palimpsesto_08 1 alvaro siza

Download Palimpsesto_08 1 Alvaro Siza

Post on 16-Jan-2016

7 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Entrevista realizada a Álvaro Siza, tratando, entre otros, la actuación en la Alhambra de Granada

TRANSCRIPT

  • PALIMPSESTOMARGINALIA

    # 08 Ao 03. Septiembre 2013 (16 pginas) ISSN 2014-1505Revista trimestral de temtica arquitectnica

    DireccinCarlos Ferrater y Alberto Pen

    Redaccin y diseo grficoCeclia Obiol

    DivulgacinLuis Amors

    Textos en inglsMiguel Orellana

    Colaboradores en este nmeroBoris Bezan, Marjan Bezan, Moiss Gallego, Mnica Juvera, Josep Llorca, Hctor Mendoza, Josep Maria Montaner, Ceclia Obiol, Ignacio Paricio, Mara Partida, Arcadi Pla i Masmiquel, Carmen Pinart, Stel.la Rahola, lvaro Siza, Juan Trias de Bes

    EdicinCtedra Blanca - E.T.S.A.Barcelona - UPCBarcelona palimpsesto@cbbarcelona.com

    ImpresinArts Grfiques Orient

    Depsito legal B-5689-2011ISSN 2014-1505e-ISSN 2014-9751

    V.O. PALIMPSESTO respeta el idioma original de los autores. De los textos: sus autores.Las imgenes han sido cedidas por los autores de los artculos. No ha sido posible encontrar todos los propietarios de sus derechos. Las partes interesadas pueden ponerse en contacto con el editor. Reservados todos los derechos. Ninguna forma de reproduccin, distribucin, co-municacin pblica o transformacin de esta obra se puede hacer sin autorizacin expresa de los titulares.

    CB.BCTEDRA BLANCA. BARCELONA

    maestro. Recoge comentarios, glosas, apuntes sobre su vida y su trayectoria ilustrados por algunos de sus dibujos, tambin her-mosas exploraciones sobre la arquitectura, que acompaan la conversacin que mantuvimos en el despacho del arquitecto en Oporto. El relato, las reflexiones que all se recogen, nos perfilan el tono que pudiera transmitir una revista de arquitectura.

    As, alrededor del corazn de la disciplina organizamos las tres aportaciones que realizan Moiss Gallego, Ignacio Paricio y Arcadi Pla, tres reconocidos profesores de la ETSAB que re-flexionan respectivamente en torno a la estructura en la Ville Savoie de Le Corbusier, a la investigacin en la arquitectura y a los modos de intervencin en el patrimonio. Con un enfoque semejante, ms prximo al ensayo que al tratado, se desarro-llaron la mayora de las aportaciones recogidas tras la llamada de originales (Call for papers) de cuyo proceso de seleccin por los revisores externos fue escogida La complejidad comn, un artculo que explora los terrenos compartidos entre arquitec-tura y msica escrito por Josep Llorca, estudiante de grado de arquitectura. El prximo nmero recoger con el mismo espritu la pregunta formulada por Alvaro Siza al final de la entrevista y que constituye el Call for papers para el nmero 9.

    Por su parte el contenido compartido, en este caso, por la litera-tura y la arquitectura del Centro Federico Garca Lorca de Grana-da es el pretexto para un ejercicio aqu s estrictamente arquitec-tnico por parte de Bezan, Juvera, Partida y Mendoza. La fuerza de la seccin y la contundencia de su materialidad contrastan con la delicada insercin urbana en el centro de Granada.

    La materialidad es precisamente el centro de la tesis de Juan Tras de Bes cuya sinopsis recogida en estas pginas ahonda a partir de la obra de Peter Zumthor enMateria, sintaxis y diagra-mas. Un trabajo de investigacin realizado desde la visin de un arquitecto en prctica y que sita el centro de la disciplina en lo que da en llamar Arquitecturas matricas. La figura del recientemente desaparecido Oscar Niemeyer es el otro vrtice de la revista en el artculo de Ceclia Obiol que versa sobre su obra y pone el acento en los proyectos realizados para Niteroi, ciudad que mira especularmente a Rio de Janeiro.

    Desde sus primeros nmeros PALIMPSESTO, por origen y con-viccin, ha puesto el acento en los procesos de realizacin tanto de la arquitectura como de otras disciplinas prximas. El caso de Stella Rahola, arquitecta y escultora, encarna de dos maneras distintas esta preocupacin que a la vez, y paradjica-mente, niega con el contenido ligero y evanescente de muchas de sus creaciones de porcelana y vidrio que se expusieron en el centro de Arte de Santa Mnica. Carmen Pinart por su parte observa lo cotidiano para extraer su esplendor y, en palabras de Luis Moreno Mansilla, para transformar la mirada sobre las cosas, acaso la funcin ltima del arte y la arquitectura como se vio en la exposicin celebrada en primavera de 2013 en la galera OAB de Barcelona.

    La pregunta es si el recurso a estos apuntes al margen, al relato corto, al acento sobre una parte de la disciplina como pueda ser la materia frente al todo, constituye una concesin a lo prag-mtico o por el contrario puede construir una lnea de reflexin consistente y vlida. De las condiciones de esta suposicin y de sus certezas versa la aportacin de Josep Mara Montaner que cierra el nmero e invita a considerar nuestro propio trabajo editorial.

