la revolucin de_una_brizna_de_paja

Download La revolucin de_una_brizna_de_paja

Post on 28-Jul-2015

93 views

Category:

Health & Medicine

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

1. LA REVOLUCIN DE UNA BRIZNA DE PAJA Masanobu Fukuoka INDICE Introduccin 2 I Mirad este grano 7 Nada en absoluto 8 Regresando al campo 10 Hacia una agricultura del no hacer 12 Regresando a la fuente 13 Una razn por la que la agricultura natural no se ha extendido 14 La humanidad no conoce la naturaleza 15 II Los cuatro principios de la agricultura natural 17 Cultivando entre las malas hierbas 20 Cultivando con paja 21 Cultivando arroz en un campo sin inundar 23 rboles frutales 25 La tierra del vergel 26 Cultivando hortalizas como plantas silvestres 27 Las condiciones para el abandono de los productos qumicos 29 Los limites del mtodo cientfico 31 III Un agricultor que habla claro 32 Una solucin modesta para un problema difcil 33 El fruto de los tiempos difciles 34 La comercializacin de los alimentos naturales 36 La agricultura comercial fracasar 37 A quin beneficia la investigacin? 38 Qu es el alimento humano? 39 Una muerte compasiva para la cebada 41 Simplemente sirve a la naturaleza y todo ir bien 43 Varias escuelas de agricultura natural 45 IV Confusiones sobre la alimentacin 47 El mandala de la alimentacin natural 48 La cultura de la alimentacin 50 Viviendo slo de pan 52 Resumiendo dietas 53 Alimentos y agricultura 55 V La necedad aparece como inteligencia 55 Quin es el necio? 57 Nac para ir a un jardn de infancia 58 Nubes pasajeras y la ilusin de la ciencia 59 La teora de la relatividad 61 Un pueblo sin guerra y paz 62 La revolucin de una brizna de paja 64 Traduccin de trabajo del libro: THE ONE-STRAW REVOLUTION, AN INTRODUCTION TO NATURAL FARMING, de MASANOBU FUKUOKA, publicado por RODALE PRESS 1978. Editado por INSTITUTO PERMACULTURA MONTSANT, www.permacultura-montsant.org 1 2. INTRODUCCIN Cerca de una pequea aldea de la isla de Shikoku en el sur de Japn. Masanobu Fukuoka ha estado desarrollando un mtodo de agricultura natural que podra llegar a invertir la inercia degenerativa de la agricultura moderna. La agricultura natural no necesita maquinaria ni productos qumicos y muy poco desherbaje. El Sr. Fukuoka no labra el suelo ni utiliza compost. No retiene el agua en sus campos de arroz a lo largo de la estacin de crecimiento tal como lo han hecho durante siglos los cultivadores de arroz en Oriente a lo largo del mundo. El suelo de sus campos no ha sido labrado desde hace veinticinco aos, y sin embargo sus rendimientos se equiparan a los de las explotaciones japonesas ms productivas. Su mtodo de agricultura requiere menos labor que cualquier otro. No causa contaminacin no necesita combustibles fsiles. Cuando empec a or hablar del Sr. Fukuoka era escptico. Cmo poda ser posible obtener altos rendimientos cada ao con cultivo de arroz y cereales de invierno simplemente esparciendo la semilla sobre la superficie de un campo sin labrar? Tena que haber algo ms. Durante varios aos he estado viviendo con un grupo de amigos en una granja de las montaas del norte de Kyoto. Nosotros utilizbamos los mtodos tradicionales de la agricultura japonesa para cultivar arroz, centeno, cebada, soja y varias hortalizas. Los visitantes de nuestra granja a menudo hablaban del trabajo del Sr. Fukuoka. Ninguna de las personas haba estado el tiempo suficiente en su explotacin para aprender los detalles de su tcnica, pero estas conversaciones excitaron mi curiosidad. Cada vez que haba un periodo de descanso en nuestro programa de trabajo viajaba a otras partes del pas detenindome en explotaciones comunes realizando trabajos eventuales a lo largo del camino. En una de estas excursiones visit la explotacin del Sr. Fukuoka para conocer por mi mismo su trabajo. No estoy muy seguro de como esperaba que fuese, pero despus de haber odo hablar tanto sobre este gran profesor me sorprendi algo el que vistiese las ropas y calzado del agricultor japons corriente. Sin embargo su blanca barba y su forma de ser vigilante y segura le conferan la apariencia de una persona poco corriente. Me qued durante varios meses en la explotacin del Sr. Fukuoka, durante esta primera visita trabajamos en los campos y en el vergel de ctricos. All, durante las discusiones nocturnas con otros trabajadores, estudiantes en una cabaa con paredes de barro, se me hicieron claros gradualmente los detalles del mtodo del Sr. Fukuoka y su filosofa inherente. El vergel del Sr. Fukuoka est localizado en una ladera orientada haca la baha de Matsuyama. Esta es la montaa donde viven y trabajan sus estudiantes. Muchos de ellos llegan con la mochila a sus espaldas sin saber lo que les espera. Se quedan durante unos cuantos das o algunas semanas, y desaparecen de nuevo montaa abajo. Pero generalmente queda un ncleo de cuatro o cinco estudiantes que han permanecido all alrededor de un ao. A lo largo de los aos, mucha gente tanto hombres como mujeres han venido y se han quedado a trabajar. No hay comodidades modernas. El agua fresca se transporta en cubos desde el manantial, los alimentos se