literal 37

Download Literal 37

Post on 24-Mar-2016

217 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Gaceta de literatura y grfica Nueva poca Nmero 37 Distribucin gratuita

TRANSCRIPT

  • GACETA DE LITERATURA Y GRFICA NUEVA POCA NMERO 37 DISTRIBUCIN GRATUITA

    Elisa Andrade BuzzoSao Paulo, 1981

    Ondulaciones

    En la torcedura de la letra forjo la ciudad en palabras secantes. Mancha grfica es la ciudad que imprimo sin colores en la noche. En el lmite negro y azul entre ella y la madrugada, los coches no respetan las seales en el horizonte. Cada hoyo, cada concavidad oscilante fractura en el asfalto en la que indirectamente me echo y ms tar-de soy levantada. Un observador externo ciertamente vera la gordura de los mofletes y de los pechos temblando. Sobresale mi caligrafa vacilante sobre la noche amortecida; sobresa-len seales, arrugas, surcos gelatinosos. A la velocidad de la luz nocturna, el mnibus flota en el espacio, soy parte de esa estructura que levita. l sube tan rpido que mi escritura se descompasa, las fachadas de metal de las tiendas se tornan una raya ceniza de grafito definitivo. Escribo las escenas que se abren en la noche, como las camelias blancas desprenden un aroma dulce y enrgico. El intento de retener esa fragancia es inexpresable. En la noche clida de primavera, los grillos patalean y la ciudad olvida los insectos en los hierbajos. La oscuridad fresca absorbe la tinta del bolgrafo: papel secante. Existe un momento en la madrugada de So Paulo en el que el rozamiento se deshace de las calles. Y las letras discurren tranquilas y blandas.

    Audomaro HidalgoTabasco, 1983

    Noches

    Llegar dejando las estaciones solitarias del metrola ltima moneda para el hambre del mendigoLlegar sin prisa porque no hay alimentoni mujer que diga algo

    Volver con la tentacin de torcer el camino

    Descubrir los restos del dala mesa las plantas

    Porque en esta casaslo hay ventanas para mirar hacia dentroy una cama vaca para distraer el sueo con mis deseos

    SELECCIN INTERNACIONAL LITERAL

    Diana Coca / Arls Bruto / Arls 2008 / 11 x 11 cm / Impresin en gelatina de plata virada al selenio en copia de autor / Serie limitada de 5

    Svetlana P. Garza

    No s que tienen las flores, llorona

    IAyer me compr una flor que no se marchitase deshilacha

    IIHoy camin por tu calle con una florPara que veasQue yo tambin soy primavera

    III(maana) Mi poema por tu flor

    IVSi tu verga fuera una florQu hacemos, mi amor, con las espinas?

    Favianna Rodrguez / Black Power / Imagen de Malcolm X desarrollada para el East Side Arts Alliance.

  • 2Fjese, oficialUlises Granados

    Pues los vecinos dicen que nunca dio in-dicios ni motivos, que de buenas a pri-meras, pam!, unas llamas de ms de dos metros de altura se vieron desde casi cualquier casa alrededor del parque, desde cualquiera de los juegos, desde la banqueta y, a pesar de los rboles que rodean la explanada, imagnese no-ms. Tambin se pudo ver desde la miscelnea de la viejecita, esa loca que siempre despide a sus clientes con una sonrisa horrible por eso de su dentadura, as, toda nicotinada y chueca, bueno, menos ahora que vio esa llama altsima y, por primera y nica vez, le pidi amable-mente a todos que salieran hacia all, con otra sonrisa ms honesta pero con el mismo color azufre.

    Yo s porque siempre compro ah, de hecho estaba comprando ah hace rato que pas, y nunca me atiende con gusto esa seora y, lo que sea de cada quien, uno tiene que andarse aguantando porque ah siempre huele chistoso, ya la conozco, desde el ao pasado que empe-c a ir con ella. La verdad no me siento muy cmoda, pero ya ni modo. Y, bueno, le deca que adems un clarito diosaydios se repeta y se alargaba, y si no, se escuchaba un porfavor-mujerporfavor ms largo todava y feo, feo, do-loroso, doloroso, y eso junt a tantos chismosos como Dios -enelnombredelpadredelhijoydelesp-ritusanto-, una mujer y algo de fuego pueden juntar a curiosos y bomberos.

    No, ella ya se fue desde hace rato, y qu bue-no, porque le molesta mucho que rece. Me dice farsante, impostora.

    Pues esos buenos dos minutos bastante escan-dalosos no pasaron desapercibidos, ms bien trajeron varios mirones y fjese que, aunque las sirenas de los policas ni siquiera estaban a pun-to de aparecer, los bomberos ya estaban paradi-tos, inmviles, en la explanada, mirando cmo se terminaba de quemar el pobre hombre despus de semejantes alaridos: con la quijada abierta, todo calcinado. Pero eso ha de ser porque los bomberos estn aqu del otro lado del parque.

    Su mujer? Desde que llegamos estuvo senta-da en esa banca con un crucifijo en las manos, la doscaras.

    No s si fue que nos sorprendi la duracin del fuego o que nos dio asco a todos, pero algo nos hizo permanecer como piedras con ojos por ms de media hora, mirando cmo el fuego se extingua poco a poco y las plegarias mudas de la seo se iban con el humo apestoso que sala de su ex marido; pero ella continuaba mi-rndolo, sin fijarse en nosotros y, de vez en vez besaba su cruz y segua moviendo la boca con mucha discrecin, como si le confesara algo a su pequeo Jess, la hipcrita esa.

