Qhapaq Ñan, Sistema Vial - ?· Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino: el desafío de su conservación en…

Download Qhapaq Ñan, Sistema Vial - ?· Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino: el desafío de su conservación en…

Post on 19-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>33Qhapaq an, Sistema Vial Andino: el desafo de su conservacin en Chile en el marco </p><p>informE</p><p>Qhapaq an, Sistema VialAndino: el desafo de su conservacin en Chile en el marco de su nominacin a la Lista del Patrimonio MundialSolange Daz Valds</p><p>El concepto Qhapaq an, como bien para ser inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial </p><p>es fundamentalmente una voluntad, un propsito poltico, concebido a partir de una herencia material </p><p>parcialmente conservada, pero no completamente conocida y que an no est registrada ni inventariada.</p><p>Ciro Caraballo Perichi, 2004</p><p>Reflexionar sobre la definicin, la gestin y la conservacin del Qhapaq an (en quechua, Camino Principal, o Camino del Seor) es una tarea compleja que va aparejada con la trayectoria del proceso de su nomi-nacin a la Lista del Patrimonio Mundial de la Organizacin de la Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura (unEsco). Ciertamente gra-cias al firme propsito poltico de seis pases: Per, Chile, Ecuador, Argenti-na, Colombia y Bolivia, y con el apoyo del Comit de Patrimonio Mundial (whc, por sus siglas en ingls), se ha logrado definir y priorizar los elementos ms significativos de uno de los bienes culturales de mayor sofisticacin en el mundo, con el fin de rearticular una red multinacional conformada por nuevas investigaciones, proyectos, acuerdos y la participacin comunitaria que se en-laza en una escala regional. Efectivamente, se trata de una apuesta que no slo busca destacar el valor arqueolgico de una de las obras precolombi-nas sudamericanas de gran extensin y variabilidad en sus com ponentes , sino tambin aproximarnos a la significacin y vigencia de la cosmovisin andina. As, este informE tiene como finalidad tanto explicar la relevancia multi-vocal del Qhapaq an como analizar los esfuerzos que desde el Consejo de Monumentos Nacionales (cmn), organizacin del gobierno de Chile, se han realizado para la proteccin, preservacin, difusin y reactivacin de una obra patrimonial nica de la humanidad.</p></li><li><p>Intervencin Ao 4. Nm. 8 Julio-diciembre 201334</p><p>Qu es el Qhapaq an?</p><p>El Sistema Vial Andino, hoy denominado Qhapaq an, es una extensa red de caminos, de ms de 30 000 km de longitud, que se consolid a lo largo y ancho de la Cordi-llera de los Andes durante la poca de ocupacin del im-perio incaico en un periodo de poco menos de 100 aos, aproximadamente entre 1438 y 1533 (Figura 1).</p><p>Para comprender su complejidad material e inmaterial se requiere, por lo tanto, detallar histricamente su consti-tucin. Como es sabido, el Tawantinsuyu o imperio incai-co, que abarc los territorios de las actuales naciones de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador y Per, tuvo su capital en la ciudad de Cuzco (hoy Per). Fue precisa-mente ah, en la urbe cuzquea, donde se ubicaba (y ac-tualmente persiste) una plaza central desde la cual nacan los cuatro caminos principales que permitan recorrer los rincones del territorio conquistado: el Chinchaysu-yo (Chinchay Suyu) al norte, el Collasuyo (Qulla Suyu) al sur, el Antisuyo (Anti Suyu) al este y el Contisuyo (Kunti Suyu) al oeste, a partir de los cuales se conformaron va-rios ramales de trnsito. Asociados a esta red de caminos se construyeron asentamientos e instalaciones de distinta envergadura y jerarqua, cuya instauracin dependi tan-to de las intenciones y decisiones poltico-administrativas que el Inca tena sobre los territorios anexados como de las condiciones geolgicas, ambientales y sociales que imperaban en el entorno natural. </p><p>No