globalizaci³n y cultura: homogeneidad, diversidad ... 2 todos los derechos reservados. el...

Download Globalizaci³n y Cultura: Homogeneidad, Diversidad ... 2 Todos los derechos reservados. El contenido

Post on 25-Sep-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    Globalizacin y Cultura:Homogeneidad, Diversidad,

    Identidad, Libertad

    Tom G. Palmer

    Traduccin del ingls por Juan Carlos Hidalgo

    Este ensayo se basa en la contribucin del autor al tallerPromoviendo el Libre Comercio, organizado por el Instituto Liberal de

    la Fundacin Friedrich Naumann en noviembre del 2003.

  • 2

    Todos los derechos reservados. Elcontenido de esta publicacin, incluidoel diseo de portada e interiores, nopodr ser reproducido total niparcialmente, ni almacenarse ensistemas de reproduccin, nitransmitirse en forma alguna, sin previaautorizacin por escrito de los autores

    Impreso en Mxico / Printed in Mexico

    Publicado por

    Fundacin Friedrich Naumann (FFN)Oficina Regional Amrica LatinaCerrada de la Cerca 82Col. San ngel Inn, C.P. 01060 Mxico D.F.Tel.: (5255) 55501039Fax: (5255) 55506223www.la.fnst.org

    Instituto Liberal de laFundacin Friedrich NaumannTruman-HausKart-Marx-Strae 2D-14482 Potsdam

    www.libinst.de

  • 3

    INDICE

    Pgina

    I. Definiciones. ............................................................................................ 5

    II. Enfoques Contrastantes hacia la Globalizacin. ........................7

    III. Conectividad Social y Diversidad. ............................................... 11

    IV. Polticas de Proteccionismo Cultural. ....................................... 13

    V. Identidad y Autenticidad Cultural. .............................................. 15

    A. Pureza/Autenticidad Cultural .................................................................. 16

    B. Cultura e Identidad Personal ................................................................... 19

    C. Otorgndole Poderes a las Elites ........................................................... 22

    VI. Comercio, Cambio, y Libertad. .................................................... 26

    VII. Conclusin. ........................................................................................ 28

    NOTAS. ................................................................................................................... 29

  • 4

  • 5

    Globalizacin y Cultura:Homogeneidad, Diversidad, Identidad, Libertad

    Tom G. Palmer

    El libre comercio est siendo atacado. Sus defensores estnacostumbrados a refutar la doctrina de la balanza comercial y otrasfalacias sobre los pases compitiendo econmicamente unos conotros.[1] Sin embargo, no estn tan acostumbrados a responder lascrticas culturales al comercio. Los promotores de las barrerascomerciales insisten que el libre comercio y la globalizacin destruyenla cultura. Pero, produce la globalizacin una homogeneidad culturaly la prdida de diversidad? Est siendo amenazada la autenticidadcultural por la globalizacin? Est el planeta en peligro de verseahogado en un gran charco de monotona? Y debemos temer unaprdida de identidad personal conforme los miembros de diferentesculturas intercambian ideas, productos, y servicios? Los argumentosculturales contra el libre comercio, tal y como lo veremos, no sonnuevos. Y son igual de falaces como los argumentos econmicos contrael libre comercio.

    I. DefinicionesUsualmente resulta til iniciar cualquier discusin sobre laglobalizacin con una definicin del trmino. Como cualquier otrapalabra, podemos estipular cualquier cosa que queramos acerca delsignificado de la globalizacin, pero no todas las interpretaciones sontan buenas como las otras. La mayora son simples intentos por ganarel debate antes de que ste inicie. Yo ofrezco una definicin queconsidero que captura lo esencial del tema, en lugar de ser un pedazode propaganda en uno u otro sentido.

    Es comn que los crticos de la globalizacinquienes a menudoinsisten en que no son enemigos de sta, sino promotores de unaglobalizacin alternativautilicen el trmino simplemente parareferirse a la maldad humana o a la avaricia, o a los supuestos efectosindeseables del creciente comercio mundial. Empecemos mejor conuna definicin operacional y luego preguntmonos si los efectos de laglobalizacin que hemos sealado son deseables o no. Yo uso el trminopara referirme a la disminucin o eliminacin de las restricciones

  • 6

    impuestas por el Estado sobre el intercambio voluntario a travs de lasfronteras, y al cada vez ms integrado y complejo sistema mundial deintercambio y produccin que ha surgido como resultado de laeliminacin de dichas restricciones estatales sobre el comerciovoluntario a travs de las fronteras.

    La interrogante poltica fundamental se centra en si estas fronterasdebieran ser utilizadas para impedir las transacciones entre personasque se encuentran en diferentes lados de las mismas. Se debe permitirque los productores de trigo estadounidenses compren telfonoscelulares hechos por finlandeses? Se debe permitir que las tejedorasghanesas vendan las camisetas y los pantalones que confeccionan alos fabricantes de automviles alemanes? Se debe permitir que losinversionistas taiwaneses compren activos de los kenianos? Se debepermitir que mecnicos mexicanos reparen carros en Ottawa o Chicago?Obviamente una lista de estas puede continuar indefinidamente, perocreo que queda claro a lo que me refiero. Si un intercambio es permitidoporque ambas partes se encuentran del mismo lado de una frontera,debera impedirse si en cambio una parte se encuentra a un lado deesa frontera y la otra parte est al otro lado?

