Lo Sagrado y lo Profano

Download Lo Sagrado y lo Profano

Post on 09-Jul-2015

1.205 views

Category:

Travel

7 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • MIRCEA ELIADELO SAGRADO Y LO PROFANO

  • CUANDO SE MANIFIESTA LO SAGRADOSe trata siempre del mismoacto misterioso: la manifestacin de algo completamente diferente, de unarealidad que no pertenece a nuestro mundo, en objetos que forman parteintegrante de nuestro mundo natural, profano.

  • DOS MODOS DE SER EN EL MUNDO

  • Se medir el abismo que separa las dos modalidades de experiencias, sagrada y profana, al leer las discusiones sobre el espacio sagrado y la construccin ritual de la morada humana, sobre las variedades de la experiencia religiosa del Tiempo, sobre las relaciones del hombre religioso con la Naturaleza y el mundo de los utensilios, sobre la consagracin de la vida misma del hombre y la sacralidad de que pueden revestirse sus funciones vitales.

  • LO SAGRADO Y LA HISTORIAEs evidente que los simbolismos y los cultos de la Tierra-Madre, de lafecundidad humana y agraria, de la sacralidad de la Mujer, etc., no han podidodesarrollarse y constituir un sistema religioso ricamente articulado hasta eldescubrimiento de la agricultura; es asimismo evidente que una sociedad preagrcola,especializada en la caza, no poda sentir de la misma manera nicon la misma intensidad la sacralidad de la Tierra-Madre. Una diferencia deexperiencia es secuela de las diferencias de economa, de cultura y deorganizacin social; en una palabra: de la Historia.

  • EL ESPACIO SAGRADO Y LA SACRALIZACION DEL MUNDOHOMOGENEIDAD ESPACIAL E HIEROFANIANo te acerques aqu dice el Seor a Moiss, qutate el calzado de tus pies;pues el lugar donde te encuentras es una tierra santa (xodo, III, 5).

  • TEOFANIAS Y SIGNOS

    Cuando, en Jarn, Jacob vio en sueos laescala que alcanzaba el Cielo y por la cual los ngeles suban y bajaban, yescuch en lo alto al Seor, que deca: Yo soy el Eterno, el Dios de Abraham,se despert sobrecogido de temor y exclam: Qu terrible es este lugar! Esaqu donde est la casa de Dios. Es aqu donde est la puerta de los Cielos. Ycogi la piedra que le serva de almohada y la erigi en monumento y derramaceite sobre su extremo. Llam a este lugar Bethel, es decir, Casa de Dios(Gnesis, XXVIII, 12-19).

  • Segn la leyenda, el morabito que fund El-Hemel se detuvo, a finales del siglo XVI, parapasar la noche cerca de la fuente y clav un bastn en el suelo. A la maanasiguiente, al querer cogerlo de nuevo para proseguir su camino, encontr quehaba echado races y que de l haban brotado retoos. En ello vio el indicio dela voluntad de Dios y estableci su morada en aquel lugar

  • Cuando no se manifiesta ningn signo en los alrededores, se provoca suaparicin. Se practica, por ejemplo, una especie de evocatio sirvindose deanimales: son ellos los que muestran qu lugar es susceptible de acoger alsantuario o al pueblo. Se trata, en suma, de una evocacin de fuerzas o figurassagradas, que tiene como fin inmediato la orientacin en la homogeneidad delespacio. Se pide un signo para poner fin a la tensin provocada por la relatividad y a la ansiedad que alimenta la desorientacin; en una palabra: paraencontrar un punto de apoyo absoluto. Un ejemplo: se persigue a un animalsalvaje, y en el lugar donde se le abate se erige el santuario, o bien se da sueltaa un animal domstico un toro, por ejemplo, pasados unos das se va en subsqueda y se le sacrifica en el lugar donde se le encuentra. A continuacin seerigir un altar y alrededor de este altar se construir el pueblo. En todos estoscasos son los animales los que revelan la sacralidad del lugar: los hombres,segn eso, no tienen libertad para elegir el emplazamiento sagrado. No hacensino buscarlo y descubrirlo mediante la ayuda de signos misteriosos.