obstante, el Qhapaq an no puede considerarse como una obra de exclusiva adscripcin cultural incai-ca: se trata, efectivamente, de un sistema vial que en gran medida integr el conocimiento que sobre el medio geo-grfico ya exista entre previos pueblos andinos, quienes definieron gran parte del trazado, el cual posteriormente sirvi de cimiento para que la obra del pueblo Inca for-malizara una de las infraestructuras viales ms complejas e ntegras del mundo, expresin de un logro extraordi-nario de comunicacin y conectividad en un medio am-biente dramtico, difcil y heterogneo (Enq 2013).</p><p>Como tal, el Qhapaq an es un ejemplo cultural des-tacado de la conjuncin del esfuerzo de los seres huma-nos en su interaccin con la naturaleza. Su riqueza como va de comunicacin e intercambio adquiere mayor re-levancia al considerar la diversidad y singularidad de las distintas sociedades que habitaron las diferentes regiones donde se asent el camino. As, a lo largo de la historia, el trazado del Qhapaq an ha servido como materia y medio de expresin de las culturas andinas pasadas y vi-vas que, mediante edificacin y uso, han transmitido su capacidad de convertir una de las geografas ms hosti-les del continente americano en ambiente de vida (cfr. Caraballo y Saez 2004) (Figura 2). Asimismo, el Sistema Vial Andino representa una forma de interaccin e inter-cambio intercultural, donde la civilizacin y la tradicin andinas se han activado y resignificado durante cientos de aos. Hoy en da sigue en uso y su futuro es materia de </p><p>inters de las distintas comunidades, que le confieren di-versos significados y potencialidades. Esta red vial es, as, un patrimonio vivo.</p><p>El proceso de nominacin multinacional de un itinerario cultural</p><p>Reconocido el Qhapaq an como un patrimonio co-mn a diversas naciones, fue a mediados del ao 2001 cuando el gobierno del Per empez a promover ante la unEsco la Postulacin Multilateral del Camino del Inca1 co mo Sitio del Patrimonio Mundial en la catego-ra de itinerario cultural. Para tal efecto, la iniciativa, que buscara la nominacin del bien a travs de una seleccin de sus tramos e hitos ms notables, se propuso a los go-biernos de los pases andinos cuyos territorios hubiesen estado ocupados por el Tawantinsuyu.</p><p>Una vez que las comunicaciones sobre la propuesta se establecieron y formalizaron por vas diplomticas hacia las representaciones de cada uno de los Estados, fue en la XVii Cumbre del Grupo de Ro (2003), realizada en Cuz-co, cuando los mandatarios de Chile, Bolivia, Argentina , Colombia, Per y Ecuador reafirmaron su voluntad de prosperar en aqulla, afirmando que el Qhapaq an </p><p>1 Denominado as en ese momento.</p><p>FIGURA 1. Canales arqueolgicos en las cercanas del Subtramo Cupo-Catarpe, Qhapaq an, Chile (Cortesa: cmn, Chile, 2010).</p></li><li><p>35Qhapaq an, Sistema Vial Andino: el desafo de su conservacin en Chile en el marco de su nominacin a la Lista del Patrimonio Mundial</p><p>representa uno de los smbolos de su antigua integra-cin. Con ello se conform una dinmica de colabora-cin multinacional que de manera concertada buscaba cumplir con el desafo planteado. As, con el apoyo de la unEsco y de otras entidades latinoamericanas, se em-prendi una coordinacin internacional con el fin de avanzar en la constitucin del expediente de nominacin requerido. Como lo seala el consultor internacional en materia patrimonial Ciro Caraballo Perichi el proceso de postular el Qhapaq an a la lista se inici con una f-rrea voluntad y propsito poltico (cfr. Caraballo y Sanz 2004), condicin que ha prevalecido durante los casi 13 aos de trabajo de conformacin del expediente. </p><p>Dados estos orgenes, y por razones obvias, la propia nominacin transfronteriza ha tenido dos vas parale-las de desarrollo en sus acuerdos, tareas y avances: los polticos y los tcnicos. Si bien la intensidad de gestin en cada uno de estos