Las Canciones de Gesta

Download Las Canciones de Gesta

Post on 25-Nov-2015

13 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>LAGARDE, A. Y MICHARD, L. (1957) MOYEN AGE. I. PARS. LES DITIONS BORDAS.LAS CANCIONES DE GESTA</p></li><li><p>Hasta finales del S. XI la literatura francesa es pobre, sobretodo compuesta por la vida de los santos: Cantilne de Sainte Eulalie (S. IX), Vida de Saint Lger, Pasin de Cristo (S. X), Vida de Saint Alexis (S. XI).A partir del S. XI por el contrario, una abundante produccin pica se desarrolla y se expande durante tres siglos. De este modo, la literatura francesa, al igual que las de la antigedad griega y latina, comienza por la epopeya. Pero las razones de esta eclosin son peculiares, debido a los acontecimientos y al modo de sentir del S. XI.</p></li><li><p>El rgimen feudal exalt en el alma de los seores el amor por la proeza de la guerra y el sentimiento del honor, hecho de lealtad en las relaciones entre vasallo y soberano. Al mismo tiempo, el impulso de la primera cruzada exalt la fe religiosa y patritica de los caballeros y de las masas populares. As se propaga el gusto por los relatos heroicos y por las luchas contra los infieles. Los troveros escriben pues CANCIONES DE GESTA, del latn gero,-ere, gessi, gestum gesta,n. pl. de gestum - que designaba las hazaas guerreras.</p></li><li><p>Las primeras Canciones de GestaDeben haber existido canciones de gesta a lo largo del S. X, pero las ms antiguas que se conocen se remontan a fines del S. XI o principios del S. XII. Ellas son: la CHANSON DE ROLAND, la CHANSON DE GUILLAUME, GORMONT ET ISEMBART y PLERINAGE DE CHARLEMAGNE. </p></li><li><p>Estos poemas hacen revivir personajes y acontecimientos del S. VIII o IX; pero si bien el punto de partida es histrico, los caracteres y los mismos hechos son completamente modificados, y los hroes carolingios se parecen a los barones y a los cruzados del S. XII. </p></li><li><p>Estas primeras canciones de gesta se dividen en estrofas o laisses (tirada), de largo variable y cada una construida, no sobre una misma rima, sino sobre una misma asonancia. La asonancia, simple repeticin de la ltima vocal acentuada de la palabra (ej: visage, face), alcanzaba en efecto para establecer la unidad de la tirada para un pblico que no lea el poema, pero que lo oa declamar. ste ltimo era recitado, de castillo en castillo, en las plazas, en las ferias, por los juglares que lo acompaaban con la viella (vihuela, zanfona), especie de violn con tres cuerdas.</p></li><li><p>LAS MODIFICACIONES (TRANSFORMACIONES, RETOQUES) DE LA EPOPEYA DEL S. XII AL S. XVEl gnero tuvo rpidamente un inmenso xito: nos quedan un centenar de canciones de gesta. Pero el crecimiento de un pblico vido de aventuras siempre nuevas trajo aparejadas transformaciones a menudo desafortunadas - de la forma y de la materia de la epopeya. </p></li><li><p>La FormaLas primeras canciones de gesta eran breves, de composicin simple y clara. Cada vez ms los autores multiplican los episodios, complican la narracin y alargan sus epopeyas. Algunos juglarres llegan a retomar viejas Canciones, amplificando algunos pasajes, enriquecindolos con desarrollos retricos de su cosecha. A modo de ejemplo, la muerte de la Bella Alda, que en la Chanson de Roland ocupa 33 versos, fue desarrollada en 800 versos por un juglar del S. XII.</p></li><li><p>La MateriaCada vez ms lo novelesco invade la epopeya francesa, sobretodo a partir de la segunda mitad del siglo XII donde la literatura cortesana est en boga, y del siglo XIII donde los principios de fe y de honor, sostn de la sociedad feudal, comienzan a alterarse.