proceso del poum

Download Proceso Del POUM

Post on 29-Dec-2015

7 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • EL PROCESO DEL POUM: PROCESO ORDINARIO DE UNA JUSTICIA EXTRAORDINARIA

    Franois GodicheauUniversidad de Toulouse

    El ttulo de este artculo constituye sin duda una provocacin. Lamisma est dirigida hacia la interpretacin poltica de los acontecimientosque sern analizados, segn la cual el proceso del POUM, que fue enrealidad el proceso de una parte de la direccin del POUM, fue unproceso de Mosc en Espaa; para retomar las palabras de los mismospoumistas, se dira el proceso de la represin calificada de estalinistacontra la revolucin espaola, smbolo de una poltica moscovita res-ponsable de la derrota ante las armas franquistas. Mi objetivo, con estaprovocacin, no es el de entablar una polmica con quienes sostienen unainterpretacin tal, sino de llamar la atencin sobre la represin en cues-tin, fenmeno mucho ms complejo de lo que se supone, que desbordamuy ampliamente las desventuras del POUM. En realidad, se notar queeste proceso no fue sino la punta del iceberg y que el trozo de hielo notiene finalmente la forma esperada. En fin, ms all del romanticismo re-volucionario que hace del POUM la bella durmiente del bosque en uncuento poltico moralista, puede divisarse un trnsito general de la historiade la guerra civil espaola. Esta ltima ha sido frecuentemente un gnerohistrico en el cual han primado la bsqueda de responsabilidades y laobtencin de lecciones a partir de una lectura, de una historia de nues-tros padres, que se aprende para servir al presente (la historia magistravitae) y no la de un pasado consumado al que habra que comprender.

    Curiosamente, el proceso en cuestin jams ha dado lugar a la publica-cin del menor anlisis histrico de las fuentes. Constituye un buen ejem-plo de la ilusin corriente a propsito de la guerra civil, que pretende quetodo o lo esencial sobre el conflicto ya ha sido escrito. Esta afirmacinpuede sorprender, dado que existen libros sobre el tema. El primero, Elproceso de Mosc en Barcelona, de Joaqun Gorkn, es en realidad un libro

    Historia Contempornea 29, 2005, 839-869

  • de recuerdos de uno de los principales acusados del proceso, que presentaun anlisis poltico. El autor insista en l sobre la voluntad de los comu-nistas espaoles y rusos de organizar en Barcelona un proceso al estilomoscovita y de su fracaso. Este fracaso est por supuesto ligado a que elasunto se desarroll en Espaa, donde los comunistas no manejaban com-pletamente la situacin, pero sobre todo con las calidades que presentabael POUM, verdadero partido revolucionario, capaz de suscitar una olade solidaridad internacional y de provocar manifestaciones de simpata dehonestos adversarios como los dirigentes de la CNT o del PSOE.

    El segundo libro sobre la cuestin, titulado El proceso del POUM, fueescrito por otro dirigente de ese partido, aunque de menor envergadura(Andrs Surez) y publicado por Ruedo Ibrico el ao siguiente. Su subt-tulo, Un episodio de la revolucin espaola, nos advierte sobre la perspec-tiva desde la que ha sido escrito: toma posicin en la malhadada gesta dela guerra como testimonio sobre un asunto cruel, donde el personaje mspuro de la revolucin el Partido Obrero de Unificacin Marxistaera sacrificado a pedido del partido de la contrarrevolucin internacio-nal. El libro reprodujo por primera vez algunos documentos originales yen particular la sentencia del proceso as como denegaciones a las deliran-tes acusaciones de Mosc.

    Los diez primeros aos de la transicin no aportaron nada nuevo en elplano historiogrfico: los captulos consagrados a la represin durante laguerra civil o a las luchas polticas en el campo republicano trataron de lahistoria en forma de contraproceso. Es verdad que la idea de revelacio-nes de los archivos goz de un gran xito los aos siguientes, y los histo-riadores de Rusia han escrito abundantemente en contra de esa idea. Luego,los estudiantes franceses admiradores de la aventura del POUM y, marcadospor la pelcula de Ken Loach, Tierra y Libertad, soaron o intentaron haceruna tesina sobre la cuestin, pero como esa interpretacin ha sido dada yadesde hace largo tiempo y las pruebas han sido aportadas, lo nico que lesrestaba era analizar esos documentos como historiadores, es decir, contex-tualizarlos nuevamente y vincularlos a otros procesos y al conjunto del mo-vimiento represivo posterior a los das de mayo de 1937 en Barcelona.

