manual de educación sathya sai en valores humanos: segundo grado

Download Manual de Educación Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado

Post on 17-Feb-2018

271 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    1/174

    Manual de EducacinSathya Sai

    en Valores Humanos

    SEGUNDO GRADO

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    2/174

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    3/174

    A Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    4/174

    De hecho, ustedes no son meramente maestros en sus propias

    escuelas, sino maestros de la raza humana. Dganles a los nios cmo

    deben olvidar el dao que otros les hicieron y el bien que ellos hacen aotros. Hganlos emprender una tarea positiva y las actitudes negativas

    decaern. Los buenos hbitos expulsarn a los malos. A los padres de

    los nios deben mantenerlos familiarizados con el tipo de enseanza

    que les damos a los nios y pedirles su consejo.

    Bhagavan Sri Sathya Sai Baba

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    5/174

    INTRODUCCIN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I

    PREFACIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . XXI

    VERDAD 1 Razonamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3

    2 Discernimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9

    3 Auto conocimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .13

    4 Integridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .17

    5 Sinceridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .21

    6 Auto aceptacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .25

    RECTITUD 7 Honestidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .31

    8 Orden . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .35

    9 Obediencia a los padres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .41

    10 Respeto a los padres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47

    11 Sacrificio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .51

    12 Responsabilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55

    PAZ 13 Esfuerzo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .61

    14 Paciencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65

    15 Optimismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .69

    16 Calma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .73

    17 Lmite a los deseos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .77

    18 Contento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .81

    AMOR

    19 Humildad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .87 20 Compartir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .91

    21 Tolerancia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .95

    22 Servicio a los dems . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .99

    23 Bondad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103

    24 Belleza interior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107

    TABLA DE CONTENIDO

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    6/174

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    7/174

    II

    INTRODUCCIN

    La educacin que requierela humanidad

    Educar ha sido una preocupacin de todas

    las sociedades en todos los tiempos. El an-

    ciano, que narraba historias alrededor de

    una fogata, y los juegos infantiles con he-

    rramientas semejantes a las utilizadas por

    los adultos, desempearon la misma fun-

    cin que ahora ocupa la institucin escolar.La sociedad, para conservarse a s misma,

    requiere que las nuevas generaciones asi-

    milen, practiquen y desarrollen dos cosas:

    la informacin tcnica, que les permite so-

    brevivir, y los principios bsicos, que hacen

    funcionar al individuo y permiten la con-

    vivencia social. Cuando un miembro joven

    de la comunidad asimila los conocimientos

    que hasta el momento se han desarrollado,

    tiene la posibilidad de generar nuevos co-nocimientos y promover una mejora sus-

    tancial en la sociedad. Asimismo, cuando se

    sabe miembro de una comunidad y copar-

    tcipe de su destino, no tiene ms remedio

    que comprender que su propio bienestar es

    el bienestar social y acta en consecuen-

    cia. Esto es lo que debe hacer la educacin:

    informar y formar para la conservacin y

    transformacin de la propia humanidad.

    La necesidad de contar con una educa-cin integral que permita al ser humano rea-

    lizarse en plenitud es una preocupacin que

    puede observarse en todas las sociedades.

    Las comunidades primitivas, para propiciar-

    la, han contado con dos elementos clave: el

    mito y el ritual. Los indios del Amazonas in-

    tegran a los nios a la sociedad a travs de

    rituales de iniciacin que les permiten com-

    prender su dimensin espiritual y su respon-

    sabilidad con el cosmos y con el grupo so-

    cial en el que han nacido. Los nios asumen

    sus deberes sociales a travs de la compren-

    sin de que ellos son parte de un universo en

    el que sus actos pueden tener repercusiones,

    ya que todo est interrelacionado.

    Las sociedades preindustriales se ca-

    racterizaban por no establecer distincio-nes entre la vida cotidiana y la vida espiri-

    tual. Se consideraba que la presencia de lo

    sagrado se encontraba en todo y se identi-

    ficaba el sacrilegio con la falta moral; todo

    ello asociado con un rompimiento del equi-

    librio csmico. As ocurre en culturas como

    la egipcia, la sumeria, la babilonia, la cel-

    ta, la maya, la inca o la azteca. En tales so-

    ciedades el sistema educativo no desvincu-

    laba, por tanto, los asuntos materiales delos asuntos espirituales tal y como ocurre

    en la sociedad contempornea. Ambos ele-

    mentos se transmitan juntos.

    En la cultura de la India, a partir de la

    tradicin vdica se estableci un sistema

    educativo en el cual los jvenes se forma-

    ban integralmente bajo la supervisin de un

    maestro. El maestro, bajo esta perspectiva,

    era considerado un gur. Gur debera tra-

    ducirse literalmente como quien disuelve laoscuridad. La relacin entre maestro y dis-

    cpulo se consideraba entonces un vnculo

    sagrado. Se entablaba una relacin personal

    de afecto, comprensin y mutua responsa-

    bilidad. El sistema de educacin vdico sig-

    nificaba no slo la enseanza de las habili-

    dades prcticas para la subsistencia, sino,

  • 7/23/2019 Manual de Educacin Sathya Sai en Valores Humanos: Segundo Grado.

    8/174

    II M E S S V H | S

    fundamentalmente, la formacin espiritual

    del estudiante. En este sistema era primor-

    dial que el maestro hubiese ya alcanzado la

    plenitud espiritual para que su papel pudiese

    cumplirse cabalmente. La educacin, enton-

    ces, debera ensear sobre el trabajo desinte-

    resado, el servicio y el control de los sentidos

    para lograr una vida feliz.

    Un ejemplo de este sistema educativo se

    puede seguir en el Ramayana. En esta epo-

    peya se narra cmo son educados cuatro j-

    venes prncipes (Rama, Lakshmana, Bharata

    y Satrugna) por Vasishta. Los nios abando-

    nan el palacio paterno, se trasladan a la casa

    de retiro del maestro y viven all en forma

    austera, aprendiendo a montar elefantes y

    caballos, a manejar el arco y la flecha, acti-vidades propias de su condicin de futuros

    gobernantes y defensores del reino; a la vez,

    memorizan las escrituras sagradas, discuten

    sobre el significado espiritual de la vida y, fi-

    nalmente, comprenden su papel en el drama

    de la vida (Sathya Sai, 1994:I,53-65).

    En la tradicin occidental, comenzan-

    do por Grecia, tambin existe una preocu-

    pacin por impartir una educacin inte-

    gral. Scrates, el ms afamado educadorde la Antigedad Clsica, consideraba in-

    til la pura transmisin de saberes y tc-

    nicas, tpica

Recommended

View more >