octavio paz y carlos fuentes. encuentros y ?· guillermo vega zaragoza pulsiones prometeicas leda...

Download OCTAVIO PAZ Y CARLOS FUENTES. ENCUENTROS Y ?· Guillermo Vega Zaragoza PULSIONES PROMETEICAS Leda Rendón…

Post on 31-Oct-2018

222 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • CONTENIDO | 1

    3

    5

    14

    19

    23

    26

    29

    33

    37

    40

    49

    52

    55

    57

    65

    66

    68

    72

    74

    77

    79

    81

    83

    85

    91

    92

    94

    95

    96

    97

    98

    100

    102

    105

    106

    108

    109

    EDITORIAL

    ENTREVISTA CON CARLOS FUENTES. TODO ES PRESENTEMassimo Rizzante / Traduccin de Carmen Ruiz de Apodaca

    OCTAVIO PAZ Y CARLOS FUENTES. ENCUENTROS Y DESENCUENTROSAlfonso Gonzlez

    TRES CARAS DEL OCIOEmmanuel Carballo

    ARRECIFE DE JUAN VILLORO. VRTIGO NARRATIVORosa Beltrn

    JULIETA CAMPOS. LOS GOCES ESPECULARESAline Pettersson

    BEATRIZ ESPEJO. EL ARTE DE BRUIR UNIVERSOSAna Clavel

    NICANOR PARRA, PREMIO CERVANTES 2011. ELOGIO DEL ANTIPOETAJuan Gustavo Cobo Borda

    EMPEZANDO POR LA NUESTRAAgustn Monsreal

    LA CONEXIN MEXICANA DE LEN DEGRELLEEduardo Clav

    ARTURO AZUELA. HISTORIA IMAGINADAEdgar Esquivel

    FERNANDO ALBA Y MARCOS MAZARI. PIONEROS DE LA FSICAMara Esther Ortiz

    JOEL CORRALES, PINTOR. MORFOLOGA SOCIALNora Emilia

    REPORTAJE GRFICOJoel Corrales

    CUENTOS A DESHORAArturo Souto Alabarce

    EL HOMBRE QUE NO CONOCI LA SOLEDADAdolfo Castan

    PUNTO DE DESVIACINAngelina Muiz-Huberman

    NOMBRES EN LA ARENAJos de la Colina

    MARDONIO CARBALLO. HABLEMOS DE POESASandra Lorenzano

    POEMASVernica Volkow

    TRIUNFO DE LO TERRESTREEfran Bartolom

    SECRETOSMiguel Gonzlez Gerth

    SARAMAGO. LUZ QUE NO SE APAGAElena Mndez

    GRAHAM GREENE. LA PRESENCIA DEL MALHelena Daz Page

    RESEAS Y NOTAS

    JOS REVUELTAS. NUEVA LECTURAEnrique Flores

    LA ECOLOGA DIGITALOmegar Martnez

    LA CASA EN ALQUILER DE LEONORA CARRINGTONVicente Leero

    DULCES PRENDAS POR M MAL HALLADASHugo Hiriart

    ESCARABAJOMauricio Molina

    SONETOS, REDONDILLAS, ESTRAMBOTESDavid Huerta

    PEDRO ES PIEDRAChristopher Domnguez Michael

    EL MEJOR CONCIERTO DE NUESTRAS VIDASPablo Espinosa

    REFUGIOClaudia Guilln

    MAURICIO MOLINA. LO EXTRAO Y LO SINIESTROGuillermo Vega Zaragoza

    PULSIONES PROMETEICASLeda Rendn

    OJO DE LAGARTIJA: VER SIN SABER QUE VESJos Gordon

  • EDITORIAL | 3

    Abrimos la presente entrega con la voz de Carlos Fuentes,fallecido el Da del Maestro (la coincidencia no es casual) de este ao, con una esplndida entrevista realizada por

    el poeta y crtico italiano Massimo Rizzante, en la que el autor de Aura hace un sobrevuelo por su infancia, sus

    estudios, sus primeras lecturas y posteriormente sobre el presente y el futuro de la novela. Alfonso Gonzlez, por

    su parte, escribe un ensayo donde entabla los vasos comunicantes entre la obra de Fuentes y la de Octavio Paz, las

    confluencias literarias y los desacuerdos polticos.

