"mi querido director..."

of 24 /24
“Mi querido director…” Les cartes de Nicasio Camilo Jover des de Beniardà, la vall de Guadalest i Callosa d’en Sarrià, any 1868. Introducció i notes de María Francia Galiana Botella i Joaquín Ronda Pérez. Nicasio Camilo Jover Pierron (Alacant, 1821-1881) (Font: RAMOS, Vicente, Historia de la Diputación Provincial de Alicante (1822-1870), p. 491). Callosa d’en Sarrià, any 2015 ISBN-13 978-84-608-2574-6

Author: lamarinadahir

Post on 24-Jul-2016

252 views

Category:

Documents


1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Les cartes de Nicasio Camilo Jover des de Beniardà, la vall de Guadalest i Callosa d'en Sarrià, any 1868. Introducció i notes de María Francia Galiana Botella i Joaquín Ronda Pérez.

TRANSCRIPT

  • Mi querido director Les cartes de Nicasio Camilo Jover des de

    Beniard, la vall de Guadalest i Callosa den Sarri, any 1868.

    Introducci i notes de Mara Francia Galiana Botella i Joaqun Ronda Prez.

    Nicasio Camilo Jover Pierron (Alacant, 1821-1881)

    (Font: RAMOS, Vicente, Historia de la Diputacin Provincial de Alicante (1822-1870), p. 491).

    Callosa den Sarri, any 2015

    ISBN-13 978-84-608-2574-6

  • 1

    Jover era bueno y vivi triste,

    era activo y vivi en la pobreza,

    era inteligente y vivi oscurecido

    (Blas de Loma Corradi)

    Les quatre cartes que editem foren escrites lany 1868 pel periodista Nicasio Camilo

    Jover Pierron (Alacant, 1821-1881). Estes epstoles formen part dun conjunt de nou missives,

    que sota el nom genric de Cartas Descriptivas, van ser publicades en forma de follet en el

    diari El Constitucional dAlacant, des del 15 fins al 23 de gener de 1876.

    El lloc de procedncia i la data descriptura de cadascuna de les cartes de la collecci

    completa sn: Penguila, 26 de setembre de 1864; Barcelona, 2 de juliol de 1867; Barcelona,

    24 de novembre de 1867; Penguila, 13 de febrer de 1868; Gorga, 15 de febrer de 1868;

    Beniard, 9 de mar de 1868; Valle de Guadalest, 13 de mar de 1868; Beniard, 14 de mar

    de 1868 i Callosa de Ensarri, 19 de mar de 1868. Malgrat linters del conjunct epistolar, hem

    resolt noms comentar les cartes trameses des de la Marina.

    Segons lhistoriador Pedro Diaz Marn, la carta des de Callosa ja havia estat publicada,

    el 25 de mar de 1868, en el peridic El Comercio de Alicante1. El detall cronolgic s important

    perqu ens permet contextualitzar les cartes i identificar el director a qui van dirigides: Blas de

    Loma Corradi.

    Blas de Loma Corradi (Cartagena, 1825 Alacant, 1902).

    (Font: RAMOS, Vicente, Historia de la Diputacin Provincial de Alicante (1871-1891), p. 53).

    Corradi va ser un home molt actiu, dotat duna personalitat polifactica, que va

    desenvolupar mltiples activitats professionals i intelectuals, com ara catedrtic dangls de

    lInstitut Provincial, o director de lEscola de Comer dAlacant des de la seua fundaci el 11

    dagost de 18872. El 1858 va fundar, amb altres prohmens alacantins, El Comercio de

    1 MORENO SAEZ, Francisco (ed.), La prensa en la ciudad de Alicante desde sus orgenes hasta 1874, Alicante, 1995, p.123. Cal subratllar, que Diaz tan sols enumera una srie darticles rellevants, la qual cosa fa suposar, que les altres tres cartes tamb hi havien estat publicades vora de les dades en qu foren escrites. 2La Escuela Superior de Comercio de Alicante; http://www.alicantevivo.org (consultada el 27/05/2015).

  • 2

    Alicante, rgan dexpressi dels interessos de la burgesia alacantina. Mentrestant, Nicasio

    Camilo Jover era un lletraferit que shavia professionalitzat en el mn periodstic en El Heraldo

    de Madrid, alhora que intentava triomfar en el mn literari de la capital. Ambdues figures van

    connectar i, des de bell antuvi, Jover es va incorporar a la redacci del nou diari.

    Els principis que defensava El Comercio de Alicante eren el foment del comer

    mitjanant una poltica lliurecanvista, en oposici a la proteccionista3; la necessitat que lestat

    intervinguera en la construcci dobres pbliques (com ara carreteres, abastiments daigua

    potable urbana o grans infraestructures de regadiu), la disminuci de la burocrcia

    administrativa i la promoci de leducaci amb la creaci descoles i instituts professionals.

    Lantiga escola de comer dAlacant, on ensenyava Corradi. Ara per ara s el Museu dart contemporani dAlacant.

    (Font: http://www.alicantevivo.org). La naturalesa destes demandes fa pals els trets caracterstics de la burgesia

    dAlacant: comerciants al gros amb forts interessos en lagricultura. Els negociants

    suministraven als llauradors matries primeres dimportaci sobretot guano i capital, i

    nextraen les collites per a lexportaci des del port dAlacant.

    Com han estudiat els especialistes4, esta tradici mercantil es remuntava a Alacant i

    Valncia almenys fins al segle XVIII, on destacaven els comerciants dorigen estranger. En este

    ordre de coses, cal afegir una nota biogrfica de Jover: la ascendncia francesa de sa mare, la

    senyora Ins Pierron, natural de Nancy a Frana.

    3 La principal poltica comercial que disposaven els governs durant segle XIX era laplicaci de laranzel, un impost que gravaba la importaci de bns. Com ms proteccionista era un pas, ms alt era laranzel i, per tant, ms car eren els productes importats, la qual cosa beneficiava la indstria nacional. No obstant aix, el proteccionisme era un arma de doble tall, perqu la reacci dels altres estats era apujar recprocament els seus aranzels i, en conseqncia, perjudicar els productes dexportaci, com ara el vi, la pansa, lametla i els ctrics valencians. 4GIMNEZ LPEZ, Enrique, Alicante en el siglo XVIII. Economa de una ciudad portuaria en el antiguo rgimen, Valncia, 1981; VIDAL OLIVARES, Javier, Comerciantes y polticos (Alicante, 1875-1900), Alicante, 1987; FRANCH BENAVENT, Ricardo i MUOZ NAVARRO, Daniel, Minoras extranjeras y competencia mercantil: franceses y malteses en el comercio valenciano del siglo XVIII, Minius, n 20, 2012, pp. 61-92; PLANELLES IVEZ, Montserrat, Herencia de la inmigracin francesa desde el siglo XVIII en Alicante; Le XVIIIe sicle aujourd'hui: prsences, lectures et rcritures, Paris, 2011, pp. 309-330.

  • 3

    Pel qu fa a laspecte social i poltic, la ideologia de El Comercio de Alicante

    representava un liberalisme progressista, per no radical, partidari de lordre, la propietat

    privada, el sufragi universal i la llibertat religiosa.

    El Comercio de Alicante va anar reflectint, gradualment, el decencisament desta

    burgesia respecte del rgim simbolitzat per la monarquia dIsabel II i el partit Moderat: un

    sistema de govern autoritari i corrupte, que tancava tota possibilitat de participar-hi i, per tant,

    de reformar-lo des de linterior.

    El castell i el port dAlacant ca. 1870 (Fotografia, Laurent, J.).

