#QueNoTeApaguen Informe sobre criminalización de la protesta social

Download #QueNoTeApaguen Informe sobre criminalización de la protesta social

Post on 14-Mar-2016

213 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

En meses recientes se han presentado o aprobado diversas iniciativas legislativas, tanto a nivel federal como local, que giran en torno al ejercicio del derecho a la protesta social y a la libertad de expresin. Con preocupacin, las organizaciones hoy convocantes hemos documentado cmo estas leyes ms que proteger y ampliar, buscan inhibir y limitar derechos bsicos de las y los ciudadanos en una sociedad democrtica, tales como la libertad de expresin, protesta, reunin y asociacin. Este es el caso de legislaciones presentadas en el Congreso Federal para regular manifestaciones, as como en los congresos locales de San Luis Potos, Quintana Roo, Jalisco y el Distrito Federal. - See more at: http://www.articulo19.org/quenoteapaguen-informe-sobre-criminalizacion-de-la-protesta-social/#sthash.TG4cli6R.dpuf

TRANSCRIPT

  • 1-

    INFORME SOBRE RETROCESOS EN LAS LIBERTADES DE EXPRESIN Y REUNIN EN EL ACTUAL GO I NO

    CONTROL DEL ESPACIO PBLICO

  • 2

    CONTROL DEL ESPACIO PBLICO

    INFORME SOBRE RETROCESOS EN LAS LIBERTADES DE EXPRESIN Y

    REUNIN EN EL ACTUAL GOBIERNO

    Abril, 2014

  • 3

    ndice

    Introduccin 4

    I. Contexto 7

    II. Estndares Internacionales de derechos humanos en la materia

    susceptible de vulnerarse mediante las regulaciones 12

    Infografa 1. Hechos de represin y criminalizacin de la protesta social

    III. Anlisis del marco normativo 17

    A) Criminalizacin directa B) Criminalizacin indirecta

    IV. Acciones de denuncias nacionales e internacionales de la sociedad civil 26

    i. Acciones nacionales

    ii. Acciones internacionales

    Infografa 2. Lnea del tiempo: Acciones nacionales e internacionales de las

    Organizaciones de Sociedad Civil 32

    V. Recomendaciones 33

  • 4

    Introduccin La protesta social puede entenderse de distintas maneras que encierran una misma

    lgica. Sea que se conciba como un derecho autnomo o como una de las variantes del

    ejercicio de otros derechos, como libertades de expresin y de reunin. La

    manifestacin es un elemento indispensable de todas las sociedades democrticas.

    Es, al mismo tiempo, un canal para expresar la disidencia, el desacuerdo y la

    inconformidad ante las acciones del gobierno de las personas y comunidades. Adems,

    es un catalizador del debate abierto de los temas de inters pblico, un mecanismo de

    participacin poltica y un instrumento de defensa y garanta de muchos otros

    derechos que son consustanciales para la dignidad humana.

    La protesta es un elemento integrador y esencial del orden democrtico.

    Como ncleo esencial de la democracia opera como una garanta de derechos. Es

    un dispositivo de proteccin y autotutela, entendida como un mecanismo de accin

    en el que los titulares de un derecho emplean vas directas para su exigencia o

    defensa, sobre todo ante la ineficiencia de los mecanismos jurdicos existentes y la

    indiferencia gubernamental frente a un problema social. El derecho a la protesta social

    integra y emplea los derechos constitucionales de reunin, manifestacin de las ideas

    y libre expresin, asociacin y peticin, entre otros. De ah su compleja naturaleza

    jurdica y su interaccin: es un derecho compuesto por otros derechos que sirven de

    medio para proteger, exigir y hacer vigente algn otro derecho o derechos.

    En democracia, existen distintos principios que funcionan como elementos

    necesarios e indispensables (como condiciones o precondiciones democrticas) que

    deben cumplirse de manera efectiva por el Estado. La ausencia, lesin o

    distanciamiento de estos principios, aleja al

    sistema de que se trate, de un sistema

    verdaderamente democrtico. Ah donde

    estos principios han sido suplantados u

    olvidados, la idea de la democracia no

    puede sostenerse. De esta manera, el

    La manifestacin es elemento

    indispensable de todas las sociedades democrticas

  • 5

    pluralismo, la diversidad, la tolerancia, la

    participacin, el respeto y reconocimiento

    del otro, la libre determinacin o

    autonoma, entre otros, son principios que

    deben ser garantizados por el Estado. Todos

    ellos son transversales a la protesta social;

    es a partir de su respeto y robustecimiento, que la protesta puede ser ejercida de

    manera plena y adecuada en trminos democrticos.

    La protesta social se vincula histricamente con el fortalecimiento de la vida

    democrtica en la medida que opera como un elemento que posibilita la

    deliberacin, consenso y resolucin sobre cuestiones de inters pblico y trasparentar

    as las determinaciones del Estado. Es un fenmeno que dinamiza la accin colectiva

    y permite llevar al espacio pblico los requerimientos de sectores sociales

    desaventajados que sin este mecanismo no podran ser atendidos y representados en

    los canales de dilogo institucionales.

