panorama y perspectivas panorama y perspectivas sobre la ... · programa montaña del convenio de...

of 148 /148
MEMORIAS Panorama y perspectivas sobre la gestión ambiental de los ecosistemas de páramo Instituto de Estudios del Ministerio Público ÓN DE ASUNTOS AMBIENTALES N.° 5 COLECCIÓN ASUNTOS AMBIENTALES N.° 5 procuraduría delegada para asuntos ambientales y agrarios

Author: others

Post on 14-Aug-2020

0 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Panorama y perspectivas sobre la gestión ambiental de los ecosistemas de páramo

    MEMORIAS

    El foro «Panorama y perspectivas sobre la gestión am-biental de los ecosistemas de páramo», organizado por la Procuraduría General de la Nación a través de la Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios con el apoyo y colaboración de la Universidad Nacional de Colombia, El Banco Mundial, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y The Nature Conser-vancy tuvo como objetivo compartir el conocimiento acerca del estado actual del ecosistema de páramo en el país y a su vez presentar la importancia de la protección y conservación de este ecosistema con el fin de estudiar la pertenencia de la creación de una ley de páramos para Colombia, así como promover la posibilidad de constituir algunos de ellos como áreas RAMSAR; al igual presentar experiencias exitosas en la protección y conservación de páramos a nivel nacional e internacional.

    Colombia como poseedor de la mayor área de páramos en el mundo, debe propender por la defensa, protección y conservación de dicho ecosistema estratégico en aras de lograr unas mejores condiciones de vida para los colom-bianos y respeto por los recursos naturales como tambien el derecho a gozar de un medio ambiente sano.

    pr

    oc

    ur

    ad

    ur

    ía d

    eleg

    ad

    a p

    ar

    a a

    sun

    tos

    am

    bie

    nta

    les

    y a

    gr

    ar

    ios

    Instituto de Estudios del Ministerio Público

    Panorama y perspectivas sobre la gestión ambiental de los ecosistemas de páramo

    Instituto de Estudios del Ministerio Público

    c o l e c c i ó n d e a s u n t o s a m b i e n t a l e s n.° 5 c o l e c c i ó n a s u n t o s a m b i e n t a l e s n.° 5 c o l e c c i ó n d e a s u n t o s a m b i e n t a l e s n.° 5 c o l e c c i ó n a s u n t o s a m b i e n t a l e s n.° 5

    Pano

    ram

    a y

    pers

    pect

    ivas

    sob

    re la

    ges

    tión

    ambi

    enta

    l de

    los

    ecos

    iste

    mas

    de

    pára

    mo

    pr

    oc

    ur

    ad

    ur

    ía d

    eleg

    ad

    a p

    ar

    a a

    sun

    tos

    am

    bie

    nta

    les

    y a

    gr

    ar

    ios

  • Panorama y Perspectivas sobre la Gestión Ambiental

    de los Ecosistemas de Páramo

    Memorias

    PROCURADURÍA DELEGADA PARA ASUNTOS AMBIENTALES Y AGRARIOS

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    REPÚBLICA DE COLOMBIA

    © PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN

    PROCURADURÍA DELEGADA PARA ASUNTOS AMBIENTALES Y AGRARIOS

    INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO

    ISBN: 978-958-8295-77-0

    Diseño de portada:Hernán Hel Huertas

    Impresión:Imprenta Nacional de Colombia

    Coordinación Editorial:José Patrocinio Castañeda R.

    Se imprimió esta obra en Bogotá, junio 2008© Procuraduría General de la Nación

    MEMORIAS PANORAMA Y PERSPECTIVAS SOBRE LA GESTIÓN AMBIENTALDE LOS ECOSISTEMAS DE PÁRAMO

    Este documento fue elaborado por la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    CRISTINA CLAUDIA SERRANO EVERSProcuradora Delegada para Asuntos Ambientales Agrarios

    ANDRÉS PÁEZ RAMÍREZ

    LUCY KOLTER ARRIETA

    Profesionales Universitarios Grados 15 y 17

  • Memorias

    EDGARDO JOSÉ MAYA VILLAZÓNProcurador General de la Nación

    CARLOS ARTURO GÓMEZ PAVAJEAUViceprocurador General de la Nación

    ELSA BARÓN DE RAYODirectora Instituto de Estudios del Ministerio Público

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    5

    Págs.

    CONTENIDO

    Presentación .................................................................................................................................. 9

    El páramo: de la destrucción a la conservación ............................................................. 11

    INTRODUCCIÓN............................................................................................................................. 11

    LA GANADERÍA ............................................................................................................................. 11

    LA AGRICULTURA ......................................................................................................................... 12

    EL EFECTO SOBRE LA VEGETACIÓN Y LA BIODIVERSIDAD ........................................... 13

    EL EFECTO SOBRE EL PAISAJE ................................................................................................. 13

    EL EFECTO SOBRE EL AGUA ..................................................................................................... 13

    LA SITUACIÓN EN RESERVAS NATURALES ......................................................................... 14

    EL CAMBIO CLIMÁTICO ............................................................................................................. 15

    CONCLUSIONES ............................................................................................................................. 15

    Apéndice 1. ..................................................................................................................................... 16

    LEY DE PÁRAMOS CONGRESO DE LA REPÚBLICA TEXTO DEFINITIVO APROBADO EN SESIÓN PLENARIA DEL DIA 31 DE MARZO DE 2004 AL PROYECTO DE LEY 032/Senado .................................................................................................. 16

    Apéndice 2 ...................................................................................................................................... 20

    Apéndice 3 ...................................................................................................................................... 21

    La Función Natural de la Alta Montaña en Colombia: Servicios Ambientales ... 23

    Influencia humana en los páramos ..................................................................................... 26

    Antecedentes ................................................................................................................................. 26

    PÁRAMO ZONAL ........................................................................................................................... 27

    PAJONALES ..................................................................................................................................... 27

    CHUSCALES ..................................................................................................................................... 28

    ARBUSTALES ALTOS Y BAJOS DEL SUBPÁRAMO ............................................................. 29

    FRAILEJONALES ............................................................................................................................ 30

    ZONAL SUPERPÁRAMO ............................................................................................................. 30

    PÁRAMO AZONAL ........................................................................................................................ 30

    Bosques de Polylepis y otros bosques aislados del páramo ..................................... 30

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    6

    Págs.

    TURBERAS ....................................................................................................................................... 31

    TURBERAS DE SPHAGNUM ...................................................................................................... 31

    TURBERAS DE COJINES VASCULARES .................................................................................. 31

    TURBERAS DE GRAMÍNEAS Y MUSGOS .............................................................................. 32

    LAGUNAS Y AFLORAMIENTOS DE ROCA ............................................................................. 32

    EPÍLOGO .......................................................................................................................................... 32

    Referencias ................................................................................................................................... 32

    Aspectos jurídicos y políticos de la conservación de páramos en el contextosubregional andino ........................................................................................................... 34

    INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 34

    1. INSTRUMENTOS RELACIONADOS CON ECOSISTEMAS DE MONTAÑA .............. 36

    1.1. Programa Montaña del Convenio de Diversidad Biológica (VINCULANTE-MULTILATERAL).................................................................................................. 361.2. El capítulo 13 de la Agenda 21 denominado “Ordenación de los ecosistemas frágiles: desarrollo sostenible de las zonas de montaña” .................................................... 401.3. El párrafo 42 del Plan de Aplicación de Johannesburgo....................................................... 411.4. Iniciativa Andina de la Alianza para las Montañas -Plan de Acción .................................... 421.5. Declaración y Plan de Acción de Paipa sobre páramos (no vinculantes, pero textos específicos sobre páramos).................................................................................... 43

    2. INSTRUMENTOS RELACIONADOS CON LA CONVENCIÓN RAMSAR ........................ 44

    2.1. Resolución RAMSAR VIII.39, Estrategia y Plan de Acción de Humedales Altoandinos de la Convención Ramsar. (VINCULANTE) ............................................................................... 442.2. Resolución VIII.17 sobre lineamientos para la acción mundial sobre las turberas

    (VINCULANTE)................................................................................................................................ 453. PRINCIPALES INSTRUMENTOS SUBREGIONALES DE LA COMUNIDAD

    ANDINA -CAN- ............................................................................................................ 46

    3.1. Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino. (VINCULANTE para los países de la CAN, no para Venezuela)........................................... 463.2. Agenda Ambiental Andina 2006-2010 CAN ............................................................................. 47

    4. CONSIDERACIONES FINALES.................................................................................... 49

    Siglas y abreviaturas......................................................................................................... 50

    Bibliografía.......................................................................................................................... 51

    Marco jurídico aplicable a la protección del páramo en Colombia y desafíosadministrativos y de manejo para su efectividad ..................................................... 52

    INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 52

    MARCO NORMATIVO APLICABLE A LOS PÁRAMOS EN COLOMBIA....................... 52

    Antes de la Constitución de 1991.................................................................................. 52

    A PARTIR DE LA CONSTITUCIÓN DE 1991 .................................................................... 54

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    7

    Págs.