  • Lo que caracteriza a las sociedades tradicionales es la oposicin quetcitamente establecen entre su territorio habitado y el espacio desconocido eindeterminado que les circunda: el primero es el Mundo (con mayorprecisin: nuestro mundo), el Cosmos; el resto ya no es un Cosmos, sino unaespecie de otro mundo, un espacio extrao, catico, poblado de larvas, dedemonios, de extranjeros (asimilados, por lo dems, a demonios o a los fantasmas).

  • Caos-CosmosTodo esto se desprende con meridiana claridad del ritual vdico de toma de posesin de un territorio: la posesin adquiere validezlegal por la ereccin de un altar del fuego consagrado a Agni: Se dice que est instalado cuando se ha construido un altar de fuego(garha-patya), y todos los que construyen el altar de fuego quedan egalmente establecidos (atapatha Brhamana, VI, i, I, 1-4).

  • CONSAGRACIN DE UN LUGAR: REPETICIN DE LA COSMOGONA

  • Segn las tradiciones de una tribu arunta, losachilpa, el ser divino Numbakula cosmiz, en los tiempos mticos, su futuroterritorio, cre a su Antepasado y estableci sus instituciones. Con el tronco deun rbol gomfero Numbakula hizo el poste sagrado (Kauwa-auwa) y, despusde haberlo untado de sangre, trep por l y desapareci en el Cielo.

    De ah el considerable papel ritual delposte sagrado: durante sus peregrinaciones, los achilpa lo trasportan con ellosy eligen la direccin a seguir segn su inclinacin. Esto les permite desplazarsecontinuamente sin dejar de estar en su mundo y, al propio tiempo, encomunicacin con el Cielo donde desapareci Numbakula. Si se rompe el poste,sobreviene la catstrofe; se asiste en cierto modo al fin del mundo, a laregresin, al Caos.

  • El Centro del Mundoa) un lugar sagrado constituye una ruptura en lahomogeneidad del espacio; b) simboliza esta ruptura una abertura, merced a la cual se posibilita el trnsito de una regin csmica a otra (del Cielo a la Tierra, y viceversa: de la Tierra al mundo inferior); c) la comunicacin con el Cielo se expresa indiferentemente por ciertonmero de imgenes relativas en su totalidad al Axis mundi: pilar (cf. la universalis columna), escala (cf. la escala de Jacob), montaa, rbol, liana, etc.; d) alrededor de este eje csmico se extiende el Mundo (= nuestro mundo); por consiguiente, el eje se encuentra en el medio, en el ombligo de la Tierra, es el Centro del Mundo.

  • NUESTRO MUNDO SE SITA SIEMPRE EN EL CENTRO

    El Santsimo ha creado el mundo como un embrin. As como el embrin crece a partir del ombligo, Dios ha empezado a crear el mundo por el ombligo, y de ah se ha extendido en todas las direcciones.

    Y, habida cuenta de que el ombligo de la tierra, el Centro del Mundo, es la Tierra santa, Yoma afirma: El mundo ha sido creado, comenzando por Sin

    Flavio Josefo escriba, a propsito del simbolismo del Templo, que el patio representaba el Mar (es decir, las regiones inferiores); el santuario, la Tierra, y el Santo de los Santos, el Cielo(Ant. Iud., III, vii, 7).

  • Ciudad-CosmosPor esta razn el faran era asimilado al dios R, vencedor del dragn Apofis,en tanto que sus enemigos se identificaban con ese dragn mtico. Daro setena por un nuevo Thraetaona, hroe mtico iranio que haba matado undragn de tres cabezas. En la tradicin judaica, los reyes paganos eranpresentados bajo los rasgos del Dragn: as, Nabucodonosor descrito porJeremas (XLI, 34) o Pompeyo en los Salmos de Salomn (IX, 29).