</p></li><li><p>La ruda simplicidad de las primeras Canciones da paso a las hazaas extraas, a las aventuras extravagantes y maravillosas donde el hroe encuentra hadas y encantadores, lucha contra monstruos y viaja a pases mgicos. Se encuentran por todos lados las mismas situaciones de xito, los mismos personajes convencionales: el hroe, el cobarde, el traidor. El amor, casi inexistente en Roland, jugar a partir de all un rol muy importante, ya que hay muchas mujeres entre los lectores. La astucia ocupa a veces tanto lugar como la proeza; y junto a los nobles sentimientos, se desarrolla un herosmo burlesco que es como su parodia.</p></li><li><p>Constitucin de los ciclosEn apariencia no hay nada en comn entre esas epopeyas degeneradas y las antiguas Canciones de Gesta. Sin embargo a los trovadores de los siglos XIII y XIV se les ocurri vincularlas a las canciones primitivas y agruparlas en Ciclos.Un Ciclo est constituido por todos los poemas, de diversos autores y de diversas pocas, en cuyo centro se encuentra el mismo hroe o miembros de su familia, en general imaginarios: ancestros, padres, tos, sobrinos y primos. De esta forma, los lectores eran incitados a leer las Canciones de un ciclo para conocer las otras aventuras de su hroe favorito o de sus familiares. Se distinguen tres ciclos principales:</p></li><li><p>a) LA GESTA DEL REY, de la que forma parte la Chanson de Roland, est dominada por la personalidad de Carlomagno.</p><p>b) LA GESTA DE GARIN DE MONGLANE cuyo hroe central es el bisnieto de Garin: Guillaume d Orange. La accin de esta gesta se desarrolla principalmente en Languedoc y la Provence.</p><p>c) LA GESTA DE DOON DE MAYENCE, cuya unidad no la constituye un hroe, sino un tema central: el de las luchas feudales oponiendo a los barones, ya sea entre ellos, o al rey.</p></li><li><p>LA CHANSON DE ROLANDLa CHANSON DE ROLAND, la ms antigua de las canciones de gesta se remonta al comienzo del s. XII. Se la conoce desde 1837 por la publicacin del manuscrito de Oxford, escrito hacia el 1170.Comprende 4002 decaslabos repartidos en 291 tiradas desiguales. La obra que hemos recibido est en dialecto anglo-normando. Es probable que primitivamente haya sido escrita en algn otro dialecto y luego transportada al anglo-normando.</p></li><li><p>DE LA HISTORIA A LA LEYENDASegn la Vita Caroli d Eginhard, el joven rey Carlos (36 aos, futuro Carlomagno), aliado de jefes rabes en lucha contra otros musulmanes, atraviesa los Pirineos en la primavera de 778, somete Pamplona, ciudad cristiana, y sitia Zaragoza. Llamado de apuro por un ataque de los Sajones y un levantamiento en Aquitania, levanta el sitio, arrasa Pamplona y vuelve a atravesar los Pirineos. El 15 de agosto de 778, su retaguardia es sorprendida en los desfiladeros por montaeses vascos (cristianos) que masacran a los soldados, roban el equipaje y se dispersan impunes. Entre las vctimas notables se encuentra Roland, conde de la marcha de Bretaa.</p></li><li><p>La leyenda Tal como se encuentra en la Chanson, escrita tres siglos despus de los acontecimientos, nos revela las transformaciones y los ornamentos que conducen de los hechos reales a la epopeya. Roland se convierte en el sobrino del viejo emperador Carlomagno, el de la barba florida, que tiene doscientos aos. La expedicin es una cruzada que dura siete aos. La emboscada de los montaeses se transforma en el ataque de 400.000 jinetes sarracenos. Su triunfo se debe a la traicin de Ganelon, padrastro de Roland. Carlomagno venga a su sobrino aplastando a los sarracenos y condenando a Ganelon. </p></li><li><p>El simple combate de una retaguardia del siglo VIII se convierte en una cruzada en la que vibran los sentimientos de los franceses de los siglos XI y XII: fe entusiasta, amor por los grandes combates y por las hazaas caballerescas, sentido del honor feudal, amor por la douce France. </p></li><li><p>El autor de la Chanson de RolandSer Turold, del que se habla en el ltimo verso del poema: Ci falt la geste que Turoldus declinet? Todo depende del sentido atribuido verbo declinet . Se trata del autor, de un cronista que sigue el relato, de un copista que lo transcribe, de un juglar que lo recita?En todo caso se trata de un hombre culto, puesto que el estudio atento del poema revela que conoca quizs a los poetas picos latinos (Virgilio, Lucano) y seguramente la Biblia y los ritos de plegaria de su tiempo. El examen de la obra demuestra que era un artista que conoca bien su oficio.