    INSTRUMENTOS INTERNACIONALES RATIFICADOS POR COLOMBIA .................... 56

    REGULACIONES DEL ÁMBITO NACIONAL..................................................................... 58

    Ley 99 de 1993 ................................................................................................................... 58

    Protección especial del páramo como principio general ambiental .................... 59

    Nuevas figuras o categorías de áreas protegidas...................................................... 59

    Concurrencia de competencias del nivel nacional, regional y territorial ............ 59

    Comisiones conjuntas ...................................................................................................... 60

    Adquisición de inmuebles en áreas o ecosistemas de interés estratégico ........ 61

    Las tasas por uso del agua.............................................................................................. 61

    Transferencias del sector eléctrico................................................................................ 63

    Ley 388 de 1997 ................................................................................................................. 64

    Resoluciones sobre el EEAP y Planes de Manejo Ambiental para Páramos ...... 65

    Resolución de humedales ............................................................................................... 66

    DESAFÍOS ADMINISTRATIVOS Y DE MANEJO PARA LA EFICACIA DE LAS NORMAS APLICABLES A LA PROTECCIÓN DE LOS PÁRAMOS .................. 67

    Multiplicidad y confluencia de instrumentos de planificación y ordenamiento 67

    Tratamiento de los páramos: ¿Territorios inhabitados?........................................... 68

    Inversión de recursos por fuera del área de jurisdicción........................................ 70

    Incentivos económicos..................................................................................................... 71

    Alcances del ordenamiento territorial.......................................................................... 72

    Los páramos como áreas protegidas............................................................................ 72

    Reflexión final .................................................................................................................... 74

    Los andes en peligro: impactos de cambio climático en la cordillera................. 75

    Referencias.......................................................................................................................... 80

    La gestión institucional del manejo de los páramos andinos: elementos del enfoque ecosistémico a nivel de paisaje regional ............................................ 81

    INTRODUCCIÓN .................................................................................................................. 81

    Historia de conservación de páramos: Manejo integrado como necesidad....... 81

    APLICACIÓN DEL ENFOQUE ECOSISTÉMICO A LA GESTIÓN INSTITUCIONAL DEL PÁRAMO ...................................................................................................................... 82

    CONCLUSIONES .................................................................................................................. 85

    REFERENCIAS ...................................................................................................................... 85

    Gestión, protección y conservación de los páramos de Costa Rica...................... 87

    Las amenazas a los servicios ambientales hídricos que provee el páramo....... 92

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    8

    Resumen .............................................................................................................................. 92

    1. Elementos claves para los servicios de los páramos........................................ 92

    1.1. El clima............................................................................................................................................. 921.2. Los suelos........................................................................................................................................ 94

    1.2.1. Retención de agua .......................................................................................................... 951.2.2. Conductividad hidráulica ............................................................................................... 96

    1.3. Ciclo hidrológico ......................................................................................................................... 971.3.1. Producción de agua ........................................................................................................ 971.3.2. Regulación de agua........................................................................................................... 99

    2. Las amenazas a los servicios ambientales hídricos del páramo ................... 101

    2.1. Cómo se afectan las Propiedades hidrológicas del suelo ................................................... 1022.1.1. Escorrentía, infiltración y estabilidad de agregados .................................................. 1022.1.2. Retención de agua ............................................................................................................ 1032.1.3. Capacidad de almacenamiento y respuesta hidrológica ......................................... 1042.1.4. Impacto sobre el balance hídrico .................................................................................. 106

    2.2. El cambio climático....................................................................................................................... 1072.2.1. Observaciones y simulaciones....................................................................................... 1072.2.2. Consecuencias del cambio climático............................................................................ 108

    3. Conclusiones .................................................................................................................. 110

    BIBLIOGRAFÍA: ................................................................................................................... 111

    Experiencia en la reserva forestal protectora del nacimiento del río Bogotá, en el municipio de Villapinzón, Cundinamarca.......................................................... 133

    Introducción........................................................................................................................ 133

    El Río Bogotá ...................................................................................................................... 133

    Localización ........................................................................................................................ 134

    Antecedentes ...................................................................................................................... 135

    Acciones Desarrolladas.................................................................................................... 136

    Actividades Económicas Actuales ................................................................................. 137

    La Protección ...................................................................................................................... 138

    Conclusiones y Recomendaciones ................................................................................ 139

    Bibliografía.......................................................................................................................... 141

    Ecología, evolución y economía de los páramos en un mundo cambiante........ 143

    Págs.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    9

    PRESENTACIÓN

    El foro “ PANORAMA Y PERSPECTIVAS SOBRE LA GESTIÓN AMBIENTAL DE LOS ECOSISTEMAS DE PÁRAMO”, organizado por la Procuraduría General de la Nación a través de la Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios con el apoyo y colaboración de la Universidad Nacional de Colombia, El Banco Mundial, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y The Nature Conservancy tuvo como objetivo compartir el conocimiento acerca del estado actual del ecosistema de páramo en el país y a su vez presentar la importancia de la protección y conservación de este ecosistema con el fin de estudiar la pertenencia de la creación de una ley de páramos para Colombia, así como promover la posibilidad de constituir algunos de ellos como áreas RAMSAR; al igual presentar experiencias exitosas en la protección y conservación de páramos a nivel nacional e internacional.

    Es indudable que los ecosistemas de páramo poseen un valor ambiental y sociocultural muy impor-tante e inigualable ya que son prestadores de múltiples bienes y servicios a la población, entre los que se destacan como productores del recurso hídrico, captadores de CO2 y centros con altos en-demismos de fauna y flora. Solo 6 países en el mundo poseen este ecosistema (Costa Rica, Panamá, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú).

    Razón por la cual Colombia como poseedor de la mayor área de páramos en el mundo, debe propen-der por la defensa, protección y conservación de dicho ecosistema estratégico en aras de lograr unas mejores condiciones de vida para los colombianos y respeto por los recursos naturales como tambien el derecho a gozar de un medio ambiente sano.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    10

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    11

    EL PÁRAMO:DE LA DESTRUCCIÓN A LA CONSERVACIÓN

    porThomas van der Hammen

    INTRODUCCIÓNEl uso de los páramos para el cultivo de la papa y para ganadería es relativamente reciente, quizás desde finales del siglo antepasado. En ellos existe toda una gama de propiedad del suelo desde grandes latifundios hasta un alto número de minifundios. En el Cauca y otras áreas, ciertos páramos son parte importante de los Resguardos Indígenas, retomando los testimonios locales se afirma que los páramos “Son nuestras áreas sagradas, pero no nos dejaron otra cosa, así que nos toca usarlas”, proceso debido a que en las partes planas se establecieron grandes haciendas sin dejar mayores espacios a los indígenas que tuvieron que ocupar las zonas altas.

    Es probable que en la época precerámica en los bosques y páramos se ejerciera la cacería de venados y curíes; en la época de cerámica y de agricultura indígena los páramos eran áreas sagradas para muchos indígenas, y el agua de las lagunas era también muy importante y venerada. Con la Conquista llegó el ganado y una visión más utilitaria del suelo y el agua. Pero había suficiente tierra para una población relativamente pequeña y por esta razón la ocupación y uso para ganadería y cultivo de la papa no comenzó sino cuando la población aumentó considerablemente y grandes áreas habían llegado a ser propiedad de pocos dueños y los campesinos buscaban tierra en áreas más alejadas de los centros poblacionales. Localmente existen también grandes propiedades en los páramos, pero no tenemos conocimiento amplio de cómo se conformaron.

    Los campesinos cultivaban papa y algunos otros productos como ibias y otros tubérculos y tenían algo de ganado grande o pequeño. En las propiedades grandes había ganadería y a veces también cultivo de papa. El impacto ambiental de estas actividades ha ido aumentando con el tiempo y actualmente ha llegado a una situación crítica, con una agricultura tecnificada y una ganadería más intensificada.

    LA GANADERÍALa ganadería en el páramo tiene dos tipos de impacto: los causados por la presencia y actividades de las vacas, ovejas o cabras, y los causados por las quemas asociadas. Estos impactos han sido estudia-dos ya en varios páramos y se conocen relativamente bien sus efectos negativos.

    En primer lugar es importante saber que la vegetación y las especies de páramo evolucionaron sin la presencia de grandes herbívoros y el impacto sobre el ecosistema de los relativamente recién intro-ducidos (vacas y otros) es entonces mucho mayor. Con el pastoreo y pisoteo, las macollas del pasto

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    12

    Calamagrostis se fraccionan, formando macollas más pequeñas, aumenta el suelo desnudo y se pueden formar “terracitas”. Además está el efecto del “abono” y orina de las vacas, causando exceso

    de nitrógeno en suelos y pantanos (contaminación del agua superficial y subterránea).

    Las quemas artificiales de la vegetación tiene el objetivo de hacer desaparecer la necromasa y hojas

    viejas de los pastos (macollas) y así estimular la formación de hojas nuevas y más blandas para el

    ganado. Sin quemas, se forma una capa de hojas de Calamagrostis muertas, una “necromasa” que se extiende en toda la superficie del suelo, que protege el suelo de disecamiento por evaporación

    y que protege y cubre una fauna y microorganismos de suelos muy útiles para el funcionamiento del

    ecosistema, como reciclaje de nutrientes.

    Un pastoreo muy leve, por la fauna pequeña local, y una quema local incidental, que también en la

    naturaleza se puede presentar, no provocan mayores daños. No obstante, muy pronto el efecto llega

    a ser negativo. Poco a poco la vegetación cambia. Los frailejones grandes se vuelven más escasos, la

    densidad de ejemplares jóvenes puede localmente aumentar, pero finalmente tienden a desaparecer.

    Pastos cortos, nativos o introducidos, van a reemplazar las macollas de Calamagrostis y aumentan

    ciertas especies que forman “alfombra” (como Acaena cylindristachya). El suelo destapado se diseca

    por la evaporación y se densifica, especialmente en las estaciones secas. En general, se presenta un

    descenso considerable en la capacidad de retención de agua. Más adelante discutiremos el efecto

    negativo de la ganadería y las quemas asociadas sobre la biodiversidad y el agua.

