periodismo ghandi

Upload: dante-damian-rodriguez

Post on 07-Aug-2018

222 views

Category:

Documents


0 download

TRANSCRIPT

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    1/32

    PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS

    COLUMNAS  / BERNARDO FERNÁNDEZ-BEF / ANTONIO MALPICA / DIEGO RABASA / RAQUEL CASTRO / KAREN CHTEXTOS  / LEONARDO IVÁN MARTÍNEZ / ESTEBAN GOVEA / SERGIO TÉLLEZ-PON / IVÁN FARÍASENTREVISTAS  / JORDI SOLER / XAVIER GUZMÁN URBIOLA LISTAS  / LOS MÁS VENDIDOS / PARA VER Y OÍR / NOVEDADES DEL MES

    PERIODISMOPERIODISMO

    AÑO 7 NÚMERO 72 M

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    2/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    3/32

    ELLIBRERODE...

    Un librero no es sólo un mueble para acomodar libros, películas o discos. Es, en muchos casos, el centro de una casapara resolver dudas, echar a andar recuerdos o encontrarse con viejos conocidos. Verónica Murguía (Ciudad de Méxicoes autora de los libros Auliya, El fuego verde, El ángel de Nicolás, entre otros, y de la novela Loba, con la que obtuvo enPremio Gran Angular de Literatura Juvenil. Esto es lo que nos contó de su librero.  +

    Verónica Murguía

    ¿Cuántos libros tienes?Unos 1,200, más otros 400 electrónicos. 

    ¿Cuál es el libro más nuevo?The Best American Essays 2012, editado por David Brooks.

    ¿Cuál es el libro más viejo del librero?

    El más viejo no lo es tanto, pero fue mi primer contacto con la Edad Media y aunquelas opiniones en él vertidas han sido muy superadas y es un historiador muy parciale injusto, amo el libro por lo que me dio: Las Cruzadas de Michaud, en una hermosaedición de dos tomos publicada en México en 1949. 

    ¿Cuál es tu favorito?Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar.

    ¿Qué libro no has leído aún?Muchos: La serie de Los reyes malditos, de Maurice Druon, y Medieval Callings, deJacques Le Goff.

    ¿Cuál es la joya de la corona del librero?Son tres libros, todos autografiados: de Salman Rushdie Imaginary HomelOther Wind, de Ursula Le Guin, y otro de Jacques Le Goff titulado Héros & du Moyen Âge. ¿Qué libro has regalado?Las ciudades invisibles, de Italo Calvino y El fantasma de Anil, de Michael O

    ¿Qué libro te falta?Todo lo que haya de poetas preislámicos, sobre todo de Tabbata Xarran, qdecir “El que lleva el mal debajo del sobaco”.

    ¿Cuál libro no has regresado? (es decir, que no es tuyo)Son dos: The Ladies of Grace Adieu, de Susana Clarke, y Pretty MonKelly Link.

    ¿Cuál autor se repite más veces en el librero? Jorge Luis Borges y el historiador Georges Duby.  +

    © Alfonso Castañeda Díaz - mexicoencolores.mx

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    4/32

    ENVÍA TUS COMENTARIOS A [email protected] VISITA WWW.REVISTALEEMAS.MX WWW.MASCULTURA.MX

    Directora generalYara Sánchez de laBarquera Vidal

    Editor ycoordinador editoria

     Jorge Vázquez ÁngeDirector de arteVictor Baca Vargas

    IlustracionesDann Conejo

    Difusión y promocióAlexis Jiménez Calde

    Consejo editorial Alberto Achar

     Jorge LebedevContacto y publicid(55) 5335 1327contacto@revistaleemas

    Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez Vidal, Información: (55) 5335 1327, Ven(55) 5335 1327, Correo electrónico: legmail.com, Distribución: Librerías GandhDirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 yDelegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexicde Reserva al Título ante el Instituto Naciode Autor: 04-2009-051820092500-10

    de Licitud de Título No. 14505 y Certificde Contenido No. 12078 expedidos eCalificadora de Publicaciones y Revistas ISecretaría de Gobernación. Registro PostaPreprensa e impresión: Multigráfica Pde C.V. en Avena núm.15 Colonia GranIztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Títuen el Padrón Nacional de Medios Impresos de Gobernación. Queda prohibida la parcial o total, directa e indirecta, por co procedimiento, del contenido de la precontar con la autorización previa, expresdel editor, en términos de la legislación acaso, de los tratados internacionales aplicaque infrinja esta disposición se hará acsanciones correspondientes. El contenido es responsabilidad de los autores.Hecho en México.

    EDITORIAL+PERIODISMODurante una famosa conversación, Ernesto Sabato y Jorge LuisBorges externaron sus opiniones acerca de los periódicos y lasnoticias. Para el autor de El túnel, a la noticia “en general, se lalleva el viento”. Y Borges lo secundaba diciendo: “Nadie piensaque deba recordarse lo que está escrito en un diario. Un diariose escribe para el olvido, deliberadamente para el olvido”. Másadelante, Sabato remataba en un tono francamente divertido:“Sería mejor publicar un periódico cada año, o cada siglo. Ocuando sucede algo verdaderamente importante: ‘El señorCristóbal Colón acaba de descubrir América’. Título a ocho

    columnas’”. Cuando Sabato se preguntaba: “¿Cómo puede haberhechos trascendentes cada día?”, Borges no se quedaba atrás eningenio para seguir despedazando a los periódicos: “Además,no se sabe de antemano cuáles son. La crucifixión de Cristo fueimportante después, no cuando ocurrió. Por eso yo jamás heleído un diario, siguiendo el consejo de Emerson”.

    Lo cierto es que el periodismo no se queda nada más en losperiódicos: reportajes y crónicas han brincado a los libros debidono sólo a la importancia del hecho que relatan sino por la maneraen que están escritos. El debate sobre si el periodismo es literaturapuede ofrecer episodios chuscos y sentencias categóricas, perodesde hace muchos años ha quedado claro que la frontera entreambos territorios de tan difusa resulta inexistente. Por citar unejemplo clásico, los integrantes del llamado Nuevo Periodismola borraron al escribir sus reportajes empleando herramientaspropias de la ficción, creando obras maestras. Hoy en día, en lasmesas de novedades de Gandhi se pueden encontrar además denovelas y ensayos, textos escritos por periodistas no únicamentepara hacer denuncias, también para presentarnos personajes entoda su naturaleza humana, episodios lúdicos o dramáticos, ohechos del pasado mirados bajo una nueva luz.

    En esta edición aparecen grandes periodistas como GünterWallraff, uno de los más destacados reporteros gonzo, el infaltablee inolvidable Ryszard Kapuscinski, Norman Mailer, Tom Wolfe,Hunter S. Thompson o Gay Talese, junto a periodistas mexicanosde la talla de Julio Scherer, Vicente Leñero, Jorge Ibargüengoitiay Carlos Monsiváis. La ficción no podía dejar de lado la figuradel reportero para convertirlo en personaje, como han hechoescritores como Graham Green, Javier Cercas o Antonio Tabucchi.

    Profesión de alto riesgo, el periodismo no existe sólo paradecirnos con claridad y certeza que el rey no lleva ningunaprenda puesta. También nos cuenta las razones de su desnudez.

    EL LIBRERO DE…Verónica Murguía

    CUATRO GRANDES DELPERIODISMO EN MÉXICOLeonardo Iván Martínez

    REPORTEROS DE GRANDES LIGASEsteban Govea

    SOY UN PERIODISTA FRUSTRADONerd Plus/Bernardo Fernández-Bef

     JORDI SOLER Entrevista

     XAVIER GUZMÁN URBIOLAEntrevista

    EL POST-NEO-LIBERALISMOPOÉTICO PERIODÍSTICOFábulas del tío Hofs/Antonio Malpica

     VOCES DE LA HISTORIAInsomnio/Diego Rabasa

    PERIODISTAS DE FICCIÓNSergio Téllez-Pon

    ¿ASÍ QUE LA REALIDADSUPERA A LA FICCIÓN?Adoleescentes/Raquel Castro

    EL (YA NO TAN) NUEVO PERIODISMOIván Farías

     VEO, VEO. ¿TÚ QUÉ VES?Niños a ¡leer!/Karen Chacek

    EL PERFILGay Talese

    FRASE NAPALMClark Kent

    CONTENIDO+

    06

    08

    10

    12

    14

    18

    20

    22

    24

    26

    30

    29

    03

    16

           C       h     r

           i     s       t     o     p

           h     e     r

           R     e     e     v     e

           i     n       t     e     r     p     r     e

           t     a     n

           d     o     a

           C       l     a     r

           k

           K     e     n

           t     e     n

           S     u     p     e     r     m     a     n

           (       1       9       7       8       )

    ´ ´

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    5/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    6/32

    06

    VIVIR Julio Scherer

    GRIJALBO

    PERIODISMO DE EMERGENCIAVicente LeñeroCONACULTA

    DÍAS DE GUARDARCarlos Monsiváis

    ERA

    Alguna vez le pregunté a un escritor de yabastante renombre en las letras mexicanascuáles eran los acontecimientos cultura-les que más habían marcado su vida. Con

    una estampa de aparente reflexión, un párpado másentrecerrado que el otro y la mano sobre el mentón,suspiró profundamente y me respondió: “Indudable-mente la interpretación de María Callas en la óperaAída en Bellas Artes”. No daba crédito a la elegancia ylos finos gustos de mi entrevistado. Al llegar a mi casaa transcribir la conversación pude descubrir la farsa.Husmeando en las páginas web encontré que la Callashabía dado sus presentaciones en el Palacio de BellasArtes en 1950 y, haciendo cuentas, el entrevistado en

    cuestión debía tener cinco años de edad y las bolsas desus pantaloncillos retacadas de canicas.

