jaeger, werner - paideia - libro cuarto

Download Jaeger, Werner - Paideia - Libro Cuarto

Post on 10-Jun-2015

3.653 views

Category:

Documents

36 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

WERNER JAEGER

Paideia:LOS IDEALES DE LA CULTURA GRIEGA Y

LIBRO CUARTO EL CONFLICTO DE LOS IDEALES DE CULTURA EN EL SIGLO IV

FONDO DE CULTURA ECONMICA MXICO

Libera los Libros

Traduccin de JOAQUN XIRAL Decimoquinta reimpresin, 2001 Ttulo original: Paideia, Die Formung des Griechischen Menschen

NOTA IMPORTANTE: si bien la paginacin de esta edicin digital difiere de la versin impresa, se ha indicado, en color rojo, la numeracin original, conservndose tambin el numero de cita original en los pies de pgina. Para evitar confusiones: el nmero de pgina original siempre ir en primer lugar, es decir, antecediendo al texto de la pgina que numera. Las discontinuidades, o saltos, que se observen en la numeracin original, son fruto de la eliminacin de pginas en blanco intermedias que pueden resultar molestas en una versin electrnica.

2

INDICEPRLOGO..........................................................................................................................................................................4 I. LA MEDICINA GRIEGA, CONSIDERADA COMO PAIDEIA..............................................................................5 II. LA RETRICA DE ISCRATES Y SU IDEAL DE CULTURA............................................................................56 III. EDUCACIN POLTICA E IDEAL PANHELNICO.......................................................................................... IV. LA EDUCACIN DEL PRNCIPE.......................................................................................................................100 V. AUTORIDAD Y LIBERTAD: EL CONFLICTO DENTRO DE LA DEMOCRACIA.......................................127 VI. ISCRATES DEFIENDE SU PAIDEIA...............................................................................................................157 VII. JENOFONTE: EL CABALLERO Y EL SOLDADO IDEALES..........................................................................189 VIII. EL Fedro DE Platn: FILOSOFA Y RETRICA.............................................................................................223 IX. Platn Y DIONISIO: LA TRAGEDIA DE LA PAIDEIA..................................................................................242 X. LAS LEYES................................................................................................................................................................260 MlSIN EDUCATIVA DEL LEGISLADOR.....................................................................................................260 LAS CAUSAS DE LA DECADENCIA DEL ESTADO.........................................................................................285 LA FUNDACION DE ESTADOS Y LA NORMA DIVINA: LOS PREAMBULOS A LAS LEYES....................................297 LA EDUCACIN DE LOS REGENTES Y EL CONOCIMIENTO DE DIOS....................................................326 XI. DEMOSTENES: LA AGONIA Y TRANSFORMACIN DEL ESTADO-CIUDAD.......................................331

3

PRLOGO 781 La publicacin de este volumen tercero de paideia sigue de cerca a la del segundo, "En busca del centro divino". Quienes deseen saber ms sobre el plan de la obra entera y el lugar que ocupan en ella los dos ltimos volmenes, pueden consultar el prlogo del segundo. El volumen segundo describe cmo la filosofa nace del problema de la paideia. Investiga el crecimiento de esta fuerza nueva poderosa en la vida humana a travs de la etapa clsica de su desenvolvimiento prstino, desde la pregunta de Scrates que pone en marcha el proceso: "Es realmente posible la educacin en un sentido distinto del tcnico?", hasta su clmax natural de la Repblica de Platn. La esplndida lucha de la filosofa para establecer la existencia de los valores supremos que deberan constituir la meta del ideal de la vida del hombre de la educacin, se describi en ese volumen como la bsqueda del "centro divino" y se compar con las tendencias centrfugas de la poca de los sofistas, que haban declarado que el hombre era la medida de todas las cosas. El tercer volumen recoge ahora la tendencia general del gran esfuerzo reconstructivo del espritu griego, que alcanz su momento de mxima actividad a la cada del imperio de Pericles, al final de la guerra del Peloponeso. Este libro arranca del mismo punto que su predecesor, pero persigue una lnea distinta de desarrollo intelectual. Se ocupa de la anttesis lgica a las fuerzas filosficas de la poca; a saber, aquellas fuerzas culturales que dependen de la experiencia prctica y del sentido comn ms bien que de principios. A este conflicto de ideas culturales es al que se refiere el ttulo. En la segunda parte el libro vuelve a Platn y estudia la etapa posterior de su carrera como filsofo. Su ltima obra, las Leyes, que es proftica, es el preludio de un finale trgico: la decadencia y muerte del estado-ciudad libre, que seala la terminacin del periodo clsico de la cultura griega. Quiero aprovechar esta oportunidad para dejar testimonio del profundo agradecimiento que debo a mi esposa por lo mucho que ha contribuido a preparar mi libro para su publicacin. Con una paciencia y una perseverancia incansables, tom a su cargo la tarea ingente de descifrar el manuscrito original de los tres volmenes y dactilografiarlo, sin contar nuestras frecuentes discusiones sobre su contenido.WERNER JAEGER