mbitos ha cambiado conforme a las necesidades propias de la iniciativa y en la medi-da en que se han establecido compromisos polticos para su finalizacin, el proceso tambin se ha convertido en una experiencia indita de investigacin, cooperacin e intercambio interdisciplinario regional, cuyos resultados trascienden la meta de conformar un expediente de no-minacin a la Lista del Patrimonio Mundial: a la par del ahondamiento en la historia y actualidad del Qhapaq an, se ha proyectado la puesta en valor de sus recursos culturales, incluidos aquellos de naturaleza arqueolgica </p><p>FIGURA 2. La fragilidad del camino en el Desierto de Atacama, Subtra-mo Portal del Inca-Finca Chaaral, Sistema Vial Andino, Chile (Cortesa: cmn, Chile, 2011).</p><p>y otros de tipo natural, social y asociativo, la cual preten-de la conservacin del ambiente de vida y de relaciones culturales nicas del mundo andino.</p><p>Un aspecto digno de mencionar es que la definicin de los objetos del proceso de nominacin del Qhapaq an concibe que su conservacin ha de lograrse con la participacin de las comunidades asociadas, con lo que se promueve su adecuado desarrollo social y econmico, a la vez que, por medio de la incorporacin de lo que sus individuos denominan buen vivir, o suma qamaa,2 reconoce la cosmovisin andina del camino a travs de las prcticas y formas de articular la conceptuacin de dicho desarrollo. Esta visin integrada ha implicado la realizacin de programas y proyectos de investigacin, promocin y conservacin que han derivado en avances sustanciales tanto en el plano cientfico como en la pro-teccin y puesta en valor de los bienes culturales, todo ello con base en una cimentacin tendente al desarro-llo sostenible del patrimonio, y al respeto a la identidad andina en su diversidad pluritnica y multicultural. Di-cho de otro modo, estos fundamentos precisaron una se-rie de principios rectores, entre los que destaca el de la postulacin como una iniciativa de carcter multilateral e integradora de los pases participantes, cuyas estrate-gias, con un enfoque multidisciplinario e interinstitucio-nal, pondran especial nfasis en un desarrollo social y econmico de las comunidades tal que derivara en una concepcin integrada del patrimonio, donde se conjuga-ran lo cultural y lo natural, lo tangible y lo intangible, la herencia del pasado y la realidad contempornea. Asi-mismo, se estableci que las acciones que se llevaran a cabo respetaran la identidad cultural de las comunidades y pueblos indgenas ligados al Qhapaq an (Figura 3).</p><p>El desarrollo del proceso de nominacin</p><p>El desarrollo del proceso de nominacin, con especial re-ferencia al caso chileno, puede resumirse en las siguientes fases:</p><p>2001-2003: instauracin poltica e institucional de la ini-ciativa en cada pas.</p><p>2004-2005: aproximacin cientfica, creacin de Comit Cientfico y construccin de la frmula para la nomi-nacin.</p><p>2006-2008: coordinacin tcnica y homologacin de cri-terios tcnicos para el registro en arqueologa, medio ambiente, oralidad, etnografa, geologa, cartografa e historia, y creacin del Comit Jurdico.</p><p>2009-2013: Conformacin de secretaras tcnicas nacio-nales, avances en aspectos de gestin y conservacin , formulacin del expediente de nominacin y su entrega al whc. </p><p>2 En idioma quechua.</p></li><li><p>Intervencin Ao 4. Nm. 8 Julio-diciembre 201336</p><p>En la primera etapa (2001-2003) se consolid el com-promiso poltico y se convino el punto de partida comn: un momento caracterizado por las acciones que sirvieron para poner el bien cultural en la palestra y definir aquellas que haban de emprenderse en fases subsecuentes, que apuntaran, tanto desde el orden administrativo como del tcnico, a su salvaguardia. Un logro fundamental de este periodo es el liderazgo de las cancilleras de cada uno de los pases, que son las que encabezan las definiciones y toman los acuerdos de carcter internacional.