    No lejos de ahí, dieciocho años después, un españoljoven y esbelto, ataviado con camisa y pantalones ce-ñidos de color negro, hipnotizaba a la juventud capita-lina de 1968. Mientras la ciudad y los ánimos políticospreludiaban la efervescencia del movimiento estu-diantil, una multitud se arremolinaba frente a Raphaelpara escucharlo cantar su confesión de amor: “yo soyaquél…”. En Periodismo de emergencia, Vicente Leñeronos deja una fascinante narración de los pasos del Divode Linares por suelos mexicanos en voz de una ado-lescente cautivada por los movimientos de cadera y la

    presencia escénica de Raphael. El libro es una compi-lación de algunas de las más importantes crónicas delautor de Los periodistas. Las conversaciones con unaex guerrillera o con el padre Sergio Méndez Arceo ysus impresiones de su viaje a Cuba y el gobierno revo-lucionario de la isla son algunas de las crónicas que danmuestra del oficio de un escritor que daba al periodis-mo ese plus que va más allá de la simple constataciónde hechos y que hace de la lectura de la prensa un ejer-cicio placentero y lleno de asombro. No hay temáticasexclusivas: la farándula, Juan José Arreola y su table-ro de ajedrez o la desencantada estampa de RaquelWelch en un cabaret de la Ciudad de México caben porigual en las páginas de este libro.

    No es posible pensar la figura de Vicente Leñero sinaproximarnos también a la de Julio Scherer García,quien falleció el pasado enero. Vivir, un libro póstumopublicado por Grijalbo es un recuento de los más im-portantes acontecimientos que marcaron la vida delfundador de la revista Proceso: sus años de estudian-te, sus primeras labores como periodista, sus funcio-nes como corresponsal de guerra y posteriormentesu papel como director del diario Excélsior, la batallaque libró contra Regino Díaz Redondo y la embestidaecheverrista contra el periodismo independiente quecomenzaba, desde los años sesenta, a cuestionar elpoder y sus excesos. A lo largo de sus poco más de cien

    páginas encontramos algunas confesiones pesus impresiones tras entrevistar a algunas fiacontecer político nacional e internacional deda mitad del siglo , y ante todo un posiciopolítico con respecto a los consorcios de comimpresos y electrónicos más importantes de

    sus vínculos con el poder. Vivir es un libro futal para entender el lugar que ocupan los mpresos en nuestro país y la función que ésten relación con el ejercicio de la libertad de e

    Fue precisamente Julio Scherer quien le Carlos Monsiváis, otro imprescindible del peen México, un espacio como columnista en erio Proceso. Por mi madre, bohemios era parauna lección de ironía y sarcasmo político anzapos y deslices de la élite gobernante y emde nuestro país. A finales de la década de losaños convulsos y de transformaciones radicapródigo de la colonia Portales se dio a la tareapendiar sus crónicas urbanas en Días de guarlibro, como muchos otros del autor, se apro

    ciudad desde el acontecer cotidiano, con reancladas en la cultura popular. El onomásticlibro es mera excusa para nombrar las transfnes culturales. Los días que en la juventud deabuelos eran de fuerte significación judeocde santoral patriótico, a partir de la revoluciral de mediados de siglo , han ido transformsólo su significado sino su utilización.

    Así como Carlos Monsiváis llevaba a todos labreta de apuntes, Jorge Ibargüengoitia en Via América ignota nos muestra su faceta de crviajes. Con la frescura y gracia de sus novelacas (Los relámpagos de agosto y Los pasos deste título da fe del espíritu inquieto y sarc

     Jorge Ibargüengoitia. Él, como muchos otrores de la segunda mitad del siglo en Méxicuno de los oficios que para algunos de los ede nuestros días pueden parecer ajenos. El pedesde los años de José Joaquín Fernández dle ha dado a las letras nacionales un espaciovivencia sana y necesaria. Es precisamente por la América ignota en donde encontramoperiodístico, el tono de la crónica de viaje qubien ejercerse por los escritores modernistastras tradiciones literarias americanas pero quaños se ha ido dejando de lado. +

    Por Leonardo Iván Martínez

    VIAJES POR LA AMÉRICA IGNO Jorge Ibargüengoitia

     Joaquín Mortíz

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    7/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    8/32

    08

    CON LOS PERDEDORES DELMEJOR DE LOS MUNDOS

    Günter WallraffANAGRAMA

    OBRA PERIODÍSTICA 5NOTAS DE PRENSA (1961-1984)

    Gabriel García MárquezDIANA

    DIEZ DÍAS QUEESTREMECIERON AL MUNDO

     John ReedPÚBLICO

    Uno de los temas más relevantes y recurren-tes del debate sobre la libertad de expre-sión es el papel que juega el periodismo enel balance de poderes de la sociedad. Disci-

    plina para verdaderos héroes de la comunicación, elperiodismo es la columna vertebral de nuestra visiónmediata del mundo: lo que no conocemos de prime-ra mano, con mucha probabilidad se nos presentapor medio del periodismo. Las noticias fijan nuestrasopiniones, las refuerzan, algunas veces incluso las de-baten y, en menos ocasiones, aun las refutan. Sin em-bargo, ¿en qué consiste el papel del periodista? ¿Quées el buen periodismo? En esta ocasión reseñaremosalgunos libros relacionados con estos temas. Algunosde ellos tienen un carácter más teórico, tratan direc-

    tamente sobre el oficio de periodista, sus límites éti-cos, su modo de proceder y demás; otros son, en sí,ejemplos del ejercicio periodístico.

    El primero de estos textos viene de la pluma de unode los narradores más exitosos y entrañables delsiglo , el recientemente fallecido Gabriel GarcíaMárquez. En el libro Obra periodística 5. Notas deprensa (1961-1984)  asistimos a los primeros escri-tos periodísticos del colombiano, aportes que van delaño de 1948 a 1953, aparecidos en El Universal, ensu país natal. Se trata de textos escritos a los escasosveinte años del escritor, que sorprenden no sólo porsu profundidad periodística, sino también por su ca-lidad literaria. En ellos se puede ver la formación del

    lenguaje propio del novelista, ya que existen variosparalelismos entre sus primeros cuentos y sus prime-ros reportajes, pues en éstos hay mucho de narrativo.En este libro se puede encontrar una colección de he-chos constitutivos de la segunda mitad del siglo desde el punto de vista del joven que se convertiríaen el novelista más famoso del mundo. Entre las no-tas que podemos hallar está, por ejemplo, una sobrela muerte de Hemingway, una sobre el acordeón, unasobre Francis Drake –que juega un papel importanteen Cien años de soledad–, una sobre Bernard Shaw,y muchas otras sobre temas interesantes y variadosque el autor sabe abordar de manera fresca y no ca-rente de lirismo.

    La segunda recomendación de este mes, titulada Conlos perdedores del mejor de los mundos, nos llega deAlemania, específicamente del periodista Günter Wa-llraff, quien practica su oficio de incógnito. Nacido en1942, Wallraff es una figura importante dentro delámbito del periodismo. Sus reportajes, muchos deellos publicados en el tabloide Bild-Zeitung, desen-mascaran los vicios de la sociedad europea moderna.El método de trabajo de este reportero es tan peculiarque en su país natal se ha acuñado el verbo wallraffen,“wallraffear”, que significa adoptar una personalidadficticia con el fin de reportar la vida diaria como unmodo de reflejar algún problema social. Gracias a estemétodo es posible para los periodistas infiltrarse en elmundo de los problemas obreros, raciales, políticos o

    sociales. En uno de sus reportajes, el autor papel de un inmigrante negro. Todos los díaspo lo maquillaba y lo ponía a punto: su caractde negro era muy fidedigna, en su experiencobjeto de injusticias, desconfianzas y prejuicles con una frecuencia que despertó alarma munidad local e internacional. Con una plumpero contundente y muy humana, el falso ncomunica sus vivencias y sufrimientos que, mos, son los de cualquier negro en condicionles similares, con lo cual nos ilustra a la vez

    pierta nuestra empatía. En tercer lugar, recomendamos otro libro tico capital para la comprensión de la RevoOctubre. Se trata de Diez días que estrememundo, del estadounidense John Reed. El lilos acontecimientos definitivos de la revoluchevique que en 1917 tomó el poder ruso ygó a los sóviets. Para la escritura de este lfue publicado en 1919, Reed siguió a variosocialistas, transcribió discursos y asamblea

     jo notas de periódicos de ambos lados en y estudió las ideas de su tiempo con una cprofundidad tales que, al morir, en 1920, enterrado en el muro de la necrópolis del

     junto a los más destacados teóricos y lídere

    tas de principios del siglo .

    Por último, echemos un vistazo a otro grandriodismo internacional: Ryszard Kapuscinsken Polonia en 1932, se graduó primero de de historia. Su vocación, el periodismo, fuellada en paralelo a su actividad literaria, copor obras narrativas y poéticas. Colaboradoxico, de La Jornada, trabajó como correspoextranjero de la Agencia de Prensa Polaca, hasta 1981. Hizo reportajes importantes sodel colonialismo europeo en Asia y África. ELos cínicos no sirven para este oficio, el auda el tema del oficio periodístico y sus implmorales, sociales e intelectuales. Se trata de

    que agrupa tres piezas. La primera es una codictada en el marco del VI Congreso Redactcelebrado en Capodarco di Fermo en 1999, principalmente sobre el periodismo entendalgo que trasciende el simple oficio: una fvida. Esboza un periodismo humano, preocula ética. La segunda es una entrevista hechadrea Semplici, sobre las experiencias de Kacomo corresponsal en África. El tercer textconversación con el escritor inglés John Bergdel lugar de los medios de comunicación, la rde la obra de arte y sobre el “ver” para “coperiodista y del escritor. +

    Por Esteban Govea

    LOS CÍNICOS NOSIRVEN PARA ESTE OFICIO

    Ryszard KapuscinskiANAGRAMA

    ´ ´

    ´ ´

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    9/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    10/32

    10

    Soy nieto y sobrino de periodistas. Lo he contado siem-pre porque me llena de orgullo. En mi novela gráficaUncle Bill hablo un poco sobre mi abuelo, BernardoFernández Macharnudo, quien fue cronista taurino du-rante cinco décadas y fundador del diario deportivo Esto.

    Macharnudo siempre contaba (y espero que mi memo-ria no traicione la exactitud histórica) que en el Café Tu-pinamba, que durante años fue el café taurino de estaciudad, un grupo de cronistas taurinos discutían cómohabría de llamarse el nuevo periódico.

    —Entonces, ¿cómo le vamos a poner a esto?—¡Pues Esto!

    Y así nació una leyenda.

