacique plant 80 mil montones de yuca. // Nombre de un notable cacique de Boriqun que tena sus dominios en el suroeste de esa isla, en la comarca llamada Guania. Ahiacabo guarocoel: Conozcamos a este nuestro abuelo (expresin recogida por Pan). Aibaguanex: Segn narra Oviedo, a ocho leguas del Bahoruco estaba la laguna del comendador Aibaguanex, con una circunferencia de doce leguas,

12

Amacey ubicada en territorio montuoso y cercado de espinas. En sus proximidades se convino la paz entre Enriquillo y Francisco de Barrionuevo. Aicana: Nombre de un yucayeque de Xigey. Aicayagua: Ver Icayagua. Aje: (Ipomea batatas) Planta intertropical de la familia de las dioscoreceas que da un tubrculo comestible. Oviedo en