    (Font: Biblioteca Valenciana Digital).

    Al voltant de 1868, El Comercio va crear, juntament amb els rotatius republicans, el

    clima meditic on es va gestar la revoluci que esclat el 17 de setembre. Llavors, lalmirall

    Topete va comandar un pronunciament militar a Cadis; una insurrecci armada a la qual

    sincorporarien els generals ms reconeguts de lexrcit espanyol, com ara Prim, Serrano o

    Dulce.

    Cal recordar, que Callosa va ser un dels epicentres de la revoluci de 1868 en la

    provncia dAlacant, on lagitador alte Miguel Jorro Such, amic personal del general Prim, va

    constituir la junta provisional revolucionria el 24 de setembre, tan sols sis mesos desprs que

    Jover escriguera les cartes5.

    El desenlla de la revoluci de setembre fou lenderrocament de la monarquia dIsabel

    II i linici dun periode convulse de sis anys, en qu simplantaren quatre formes diferents de

    govern: regncia, monarquia i repblica (federal i unitria).

    El sexenni democrtic va significar per a El Comercio de Alicante, la fusi amb El Eco

    de Alicante fins a desaparixer de forma definitiva al octubre de 1871. Aleshores Jover sintegr 5 En la secuncia revolucionaria provincial, Callosa va ser capdavantera. Les primeres Juntes que es van formar es troben a Alcoi (el 22 de setembre), Callosa (el 24 de setembre), Pego (el 25 de setembre), Xal (el 28 de setembre), Alacant (el dia 29) i Dnia (el 30 de setembre); MAS I MART, Josep i NOGUERA I MENGUAL, Jaume, La vila de Xal i lescalt revolucionari de 1868, Xal, 2008, p. 17. La revoluci de setembre a Callosa en GUARDIOLA FUSTER, Miguel, Carlistas, republicanos y liberales, Sevilla, 2010, pp. 13-26.

  • 4

    en lequip de redacci de El Constitucional, on romandr fins a la seua mort, esdevinguda el 18

    de setembre de 1881, quan nera director.

    Les quatre cartes que transcrivim, dacord amb lescriptura original, revelen dos perfils

    de Jover. Duna banda, el Jover periodista, corresponsal dun diari burgs en un territori que

    albira, i critica, des del punt de vista de lutilitarisme econmic. Des desta perspectiva, el

    testimoni de Jover safig a altres lectures del paisatge, com ara les Observaciones de

    Cavanilles, las Relaciones de Toms Lpez, la Descripcin geogrfica de Castell, la

    descripci de Callosa de Vicente Ignacio Franco o el Diccionario Geogrfico de Pascual

    Madoz6.

    Jover va tindre una vessant dhistoriador: Resea histrica de la ciudad de Alicante s una crnica que

    abraa des dels origens de la ciutat fins al 1863. (Font: http://sirio.ua.es).

    Daltra banda el Jover literat, que intenta fer una descripci lrica del paisatge, una

    mena de relat de viatger de caire decimonnic. En este sentit, lestil enfarfegat i dmod de

    lescriptura de Jover, que llavors tenia quaranta-set anys, pot considerar-se un record del Jover

    de la juventut, aquell que als vint anys, i amb un llibre de poesies calent de la impremta sota el

    bra, va intentar fer-se un nom literari en el Madrid romntic.

    Portada del primer llibret de versos de Jover, publicat a Elx el 1841 amb prleg dAntonio Aparicio Guijarro.

    (Fotografia: Joaqun Ronda Prez).

    6Un recull destes descripcions en ALBEROLA ROM, Armando, Benimantell i la vall de Guadalest. Reflexions al voltant del paisatge agrari a les acaballes de ledat moderna, Benimantell. La Vall de Guadalest 1611-2011, Benimantell, 2011, pp. 221-239.

  • 5

    Beniard 9 de marzo de 1868.

    Mi querido director: aqu me tiene V., como el Coloso de Rodas, con un pi en Beniard

    y otro en Benifato. El valle que se estiende debajo del tringulo formado por mi posicin, es

    delicioso, como todos los de este pas: no le describo primero porque sera largo hacerlo y

    despus porque quiz hallaran exagerada mi descripcin los que, en son de echar un San

    Benito, llaman poetas a los que como yo, tienen la fortuna de hallar en la naturaleza la

    magnfica poesa con que Dios ha embellecido todas sus obras. Cuando Rousseau dijo, , dijo una gran

    verdad, por mas que esto parezca a primera vista una paradoja, pues el hombre con toda su

    pretenciosa ciencia, al querer modificar los animales, por ejemplo, solo ha conseguido producir

    la mula, monstruoso enjendro, que por mas que sea de alguna utilidad, ni siquiera puede

    reproducirse7. Pero me aparto de mi propsito, y dejando para otra ocasin la filosofa vuelvo a

    mi valle. Para llegar a l he tenido que cruzar escabrossimos senderos practicados al borde de

    precipicios, y teniendo a cada instante delante de mi, abismos cuya profundidad no poda medir

    la vista8.

    Detall dels pobles recorrreguts per Nicasio Camilo Jover en el Mapa Geogrfico del Reyno de Valencia por

    D. Toms de Lpez, any 1818 (Font: Biblioteca de la Real Academia de la Historia).

    7 Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) va ser un autor de culte per als partidaris del romanticisme. Un dels principis de Rousseau explica la cita: per al ginebr la cincia, lart i les institucions socials havien corromput la humanitat; en conseqncia lestat natural, o primitiu, de lhome era superior, en el plnol moral, a lestat civilitzat. Hem trobat, en este sentit, una paradoxa entre el Jover escriptor, darrels romntics, i el Jover periodista, defensor del progrs cientfic i material. 8 Lentrada de Jover a la Vall de Guadalest, en concret a Beniard, es va produir des de Gorga, on data la carta anterior.

  • 6

    Por consiguiente y como es natural, los pueblos de estas montaas viven en absoluto

    aislamiento y privados del trato con las grandes poblaciones, lo cual influye de una manera

    funesta en su constante malestar. Sin medios de dar fcil salida los frutos del pas su riqueza

    es menor de lo que debiera ser, si las vas de comunicacin primero, y el comercio despus,

    viniesen a ponerles en aptitud de poder cambiar sus producciones agrcolas, con los dems

    artculos indispensables para la vida. Pidamos, pues, sin temor de incurrir en la pesadez,

    carreteras para todos los pueblos de nuestra provincia, y les haremos un gran servicio, pues

    los caminos, como la estrella de Beln, son siempre los precusores de la Buenanueva.

    Vista de Beniard, anys cinquanta (Fotografia: Hermanos Galiana).

    (Font: HERMANOS GALIANA, Un viatge per la Marina Baixa, Callosa, 2005, p. 50).

    La cuestin que al presente agita a Beniard y Benifato, es la de la agregacin de este

    segundo pueblo al de Benimantell, indicada en el ante-proyecto, que en cumplimiento a lo

    mandado en Real Orden de 23 de octubre ltimo, se ha formado, de acuerdo con la diputacin

    y consejo, por el gobierno de la provincia, para llevar a efecto la supresin de ayuntamientos

    mandada en la ley municipal vigente; y en efecto, se comprendre el disgusto que a estos

    pueblos causa el solo anuncio de su separacin, nicamente con ver la posicin que ocupan:

    colocados uno al lado del otro y a un cuarto de hora escaso de distancia, son comunes a los

    habitantes de ambas poblaciones, territorios, aguas y familias: hay ms, todos los hijos de

    Benifato estn bautizados en la iglesia de Beniard, pues el vicario de este pueblo lo es

    tambin de aquel, y esto hace que ambos vecindarios estn unidos desde inmemorial, no solo

    por lazos de recproco inters, sino tambin por los afectos del alma: as es que no dudo se

  • 7

    modifique ese ante-proyecto, por lo que respecta a estos pueblos, en cuanto lleguen a noticia

    de quien corresponda las circunstancias que acabo de indicar9.