    Fue Bertha Fernández, hermana de mi papá y reporterade El Universal durante muchos años, quien me llevó aconocer a Helio Flores cuando yo tenía doce años. Serrecibido en el estudio del más importante caricaturistapolítico de este país me voló la cabeza. Helio se pasótoda la tarde platicando con un chamaquito de primerode secundaria, contestó generosamente mis preguntas,desde las más impertinentes hasta las más obvias y meregaló unos libros. Salí de su estudio decidido a conver-tirme en lo que soy ahora.*

    Gracias, Bertha. Gracias, Helio.

    Quizá por esa herencia es que siempre tuve simpa-tía por Clark Kent. No por Superman, que conste.Al hijo pródigo de Krypton todo, todo le sale bien,qué flojera. Es al hijo de Martha y Jonathan Kent,oriundo de Villachica, Kansas, tímido reportero delDaily Planet —donde suele hacer mancuerna con elatolondrado pero brillante Jimmy Olsen— y eternoenamorado fallido de Louis Lane. Con los años, Kenthabría de convertirse en un prestigioso editorialistadel diario, siempre a las órdenes del adorable PerryWhite, excepto por un brevísimo periodo en quemilitó en las filas del neoyorquino Diario El Clarín,capitaneado por el neurótico J. Jonah Jameson (quécurioso, en el mismo periodo en que Peter Parkermigró a Metrópolis. Mmm...).

    Pero me estoy desviando.

    Siempre he tenido cierta vocación periodística que seme ha frustrado. Tener esta columna ha sido un pe-queño placebo para calmar mis ansias de novillero.

    No será sorpresa para nadie mi fascinación por las no-velas y los libros de periodistas. De entre todas ellas seerige como mi gran favorita A sangre fría, de TrumanCapote, magnífica crónica de un asesinato múltipleque estremeció a los Estados Unidos en los años cin-cuenta, la captura de los criminales y su juicio poste-rior. Una delicia de inicio a fin.

    En el terreno de la ficción tengo especial debdos novelas de Héctor Aguilar Camín. Personaversial donde los haya, difícilmente coincido coniones y posición políticas, PERO ello no evitaescrito un par de libros deliciosos.

    Morir en el golfo yLa guerra de Galio son dos nonumentales. Ambas piezas de largo aliento, euna época en que las novelas mexicanas promecien páginas, las dos retratan el mundo periodentretelones del poder, donde columnistas y funse encuentran, pactan, negocian o se declaran Las descubrí tardíamente porque era muy jovendo se publicaron (y en aquellos años me interePhilip K. Dick), pero cuando di con ellas las devnado y, afortunadamente, siguen circulando.

    Y ya que ando en el terreno de las oldies but gbuen momento para mencionar Cuatro mamuchos —yo incluido— la mejor novela de PacTaibo II, él mismo periodista de prosapia. En éstambicioso thriller, una serie de personajes fascentrecruzan debido a una intriga internacional

    da por la . En su trama delirante aparecen de la Guerra Civil española, agentes de contracia gringos, espías comunistas y dos entrañabdistas que atrapan al lector desde la primera pále permiten bajarse del avión hasta el final.

    Ya hablé en este espacio del libro que el llorado JoGarmabella dedicó al Güero Téllez, decano de lanacional. Él mismo un periodista de gran nivel dnos un par de libros que merece la pena leer: Elogo, recuento autobiográfico del doctor AlfonCuarón, célebre criminólogo mexicano que resootros casos, el asesinato de León Trotsky, y el fascinante El grito de Trotsky, justo sobre estebien ameritaba un volumen para sí mismo. Unirreparable y prematura la del maestro Garmab

    ¿Ya les dije que adoro los libros de Sergio Rodríguez? Campo de guerra, Hombre sin Huesos en el desierto. Corran a leerlos.

    El cómic del mes: Los surcos del azar, del gran P¿Españoles en la Segunda Guerra Mundial? ¿Puestaban ocupados con la Guerra Civil? Paco lo—con gran olfato periodístico— y cuenta estentrañable. ¡Maestrazo!

    *No, no soy caricaturista. No tenía esa vocanarrador gráfico. +

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    11/32

    LOS+ VENDIDOS GANDHIFICCIÓN NO FICCIÓN

     

    Y COLORÍN COLORADO...Odin DupeyronDISIDENTEY colorín colorado este cuento aún no se ha acabado se editómera vez en el año 2001 y desde esa primera edición ha sidreleído, regalado, prestado y recomendado por lectores de edades, de todos los géneros, de distintas religiones, prefepaíses. Se ha convertido en best-seller nacional con más de cicuenta mil ejemplares vendidos en menos de cinco años, y hprofundamente el corazón y la vida de miles de personas.

    LA ECONOMÍA DE LAS DESIGUALDADESThomas PikettySIGLO XXI

    El aumento de las desigualdades generadas por un capitalismsin control es el gran tema de este libro. ¿Por qué un grupo de rideros debería disponer de unos ingresos vedados a los que sólocon su fuerza de trabajo y sus talentos? Thomas Piketty, calificaun Marx moderno por el influyente semanario inglés The Econosacudiendo con sus propuestas el mundo del análisis y el peneconómico y social.

    MIRREYNATO: LA OTRA DESIGUALDADRicardo RaphaelTEMAS DE HOYLas redes sociales y los medios de comunicación dan cuenta tentosa presencia en la realidad mexicana: viajan en aviones pacon sus perros, celebran con exceso, ordenan cerrar un negoc

    no los atienden como creen merecer, maltratan e insultan cona todo aquel que se atreve a increparlos o señalar justamente sus faltas; se consideran superiores y su necesidad por demoescatima en exhibicionismo y derroche.

    CREAR O MORIRAndrés OppenheimerDEBATE¿Qué debemos hacer como personas y países para avaneconomía de la innovación? ¿Qué debemos hacer para innovadores de talla mundial, como Steve Jobs? Para aveAndrés Oppenheimer, el periodista latinoamericano más gado a escala internacional explora los secretos de las brilla

    yectorias de varios innovadores en la actualidad.

    EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDOViktor E. FranklHERDERPrisionero durante mucho tiempo en los desalmados campocentración, Viktor E. Frankl sintió en su propio ser lo que siuna existencia desnuda. ¿Cómo pudo él que todo lo habíaque había visto destruir todo lo que valía la pena, que padebre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a pexterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de v

    HOMBRES SIN MUJERESHaruki MurakamiTUSQUETSEn su obra más reciente, Haruki Murakami ofrece a los lectores sieterelatos en torno al aislamiento y la soledad que preceden o siguen ala relación amorosa. Sin embargo, las verdaderas protagonistas de es-tos relatos —llenos de guiños a los Beatles, el jazz, Kafka, Las mil y unanoches o, en el caso del título, Hemingway—, son ellas, las mujeres, que,misteriosas, irrumpen en la vida de los hombres para desaparecer.

    RAYUELA Julio CortázarPUNTO DE LECTURAEl temor turbulento de Oliveira y la Maga, los amigos del Club de la Ser-

    piente, las caminatas por París en busca del cielo y el infierno tienen sucontracara en la aventura simétrica de Oliveira, Talita y Traveler en unaBuenos Aires teñida por el recuerdo. La aparición de Rayuela en 1963 fueuna verdadera revolución dentro de la novelística en lengua castellana:por primera vez un escritor llevaba hasta las últimas consecuencias lavoluntad de transgredir el orden tradicional de una historia y el lenguajepara contarla.

    LA TEMPLANZAMaría DueñasPLANETANada hacía suponer a Mauro Larrea que la fortuna que había levantado tresaños de tesón y arrojo se le derrumbaría con un estrepitoso revés. Aho-gado por las deudas y la incertidumbre, apuesta sus últimos recursos en

    una temeraria jugada que abre ante él la oportunidad de resurgir. Hastaque la perturbadora Soledad Montalvo, esposa de un marchante de vinoslondinense, entra en su vida envuelta en claroscuros para arrastrarle a unporvenir que jamás sospechó.

    LAS BATALLAS EN EL DESIERTO José Emilio PachecoERAHistoria de un amor imposible, Las batallas en el desierto es una magistralnovela breve que involucra otros aspectos como la corrupción social y polí-tica, el inicio del México moderno y la desaparición del país tradicional, y elrescate de las memorias individuales y colectivas de una ciudad a la que JoséEmilio Pacheco amó profundamente, que recrea sin nostalgia y denunciade manera implacable.

    PEDRO PÁRAMO Juan RulfoRMLa obra de Juan Rulfo (1917–1986) es sin duda la creación literariamexicana que ha recibido mayor reconocimiento dentro y fuera de supaís. La novela Pedro Páramo tuvo una larga gestación. Rulfo la mencionapor primera vez en una carta de 1947, y puede trabajar en ella hasta ter-minarla entre 1953 y 1954, gracias a una beca del Centro Mexicano deEscritores. Entre los admiradores de esta obra maestra, habiendo escritotambién sobre ella, figuran Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges ySusan Sontag.

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    12/32

    12

    UNA ESPECIE DE

    LOU REED ENLOQUECIDO

    ENTREVISTA con Jordi Soler 

    Jardín del Hotel Camino Real. Once de la mañana, hora de México. La espumaque asciende dentro del tarro marca el inicio de la conversación con el escritormexicano Jordi Soler. En Barcelona ya son las seis de la tarde, hora de beberuna cerveza bien fría, y eso lo sabe el autor de Ese príncipe que fui, la más

    reciente novela de quien formara parte de la extinta estación de radio Rock 101.

    Como lleva varios años de vivir en Barcelona donde la luz es menos intensa que enla Ciudad de México, Jordi Soler prefiere no quitarse los lentes oscuros. “CuandoHernán Cortés llegó a Tenochtitlan, más o menos aquí donde estoy sentado, loacompañaba cierto barón catalán, una especie de patrocinador de la conquista.Moctezuma tenía diecinueve hijos e hijas, se ve que había un tumulto de niños enlos jardines del palacio, y este barón catalán se enamoró de una de ellas. El casoes que, o su padre el emperador negoció los términos de la conquista y la ofreciócomo parte de estos términos, o la secuestró o la sedujo, el caso es que esta prin-cesa salió de México y llegó a Toloríu, un pueblo en la cima del Pirineo catalán”.