</p><p>En una segunda etapa (2004-2005) se traspasaron las responsabilidades a los organismos tcnicos encargados en cada pas, con lo que se propiciaron, con base en reuniones con expertos acadmicos del mundo andino, las primeras discusiones conceptuales sobre el bien cul-tural. Aqu vale la pena subrayar que uno de los prime-ros acuerdos internacionales fue el reconocimiento de la temporalidad de los caminos que conforman la red, del que se estableci que un gran nmero de ellos son pre-cedentes a la llegada de los incas a los territorios anexa-dos, concepcin que deriv en la resolucin de nombrar al sistema vial, en lugar de Camino del Inca, Qhapaq an, denominacin que reconoci el logro compartido de los pueblos andinos en conjunto con el Inca para la </p><p>FIGURA 3. Sitio arqueolgico de Turi asociado al Qhapaq an, Chile (Cortesa: cmn, Chile, 2011).</p><p>consolidacin de aqul. Asimismo, para favorecer una mejor comprensin del trmino quechua, se agregaron los conceptos de red y camino, presentes en la nocin sistema vial andino. </p><p>En una tercera etapa (2006-2008) se fortalecieron los equipos tcnicos nacionales, que fijaron dos tipos de cri-terio para la seleccin de los segmentos: unos de carcter internacional y otros de aplicacin nacional. Los prime-ros estaran enfocados en seleccionar aquellos segmentos que contaran con valor(es) universal(es) excepcional(es), cumpliendo con ello algunos de los criterios culturales, as como con las condiciones de integridad/autentici-dad a que obligan los requerimientos establecidos en las Directrices Operativas de la Convencin de Patrimonio Mundial, Cultural y Natural (unEsco 2013) para la inte-gracin de sitios en la Lista del Patrimonio Mundial. Para la determinacin del segundo conjunto de criterios, cada pas adopt una serie de pautas complementarias vincu-ladas con las distintas realidades locales, de territorio y de marco institucional, incluidos la representatividad territo-rial, contextual y tecnolgica, los tipos de instalaciones vinculadas, la funcin y jerarqua en la red, la factibilidad de gestin y, con la mira puesta en el desarrollo sosteni-ble, la viabilidad del empoderamiento local. </p></li><li><p>37Qhapaq an, Sistema Vial Andino: el desafo de su conservacin en Chile en el marco de su nominacin a la Lista del Patrimonio Mundial</p><p>variantes,3 los que, sin ser exclusivos de un pas, pueden aparecer en los territorios de varios de ellos. Asimismo, los tipos de camino se han definido dependiendo de su morfologa: Despejado, Plataforma (Corte talud), Empe-drado, Encerrado por muros, Excavado y/o Tallado en roca, Con escalinatas, Calzada elevada, Corte y relleno. Respecto de los sitios, se organizaron, de acuerdo con la </p><p>3 Tcnicas constructivas del camino: Sin aparejo, Aparejo ensamblado, Aparejo celular almohadillado, Aparejo rectangular, Almohadillado, Apa-rejo ciclpeo, Tallado en roca, Tierra-piedra-mixto, Por sustraccin, Desgaste por uso continuo, Despeje de rocas superficiales, Raspado, Por adicin, Por acomodo de sustrato existente. Tipos de sitios: Recintos, Canchas, Tambo, Huayrana, Ushno, Chaskiwasi, Plataformas artificia-les, Murallas, Muros, Cementerios, Huacas, Apachetas, Petroglifos, An-denes, Pintura rupestre, Huacas naturales, Rocas esculpidas, Canteras, Montculos artificiales, Cuevas/abrigos, Basurales, Acueductos, Reservo-rios, Canales, Encauzamientos de ros, Chullpas, Cistas, Tumbas en risco o faralln, Plaza o canchas, Plaza hundida, Pirmide trunca, Estructuras en U, Depresiones artificiales, Qochas/camellones, Monolitos/estelas, Escalinatas, Rampas, Fuentes de agua, Qolqas, Minas, Puente, Comple-jo arquitectnico, Centro administrativo, Recintos o estructuras aisladas, Pukaras, Corral, Conchal, Cantera taller ltico, Tumba aislada, Tumba de cista o bveda, Santuario de altura, Piedra tacita, Rocas esculpidas, Geo-glifos, Campam...</p></li></ul>