LA POESA Y LA NARRATIVA POESA+Y+LA... propuestas ms innovadoras y aparece una produccin

Download LA POESA Y LA NARRATIVA POESA+Y+LA... propuestas ms innovadoras y aparece una produccin

Post on 29-Jul-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

LA POESA Y LA NARRATIVA HISPANOAMERICANAS EN EL SIGLO XX En La historia de la poesa hispanoamericana del siglo XX pueden establecerse tres etapas: Primera etapa (1922-1940). Corresponde al surgimiento de las vanguardias y al auge de la ruptura y la experimentacin, aunque ya en la dcada de los 30comienzan los debates sobre las caractersticas y la funcin de la nueva poesa, el declive de las propuestas ms innovadoras y aparece una produccin de carcter ms reflexivo. Segunda etapa (1940-1960). En ella domina la preocupacin por las culturas nacionales o por los rasgos culturales especficos de Hispanoamrica. Se observa tambin una tendencia hacia un arte de compromiso social y poltico. Tercera etapa (aproximadamente hasta 1975). Coincide con un segundo perodo de experimentacin y con una vocacin panamericana o cosmopolita. 1. Las vanguardias en Hispanoamrica Entre las vanguardias europeas ms influyentes en Hispanoamrica hay que citar el futurismo, el cubismo y, especialmente, el surrealismo. Los fundadores de la nueva poesa hispanoamericana fueron Vicente Huidobro, Jorge Luis Borges, Csar Vallejo, Pablo Neruda y Octavio Paz. Vicente Huidobro defendi la creacin potica de una nueva realidad, no imitadora de la naturaleza. Sus primeros poemas creacionistas, influidos por el cubismo, otorgan especial importancia a os aspectos visuales, a la disposicin tipogrfica en la pgina. Entre sus obras destacan El espejo del agua, Horizon carr, Ecuatorial y Tour Eiffel. Pero el libro ms importante de Huidobro es Altazor, o el viaje en paracadas, un extenso poema en siete cantos que trata sobre el lenguaje de la nueva poesa y finaliza con palabras y letras sin sentido, que acaban con la experimentacin formal. Csar Vallejo ana la bsqueda de una nueva esttica con el inters por una cultura nacional y la realidad poltica y social. Slo public en vida Los heraldos negros, libros de filiacin modernista, y Trilce. Esta obra, de difcil comprensin, presenta una renovacin total del lenguaje potico: enunciados incongruentes, palabras inventadas, onomatopeyas, neologismos En Poemas humanos y Espaa, aparta de m este cliz, incorpora innovaciones anteriores y acenta el carcter reflexivo. Sus temas principales son el erotismo, el sentimiento de orfandad, de desamparo y dolor, el sufrimiento y la solidaridad. Pablo Neruda transit por diversas tendencias, entre las cuales la de mayor presencia en su potica fue el surrealismo. Inicia su produccin influido por los modernistas: Crepusculario y Veinte poemas de amor y una cancin desesperada. Con Residencia en la tierra se desarrolla su poesa ms experimental: en un mundo catico, en destruccin, los objetos y elementos naturales ocupan un lugar central. En Tercera residencia incorpora lo histrico y poltico, relacionado con la Guerra Civil espaola. Alturas de Macchu Picchu, incluida luego en Canto general, da cuenta de la evolucin del escritor hacia una poesa interesada por lo americano. Canto general incluye secciones dedicadas a hechos histricos, tiranos y libertadores, descripciones de la naturaleza y las experiencias del yo potico, comprometido ante la realidad poltica y social. En libros posteriores, Los versos del capitn, de tema amoroso, o las Odas elementales, el estilo es diferente: disminuye la importancia de la voz potica y refiere metafricamente objetos y elementos que forman parte de la vida cotidiana del hombre. 