    ‘La princesa Xipaguazin Moctezuma, hija del emperador mexicano y esposa deJuan de Grau, barón de Toloríu, murió en el año 1537’, se lee en una placa colocadaen el portal de la iglesia de este pequeño pueblo montañoso. Luego de comer enuna localidad vecina llamada el Quer Foradat, Jordi Soler salió a caminar para hacerla digestión y tras un rato de marcha llegó a Toloríu, donde termina el camino. “Loprimero que pensé fue en el tesoro porque ya había leído que esta hija del empe-rador se llevó como dote parte de las riquezas. Fui al centro de Barcelona a buscarunos aparatos detectores de metal pero a la hora de ver lo complicados que eran,pensé que el tesoro para mí era escribir esta novela. Conforme la escribía regresévarias veces a Toloríu y en un par de ocasiones me encontré con unos alemanesque iban con detectores de metales, buscando el famoso tesoro, según me comen-taron cuando les pregunté. También me dijeron que en Frankfurt hay un grupo

    de buscadores que viajan continuamente, aterrizan en Girona y suben al Pirineo abuscarlo”.

    Como en toda novela, existe un núcleo de verdad cubierto de ficción. En el casode Este príncipe que fui, la historia de la princesa que salió de México, llegó a To-loríu y desapareció de la historia de México es verídica, lo mismo que la irrupciónen la Barcelona de los años sesenta del príncipe Federico de Grau Moctezuma,descendiente directo del emperador “si es que puedes creer que en una distanciade quinientos años eres descendiente de alguien”, dice Jordi. “Creo que después deeste lapso no te queda ni un pelo de Moctezuma pero este hombre decidió lucrarcon este linaje: se hizo muy rico vendiendo títulos nobiliarios porque gozaba degran prestigio al ser el único príncipe azteca en Barcelona. Salía todas las noches

    vestido con una capa de plumas de aves tropicales que le había confecciomodista porque él, que no tenía idea de lo que pasaba en México, creía qvestía Moctezuma. Era una especie de Lou Reed enloquecido”.

    Al igual que Xipaguazin, Federico de Grau Moctezuma también desaparecantes refugiarse en un pueblo perdido de Veracruz. “Era hijo de un industrique se dedicaba a las conservas, y él era un junior de la alta burguesía catestudió Historia del Arte en Oxford. Cuando regresó a Barcelona, la ideade que se dedicara al negocio de la latería le dio un poco de repulsión era historiador de Oxford, no quería enlatar sardinas. Para evitar el destiimponía su padre, rescató su linaje y montó la Gran Orden del Imperio Aztesta institución inventada comenzó a vender marquesados, ducados de sitcos de México que encontraba en los mapas. Elegía sitios inalcanzables papropietario del supuesto marquesado no viajara a conocer su posesión. Incel marquesado de Georgia, en Rusia. Sus chapuzas lo volvieron un hombre mgracias al apoyo del general Franco, un soldado que tenía veleidades aristy que después de cuatro o cinco años de gobernar se sentía de esa estirpdo el dictador descubrió que había un noble mexicano que le daba mucinmediatamente lo llevó a sus fiestas, empezó a consentirlo, y hasta le psus líos con Hacienda”.

    Sin embargo, pronto el supuesto descendiente tuvo que dejar España y vinco a un pueblo que, como Toloríu, parece sacado de un cuento: Motzorongpueblo bastante simplón de Veracruz” opina Jordi. “Esa es la idea que meque este hombre vino a vivir a este pueblo recóndito por donde pasó laXipaguazin de camino a la Villa Rica, donde tomaría el barco hacia Españarama de Moctezuma que le tocaba era la de la princesa, decidió instalarszorongo. Es un escenario que me divierte porque en muchas de mis nove

    ce, me siento muy cómodo narrando desde un punto así, selvático, seguporque yo nací en un lugar así”.

    ¿Qué crees que pasó con Xipaguazin?, le preguntamos a Jordi: “Debe habeto loca. Venía del país del sol hacia un pueblo permanentemente bajo la nsemillas que llevaba su comitiva para sembrar las legumbres que comía lano se daban a esa altura, en ese clima; estaba fuera de su territorio, no hlengua del barón que se la llevó. Me parece que lo mínimo que le pasa a unaen esa condición es volverse loca”. +

    Por Jorge Vázquez Ángeles

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    13/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    14/32

    14

    UNA CASA FUNCIONALISTA

    EN SAN ÁNGEL

    ENTREVISTA con Xavier Guzmán Urbiola

    En 1929, cuando la Ciudad de México no desbordaba sus límites ni de-voraba a los pueblos circunvecinos, un joven de veinticuatro años, re-cién egresado como arquitecto de la Academia de San Carlos, compróun par de terrenos en el pueblo de San Ángel, frente al Club Altavista

    —hoy San Ángel Inn—, un hotel-restorán campestre ubicado en el antiguocasco de la Hacienda de Goicoechea. Esos dos terrenos eran un par de “mesasde tenis” del club antes mencionado, con una extensión de 1,100 metros cua-drados. En la parte más baja del terreno, el joven Juan O’Gorman construiríala primera casa funcionalista no sólo de México sino de América Latina, ba-sándose en los escritos del arquitecto suizo-francés Le Corbusier. A lo largode ese año y hasta 1930, O’Gorman trabajó en esta primera casa que pordiversas circunstancias quedó en el olvido, hasta que fue adquirida para surescate por el Instituto Nacional de Bellas Artes ().

    Sentado en la escalera helicoidal de la casa, elemento que tuvo que ser reconstrui-do tras su demolición en algún momento impreciso, el arquitecto Xavier GuzmánUrbiola, actual subdirector General del Patrimonio Artístico Inmueble del , ycoautor junto con Víctor Jiménez y Toyo Ito del libro Casa O’Gorman 1929, noscuenta sobre la importancia de esta obra:

    “Si consideramos que tradicionalmente la arquitectura se enseñó de una maneraacadémica y nos ubicamos en 1929, en ese momento la teoría funcional sobre laarquitectura es toda una novedad. Le Corbusier había publicado una serie de ar-tículos en la revista Espíritu Nuevo, mismos que recopiló en un libro llamado Haciauna arquitectura. Ese libro en 1929 escasamente había empezado a circular nosólo en Europa sino en América Latina, y uno de los primeros lectores que tuvo enMéxico fue Juan O’Gorman. Hay que pensar que en ese momento la arquitecturasocialmente aceptada era el art déco, y que el Palacio de Bellas Artes está a puntode reiniciar su construcción”.

    Como todo estudiante de arquitectura, O’Gorman quería empezar a construir. Lue-go de leer el libro de Le Corbusier decide construir una obra fiel a esos principios.Dice Xavier Urbiola: “Durante mucho tiempo se dijo que la casa Cecil O’Gorman ysus secuelas, la casa de Diego Rivera y Frida Kahlo, eran, en el mejor de los casos,adecuaciones o en el peor, fusiles de la casa del pintor Ozenfant, de Le Corbu-sier. Bastaría conocer esta casa para ver que las losas no son tales sino plafones.O’Gorman es más radical que Le Corbusier: no sólo deja las losas de concreto des-nudas, aparentes como dicen los arquitectos, incluso las aligera”.

    Como muchas de sus obras que fueron destruidas por ignorancia o indiferencia, laCasa Cecil O’Gorman, llamada así porque sería para su padre, pasó desapercibida

    durante muchos años. Xavier nos cuenta brevemente la historia: “Juan desta casa la construyó para su padre. La verdad es que él invirtió sus gpara levantar este ejemplo de arquitectura funcional. Era muy difícil quen 1929 le permitiera hacer este experimento tan radical por lo que él convierte en su cliente. Su padre no quiso habitar la casa y la rentó. Lo después fue invitar a Diego Rivera, uno de los pocos clientes potencialedía tener. O’Gorman había sido compañero de Frida Kahlo en la preparatconsigue esa reunión con toda la intención de que Diego le encargue uobra. O’Gorman le propone venderle el terreno colindante al mismo preclo compró a cambio de que le permita proyectar y construir la Casa EstuRivera y Frida Kahlo, que termina hacia los años 1932-1933”.

    Lo que ocurrió después puede adivinarse: la casa de Cecil O’Gorman fue

    y los dueños comenzaron a modificarla. La planta baja libre, una de sus anes, se cierra con muros; se demuele la escalera, la parte posterior se amvolverse irreconocible. “Hacia 1985 –continúa el relato de Xavier– el esprimera casa funcionalista se ha convertido en colonial californiano, hastatre 2009 y 2010 el la adquiere y diseña un proyecto para irle quitandpoco todos los agregados y descubrirla en toda su dimensión, en todo sutodo su radicalismo e importancia”.