    Por supuesto, aqu se estn sufriendo, como en el resto de Espaa las consecuencias

    que la falta de cosechas y la escasez de cereales han traido consigo: y la miseria se deja sentir

    de una manera terrible10. Lstima d ver estos laboriosos jornaleros condenados una

    forzada vagancia, por falta de trabajo; y estos honrados labradores, sin poder cultivar, como

    es debido, sus posesiones por la escasez de sus recursos11. Para prevenir los estragos de la

    miseria, se han adoptado algunas medidas por las autoridades locales, ayudadas de los

    primeros contribuyentes pero los prstamos, en calidad de reintegro, y las limosnas hechas

    los pobres de solemnidad, son remedios empricos que no curan el mal de raz; as es que

    pesar del buen deseo de los hombres influyentes, la penuria sigue afligiendo innumerables

    familias, que ni siquiera pueden adquirir el pan de maiz indispensable para no perecer de

    hambre12. Semejante situacin solo podria mejorarse proporcionando trabajo en gran escala

    los braceros, y esto seria fcil conseguirlo si en provecho de todos se promoviese la

    construccin de caminos vecinales, para cuyas obras contribuiran gustossimos todos los

    pueblos de este valle.

    Nunca mejor que ahora, que el gobierno se halla dispuesto proteger cuantas obras de

    utilidad pblica se le indiquen, podria iniciarse la apertura de vias de comunicacion en toda

    nuestra provincia, con lo cual se atendera dos grandes necesidades, la primera y mas

    inmediata dar trabajo los pobres y la segunda y mas importante sacar los pueblos de la

    especie de marasmo en que se hallan sumergidos. Mas basta por hoy de cosas srias;

    volvamos mi querida poesa.

    9 La modificaci de termes era una prctica habitual de qu disposava el govern provincial per a manipular les eleccions i aix obtenir els resultats desitjats. La llei municipal de 1845, en larticle nmero setanta-dos, atorgava al govern la possibilitat dagregar ajuntaments, a petici del Consell Provincial i dictamen de la Diputaci. Malgrat que Jover tan sols opina de lagregaci de Benifato a Benimantell, el Consell Provincial tamb havia plantejat la fusi de Castell de Guadalest a Benimantell i la de Confrides a Beniard. El que Jover encara no sabia era que sis dies abans, la Diputaci havia dictaminat dacord amb el seu raonament basant-se en un informe de Francisco Savall Ronda, diputat provincial pel districte de Callosa, que utilitz un argumentari coincident a lemprat per Jover en este text; Libro de Actas de la Diputacin provincial, ao 1868, Sig. 24.487/3. Finalment, el canvi de sistema poltic en setembre va fer avortar el projecte. Pel que sost Jover respecte de la importncia de Beniard, cal afirmar que amb 1.088 habitants era la localitat ms poblada de la vall. Benifato tenia 369 habitants; Benimantell, 1.005; Confrides, 918 i Guadalest, 650; Censo de la poblacin de Espaa segn el recuento verificado en 25 de diciembre de 1860 por la Junta General de Estadstica, Madrid, 1863, pp. 17-28 10 La crisi de queviures va comenar lany 1866, i es va agreujar durant lhivern del 1867 al 1868 a causa de les males collites de cereals. Per eixemple, el preu del pa de dos lliures a Madrid, va augmentar del 1865 al 1868 un 141,5%. La crisi agrcola va anar precedida per una crisi financera i industrial; ambdues conformen, en opini dels especialistes, el rerefons econmic de la revolucin de 1868. 11Les veus Jornalero i Labrador vertebren lunivers social de lEspanya rural del segle XIX. La definici de jornaler no desperta cap mena de dubte: aquell que ven la seua m dobra per un jornal; per contra, el concepte llaurador engloba tot un univers de situacions diferentes a lentorn daquell que llaura les seues prpies terres: des del xicotet arrendatari fins al propietari mitj. FERNNDEZ SEBASTIN, Javier i FUENTES, Francisco (dirs.), Diccionario poltico y social del siglo XIX espaol, Madrid, 2002, pp. 403-407. Lherncia fisiocrtica de la illustraci es fa palesa en el discurs liberal que desenrotlla Jover: lagricultura havia de ser el motor de desenvolupament de leconomia del pas i, per tant, els jornalers i els llauradors eren ocupacions tils a la naci i a lestat. Els sintagmes laboriosos jornaleros i honrados labradores corresponen a virtuts amb les quals el campesinat, en general, era idealitzat i representat. 12 El 21 de gener, davant de lestat calamits de la poblaci, el governador civil dAlacant va enviar una memria perqu es reunira una junta en tots el pobles de la provncia. Esta comissi havia destar formada pels membres de lajuntament, el retor i els majors contribuients. Els objectius eren recaptar donatius i ficar un pressupost adiccional per mamprendre obra pblica municipal i aix donar feina als jornalers aturats; Arxiu de la Diputaci dAlacant (ADPA), Signatura GE-13240/1. s curis el fet que Jover fique en un mateix nivell els prstecs, que com ell mateix especifica shavien de restituir integrament pel beneficiat, i lauxili social.

  • 8

    Benimantell, anys cinquanta (Fotografia: Hermanos Galiana).

    (Font: HERMANOS GALIANA, Un viatge per la Marina Baixa, p. 56).

    El tiempo est delicioso, y no puede usted figurarse el bellsimo constraste que ofrece

    la brillante verdura que tapiza estas laderas, con la resplandeciente corona de nieve que cie la

    gigantesca cumbre de la sierra Aitana: donde quiera que vuelvo los ojos hallo cuadros dignos

    de ser descritos por la narradora musa de Zorrilla13. A mi izquierda estoy viendo sobre la

    empinada cresta de un cerro de granito, la solitaria torre del castillo de Guadalest, fortaleza

    feudal en toda la estension de la palabra, cuya vista trae la memoria, lgubres recuerdos,

    pues hasta parece que el color rogizo de algunas de sus rocas procede de la sangre vertida

    sobre ellas en tiempos mas y menos remotos14: en la misma direccion, y recostado en la falda

    de otra montaa se divisa Benimantell, cuyo campanario descuella sobre sus enanos

    edificios, y en frente de mi, estoy contemplando Benifato, rodeado de profundos

    derrumbaderos, y de pintorescos molinospero me parece que falto mi propsito, pues he

    ofrecido al principiar esta carta no describir el hermoso valle en que me encuentro, y la pluma

    haba empezado hacerlo sin mi permiso. Adios pues, por hoy, y si se reune V. en

    13 Jos Zorrilla Moral (1817-1893), el poeta Zorrilla, ha estat un dels mxims representants del moviment romntic espanyol. Jover el va conixer durant la seua estada a Madrid, en una tertlia que mantenia lactor Julin Romea. A esta reuni tamb acudien els escriptors Juan Nicasio Gallego i Nicasio lvarez Cienfuegos, en homenatge als quals Camilo Nicasio Jover va invertir el seu nom de bateig, anomenant-se des de llavors Nicasio Camilo; RICO GARCA, Manuel y MONTERO PREZ, Adalmiro, Ensayo biogrfico bibliogrfico de escritores de Alicante y su provincia, tomo I, Alicante, 1888, p. 400. 14 Allusi metafrica al trist desenlla de la revolta del octubre de 1848 al Castell de Guadalest, on van ser afusellats vint-i-quatre persones; NOGUERA MENGUAL, Jaume, La quimera republicana en GALIANA BOTELLA, Mara Francia i RONDA PREZ, Joaqun (coords.), La Callosa del Segle XIX, Callosa den Sarri, 2012, pp. 111-116. El Castell de Guadalest com imatge del poder omnmode dels Ordunya, s un tpic del periodisme de lpoca.