    LA AGRICULTURA

    Se trata principalmente del cultivo de la papa. Originalmente era, y en parte todavía es, un cultivo de

    rotación, hasta una altitud de aproximadamente 3.500 m. La tierra con vegetación natural se prepara

    para el cultivo mediante la tumba con machete de frailejones y pequeños arbustos, para luego pasar

    el arado. En ocasiones se utiliza también la quema. Después de una cosecha el área cultivada puede

    quedar en barbecho por varios años, pero también se siembran a veces pastos introducidos que se

    utilizan para el pastoreo de ovejas y vacas, que a largo plazo puede llevar a la desaparición total de la

    vegetación natural de páramo.

    Desde hace algunos años han comenzado a presentarse cambios fundamentales en el manejo de la

    papa, cada vez más se cultiva a altitudes mayores que alcanzan hasta 4.000 m, lo cual en parte debe

    estar relacionado con el cambio climático, pero también con el desarrollo de variedades de papa

    resistentes a temperaturas más bajas.

    Otro desarrollo reciente muy preocupante y grave, es la utilización de maquinaria pesada por los

    grandes cultivadores de papa, quienes compran áreas grandes o alquilan de campesinos, para luego

    arrasar con la vegetación nativa con sus frailejones y luego sembrar. Es un fenómeno que se presenta

    en casi todo el país y que tiende a acabar con la vegetación paramuna y su biodiversidad.

  • Memorias

    13

    EL EFECTO SOBRE LA VEGETACIÓN Y LA BIODIVERSIDAD

    Los estudios hechos al respecto demuestran que junto con la mayor dimensión y frecuencia de las quemas y el uso más continuo en cultivo, más especies nativas desaparecen y más especies foráneas aparecen. Además, mientras más grandes sean las áreas cultivadas y mayor la continuidad de su uso, más difícil será la recuperación de especies nativas, más aun cuando siembran pastos introducidos, que llevan al exterminio de la vegetación nativa del páramo y su diversidad.

    Un aspecto muy indicativo para observar el deterioro de la biodiversidad es el hecho, mencionado en el Libro Rojo de Plantas de Colombia (vol. 2), que de las 68 especies de frailejones, plantas emblemá-ticas del páramo, 36 (es decir 53%) están amenazadas. El efecto sobre la estructura de la vegetación se puede estudiar también por medio de imágenes de satélite, en esta forma se pudo establecer que en el Páramo de Laguna Verde (al noroeste del embalse del Muña), en los 20 años entre 1970 y 1990, se presentaron los siguientes cambios:

    - -

    -

    Si observamos en las comunidades vegetales de este arbustal se encuentra buena parte de la biodi-versidad, se puede imaginar las pérdidas tan graves que se presentaron por la influencia humana en solo 20 años. El efecto sobre el agua lo discutiremos luego.

    El Páramo de Sumapaz ha sufrido en muchas zonas una influencia humana muy fuerte, especialmen-te por las quemas, con las cuales la vegetación va perdiendo especies características, es decir pierde biodiversidad, estos tipos de vegetación se conocen como “residuales”. Los frailejones, que definen el maravilloso e impresionante aspecto de los páramos, desaparecen en parte por las quemas, son cada vez menos altos, porque empiezan a dominar los pequeños y jóvenes, hasta que finalmente desaparecen del todo.

    EL EFECTO SOBRE EL PAISAJELa Ley nos obligó con toda razón a conservar el paisaje, por ser patrimonio común. El paisaje de los páramos es uno de los más impactantes y bellos del mundo, y tiene grandes posibilidades futuras para el ecoturismo (en Suráfrica las entradas de divisas por ecoturismo son ya mayores que las de los diamantes). La ganadería y la agricultura como vimos, acaban gradualmente y ahora en grande y rápidamente, con este paisaje extraordinario.

    EL EFECTO SOBRE EL AGUA

    Ya mencionamos el efecto negativo de la ganadería con sus quemas y de la agricultura sobre el agua, con su respectivo aumento del suelo desnudo y su densificación, lo que significa mayor evaporación, menos agua en los suelos y menos infiltración. Otro impacto muy serio es la desaparición gradual

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    14

    de la vegetación de arbustal de páramo, de lo cual acabamos de mencionar el caso del Páramo de Laguna Verde. La vegetación natural del subpáramo, entre 3.200 y 3.700 ó 3.800 m en la Cordillera Oriental, es arbustiva con frailejones y partes algo más abiertas. Las especies leñosas de esta vegeta-ción arbustiva, que puede tener varios metros de altura, crece muy lentamente en este clima y una vez quemada o cortada es de muy difícil regeneración. Así el subpáramo se ha convertido en muchas regiones en paisajes cada vez más abiertos, con un amplio dominio de los pastos, perdiendo de esta manera su biodiversidad.

    En otras partes esta zona puede haber sido ocupada por un bosque relativamente bajo, bosque Alto-andino, que también ha desaparecido en muchas regiones, convirtiéndose en zonas de cultivo o pastos, con cierto aspecto de páramo (“paramización”).

    La desaparición gradual de los arbustales de páramo tiene una influencia importante sobre el agua, en especial por la dinámica que mantiene la humedad inferior de esta formación vegetal, por lo cual los suelos quedan más desprotegidos. La capacidad de la vegetación para almacenar y absorber agua del aire/niebla, según la superficie de hojas y ramas que puede ser relativamente muy grande, así que entre mayor la superficie ocupada, mayor será la captación de agua. Se conocen casos en los cuales la cantidad de agua captada es mayor que la lluvia, en este sentido, la pérdida de arbustal debe tener un efecto negativo considerable sobre la cantidad, el flujo y la dinámica del agua allí “producida”.

    Otro aspecto es la contaminación del agua con excremento y orina por el ganado, que aumenta el contenido de nitrógeno en el agua superficial, suelos y aguas subterráneas. Puesto que el ganado entra también en los pantanos del páramo y alrededor de las lagunas, que funcionan como reservas de agua, esta contaminación se puede volver muy nociva.

    Otro factor a tener en cuenta es el uso de agroquímicos y plaguicidas. Una investigación en Boyacá, mostró la presencia de plaguicidas organofosforados y carbamatos utilizados en los cultivos de papa, en cuerpos de agua lénticos, sobre la zona de nacimiento de la quebrada Desaguadero. Se determinó la presencia de siete compuestos por encima de los límites permisibles por la legislación nacional y las normas internacionales en agua para consumo humano.

    En cuanto a otras fuentes de contaminación local juega un papel importante la minería del carbón, y caliza, temas que no serán discutidos en el presente artículo, pero importante de considerar en estudios posteriores.

    LA SITUACIÓN EN RESERVAS NATURALES

    En los páramos que no tienen protección en alguna de las categorías de reservas, la situación es muy grave, aun cuando en muchas reservas naturales se observan los mismos problemas, por la presencia de ganadería y, a veces, de cultivos. Esta problemática se volvió muy evidente por la quema de una extensa superficie en la zona del Otún, en el Parque Nacional Natural de Los Nevados. La ganadería en el páramo relacionada con quemas es tan arraigada en las prácticas locales de los campesinos, que no hay forma de convencerlos de utilizar métodos alternativos. Además, ya sabemos el impacto

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    15

    nocivo de la ganadería en el páramo, además de las quemas. Estamos convencidos que la ganadería y la agricultura deben desaparecer de las Reservas y Parques Naturales, si queremos proteger verda-deramente la vegetación, la biodiversidad y el agua.

    EL CAMBIO CLIMÁTICOEl incremento de las temperaturas medias anuales causaría elevación del límite bioclimático bosque –pá-ramo y de los límites subpáramo–páramo propiamente dicho, superpáramo–zona nival. Ya conocemos el retiro y desaparición gradual de los glaciares durante las últimas decenas de años. Ya que la vegetación y especies paramunas pueden existir también en áreas de destrucción del bosque Alto-andino y Andino (el fenómeno de la paramización), el efecto a corto plazo quizás no será tan notorio si el fenómeno se agrava y continúa, podría llevar a la introducción de elementos de bosque en el subpáramo, de subpá-ramo en el páramo propiamente dicho y de este último en el superpáramo. Este proceso será proba-blemente más retardado por la influencia del hombre, en especial en el subpáramo. En estos casos será muy importante que se mantenga el libre “movimiento” de las especies, de una zona a otra. Debemos de todos modos estar pendientes de lo que eventualmente va a pasar.

    CONCLUSIONESLos páramos son ecosistemas extraordinarios en cuanto a paisaje, vegetación, biodiversidad y pro-ducción de agua potable para muchas ciudades y pueblos del país. La Ley 99 de 1993 nos obliga, con toda razón, conservarlos prioritariamente. De todo lo anterior se puede concluir que no estamos cumpliendo la ley y que se están degradando y acabando los páramos en casi todas partes, debido a las actividades del hombre (ganadería, quemas, cultivo de la papa, minería). Vimos que el paisaje, la vegetación, la biodiversidad y el agua están seriamente amenazados por estas actividades, hasta en los parques nacionales naturales y otras reservas.

    Así que en vista de la gran importancia que tiene para el futuro del país estos aspectos y que el país tiene suficiente tierra “antropizada” en áreas más bajas para cultivar la papa que necesitamos y para mantener la ganadería que necesitamos, los páramos deberían ser protegidos de estas actividades hu-manas. La enorme importancia de la conservación de cantidad y calidad del agua para la actualidad y el futuro son especialmente evidentes.