    Ahora hablemos de cultura. El trmino es utilizado en una granvariedad de formas, a menudo durante el curso del mismo ensayo oconsideracin. stas incluyen: el cultivo de ciertas capacidadeshumanas; arte (tpicamente el trmino es reservado para el arte dealtura; la reaccin contra este uso de la palabra ha estimulado muchoestudio de la cultura popular); y las formas de vida concretas que lagente lleva en comn. En general, los crticos de la globalizacin serefieren al segundo y tercer uso de cultura cuando realizan suscrticas. Mi enfoque girar alrededor del tercer uso del trmino, en loque Peter Berger llama, su sentido social cientfico convencional: comolas creencias, valores, y estilos de vida de la gente comn en suexistencia diaria.[2]

    Debemos acoger y abrazar, o temer y rechazar, la interaccin ymezcla de culturas, gentes, razas, comunidades, y visiones de mundoque traen el comercio y la interconexin globales? En particular, escierto que la globalizacin nos est conduciendo a una cultura mundialhomogeneizada, una en que la vida en Brasil se acerca cada vez ms aser indistinguible de la vida en Baviera, oms apropiadamenteest

  • 7

    llevndonos a un mundo en que todos los pases se parecen al sur deCalifornia?

    II. Enfoques Contrastantes hacia la GlobalizacinLa globalizacin es difcilmente un fenmeno reciente. Es casi tanvieja como la misma historia escrita, y su defensa est entre las primerasfilosofas polticas coherentemente articuladas del mundo Occidental(al menos). Alrededor del ao 420 AC, el filsofo Demcrito de Abderaescribi, Para un hombre sabio, toda la Tierra est abierta; pues lapatria de un buen espritu es toda la Tierra.[3]

    El comercio internacional ha sido identificado desde hace muchotiempo con la civilizacin en s misma. En el libro noveno de la Odisea,Homero presenta a los cclopes como salvajes precisamente porque nocomercian ni tienen contactos con otros:

    Los Cclopes no poseen naves con proas carmeses,no hay carpinteros ah para construirlas en buenas condicionesque pudieran navegarlos a puertos extranjeros de escalaas como la mayora de los hombres se arriesgan a los marespara comerciar con otros hombres.[4]

    Por supuesto, dichas actitudes no se limitaban a los griegos. ElEmperador de la dinasta Song, Gao Zong (1127-1162), explic en unadefensa del comercio que las ganancias del comercio martimo sonmuchas. Si se administran adecuadamente, pueden sumar millones[de alforjas de monedas]. No es mejor esto que imponer tributos sobreel pueblo?[5] Los habitantes de la capital Song, Hanzhou, tenan lafama de decir: vegetales del este, agua del oeste, madera del sur, yarroz del norte.[6]

    Para comprender que el debate actual sobre la globalizacin y lacultura difcilmente es nuevo, contrastemos varias descripciones de laglobalizacin a travs del comercio que fueron escritas, no en el sigloXXI, sino en el siglo XVIII. El dramaturgo y figura literaria inglesa JosephAddison public un relato de sus experiencias con la globalizacin enThe Spectator en el ao 1711. Ah describi sus frecuentes visitas alRoyal Exchange en Londres:

    Los factores [agentes comerciales] en el mundo comercial son loque los embajadores en el mundo poltico; negocian asuntos, concluyentratados, y mantienen buena correspondencia entre esas abundantes

  • 8

    sociedades de hombres que estn divididas unas de otras por los maresy ocanos, o viven en diferentes extremidades de un continente. Hetenido la dicha a menudo de escuchar disputas ser saldadas entre unhabitante de Japn y un concejal de Londres, o ver a un sbdito delGran Mogol entrar en una alianza con uno del Zar de Moscovia. Estoyinfinitamente encantado de mezclarme con estos diversos ministrosde comercio, as como stos se distinguen por sus caminados diferentesy lenguas diferentes: Hay veces que soy empujado dentro de un grupode armenios: Hay veces que me pierdo en una multitud de judos; yhay veces en una muchedumbre de holandeses. Yo soy dans, sueco, ofrancs dependiendo del momento, o prefiero imaginarme a m mismocomo el viejo filsofo, quien al ser cuestionado sobre su nacionalidad,respondi, que l era un ciudadano del mundo.[7]

    La segunda fue escrita por una figura literaria francesa y defensorpoltico llamado Franois-Marie Arouet, conocido por la mayora denosotros como Voltaire, en sus Cartas Filosficas. Adems de popularizary promover la innovacin de la inoculacin contra la viruela (lo cual esun proceso basta