  • 9

    15 con nuestros queridos amigos, digales V. que pienso en ellos, a pesar de

    hallarme entregado la contemplacion de la virgen naturaleza.

    Plnol de situaci de Llopera. (Font: http://terrasit.gva.es).

    Ara per ara, Llopera ha desaparegut, per encara roman dempeus larc de la quinta anomenada Romelia,

    que estava tocant Llopera. Esta heretat era propietat de Rafael Brufal Melgarejo, marqus de Lendnez, amic de Blas

    de Loma i de Jover. Brufal era el cap de la francmaoneria illicitana, tanmateix no hem pogut relacionar Jover amb

    esta associaci. (Fotografia: Joaqun Ronda Prez). 15 Un gran nombre de membres de la burgesia alacantina tenien extenses finques agrcoles, amb majestuosoes villes doci envoltades de jardins, en lanomenada horta dAlacant, on encara queden eixemples de larquitectura rural de lpoca. En la cloenda de la carta sesmena lheretat Llopera localitzada en la partida del Barranquet, en terme de Sant Joan dAlacant, en la fita amb Mutxamel i Alacant (on est el tossal Llopera). Esta finca era llavors propietat dels hereus de lambaixador Francisco de Estrada, una famlia amb interessos a Lopera (Jan), don pot ser que vinga el nom valencianitzat. Lheretat de Llopera tenia una casa, jard, seixanta-quatre fanecades dhorta, vint-i-quatre de sec i trenta de muntanya. El 1878 estava valorada per 15.000 ptas; El Graduador, 24-07-1878.

  • 10

    Valle de Guadalest 13 de marzo de 1868.

    En este momento acabo de descender de la montaa, y aun siento dilatado mi pecho

    por el aire rarefacto y embalsamado que se respira en su cumbre. Las (sic) que viven en las

    ciudades, y aun ms, los que habitan en la crte, no pueden apreciar las inmensas riquezas

    que atesora nuestro suelo, y que se pierden por falta de inteligencia y de brazos que las

    esploten. En mi escursion de esta tarde, he atravesado un escabrossimo camino, verdadera

    escalinata de Titanes, cuyos peldaos forman inmensos anfiteatros, y sirven de asiento

    pequeas poblaciones, deliciosos campos, tristes escalios, pintorescos molinos16 y

    desmantelados apriscos. Donde quiera que fijaba mis ojos veia brotar cristalinas fuentes, cuyas

    abundantes aguas se derramaban su albedro por las cavidades de las rocas, regando

    buenamente los terrenos que hallaban su paso, y perdindose, en su mayor parte, en los

    barrancos que van desaguar en el Mediterrneo. Si la ciencia que tantos prodigios obra en

    otros pases, diese direccion esta agua; si abriendo los manantiales que encierra la montaa

    se aumentase su caudal, y por ltimo, si aprovechando sus caidas se construyesen molinos y

    fbricas de todos gneros, calclese cules podrian ser los beneficios que hallarian los

    habitantes de este valle.

    El mas Nou a Benimantell (Dibuix de Javier Pastor). Jover en la carta empr la veu Cortijo, enlloc de mas,

    quan anomena la vivenda rural en disseminat. (Font: PASTOR, Javier, El mas a Benimantell; en MARTINES, Josep;

    MARTINES, Vicent; MARTNEZ, Juan P. (coords.), Conixer Benimantell, Benimantell, 2013, p. 161).

    Por fortuna la antorcha de la civilizacin y la idea del progreso se difunden por todas

    partes, y como la luz, penetran hasta en las ms insignificantes aldeas. El compaero que me

    16 Segons la comptabillitat de molins hidrulics, recollida per lequip dinvestigaci de geografia dirigit per Jorge Hermosilla, en larea recorreguda per Jover hi havien almenys nou molins; HERMOSILLA PLA, Jorge (Dir.), Los regados tradicionales de la Marina Baixa: la cuenca del Amadorio, Valncia , 2015, pp. 153-158.

  • 11

    ha servido de guia en mi viaje, bajo la ruda corteza del labriego encierra una clara inteligencia y

    un corazon entusiasta: asi es que cuando, cumpliendo la mision que nos hemos impuesto, le

    he hablado de reformas y de la necesidad de ilustrar las masas; cuando le he insinuado las

    ventajas que reportarian la agricultura y la industria, el libre cambio y la estincion de todas

    las medidas protectoras y coercitivas, me ha comprendido mejor que muchos hombres que

    tendrian obligacion de ser ilustrados, y ha convenido conmigo, en que es urgente inculcar estas

    ideas, fin de que fructifiquen lo ms pronto que sea posible17.

    Entretenidos en tales consideraciones, hemos ido ascendiendo por estrechos

    senderos, donde apenas hallaban nuestras cabalgaduras espacio en que estampar sus cascos.

    El primer tercio de la montaa ofrece risueos panoramas, sembrados de mieses y

    sombreados por arboles frutales, entre los que abundan los pinges olivos y los aromaticos

    almendros; varias casas de campo y algunos rsticos cortijos, prestan animacin al paisaje; el

    pueblo de Benifato, cobija sus enanos edificios en una pequea meseta de la falda, y varios

    arroyuelos murmuran entre verdes juncias vivificando todo el espacio que recorren, y sirviendo

    de motores algunas aceas18.

    Benifato, anys cinquanta (Fotografia: Hermanos Galiana).

    (Font: HERMANOS GALIANA, Un viatge per la Marina Baixa, p. 58).

    Cuando los escalones del anfiteatro empiezan ser menos pandos, los terrenos

    cultivados, se hacen mas raros, los rboles van desapareciendo, y solo algunos viedos

    17 Este pargraf demostra que el viatge de Jover ultrapassava lanhel periodstic i tenia una ambici poltica: calia fer proslits a la causa progressista que, aix mateix, en foren propagadors. No ens atrevim a plantejar la hiptesi, per massa arriscada i presentista, que lalacant tinguera la intenci de temptejar lambient pre-revolucionari en la comarca. 18 Acea s sinnim de mol fariner. A Benifato, nhi havien tres: Mol de Dalt, Mol de Baix i Mol de Benialet; Ibdem, p. 153.

  • 12

    arraigan sus retorcidas cepas a cuestas cas perpendiculares, donde parece imposible que el

    hombre haya podido clavar su azada. Mas arriba, los peascos invaden ya con abundancia los

    flancos de la sierra, y la vejetacion cultivada, sucede la vejetacion natural. En vez del trigo y

    del maiz, crecen por do quiera la salvia, el tomillo y el espliego: el ambiente que all se respira,

    es mas balsmico y mas puro; el valle comienza ser mas profundo: el sonido de las

    campanas deja apenas percibir sus metlicas notas entre los dems rumores campestres, y

    apenas se encuentra un ser viviente quien saludar.