    Fue la ley de páramo propuesta y aceptada por el Senado que quiso concretar esta protección defi-niendo también los medios financieros para realizarlo, incluyendo los aspectos sociales. El proyecto se estancó en la Cámara de Representantes, pero es de gran importancia para el país que esta ley, sin cambios en el texto sea revivida en el Ministerio y aceptada en la Cámara. El texto fue redactado con gran cuidado y conocimiento del tema y de la situación actual, con senadores, con expertos en el tema, con representantes de Conservación Internacional y con representantes del Ministerio del Me-dio Ambiente. Añadimos aquí como apéndices el texto original de esta Ley, y la carta de la Academia Colombiana de la Ciencia, Concejero del Gobierno, dirigida a la Ministra de entonces y a la Cámara, cuando empezaron a cambiar el texto.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    16

    APÉNDICE 1.

    LEY DE PÁRAMOS CONGRESO DE LA REPÚBLICATEXTO DEFINITIVO APROBADO EN SESIÓN PLENARIA

    DEL DIA 31 DE MARZO DE 2004 ALPROYECTO DE LEY 032/Senado

    Por medio de la cual se dictan disposiciones para garantizar la conservación y uso sostenible de las áreas de páramo en Colombia

    APROBADO MARZO 31 DE 2004EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

    DECRETA:

    Artículo 1°. Definición. Para efectos de la presente ley se tendrán en cuenta las siguientes definiciones:

    Páramo. Ecosistema de alta montaña, ubicado entre el límite superior del bosque andino y, si se da el caso, el límite inferior de los glaciares o nieves perpetuas, en el cual domina una vegetación herbácea y de pajonales, frecuentemente frailejones y pueden haber formaciones de bosques bajos y arbustivos y presentar humedales como los ríos, quebradas, arroyos, turberas, pantanos, lagos y lagunas.

    Área protegida. Área debidamente alinderada y declarada como tal, que se administra, regula y maneja con el fin de alcanzar en forma permanente objetivos específicos de conservación “in situ” de la biodiversidad.

    Categoría de manejo. Unidad de clasificación a la cual se asigna un área protegida para cumplir determinados objetivos de conservación, teniendo en cuenta sus características naturales específicas. Esta denominación agrupa las diferentes áreas que por los valores de su oferta natural, son administradas bajo unas mismas directrices de manejo.

    Artículo 2°. Declaratoria. Declárense las Áreas de Páramo como Áreas Protegidas.

    Las autoridades ambientales definirán la categoría de manejo respectiva de acuerdo con las caracte-rísticas biofísicas y socioeconómicas de cada área de páramo.

    Las áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales existentes dentro de zonas de páramos, con-servan su categoría de manejo.

    Artículo 3°. Prohibiciones de uso. Se prohíben las siguientes actividades en áreas de páramo:

    a. Uso y aprovechamiento de la flora y fauna silvestres con fines comerciales.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    17

    b. Introducción y manejo de organismos genéticamente modificados y de especies exóticas.

    c. Uso de maquinaria agrícola pesada.

    d. Actividades mineras, salvo derechos legalmente adquiridos.

    e. Actividades agrícolas, comerciales y ganadería extensiva.

    f. Talas y quemas.

    g. Expansiones urbanas y construcción de nuevas vías, salvo aquellas aprobadas en los Planes de Manejo de las Áreas de Páramos.

    h. Destrucción de la cobertura vegetal nativa.

    Parágrafo 1. Quienes desarrollen alguna(s) de la(s) actividades aquí señaladas, contarán con un término máximo de cinco (5) años, contados a partir de la vigencia de la presente Ley, para concluirlas y adoptar las acciones de recuperación y/o restauración ambiental a que haya lugar. Se exceptúan los casos en que las autoridades competentes hayan señalado un término inferior.

    Parágrafo 2. El incumplimiento de lo aquí ordenado dará lugar a la imposición de las medidas preventivas y sancionatorias contempladas en el artículo 85 de la Ley 99 de 1993, sin perjuicio de las sanciones judiciales a que haya lugar.

    Artículo 4°. Las entidades crediticias y de fomento agrícola públicas o privadas, nacionales o extranjeras, no podrán otorgar créditos o préstamos para la ejecución de las actividades señaladas en el artículo anterior.

    Artículo 5°. Planes de Manejo. Las autoridades Ambientales deberán elaborar, adoptar e imple-mentar planes de Manejo de las Áreas de Páramo, de conformidad con las directrices formuladas por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

    Artículo 6°. Las Corporaciones Autónomas Regionales en un término máximo de tres (3) años, deberán elaborar previo agotamiento de los mecanismos de participación ciudadana y de consulta previa con las comunidades indígenas, los planes de ordenamiento y manejo de las cuencas (POM-CA) de su jurisdicción, de conformidad con las directrices formuladas por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

    Parágrafo 1. En la ejecución de los planes y proyectos resultantes del POMCA antes menciona-dos, las Corporaciones Autónomas Regionales deberán dar especial atención a las áreas de páramo.

    Parágrafo 2. En los casos de áreas protegidas de páramo compartidas entre Corporaciones Autó-nomas Regionales y/o la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales, los planes de manejo deberán elaborarse de manera conjunta.

    Para la implementación de las actividades definidas en los planes de manejo las CAR podrán efectuar inversiones conjuntas en los términos que la ley establezca.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    18

    Parágrafo 3. Las Corporaciones Autónomas Regionales, en cuya jurisdicción se encuentran áreas de páramos, deberán incluir en los planes de acción trianual (PAT) y en los planes de gestión am-biental regional (PGAR) los proyectos, programas y actividades que permitan dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente ley.

    Artículo 7°. Instrumentos financieros. Para la realización de actividades específicamente orien-tadas a la conservación, preservación y restauración de áreas de páramo y adquisición de predios según se requiera, las autoridades ambientales, entidades territoriales y entidades administrativas de la jurisdicción correspondiente, destinarán un porcentaje en igual o mayor proporción a la del área de páramo existente en su jurisdicción, de los ingresos correspondientes a:

    1. El Producto de las tasas por utilización de aguas.

    2. El Producto de las contribuciones por valorización.

    3. El Producto de los empréstitos internos y externos que el gobierno y las autoridades ambien-tales contraten.

    4. Las donaciones que hagan las autoridades ambientales, las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras.

    5. Los recursos provenientes del 1% de que trata el parágrafo del artículo 43 de la Ley 99 de 1993.

    6. Los recursos provenientes del sector eléctrico.

    7. Y demás fuentes económicas y financieras que se identifiquen en el componente financiero de los Planes de Manejo.

    Parágrafo. La ejecución de estos recursos se hará a partir de la vigencia fiscal inmediatamente siguiente a la fecha de promulgación de la presente ley. Sin perjuicio de lo aquí contemplado las autoridades competentes continuarán realizando inversiones en actividades de conservación en las áreas de páramo.

    Artículo 8°. El Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, y el Instituto Colombiano de Desarro-llo Rural,– INCODER, o las entidades que hagan sus veces, con la participación de las autoridades ambientales deberán realizar un proceso de clarificación de la propiedad y/o tenencia de la tierra en zonas de páramo. Para lo cual contarán con un término máximo de cinco (5) años.

    Las áreas de páramos no podrán ser objeto de sustracción ni adjudicación alguna.

    Artículo 9°. Se preservarán los derechos de los pueblos indígenas cuyos territorios se encuentren en áreas de páramo. Para el desarrollo de las actividades dentro de estas, se establecerá un régimen de manejo concertando lo señalado en la presente ley con los usos y costumbres de cada pueblo.

    Las autoridades indígenas, las autoridades ambientales y demás autoridades territoriales deberán dar cum-plimiento a lo establecido en este artículo, para lo cual contarán con un término máximo de tres (3) años.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    19

    Artículo 10. Los Planes de Ordenamiento Territorial deberán armonizarse con lo dispuesto en la presente ley.

    Artículo 11. Informes de evaluación. Con el fin de evaluar el cumplimiento de los Planes de Manejo de las Áreas de Páramo.

    Confórmese una comisión interinstitucional conformada por:

    • Un delegado del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

    • Un delegado de las Corporaciones Autónomas Regionales.

    • Dos delegados del Congreso de la República, elegidos por las Comisiones Quintas Constitu-cionales.

    • Un delegado de la Contraloría General de la República.

    • Un delegado de la Procuraduría General de la Nación.

    • Un delegado del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia.

    Quienes presentarán al Congreso de la República un informe anual sobre el estado de los Planes de Manejo de las Áreas de Páramo.

    Parágrafo 1. La Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios verificará el cumpli-miento de las obligaciones señaladas en la presente ley.

    Parágrafo 2. El Informe Nacional Ambiental Anual a que está obligado el IDEAM deberá incluir el reporte del avance de lo dispuesto en la presente ley.

    Artículo 12. Vigencia. Esta ley rige a partir de la fecha de su promulgación y deroga todas aquellas normas que le sean contrarias.

    Con el propósito de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 182 de la Ley 5ª de 1992, pre-sento el texto definitivo aprobado en Sesión Plenaria del día 31 de marzo de 2004 al Proyecto de Ley No. 032/03 Senado “POR MEDIO DE LA CUAL SE DICTAN DISPOSICIONES PARA GARANTIZAR LA CONSERVACIÓN Y USO SOSTENIBLE DE LAS ÁREAS DE PÁRAMO EN COLOMBIA”, para que conti-núe su trámite legal y reglamentario en la Honorable. Cámara de Representantes.

    Cordialmente,

    GERARDO JUMI TAPIAS

    H. Senador de la República

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    20

    APÉNDICE 2DECLARACIÓN DE LA ACADEMIA COLOMBIANA DE CIENCIAS

    EXACTAS, FÍSICAS Y NATURALES SOBRE LA VERSIÓN APROBADA POR LA COMISIÓN V DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

    DEL PROYECTO DE LEY 032 DE 2003

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    21

    APÉNDICE 3De la Ley 99 de 1993:

    Artículo 1

    2. La biodiversidad del país, por ser patrimonio nacional y de interés de la humanidad, deberá ser protegida prioritariamente.