    Sin embargo, la protesta social no pasa por un buen momento en la actualidad.

    Distintos gobiernos en el mundo han mostrado la dificultad de relacionarse con ella y han

    cometido, por accin o por omisin, violaciones a los derechos de las personas que se

    manifiestan. A travs de distintos mecanismos, se han tomado acciones de diferente nivel

    para intentar limitar las voces disidentes y los espacios de protesta. Muchas de las

    democracias hoy en da no cuentan con mecanismos formales de participacin y de

    respuesta a las demandas de distintos grupos, que se consideran oprimidos o que no estn

    de acuerdo con las polticas gubernamentales, y si existen muchos de ellos son inoperantes

    ante ciertos grupos sociales, adems se utilizan mtodos tanto directos como indirectos de

    limitacin ilegtima de la protesta social.

    Este documento pretende hacer un primer acercamiento al tema de la protesta social

    en Mxico, enfocado sobretodo en el marco de la nueva administracin federal encabezada

    por Enrique Pea Nieto. A lo largo del texto, analizamos e informamos sobre el contexto en

    que se da la criminalizacin de la protesta social. Pasamos luego al anlisis de los criterios

    La protesta social se vincula histricamente con el fortalecimiento

    de la vida democrtica

  • 6

    internacionales en la materia, y analizamos posteriormente la legislacin que pone en riesgo

    derechos humanos, adems compartimos las acciones, que a nivel nacional e internacional,

    emprendimos organizaciones defensoras de derechos humanos para denunciar los intentos

    de los gobiernos para criminalizar a personas y colectivos que hacen uso del legtimo

    derecho a la protesta social, por ltimo realizamos algunas recomendaciones o criterios

    orientados a los gobiernos tanto federal como estales en relacin a los derechos asociados

    con la protesta y la manifestacin social.

  • 7

    I. Contexto La criminalizacin de la protesta asume mltiples formas: la represin desproporcionada de

    los manifestantes,1 la investigacin y persecucin penal del grupo social, con frecuencia

    dirigida hacia los lderes de los movimientos, as como la descalificacin automtica y

    desde una ptica delincuencial de las organizaciones que protestan.2 Dicha criminalizacin,

    tambin implica la creacin de sanciones administrativas y delitos ad hoc que posibilitan la

    persecucin penal de grupos y personas y de sus acciones. Asimismo, alcanza a integrantes

    de medios de comunicacin.3

    De manera directa, la protesta social puede verse limitada ilegtimamente,

    criminalizada, a travs de disposiciones normativas que expresamente intentan regular

    la manifestacin pacfica e imponer medidas de restriccin a los derechos que la integran, y

    que por tanto son incompatibles con los estndares internacionales de derechos humanos.

    En estos casos de limitacin expresa y directa, es comn encontrarse con propuestas

    legislativas que intenten regular el uso del espacio pblico a partir de medidas de

    restriccin a la manifestacin en cuanto a vas principales, horarios, permisos, etc.

    Tambin suelen imponerse sanciones administrativas, civiles o incluso penales, frente al

    incumplimiento de medidas que son desproporcionales, como la exigencia de un aviso o

    permiso previo y otras parecidas que dan paso a una burocratizacin del ejercicio de

    derechos.

    1 Los sucesos ocurridos el 1 de diciembre de 2012 son muestra contundente de represin desproporcionada

    hacia las personas manifestantes, esto fue constatado por la Comisin de Derechos Humanos del Distrito

    Federal en su Recomendacin sobre las violaciones a derechos en esta fecha. Cfr. Recomendacin 07/2013,

    disponible en: http://ow.ly/v4NVB. 2 Casos como el de Nestora Salgado dan cuenta de esta fuerte criminalizacin hacia defensoras y defensores

    comunitarios de derechos humanos. Cfr. Gloria Leticia Daz, No me quebrarn y no voy a pedir perdn a nadie:

    Nestora Salgado, Proceso, 7 de marzo de 2014, disponible en: http://ow.ly/v4HLt 3 Segn datos de Artculo 19 Mxico, durante el ao 2013, en promedio cada 26 horas y media fue agredido un periodista en Mxico. Cfr. Informe Anual 2013. Disentir en silencio: violencia contra la prensa y criminalizacin

    de la protesta social 2013, disponible en: http://ow.ly/v4KK4

  • 8

    Por otro lado, la protesta social es criminalizada de forma indirecta, aunque ciertas

    legislaciones no regulen de manera expresa las manifestaciones sociales, su aplicacin o uso

    se realiza en estos contextos. En estos casos, la va comn es el uso del derecho penal para

    restringir el ejercicio de la protesta social, a travs del agravamiento de penas a delitos que

    suelen utilizarse para emprender acciones legales contra manifestantes, con la creacin de

    tipos penales abiertos que se utilizan para los mismos efectos, o con otras leyes que tengan

    implicaciones criminales sobre el ejercicio de la protesta social.

    Si la protesta social se abordara como una cuestin de vigencia de derechos, el Estado

    buscara su mayor nivel de realizacin, particularmente de los grupos que ven negados los

    derechos ms elementales, y en c

Recommended

View more >