malaquias notasexp willliams

Download MALAQUIAS Notasexp Willliams

Post on 01-Jan-2016

10 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

mala

TRANSCRIPT

  • MALAQUAS: Notas expositivas

    Por Dr. Gary Williams Usado con permiso

    APUNTES SOBRE MALAQUIAS

    1. Encabezado (1:1). Los encabezados de los textos profticos identifican el gnero literario, el autor, el auditorio, la fecha y la ocasin. Mal. 1:1 incluye solo los primeros tres elementos.

    1.1. Gnero literario. La palabra traducida profeca literalmente significa cosa alzada. Hay dos interpretaciones principales: carga (mensaje pesado, de dolor y sufrimiento) y discurso/orculo/profeca (mensaje comunicado alzando la voz, cp. Jue. 9:7). Tambin se podra traducir como carga en el sentido de que la profeca es impuesta al profeta, y que l est obligado a entregarla (cp. Am. 3:8; Ez. 3:17-21). Ver la nota sobre esta palabra en la introduccin a Zacaras 9-14.

    1.2. Auditorio: Israel

    1.2.1. En lugar de contra, tradzcase a (cp. RVA, DHH, BJ, BDLA, RVA, NVI).

    1.2.2. En esta poca el nombre Israel no se refera al reino del norte, sino al remanente de toda la nacin hebrea y principalmente a Jud (cp. 2:11), pues el reino del norte haba sido deportado por los asirios en 722 a.C. y nunca haba regresado. Los habitantes de la provincia persa de Jud, en su gran mayora de las tribus de Jud, Benjamn y Lev, se consideraron a s mismos la continuacin histrica de Israel y los herederos de las promesas de Yahv a Israel.

    1.3. Autor: Malaquas (ver la Introduccin).

    1.4. La expresin palabra de Yahvpor medio de Malaquas deja claro lo que el nombre del profeta tambin implica: el profeta no es ms que un mensajero. El mensaje no se origina con l, sino con Yahv (cp. 2 P. 1:20-21). Tradicionalmente se ha interpretado palabra como un genitivoprofeca de la palabra de Yahv (RV60, BDLA)pero en las ltimas dcadas muchos la han interpretado como una aposicin que aclara que la cosa alzada es un mensaje proftico: profeca/carga, palabra de Yahv (ver BJ, RV95, RVA; cp. NVI).

    2. Primer orculo: Yahv ha demostrado su amor a Israel (1:2-5).

    2.1. Declaracin divina en defensa propia ante los judos: Os he amado (1:2a).

    2.1.1. Esta primera oracin despus del encabezado es un tanto enigmtica. Todava no sabemos por qu Dios hace semejante afirmacin, ni tampoco qu quiere decir por amar. El hecho que he amado est en tiempo pasado (contra DHH) puede indicar que Yahv haba amado a Israel, pero ya no lo haca, o puede sugerir que l ha mostrado su amor para con Israel en hechos concretos.

    2.1.2. En lugar de dice Yahv, tradzcase ms exactamente en tiempo pasado: ha dicho Yahv (RVA; ver 1:4 en RV60).

    2.1.2.1. Se trata de una frmula de mensajero. Los mensajeros, al entregar el mensaje, lo atribuan a quien les haba enviado, diciendo: ha dicho Fulano (cp. Jue. 11:15). En los libros profticos la frmula muestra que los profetas

  • se conceban a s mismos como mensajeros que repetan el mensaje que Dios les haba entregado con anterioridad (cp. Is. 6:8; Am. 3:7-8).

    2.1.2.2. En este libro de 55 versculos la frase ha dicho Yahv se repite 25 veces (1:2, 4, 6, 8, 9, 10, 11, 13 [2x], 14; 2:2, 4, 8, 16 [2x]; 3:1, 5, 7, 10, 11, 12, 13, 17; 4:1 [3:19], 3 [3:21]). La expresin se usa 6 veces en Hageo, 23 veces en Zacaras 1-8 y solamente 1 vez en Zacaras 9-14.

