las minorías étnicas en canadá, estados unidos y méxico

Download Las minorías étnicas en Canadá, Estados Unidos y México

Post on 06-Feb-2017

214 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Las minoras tnicas en Canad,

    Estados Unidos y Mxico

    De silvestre, llegu a ciudad, a gas, a rostros crueles que midieron mi luz y mi estatura [y] de repente apareci en mi rostro, un rostro

    de extranjero [y] cambiamos, y nunca ms supimos quines ramos, y a veces recordamos al que vivi en nosotros y le pedimos algo,

    tal vez que nos recuerde, [Pero] desde las horas consumidas aqul nos mira y no nos reconoce

    PABLO NERUDA, NIO PERDIDO (FRAGMENTOS)

    La definicin de la composicin tnica en Amrica del Nor-te parte de tres elementos: los nativos (primeros poblado-res) que posiblemente llegaron al continente a travs del estre-cho de Bering y que por varios siglos constituyeron la nica poblacin americana; los colonizadores (segundos pobladores), europeos con motivaciones, cultura y diversas alternativas de

    desarrollo econmico, y los migran tes (terceros pobladores), que en la actualidad manifiestan diferentes caractersticas econmi-

    cas, polticas y sociales. La nueva geografa poltica distingue b-sicamente tres tipos de organizacin social entre la poblacin,

    diferencias estructurales marcadas por su particular historia. En la primera, ubicada hacia el norte, los colonizadores franceses

    requirieron de la fuerza laboral indgena experta en cazar para dedicarse al comercio (principalmente de pieles, posiblemen-

    te porque no encontraron metales preciosos). Con la llegada de

    los ingleses, los diversos grupos coexistieron con cierto equili-brio. En la segunda, los colonizadores ingleses en busca de ex-

    *Profesora de tiempo completo del Instituto Tecnolgico y de Estu-dios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de Mxico . El presente trabajo se realiz gra-cias al apoyo del gobierno de Canad, por medio de su Faculty Research Program, otorgado en 2001.

    80 COMERCIO EXTERIOR, VOL. 52, NM . 1, ENERO DE 2002

    MNICA GONZLEZ*

    perimentos religiosos (pilgrims y quakers, entre otros) slo en-contraron algunos nativos que saban pescar o cultivar. Sin la idea de evangelizarla, esta fuerza de trabajo no les era til, por lo que la remplazaron por esclavos africanos, lo cual ocasion

    un repoblamiento de grupos que evitaron en lo posible relacio-narse mientras exterminaban a los nativos. En la tercera, ubi-cada en la parte central y sur del continente, los conquistado-

    res espaoles y portugueses esclavizaron la mano de obra nativa (con experiencia en la construccin, la minera y la agricultu-ra) que sobrevivi a las enfermedades y rebeliones. La evange-

    lizacin propici la mezcla de las etnias y como resultado de esta interrelacin Amrica Latina cuenta en la actualidad con una

    poblacin fundamentalmente mestiza. En los tres escenarios las necesidades expansivas de los

    colonizadores provocaron la desaparicin de gran parte de la poblacin autctona o bien su reduccin paulatina y su marginacin a territorios cada vez de menores dimensiones,

    alejados de los centros econmicos y pobres en recursos na-turales. El sometimiento de los nativos a los intereses de la

    economa colonizadora, a su lenguaje, cultura y religin, re-leg a un estatus inferior las costumbres locales y erradic las diferencias culturales y religiosas que se contraponan a la

    civilizacin europea. Igual sucede con los inmigrantes. En algunas zonas de Canad, los grupos indgenas asimi-

    lados o ubicados en las reservas conservan una gran vitalidad, pero son muy pocos los que se comunican en sus lenguas, con

    lo que afectan la opcin de convertirse en un importante vehculo cultural, si bien la presencia de una minora euro-

    pea francfona activista ha ayudado a que los nativos preser-

  • ven cierta identidad. Los flujos migratorios actuales se carac-terizan ms por su deseo de incorporarse a la sociedad cana-diense que por un activismo gregario.

    En Estados Unidos, los grupos nativos supervivientes son bilinges y su cultura est amenazada. Casi ninguna de las minoras inmigrantes ha logrado la cohesin requerida y, salvo los afroamericanos, los cubanos y en cierta medida los mexi-canos, no desempean un papel preponderante en lo polti-co, econmico y cultural.

    En Mxico sobreviven grandes grupos de poblacin indge-na, aunque el mestizaje se ha convertido en el rasgo predomi-nante y en factor central de la formacin de una conciencia nacional integradora 1 que ha dado paso a la segregacin o dis-criminacin de sus habitantes nativos e inmigrantes.

    Como comn denominador es indudable que, salvo algu-nas variantes, la situacin de las minoras en Mxico, Esta-dos Unidos y Canad es frgil frente a la mayora.

    LAS MINORiAS TNICAS EN CANAD

    e on una composicin tnica europea diversa, los nativos fueron respetados, 2 si bien en 1812 la autonoma de las provincias permiti que cada una se hiciera cargo de los na-tivos. Algunas provincias muy conservadoras no reconocie-ron a los nativos ni su derecho a la diferencia sino hasta mu-chos aos despus, como la Columbia Britnica, que lo hizo apenas en 1987. La gnesis de la conciencia cultural y pol-tica, as como de las demandas de independencia y autode-terminacin de las minoras, 3 se encuentra directamente relacionada con el activismo de la poblacin francfona quebequense porque la revolucin tranquila propici que los nativos cobraran paralelamente conciencia de su identidad.