    Arrecife, de Juan Villoro, es una de las indagaciones sobre la violencia ms interesantes que se haya escrito en

    Mxico desde la narrativa. Rosa Beltrn, al comentar la ltima novela del autor de El disparo de argn, Materia

    dispuesta y El testigo, reflexiona tambin acerca de la novela contempornea.

    Emmanuel Carballo prosigue con el rescate de la literatura y del imaginario mexicano con un texto que

    versa sobre el bolero, el futbol y la lucha libre, y en el que descubre muchas de nuestras ms profundas idio-

    sincracias colectivas.

    En el mbito de la ciencia, la doctora Mara Esther Ortiz, Investigadora Emrita, escribe sobre Fernando Alba

    Escalante y Marcos Mazari Menzer, impulsores visionarios de la fsica nuclear experimental en nuestra Universidad.

    La poesa recorre las pginas de nuestra revista a travs de las voces de Efran Bartolom, Vernica Volkow y

    Miguel Gonzlez-Gerth. En este sentido, Sandra Lorenzano comenta la obra de Mardonio Carballo, uno de los

    poe tas que han renovado la lrica en lengua nhuatl. Juan Gustavo Cobo Borda celebra la obra de Nicanor Parra,

    Premio Cervantes 2011.

    Agustn Monsreal se ha caracterizado por escribir ficciones breves, densas, plenas de poesa. Ahora nos ofrece un

    texto en el que destacamos la intensidad emocional y la irona, sobre la festividad mexicana del da de las madres.

    La vigencia de la obra de Jos Saramago es innegable. De paso por nuestro pas su compaera Pilar del Ro

    ofreci esta entrevista a la escritora Elena Mndez, y con la que accedemos a una interesante imagen del gran

    autor portugus.

    El fallecimiento en das recientes del escritor, matemtico e historiador Arturo Azuela deja a la Universidad

    sin una de sus figuras ejemplares. A manera de homenaje Edgar Esquivel nos brinda una semblanza del autor de

    Manifestacin de silencios.

    Dedicamos esta vez nuestro reportaje grfico a la obra del artista plstico cubano Joel Corrales.

    Para celebrar la publicacin del libro Cuentos a deshora de Arturo Souto Albarce, una de las figuras centrales del

    Colegio de Letras Hispnicas de la UNAM, escriben Angelina Muiz-Huberman, Jos de la Colina y Adolfo Cas-

    tan, acompaados de las emotivas palabras que, en ausencia, les dirigiera el propio Souto durante la presenta-

    cin del volumen en el Saln de Actos de la Facultad de Filosofa y Letras de la UNAM el cuatro de junio pasado.

    Eduardo Clav escribe un ensayo que descubre siniestros lazos entre la guerra cristera y el nazismo, a travs de

    un personaje histrico que estuvo de paso por nuestro pas, el conspirador belga Len Degrelle.

    Aline Pettersson recuerda la vida y la obra de la gran escritora Julieta Campos, al tiempo que Ana Clavel nos

    otorga una visin del arte literario de Beatriz Espejo. Finalmente, Helena Daz Page reflexiona acerca de la natu-

    raleza del mal en la obra del narrador britnico Graham Greene.

  • TODOES PRESENTE | 5

    Su infancia fue nmada y cosmopolita. Hijo de diplom-tico, naci en Panam en 1928 y en tre los aos treinta y cua -renta vivi en Montevideo, Ro de Janeiro, Washington,Santiago de Chile, Quito, Buenos Aires y Mxico, donde pa -saba sus vacaciones. Recibi una educacin protestante?

    Y tambin muy catlica.

    Ambas?S, claro, mi madre era catlica y recuerdo que yo casi

    nunca tena vacaciones.