Harvard University Cambridge, Massachusetts.4

783 I. LA MEDICINA GRIEGA, CONSIDERADA COMO PAIDEIA no hubiese llegado a nosotros nada de la antigua literatura mdica de los griegos, seran suficientes los juicios laudatorios de Platn sobre los mdicos y su arte para llegar a la conclusin de que el final del siglo y el siglo iv a. c. representaron en la historia de la profesin mdica un momento culminante de cotizacin social y espiritual. El mdico aparece aqu como representante de una cultura especial del ms alto refinamiento metdico y es, al propio tiempo, la encarnacin de una tica profesional ejemplar por la proyeccin del saber sobre un fin tico de carcter prctico, la cual, por tanto, se invoca constantemente para inspirar confianza en la finalidad creadora del saber terico en cuanto a la construccin de la vida humana. Sin exageracin puede afirmarse que la ciencia tica de Scrates, que ocupa el lugar central en los dilogos de Platn, habra sido inconcebible sin el procedimiento de la medicina. De todas las ciencias humanas entonces conocidas, incluyendo la matemtica y la fsica, la medicina es la ms afn a la ciencia tica de Scrates.1 Sin embargo, la medicina griega no merece ser tenida en cuenta solamente como antecedente de la filosofa socrtica, Platnica y aristotlica en la historia del espritu, sino adems porque por vez primera la ciencia mdica, bajo la forma que entonces revesta, traspasa los linderos de una simple profesin para convertirse en una fuerza cultural de primer orden en la vida del pueblo griego. A partir de entonces, la medicina va convirtindose ms y ms, aunque no sin disputa, en parte integrante de la cultura general ( ). En la cultura moderna no llegar a recobrar nunca este lugar. La medicina de nuestros das, fruto del renacimiento de la literatura mdica de la Antigedad clsica en la poca del humanismo, a pesar de hallarse tan desarrollada, es, por su especializacin rigurosamente profesional,2 algo por completo distinto de la ciencia mdica antigua.AUNQUE

1 1 Cf. supra, p. 409. 2 2 Las conocidas obras sobre la historia de la medicina de Hecker, Sprengel y Rosenbaum y otros denotan tambin esta misma estrechez de horizontes al enfocar la posicin que la medicina ocupa dentro del conjunto de la cultura griega no como un problema, sino considerando a sta simplemente como una "profesin". Las investigaciones filolgicas sobre la historia de la medicina siguen en su mayor parte las huellas de esos autores. (Quienes lean ingls encontrarn una buena introduccin al tema en el ensayo de Charles SINGER, "Medicine", en la coleccin denominada The Legacy of5

La incorporacin de la ciencia mdica al sistema de cultura de la Antigedad ya avanzada, tal como la encontramos por lo que se refiere 784 a los griegos en Galeno y en cuanto a los romanos en las obras "enciclopdicas" de Catn, Varrn y Celso,3 ninguno de los cuales era mdico, significa sencillamente el reconocimiento a posteriori de la posicin efectiva de gran potencia que la medicina haba sabido conquistar durante y a partir de la segunda mitad del siglo v. Posicin que debi en primer lugar a la feliz circunstancia de haber encontrado por primera vez en aquella poca representantes de un horizonte espiritual universal que la colocaron en el nivel que haba de ocupar en todos los tiempos posteriores. El auge de la medicina se explica en segundo lugar por su fecunda colisin con la filosofa, gracias a la cual esclareci sta su conciencia metdica de s misma y pudo llegar a adquirir el cuo clsico de su concepto peculiar del saber. Y a ello contribuy tambin, por ltimo, y en un grado considerable, el hecho de que la cultura griega se hallase de por s orientada tanto hacia la formacin del cuerpo como hacia la del espritu. Esta concepcin apareca simbolizada ya desde el primer momento en la dualidad de gimnasia y msica, suma y compendio de la cultura griega antigua. La nueva poca se manifiesta en la aparicin del mdico4 como figura normal al lado del gimnasta, en lo tocante a la educacin fsica, al paso que en el campo de la educacin espiritual surge paralelamente, como personaje descollante al lado del msico y el poeta, el filsofo. La posicin nica que ocupa el mdico en la Grecia de los tiempos clsicos responde principalmente a esta relacin en que se halla con la paideia. Hemos examinado todas las fases de desarrollo de la gimnasia a partir de Homero, en la medida en que sus ideales se plasmaban en la gran poesa de cada poca y conquistaban un lugar dentro del panorama de conjunto de la existencia humana. A diferencia de la gimnasia, la medicina produjo ya desde muy pronto u