cocinan en un hogar de lea, y la iluminacin se obtiene de velas y lmparas de queroseno. La montaa es rica en plantas silvestres y hortalizas. De los ros cercanos se pueden obtener peces y crustceos, y del mar interior de las islas distante unos pocos kilmetros, algas marinas. Los trabajos varan segn la estacin y el clima. El da de trabajo comienza a las ocho, hay una hora para el almuerzo (dos o tres horas en los clidos das de verano), los estudiantes regresan del trabajo a sus cabaas justo antes del anochecer Adems de los trabajos agrcolas, estn las tareas domsticas del acarreo del agua, cortar lea, cocinar, preparar el bao caliente, cuidar las cabras, alimentar las gallinas y recoger sus huevos, vigilar las colmenas, reparar y ocasionalmente construir nuevas cabaas y preparar miso (pasta de soja) y tofu (cuajada de leche de soja). El Sr. Fukuoka aporta mensualmente 10.000 yen (cerca de 4.000 pts) para cubrir los gastos de manutencin de toda la comunidad. Estos consisten en su mayor parte en la adquisicin de salsa de soja, aceite vegetal y otros artculos que no se pueden fabricar a pequea escala. 2 3. Para el resto de sus necesidades, los estudiantes deben contar enteramente con los productos que cultivan, los recursos de la zona y su propio ingenio. El Sr. Fukuoka tiene expresamente a sus estudiantes viviendo de esta forma semi- primitiva tal como l la practica desde hace muchos aos porque cree que este tipo de vida desarrolla la sensibilidad necesaria para practicar la agricultura segn su mtodo natural. En el rea de Shikoku donde vive el Sr. Fukuoka el arroz se cultiva en las llanuras costeras y los ctricos en las laderas de las montaas. La explotacin del Sr. Fukuoka consiste en 0.6 Ha. de campos de arroz y 6 Ha. de mandarinos. Esto puede parecer poca cosa a un agricultor occidental, pero dado que todo el trabajo se realiza con las herramientas tradicionales japonesas se necesita mucha labor para mantener incluso esta pequea superficie. El Sr. Fukuoka trabaja con los estudiantes en los campos y en el vergel, pero nadie sabe exactamente cuando visitar el lugar de trabajo. Parece tener el don de aparecer en los momentos en que menos se le espera. Es un hombre activo siempre charlando sobre algn tema. Algunas veces rene a los estudiantes para discutir el trabajo que estn realizando, a menudo sealando la forma en que este podra desarrollarse ms fcil y rpidamente. Otras veces habla sobre el ciclo biolgico de una mala hierba o una enfermedad fngica del vergel, y ocasionalmente se detiene a recordar y reflexionar sobre sus experiencias agrcolas. Adems de explicar sus tcnicas, el Sr. Fukuoka tambin ensea las tcnicas fundamentales de la agricultura. Enfatiza la importancia de cuidar bien las herramientas y nunca se cansa de demostrar su utilidad. Si algn recin llegado espera que la agricultura natural signifique que la naturaleza cuida los cultivos, mientras puede sentarse a observarla, el Sr. Fukuoka pronto le ensea que hay muchas cosas que tiene que saber y conocer. Estrictamente hablando, la nica agricultura natural es la caza y la recoleccin. Hacer crecer cultivos es una innovacin cultural que requiere conocimiento y esfuerzo. La diferencia fundamental es que el Sr. Fukuoka practica la agricultura cooperando con la naturaleza en lugar de tratar de mejorarla mediante su conquista. Algunos visitantes vienen solamente a pasar una tarde, y el Sr. Fukuoka les muestra pacientemente su explotacin. Frecuentemente se le ve subiendo a grandes zancadas por el camino de la montaa seguido de un grupo de diez o quince visitantes resoplando detrs de l. Sin embargo no ha habido siempre tantos visitantes. Durante aos, mientras estaba desarrollando su mtodo, el Sr. Fukuoka tuvo poco contacto con las personas de fuera de su aldea. Cuando era joven, el Sr. Fukuoka abandon su hogar rural y viaj a Yokohama para seguir la carrera de microbilogo. Se especializ en enfermedades de plantas y trabaj durante algunos aos en un laboratorio como inspector agrcola de aduanas. Fue durante esta poca cuando todava era un hombre joven de 25 aos, que el Sr. Fukuoka pas una experiencia que deba formar la base de su vida, y que sera el tema de este libro. La revolucin de una paja. Dej su trabajo y regres a su aldea nativa para probar la solidez de sus ideas, aplicndolas en sus propios campos. La inspiracin de su mtodo natural de agricultura le vino un da en que pasaba accidentalmente a travs de un campo que no haba sido cultivado ni utilizado durante muchos aos. All vio que unas vigorosas plantas de arroz brotaban de entre una maraa de hierba. A partir de entonces dej de inundar sus campos para cultivar el arroz. Dej de sembrar el arroz en primavera y en su lugar lo sembr en otoo, directamente sobre la superficie del campo en el momento en que naturalmente habra cado sobre el suelo. En vez de labrar el suelo para librarse de las malas hierbas, aprendi a controlarlas mediante una cubierta vegetal ms o menos permanente de trbol blanco, y un acolchado de paja de trigo y de centeno. Una vez que observa que las condiciones se han

Recommended

View more >