    La singular historia de la poblacin francohablante de Quebec4 ha adquirido diferentes modalidades con el trans-curso del tiempo. Antes de los aos setenta el nacionalismo

    1. Juan Frigol, Las razas humanas, Ocano-Instituto Gallach, Espaa, 1990, p. 602.

    2. En 1763 los nativos fueron protegidos en sus tierras, las cuales slo podran transferirse a la Corona britnica (para preservarlas de la especulacin).

    3. La composicin tnica es: franceses(22.8%), ingleses(20.8%), alemanes (34%), italianos (2.8%), chinos (2.2%), ucranianos (1.5%), holandeses (1.3%), grupos nativos (43.5%) e inmigrantes permanentes (0.83% de Indonesia, India, Polonia, China, Vietnam, Hong Kong y Estados Unidos). Canada Facts, Embajada de Canad, 2000.

    4. Al pasar a la administracin inglesa en el siglo pasado, los quebequenses, quienes ya contaban con una forma de organizacin encaminada a obte-ner su autonoma frente a Francia, sufrieron un revs poltico. Despus de una insurreccin, la Ley de Unin de 1840 integr legislativa mente al Alto y el Bajo Canad justo cuando los francfonos ya eran minora frente a los anglfonos, inicindose un proceso de marginacin poltica, primero, y econmica despus.

    quebequense era en esencia comunitario, poco politizado, conservador y unificado en torno a la iglesia catlica. Durante la dcada de los se ten ta se inici un perodo de cambios ace-lerados (modernizacin) marcado por la industrializacin y, con ello, por la urbanizacin, la secularizacin, el surgimiento de lites econmicas y polticas liberales y la toma de concien-cia nacional quebecoise sobre la escasa participacin de los francfonos en la toma de decisiones tanto de la provincia como del pas. Fue la poca en que surgi la idea de la inde-pendencia y se elevaron las demandas de autonoma polti-ca, autodeterminacin y soberana cultural.5

    La crtica a una Confederacin desigual donde la mayo-ra anglosajona desempea un papel dominante y es la prin-cipal beneficiaria de las polticas federales suscit la toma de conciencia de una nueva identidad provincial por encima del gobierno federal, algo as como la cohesin de la provincia-nacin. En este entorno, el apoyo del general De Gaulle a la poblacin francfona de Quebec (24 de junio de 1967) y la formacin del Partido Quebequense y del Bloque Que-bequense contribuyeron a reforzar la idea de la separacin. 6

    Como resultado, se inician una serie de reformas, de las que destaca la nueva Constitucin (1982) que concede mayor importancia al derecho a la diferencia de las minoras y a una posicin especial en las instituciones polticas federales y provinciales. Con ello se reconoce la identidad francesa, ele-vndose el francs a idioma oficial, se concede la autonoma en algunos aspectos del comercio exterior y la inmigracin y se autoriza la realizacin de consultas populares en Quebec a partir de 1980, que permiten a la poblacin local decidir sobre la autonoma de la provincia.

    5. Stphane Dion, La separacin de Quebec, UNAM-CISAN, Mxico, 1995, p. 113.

    6. El Partido Quebequense (PQ) fue creado en 1968 por Ren Levesque. El objetivo era obtener la soberana en asociacin, es decir, la independen-cia poltica de Quebec aunada a su asociacin econmica con Canad (Ren Beaurdin, Problmes poli tiques et sociaux, Qubec: vers la souverainet?, Informe, nm. 749, Quebec, 1995, p. 7). El PQ logr en muy poco tiempo agrupar a las fuerzas independentistas de Quebec. En noviembre de 1976 gan las elecciones provinciales, comprometindose a realizar un refern-dum sobre la soberana en asociacin con el resto de Canad. Luego de perder en 1985 credibilidad y predominio (principalmente por los obst-culos federales y el cambio de postura de Pierre Eliot Trudeau), el Partido Liberal se consolid y en 1994 logr de nuevo la victoria.

    Por otra parte, Lucien Bouchard, entonces ministro de Medio Ambiente, renunci a su cargo para establecer el Bloque Quebequense (BQ), el cual surgi directamente del colapso del Acuerdo del Lago Meech (1990) y se fortaleci gracias al rechazo al Acuerdo de Charlottetown (1992). El BQ demandaba en especial el bilingismo y el multiculturalismo oficiales (Kenneth Microberts, Las elecciones de 1993, UNAM-CISAN, Mxico, 1995, pp. 78-79). "El 25 de octubre de 1993, el BQ obtuvo 72% de los escaos asignados a Quebec en el escrutinio federal y por primera vez esta provincia envi al Parlamento canadiense un contingente numeroso de diputados soberanistas" (Stphane Dion, op. cit., p. 115).

    COMERCIO EXTERIOR, ENERO DE 2002 81

  • Si bien en 1980 el oui a favor

Recommended

View more >