la concreciÓn teÓrica del partido Único espaÑol ?· en consonancia con esto, ramiro ledesma...

Download LA CONCRECIÓN TEÓRICA DEL PARTIDO ÚNICO ESPAÑOL ?· En consonancia con esto, Ramiro Ledesma Ramos…

Post on 14-Feb-2019

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

LA CONCRECIN TERICA DEL PARTIDO NICOESPAOL FRANQUISTA

LUIS AURELIO GONZLEZ PRIETOUniversidad de Oviedo

INTRODUCCIN.1. EL PARTIDO Y LOS IDELOGOS FASCISTAS.2. ORIGEN Y JUSTIFICA-CIN DE LA UNIFICACIN POLTICA (DE LOS PARTIDOS REVOLUCIONARIOS AL PARTIDO NICO).3. LA POSICIN DEL PARTIDO CON RESPECTO AL ESTADO.4. EL PARTIDO COMO MOVIMIEN-TO DE CARCTER NACIONAL.5. EL MOVIMIENTO NACIONAL COMO ECCLESIA MILITAN -TE.CONCLUSIN.BIBLIOGRAFA.

RESUMEN

La doctrina poltica franquista, una vez dictado el Decreto 255 de 19 de abrilde 1937 por el que se constituye el novedoso partido nico, se esforz en enmarcar-lo dentro de la rbita de los partidos nicos totalitarios fascistas con los que se iden-tificaba plenamente. As, describiremos la manera en que la doctrina poltica fran-quista, partiendo de las concreciones tericas italianas y alemanas, intenta elaboraruna nueva teora de sntesis que proclama la propia singularidad del partido nicototalitario espaol. En este sentido, ahondaremos en el estudio de la teora del parti-do como Estado-Movimiento, desarrollada por Luis del Valle, que intenta adaptarlos postulados schmittianos del partido nico a la realidad poltica espaola y, porotro lado, en la ms original teora del partido como ecclesia militante que elaboraLuis Legaz Lacambra.

Palabras clave: Partido nico, movimiento, revolucionario, fascismo espaol,totalitario.

Revista de Estudios Polticos (nueva poca)ISSN: 0048-7694, Nm. 141, Madrid, julio-septiembre (2008), pgs. 41-68 41

ABSTRACT

The francoist doctrine, once the bill 255 of 19th of April of 1937 that said thereis only one new political party was passed, tried hard to provide the setting for thisnew single Spanish party in the same place as the single totalitarian fascist partieswith which it identified itself. In that way, we will describe the way in which the fas-cist political doctrine, starting from the German and Italian theories, tries to make anew synthesis theory that proclaims the own singularity of the single totalitarianSpanish party. In this sense, we will study thoroughly two different theories: on theone hand, the theory of the party as State-Movement which was developed by Luisdel Valle, who tries to adapt the schmittians postulates about the single party into theSpanish political reality, and, on the other hand, the most original theory of the partyas a militant ecclesia developed by Luis Legaz Lacambra.

Key words: Single-party, movement, revolutionary, spanish fascism, totalitarian.

INTRODUCCIN

En la historia reciente, los partidos polticos surgen como fruto de la plu-ralidad de opinin ideolgica que conlleva la democracia burguesa y se con-vierten en eslabones fundamentales que forman la cadena democrtica. Peroel crecimiento anormal de algunos crea, como en medicina, malformacionescancergenas que van corrompiendo los tejidos democrticos y dan lugar alnacimiento de los partidos totalitarios de la primera mitad del siglo XX (1).Estos partidos nicos totalitarios se configuran, paradjicamente, en instru-mentos claves de las nuevas dictaduras totalitarias (2). Los nuevos partidostotalitarios no sern simples grupos polticos que intentan conseguir el go-bierno mediante el dictamen de las urnas, respetando las reglas democrticasy el principio de la alternancia (3), sino que rechazan e intentan subvertir elpropio sistema democrtico, para establecer en su lugar un sistema revolu-

42Revista de Estudios Polticos (nueva poca)

ISSN: 0048-7694, Nm. 141, Madrid, julio-septiembre (2008), pgs. 41-68

LUIS AURELIO GONZLEZ PRIETOLA CONCRECIN TERICA DEL PARTIDO NICO ESPAOL FRANQUISTA

(1) GARCA PELAYO (1991): 2529 y ss. Los partidos se convierten en ciertas circunstan-cias en portadores de antagonismos radicales, es decir, que penetran hasta la raz de la vidamisma del pueblo, o dicho de otro modo, en determinadas ocasiones se produce un proceso detotalizacin dentro de cada uno o de algunos partidos, en el sentido que pretenden imprimir susello a la vida total de sus miembros sin reconocer ningn sector que, en principio, est ajenoa la poltica; pero al convertirse algunos o todos los partidos en una entidad total, con respues-tas propias y decisivas para todas las cuestiones, pierden la posibilidad de acuerdo y articula-cin con los dems.

(2) M. DUVERGER (1979): 288.(3) RAMN GARCA COTARELO (1981): 149.

cionario permanente, que pretende materializarse en un rgimen determina-do que persigue la consecucin de un Estado tico misional (4).

Las dictaduras totalitarias utilizarn el partido como institucin polticaque une al pueblo con el Estado en una misma comunin de fines. El partidosirve de nexo constante de comunicacin entre la sociedad y el Estado, con-trola y educa polticamente a las masas y recluta la elite poltica (5). El naci-miento de las dictaduras totalitarias de partido nico se produce de dos ma-neras: en unos casos son los partidos los que, siendo revolucionarios y por lotanto insurreccionales, consiguen el poder y apan a un dictador; otras ve-ces, ser el propio dictador quien sienta la necesidad de crear un partido po-ltico que sirva como elemento legitimador e intente armonizar los fines depueblo y Estado.