    Además, hay que agregar que tras seis años de actividad profesional encala Oficina de Construcción de Edificios Escolares, organismo de la encadiseño y la construcción de escuelas en todo el país, Juan O’Gorman abaarquitectura al darse cuenta de que el funcionalismo está siendo aproveclos especuladores para lucrar y obtener ganancias. Se dedica de l leno a la pcaballete y mural, lo que contribuye a que sus primeras obras se vayan olv

    “Además del vanguardismo radical de la casa, O’Gorman lo mezcla con

    nes típicamente mexicanas, como los tecorrales, la barda de cactus, típiccasa campesina; colores completamente mexicanos, antenas, y el tinaco qverse. Quien se sintonice en 1929 y que vea el tinaco, se dará cuenta decasa grita que tiene agua potable, que en 1929 es un lujo. Cuando esto escuelas, lo que O’Gorman y otros arquitectos están haciendo es dar unapráctica a cómo llevar salubridad a los edificios escolares. Es la materializlos postulados constitucionales en una arquitectura que se puede expanestos principios a toda la República”. +

    Por Jorge Vázquez Ángeles

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    15/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    16/32

    16

    Tortuga: ¡Tiene usted quedetenerse… esto es ética-mente reprobable!Aquiles: Pero artísticamen-te encomiable.Tortuga: ¿De qué habla?Llamar arte a esto es comodecir que William RandolphHearst era un Michelangelo.Aquiles:  Pues ya que lomenciona, tal vez no un Mi-guel Ángel pero sí un PietMondrian.Tortuga: Exactamente a esome refiero. ¡No puede ha-cer eso con la realidad! ¡Nopuede hacerla entrar en unacolección de cuadraditosmulticolores que no exis-

    ten más que en la dementeinspiración de su malditacabezota! ¡No puede forzarla premeditación en el pe-riodismo!Aquiles: Tan puedo que ya lo hice.Tortuga: Y estoy horrorizado. Como su editor, le ordeno que se detenga.Aquiles:  ¿Han subido las ventas del periódico?Tortuga: Sí.Aquiles: ¿La gente habla de nosotros en todos lados?Tortuga: Sí, aunque…Aquiles:  ¿Somos los primeros en llegar a cubrir la nota?Tortuga: Sí, sí, sí, pero…Aquiles:  Sin peros. Debería amarme y no obstaculizarme.Tortuga: Es diabólico. Además nuestros lectores se van a dar cuenta. Mireque matar tres veces a la misma mujer. Si yo me di cuenta…

    Aquiles:  Usted porque es un maniático de los detalles. Usamos tres pelucasdistintas. Y sangre de la que usan en el cine más gore. Además ella, la actriz,está fascinada. Ya hasta contrató un crédito para comprarse un coche.Tortuga: Por su culpa van a subir los índices de criminalidad en el país.Aquiles: Ahí es donde empieza a funcionar la maquinaria del artista. ¿Y lanota del hombre que salvó a la viejita del edificio en llamas dónde la deja? Unhéroe más de la ciudad que inclinará la balanza hacia el lado correcto.Tortuga: ¿Qué dice? ¿También premeditó esa historia?Aquiles:  No me diga que no se dio cuenta. La viejita era la portera, disfraza-da. Y el héroe, el talachero de la calle de aquí atrás.Tortuga: Ya se me hacía muy raro que hubiera una abuela tejiendo cham-britas en ese edificio abandonado. ¿Qué otras notas ha hecho pasar por

    su horripilante “maquiria del artista”?Aquiles: La bronca en el csico de futbol, por ejempVeintisiete actores pagadTodos nos fuimos a combirria al día siguiente.Tortuga: Esto es el excde los excesos. Verdademente demoniaco.Aquiles: Yo lo llamo, cambio, el post-neo-libelismo poético periodíst¿Por qué esperar a que orra algo verdaderameimportante para redacuna nota digna de un pmio? ¿Por qué no liberaperiodismo de las atadu

    que le impone la realidaEl periodismo sólo será acuando sea completamelibre y pueda crear a tolos niveles. Muchas graci

    Tortuga: No tiene que hacer caravanas. No está recibiendo ningún PulitzMe voy a enfermar del estómago.Aquiles: De hecho ya mandé unas cartas a Suecia para que abran el Nodel periodismo.Tortuga: ¿Sabe qué? Olvídelo. Tenía usted razón desde el principio, cuanse negaba a aceptar este encargo diciendo que lo suyo es la ficción, la noveLo libero del puesto. Vuelva a lo suyo y deje de meterle mano a la realidadperiodismo no necesita volverse arte, necesita contar la verdad. Punto.Aquiles:  No entiendo su postura. ¡Tan bien que van las ventas!Tortuga: ¿Qué sentiría si le dijera que Truman Capote tramó la muerte cuatro personas sólo para poder escribir un gran libro?

    Aquiles:  Le diría que bien por él… siempre y cuando esas cuatro personapudieran ir a comer una birria después con él. Ah, por cierto. Mire. Tengoinbox de la secre que va a “intentar” suicidarse del piso 20 del WTC la semaque entra.Tortuga: Renuncie. Se lo suplico. O tendré que hacerlo yo.Aquiles: Mmh… esto no me gusta nada. Mis actores amenazan con contatodo si no les doy prestaciones de ley y veinte días de vacaciones al año. lleva. ¡Ya no hay moral!Tortuga: Pero hay caos. ¡Albricias! La realidad es un Pollock, no un MondrianAquiles:  Ni cómo negarlo. Aunque… bueno, tal vez tengamos una buenota aquí. ¿Cuánto nos pagará el periódico de la competencia por la primde esta historia?  +

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    17/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    18/32

    18

    México se ha convertido en uno de los países más peli-grosos del mundo para ejercer el periodismo. Sólo en elestado de Veracruz han muerto cerca de diez periodistasen lo que va de la gestión del presente (e innombrable)gobernador. En un país como éste, que se derrumba porsu lacerante desigualdad económica, que se pudre por unsistema creado al amparo de la corrupción, cooptadopor el crimen organizado vinculado, cada vez de maneramás difícil de distinguir, con las cúpulas gubernamen-tales y empresariales, el periodismo resulta un ejercicioamenazante para los barones del capital, los burócratasdel poder y los señores del crimen por igual.

    La labor de periodistas como Diego Enrique Osorno,

    Marcela Turati, Lydia Cacho, Sanjuana Martínez, TémorisGrecko, Wilbert Torres o Alejandro Almazán, entre muchosotros, resulta especialmente heroica y trascendente parano permitir que la tragedia de carácter histórico y universalpor la que atraviesa México se soslaye, que los crímenes noqueden sepultados bajo el silencio, que no rindamos nues-tra mirada ante la intimidación y la persecución.

    Uno de los libros de reportajes más fascinantes que se ha-yan publicado jamás es Reportajes de la Historia. Relatosde testigos directos sobre hechos ocurridos en 26 siglos(Acantilado, 2010) de Martín y Borja de Riquer. En elprólogo de la obra los autores explican la envergadura del

    monumental trabajo que realizaron: “Las ciento cincuen-ta y tres narraciones que comprende afectan a todos loscontinentes y a veintiséis siglos de historia de la humani-dad, concretamente desde el verano del año 430 antes de

     Jesucristo, cuando sobre Atenas cayó una terrible epide-mia, hasta el año 2003, en que el presidente George Bushdeclaró la guerra a Irak”. El texto de Tucídides que abre elprimero de los dos volúmenes da cuenta del tono y el carác-ter de los textos que siguen. En él, el autor de la Historia dela guerra del Peloponeso cuenta los efectos que tuvo, des-pués de un año de iniciada la guerra, una terrible peste queazotó la ciudad de Atenas produciendo miles de muertesy provocando un enorme abatimiento en la población. Elenorme poder contagioso de la pandemia aisló a los enfer-

    mos e impidió a los dolientes seguir los ritos funerarios de sutradición por la imposibilidad que les causaba acercarse a loscadáveres so riesgo de contagio mortal. El desfallecimien-to anímico y moral, dice Tucídides, devino en un estadode anarquía que quebró todo tipo de pacto o vínculosocial. Los testimonios van desde Platón (“Muerte deSócrates”) hasta un texto titulado “La guerra de Irak”de periodistas de la agencia EFE, pasando por Juan Evange-lista (“Pasión y muerte de Jesucristo”), Julio César (“Cam-paña contra Vercingetórix”), Hernán Cortés y Bernal Díazdel Castillo (“Episodios de la conquista de México”), MijaílGorbachov (“El hundimiento de la URSS”), Carl Bernsteiny Bob Woodward (“El caso Watergate”) y el informe ofi-

    cial del gobierno estadounidense titulado “El arrorista del 11 de septiembre”, entre muchos otr

    Los Reportajes de la Historia muestran cómo ros (los reportajes) son la materia prima de lo(la Historia). Los testigos de cada tiempo –quy seguramente serán corregidos por historiadadelante– revelan más que los meros hechos dtales: registran un temperamento, una atmótono que nos permite comprender cabalmensucedió en un determinado lugar del mundo.

    El trabajo que llevan a cabo los y las periodquienes abrimos el texto, permitirán que estepisodio de la historia nacional sea mirado en smensión cuando por fin logremos salir de estaAyudan a resistir en el presente y ayudarán a der cuando seamos pasado.

    Además de recalcar las virtudes intrínsecas de periodística, me parece importante resaltar a res contemporáneos, uno estadounidense, el ocano, que han extendido el oficio hasta fundir del quehacer periodístico con los del historiadoyista, el pensador, el filósofo, el sociólogo y el p

    Sergio González Rodríguez ha logrado tejer periodística que no sólo consigna sino que incontextualiza e incluso ofrece un marco teósituar lo narrado. En su último libro, Camprra, hace un análisis profundo de la debaclena desde su perspectiva geopolítica (algo qhan logrado con tal lucidez y contundencia)ejercicio del poder en México como la confde un AnEstado: un “Estado” creado, desde fuera de los linderos de la ley.

    El estadounidense Jon Lee Anderson, por oes un figura central para entender lo que sucegiones tan violentas y complejas como algunafricanos, el Magreb (La herencia colonial y odiciones. Crónicas de África) y otras regiones

    Oriente. Su obra abarca desde perfiles de platinoamericanos y europeos (El dictador, los  y otras crónicas), hasta grandes reportajes dede Irak (La caída de Bagdad), una monumentadel Che Guevara y muchos otros temas centrdesarrollo de los siglos y . Anderson es ulista en geopolítica, un historiador y un escritoSu obra no sólo le permite al lector elaborar ude la realidad más compleja sino que, al igual caso de González Rodríguez y de los y las perioeste país, su voz será fundamental para construtimonio que dé forma a esta terriblemente cconfusa época en la que vivimos. +

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    19/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    20/32

    2020

    EL TERCER HOMBREGraham Greene

    DEBOLSILLO

    QUERIDO ESCORPIÓNBenito TaiboPLANETA

    SOSTIENE PEREIRAAntonio Tabucchi

    ANAGRAMA

    EL IMPOSTOR Javier Cercas

    RANDOM HOUSE

    Siempre me ha llamado la atención esa, para mí,inexplicable separación que se hace cuando sedescribe a alguien diciendo que es “escritor y pe-

    riodista”, como si los periodistas no escribieran tam-bién, si bien practican sus propios géneros (reportaje,crónica, artículo). En la segunda mitad del siglo ,algunos de los mejores escritores de nuestro tiem-po provinieron del periodismo, como Gabriel GarcíaMárquez, Norman Mailer, Jon Lee Anderson, RyszardKapuscinski y los mexicanos Elena Poniatowska, CarlosMonsiváis, Ricardo Garibay o José Joaquín Blanco. Conésos y otros nombres basta y sobra para que la dis-tinción entre “escritores” y “periodistas” se eche portierra.

