futuros posibles nº 13

Download Futuros Posibles Nº 13

Post on 07-Apr-2016

214 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Educación. Los Toldos. Buenos Aires.

TRANSCRIPT

  • Escuelas de los rboles

    Ao 2/ N 13 ISSN 2347 - 1026Enero

    Dist

    ribuc

    in

    Gra

    tuita

    20

    El Reportaje

    15

    La seguridad

    EnVerano

    Terrible Sandokn

    Misin Cumplida...

  • Si quers formar parte de la radio de los clsicos llam al

    02358-15-410702 o por mail a fmpiano@hotmail.com

    www.futurosposibles.com.ar 02355 698573 // 02358 442941

    Italia 1743 Los Toldos Bs.As.

    02355 418054 02358 444511

    CAI EP 3 - Los Toldos

    ndice

    La seguridad de los rbolespag. 3

    Editoria: La educacin como instrumento

    poltico pag. 3

    Escuelas abiertas en verano. Misin cumplida

    pag. 4 y 5

    El Reportaje Terrible Sandokn pag. 6 y 7

    Brujilda y Braulio. pag. 8

  • La educacin es y ha sido desde siempre un instrumen-to poltico y, por lo tanto, no hay que perder de vista esta asercin. Hoy y como hace ya ms de treinta aos vivimos en democracia y as entonces la educacin se convierte en un instrumento de participacin democrtica. La escuela es mbito por excelencia de la formacin ciudadana, de construccin de valores sociales y colectivos en el contexto de la democracia vigente. Por ende, no hay que tenerle miedo a la participacin poltica, al contrario, hay que propiciarla creando cada vez ms y mejores espacios para el dilogo. As entonces, sera mucho ms positivo y alentador que cada partido poltico se acercara a las escuelas, hable con los alum-nos, con los profesores, los maestros, los directivos y los auxilia-res y toda la institucin educativa los reciba con gusto. Es cier-to que, tal como lo seala Fernando Savater, la poltica, como cualquier relacin social, establece un juego entre la verdad, la mentira, la veracidad y la falsedad. Y as, hay polticos que dicen ms verdades que otros, partidos polticos que mienten ms, y otros que mienten menos. Pero si nadie est interesado en se-alar las falsedades que intentan que nos traguemos, podemos ofrecernos para decir las verdades que nadie quiere escuchar. se es el campo de batalla de la democracia. Antiguamente y no tan antiguamente, los espacios de parti-cipacin poltica y ciudadana estaban limitados a unos pocos hombres que tomaban las decisiones por nosotros. Hoy, esos espacios se han resignificado y ampliado notablemente. Forma-mos parte de un contexto sociopoltico cuyas barreras de parti-cipacin son cada vez ms endebles. Cualquier persona puede decir lo que piensa, leer lo que quiere y no va a venir nadie a secuestrar y matar nuestros pensamientos. Le tenemos miedo a la participacin, que no se reduce al de-recho civil de votar, sino que por sobre todo, implica el verda-dero compromiso social. Sin embargo, el hecho de que tenga-mos miedo es porque se vivi el miedo alguna vez. Ese miedo sistematizado que prohiba la libertad de expresin y de pen-samiento. Tal vez por eso, como resabios de aquellos tiempos oscuros de la Argentina, donde las escuelas con sus educadores se limitaban a prcticas de adiestramiento, al mecanicismo or-ganizado, a la repeticin, la educacin bancaria que reprocha-ba Gramsci y que luego lo retomara Freire, esa pedagoga sin permiso alguno a la crtica y la reflexin ni mucho menos a la autonoma. Haba que obedecer y punto. Tolerancia cero y res-peto unilateral siempre de abajo hacia arriba y nunca al revs. Actualmente la mayora de las instituciones educativas se nie-gan a la posibilidad de que agrupaciones polticas o referentes polticos se acerquen a hablar y discutir sus acciones o propues-tas. Esto que prcticamente est naturalizado y ya nadie sabe cmo defender esa postura positivista, es hoy una realidad. A los partidos polticos y sus referentes los conocemos en los diarios, la televisin o la radio y eso acarrea varias complicacio-nes. Primero la mediacin, es decir, que conocemos lo que los medios dicen de los polticos y como se ha dicho muchas veces en esta revista, son construcciones interesadas. Al mismo tiem-po, cuando un candidato nos habla lo hace guiado por expertos comunicadores y semilogos que estn a su servicio y les dicen lo que tienen que decir, lo que tienen que mostrar, lo que tienen que vender. Los docentes son agentes polticos y se ensea que los nios tienen derechos, tienen libertad de expresin, son seres capa-ces de elegir y vivir en sociedad, se les transmite el valor de la solidaridad, el respeto mutuo y se les aclara que tambin son se-

