filosofos retorica

Click here to load reader

Post on 15-Sep-2015

86 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

filosofos que influyeron en la retorica

TRANSCRIPT

INSTUTITO ZACATECANO DE ESTUDIOS UNIVERSITARIOS

LISIAS

VIDA: Por Platn en la Repblica sabemos que los hermanos y el padre de Lisias eran miembros de la aristocracia poltica e intelectual de Atenas, en un ambiente de distincin y cultura. Parece ser que su padre era de origen siciliano. No conocemos con precisin ni la fecha ni el lugar de su nacimiento, entre el 459 y el 444 a. C. Seguramente, aprovechando la publicidad que el Estado ateniense haca para promover la colonizacin de lugares lejanos, con las mltiples finalidades de fortalecer su economa, asegurarse aliados en el momento preciso y desalojar el territorio ateniense de un exceso de poblacin, Lisias se dirigi a Turios. Suponemos que quera conseguir los derechos de ciudadano que se concedan a todos los clerucos, y poder as, con el tiempo, desarrollar una actividad pblica que le estaba vedada por su calidad de meteco en Atenas. Adems en Turios funcionaba la escuela de retrica que sin duda atrajo a Lisias y a su hermano Polemarco, acostumbrados al ambiente refinado que haban vivido en Atenas. Intervino all en poltica a favor del partido filoateniense, y al regreso de la oligarqua fue expulsado de Turios entre trescientos ciudadanos que fomentaban la democracia. Regres a Atenas y llev una vida estable gozando de riquezas y bienes considerables. Su condicin de "isoteles" le permita tener propiedades. Huy a Megara durante el perodo de los Treinta y, cuando se restaur el gobierno democrtico, privado de su patrimonio, empez a trabajar para mantenerse. Cre una escuela de retrica, pero pronto abandon la enseanza para dedicarse a la profesin de loggrafo.OBRA: Conservamos 35 discursos que cubren una gran variedad de temas, desde el asesinato hasta el adulterio y la malversacin. Entre los ms interesantes estn Pro Mantineo (un hombre joven acusado de haber servido la caballera bajo el poder de los Treinta),En defensa de un lisiado(un hombre acusado de recibir una pensin del estado de forma fraudulenta),Contra Alcibiades(hijo del poltico del mismo nombre por abandono de sus deberes militares),Sobre la muerte de Eratstenes(un discurso para un marido acusado de haber matado al amante de su mujer.

COMPOSICION: Lisias dividi sus discursos generalmente en cuatro partes:- Proemio o Exordio.- Que pretende captar la atencin y simpata del jurado, mediante una simple introduccin a veces formada de lugares comunes, pero siempre apropiada al asunto que est entre manos.- Narracin.- Generalmente una exposicin ordenada de argumentos a favor de la tesis sustentada y, en Lisias, una verdadera obra de arte. Se distingue por su concisin, claridad y encanto, pero sobre todo por un poder de convencimiento que se produce sin aparente esfuerzo por convencer.- Discusin.- Donde Lisias saca las consecuencias de los hechos, ligando entre s los argumentos de forma breve y muchas veces ingeniosa, a base de comparaciones o razonamientos muy simples que van directamente a lo esencial. Sin embargo, su oratoria no es de "pathos", no insiste sobre los argumentos y slo se contenta con indicar la evidencia. Muchas veces, como seala Croiset, las formas ms apasionadas de su dialctica se logran mediante interrogaciones vivas o algunos dilemas en que se encierra a sus adversarios. No se vale, pues, del sarcasmo ni de la fuerza de los sentimientos. Por lo dems, la fuerza de la argumentacin lisiana estriba muchas veces en hacer aparecer los caracteres atractivos o desagradables por medio de toques incidentales.- Refutacin.- Agregada slo a veces, con la intencin de desprestigiar al adversario atacndolo directamente.- Eplogo o Peroracin.- En la que se pretenda el favor para el orador y el disfavor para el adversario, y donde para lograrlo se excitaban las emociones del jurado. Como el exordio, tena lugares comunes consagrados y el orador recordaba a los jurados sus cualidades personales y servicios pblicos, a ms de mostrarles las consecuencias que su decisin tendra. Por lo general, Lisias evita una recapitulacin demasiado lgica y termina con palabras usualmente simples. ESTILO: Literariamente, Lisias tiene un valor insuperable por esa caracterizacin especial de los clientes, lo que los antiguos llamaron etopeya, que se logra presentando al cliente con una determinada manifestacin de orgullo, simpleza y tontera. Muchos han criticado a Lisias por esta manera de presentacin. Consideran indigno que Lisias diera a sus clientes un falso aspecto para ocultar los hechos verdaderos. Pero este verter algo del carcter del que habla en las oraciones resultaba un medio importante de prueba y refutacin que trataba de disimular el mal efecto que se poda dar ante los jueces, cuya buena voluntad se pretenda alcanzar, presentando una variacin de personalidades. Encontr en este peculiar arte de la caracterizacin un excelente medio para triunfar que, combinado con la adaptacin del discurso a las circunstancias de edad, ocupacin, etc., del orador, y de la causa al tipo de jurado, lo consagr como invencible ante los tribunales.