    No le estoy diciendo que nadie hizo nada?Claro que unos cuantos se acercaron a verla

    y, si recuerdo bien, no duraron ms de unos se-gundos de pie porque la seora miraba a travs

    DE CMO EL COLECTIVO SNCOPE SE VIO FORZADO A ESCRIBIR LA RELACIN DE SUS FAZAAS Y DE LO QUE ACONTECI

    Hace mucho tiempo que me pregunto para qu escribo. No dice nada

    concreto, no comunica, estos gueyes pinches pretensiosos, es una pre-

    tensin bien ingenua, tenemos que hacer algo ms honesto. Es pura

    pop, a nadie le gusta. Estuve a punto de volverlo a hacer pusimos eso?

    Lo primero s lo le pero tan poco era la intencin, creo que a mucha

    banda le gust ese texto y luego me enoj porque no pusieron mi nombre,

    as se malacostumbran. Algo ms relax, ms honesto. Tuve un sueo, ya

    no s si soy un frito que suea ser escritor o un escritor que suea ser

    un frito. Sncope, si nos equivocamos el error tambin genera sentido.

    Est bien, a m me gusta, nadie tiene por qu saberlo. Dispense que lo

    interrumpa me parece una buena manera de empezar. No importa tanto

    quien haya aportado el texto siempre y cuando estemos de acuerdo. To-

    dos tenemos que estar de acuerdo o ninguno Eso es publicable? Este es

    el principio de nuestro proyecto literario colectivo. Nos dijeron que les

    explicramos por qu escribimos y ah les va.

    Favianna Rodrguez / Black Power / Imagen de una mujer del Black Panther Party. Basado en una protesta frente del Palacio de Justicia de Oakland durante el juicio de Huey Newton.

  • 3de ellos, buscando el fuego con los ojos, como si las llamas le estuvieran hablando y, bueno, nadie soport esa mirada confundida que no saba cmo pedirle perdn a un crucifijo, que necesitaba, mire nada ms, a Dios de carne y hueso para, a lo mejor, fjese bien, a lo mejor, rogarle por la salvacin de ambos, de ella y de lo que quedaba de l, pobre tonta. Bueno ah estaba todava la viejecita, ella se qued al lado del cuerpo hasta que se apag el fuego porque conoca al seor, ya le haba hablado tanto de l doa Matilde.

    Pues la del crucifijo, oficial, la rogona. No, ella nunca fue violenta, agresiva, no se-

    or, nunca; pero l s, una que otra vez, o bue-no, dos que tres, ya sabe, hasta que la muerte los separe y con eso de que unos golpecitos no matan a nadie, usted sabr, oficial.

    Viven aqu a la vuelta, bueno vive la seo, que Dios la cuide, ah en el 23, pero no creo que haya sido premeditado como dice, adems cree que ella iba a poder traerlo hasta ac so-lita y contra su voluntad?, no, no.

    Fjese que yo la entiendo, yo tambin soy viu-da por mrito propio.

    No, no se crea, pero s se me muri mi Tito hace un ao y no poda dejar de verlo con esos mismitos ojos de adndevas, pero yo nunca dije eso de perdname ni djameaqu ni mucho me-nos lo mat, porque ya saba que esas cosas pa-san aqu y ya no poda yo hacer nada, bueno ella tampoco, fue un accidente.

    Tambin quemado ah en la plaza. No, no creo que sea un asesino ni varios, esas

    cosas pasan por aqu muy seguido y nadie se ha quejado. As es por ac. Nada ms este ao ya van como trece y ni uno ha sido denunciado, ni uno. Y si los denunciaran, uy.

    No, pues, sera un noticin, no?Digo, lo que pasa es que todos son, bueno, so-

    mos muy creyentes. Mire, por ejemplo, el bom-bero ese que no se ha movido, Jacinto se llama, bueno, ese perdi a su esposa en enero del ao pasado, tambin as, como nosotras perdimos a nuestros maridos, yo un par de meses des-pus padreDiostodopoderosoquequitaselpeca-dodelmundo- y pues la seo tambin, noms vala como est rezndole con todo al jesucito, la hipcrita esa, vbora doscaras perdnalos, seor-, l tambin tiene su altarcito para pedir por su mujer. Fjese que, hasta eso, los bombe-ros respetan, ninguno apaga el fuego antes de que se muera el chamuscado, tienen miedo de que se la cobren con ellos, ese fuego no es de humanos, oficial. Aparte ya le dije que fue un accidente.

    Que s, fue un accidente, eso le pasa por pe-dir cosas a la ligera. Vala noms, oficial, toda arrepentida, con su crucifijo ese en las manos y su djameaqu, perdname, noms vio como nos acercbamos todos y perdname, perdname, la hipcrita esa.

    Favianna Rodrguez / Asian Power / Imagen de una mujer de I Wor Kuen (tambin conocido como La Guardia Roja), una organizacin radical de los asitico-americanos de la dcada de los aos 70.

  • 4Jaime Woolrich

    Plato de barro

    IMinga Lpez, la que haca bladuy: plato de barro,come chocolate en la cama, postradaminga lpez, t no comas chocolate, que te hace dao, t ya ests muy grandepero si ni tengo chocolate dijo Minga Lpez,lo que yo tengo es un gatoAh dijeron todos

    IIBladuy ser tu nombreBladuy, plato de barro, ser tu nombreBladuy, plato de barro, tu nombre se rompey Bladuy corri detrs de un gato

    IIIBladuy dijo: hgase la luzy la luz se llam Nieto

    Nieto dijo: hgase la luzy las luz co