    4. Las zonas de páramo, subpáramo, los nacimientos de agua y las zonas de recarga de acuífe-ros serán objeto de protección especial.

    6. La formulación de las políticas ambientales tendrá en cuenta el resultado del proceso de investigación científica. No obstante, las autoridades ambientales y los particulares darán aplicación al principio de precaución conforme el cual, cuando existe peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para pos-tergar la adopción de medidas eficaces para impedir la degradación del medio ambiente.

    8. El paisaje por ser patrimonio común deberá ser protegido.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    22

    BIBLIOGRAFÍA

    ANGEL JARAMILLO, C., C. Castaño Uribe, F. Arjona H., J.V. Rodríguez & C.L. Durán (eds.), 2002. Me-morias Tomos I & II, Congreso Mundial de Páramos. 1185 pp. Ministerio del Medio Ambiente, CAR, IDEAM & Conservación Internacional.

    Avellaneda-Cusaria, A., 2002. Alteración del Páramo de Chontales en Boyacá por ganadería y aplica-ción de plaguicidas en papa. En C. Ange Jaramillo et al (eds.). Memorias Congr. Mundial de páramos, vol. II, p. 812-818. CAR, IDEAM & Conservación. Internacional.

    Calderón, E., G. Galeano & N. García (eds.), 2005. Libro rojo de plantas de Colombia, Vol. 2. Palmas, frailejones y Zamias. Universidad Nacional de Colombia e Instituto Alexander von Humboldt. 454 pp.

    Castaño Uribe, C., 2002. Páramos y ecosistemas Alto-Andinos de Colombia en condición Hotspot & Global Climatic Tensor. 387 pp. Ministerio Medio Ambiente, IDEAM, PNUD.

    Cleef, A.M., O. Rangel & H. Arellano, 2008. The páramo vegetation of the Sumapaz transect. Estudios de Ecosistemas Tropandinos, vol. 7. J. Cramer (Borntraeger), Berlin-Stuttgart.

    Hofstede, R., 1995. Effects of burning and grazing on a Colombian páramo ecosystem. Tesis Doc-torado, Univ. de Amsterdam. 200 pp.

    Morales M., Otero J., Van der Hammen T., Torres A., Cadena C., Pedraza C., Rodríguez N., Franco C., Betancourth J.C., Olaya E., Posada E., & Cárdenas L., 2007. Atlas de Páramos de Colombia, Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá, D.C., 208 pp.

    Van der Hammen, T. 1998. Plan Ambiental de la Cuenca Alta del río Bogotá. 142 pp. Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR.

    Van der Hammen, T. & A.M. Cleef, 1986. Development of the High Andean Páramo flora and vegeta-tion. En F. Veuilleumur & M. Monasterio (eds.). “High Altitude Tropical Biogeography”, pp.153 – 201. Oxford Univ. Press. New York, Oxford.

    Van der Hammen, T., y otros, 1983, 1984, 1989, 1995, 2003, 2005 y 2008. Estudios de Ecosistemas Tropandinos, vols. 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7. J. Cramer (Borntraeger). Berlín-Stuttgart.

    Van der Hammen, T., J.D. Pabón Caicedo, H. Gutiérrez & J.C. Alarcón, 2002. El cambio global y los Eco-sistemas de Alta Montaña de Colombia. En C. Castaño-U (ed.), “Páramos y Ecosistemas Alto-Andinos de Colombia en condición Hotspot & Global Climatic Tensor”, pp. 163-209. Minist. Medio Ambiente, IDEAM, PNUD.

    Vargas, O., J. Premauer & M. Zalamea, 2002. Impacto de fuego y ganadería sobre la vegetación de páramo. En C. Ange Jaramillo et al. (eds.): “Memorias Congr. Intern. de páramos, vol. II p. 819-841. Min. Medio Ambiente, CAR, IDEAM, Conserv. Intern.

    VERWEY, P. A., 1995. Spatial and temporal modelling of vegetation patterns; burning and grazing in the paramo of Los Nevados National Park, Colombia. Int. Inst. Aerospace survey and Earth Sciences. Tesis doctorado, Univ. de Amsterdam. 216 pp.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    23

    LA FUNCIÓN NATURAL DE LA ALTA MONTAÑA EN COLOMBIA:SERVICIOS AMBIENTALES

    J. Orlando Rangel-Ch.Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia

    [email protected]

    Las cifras de 5.168 especies de 735 géneros y 133 familias de plantas vasculares que se establecen en

    la región del páramo desde Costa Rica pasando por Colombia, Venezuela, Ecuador, norte del Perú y

    estribaciones que miran a la vertiente amazónica de Bolivia, sitúan a esta zona de alta montaña, como

    una de las que posee mayor expresión de la diversidad vegetal en su categoría en el globo. Cuando

    se compara esta cifra con la riqueza de la flora paramuna de Colombia, se encuentra que en el país se

    tienen 3.173 especies de plantas vasculares, casi el 60% de la riqueza de toda la extensa región.

    En el escenario geográfico global del páramo, la vegetación y la flora paramuna de Colombia es la más

    diversa y variada. El páramo colombiano comparativamente con las otras regiones geográficas es húme-

    do, y bajo estas condiciones en sus formaciones vegetales prevalece la fisionomía de matorral o arbustal

    (vegetación semicerrada) que cambia a vegetación abierta (pastizales, rosetales) por causas naturales

    (clima, erupciones volcánicas) o por acción antrópica.

    Los arreglos fisionómicos son parecidos, especialmente entre los tipos de vegetación con mayor área de

    distribución, por ejemplo las formaciones densas dominadas por gramíneas en macollas (los pajonales

    andinos), los rosetales o frailejonales y los arbustales o matorrales. Los tipos de vegetación del páramo

    colombiano (327) representan la casi totalidad de las combinaciones fitoecológicas de la gran región

    biogeográfica. Los límites naturales van entre 3.200 (3.500) y 4.600 m, pero existen también formacio-

    nes paramunas extrazonales.

    Las opciones de uso directo en la región de alta montaña se relacionan con el cultivo de la papa que

    realmente ofrece beneficios a una población muy reducida. En sectores del páramo colombiano la

    densidad de población es muy baja (30 habitantes/km2) y la mayor parte de la tierra pertenece a

    medianos y grandes propietarios; por el contrario, se debería pensar y apoyar los usos indirectos, o

    servicios ambientales que no causan impacto sobre la biodiversidad del páramo.

    Entre los servicios ambientales que presta la alta montaña sin ningún costo, figura lo relativo a la re-

    gulación hídrica, ya que es el área del sistema montañoso donde mejor opera la economía hídrica. En

    el caso de Colombia con una población humana ubicada netamente en Los Andes, el 70% depende

    del agua que se deposita continuamente en lagos y lagunas del páramo y que es el fruto del aporte

    constante que los diferentes ecosistemas de la región hacen a estas cuencas de captación.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    24

    Un ejemplo diciente de la situación, es la relacionada con Bogotá, la capital de la república de Co-lombia con cerca de 7.000.000 millones de habitantes que dependen para su suministro hídrico de las reservas de la represa localizada en el páramo de Chingaza (Cundinamarca).

    Al ritmo del crecimiento de la población con cerca de 500 a 600.000 inmigrantes anuales, es lógico esperar que en pocos años se necesiten nuevas fuentes de suministro hídrico, quizá tendrá que ser utilizado entonces la región de páramo más extensa en toda el área geográfica, el páramo de Sumapaz, donde hay numerosas lagunas, charcas y pantanos y sectores en los cuales la alta pluviosidad, mayor de 4.000 mm al año, garantiza un suministro adecuado para el mantenimien-to de los niveles de agua en las lagunas que permitan el uso continuo. Sin embargo, solamente si se logran implementar medidas de conservación y protección, como se mencionó anteriormente se podrá disponer de esta reserva en un futuro.

    Es urgente hacer los ejercicios de estimación de los costos del servicio ambiental que presta el pára-mo, en cuanto a recurso hídrico para así acercarse a una primera cifra de cuánto representa en dinero, el agua que consumen los pobladores de todo el sistema cordillerano y que en la actualidad no les cuesta prácticamente nada. Una fuente adicional en cuanto a valor agregado está representada en las extensiones considerables de charcas, lagunas y lagunetas, especialmente en páramos húmedos.

    En algunas de estas bioformas con acumulaciones considerables de materia orgánica se generan compuestos coloidales que permiten retener cantidades de agua que oscilan entre el 90 y el 98% de agua por gramo de sedimento y cuya permanencia es fundamental para el mantenimiento de la economía hídrica a lo largo de un gradiente de montaña.

    Un renglón igualmente importante en cuanto a servicios del capital natural es la información genética representada en la flora del páramo; cerca del 40% de las casi 5.000 especies existentes en toda la región biogeográfica del páramo desde las montañas centroamericanas de Costa Rica hasta las estribaciones andinas de Bolivia que miran a la amazonia, se encuentran en Colombia y generan un patrón característico en cuanto a la distribución de endemismo. La casi totalidad de este potencial genético permanece sin estudiar a nivel de usos potenciales en cuanto a productos farmacéuticos y otras formas de explotación que permitan la perpetuación de las condiciones originales.

    Otro renglón de valoración ecológica, la existencia misma del recurso, está directamente relacionado con la variedad paisajística y con los valores altos de biodiversidad. Estas características podrían ser canalizadas y organizadas hacia un turismo ecológico que significaría ocupación para los campesinos cultivadores de papa, que podrían entonces ser formados como guías y guardianes del páramo.