2. La poesa en la segunda mitad del siglo XX A principios de la dcada de los cuarenta se observan algunos cambios en las orientaciones estticas; sin embargo, no es fcil establecer rasgos generales en el grupo de poetas que surgen en este perodo, quienes ms tarde fueron evolucionando hacia otros caminos. En esta etapa fue relevante la influencia del surrealismo, tanto en lo estilstico como en los temas. En las producciones poticas de estos aos sobresalen la revisin de la tradicin literaria y cultural hispanoamericana y la bsqueda de la expresin potica y de los elementos propios de las producciones nacionales. A partir de los sesenta, adems del compromiso poltico predomina el cultivo de una poesa que est ms interesada por lo hispanoamericano o por lo universal que por lo nacional. La diversidad de la produccin potica de autores como Pablo Neruda y Octavio Paz a lo largo del tiempo permite observar la evolucin de la poesa hispanoamericana en la segunda mitad del siglo XX. Octavio Paz es uno de los poetas ms importantes de las dcadas de los sesenta y setenta. Su tradicin potica abarca desde la primitiva literatura mexicana a la modernista, la vanguardista europea o la japonesa; a la vez, su obra ha influido en la poesa posterior en castellano. Libertad bajo palabra, su obra ms clebre, recoge la variedad y la riqueza de su trayectoria potica. Para Octavio, la palabra potica es revelacin del pensamiento y la sensacin de nuestra naturaleza original, el nico recurso contra el tiempo rectilneo; medio y expresin de la libertad del hombre, de su identificacin. Muchos de sus textos contienen reflexiones sobre las palabras y la escritura. En sus poemas iniciales destacan los temas del erotismo (Raz del hombre) y el compromiso social, influido por la Guerra Civil espaola (Entre la piedra y la flor). Hacia 1944, Paz descubre la capacidad expresiva del lenguaje coloquial y, en el Pars de posguerra, el surrealismo: en Libertad bajo palabra predomina el tema de la identidad personal y, segn el poeta, expresa la libertad condicional de la obra potica: la libertad es el elemento vital, existencial, pero sometido a una condicin: la del arte, la de la poesa. Semillas para un himno incluye poemas breves, en los que se observa la influencia, entre otras, de la poesa japonesa. 3. La narrativa hispanoamericana en el siglo XX El desarrollo de la narrativa hispanoamericana en el siglo XX ha estado condicionado por el modo de entender y narrar los hechos histricos y las realidades sociopolticas y culturales. En los aos veinte, las vanguardias generaron las primeras innovaciones, que se alejaban del realismo tradicional; el influjo, adems, de la narrativa europea y estadounidense (Proust, Joyce, Kafka, Faulkner, Virginia Woolf) dieron origen a la literatura moderna. Podemos distinguir dos grandes orientaciones: la realista y la innovadora, que lleg a su esplendor con la obras de la nueva narrativa. El realismo. En los primeros treinta aos del siglo prevalece el inters por la expresin de los rasgos especficos polticos y sociales, que tiene en cuenta diversas realidades: la del indgena, la de la poblacin negra, la del mestizaje y la heterogeneidad cultural. En esta etapa domina el realismo, fundado en la creencia de que es posible representar una realidad percibida como objetiva: el paisaje, el hombre, los conflictos sociales y polticos. La nueva narrativa. La ruptura con el realismo tradicional implic un cuestionamiento del mundo percibido como real y de la idea de verosimilitud; la obra de Borges y la influencia del surrealismo fueron determinantes en estos cambios. En los aos cuarenta se public una serie de obras que mostraban el cambio, pero su consagracin definitiva no lleg hasta los setenta. Sin embargo, posteriormente, se haban escrito textos que anticipaban esta orientacin: El juguete rabioso, de Roberto Arlt o No toda es vigilia la de los ojos abiertos, de Macedonio Fernndez. En la nueva narrativa dominan dos tendencias: una que cultiva el realismo, renovado en sus aspectos narrativos y lingsticos, y otra que desarrolla la fantasa, cuyas manifestaciones principales son el realismo mgico (que incorpora elementos maravillosos) y el realismo fantstico (que introduce en la aparente normalidad lo irracional, lo inexplicable, o que presenta la realidad como una ficcin presidida por la ambigedad y el caos). ltimas tendencias. En los ltimos aos del siglo XX se aprecia un distanciamiento de la complejidad estructural y lingstica, y el cuestionamiento de la realidad. Hay un regreso al realismo, un estilo ms accesible al lector, la presencia del humor y la parodia, y la preferencia por el tema del amor; aunque tambin existe una corriente que contina con el experimentalismo y el antirrealismo: Respiracin artificial, de Ricardo Piglia. En general, se pueden destacar tres lneas: la novela testimonial, que combina realidad y ficcin: Hasta no verte Jess mo, de Elena Poniatowska; La novela de Pern, de Toms Eloy Martnez; la novela histrica: Noticias del Imperio, de Fernando del Paso, y la novela detectivesca: Luna caliente, de Mempo Giardinelli. 