México Not for Ordinary People

Download México Not for Ordinary People

Post on 20-Nov-2015

212 views

Category:

Documents

0 download

DESCRIPTION

"La relacin entre el salario mnimo y el valor de la lnea de pobreza per cpita demuestra la capacidad de compra del salario mnimo. Mxico es el nico pas al final de la dcada (2002-2011) donde el valor del salario mnimo es inferior al umbral de pobreza per cpita". Mxico, un pas para ricos mantenido por los millones de pobres.

TRANSCRIPT

Mxico: Not for ordinary peopleNot for ordinary people o no para gente ordinaria es el slogan de la conocida (?) empresa mexicana de ropa QUARRY. Si usted visita el centro comercial ANTEA podr ver dicha frase justo a la entrada de la tienda ambientada con maderas y metales con efecto vintage como ellos mismos la definen en su pgina web.Quin es esa gente ordinaria que no puede/debe utilizar la ropa de dicha marca? Cul es el verdadero espritu de sta frase que se antoja como clasista? Qu mensaje estamos mandando al aceptar y percibir como normal la enorme desigualdad en trminos econmicos del pas?Hablemos de cifras. La Comisin Econmica Para Amrica Latina y el Caribe (CEPAL) declar en voz de Antonio Prado, secretario adjunto de dicha comisin, lo siguiente:"La relacin entre el salario mnimo y el valor de la lnea de pobreza per cpita demuestra la capacidad de compra del salario mnimo. Mxico es el nico pas al final de la dcada (2002-2011) donde el valor del salario mnimo es inferior al umbral de pobreza per cpita". Mientras en otros pases como Argentina, Ecuador, Brasil y Cuba el crecimiento sostenido del mnimo estn paliando la desigualdad entre sus ciudadanos, pases como las Bahamas, Jamaica o Mxico estn registrando incluso descensos. No slo eso, el 5% de la poblacin econmicamente activa no logra encontrar un empleo -ms de dos millones y medio- y segn las cifras del INEGI, cerca del 76% de los desempleados tienen estudios de preparatoria al menos. Es decir, en un pas cuyo acceso a la educacin y a la salud no estn garantizados, slo las personas con cierta capacidad adquisitiva es la que se permite el lujo de estudiar, y esa misma no est encontrando empleos. Aqu surge una pregunta: Cmo vamos a combatir la desigualdad entre los ms ricos y los ms pobres sino hay empleos y los que estn disponibles estn psimamente remunerados? Cmo evitaremos que la clase media engrose las gruesas cifras de miseria en las que sobrevive ste pas?Esta cuestin va ms all de caer en simplismo ideolgicos sobre economa, es un asunto moral. En Abril de este ao Nicols Maduro, presidente de Venezuela, aument por decreto el 30% al salario mnimo, es un loco socialista y populista? bueno, tendrn que decirle lo mismo a Barack Obama, que en febrero decret un aumento al salario mnimo a los empleados gubernamentales como medida de presin para que el congreso aprobara un aumento al sueldo mnimo en todo el pas. Por qu aseguro que el aumento al salario mnimo es una cuestin moral? Porque el cinismo y el desprecio de los empresarios a la inmensa mayora de los mexicanos es un insulto. Si, querido lector, nos escupen en la cara todos los das sin que podamos hacer nada. No hablo slo del margen enorme de ganancia que se llevan los banqueros con tarifas abusivas que slo cobran en Mxico, hablo tambin de los proveedores de servicios de telefona, cable e internet cuyos precios estn lejos de ser cercanos a la relacin calidad/precio que le ofrecen a nuestros vecinos del norte, mientras que a sus trabajadores comparativamente hablando- les pagan un salario totalmente desigual del que pagan cruzando el Ro Bravo. Para decirlo de forma fcil: Pagamos artculos y servicios de primer mundo con salarios de tercera. Cmo es que seguimos permitiendo tanta estafa? La respuesta tampoco es simple. Pero le aseguro que uno de los pilares de ste crculo vicioso es el aspecto cultural. La imagen que nos pretenden vender en centros comerciales como ANTEA es muy similar a aquel Quertaro dibujado con trazo magistral el pasado informe de gobierno del gobernador Jos Calzada; todo en Quertaro es limpio, se viste bien, est recubierto por una manta de salud y progreso, no somos los ordinarios campesinos que se visten mal, huelen mal. No somos los mugrosos que cierran las avenidas y carreteras exigiendo que la autoridad responda por sus desaparecidos. Los queretanos rebeldes son lindos, tienen estilo urbano, no son los nacos chilangos que cierran avenidas, aqu mostramos nuestra rebelda tal y como lo plantea QUARRY: con estilo. Los queretanos somos de mente abierta, el pasado de los ciudadanos retrgrados qued atrs todos son bienvenidos mientras vengan a trabajar- pero eso s qu trfico ocasionan! Antes no ocurra eso en la ciudad es como la cuestin con los gays, digo, tienen derechos pero: se tienen que estar besando en pblico? Que piensen en los nios!As es mexicanos, pueden rebelarse, mientras sea con estilo. Pueden ser gays/lesbianas, pero tienen que verse como en los comerciales, ser altos y tener barba partida, cuerpos de modelo y un estilo definido, as pueden hasta pasear por nuestros hermosos malls. Lo reto a ir a ANTEA, y ver los carteles: A cuntos se parece usted?, ahora vea los maniqus Cuntos tienen su cuerpo? Cuntos su altura? Ahora vea la seguridad, seguro encuentra ms guardias que en cinco calles de su colonia. Qu tal la limpieza y mantenimiento? Jams ver el piso estropeado, contrario a las miles de calles en el estado que se llenan de baches por las lluvias y por la reparacin pauprrima que el gobierno les da. El Quertaro del informe de gobierno es ese, el de las plazas comerciales, en la vida real no existe, basta salir un poco de la comodidad del shopping para toparse la ineptitud de Red Q, de los salarios mal pagados, de la falta de apoyo a las universidades pblicas, de la falta de respeto de los derechos humanos de los migrantes que pasan por nuestro estado, los desaparecidos, la creciente violencia y los miles de problemas de los que preferimos no hablar. Me parece que las cosas claras: hay un puado de personas, un crculo reducido que ostenta el poder (poltico y econmico), y es una camarilla que vive vendindonos ilusiones de que un da podemos ser como ellos. Como probada nos construyen centros comerciales bonitos aunque ellos mismos los usen slo como distraccin, ya que la realidad es mucho ms bonito un mall de Miami- pero en estos centros podemos entrar y soar que un da seremos como ellos quieren que seamos: ms blancos, ms limpios, ms altos menos ordinarios de lo que es el mexicano pobre promedio.