    A las terrosas laderas siguen las tajadas breas; los aromticos arbustos, los ridos

    espinos; el sendero se hace cada instante ms estrecho, y ms gria la subida: grandes

    derrumbamientos de rocas calcreas, desprendidos de la cresta de la montaa dificultan el

    paso: all no brota ni siquiera el rgido esparto: el abismo rodea por todas partes al viajero; los

    rboles de los valles se ofrecen su vista como pequeos matorrales, y las poblaciones como

    los castillos de naipes que por pasatiempo construyen los nios, y todavia la gigantesca,

    alza su escueta cumbre miles de metros sobre aquella elevada region.

    Por fin arribamos los ventisqueros19: la temperatura habia bajado 8 grados en el

    transcurso de tres horas: un ambiente glacial ateria nuestros miembros: todas las umbrias se

    hallan cuajadas de nieve20, presentando el aspecto de lagunas de alabastro abrilantado (sic): el

    terreno reblandecido con la continua humedad de aquellas lagunas, se presta de nuevo la

    vejetacion, y los jueces crecen en torno de ellas exhalando su dulce olor de vainilla.

    Vessant nord dAitana des del coll del Ventisquer (Fotografia: L. Soler y Prez). (Font: CARRERAS Y CANDI,

    Francisco (Director), Geografa general del Reino de Valencia, Reino de Valencia, Barcelona, 1919, s.n.).

    19 El ventisquer o ventisquero s un rea en la vessant ombrvola dAitana, en el terme de Confrides, on est el Coll Ventisquer a 1.413 m. i la font del Ventisquer. Sha definit el ventisquer, que tamb rep el nom de clot, com un tipus de dipsit de neu que aprovech alguna concavidad del suelo y nunca tuvo una cubierta de obra, aunque pudo tenerla provisional, hecha con alguna estructura mvil de ramas, hojas, madera, etc.; VICEDO MARTNEZ, Manuel y RAMREZ GOSLVEZ, Jaime, Gua de los pozos de nieve en la provincia de Alicante, Alicante, 2004, p. 32. 20 Quant a la qesti del clima, hom ha parlat duna fase freda entre els anys 1861 i 1879 en qu es registra un avan de les glaceres europees i importants nevades a tot Espanya; GIMNEZ FONT, Pablo, Lltim pou de neu de la serra dAitana, Revista Mtode, Invierno 2014/2015, n 84, pp. 11-15.

  • 13

    Vicedo i Ramrez han identificat dotze clots en lrea del Ventisquer, des de la font de lArbre fins al pas de la

    Rabosa. (Font: VICEDO MARTNEZ, Manuel y RAMREZ GOSLVEZ, Jaime, Gua de los pozos de nieve de la

    provincia de Alicante, p. 32).

    Si yo hubiese poseido la rica imaginacion de Lope de Vega la mstica lira de Frai Luis

    de Leon21, hubiera elevado, al verme en aquellas cumbres, un cntico de alabanza al Ser

    Supremo, creador del cielo, de la tierra y de todo el inmenso espacio que abarcaba con mi

    vista: pero yo, cuya pequeez me iba abrumando mas, al paso que era mayor el horizonte que

    descubria, pens en todos los sres queridos de mi corazon y vert una lgrima de ternura y de

    gratitud, bendiciendo en silencio al que me ha dado ojos para ver tanta grandeza, y alma para

    esperimentar tan dulces sensaciones.

    Sobre el pico mas elevado de Aitana, hay una torre geodsica22: desde ella se

    descubre no solo toda nuestra provincia, sino parte de la de Valencia, y el mar limita por el lado

    de levante el crculo de montaas que se divisa en lontananza.

    21 Per una de les cartes deste epistolari, sabem que Frai Luis de Len era el poeta ms estimat per Jover. 22 La torre geodsica dAitana pertanyia a la xarxa que va alar-se per la Comisin del Mapa de Espaa abans del 1865. Aleshores marcava una altura de 1.555 m. Quan el savi sellardenc Eduard Soler i Prez va pujar lAitana el 1895, noms quedaven els restes desta construcci que els locals anomenaven El Pil; SOLER PREZ, Eduardo, El Aitana, sierra en la provincia de Alicante, Boletn de la Sociedad Geogrfica de Madrid, tomo XXXVII, 1895, p. 306. La fitxa actual del vrtex geodsic es pot consultar en: ftp://ftp.geodesia.ign.es/Red_Geodesica/Hoja0847/084779.pdf.

  • 14

    Estat de la triangulaci geodsica dEspanya el 30 de setembre de 1865, on ja venia senyalada la torre

    dAitana. (Fons: Biblioteca Digital Hispnica).

    El sol empezaba declinar hacia el ocaso, cuando emprendimos nuestro viaje de

    retorno: nos aproximamos varios pozos de nieve que posee mi guia en aquellos lugares; y

    despues de calcular l la cantidad que encerraban, seguimos nuestro camino23.

    En el comedio de la montaa, vimos una profunda caverna, que se denomina en el pais

    24, y de la cual brota espontneamente en ciertas pocas del ao un

    verdadero rio: este manantial, que podra fertilizar una vasta comarca, es intermitente y las

    aguas que sin duda existen siempre en su fondo, solo hallan salida en los meses de invierno,

    cuando caen grandes lluvias. Hace algun tiempo trataron de aprovecharlas algunos hombres

    emprendedores; pero aunque los ingenieros que vinieron esplorarlas afirmaron que vala la

    pena de hacer una mina, para buscar el origen de esas aguas y darles la salida y direccion; no

    s si el inters individual, la hidra de la poltica la incuria, dejaron sin ejecucion tan til

    pensamiento. Achaque de nuestro pas y orgen de muchos males, han sido siempre esas tres

    cosas que importa combatir sin tregua, si hemos de salir de la postracion moral y material en

    que nos hallamos.

    23 Sha qualificat un pou de neu com un dipsit que fue excavado en el suelo y tuvo una cubierta permanente, fuese del tipo que fuese; VICEDO MARTNEZ, Manuel y RAMREZ GOSLVEZ, Jaime, Gua de los pozos de nieve de la provincia de Alicante, p. 32. Per conixer la tcnica dels pous de neu i ventisquers, la utilitzaci del fred, els treballs de la neu i el seu comer vegeu: Ibdem, pp. 25-29 i CRUZ OROZCO, Jorge y SEGURA MART, Josep M, El comercio de la nieve. La red de pozos de nieve en las tierras valencianas, Valncia, 1996, pp. 20-59. Pablo Gimnez ha reconstrut la histria dun dels ltims pous de la serra dAitana: el pou de la Torreta, propietat dEduardo Soler i Prez, que va funcionar des del 1830-1831 fins al 1895. Lautor emmarca locs deste pou dins dun procs ms general de crisi del sector, que ell atribueix a un increment de les temperatures i a lentrada en funcionament de les fbriques de gel (la primera a Alacant sinaugur el 1888); GIMNEZ FONT, Pablo, Lltim pou de neu de la serra dAitana, pp. 11-15. 24 El Forat de la Favara s una font que pertany a lacufer Xorrets, el cabal del qual aboca en el barranc de la Favara. El funcionament deste manantial s intermitent; si hi ha pluges fortes brolla tots els anys durant mesos; HORNERO DIAZ, Jorge Enrique. Acuferos de sierra Aitana y su entorno, Alicante, 2009, pp. 44-45 i 72-73.

  • 15

    Poco despues de dejar nuestra espalda la fuente de que he hablado, llegamos de

    nuevo Benifato, y seguimos hasta Beniard, costeando un barranco25, cuyas aguas, que van

    perderse en el rio de Callosa26, podrian ser tributarias del canal del Algar, segun me dijo mi

    gua, el cual opina como nosotros, que ese canal, sin perjudicar nadie, puede ser la

    redencion de toda nuestra provincia27.