4. Rasgos de la nueva narrativa La nueva narrativa hispanoamericana se configur con rasgos temticos y formales propios de una nueva visin del mundo. Rasgos temticos. Destacamos los rasgos ms importantes, si bien son generalizaciones dado que nos referimos a un espacio geogrfico y cultural muy extenso. La fantasa. Lo irracional aparece como un ingrediente ms de la realidad cotidiana. Lo maravilloso proviene de creencias populares en mitos prehispnicos, supersticiones, sueos Esta es la lnea del realismo mgico. Lo fantstico. Se percibe una realidad compleja, desordenada, ambigua, que se refleja, bien en la irrupcin de lo misterioso o inexplicable en lo cotidiano, bien en elementos o mundos extraordinarios, anormales, que cuestionan las certezas racionales. Esta es la lnea del realismo fantstico. La condicin humana. Se plantean los grandes problemas del ser humano en la sociedad contempornea, enraizados en la situacin histrica, social y fsica de Latinoamrica (mbitos naturales y urbanos; injusticias sociales y violencia; dictadores y represin). La visin es, en general, bastante pesimista: predominan el fatalismo y la desesperanza (Rulfo), la derrota y la infelicidad (Cortzar, Onetti), el determinismo (Vargas Llosa), la soledad y la circularidad de la historia (Garca Mrquez); y destacan los temas de la angustia existencial, la incomunicacin, la soledad y el tiempo. La literatura y el lenguaje. La literatura constituye uno de los temas de las ficciones; se polemiza sobre ella y, adems, existe una gran preocupacin por la renovacin del lenguaje potico. El humor. Presenta diversas expresiones: burla divertida (Cabrera Infante), stira (Garca Mrquez, Vargas Llosa) y humor metafsico o trgico (Borges, Cortzar). El erotismo. Forma parte de la condicin humana y se relaciona con las circunstancias sociales y culturales de los personajes, aunque, en general, el amor no constituye una salida de la angustia existencial. Rasgos formales. La renovacin atae a las tcnicas narrativas y al lenguaje. En las primeras, se advierte una complicacin de la estructura: fragmentacin, presencia de historias alternadas o intercaladas, alteracin del desarrollo cronolgico y lgico de las acciones mediante el regreso al pasado, anticipaciones o alternancia de espacios y de tiempos. El narrador omnisciente se combina con otras voces narrativas o el monlogo interior, lo que conduce a la superposicin y multiplicidad de distintos puntos de vista. Existe una bsqueda de un nuevo lenguaje literario, que adquiere una importancia fundamental: destacan el empleo de la variedad lingstica local, especialmente la lengua hablada o popular; la elaboracin potica (sintctica, rtimica y retrica), el lenguaje simblico y los neologismos. 5. Inicios de la nueva narrativa La renovacin de la nueva narrativa se manifest fundamentalmente en dos tendencias: el realismo mgico y el realismo fantstico. El realismo mgico es una esttica que integra lo maravilloso en el mundo narrado sin que produzca extraeza o se perciba como opuesto o distinto a lo real. Lo maravilloso se basa, en muchas ocasiones, en creencias de las culturas de las distintas regiones de Hispanoamrica. Los autores que iniciaron esta tendencia fueron Miguel ngel Asturias y Alejo Carpentier. Asturias es autor de una importante produccin dentro del indigenismo, con ttulos como Leyendas de Guatemala y Hombres de maz. El seor presidente seala el comienzo de la nueva narrativa. Se enmarca dentro de la llamada novela de la dictadura: la accin, referida al tirano y al ambiente de represin, torturas y muerte, transcurre en las primeras dcadas del siglo XX y se sita en Guatemala. Por su parte, Carpentier opin que lo real maravilloso estaba en la realidad hispanoamericana, en su naturaleza y en su historia; posteriormente, este autor modific esta idea e incorpor lo barroco. Entre sus obras ms destacadas cabe citar Los pasos perdidos, El