    Entre las recomendaciones aún vigentes para mantener el flujo de beneficios ambientales de la alta montaña, figuran:

    Declarar la región de alta montaña (especialmente el páramo) como un bien de la nación con finalidad social, esencialmente en lo relativo con los procesos de economía hídrica, captación, retención y traslado de agua a lo largo de las cadenas montañosas del país.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    25

    Extremar los cuidados de los depósitos de agua, lagos, lagunas, lagunetas y pantanos.

    La utilización de las reservas hídricas en obras civiles (represas para generación de energía) debe evitarse, ya que esta acción ocasionará cambios profundos en el ambiente paramuno (circulación atmosférica, economía hídrica).

    Restringir al máximo la explotación de los recursos biológicos de la región.

    Deben descartarse por completo los intentos de establecer ganadería intensiva con ovejas; como es el caso de los páramos del Perijá donde ya se observan algunos rebaños.

    Implementar en estos laboratorios naturales, trabajos de investigación, cuyos resultados se-rán básicos para comprender los mecanismos que rigen el comportamiento de la biota alto-andina.

    Impulsar la utilización con fines recreativos del paisaje paramuno, mediante la adecuación de zonas especiales para el turismo dirigido.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    26

    INFLUENCIA HUMANA EN LOS PÁRAMOS

    Antoine M. Cleef Ph.D.Ecólogo y botánico (1941), con una historia de trabajo en Colombia desde 1971. Estudió biología en la Universidad de Utrecht, donde en 1981, defendió su tesis Doctoral - Ph.D.

    De 1971-1973, realizó muchas expediciones y estudió la vegetación de los páramos de la Cordillera Oriental. Luego, se incorporó en el grupo Ecoandes para levantar la vegetación de la Sierra Nevada de Santa Marta y aproximadamente en seis transectos en los Andes del centro del país (Sumapaz, Parque Los Nevados, Tatamá). Trabajó desde 1984 como profesor asociado en la Universidad de Amsterdam y ocupó como catedrático, desde 1996, la cátedra “Treub of Tropical Vegetation Ecology & Mapping” en la Universidad de Wageningen y Amsterdam. En 2006 se jubiló.

    Es desde 1.984, miembro correspondiente de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas & Naturales. De igual forma ha efectuado frecuentemente evaluaciones en Holanda, para la Unión Europea, COLCIENCIAS y el Instituto Alexander von Humboldt, entre otras. Una de sus áreas de desempeño desde 1991, hasta su jubila-ción en 2006, era la coordinación de la Universidad de Amsterdam del programa Tropenbos – Colombia.

    Asi mismo ha publicado más de 140 estudios, en su mayor parte sobre ecosistemas de páramo y bosques de los Andes en revistas indexadas internacionales y en libros como la serie de Ecoandes 1-7. De otra parte, ha guiado alrededor de veinte estudiantes de Doctorado, en su mayor parte de Colombia y Holanda, como también una considerable cantidad de estudiantes de Maestría. Asi mismo fue miembro de la junta de “WOTRO-NWO, la Organización de Ciencias (en especial para el Trópico)” en Holanda. En 2006 recibio la Orden de San Carlos del Gobierno de Colombia.

    Antecedentes

    Desde la época de la Conquista la presencia humana en los páramos aparece más evidente, sobre todo en la zona del subpáramo cerca del límite superior del bosque. Allí se colonizó en un mayor porcentaje el lado seco de la cordillera, caracterizado por pajonales paramunos, esto en relación a que el clima de estas vertientes es más suave que el clima del lado húmedo con chuscales bajo nieblas y lluvias muy frecuentes. Por otra parte, el lado húmedo no es muy apropiado para los cultivos de papa en suelos húmedos y muy humíferos.

    En los últimos 20 años se puede observar que el interés económico del páramo se ha incrementado por multiples razones. Hoy en día el aspecto de la vegetación natural está cambiando por las quemas y el pastoreo (que afecta superficies grandes), agricultura itinerante (sobre todo en el límite superior de bosque y el subpáramo), la agricultura de paperos grandes y de plantaciones de pino (un fenó-meno más reciente), actividades como la recolección (no sostenible) de leña y de plantas utiles, la cacería y turismo (en parte ecoturismo), la degradación por la acción de la guerrilla, los combates con el Ejército, y la minería.

    Los páramos se caracterizan por tener una biodiversidad muy grande en especies de plantas vascula-res, briofitas y líquenes (Luteyn 1999, Rangel Ch. 2000), y se puede clasificar los páramos ecuatoriales

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    27

    entre los ecosistemas alpinos (de alta montaña) en el mundo con la cantidad mayor en especies de plantas (Smith & Cleef 1988). La diversidad de los tipos de vegetación es también marcadamente alta en los páramos (Rangel Ch. 2000). También se ha registrado una diversidad alta en fauna y hongos en los páramos (Rangel Ch. 2000).

    El páramo también ofrece muchos servicios ambientales, el servicio más importante es la captura y retención del agua de las lluvias y nieblas frecuentes. Hace poco se supo que la niebla y la lluvia horizontal aumentan considerablemente la deposición del agua en el páramo (Richter & Moreira-Muñoz 2005). La deposición de agua por las nieblas podría alcanzar entre 30 y 50% o más de la precipitación al año.

    Abajo se discute la influencia humana en tipos diferentes de la vegetación zonal del páramo (corres-ponde solamente al clima) y del páramo azonal (corresponde al clima con más factores determinan-tes como el agua o la sequía).

    PÁRAMO ZONAL

    En el páramo zonal se presentan pajonales y chuscales. Sin embargo, la mayor parte de los pára-mos de la Cordillera Oriental presentan una mezcla de ambos tipos (Cleef 1981). Además, en el subpáramo se presentan arbustales de diferentes especies y más arriba dominan los arbustillos en la transición a los pajonales y chuscales. El superpáramo entre la capa de nieve y los pajonales casi no sufre de influencia humana, excepto del turismo frecuentemente con los restos de campamentos y comidas. Miremos primeramente la influencia del hombre en los pajonales.

    PAJONALES

    Los pajonales del páramo han sufrido con la acción humana, más que cualquier otro tipo de la vege-tación. consisten de macollas de especies de (ocasionalmente especies de Festuca)hasta medio metro de altura en condiciones naturales sin quemas y generalmente están asociados con frailejones (Espeletiinae).

    Estudios en los páramos cerca de Bogotá (Vargas Ríos 1997) y en el Parque Los Nevados son clásicos en cuanto al efecto de los patrones causados por el pastoreo y el fuego (Verweij 1996), y en los proce-sos involucrados en términos de biomasa y nutrientes (Hofstede 1995). La cría de ganado de pastoreo extensivo es para la producción de carne, la leche solamente es para uso doméstico, para preparar productos derivados de esta, y en algunas oportunidades también para la venta.

    Las quemas de los pajonales en el páramo casi siempre son provocadas para aprovechar los brotes ricos en proteínas. Los efectos con las prácticas de quema y pastoreo (generalmente ambas) tienen un efecto en relación con el manejo en el curso del tiempo sobre la estructura y composicíón florística del pajonal. Verweij (l.c.) observó que el pajonal se abre en laderas moderadas bajo una intensidad de pastoreo intermedia resultando en una cobertura más baja, y la altura y diámetro de la macolla más reducida, pero la cantidad de brotes se ha aumentado por m2 (Hofstede l.c.).

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    28

    Se presenta además suelo destapado y microterracetas por el pisoteo del ganado. En general la diver-sidad de especies es algo más elevada durante esta etapa y disminuye a niveles normales durante la recuperación de las macollas. Cuando el proceso de pastoreo y quemas se intensifica se observa la fragmentación de las macollas, más fácil cuando el ganado sigue pisoteando los brotes después de las quemas. Finalmente, mueren los fragmentos de macollas y se instala un herbezal.

    Así con la disminuición de la biomasa de estratos medios y altos, ha aumentado la biomasa de estratos bajos, como en todos los sistemas con presión de herbivoros en el mundo. Generalmente, el fuego casi no afecta mucho el suelo, pero puede causar en zonas destapadas una aceleración de la decomposión por sequía y temperaturas más elevadas, sobre todo de las superficies negras (Hofstede 1995).

    En zonas planas o ligeramente cóncavas se desarolla una vegetación de herbezal de gramíneas y hier-bas cubridoras del suelo como Lachemilla orbiculata, Aciachne acicularis, Calamagrostis coarctata, Agrostis spp., a veces Acaena cylindrostachya. Solamente se presentan algunas macollas aisladas. El ganado prefiere estas especies (excepto a Aciachne) y menos las macollas. Las macollas tienen una productividad baja (casi 200 g al año por m2) y la mayor parte (ca. 70-80%) en general consiste de necromasa (los procesos de descomposición son lentos en el páramo) que no gusta al ganado (Ho-fstede l.c.). La vegetación del herbezal bajo pastoreo y pisoteo intensivo también se abre y aparecen especies exóticas como Rumex acetosella y Trifolium repens, al mismo tiempo se presentan también especies de malezas nativas. Ya no existe una sola macolla en esta vegetación. Finalmente, queda una cobertura de suelo de pocas especies inclusivo el kikuyu asociadas a fenómenos de erosión. Parece que es imposible restaurar este tipo de terreno con macollas del páramo.

    La recuperación de las macollas tomaría unos 10 años (Verweij 1996), pero esto podría variar según las condiciones locales. Hasta la fecha no conozco un proyecto de restaución de páramo de macollas, pero es una tarea urgente. En los pajonales de los páramos del Parque Natural Nacional Los Nevados Verweij (l.c.) ha modelado una carga crítica sostenible de 0.37 unidades de ganado por ha; hace 12 años había el doble.