    Nunca?Las vacaciones en Estados Unidos y en Mxico no

    coinciden. En Estados Unidos, el verano duraba de ju -nio a septiembre, cuando en Mxico es periodo escolar.Por tanto, iba a Mxico cuando haba vacaciones enEstados Unidos, aunque iba al colegio. Me obligaron aaprender espaol en escuelas catlicas. Por enton ces ha -ba un cierto equilibrio entre la transmisin de la heren -cia protestante y de la herencia catlica.

    En Mxico, bajo la presidencia de Lzaro Crdenas, se re -tomaron verdaderamente los ideales de la Revolu cin: la

    lucha contra el analfabetismo, la reforma agraria, la na -cionalizacin del ferrocarril y sobre todo la expropiacinde las compaas extranjeras que explotaban el petrleo.En varias ocasiones usted ha descrito este momento co mosu primera toma de conciencia

    Me di cuenta de que yo era mexicano. En casa ha -blaba espaol con mi padre y mi madre. Nunca aban -don esa lengua. Incluso en las embajadas hablaba es pa -ol. Sin embargo, descubr mi nacionalidad mexicanagracias a la nacionalizacin del petrleo. Recuerdo untitular de la prensa norteamericana de esa poca: Mexi-can bandits steal our oil. Me rebel. Fui a ver una pelcu -la sobre Sam Houston (el poltico del siglo XIX y tercerpresidente de la Repblica de Texas). De repente, yotendra nueve o diez aos, me levant y grit Viva M -xico! Muerte a los gringos!.

    Mi padre me sac inmediatamente de la sala: Vasa conseguir que pierda mi puesto de diplomtico. Nodigas ese tipo de cosas. Desde entonces, aliment unfuerte sentimiento de pertenencia a mi pas. Fueron losnorteamericanos los que me hicieron sentir que yo eramexicano.

    Entrevista con Carlos Fuentes

    Todo espresente

    Massimo RizzanteTraduccin de Carmen Ruiz de Apodaca

    La voz de Carlos Fuentes sigue y continuar resonando en loslaberintos de la literatura. En esta entrevista, indita en espa-ol, con el crtico y es critor italiano Massimo Rizzante, CarlosFuentes rememora al gunos momentos claves de su biografa, altiempo que reflexiona con sagacidad acerca de la novela y susinfinitas posibilidades.

  • Se senta como una especie de clandestino...En la poca de la nacionalizacin del petrleo s,

    por que no se dejaba de hablar de ello en la prensanorteame ricana. Se hablaba de Mxico como de unpas de ladro nes que expropiaban a los propietariosnorteamericanos.

    En 1941 comienza probablemente una segunda eta pa desu vida, entre Santiago de Chile y Buenos Aires don de vi -vi hasta 1944

    Volvera a Mxico en 1945. En Santiago iba a un co -legio britnico. Era un colegio muy conocido. A mu -chos de mis grandes amigos, con los que an manten-go contacto, los conoc all. La disciplina era frrea:uniformes, horarios estrictos, God save the King (en esapoca haba un King) Y mucha informacin sobre laguerra. Yo formaba parte de un grupo y nos considera-ban muy extravagantes porque ni jugbamos al rugbyni al futbol, a nada. Nos mantenamos al margen. Ha -blbamos de libros. Formbamos un club literario msque deportivo. Permanec all tres aos.

    Y, en Buenos Aires?En Buenos Aires estuve un ao. All tuve una nueva

    experiencia escolar. Recuerdo haberle dicho a mi pa dre:Pap, me he formado con el New Deal de Roosevelt, conlas reformas socialistas de Crdenas, con el Frente Po -pular en Chile, y t me metes en un colegio fascista!.

    En clase, el profesor nos preguntaba: Quin tenarazn: Esparta o Atenas?. Y haba que responder gri-tando: Esparta! Esparta!. Cosas por el estilo. En 1943hubo un golpe de estado promovido por un grupo ul -tracatlico y de extrema derecha encabezado por Artu -ro Rawson. Pern estaba en el Ministerio de la Guerra.Fue un rgimen mil