    Pero me he estendido demasiado y no pudiendo contar con gran espacio en nuestro

    peridico, termino por hoy deseando V. tranquilidad de espritu. Adios.

    Coberta del projecte de larquitecte Morell per a la construcci del Canal de lAlgar, any 1866. (Font:

    Biblioteca Valenciana Digital).

    25 El barranc de la Favara s el principal receptor de les aportacions superficials i soterrnies de la vessant ombria de la Serra dAitana; Ibdem, pp. 22-23. En les Relaciones geogrficas complilades per Toms Lpez, laleshores retor de Guadalest informava el 1777: El arroio de la nace al pie de , pasa junto a los lugares de Benifato y de Beniarda, por la parte que mira acia Confrides y Abdet, y desagua en el rio ; CASTAEDA ALCOVER, Vicente, Relaciones geogrficas, topogrficas e histricas del Reino de Valencia: hechas en el siglo XVIII a ruegos de Thoms Lpez, Madrid, Tipografa de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1919, pp. 72-73. 26 Els punts senyalats per Jover durant la ruta sn, per ordre, Beniard-Benifato-Ventisquers-Torre geodsica-Forat de la Favara-Benifato-Beniard (via barranc). Mitjanant estos indrets, per tamb els que el periodista no senyala com ara la Font i Simes de Partagat, el castell dAljofra o el pas de la Rabosa, hem pensat que la ruta de Jover poguera ser el cam de Benifato a Confrides fins a un punt on agaf la senda anomenada Aitana, i pel Cam dAitana planejar fins al vrtex geodsic. A la davallada, baixarian pel cam de Benifato a la Torre de les Maanes sense passar per la font de Partagat (perqu se neixirien del recorregut per reconixer el Forat de la Favara). Desprs tonarien al cam fins a Benifato, des de on seguirien parallels al barranc de la Favara, la via a Beniard. Sn, si fa no fa, tretze quilmetres. En la pujada fins als Ventisquers empr amb cavalleria, segons el seu propi testimoni, tres hores. 27 El projecte del Canal de lAlgar va ser encarregat per Blas de Loma Corradi, concessionari de lestudi, a larquitecte Francisco Morell Gmez (Alacant, 1820 Callosa den Sarri, 1872). Este tcnic va signar els plnols definitius de lestudi el 30 de juliol de 1866. Lobjecte del canal era fertilitzar deu mil hectrees dels municipis de Callosa, Altea, Polop, Nucia, Alfs, Benidorm, la Vila Joiosa, el Campello, Sant Joan, Mutxamel, Villafranqueza, Alacant i Elx. El canal, i dos ramals adiccionals, medien cent-dos kilmetres, pels quals passarien cinc mil litres daigua al segon provinents dels rius Algar, Bolulla, Guadalest o Callosa, Xirles, Torres, Vila Joiosa, Aiges y barranc de lAmerador; MORELL GMEZ, Francisco, Proyecto de Canal de Riego, Alicante, 1866. DIRECCIN GENERAL DE OBRAS PBLICAS, Memoria sobre las obras pblicas en 1867, 1868 y 1869, Madrid, 1871, p. 149. El pla proposat per Morell va ser descartat; no obstant aix, el 25 doctubre de 1900, saprov la memria dun nou projecte de Canal de lAlgar circunscrit al municipis dAltea, lAlfs, Benidorm i la Vila Joiosa. Esta infraestructura sinaugur el 21 doctubre de 1915 amb el nom de Canal de Eduardo Dato. Per a la histria del canal, cal veure larticle de Francisco Amillo El Canal Bajo del Algar: http://histobenidorm.blogspot.com.es/2013/02/elcanal-bajo-del-algar.html.

  • 16

    Beniard 14 de marzo de 1868.

    Al pasar por Villajoyosa en mi viaje este valle, tuve una verdadera satisfaccin,

    viendo que se puede entrar en aquella villa, sin necesidad de vadear el rio que junto aquella

    desemboca en el mar; y que constantemente sepulta gran parte de sus aguas en el

    Mediterrneo, robando la agricultura ese elemento de vida que tanto escasea en toda la parte

    alta de nuestra provincia.

    El puente que da paso dicha villa, es una obra atrevida, de gran elevacin y de

    gallarda estructura que no tardar en abrirse las comunicaciones de los carruajes, que de

    seguro har que en breve varie el aspecto de la poblacin, pues es una ley constante del

    progreso, que una mejora sigan inmediatamente otras mil.

    El 1863, lenginyer Justo Gonzlez Molado va projectar el pont de la Vila sobre el riu Amadrio aprofitant els

    fonaments del pont del segle XVII. Lobra va concloure el 1878; es tracta duna estructura de cinc arcs de mig punt de

    10 m de llum, amb una alada de 17 m i una longitud de 72 m28.

    La mano de obra de aquel puente es esmeradisima; pero como en el mundo no hay

    nada perfecto, adolece de una falta, sobre lo (sic) cual voy llamar la atencion de quien

    corresponda, pues, importa mucho que se corrija. En el trayecto que hay desde la poblacin al

    primero ojo, se ha suprimido, no se por qu, el pretil que flanquea el resto de la obra, y como

    por aquella parte, precisamente, es por donde tiene mayor elevacin, existe un peligro

    constante para los innumerables nios que todas horas juguetean al borde de aquel

    verdadero precipicio. Este defecto, mas de ser peligroso, afea en mi concepto la obra;

    destruye la armona arquitectnica, al cortar el antepecho que la corona, en el estremo que

    28 NAVARRO VERA, Jos Ramn, Carreteras y territorio: la provincia de Alicante en la segunda mitad del siglo XIX, Alicante, 1994, p. 100 i AGUILAR CIVERA, Inmaculada i AGUIL ALONSO, Miguel, Gua de puentes de la provincia de Alicante,Octubre 2012; en: http://www.cit.gva.es/fileadmin/conselleria/images/Documentos/areaEstDocumentacion/catDigital/Guia-Puentes-ALC-web_Ene-2013_PROT.pdf (consultado el 01-07-2015).

  • 17

    mas lo necesita. Muchas quejas he oido sobre este particular, y como nuestra principal mision

    es ser eco de la opinion pblica, me apresuro reproducir aquellas quejas, con la esperanza

    de que sern atendidas, pues se trata de proteger la vida de muchas criaturas contra un peligro

    inminente.

    Pasemos otro asunto. En el mes anterior escrib V. desde Penguila, manifestando

    que el ayuntamiento y los primeros contribuyentes de aquella villa, con el laudable objeto de

    atender la miseria que aflije la clase proletaria, proporcionando trabajo los braceros,

    habian acordado poner en conocimiento del gobierno que, con tal que los trabajos empezasen

    en el acto, se comprometian pagar el importe de las espropiacion de los terrenos que ha de

    atravesar la carretera para ir Villajoyosa, en aquel partido municipal29. En efecto, as lo

    hicieron, y fin de que la realizacion de su deseo no sufriese entorpecimientos, los propietarios

    de los terrenos indicados, que se hallaban presentes, manifestaron que desde luego podia

    disponerse de ellos sin necesidad de esperar la formacion del indispensable espediente.

    La carretera de la Vila Joiosa al barranc de la Batalla al seu pas per Orxeta, c. 1905-1906 (Fotografia dngel

    Llorca). (Font: LLORENS CAMPELLO, Sergio, Orxeta en los albores del siglo XX, Orxeta, 2013, fotografa 169).