    Vale la pena mencionar la degradacion de los pajonales del Páramo de Sumapaz (Cleef et al. 2008). En los altos páramos del Sumapaz existe desde hace más de medio siglo un régimen de pastoreo extensivo asociado a multiples y repetitivas quemas, ya reportado en 1943 (Fosberg 1944). Un análisis fitosociológico de estos pajonales han revelado que se reconoce la vegetación a niveles superiores, pero no a nivel de la asociación como las especies diagnósticadas en dicho análisis donde la asocia-ción ya no se presenta. Este fenómeno de comunidades residuales o ‘frame communities’ (o ‘basal communities’) se presenta en paisajes donde había acción humana durante tiempo prolongado. Es de suponer que coumunidades residuales se presentan en muchos páramos del país.

    CHUSCALES

    Hasta la fecha todavía no sabemos mucho de la ecología de los chuscales (sobre todo de Chus-quea tessellata) del páramo (Tol & Cleef 1992, 1994), su velocidad de crecimiento y menos sobre los disturbios y sus efectos. Ocasionalmente, sobre todo en las cercanías de fincas, se observa quemas

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    29

    localizadas ya que en realidad el chuscal es un ecosistema húmedo). Frecuentemente también se ob-servó pisoteo de ganado, caballos y mulas con algún rastro de pastoreo de las macollas de chusque.

    La hoja y tallo duro del chusque no tiene mucho que ofrecer a los animales; por el contrario las hojas contienen mucho calcio y silíceo, y un bajo contenido de proteínas según la experiencia de los campesinos (Tol & Cleef 1992).

    En mi percepción los chuscales, por su estructura vegetal más compleja y su capa humífera grande del suelo, revisten de gran importancia por su funcion de capturar el agua de las lluvias, las nieblas y retenerla. En este sentido supongo que puede capturar hasta dos o tres veces más que una misma superficie de un pajonal. Esta suposición todavía hay que comprobarla. En conclusión es muy im-portante el conservar al máximo la capa protectora de los chuscales en los páramos. Por las razones anteriormente mencionadas.

    ARBUSTALES ALTOS Y BAJOS DEL SUBPÁRAMO

    La zona baja del páramo con los arbustales altos y bajos casi no existe. Han desaparicido por roza y quema y muchas veces solamente se presentan remanentes a lo largo de quebradas en zonas pe-dregosas. En la zona de arbustales altos, contigua al límite superior del bosque es la zona donde se encuentran los cultivos de papa a escala de minifundios. El sistema fuera de las zonas de influencia de las ciudades grandes es de la agricultura itinerante con una rotación multianual de parcelas con culti-vos y otras en estado de descanso a veces con otro producto como cebollas (Ferwerda 1987; Jaimes & Sarmiento 2002). También es muy común crear un potrero después de las cosechas. Importante en cuanto a superficie aquí son los potreros, muchas veces ya con alambre de púas. Este sistema de potreros con alambre de púas hoy día ya ha subido al páramo propiamente dicho de pajonales, como por ejemplo, en el Páramo de la Rusia y otros.

    Los suelos negros son profundos y muy aptos para los cultivos durante más tiempo debido a que se presentan más nutrientes y agua en la zona del límite superior del bosque. En muchos casos es difícil de reconocer este límite, ya que los cultivos y potreros continúan hacia abajo. En estas zonas se presentan procesos de paramización, sobre todo en cultivos o potreros sin manejo. La paramización involucra la introducción de una selección de especies del páramo hacia abajo; sobre todo especies con una ecología amplia y un sistema de dispersión de semillas fácil y muy eficiente. En las zonas deforestadas se encuentra una selección de especies del páramo junto con las especies introducidas de potrero y hierbas como malezas nativas.

    Últimamente nos dimos cuenta que el componente leñoso ha desaparecido en muchos subpáramos altos en la Cordillera Oriental de Colombia por un régimen repetitivo de quemas y pastoreo extensivo durante más de medio siglo. La vegetación del subpáramo alto del Páramo de Sumapaz tiene estas características de casi ausencia de arbustillos o los prostrados como remanentes de la vegetación leñosa natural. En muchas zonas de páramo se puede observar este fenómeno y parece que los pa-jonales del páramo propiamente dicho han bajado en altitud. Vale la pena investigar este fenómeno con monitoreo de ‘exclosures’ libre de ganado y fuego.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    30

    Un fenómeno hoy día más común en estas altitudes son las plantaciones (cultivos de pino). Se trata en general de Pinus patula o P. radiata. La densidad alta de los pinos y la hojarasca de los pinos hacen desaparecer la flora nativa (Van Wesenbeeck et al. 2003). Es de suponer que los efectos de la presencia de los pinos después de la tala (tocones y hojarasca) quedan por muchos años visibles.

    FRAILEJONALES

    Frailejones son características en casi todos los páramos de Colombia. Generalmente se trata de es-pecies endémicas con rosetas caulescentes; especies monocaules pertenecen en su mayor parte a los géneros Espeletia y Espeletiopsis. Especies de Libanothamnus tienen el tronco ramificado. Es muy frecuente ver poblaciones densas de estos frailejones con troncos de 3-4 m o más, sobre todo en sitios protegidos con el nivél freático cerca a la superficie. Los troncos de las especies monocaules tienen una cobertura de las hojas muertas protegiéndolos de los cambios diarios de la temperatura ambiental. Las quemas afectan los frailejones con la pérdida de la manta de las hojas viejas, y afectan directamente el ciclo de nutrientes prácticamente cerrado de estas plantas. A largo plazo, las rosetas de tronco quemado son menos vitales y se mueren más temprano. El efecto del fuego hace que el ganado fácilmente entre en el terreno y cause la tumba de los troncos. Las plántulas que han sobre-vivido al fuego terminan pisoteadas.

    ZONAL SUPERPÁRAMO

    Es una zona donde se presenta menos influencia humana, excepto la basura que dejan los turistas en sitios de campamentos y comidas.

    PÁRAMO AZONAL

    Bosques de Polylepis y otros bosques aislados del páramo

    No sabemos hoy día cuántos bosques de Polylepis se presentan en el país. Existen actualmente cua-tro especies registradas, dos solamente en Nariño, la especie de la Cordillera Oriental es endémica: Polylepis quadrijuga. Los bosques de Polylepis (palo colorado) son muy amenazados por la tala para leña, postes, construcciones de fincas, etc.

    Como el crecimiento de las especies es relativamente lento, tomaría muchos años para recuperar el uso no sostenible del recurso Polylepis. Esto significa que con el curso de los años los bosques van a despaparecer, excepto en algunas pendientes muy inclinadas (como p. ej. en el Páramo de Guantiva). Colombia cuenta con una alta diversidad de bosques en el páramo, no registrados en otros países andinos.

    Estos bosques pertenecen a géneros como Aragoa, Diplostephium, Escallonia, Gynoxys, Hypericum, Miconia, Pentacalea y Valeriana. Aunque están situados en sitios abrigados en el páramo, son altamente amenazados por el fuego y corte de leña. Muchas veces las quemas repetitivas acaban con estas manchas pequeñas y gradualmente con las manchas grandes de los bos-

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    31

    ques. Los bosques aislados en el páramo albergan por lo menos una biodiversidad sustancial hasta un estimado del 30% de las especies en total. Generalmente, estos bosques toman años en recuperarse en estas alturas, por eso se pueden clasificar como amenazados y muy frágiles, además estos bosques son el hábitat de muchas especies de vertebrados y aves del páramo.

    TURBERASEn el páramo colombiano se presentan dos tipos de turberas: (1) las turberas de Sphagnum en los bosques andinos y el páramo bajo, y (2) las turberas de cojines vasculares a mayor altitud.

    TURBERAS DE SPHAGNUMEstas turberas han desaparicido sobre todo en la zona del bosque andino y altoandino donde apa-recen en valles con mal drenaje rodeado por el bosque andino, bajan donde hasta los 2.300 m (Merenberg) y muestran a esta altura siempre un ensamblaje de especies del páramo. Las turberas de Sphagnum en la zona de bosque y subpáramo generalmente se han drenado cambiando dramá-ticamente la vegetación y preparando el terreno para el cultivo de papa. Existen por ejemplo, algunas especies de frailejón que solamente crecen en estas turberas, como: E. arbelaezii, E. killipii, E. mira-dorensis, E. nemenkenii, E. schultesii son especies amenazadas por el futuro drenaje y parcelación o la entrada de agua rica en nutrientes; entre las especies de Sphagnum también se encuentra especies endémicas.

    Estas turberas desempeñan un papel clave en el almacenaje de agua en esta zona baja del páramo. Seguramente una cantitad de anfibios depende de estas turberas, entre ellos una cantidad apreciable de especies endémicas.

    Turberas de Sphagnum son casi ausentes en la zona de volcanes del país. Se presentan solamente en zonas volcánicas con lluvias abundantes y presencia de bambúes.

    TURBERAS DE COJINES VASCULARESEn las turberas de los páramos de Colombia se presentan tres especies vasculares de cojín: Plantago rigida, Oreobolus cleefii y Distichia muscoides. Recientemente se encontró céspedes duras de Xyris subulata en el páramo del Tatamá, pero estos están aparentemente relacionados en una se-cuencia succesional con los cojines de Oreobolus. Las turberas de cojines vasculares son propias de los Andes tropicales y en Colombia son muy comunes, sobre todo en las cordilleras Central y Oriental, donde ocupan una zona más alta contiguas a las turberas de Sphagnum. Oreobolus también es raro en ambientes volcánicos.