    2.1.2.2.1. Este nfasis en el origen y la autoridad del mensaje ha de reflejar la desilusin con las profecas, por un lado las preexlicas y exlicas que se haban cumplido solo parcialmente (ver Ocasin y mensaje en la Introduccin), pero especialmente las posexlicas que eran emitidas por profetas de bajo nivel tico (cp. Neh. 6:10-14; Zac. 13:2-6).

    2.1.2.2.2. Normalmente en Malaquas la frase completa es ha dicho Yahv de los ejrcitos). La forma sencilla, ha dicho Yahv, se encuentra en 1:2 y 3:13, introduciendo el primer orculo del libro y el ltimo (aparte de estos dos versculos solo se halla en 1:13).

    2.2. Cuestionamiento judo de la declaracin divina: En qu nos has amado? (1:2a).

    2.2.1. 1:2a es un dstico con paralelismo interlinear quistico y ritmo de 4:3: A. Os he amado ha dicho Yahv B. Y dijisteis: En qu nos amaste?

    2.2.2. En lugar de dijisteis (RV60, RV95), muchos traducen en el tiempo presente decs (BJ, DHH, BDLA, RVA, NVI). El tiempo perfecto del verbo en hebreo indica una accin en tiempo pasado, pero en este caso un pasado muy cercano: el tiempo de la reaccin mental que los judos acaban de tener a la declaracin divina. Probablemente en castellano esto mejor se expresa con un verbo en tiempo presente, decs, o aun un tiempo futuro, diris. Sin embargo, el hebreo lo concibe como un tiempo pasado, si bien solo un instante antes del presente: acabis de decir.

    2.2.3. La pregunta de los judos aclara que interpretaban amar no como un sentimiento solamente, sino como obras de amor.

    2.2.4. La pregunta es medio retrica; es decir, en parte pide informacin, pero en parte da por sentado que la respuesta correcta es en nada, as poniendo en tela de duda la declaracin de Yahv. Para algunos judos la pregunta expresaba un rechazo total de la declaracin de Yahv, mientras que otros, los que teman a Yahv (cp. 3:16), la haran con ms sinceridad. Sin embargo, el tono general de la pregunta es negativo, y los lectores no sabemos todava que hay judos que temen a Yahv.

    2.2.4.1. La contradiccin entre la declaracin divina y la objecin juda se resalta mediante el paralelismo quistico: A (Yo os he amado) B (dice Yahv) // B (y dijisteis) A (En qu nos amaste?).

    2.2.4.2. La pregunta insinuaba que Yahv no bendeca a los judos (1:2a; cp. la actitud semejante de Geden en Jue. 6:13). No haba cumplido todas sus promesas profetizadas (ver Ocasin y mensaje en la Introduccin), ni les daba el trato que ellos crean merecer. Ahora se entiende que la declaracin de Yahv que introduce este orculo es una negacin de crticas que los judos le han hecho. En contraste con estas crticas y

  • quejas, ver la fe de Habacuc manifestada en Hab. 3:17-19.

    2.2.4.3. Todas las preguntas atribuidas a los judos en Malaquas (cp. 1:2, 7; 2:14, 17; 3:7, 8, 13, 14) eran respuestas a las declaraciones de Yahv y emplean el mismo lenguaje que esas declaraciones. Revelan actitudes incorrectas acerca de Yahv y su relacin con l. No se expresaban en voz alta, pues no se dirigan al profeta, sino a Yahv. Son ms bien interpretaciones por el profeta de las respuestas mentales de los judos. Dichas interpretaciones seguramente se basaban en parte en la conducta y comentarios previos de los judos, y tal vez en parte tambin en la inspiracin divina (cp. Mr. 2:8).