siglo de las luces y El recurso del mtodo. El realismo fantstico introduce hechos extraordinarios o inexplicables que perturban el orden cotidiano, o crea mundos irreales que indagan en el enigma de la existencia. Ya a principios del siglo XX se escribieron obras que manifestaban un rechazo de los temas y procedimientos realistas mediante la incorporacin de lo irracional. En la dcada de los 40surgi el maestro indiscutido de los nuevos narradores: el argentino Jorge Luis Borges. La obra narrativa de Borges comenz con la publicacin de Ficciones, volumen que reuna dos libros de cuentos: El jardn de senderos que se bifurcan y Artificios. Ms tarde aadi tres nuevos cuentos. Su produccin continu con El Aleph, El informe de Brodie y El libro de arena, adems de otros relatos recogidos en diferentes publicaciones. La concepcin idealista de Jorge Luis Borges lo llev a construir mundos de ficcin que cuestionan la lgica de la realidad. En sus textos, Borges plantea la dificultad de desentraar las reglas que rigen el universo misterioso, ambiguo, catico y complejo. En la realidad caben tanto lo racional como lo absurdo; el ser humano acta respondiendo a causas que no suelen dependen de su voluntad. La mayora de los cuentos borgianos se caracterizan por ilustrar narrativamente estas preocupaciones, con lo que los temas fundamentales de su obra son metafsicos: la bsqueda (los protagonistas se afanan por encontrar el sentido o el orden del mundo, por descifrar misterios o por encontrarse a s mismos) y el tiempo. Las historias fantsticas se sustentan, en muchos casos, en referencias a las filosofas europeas y orientales, la literatura inglesa, el pensamiento cristiano y la mitologa clsica. Borges acude tambin a la tradicin literaria argentina, alude a personas reales, incorpora sucesos autobiogrficos o comenta libros apcrifos o de autores inventados. En sus textos, hay que destacar, adems, la presencia constante de la irona. 6. El desarrollo de la nueva narrativa En la evolucin de la narrativa destaca un conjunto de obras que confirman la bsqueda de nuevas formas de expresin. Juan Rulfo. La obra de Rulfo se reduce prcticamente a dos ttulos: El llano en llamas y Pedro Pramo, una de las novelas de mayor relevancia del perodo. Ernesto Sbato. Los temas principales de las obras de Sbato son la soledad, la incomunicacin, la bsqueda del sentido de la vida y a existencia del mal. Destacan Sobre hroes y tumbas y Abaddn el exterminador. Juan Carlos Onetti. Presenta una visin radicalmente pesimista del mundo. Sus personajes, conscientes del sinsentido de su vida, estn fatalmente condenados al fracaso, a la desolacin total. Cabe citar La vida breve y El astillero. Augusto Roa Bastos. Concibe la literatura como un medio de denuncia de los males de la sociedad y de los grandes problemas de los seres humanos. Destacan Yo, el Supremo y La vigilia del almirante y Contravida. Julio Cortzar. Utiliza lo fantstico para plantear los temas que le preocupan. Se aprecia una bsqueda existencial, ansia de autenticidad, de libertad y pureza. Todos los fuegos el fuego, Octaedro y Alguien que anda por ah y Rayuela, novela experimental, la obra ms conocida de la narrativa de Cortzar. Augusto Monterroso. Considerado uno de los principales cuentistas hispanoamericanos, un autntico maestro del relato breve. Destacan La oveja negra y dems fbulas; y, Movimientos perpetuos. Carlos Fuentes. Muestra su capacidad de actitud crtica ante la realidad de su pas (Panam). Destacan Cambio de piel y La muerte de Artemio Cruz. Guillermo Cabrera Infante. Destaca La Habana para un infante difunto, de carcter autobiogrfico, en la que relaciona tres temas constantes: la nostalgia de la capital cubana, el erotismo y el cine estadounidense. Mario Vargas Llosa. La narrativa de Vargas Llosa se inscribe dentro del neorrealismo: un realismo renovado en tcnicas y formas expresivas, que encierra una visin crtica de la realidad social y poltica. Destaca La ciudad y los perros. Tambin ha publicado cuentos: Los jefes, Los cachorros; y varias novelas: Conversacin en la catedral, La casa verde, Pantalen y las visitadoras, La guerra del fin del mundo, La fiesta del chivo (2000). Gabriel Garca Mrquez (fotocopias)