    Penguila, pues, merece que el gobierno atienda sus justas indicaciones sobre este

    particular, tanto mas cuanto que al construirse la carretera que conduce desde aquella villa al

    barranco de la Batalla, sus vecinos contribuyeron con la tercera parte de los gastos;

    poblaciones de tanto aliento, deben ser ayudadas siempre que deseen mejorar su condicin. 29 La carretera des de la Vila Joiosa fins al Barranc de la Batalla, travessant Penguila i Benifallim, pretenia enllaar este port de la Marina amb el vial de primer ordre Xtiva-Alacant (La Correspondencia de Espaa, 31-12-1867). Lejecuci desta obra va passar, el 1865, a estar gestionada per la Diputaci dAlacant. Els motius poltics i electoralistes, a ms de la burocrcia administrativa, a la qual per cert fa esment Jover, van provocar un retard immens en la seua construcci. Les obres van comenar per la part dAlcoi, el 1863, i el 1867 acabava la primera secci a Penguila (La Espaa, 03-11-1867), per seixanta anys desprs encara mancaven onze kilmetres per a concloure (el tro des del Segur fins a Sella); DE VERA FERRE, Jesus Rafael, La accesibilidad de la hoya alcoyana durante el siglo XIX, Investigaciones geogrficas, n7, 1990, p. 203. Ara per ara s la carretera CV-785.

  • 18

    Pero los eternos trmites administrativos de nuestro pais, han hecho sin duda que todava no

    se haya resuelto lo que aquella municipalidad deseaba; y la miseria crece y los recursos se

    agotan, pesar de la buena voluntad de las personas pudientes que, costa de grandes

    sacrificios, procuran evitar que el hambre se deje sentir.

    Varios propietarios de aquella comarca se ven obligados socorrer diariamente

    innumerables infelices, distinguindose entre ellos mis queridos amigos, D. Gins Pic30, D.

    Joaquin Rico31 y sobre todo D. Benjamin Barrie32, consul ingls de esa capital, el cual est

    costeando, hace muchas semanas, cincuenta jornales diarios; pero esto no puede prolongarse

    mucho tiempo, y lo que importa es que se d principio cuanto antes los trabajos de la

    carretera, para dar ocupacion, hasta que llegue la prxima cosecha, mas de ciento cincuenta

    desgraciados que hoy no pueden llevar un pedazo de pan sus familias.

    El 13-07-1863, Gins Pic va guanyar la subhasta per eregir el pont sobre el barranc de Sena, en el tram de

    carretera dAlcoi a Penguila, per 40.000 rs. (El Clamor Pblico, 14-07-1863). En les fotografies un fragment del mur

    del pont i la torre almohade de Sena (Fotografia Joaqun Ronda Prez).

    30 Gins Pic Garcia (1828?- Alacant, 02-05-1904). Contractista dobres pbliques i propietari. Va ser diputat provincial pel districte de Cocentaina el 1877 i 1878 representant al partit liberal. Actuava dadministrador de les propietats de la famlia Barrie a Penguila, entre les quals cap esmenar lheretat del.Mas dels Capellans (Arxiu Histric Provincial dAlacant, HP, 287). 31 El senyor Joaqun Rico Soler (D. Chochim de Penguila), fill de dos importants nissagues a Penguila i Castalla, va nixer el 1816. Dels seus pares va heretar un munt de propietats, per la qual cosa es va convertir en un dels vint primers propietaris de la provncia dAlacant. Llicenciat en dret per la Universitat de Valncia, va ser diputat provincial pel districte de Cocentaina el 1864 i 1866. Rico va ser el dissenyador, juntament amb el seu amic el pintor Cabrera, del jard dels Sants a Penguila. Quant a lestat civil, Rico va contraure matrimoni amb lalcoiana Dolores Jord Puigmolt i, en segones noces, amb Francisca Valor Thous (neboda del fams cacic alte Juan Bautista Thous Carrera). Va morir el 1892. (http://www.alicantevivo.org/2007/11/el-jardn-de-santos-y-su-creador-don.html, consultada el 01-07-2015). 32 Lescocs Benjamn Barrie i Downie va nixer el 1794 a Paisle, comtat de Senfrew. De famlia militar, el jove Barrie es va enrolar en lexrcit angls. El 1815 va vindre a Espanya per combatre contra els francesos en la guerra de la independncia. Acabada la guerra, el 1824, lescocs es va incorporar en la gurdia real espanyola. El 1833 comen la primera guerra carlina; Barrie va lluitar en les tropes liberals dIsabel II per la qual cosa va rebre diverses distincions. El 2 de mar de 1848 va ser nomenat cnsol de Gran Bretanya a Alacant on va romandre fins a la seua mort, el 30 de maig de 1884. De tarann progressista, Barrie va ser un personatge molt estimat per la burgesia noucentista alacantina; segons els seus bigrafs, es pblico y notorio que no ha habido, desde el da en que se instal [en Alicante], empresa que aspirase al progreso de nuestra ciudad, que no contase con su cooperacin, ni hubo tampoco asociacin que velase por el explendor y gloria del pueblo alicantino que no le contase en su seno; MILEGO, Jos A. y GALD LPEZ, Antonio, Alicantinos ilustres: apuntes biogrficos, Alicante, 1907, pp. 427-432.

  • 19

    Volviendo de nuevo al punto en que me hallo, y repitiendo lo que oigo en torno mio

    debo hacer pblico que la guardia rural es esperada con gran ansiedad en todo este valle,

    cuyas propiedades rsticas, intercaladas unas con otras, y sin lindes materiales que las

    separen, necesitan una gran vigilancia para no ser devastadas por el primero que se le antoje.

    Asi es que todo lo que se refiere esa nueva institucion, interesa sobre manera estos

    labradores33.

    El senyor Benjamn Barri Downie, casat amb la senyora Manuela Labrs, era el propietari dels terrenys on

    es va construir gran part del barri de Benalua dAlacant (Font: http://www.barriodebenalua.es/, consultada el 01-07-

    2015).

    Un dia de estos pienso trasladarme al Algar, y desde all escribir a V. el estado en que

    se hallan aquellas aguas, que tantos bienes pueden proporcionarnos. Adios por hoy; afectos

    todos nuestros buenos amigos.

    33 El govern moderat de Narvez va constituir, pel Reial Decret del 31 de gener de 1868, la Guardia Rural y Forestal, una instituci depenent de la gurdia civil. En larticle primer de la llei sexposava el motiu fonamental de la creaci: custodiar la propiedad rural y forestal y velar por la seguridad de la misma; Gaceta de Madrid, 01-02-1868, n 320. Va ser extingida el 11 doctubre de 1868; DEL MORAL RUIZ, Joaqun; PRO RUIZ, Juan; SUREZ BILBAO, Fernando, Estado y territorio en Espaa. 1820-1930, Madrid, 2007, pp. 201 i 323.

  • 20

    Callosa de Ensarria 19 de marzo34.

    Imposible parece que en esta hermosa villa no haya penetrado jams un carruaje35; y,

    la verdad, entristece la idea de que en el siglo XIX, en que el vapor y el telgrafo han hecho

    desaparecer las distancias, haya una nacion que mantenga en tan absoluto aislamiento

    poblaciones que en otros paises serian miradas como verdaderas joyas.

    La construcci del pont de Callosa sobre el riu Guadalest va concloure el 1893. La foto de la imatge est feta

    entre els anys vint i trenta. (Font: Arxiu privat).