    Amodo de Marginalia presentamos la entrevista realizada a Alvaro Siza como notas al margen en la biografa de un Marginalia

    AP

    lvaro Siza Entrevista realizada por el equipo de redaccin (AP)

    Alvaro Siza nos recibe en su despacho de Oporto a media maana de un do-mingo de junio soleado y ventoso. Su despacho est tranquilo pero a la vez repleto de dibujos, maquetas y pro-totipos que aguardan ser retomados. Entre los distintos planos nos muestra uno de sus ltimos proyectos para una fbrica de vidrio en Corea. Le entre-gamos una edicin facsmil del primer libro sobre Gaud , el conocido como Rfols, obsequio de la ctedra Gaud de Barcelona. Con este pretexto nos sumergimos en una conversacin de poco ms de una hora en la que de-jamos a un lado nuestros papeles y acompaamos el discurso y la voz pro-funda del arquitecto.

    Yo no tena ninguna intencin de ser ar-quitecto. Quera hacer esculturas pero para la familia era muy perturbador. No quera discutir con mi padre y mi madre y por ello decid ir a la escuela de Bellas Artes, donde en aquellos aos se poda cursar pintura, escultura y arquitectura. La idea era seguir en arquitectura las asignaturas comunes de dibujo, histo-ria del arte y despus cambiar...

    ...pero no cambi nunca ms.

    No, porque mi perodo en la Escuela coincidi con la entrada de un nuevo cuerpo de profesores. Se incorpor una nueva generacin interesante.

    Cundo fue la ltima vez que visit Barcelona?

    Durante unos aos bamos mucho de vacaciones a Espaa. Mi padre alqui-laba un coche, porque no conduca, y visitbamos cada vez una regin dis-tinta; Andaluca, Galicia, Barcelona, la Costa brava A mi padre le gustaba mucho viajar y adems costaba lo mis-mo pasar unas vacaciones fantsticas en Espaa que quedarse en Portugal porque la peseta vala la mitad que el escudo.

    Sus padres tuvieron algo que ver con la arquitectura?

    No directamente, aunque con las artes s. Mi padre era ingeniero y le encanta-ba viajar, visitar museos, ciudades. Lo primero que haca al llegar a una ciu-dad era ir al mercado porque deca que enseaban mucho la atmsfera de una ciudad. Preparaba bastante bien los viajes con guas, libros, lo preparaba todo. En uno de esos libros vi varias fo-tos de Gaud y me interesaron mucho. Para m eran como esculturas. Recuerdo tambin cmo con mucho entusiasmo descubr la catedral de noche con mi hermano. Daba miedo, todo estaba oscuro no haba gente en la calle y de repenteaquella aparicin tremenda. Hay que decir que Espaa en los aos 40 era muy pobre y no empez a cam-biar hasta los 50. Las dos ciudades que estaban mejor eran Barcelona y Madrid, en las otras la pobreza era tremenda.

    Qu edificios visitaron en Barce-lona?

    En Barcelona visitamos la Batll, la Mil y su patio, pero lo que ms me impre-sion fue que aquello que haba descu-bierto en el libro, y que me parecieron esculturas, estaban hechas con todo lo que tena mi casa; los puos de la puertas, las molduras Este descu-brimiento hizo que me interesara por la arquitectura, que hasta entonces para m equivala a visitar monumentos. Lo que tena delante eran cosas normales que cantaban entre ellas. Era como un coro de cosas normales que se trans-formaba en msica de calidad.

    ENTREVISTA

    Formacinmenudo habla de la influencia de Gaud en su decisin de ha-

    P

    A diferencia de Barcelona, la presen-cia de la naturaleza en Oporto, de la topografa, parece constituir no solo un marco o un fondo sino la verda-dera condicin operativa de la ciu-dad. Hasta qu punto est presente en su arquitectura?

    En realidad soy de Matosinhos don-de est la primera obra que constru y donde resid hasta los 30 aos. Pero la relacin con Oporto era constante porque a partir de secundaria tena que desplazarme hasta all. Vena por el bor-de del rio con la lnea 1 del tren que tar-daba 45 minutos por aquel entonces. An hoy a veces, distrado, cuando tengo que ir al centro digo tengo que ir a Oporto. Era un gran espectculo, el del rio. Ha-ba mucho movimiento de los barcos que venan a traer la uva para el vino de Oporto, en los mrgenes donde se desarrollaban muchos trabajos rela-cionados con su elaboracin. Y en el otro sentido, desde el Duero, vena el carbn en barcas negras con mujeres que lo traan en grandes cestos sobre su cabeza. Yo adems aprovechaba para leer. Le ms que en todo el resto de mi vida, 45 minutos por cuatro veces y en ocasio-nes hasta 6 veces.

    Y qu lea?

    A partir del final de la guerra en el 45 aparecieron muchas ediciones que traducan novelas extranjeras. Nuevos autores de novela de Amrica, Stein-beck, Hemingway, Faulkner. Tambin algunos portugueses, porque en el programa escolar se lea mucho Ca-milo Castelo Branco, Ea de Queiroz... Novelas sobre todo. Seguramente no lea teora de arquitectura.

    Oporto

    P

    Siempre ha puesto el acento en la manera de recorrer y descubrir la arquitectura. En el proyecto para la Alhambra est precisamente traba-jando en el edificio de acceso. Su propuesta nos prepara para el rito de su visita?

    El tema del concurso es precisamente ese. La respuesta a los recorridos, la llegada y la salida, con esas 8500 per-sonas al da. Cmo transformar aque-llo que es catico en una parte positiv