    Un proceso entre otros

    La represin despus de mayo: cuadro general

    Los enfrentamientos que ensangrentaron a Barcelona del 3 al 7 demayo de 1937 produjeron centenares de muertos y provocaron importan-

    840 Franois Godicheau

  • tes cambios polticos. Esquemticamente, los militantes de la CNT y delPOUM enfrentaron a las fuerzas de seguridad, respaldadas por los mili-tantes del PSUC y del Estat Catal, pequeo partido nacionalista radical.Se puede considerar que los primeros, mucho ms numerosos y beneficia-dos con el apoyo de la mayora de los obreros de la aglomeracin, domi-naron claramente el terreno hasta que la direccin de la CNT orden elcese del fuego y la vuelta al trabajo. El mes siguiente, la CNT se habadistanciado de los dos gobiernos: del de la Generalitat y del de la Rep-blica, que resida en Valencia. El 7 de mayo, da despus del cese delfuego, cada campo retuvo varias centenas de prisioneros logrados durantelos ltimos das, pero pocas jornadas despus, la justicia y las fuerzas depolica comenzaron a arrestar a los militantes que abandonaban las barri-cadas, segn un movimiento que no dejaba de ampliarse hasta finales delmes de agosto y que se prolong durante ms de un ao. Esta ola de arres-tos y de procedimientos es muy poco conocida. Afect a unas 4000 perso-nas de las cuales el 90% pertenecan al movimiento libertario mientrasque el resto eran extranjeros o militantes del POUM y dio lugar a cen-tenares de procesos. Estas detenciones afectaron a todo el territorio cata-ln, y no slo a Barcelona; la proporcin de militantes arrestados en lospueblos fue incluso mayoritaria hasta agosto. A partir de finales del ve-rano, el nmero de prisioneros super el millar, y no volvi a bajar de esacifra hasta enero de 1937. En la prisin central de Barcelona, la Modelo,dos de seis galeras fueron ocupadas por cientos de prisioneros antifas-cistas. Por tanto, despus de mayo de 1937 y durante un ao, tuvo lugaruna amplia represin que no concerni al POUM sino de manera muymarginal.

    Sera lamentable ver en estos acontecimientos slo la represin delos das de mayo. Los arrestos comenzaron en realidad antes de mayo de1937 y el debilitamiento de las posiciones controladas por la CNT, enconsecuencia, no hizo sino multiplicarlos. Los dos fenmenos, enfrenta-mientos y represin, se originaron en las fuertes tensiones polticas de losmeses precedentes, producto de la irresolucin de la cuestin del poder enCatalua despus del verano de 1936. Entre el otoo de 1936 y el de1937, una serie de acontecimientos escandi el regreso del poder polticoa una coalicin de Frente Popular en curso de recomposicin, despus deuna ola revolucionaria que se rehusaba a retraerse. Se puede partir de laexpulsin del POUM fuera del gobierno de la Generalitat, el 13 de di-ciembre de 1936, como respuesta a una exigencia del PSUC. Fue tambindurante esa poca que se tomaban medidas para disciplinar y controlar lasmilicias de la retaguardia constituidas en Barcelona como en otras locali-dades de Catalua, que hacan reinar, desde el verano, el orden revolu-

    El proceso del POUM: proceso ordinario de una justicia extraordinaria 841

  • cionario. El orden pblico se convirti en asunto de la Junta de Seguri-dad Interior, en la cual tenan sede el conjunto de las organizaciones pol-ticas antifranquistas, el POUM incluido, y que dispona en Barcelona deun cuerpo de polica compuesto de voluntarios de diferentes partidos ysindicatos, las Patrullas de control. El conseller de gobernaci de la Gene-ralitat (Ministro del Interior), dispona paralelamente de sus propios hom-bres, los Guardias de Asalto.

    Las fricciones entre estos dos cuerpos tuvieron lugar bien pronto, re-flejo de los enfrentamientos polticos entre los partidarios de un poder re-volucionario la CNT et le POUM y los de la legalidad republicanael PSUC y los nacionalistas catalanes. A estas tensiones se agregabanlas provocadas en las sociedades pueblerinas por los levantamientos delverano de 1936: la aparente unanimidad revolucionaria de julio-agosto,dej lugar a una recomposicin poltica que en muchos casos cobr el as-pecto de una oposicin UGT/CNT. Esta ltima, disponiendo de ms ar-mas, domin a sus adversarios y, al tiempo, retard la revancha social.Esta ltima fue precipitada por la represin pos-mayo, a partir de junio-julio de 1937.

    Los choques sangrientos ya haban ocurrido, como en La Fatarella, enenero de 1937, en Sant Mart Centelles en febrero y en Bellver de Cer-danya en abril, con un saldo general de unos cuarenta muertos. Despusde los acontecimientos de mayo, los enfrentamientos se multiplicaron. Poruna parte, los acontecimientos referidos ocurrieron en Barcelona, peroafectaron a varias decenas de localidades, en particular a las ubicadas alsur de la provincia de Tarragona y en la comarca de Osona (Vich, Tore-ll); por la otra, la (re)conquista del poder local por los adversarios de losanarquistas ocasion algunas veces tiroteos y vctimas. As, en Puigcerd,seis militantes de la CNT fueron muertos por los Guardias de Asalto el 10de junio de 1937, mientras que en Barcelona, el comienzo del mismo mesestuvo signado por disputas entre los Guardias y las Patrullas de Control,que dejaron siete muertos y once heridos.

    Paralelamente a la accin represiva de la polica y de la justicia, y al-gunas veces en colaboracin con esas administraciones, el PSUC llevuna poltica de provocacin y de enfrentamiento sistemtico con la CNT,la FAI y las Juventudes Libertarias: la bsqueda de las armas se trans-form en el pretexto de verdaderos asaltos de locales sindicales que, porvarios motivos, prefer

Recommended

View more >