    Cuatro narradores contemporáneos han escrito cua-

    tro respectivas novelas en las que los protagonistasejercen la profesión de periodistas. El escritor britá-nico Graham Greene, autor de El tercer hombre, tomacomo escenario la guerra que en los años cincuentase libró en Vietman para contar en El americano tran-quilo la historia de un triángulo amoroso. El periodis-ta Thomas Fowler y el agente secreto Alden Pyle sedisputan el amor de una nativa, Phuong, quien final-mente acepta dejar a Fowler por Pyle. Pero un mal díaPyle aparece muerto en su cuarto, Phoung accede yregresa a vivir con Fowler. Entonces Fowler, que hastaese momento había reportado para el diario británi-co para el que trabaja sobre las batallas ganadas porlos franceses en el complejo territorio vietnamita, de

    pronto tiene que investigar el asesinato de Pyle, unestadounidense ingenuo, lleno de buenas intenciones,como el nombre de la novela lo dice, “un americanotranquilo” que quién sabe en qué se habrá metidopara aparecer muerto. Toda la intriga crece porque laguerra sigue su curso.

    Timoteo Menéndez, “Timo”, es el protagonista deQuerido Escorpión, un improvisado periodista queempieza escribiendo la mínima sección de cultura yacaba por escribir los horóscopos falsos en el Faro delCaribe, periódico único de la isla caribeña Arcadia.La Arcadia es gobernada con mano férrea por undictador a quien sólo una vez se menciona por sunombre, y que por lo general simplemente es el Su-premo Conductor Nacional. El pueblo de la Arcadia

    es supersticioso, devoto de los rituales de la religiónyoruba y está a la expectativa de las señales divinas.Por eso no es extraño que el Supremo ConductorNacional también sea fiel lector de horóscopos paramantener a su pueblo aterrorizado. Como se diceen algún momento de El americano tranquilo, “noson los gobernantes más poderosos los que tienenpueblos más felices”. Así, la isla de Arcadia se vuelveuna alegoría de las tantas dictaduras que han aso-lado Latinoamérica. Timoteo es llamado un día alPalacio Presidencial y el Supremo Conductor Nacio-nal lo nombra su consejero personal (diario debeleerle su horóscopo) y es así como Timo pasa deser un periodista menor a ver con sus propios ojos

    el ejercicio del poder y a sus feroces líderecuatro novelas, ésta de Benito Taibo es lafortunada, pues está llena de lugares cmalos chistes y escenas inverosímiles.

    Al igual que Timoteo, Pereira es un periodistbuenas a primeras se ve inmerso en la vidde Portugal.  Sostiene Pereira, de Antonio (llevada al cine con Marcello Mastroiani en u

    últimas actuaciones), se publicó hace veintdesde entonces se convirtió en una de las noentrañables de la actualidad. Pereira es el resde la sección de cultura del Lisboa, periódicoescribe las necrologías de escritores recién fo traduce cuentos de narradores franceses. por lo tanto, podría parecer inocua durantedura de Salazar que azotó Portugal, pero hecontrata a un asistente, Monteiro Rossi, paayude con las notas necrológicas; sin embarno puede dejar de insertar en esas notas su y militancia contra la dictadura. Monteiro Ropuesto pero también el complemento de es gracias a él que Pereira de pronto se ve ayRossi y a su novia en sus labores clandestinasrégimen. Encontrarse con esos jóvenes rebeal viejo Pereira volver a tener fuerzas para lu

    He dejado para el final Soldados de Salaminarecer, una de las mejores novelas que se haen español en los últimos quince años. En eCercas, su última novela se llama El impostola historia de un reportero que deja su oficiodicarse a escribir las novelas que quiere, no su esterilidad creativa lo sume en la depresióve al periodismo, asignado a la sección de cudía le comisionan una entrevista con el escritSánchez Ferlosio, éste se la niega pero en lcuenta la historia sobre el fusilamiento (qtal) de su padre, el también escritor RafaelMazas ideólogo del franquismo. Y es así com

    riodista de pronto tiene a la mano la histonovela: un artículo en el que relaciona la mpoeta Antonio Machado con el fusilamientoes tal) de Sánchez Mazas, lo lleva a otra pia otra y, luego, una anécdota que le contóBolaño lo conduce al personaje que en los díde la Guerra Civil española no disparó su aSánchez Mazas. En la versión cinematográprotagonizada por Diego Luna– la historia suna universidad, no en un periódico, y de esse le despoja de mucha de la investigación prlabor periodística. +

    Por Sergio Téllez-Pon

    ´ ´

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    21/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    22/32

    22

    Si me regalaran un libro cada vez que alguien mesale con eso de que “la realidad supera a la f icción”,ya tendría yo una biblioteca más nutrida que la deLa Ciudadela. Esa frase, que además de todo escompletamente absurda, me persigue desde queera niña, y desde entonces me hace emberrinchar,precisamente por absurda. Porque, encima, casisiempre va acompañada de un sermón acerca de

    la necesidad de “encarar la realidad en vez de eva-dirte con tus libritos”. Uff. Lo primero que hay quedecir es que una frase como “la realidad supera ala ficción” es tan tonta como decir “el sushi es mássabroso que la comida”: el sushi es parte del con-junto que denominamos comida, ¿no? Pues, seño-res: la ficción es parte de la realidad. Porque en elmomento en que un autor escribe una historia, in-cluso si es una historia que ocurra en el espacio, enel futuro remoto o en un mundo habitado por dra-gones y elfos, esa histor ia pasa a formar parte de larealidad. Ojo, no estoy diciendo que de pronto tevayas a encontrar un dragón en el metrobús o una

    guerrera intergaláctica en tu salón de clases, no.Sólo digo que la capacidad de imaginar, de inventarhistorias, es parte de lo real, y también lo son losobjetos que llamamos libros o discos de video, oel software de los videojuegos, que contienen lashistorias surgidas de la imaginación. Y, además, queno es competencia: lo que leemos en los periódicosno “le gana” a lo que leemos en una novela o un libro

    de cuentos porque, de entrada, no es una carreri-ta. Y tampoco se trata de evasión: muchas veces,cuando leemos un buen libro (aunque la historiaocurra en Narnia o en Panem), más que evadirnosnos enfrentamos a problemas “de la vida real”. Esolo saben muy bien los entusiastas de la ciencia fic-ción: los libros que ocurren en un futuro remoto oen un planeta distante suelen tratar de temas quenos son muy cercanos. Por ejemplo, pensemos enLa piel de Juliette y su continuación, Las manos de Juliette, de Tahereh Mafi. En estos libros, la prota-gonista es una chava que se siente diferente, quees un poco  freak, que lucha entre su necesidad de

    sentirse querida y aceptada y lo que consideber. ¿Quién no se ha sentido así alguna vehistoria ocurra en un mundo posapocalíptel problema de Juliette sea un poder sobrno quita que la angustia y los problemas dnaje nos sean muy cercanos (además, el pde Juliette tiene que ver también con un opresor y canalla. ¿A poco eso es “irreal”?como éste, aunque nos entretienen y nos

    nan, también nos hacen reflexionar acerca turaleza humana, los sentimientos y hasta la

    Otra idea que me cae muy gorda es esa de qtorias “de amor” son todas ajenas a la realidaese prejuicio se lo inventó una persona sin caray. Porque las historias que hablan de manos que se atreven a mostrarse vulneraotros, o que están dispuestos a mil cosas poconservar un afecto, ¿no son, a fin de cuentrias de heroísmo? Yo me acuerdo de todas que no me atreví a hablarle a algún chico quetaba, del miedo que me daba ese rechazo: a venir a decirnos que no es real? Y el otro lmoneda: ¿no se requiere de un montón de minar con una relación que no funciona? Pogustó muchísimo Rebelde: chicas sin freno, dCross. Es la historia de una adolescente que dos pasiones: el roller derby  (algo así comen patines pero por equipos y con muchosy golpes) y un chico que toca con una bandprotagonista, tiene que sobreponerse a un mobstáculos para conseguir lo que quiere, aunsignifique renunciar a una de sus dos pasioel tema sea en apariencia “simple” o “cotidiavuelve aburrido, al contrario.

    Pero incluso si leyéramos para escapar un rrealidad, ¿qué tendría de malo? A veces, sotros mundos posibles nos ayuda a encontrciones a las cosas con las que no estamos c

    De veras: a veces, soñar es una forma de no nos, de explorar alternativas. Algo así pasa ede los sueños, de Ruta Sepetys, una novela

     Josie, la protagonista, encuentra en los librogio del mundo sórdido en el que vive (nomás pezar, su madre trabaja en un burdel), y unpara buscar una vida mejor.

    No digo con esto que dejemos de leer el pque conste. Pero sí digo que, a veces, la funa parte osada, valiente y muy disfrutable lidad. Y que no hay motivos para hacerla prescindir de ella. +

    RAQUE L CAS TRO

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    23/32

    PARA VER  Y OÍR   VIDEO MÚSICA

     JOAQUÍN SABINA500 Noches para una crisisSONY MUSICEl flaco de Úbeda entrega una versión en vivo de unos de sus más vendidos, 19 días y 500 noches, considerado como el mesu carrera, junto a otros temas clásicos y un DVD con todo lotecido sobre el escenario de esa gira conmemorativa.

    LILA DOWNS

    Balas y chocolateSONY MUSICCon un cartel que la respalda, Lila Downs nos ofrece su nuevducción con trece temas donde su estilo ecléctico cautiva, sy contagia las ganas de bailar; temas de su autoría y dos cotemas del cancionero popular como “La farsante” y “Las camadera”.

    NATALIA LAFOURCADEHasta la raízSONY MUSICDespués de un disco tributo a Agustín Lara y otras partciones en distintos proyectos, Natalia edita un nuevo mcon un pop de calidad, muy bien ejecutado y producidovando el nivel en comparación de sus primeros discos qgozaban de calidad en todos los aspectos.

    ZAZParisWEAUn exquisito disco de música francesa, fresco y con mritmo, por parte de una de las cantantes más popularFrancia en la actualidad; tal es su éxito que ha traspasafronteras y en esta su tercera producción, llegará a mácados a nivel mundial.