    Recostada Callosa al pi de una pequea colina, denominada , y

    recibiendo los rayos del sol naciente, ofrece una deliciosa perspectiva, pues se deja ver entre

    todos sus cmodos y limpios edificios, sobre los cuales descuella la gallarda cpula de un

    precioso templo, colocados en forma de anfiteatro. Como corona de la villa se divisa desde

    lejos en la cumbre de la colina una tortuosa alameda de cipreses centenarios, y en torno de las

    primeras casas, exhalan su dulce aroma de azahar innumerables huertos plantados de

    naranjos y limoneros cuyos frutos brillan como manzanas de oro del jardin de las Hesprides.

    34 Dispossem dalgunes dades demogrfiques de la Callosa del 1860. La poblaci era de 4.336 habitants (2.122 hmens i 2.214 dones), dels quals noms sabien llegir i escriure 307 persones (un 7% del total); Censo de la poblacin de Espaa segn el recuento verificado en 25 de diciembre de 1860 por la Junta General de Estadstica, Madrid, 1863, pp. 17-28. 35 El primer carro va entrar en Callosa a les darreries del 1894; GALIANA BOTELLA, Mara Francia i RONDA PREZ, Joaqun, Leyendo dos mapas de Callosa den Sarri de 1899 en GALIANA BOTELLA, Mara Francia i RONDA PREZ, Joaqun (coords.), La Callosa del Segle XIX, Callosa den Sarri, 2012, p. 95.

  • 21

    Una fuente de agua y cuyo abundante caudal no disminuye jams, cie estos huertos y

    derrmndose despues por las escalonadas planicies que bajan hasta el fondo del valle, fertiliza

    una gran estension de terreno en donde crecen corpulentos rboles frutales, abundantes

    mieses y ricas hortalizas.

    Esto no obstante, Callosa es pobre, porque para exportar sus frutos necesita hacerlo

    lomo, y cruzando tortuosos senderos que la apartan muchas leguas de Alicante y Valencia,

    cuyas capitales podria llegar en pocas horas si una carretera la pusiese en comunicacin

    directa con ellas.

    Esto basta para demostrar cun urgente es llevar a cabo la que ya se halla aprobada, y

    que ha de enlazar esta villa con Alcoy y con el camino del litoral36.

    Adems de la propiedad agrcola que en todo este pas est bastante repartida, hay

    aqui una industria importante, esto es, la fabricacion de alpargatas, que da ocupacion

    muchos jornaleros; por consiguiente, es indisputable que no existe ms motivo determinante

    del malestar que se esperimenta, que la falta de vas de comunicacin.

    Aspardenyers de Callosa. Desquerra a dreta: Manuela Guardiola Mandela, Quico Berenguer Berenguer

    Bossa, Teresa Guardiola Benito, Bautista Vidal, Ramn Montiel Sabater, Domingo Prez Mira Mingo el Bruno,

    Rafael Prez Taput i Llus Carrasco. (Font: Arxiu Fotogrfic de lAjuntament de Callosa den Sarri, OF-146).

    36 La carretera de tercer ordre Callosa a Alcoi va ser aprovada el 1864, els treballs no van comenar fins al 1910 i es van acabar el 1917. La carretera al litoral, a qu fa esment Jover, era la carretera de Callosa a Benidorm. Tamb va ser aprovada pel Plan General de Carreteras del 1864 per, com ja hem escrit en la nota 2, no va concloure fins al 1894; ibdem, pp. 95-96.

  • 22

    Por razon de ser Callosa la cabeza de su partido judicial hay en ella bastante cultura37,

    y sus habitantes viven con cierta comodidad: la pureza de su despejado cielo y el magnfico

    panorama que desde sus casas se divisa, hacen que sea una poblacin en estremo alegre,

    pues en verdad nada es ms risueo que el hermoso paisaje que la rodea. A la otra parte del

    rio que fecunda sus campos, y que raras veces deja de perder en el mar parte de sus

    corrientes, se descubren divididos por un empinado cerro, el campanario de Polop y la delgada

    torre de Nuca: la erguida montaa de , cuya falda oriental desciende hasta el mar,

    limita el valle por el lado izquierdo, y por el derecho las negras y gigantescas rocas del Puig

    Campana, que se enlazan con una larga cordillera, en cuyos flancos se cultivan rboles y

    mieses, y en cuyas crestas se ven todava muchas ruinas de antiguas atalayas moras, siendo

    las ms pintorescas de todas las de la torre del castillo de Guadalest, construida sobre una

    pelada roca que domina un espeso pinar.

    Figurese V. si ante tan hermosa naturaleza, cuya pintura es necesariamente plida,

    puede dejar de ser agradable esta poblacin.

    Vista de Brnia entre els anys vint i trenta (Font: Arxiu privat). Sus calles espaciosas en general, tendrian un buen aspecto si no fuese porque su piso

    se halla en el mas deplorable abandono: se compone de 1.200 casas; tiene una plaza

    anchurosa; una sala consistorial de buenas dimensiones; un edificio muy decente para juzgado

    de primera instancia, una gran crcel y una iglesia verdaderamente notable: su fachada, que 37 Dentre els personatges de lelit cultural callosina, en podem anomenar els segents: Jos Antonio del Castillo Martnez (jutge del partit), Jos Madaleno Saval (advocat i fiscal), Fernando Berenguer Benimeli (secretari judicial), Roque Cano Lled (secretari judicial), Jos Salv Moncho (secretari judicial), Pedro Grau Pallars (notari), Jos Salv Pont (registrador de la propietat), Domingo Antonio Benimeli (procurador), Eduardo Benimeli Savall (procurador), Gaspar Ronda Polart (procurador), Jaime Riera (mestre), Jos Garca Roti (mestre), Luis Guardiola Saval (advocat i jutge municipal), Ricardo Blanquer Benimeli (metge), Francisco Sanchis Savall (metge), Juan Bautista Grau Pallars (metge), Joaqun Grau Savall (farmacutic), Pascual Chinchilla Cebrin (retor); RONDA PREZ, Joaqun i GALIANA BOTELLA, Mara Francia, El partit judicial de Callosa den Sarri durant el segle XIX en GALIANA BOTELLA, Mara Francia i RONDA PREZ, Joaqun (coords.), La Callosa del Segle XIX, Callosa den Sarri, 2012, pp. 24-27 i Boletn Oficial de la Provincia de Alicante, 06-01-1868, n 6.

  • 23

    todava no est concluida, es de hermosa piedra jaspe del pas, y pertenece al rden jnico; las

    tres majestuosas naves en que se divide el interior del templo, son del rden compuesto; los

    arcos torales de gallardas proporciones, y el altar mayor recientemente dorado, es de la mas

    pura forma y lo adornan siete esttuas perfectamente escultadas: tiene ademas un buen

    rgano y una cmoda sacristia. En una palabra, la iglesia de Callosa figuraria dignamente en

    cualquier capital de primer orden.

    S todas estas circunstancias, fuere posible aadir la animacion y la abundancia de

    las poblaciones que tienen medios de cambiar sus productos con los de otros pases, de

    seguro esta villa no tardaria en adquirir una gran importancia.

    Insistamos, pues, pidiendo para ella una carretera; y si en cambio conseguimos ver

    construido el canal que ha de tomar sus aguas de los sobrantes del rio Algar, Callosa deber

    Alicante su prosperidad material, y Alicante deber Callosa, el grmen de una nueva vida y

    un venero de riqueza, que de seguro servir para regenerar toda nuestra provincia.

    Riu Algar (annim segle XIX). (Font: Biblioteca digital hispnica). Adios por hoy; d V. afectuosos recuerdos nuestros queridos amigos, quienes ya

    deseo ver, pues ech de menos la constante enseanza que todas horas hallo en su

    carioso trato.

    PortadaEpistolari Jover_Total_corregit