jose perez mundaca

Download Jose Perez Mundaca

Post on 28-Nov-2015

38 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • http.//www.iep.org.pe

    RONDAS CAMPESINAS PODER, VIOLENCIA Y AUTODEFENSA EN CAJAMARCA CENTRALJos Prez Mundaca

    DOCUMENTO DE TRABAJO N78 IEP Instituto de Estudios Peruanos

    Documento de trabajo N78 Serie Talleres N6

    RONDAS CAMPESINAS PODER, VIOLENCIA Y AUTODEFENSA EN

    CAJAMARCA CENTRAL*

    Jos Prez Mundaca

    Documento de Trabajo 78 Serie Talleres 6

    * El presente trabajo constituye en lo fundamental una reformulacin del captulo final de mi tesis, Montoneras bandoleros y rondas campesinas. Poder, violencia y autodefensa en cajamarca central: 1855-1985, presentada al Diploma de Estudios Sociolgicos de la Pontificia Universidad Catlica de Lima.

  • http.//www.iep.org.pe

    Documento de Trabajo N78 Serie Talleres N6

    Trabajo publicado con el auspicio de la Fundacin Ford.

    IEP Ediciones Horacio Urtega 694, Lima 11 Telf. 432 3070 / 4244856 Fax 51 1 432 4981 Pmail Librera@iep.org.pe iepedit@iep.org.pe Impreso en el Per 1996

    ISSN 1022-0356 ISSN 1022-0437

    PREZ MUNDACA, Jos Rondas campesinas Poder, violencia y autodefensa en Cajamarca centra1.-- Lima, IEP, 1996.-- (Documento de Trabajo, 78. Serie Talleres 6)WD /19.04.00/T

  • http.//www.iep.org.pe

    Indice

    Introduccin I. TRASFONDO HISTORICO

    II. LAS RONDAS CAMPESINAS 1. La ronda campesina y los elementos asociados

    sincrnicamente a ella 2. Los partidos polticos y el movimiento rondero

    Conclusin Postfacio Bibliografa Anexos

    5

    6

    13 13 25

    31

    33

    36

    38

  • http.//www.iep.org.pe

    EL PRESENTE ESTUDIO intenta analizar las formas de autodenfesa campesina organizadas para hacer frente al abigeato, en una sociedad recurrentemente violenta, asentada en la microrregin central del departamento de Cajamarca, Per.1

    Introduccin

    El estudio se centra en las rondas campesinas surgidas a partir de 1976. Sin embargo, en el primer captulo se hace un recuento de las formas de autodefensa surgidas en Chota desde mediados del siglo XIX. Este primer captulo ubica las formas especficas de autodefensa y las correlaciona, con el contexto social y poltico dentro del cual se desenvolvieron (perspectiva sincrnica). En segundo lugar, las distintas formas de autodefensa (guardias rurales, guardias urbanas, rondas de hacienda, rondas campesinas) son correlacionadas entre s para ver si existe o no un influencia decisiva entre una forma y la que le sucede histricamente (perspectiva diacrnica).

    Segn la primera perspectiva, dado que el tema central de la investigacin se refiere a la relacin entre formas de autodefensa y violencia, las caractersticas que ms interesan en cada coyuntura. son, en primer lugar, el abigeato como forma de violencia ms directamente ligada a la organizacin autodefensiva, que se gesta precisamente para encarado; y en segundo lugar la violencia poltica, como mecanismo que engloba y explica al mismo abigeato y por tanto a la organizacin de autodefensa. Dentro de esta misma perspectiva, uno de los ejes centrales del anlisis es la correlacin que se establece entre violencia poltica y violencia abigea y entre coyunturas de mayor intensidad del abigeato y las formas sociales de encarado.

    La segunda perspectiva pretende dar respuesta a la cuestin de por qu surgen las actuales rondas campesinas en Chota. Se plantea que ellas son continuacin histrica de una tradicin, especficamente chotana, de hacer frente en forma socialmente organizada a la violencia delincuencial histricamente recurrente que incub la violencia poltica faccional interterrateniente, tambin caracterstica central del devenir histrico chotano. Ninguna otra respuesta resolva la cuestin planteada. La gran proliferacin de abigeos

    1 Esta rea geogrfica se refiere al espacio que ocup Chota en el pasado; Chota actual,

    ms las provincias de Hualgayoc, Cutervo y Santa Cruz y algunos distritos de San Miguel y San Pablo. Elegimos este espacio por cuanto a pesar de la desmembracin de la antigua Chota en las demarcaciones que se aluden, mantiene homogeneidad en la recurrencia de la violencia, ms all y a pesar de la desmembracin.