    MADONNARebeld HeartUNIVERSAL MUSICLa siempre polémica reina del pop no deja de reinventarllenar estadios, de vender discos y de ser noticia en donpresente; siempre imitada, nunca igualada, pasa de los cinta años y el mundo sigue siendo suyo.

    UN TOQUE DE PECADO Jia Zhang KeZATMENIDahai, un minero exasperado por la corrupción de los dirigentes de supueblo, decide pasar a la acción. San´er, un emigrante, descubre las in-finitas posibilidades que le ofrece su arma. Xiaoyu, recepcionista en unasauna, no soporta más el acoso de un cliente rico. Xiaohui pasa de untrabajo a otro en condiciones cada vez más degradantes. Cuatro perso-najes, cuatro provincias, una reflexión sobre la China contemporánea.

    MAPA A LAS ESTRELLASDavid CronenbergCINE, VIDEO Y TVUna película de David Cronenberg llena de sátira y humor negro.Cuenta la historia de la decadencia y depravación en la que estásumida “la meca del cine”, a través de los ojos de dos hermanosque sólo buscan su lugar en el mundo de las estrellas. Revelandosus problemas familiares y fantasmas, que a su vez son un ataquemordaz contra una sociedad obsesionada por las celebridades deHollywood.

    LOS CANALLASClaire DenisZATMENIMarco Silvestri, capitán de un carguero, recibe una llamada paraque vaya inmediatamente a París. Su hermana Sandra está des-esperada: su marido se ha suicidado, la empresa familiar estáal borde de la quiebra y su hija ha sido internada en un centropsiquiátrico. Sandra acusa al poderoso empresario Edouard La-porte de ser el responsable de la situ ación. Decidido a encontrarel punto débil de este hombre para poder vengarse de él, Marcose muda al edificio donde vive Raphaelle, la amante de Laporte.

    SOPLO AL CORAZÓNLouise MalleCINE, VIDEO Y TVFrancia, años cincuenta. Laurent Chevalier es un chico de catorce añosque comienza a descubrir la vida. Su padre lo ignora, su madre lo vene-ra y sus hermanos combinan gestos de cariño con el abuso propio delos mayores. Luego, Laurent pasa de ser virgen a tener una experienciafrustrada con una prostituta y a sufrir los intentos de seducción de uncura. Cuando se le detecta un soplo al corazón, Laurent, acompañadode su madre, irá a un balneario, en el que la vida social es digna de una

    gran ciudad.

    EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO REINOSPeter JacksonWARNER HOME VIDEOAl recuperar su pueblo natal de las garras del dragón Smaug, la Com-pañía ha desatado una fuerza letal en el mundo. Smaug hace lloversu feroz cólera sobre los hombres, mujeres y niños indefensos de laCiudad del Lago. Obsesionado por sobre todas las cosas con su teso-ro recuperado, Thorin sacrifica sus amistades y su honor con el finde mantenerlo.

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    24/32

    24

    FEAR AND LOATHING ATROLLING STONE (Libro importado)Hunter S. ThopmsonSIMON & SCHUSTER

    PONCHE DE ÁCIDO LISÉRGICOTom WolfeANAGRAMA

    ¿POR QUÉ ESTAMOS EN GUERNorman MailerANAGRAMA

     

    El Nuevo Periodismo, que luego desencadenaríael periodismo gonzo, el periodismo narrativoiberoamericano, el periodismo extremo ydemás filones, nació a mediados de la década

    de los sesenta con la publicación de la novela de noficción A sangre fría (1966), del periodista y narradorTruman Capote. En este libro, Capote seguiría eltrayecto de los eventos que originaron el asesinatode una familia estadounidense a cargo de una pareja decriminales. Capote narra paso a paso el crimen y laposterior captura y enjuiciamiento de los asesinos deuna manera diferente a como se había hecho antes.

    Sin embargo, Operación Masacre  del argentinoRodolfo Walsh, publicada casi diez años antes, en 1957,

    es la obra que se convertiría en la primera pieza deeste tipo de periodismo que rompía con el objetivismoy la formación de pirámide invertida (los datosordenados de mayor a menor importancia mediantelas preguntas básicas: qué, quién, cuándo, dónde,por qué, cómo), que hasta entonces era ley. Walshse había enterado de un fusilamiento extrajudicial enla localidad argentina llamada José León Suárez. Asíque fue para allá y a través de su muy particular estiloliterario narró los hechos, que mostraban llanamentelos cruentos asesinatos que llevaba a cabo el gobiernoargentino contra sus ciudadanos.

    Pero sería un puñado de estadounidenses los quealcanzarían la fama por medio de este tipo de

    periodismo, metiéndose ellos mismos en situacionesextrañas o de mucha importancia para su época. Unode ellos sería Tom Wolfe, autor del road book Ponchede ácido lisérgico. Wolfe, un hombre de posturaspolíticas de izquierda, con claros gustos por la culturapop y vestido siempre impecablemente con trajesblanquísimos, decidió abordar el autobús de los MerryPranksters para narrarnos de primera mano lo quesucedía ahí. El libro es un abrupto y delirante viaje

     junto al capitán más ácido que ha habido sobre lasautopistas estadounidenses, Ken Kesey. Wolfe narrade manera entrecortada y errática, como seguramenteera el viaje de aquellos poderosos jugos lisérgicos,todo lo acontecido en aquel autobús Furthur.

    Pero sería Hunter S. Thompson, nacido en Louisville,Kentucky en 1937, quien llevaría al máximo la idea devolverse piloto de pruebas de cuanta droga y alcoholse cruzara en su camino para narrarlo después. Fearand Loathing at Rolling Stone es la recopilación de lasmejores historias del periodista amante de las armas yamigo íntimo de Johnny Depp, hasta su suicidio. JannS. Wenner, editor suyo en la revista y muchas veces supilmama, reúne en este volumen sus mejores trabajos,aquellos que todavía tenían calidad literaria suficientepara poder ser leídos. “Comprar el billete, toma elpaseo”, siempre fue el lema preferido de Hunter S.Thompson y así fue como vivió y murió. El libro secomplementa con cartas, memorándums y demáscosas internas que nos dan una idea de cómo trabajar

    con él era una vorágine, y que hacerlo entiempo era un verdadero reto.

    Los escritos comienzan con su loca idea de pa sheriff   de Aspen, en 1970, y concluyeenfrentamiento entre Bush y Kerry en 200su fiereza, para este momento sus mejoresya habían acabado.

    Sin duda, Thompson siempre fue un político, por eso persiguió a Richard Nixona Bill Clinton, pero también trataba de entesignificaba el sueño americano, razón por Super Bowl y Muhammad Ali entraron enEl suyo es un tipo de periodismo irrepetiblemuchos lo quieran imitar.

    Gay Talese, hijo de un sastre de origen itavez sea el gran nombre del nuevo periodismcrónicas, sobre todo deportivas, trazó grandede personajes como Joe Louis, Floyd PatterDimaggio. La crónica “Frank Sinatra está rfue considerada como el mejor artículo publa revista Esquire. Siempre vestido como un

    caballero y con una prosa impecable, en Hotu padre narra desde dentro los usos y costula mafia en su época de mayor esplendor. libro, Talese se infiltraría en la familia Bonade las más poderosas de esos tiempos, y acapintar un fresco sobre la inmigración, la inty lo que significa ser estadounidense. Talesde tal manera la objetividad que termina posu respeto hacia los Bonanno, en espechijo del jefe de la Cosa Nostra, Joseph Bonuna de las tantas reflexiones, el mafioso conclusión de que su vida presente continúdominada por las convenciones de “un pcarretoneros”. Imperdible.

    Norman Mailer tiene en su haber libros capsólo para el nuevo periodismo, sino para la estadounidense en sí, como La canción del vLos tipos duros no bailan. Mailer fue activistaguionista candidato a alcalde, director de cconsciencia social hasta su muerte. Su libroestamos en guerra?   es una pequeña obra En ella Mailer explica de manera concisa lo democracia, los riesgos que implica y desmmomento histórico en el que Occidente y Oenfrentan. Dueño de una claridad apabullansigue tirando línea sobre muchas de las csuceden en la actualidad. +

    Por Iván Farías

    HONRARÁS A TU PADREGay TaleseALFAGUARA

     

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    25/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    26/32

    26

    La nota con la que topé en internet hace unos díassugería que en la actualidad el acto de ver nos parecealgo tan cotidiano y evidente que rara vez nos dete-nemos a analizar cómo vemos lo que vemos. Ya ni sediga preguntarnos de qué manera está estructurado loque vemos y cómo ese orden nos permite compren-der la imagen. Incluso llegamos a olvidar que la imagenes una posibilidad de la realidad, pero no es la realidadmisma. Que la imagen no es aquello que aparentemen-te muestra, sino que cumple con la función de trans-mitir un mensaje específico. Pura música para los oídosde quienes celebramos la naturaleza lúdica del libro-álbum y de los versos para niños de cualquier edad. Enambos casos, el lector participa de manera activa y unsolo libro puede ser muchos libros a la vez.

    Quizá todos conozcamos una definición parecida de loque (se supone) es un zoológico: un espacio artificialcreado por el hombre para mantener, cuidar, criar yexhibir especies diversas de animales, en su mayoríasalvajes o exóticos, el cual puede ser visitado por elpúblico en horarios convenientes. Claro que compartiruna definición equivalente con alguien no significa queese alguien y tú verán el mismo zoológico estando ahí.En En el zoológico (), una niña nos narra su visita alrecinto en compañía de sus padres. Si les preguntára-mos a ellos qué sucedió ese día, seguro que nos conta-rían una historia muy diferente a la de la niña. Colores,ingenio y mucho humor, ilustrados página tras páginaen un libro que a cualquier pequeño lector lo hará sen-

    tirse en casa. Suzy Lee nos recuerda por qué la cono-cen en las librerías de casi todo el mundo, y por qué enmuchísimos hogares su nombre aparece en la lista delibros por comprar que está pegada con un imán en lapuerta del refrigerador.