    2.2.4.4. En los orculos 2-4 parecer que en efecto Yahv no ama a Jud, pues esos orculos se dedican a sealar los pecados de Jud y anunciar castigos resultantes. El amor divino comenzar a divisarse en el cuarto orculo, con su profeca de la purificacin de los sacerdotes y de un da cuando la ofrenda de Jud ser aceptable ante Yahv (3:3-4). Ese amor se revela an ms en la promesa de buenas cosechas en el quinto orculo (3:10-12), y especialmente en el sexto orculo con las promesas de bendiciones para los temerosos de Yahv (3:16-4:3 [3:16-21). Sin embargo, aun en estos orculos el sealamiento del pecado antecede las muestras de amor, pues el amor divino para con el hombre no se puede apreciar si no se reconoce antes que el hombre es pecador, merecedor del castigo divino.

    2.3. Refutacin divina de la objecin juda: Yahv trata con dureza a Edom (1:2b-5).

    2.3.1. Esa fue hermano de Jacob (1:2b).

    2.3.1.1. La refutacin comienza con una pregunta enigmtica (1:2b) cuya relacin con la disputa acerca del amor de Yahv no se entiende todava. Solo despus de leer las oraciones siguientes se llega a comprender: como Esa fue hijo del mismo padre y la misma madre que Jacob, Esa y Jacob fueron gemelos y Esa naci primero, Jacob no mereca el amor de Yahv ms que Esa (cp. Ro. 9:10-13).

    2.3.1.2. Yahv responde a la pregunta retrica de los judos con otra pregunta retrica. Esta, como las preguntas retricas en general, es en realidad una afirmacin con pasin: Claramente Esa era hermano de Jacob.

    2.3.1.3. El segundo dice Yahv del v. 2 es literalmente orculo de Yahv (BJ). La frmula se halla 12 veces en Hageo, 20 veces en Zacaras, casi 300 veces en Isaas-Jeremas-Ezequiel y 37 veces en los dems profetas, pero solo aqu en Malaquas. Se usa con mayor frecuencia despus de oraciones contundentes de Dios. En contraste, dos veces introduce una oracin clave (Sal. 110:1; Is. 56:8); ese parece ser su uso aqu, introduciendo am a Jacob, pero aborrec a Esa, el tema del primer orculo y tal vez de todo el libro.

    2.3.2. Sin embargo, Yahv am a Jacob y aborreci a Esa (1:2b-3a).

    2.3.2.1. A la luz del contexto, en lugar de y am, se debe traducir la conjuncin adversativamente: sin embargo am (BJ, BDLA, RVA, RV95, NVI).

    2.3.2.2. El contraste entre el trato divino para con los hermanos se subraya por el paralelismo antittico y quistico: A (Pero am) B (a Jacob) B (y a Esa) A (aborrec).

  • 2.3.2.3. Se acusa a Malaquas de etnocentrismo y prejuicios contra los edomitas por su uso del verbo aborrec. Sin embargo, segn el A.T. Yahv aborrece a todos los hacedores de mal (cp. Sal. 5:5 [5]; 31:6 [7], aun su propio pueblo cuando le desobedece (cp. Os. 9:15, donde el verbo est traducido tom aversin). Por otro lado, cuando amar y aborrecer se contrastan, aborrecer puede significar sencillamente no amar, o aun amar menos (cp. Gn. 29:30-31, donde el verbo est traducida menospreciada, y Dt. 21:15-17). De modo que aqu aborrec es un tanto ambiguo. Aunque su sentido se entiende en parte por la historia de Esa y de Edom (ver abajo), finalmente se entiende solo despus de or o leer los vv. 3-4.

    2.3.2.4. El contraste se entiende en primer trmino de los dos hermanos personalmente. En ese plano y a la luz de los relatos en Gnesis 25-33, am significa escog para ser heredero de las promesas, y aborrec significa rechac de ser heredero de las promesas. Dicha eleccin p