    5 Talleres

  • http.//www.iep.org.pe

    que en 1976 dio origen a las modernas rondas campesinas estaba asociada a una fuerte sequa, que comienza precisamente ese ao y que se prolonga hasta 1980,ya la crisis econmica que tambin desde 1976 comienza a maltratar al poblador chotano. Sin embargo, ni la sequa ni la crisis econmica explican por s solas el surgimiento de las rondas, en tanto ni una ni otra eran caractersticas exclusivasde Chota, como s lo fue la ronda. La sequa afect a toda la sierra de Cajamarca,La Libertad y Amazonas; la crisis econmica a todo el pas. El rastreo histrico era, pues, la estrategia alternativa que permite evidenciar la ligazn histricaentre las antiguas guardias rurales y urbanas y las modernas rondas campesinas, a travs del anlisis de las rondas de hacienda, otra experiencia asociadaexclusivamente a Chota, que se organizan desde 1930 hasta 1965, y que cumplenel rol de correa de transmisin o eje comunicativo, entre las formas de autodefensa ms antiguas y las ms recientes.

    ~

    I. TRASFONDO HISTORICO

    Con el fin de hacer un anlisis ms sistemtico de la violencia poltica y violencia delincuencial chotanas desde mediados del siglo XIX, hemos intentado la siguiente periodificacin.

    1. El perodo de 1855-1879, caracterizado por la violencia generada sucesi- vamente por los enfrentamientos polticos entre partidarios locales de Rufino Echenique y Ramn Castilla (1855-1860) entre baltistas y pradistas (1866-1869) y entre iglesistas y pardistas (1872-1879).

    2. El perodo 1883-1900, caracterizado por la insurgencia militar de las montoneras que constituyen los principales agentes locales de la violencia. Comprende el enfrentamiento entre caceristas e iglesistas (aos ochenta) y entre caceristas y pierolistas (aos noventa).

    3. El perodo de 1900-1930, caracterizado por tener en el bandolerismo la fuente principal de la violencia.

    4. El perodo de 1930-1965, que se caracteriza por la supervivencia espor- dica del bandidismo y por la organizacin tambin espordica de las

    denominadas rondas de hacienda.

    5. El perodo de las rondas campesinas, de 1976 en adelante.

    Aparte del material bibliogrfico, hemos usado fuentes de diversa ndole. Desde el material recogido a travs de entrevistas, observacin participante y revisin sistemtica de las actas de la Federacin Provincial de Rondas y de sus congresos y material estadstico pertinente del Ministerio de Agricultura y Corporacin Departamental de Cajamarca para el perodo de las

    6 Talleres

  • http.//www.iep.org.pe

    rondas, hasta el material de archivo compuesto por oficios remitidos por losdiferentes subprefectos de Chota y Hualgayoc a la Prefectura de Cajamarca queobran en los legajos respectivos del Archivo Departamental de Cajamarca, para los tres primeros perodos. Para el perodo de las rondas de hacienda se combina la informacin de archivo con un anlisis bibliogrfico y material de entrevista.

    El material de archivo constituido a base de oficios subprefecturales nonecesariamente traduce plena objetividad. Refleja la visin oficial y oficializante. Pero, adems, hay que subrayar que los subprefectos no eran ajenos al cuadro de violencia caracterstico de Chota. Fueron relevantes actores de esa violencia, entanto casi siempre representaban el punto de vista de una de las facciones enpugna. Por tanto, sus informes estn de alguna manera sesgados sobre todo cuando pintan la imagen de sus adversarios polticos. Pese a ello, dicho materialtiene la ventaja de haber sido elaborado por las personas ms estrecha ydirectamente vinculadas al tema que interesa a nuestra investigacin: el abigeato.Este material es particularmente abundante y de alto contenido informativo hasta1930. De all en adelante los oficios subprefecturales se hacen ya a mquina de escribir y son escuetos, de seis a ocho lneas, lo que contrasta con la riqueza delos manuscritos anteriores, de varias pginas y de contenido denso.

    Asimismo, al rastrear la violencia desde una perspectiva inter e intra perodo,encontramos que respecto al segundo y tercer perodos, el primero, sin sertranquilo, es menos violento y en su interior se ubican subperodos de paz relativa como el de 1862-1866 y el de 1879-1882, en los que prevalece ms bien la concordia temporal de las facciones, provocada por la amenaza contra lapatria: ataque de Espaa, 1866; y de Chile, 1879.

    La identificacin de momentos de relativa tranquilidad que alternan con otrosde mayor violencia dentro de cada perodo, y la identificacin de fenmenos que aquejan a la poblacin a la par que la violencia poltica, nos permite concretar el anlisis en la perspectiva sincrnica.

    1. Cuando correlacionamos las estadsticas sobre abigeato con los momentos polticamente ms violentos y con los ms pacficos, y con aquellos que,adems de ser violentos, estn afectados tambin por otros problemas como sequas o epidemias, sucede lo siguiente:

    a) Se advierte una relacin directa entre violencia poltica y violencia abigea. El mayor registro subprefectural de abigeos significativamente sehace en los momentos en que la violencia poltica es ms aguda.Significativamente tambin, la ausencia o la baja frecuencia de registro subprefectural de abigeos, corresponde a los momentos de tranquilidad poltica, de paz relativa. Pero los momentos ms afectados

    7 Talleres

  • http.//www.iep.org.pe

    por el abigeato son aquellos en los que, adems de la violencia poltica, se sufren tambin embates como las calamidades naturales.2

    A partir de esto queda claro que, a pesar de que en Chota el abigeato tiene un carcter endmico, su intensidad no es necesar