    La influencia humana consiste en el frecuente pisoteo, sobre todo por el ganado y equinos (caballos y mulas) Estos herbívoros caminan o pasan por sobre esta turberas en forma repetida, lo cual hace que se ha el césped se muera; se presenta suelo destapado con erosión y finalmente la superficie de estas turberas se reduce. Las Turberas de Plantago rigida sufren más de esta acción humana; esto

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    32

    observado ya años atrás en muchos lugares de la Cordillera Central y Oriental. Igualmente como las turberas de Sphagnum estas turberas de Plantago rigida y Distichia muscoides tienen una función de mayor almacenaje de agua en el páramo alto (entre 3.800 y 4.400 m.s.n.m.)

    TURBERAS DE GRAMÍNEAS Y MUSGOS

    La función más importante de estas turberas (de Calamagrostis ligulata) es el almacenaje de agua, generalmente son más profundas que las turberas de Sphagnum, lo que hace su papel más impor-tante. Sin embargo, las superficies son más pequeñas, también es un hábitat importante para muchas especies de fauna, en especial para los anfibios.

    LAGUNAS Y AFLORAMIENTOS DE ROCA

    Estos ambientes en el páramo casi carecen de la influencia humana, excepto que no se sabe el efecto de las truchas Salmo gairdneri, Richardson (1836) sobre la vegetación lacustre.

    EPÍLOGO

    Todavía no estamos seguros de la existencia de un momento o etapa en la degradación del páramo donde es imposible su restauración. Durante mucho tiempo se ha pensado que sí existe esta etapa. Hoy día pienso que la restauración del pajonal del páramo tal vez sea posible, pero su restauración se hace más facil y posible en las cercanías de macollas del páramo natural.

    El texto anterior es una reseña de las consecuencias de la influencia y acción humana en los páramos de Colombia, según mis observaciones y las de mis estudiantes de Ph.D. (Pita A. Verweij, Robert G. M. Hofstede) y de maestría (Willem Ferwerda, Bregje K. van Wesenbeeck, Tom van Mourik, Kasper Kok, Frank van Groen y Jan Jacob Keizer, entre otros) en los últimos 37 años. Inicialmente hemos estudiado esta influencia humana en los páramos alrededor de la Sabana de Bogotá y luego en el Parque Natural Nacional Los Nevados.

    Quiero agradecer al Profesor doctor. Thomas van der Hammen, por guiarme con las discusiones en el campo, como en su casa desde el año 1960. Al profesor, doctor. Orlando Rangel Ch. por su com-pañerismo durante todas las expediciones de Ecoandes (1977-1983) cuando formamos el grupo de vegetación. Finalmente al Doctor Andrés Páez Ramírez, de la Procuraduría General de la Nación – Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, por su paciencia y por la corección ortográfica y de estilo en el último día de entrega del manuscrito de la ponencia.

    Referencias

    -CLEEf, A.M. 1981. The vegetation of the paramos of the Colombian Cordillera Oriental. Disserta-tiones Botanicae 61. 320 p. Vaduz.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    33

    -ClEEf, A.M.; J. O. Rangel-Ch. & H. Arellano-P. 2008. The paramo vegetation of the Sumapaz massif (Eastern Cordillera, Colombia). En El Transecto de Sumapaz. Cordillera Oriental, Colombia. T. van der Hammen et al. (eds.). Studies on Tropical Andean Ecosystems 7. Berlín - Stuttgart. FERWERDA,W. 1987. The influence of potato cultivation on the natural bunchgrass páramo in the Colombian Cordillera Oriental. M.Sc. Thesis. Hugo de Vries Laboratory. University of Amsterdam.

    -FOSBERG, F. R. 1944. El Páramo de Sumapaz, Colombia. J.New York Botanical Garden 45: 226 -234.

    -HOFSTEDE, R. G. M. 1995. Effects of burning and grazing on a Colombian paramo ecosystem. Ph. D. Thesis University of Amsterdam. 200 p.

    -JAIMES, V. & L. Sarmiento 2002. Regeneración de la vegetación de páramo después de un disturbio agrícola en la Cordillera Oriental de Colombia. Ecotrópicos 15(1): 61-74.

    -LUTEYN, J. L. 1999. “Páramos. A checklist of plant diversity, geographical distribution and botanical literature”. Memoirs of The New York Botanical Garden 84. 282 p. New York.

    -RANGEL- Ch. J. O. (ed.) 2000. Colombia Diversidad Biótica III. La región de vida paramuna. 904 p. Universidad Nacional, Bogotá.

    -RICHTER, M. & MOREIRA MUÑOZ, A. 2005. Heterogeneidad climática y diversidad de la vegetación en el sur de Ecuador: un método de fitoindicación. Revista Peruana de Biología 12: 217-238.

    -SMITH, J. M. B. & A. M. Cleef 1988. Composition and origins of the world’s tropicalpine floras.Journal of Biogeography 15: 631-645. Tol, G. & A. M. Cleef 1992. Nutrient status of a Chusquea tessellata bamboo páramo, Chingaza National Park, Cordillera Oriental, Colombia. In: Páramo: an Andean ecosystem under human influence. Balslev, H. & J. L. Luteyn, eds. Pp. 123-135. Academic Press. London.

    TOL, G. J. & A.M. Cleef 1994. Above ground biomass structure of a Chusquea tessellata bamboo para-mo, Chingaza National Park, Cordillera Oriental, Colombia. Vegetation 115: 29-39

    -Van Wesenbeeck, B. van, T. van Mourik, J. F. Duivenvoorden & A.M. Cleef 2003. Impact of pine plantations on Andean paramo: a case study from Colombia. Biodiversity conservation 114: 207-218.

    -VARGAS RÍOS, J. O. 1997. Un modelo de successión-regeneración de los páramos después de que-mas. Caldasia 19(1-2): 331-345.

    -VERWEIJ, P. A. 1996. Spatial and temporal modelling of vegetation patterns. Burning and grazing in the paramo of Los nevados National Park, Colombia. Ph.D. Thesis, University of Amsterdam. 233 p.

  • Panorama y Perspectiva sobre la Gestión Ambiental de los Ecosistemas del Páramo

    Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios

    34

    ASPECTOS JURÍDICOS Y POLÍTICOS DE LA CONSERVACIÓN DEPÁRAMOS EN EL CONTEXTO SUBREGIONAL ANDINO

    Por: Eugenia Ponce de León Chaux1

    INTRODUCCIÓN

    El ecosistema páramo, en Sur América se extiende por la zona superior de los Andes del Norte, en una extensión de aproximadamente 35.000 km2, entre Venezuela, Colombia, Ecuador y el norte del Perú. Este ecosistema compartido, y en ocasiones fronterizo, constituye en un espacio de concentración de biodiversidad de importancia nacional, regional y global, ya que consta de un alto grado de especies con distribución geográfica restringida, adaptadas a condiciones únicas del trópico frío, que incluye factores climáticos extremos, como las temperaturas máximas y mínimas en un mismo día.

    Según Andrade (2004), la distribución de la flora y fauna en los páramos andinos sigue un patrón similar al de un archipiélago continental, donde cada páramo individual contiene ensamblajes de especies únicas, y se presenta además una alta tasa de reemplazo de especies entre ellos (hay un grado importante de “irremplazabilidad”, es decir que ninguno es representativo de la biodiversidad específica del conjunto).

    Por ello, este autor manifiesta “que ninguna estrategia de conservación de la biodiversidad de los páramos, puede resolver desde lo local el problema de la conservación de la biodiversidad, si no tiene como referencia, la estructura en patrón de archipiélago de la biota paramuna. Es decir, que para que pueda existir una conservación de la biodiversidad en los páramos, es necesario considerar seriamente la irremplazabilidad de las áreas protegidas que conservan este tipo de ecosistemas entre los diferentes páramos, y la complementariedad necesaria entre todos los páramos, de lo que sería un sistema de áreas protegidas para este ecosistema. Es un corolario de lo que los ecólogos llaman diversidad gama. Es un llamado a la implementación de estrate-gias de conservación verdaderamente regionales (y no la suma de estrategias nacionales). Es necesario además considerar seriamente el hecho que existe una alta irremplazabilidad en la distribución de la biota entre los diferentes tipos de hábitat o formaciones vegetales al interior de cada páramo. Es lo que los ecólogos llamas diversidad beta… ” (Andrade, 2008).

    1 Asesora del componente de Política Regional del Proyecto Páramo Andino-PPA, profesora Universidad Externado de Colombia.

  • Memorias

    Procuraduría General de la Nación

    35

    Lo anterior resalta la importancia de emprender acciones subregionales que respondan a aspectos que superan los límites de los países y que no pueden ser resueltos satisfactoriamente en forma frag-mentada por actuaciones individuales de cada país, sino que requieren respuestas que trasciendan y complementen los esfuerzos nacionales.

    La integración, coherencia y complementariedad de las acciones locales y nacionales, con las del nivel andino, tiene en cuenta, tanto las diferencias como los aspectos comunes existentes entre cada páramo individualmente considerado, y entre cada uno de los países andinos.

    En el ámbito político, el impacto que puede producir una actuación conjunta de los países andinos, que concentran la mayor área de páramo del mundo, será mayor si se construyen posiciones comu-nes, cuando ello sea pertinente, y respetando los derechos soberanos de cada país.

    El Proyecto Páramo Andino2 reconoció esa necesidad de abordar varias escalas de trabajo (local, nacional y andina e internacional), que se complementan entre sí, de manera que cada una aporta desde su nivel, al cumplimiento de los objetivos de conservación de la biodiversidad y salvaguarda de las funciones hidrológicas de los páramos andinos, buscando integrar agua, biodiversidad, medios de vida