    En qué aprieto grande me pone Problemas en el ro-pero y nuevos versos diversos (Diego Pun Ediciones).¿Cómo hacerle justicia a los versos diversos que com-ponen este botiquín de primeros auxilios con formade libro pequeñito, pero que en realidad contiene unagalaxia de diversión y poesía ingeniosa, a la que nin-gún halago en prosa le haría justicia? Mejor transcriboun fragmento:

    Una vez, el estornudo/decidió quedarse mudo/y suconocido ¡atchís!/no salió por la nariz. Todo el cuer-po preocupado/preguntaba: —¿Qué ha pasado?/—¿Y si le hacemos cosquillas?—/propusieron las rodi-llas. —Déjenlo, no le hagan caso—/decía ofendidoun brazo./Pero el pie le contestó:/—Esa no es lasolución. —Algo tenemos que hacer./Yo así no lopuedo ver—/le dijo un ojo a una oreja/que lo escu-chaba perpleja. (Nota: nadie se olvide de mirar conatención las ilustraciones.)

     Si yo fuera un gran gigante  (Narval) es la preguntahipotética que nos hacemos junto con el niño de la pri-mera página. Y no creerás lo que el niño se responde así mismo. Tampoco la de posibilidades que se te ocurri-

    rán en la cabeza para responder a esa mismgante. Esta chulada de libro invita a un juegoso. Si fueras un gigante quizá te saldrías de marcos de las fotos o podrías mover de sitio ¡Todo lo que haríamos si fuéramos gigantesadivino que a ti, al igual que al personaje demí, tampoco te gustaría ser un gigante todo eLas ilustraciones tienen esa grandeza de lo quun trazo sencillísimo y cumplen con su comvitarte a imaginar algo todavía más enorme pensabas cabía en la palabra gigante.

    ¿Qué habrá sido de la persona que tuvo lacia de que llegar siempre primero era la mejideas? Probablemente ni siquiera haya tenidde comprobar si aquella era una buena o hipótesis. Yo primero (Oceano Travesía) es to brevísimo, tan así que con el grito de ¡Yocasi nos lo cuentan todo. Casi. El todo del queva mucho más lejos de simplemente ver a upato, muy elegante ella, iniciar el día en comsus cuatro patitos; llevarlos a hacer las activibituales en el estanque, y presenciar cómoque siempre quiere llegar primero a todo, aveesa puede que no sea tan buena idea. Hay pálibro que apenas y hacen uso de cuatro palailustraciones son una maravilla. Y el final… es mente apto para niños (la aburrida correccióes un invento de adultos para adultos). +

    INFANTIL Y JUVENILLOS+ VENDIDOS GANDHICIUDADES DE PAPEL

     John GreenNUBE DE TINTA

    WIGETTA UN VIAJE MÁGICOVegeta 777 / Willy Rex

    PLANETA

    DESTROZA ESTE DIARIOKeri SmithPAIDÓS

    EL DIARIO DE GREG Jeff Kinney

    OCEANO TRAVESÍA

    THE MAZE RUNNER 1 James Dashner

    VYR

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    27/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    28/32

    NOVEDADES LEE+ LOS LIBROS DEL MES ELEGIDOS POR LOS EDITORES

    Los Jardines de la Disidencia  sigue la vida de tresgeneraciones de neoyorquinos que no responden alprototipo del patriota estadounidense, puesto queson comunistas, hippies y activistas políticos. RoseZimmer es conocida en Queens como la Reina Rojade Sunnyside por ser una comunista reaccionariaque importuna a familia, vecinos y camaradas políti-cos con su carácter feroz y su radical intransigencia.Su hija Miriam, que comparte el carácter obstinadode su madre, huye de su sofocante influencia paraabrazar los albores de la contracultura de la Era de

    Acuario en Greenwich Village. (Random House) +

    Recién instalada en la antigua vicaría de un desange-lado pueblucho de Inglaterra, la joven Eileen descu-bre en el sótano de la casa un manuscrito redactadotres décadas antes por el anterior inquilino, el reve-rendo Smith, en el que éste, además de recoger susexperiencias personales, da cuenta cabal de sus reve-ladoras investigaciones sobre alquimia. Poco a poco,Eileen irá adentrándose no sólo en las circunstancias ypersonajes que en el pasado rodearon la vida de Smithy ahora rondan la suya propia, sino en el conocimientogradual de los procesos alquímicos y de su inusitadopoder simbólico y transformador. (Atalanta) +

    Andar no exige ni aprendizaje, ni técnica, ni ma-terial ni dinero. Sólo requiere de un cuerpo, deespacio y de tiempo. Cada día son más los aficio-nados a caminar, y todos ellos obtienen los be-neficios de esa propensión: sosiego, comunióncon la naturaleza, plenitud.  Andar. Una f ilosofía es un recorrido (a pie), filosófico y literario, encompañía de ilustres autores como Rimbaud,Thoreau o Kant cuyo hilo conductor es el simplehecho de caminar. Andar como experiencia delibertad, como acto solitario y propicio para la en-

    soñación, como motor de creatividad. (Taurus) + 

    Ana quiere plantar una milpa en su traspatio, enpleno Distrito Federal. Su hermana murió, sus pa-pás están de luto y sus hermanos de campamento;su única amiga se fue a buscar a quien la abandonócuatro años atrás. Menos mal que queda Alfonso.Alfonso es un antropólogo especializado en alimen-tación prehispánica. Es viudo y dueño de la priva-da Campanario. Él mismo la diseñó a partir de unesquema de la lengua humana y dio a las casas losnombres de cada uno de los cinco sabores que per-cibimos: Dulce, Salado, Amargo, Ácido y Umami.(Random House) + 

    “El niño no es una botella que hay que llenafuego que es preciso encender”, decía Mocitado por el maestro Rius. Inaugurando uetapa como autor de libros, Rius satiriza yevidencia los ponzoñosos yerros y la gravción que la clase política ha cometido elíticas gubernamentales promovidas en niveles de instrucción educativa. Pero no para que no digan que nada más critica, una serie de recomendaciones que echan la forma en que los jóvenes y niños de Méxi

    conducirse en su paso por las aulas. (Grijal

    “Una novela que se desarrolla cuidadocomo las flores japonesas que brotan cuannen sobre el agua.” Michiko Kakutani. A fsiglo , un contador holandés llamadoZoet llega a la isla de Deshima, en el puertgasaki, como empleado de una gran comcidental. Su plan es reunir el dinero suficiecasarse con su novia Anne, quien lo esperapa. Sin embargo, durante su estancia en Deenamora de Orito, una bella comadrona. Lrición de esta mujer obligará a Jacob a emuna investigación para encontrarla. (Duom

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    29/32

    Reconocido como uno de los más grandes exponentes del periodismocontemporáneo, y miembro fundador del Nuevo Periodismo, Gay Talese(Ocean City, Nueva Jersey, 1932) ha publicado en los medios másprestigiosos de Estados Unidos: The New York Times, The New Yorker,Time, Harper’s Magazine  o Esquire. Inició su carrera como cronistadeportivo, creando una nueva forma de construir los perfiles no sólode figuras famosas, sino de cualquier personaje por más común queparezca. Te presentamos una lista con algunas de sus mejores crónicas. +

    GAY TALESEELPERFILDE...

     ¡Atrévete! Propuesta hereje contra la violeMéxico  es el nuevo libro de la socióloga eriadora Sara Sefchovich. Apoyada en una ebibliografía, en él explica cómo se dan los fenos delictivos en México, qué opinan los poy juristas al respecto, cuál es la posición detelectuales y qué mecanismos de defensa ogobierno.

    Lee+: Háblanos sobre ¡Atrévete!.SS: Es una propuesta para salir de la violenque vivimos, una propuesta totalmente dia las tradicionales, a las de los estudiosos, bierno o a las estratégicas aplicadas actual

    En vez de ser de arriba para abajo, esta prova de abajo para arriba proponiendo a las faa las madres, a los ciudadanos, que asuman ponsabilidad y traten de poner de su parte posible para sacar al país de esta situación ense encuentra.

    Lee+: ¿Cuál es la principal estrategia a realiSS: En el libro cito varios pasos muy concretseguir, pero el primero y más fundamental enocer cuándo se tiene un hijo delincuente, se tiene una familia violenta y dejar de pensno pasará nada, negarse a la complacencia, nal silencio cuando sabemos que nuestros hcieron algo delictivo o violento.

    Lee+: ¿Qué papel juegan los medios en esta propSS:  Ayudar en todo esto, a contribuir, pormedios también calientan muchísimo la sitcon su manera de funcionar, con su gusto tapor el amarillismo, porque eso vende. Hay qtar entre todos de buscar cierto tipo de salidsoluciones en lugar de echar leña al fuego esto que ahorita parece que nos puede benporque vende, mañana nos hace daño y notruye a todos.

    Lee+: ¿Este libro es la continuación de El plas mentiras? SS: En El país de las mentiras demostré justacómo todos los grupos en el poder, no solael gobierno, si no los empresarios, los mediglesias mienten, con tal de que los ciudadagan lo que ellos quieren. De alguna maneraqué el caldo de cultivo de esta situación y evete no sólo hago la propuesta sino un anádónde creo que está la responsabilidad ciudla responsabilidad del gobierno, el origen delincuencia que viene justamente de ciudadanno asumen su responsabilidad y de un gobierno cumple su misión, y con esto me refiero tiones muy concretas que es hacer la vida code todos los ciudadanos más vivible.

    Por Alexis Jiménez Calderón

    “RETRATO DELCAMPEÓN ASCÉTICO” The New York Times, 1961

    “JOE LOUIS, EL REY DELA MEDIANA EDAD”

    Esquire, 1962

    “FRANK SINATRA ESTÁ

    RESFRIADO”Esquire, 1966

    “ALI EN LA HABANA” Esquire, 1966

    “EL SILENCIO DEL HÉROE”Esquire, 1966

    “PETER O’TOOLE EN ELVIEJO TERRUÑO”

    Esquire, 1962

    © Fred R. Conrad

    ENTREVISTA con Sara Sefchovi

    EL SILENCIO DEL HÉROEGay Talese

    ALFAGUARA

    RETRATOS Y ENCUENTROSGay Talese

    ALFAGUARA

    2009 © Fred R. Conrad/The New York Times

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    30/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    31/32

  • 8/20/2019 Periodismo ghandi

    32/32