    res polticos, que pueden participar. Todos y cada uno de estos valores son conquistas de la democracia y el sistema educativo est puesto en funcin de eso. Este es un ao electoral, se elige nada ms y nada menos que a nuestro futuro presidente y al nuevo intendente y todos, incluso los pibes, estarn batallados de informacin sobre candidatos, propuestas, panfletos en las calles, de rias polticas con lo que se podra aprovechar para emprender caminos pedaggicos a partir de esa realidad. Entonces, cul es el argumento para impedir el acercamien-to de los candidatos o agrupaciones polticas en las escuelas? Cul es el riesgo que corren los alumnos si lo permitieran? Que los polticos se acerquen a las escuelas es peligroso, pero para ellos. All se enfrentaran con la realidad educativa, con las familias, los docentes, los alumnos y estaran solos sin medios ni mediaciones, sin comunicadores sociales ni semilogos que respondan a las preguntas de los pibes. Es sabido que no es fcil responder a los pibes. Ellos preguntan desde la inocencia por-que no estn impregnados de malicia alguna ni mucho menos de especulaciones. Preguntan porque quieren saber. De todas formas, sera conveniente mirar la cosa al revs y creer que no hay peligro para nadie y as los pibes, los polticos, los maestros y las familias puedan juntos construir el futuro que desean. Por ltimo, y haciendo propias las palabras de Fernando Savater As como sin poltica no se puede vivir, es importante hacer poltica antes que otros lo hagan por ti. Citas textuales: Fernando Savater. tica de Urgencia.

    Enero 2015Los Toldos

    La seguridad

    de los rbolesLo hacan prolijo...Pas y pregunt el motivo.De qu hablo? De los rboles de la veredas de calle Paso, entre 6 de Agosto y Ta-pera de Daz(zona del hospital).Estaban siendo podados. En sta poca???Dira mas bien lastimndolos en demasa, dejndolos sin forma, asimtricos, sin poder proporcio-nar la sombra y el aire puro ne-cesario en la poca de sol intenso para evitar mas aumento de tem-peratura.El motivo?...permitir que las c-maras de seguridad capten bien las imgenes , parece ser que hubo muchos robos y las ramas obstaculizaron su funcin.

    Me permito tomar una expre-sin prestada y en otro contexto: Qu loco est el tiempo!!,o los locos somos los seres humanos que modificamos sin tener medi-das o control? Hasta la naturaleza se ve afec-tada por la inseguridad!!!! Pe-ro...cuidado!!!, que cuando se enoja y responde ,el ser humano es impotente.Estamos viviendo en el mundo del revs?Situacin observada a mediados de diciembre .En la actualidad, los pltanos de la vereda del hos-pital que fueron podados presen-tan partes secas.

    Opinin

    Por Olga Gatti

    Editorial

    como instrumento poltico La Educacin

  • El Programa Escuelas Abiertas en Verano es una propuesta de la Direccin General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires que pretende dar continuidad al Servicio Alimentario durante el Receso Escolar de verano promoviendo adems que estudiantes de los ni-veles obligatorios puedan acceder a una atencin pedaggico-recreativa en dicho perodo y permita la continuidad en el proceso de enseanza y apren-dizaje.

    En este sentido, tal como lo establece la resolucin vigente, las once sedes del Partido de Gral. Viamon-te de Escuelas Abiertas en Verano estn llegando a su ltima semana de funcionamiento que comenz el 1 de enero con la coordinacin general del pro-fesor Edgardo Calvo y todo el personal docente y auxiliar.

    Como estaba previsto, el jueves 29 de enero se reali-z el encuentro de todas las sedes participantes del distrito a modo de cierre anticipado en el Balneario Municipal de Los Toldos. La jornada se inici con una intensa y divertida caminata desde el Centro Cvico y Cultural custodiada por todos los profeso-res y personal policial local. La promesa, un campa-mento planificado y guiado por una temtica ma-dre. Los cuatro elementos de la naturaleza: el aire, el agua, la tierra y el fuego.

    Hasta all se acercaron ms 150 alumnos con mu-chas expectativas e ilusiones. Cansados de cami-nar y algo ansiosos emprendieron el camino hacia el camping, armaron sus carpas, compartieron un jugo y algunas masitas a la espera de las actividades que los profes tenan en mente para ellos.

    Edgardo, con megfono en mano iba indicando las pautas a seguir. Nos arrimamos hasta l para que nos cuente de esta experiencia maravillosa.

    Edgardo Calvo

    Ya habas trabajado en Escuelas de verano o es la primera vez?

    Hace muchos aos que vengo desempean-do funciones en escuelas de verano, primero como profesor, luego como director y este ao, por primera vez, present un proyecto como coordinador y ac estamos, tratando de realizar todas las actividades que nos pro-pusimos. La tarea del coordinador es una ta-rea de gestin, de organizacin. Es necesario coordinar el funcionamiento de todas las se-des del distrito que son 11. Algunas de ellas no poseen espejos de agua, por ello coordina-mos actividades para que todos los nios de las escuelas abiertas tengan la experiencia de participar en actividades acuticas, adems de otras .El proyecto que present es sobre vida en la Naturaleza, denominado cuatro elementos y este campamento es el cierre.La actividad de campamento es muy impor-tante porque aqu el nio se encuentra con todos los elementos: el agua, la tierra, el aire y el fuego. Tratamos que tome conciencia del cuidado del ambiente natural y que pueda dis-frutar y cuidar al mismo tiempo.

Recommended

View more >