</p></li><li><p>La ComposicinEl poeta parte de un dato bastante banal: la traicin y el castigo del traidor. Pero supo enriquecer ese melodrama y hacer un drama, no de la fatalidad, sino de la voluntad. Roland y sus compaeros, lejos de soportar su destino, son sus constructores.</p></li><li><p>LA EXPOSICIN revela los resortes de la accin: la lasitud (la fatiga) de los franceses, sobretodo de Ganelon y la fogosidad (el ardor) de Roland. Si designa a Ganelon es para honrarlo, pero perdido por algn odio familiar, ste ltimo desafa A Roland y sus pares, sin saber hasta dnde lo llevarn sus amenazas (tiradas 18 a 26).</p></li><li><p>LA TRAICIN es presentada con una fina psicologa. Erigido en contra de Roland por los propsitos incidiosos de Blancardin, Ganelon se muestra sin embargo arrogante frente a Marsile: l quiere vengarse pero siendo fiel a Carlomagno, entonces lo designa para la retaguardia, mostrando de esta forma que quiere exponerlo (58 a 63).</p></li><li><p>EN RONCESVALLES, Roland todava poda llamar a Carlomagno. Rehsa hacer sonar su olifante (83 a 89) porque confa en su valor, pero sobre todo porque moralmente no puede llamar: los franceses deben mostrarse dignos del homenaje que les rindiera Ganelon al designarlos para la muerte: mueren sin protestar. Slo cuando el deber est cumplido Roland toca su corno: Carlomagno puede regresar (128 a 136) y Roland puede morir con la serenidad del vencedor, con la paz del cristiano purificado por la prueba (173 a 176).</p></li><li><p>LA VENGANZA DE CARLOMAGNO no es, como se ha dicho, un episodio accesorio. Su victoria le da sentido al sacrificio de Roland: es el triunfo del mundo cristiano sobre el mundo pagano (258 a 262). En cuanto al juicio a Ganelon se satisface al lector asegurando que habr castigo para el traidor (280 a 286).</p></li><li><p>Los PersonajesEl poeta no tuvo el don de pintar almas complejas, ni el genio para hacer un anlisis refinado. Pero supo dibujar a grandes rasgos algunas figuras inolvidables. CARLOMAGNO es una figura de leyenda, llena de bondad y nobleza. Le obedecen y le aman (18, 232, 24, 40, 129 a 132). Es un sabio, un conquistador que juzga a los hombres por su coraje (18, 206, 209). Es un cristiano (26) inspirado por Dios: el soldado de Dios. Es tambin un hombre, con sus desfacellimientos: teme por los suyos (61, 63, 135), llora por sus barones (205, 206), mide su debilidad (207, 208).</p></li><li><p>ROLAND es ante todo un valiente. Su fuerza es prodigiosa y l lo sabe (83, 85, 88, 104, 173). Desprecia la muerte (18, 59, 63, 88) y vierte su sangre con alegra. Es la muralla, la defensa de Carlos (41, 173, 207). Su alma ruda es sin embargo sensible a las dulzuras de la amistad (148, 151). Es su orgullo el que lo pierde (20, 59, 63, 83). Este orgullo se purifica en el sentimiento de honor familiar (63, 84, 85), nacional (84, 85, 86, 93, 129), feudal (86, 88, 93). Incluso en la muerte su mayor preocupacin es el honor (174, 204). Tambin es un cristiano (173, 174) que reconoce su culpa y pide perdn a Dios, quien le enva sus ngeles (174, 176).</p></li><li><p>GANELON, el traidor, admira a Carlomagno (22, 40), pero est ms cerca de la humanidad comn: cansado de pelear, se conmueve con su hijo (23). </p><p>*************************</p></li></ul>