El caso espaol, debido a sus peculiaridades, navegar entre los dos su-puestos. En el contexto poltico preblico existen partidos polticos que apo-yan al movimiento liderado por el ejrcito, partiendo de notables diferenciasideolgicas. De ellos, solamente la Falange Espaola de las JONS rene lascaractersticas de ser un partido revolucionario e insurgente, pues el otro pi-lar bsico del movimiento, la Comunin Tradicionalista, era un partido cier-tamente insurreccional (6), pero no revolucionario. Podemos afirmar queexiste un grupo de partidos con flagrantes intenciones sediciosas (7) queayudan a la insurreccin, pero que en ningn momento son los que capita-nean el levantamiento y toman el poder.

Al mismo tiempo, la promulgacin del Decreto de Unificacin de todoslos partidos que son favorables al Movimiento Nacional no deja de ser lacreacin de un nuevo partido a medida del rgimen, en el que la identifica-cin fascista es indeleble (8). Un partido que intenta armonizar las princi-pales diferencias ideolgicas, a la vez que crea una ideologa de sntesis que

Revista de Estudios Polticos (nueva poca)ISSN: 0048-7694, Nm. 141, Madrid, julio-septiembre (2008), pgs. 41-68 43

LUIS AURELIO GONZLEZ PRIETOLA CONCRECIN TERICA DEL PARTIDO NICO ESPAOL FRANQUISTA

(4) L. LEGAZ LACAMBRA (1940): 224.(5) SIGMUND NEUMANN, Permanent Revolution: Totalitarianism in the Age of Internatio-

nal Civil War, New York, Frederick A. Praeger, 1965, pgs. 126-127, citado por JUAN J. LINZ,From Falange ato Movimiento-Organizacin: The Spanish Single Party ant the Franco Regi-me, 1936-1968, en S. HUNTINGTON y C. MOORE (eds.), The Dynamics of Stablisehed OneParty Sistems, New York, Basic Books, 1970, pag, 143.

(6) En este sentido MARTN BLINKHORN (1979), pg. 221. JUAN MANUEL DE LA TORREACORTA (1977), pg. 35, nos dice cmo se va organizando el requet para la insurreccin, ad-quiriendo una estructura tpicamente militar, sobre todo con la entrada de Fal Conde comoSecretario General de la Comunin Tradicionalista.

(7) Entre los grupos con claras intenciones sediciosas tambin se encontraban los mo-nrquicos alfonsinos. Vid. JULIO GIL PECHARROMN (1994).

(8) GEORGES SORIA (1976): 364.

sirva para conseguir la legitimidad del sistema en torno a un nico liderazgo,el del general Franco.

La teorizacin jurdico-poltica del Movimiento Nacional como un parti-do nico (9) fascista espaol solamente se producir en los primeros aosdel rgimen de Franco, en los que la doctrina jurdico-poltica franquista seafana por construir una teora del Estado totalitario espaol (10). Esta teoradel partido nico espaol asumir las diferentes teoras expuestas tanto enAlemania como en Italia, sin decantarse por ninguna de manera oficial. Bus-car su propia originalidad recogiendo importantes aspectos de las ya exis-tentes. A su vez, a partir de 1943, con el cambio en el curso de la guerra, ladoctrina jurdico-poltica franquista, siguiendo fielmente las consignas delrgimen (11), abandonar completamente los intentos de insertar FalangeEspaola Tradicionalista de las JONS en la rbita de los partidos nicos detipo fascista.

1. EL PARTIDO Y LOS IDELOGOS FASCISTAS

Como paso previo al estudio del partido nico franquista, recorreremoslas opiniones de los fundadores del nacionalsindicalismo sobre los partidospolticos en general, cuestin que no pueden obviarse para comprender lamisin esencial a la que tendra que enfrentarse el nuevo partido nico revo-lucionario.

Todos coinciden en expresar la influencia nefasta que los partidos polti-cos ejercan sobre Espaa. En este sentido, Onsimo Redondo (12) llega in-cluso a compararlos con compaas mercantiles, porque ambicionaban con-

44Revista de Estudios Polticos (nueva poca)

ISSN: 0048-7694, Nm. 141, Madrid, julio-septiembre (2008), pgs. 41-68

LUIS AURELIO GONZLEZ PRIETOLA CONCRECIN TERICA DEL PARTIDO NICO ESPAOL FRANQUISTA

(9) RICARDO L. CHUECA, 65, dice: Ms bien era un nico partido.(10) Vid. LUIS AURELIO GONZLEZ PRIETO (2002), 2 y 3 y del mismo autor (2005), 5.(11) STANLEY G. PAYNE (1987): 332 y DAZ PLAJA (1976): pgs. 139 y 140. El 23 de sep-

tiembre de 1943 se emitieron instrucciones prohibiendo cualquier referencia a la FET comopartido y el 27 noviembre la Delegacin Nacional de Prensa envi instrucciones categricaspara que no se utilizasen idearios o ejemplos extranjeros para referirse a las caractersticas yfundamentos por polticos del movimiento espaol. En este sentido, el propio Francisco Fran-co, que en escasas ocasiones se haba referido al Movimiento Nacional como partido, comen-z a diferenciar claramente en sus discursos entre partido y Movimiento.