LENGUA: Supo conferir al orador un aire moderado, razonable, y muchas veces ingenuo y tmido que lo hace digno del inters del tribunal. Esto combinado con una hbil argumentacin, logra siempre hacer aparecer lo peor como lo mejor. El artificio slo se evidencia mediante una lectura cuidadosa y crtica que no estaba al alcance de los jueces en los tribunales. Por otra parte, se adecuaba al orador un vocabulario que coincidiera con la personalidad que se le haba trazado, y mucho haba que tomar en cuenta para ello, la clase social y la profesin del individuo del que se trataba, pues de lo contrario los alegatos hubieran sido contraproducentes. Su vocabulario no es ms que el tico puro coloquial, sin mezcla de formas poticas ni de palabras de nuevo cuo, sin metforas demasiado audaces. As pues el mrito de Lisias est tanto en la facultad de descubrir los argumentos disponibles para cualquier circunstancia, como en la manera de arreglarlos en el discurso. Y es en esa disposicin simple y uniforme, en lo que nuestro autor se distingue de todos los oradores del canon tico.Diramos que la impresin que da un discurso de Lisias es la de un conjunto sobrio, uniforme, carente de artificios retricos, por lo dems tan artsticamente aprovechados, que dan una visin unitaria y simple de pensamiento y expresin; cualidades stas que logra por su dominio del lenguaje. Lo maneja de tal forma que es capaz de expresar con propiedad la idea ms compleja mediante el empleo de palabras adecuadas. Este empleo del lenguaje le vali la consideracin como paradigma de expresin pura, el canon insuperable del lenguaje tico en boga. Y su influencia fue tal, que su estilo simple lleg a ser usado por todos los escritores de la "eclesia" o los tribunales. Su estilo magistral, cuyas virtudes esenciales son la pureza el discurso, la elegancia, la claridad de exposicin y la vivacidad en la presentacin de acontecimientos y personas, lo hicieron representante del "tenue discendi genus". Aprovech inmejorablemente la experiencia literaria de Herdoto, Tucdices, Gorgias y Antifonte, evitando los excesos de aquellos e imitando sus aciertos. l trajo el lenguaje diario a una ms ntima relacin que la que haba tenido jams con el lenguaje literario, y puso el primer ejemplo de elegancia perfecta unida a la sencillez, cualidades que lo mantienen como inmortal entre los oradores griegos de la poca clsica.IDEOLOGIAS: Sus discursos son, en primer lugar, fuente para el conocimiento de las costumbres atenienses. En su calidad de loggrafo, Lisias serva a todo tipo de clientes y por ello se le ha acusado de oportunista, pues escriba indistintamente para defender una causa de parte oligrquica o bien de una parte democrtica. Sin embargo es evidente que las simpatas de nuestro autor se dirigan hacia la causa demcrata por la que tanto luch durante su vida, y que si acept escribir para clientes de otras tendencias, esto no debi representar para l una traicin a una causa a la que, por otra parte, no tena por qu estar ligado, pues no era poltico de carrera sino mero simpatizante. Lisias convirti a sus clientes en caracteres humanos clasificables simples, ms enriquecidos y estilizados en la comedia de Menandro. Fumarola lo consideraba por eso precursor de la novela que se vale de la narrativa, a base de frases cortas, expresivas, dramticas.ISOCRATES

VIDA: Debido a su escasa fortaleza fsica, Iscrates no intervino directamente en la poltica de su ciudad, pero sus discursos influyeron sin duda en la opinin pblica y proporcionan informacin sobre los temas candentes en su poca. Era hijo de un acaudalado ateniense, Teodoro, y se vio influido por Scrates (Platn en el Fedro, escrito cuando Iscrates ya era conocido, presenta a Scrates en un momento anterior prediciendo la futura grandeza del joven como orador o filsofo). Estudi con Prdico, Gorgias, Tisias y el oligarca moderado Termenes. Su familia se arruin al final de la Guerra del Peloponeso y parece que Iscrates huyendo de la tirana de los Treinta march a Quos, donde imparti clases de retrica y que volvi a Atenas con la restauracin de la democracia. Durante algn tiempo escribi discursos judiciales para otros. Alrededor del 392 fund una escuela en Atenas y comenz a escribir discursos polticos. Su escuela se distingua de la de los sofistas por la mayor extensin de su instruccin que imparta y por el nfasis que puso en la educacin moral; tambin por su mtodo, que se basaba en parte en el esfuerzo personal y el duro trabajo de sus alumnos. Se hizo famoso y acudieron a ella alumnos de todas partes, incluso los historiadores foro y Teopompo y los oradores Iseo e Hiperides. Los escritos polticos de Iscrates abordan fundamentalmente la causa de la unidad griega. Cuando su llamamiento en el Panegrico no obtuvo ningn xito su panhelenismo adopt una nueva forma: busc un hombre valiente que aceptara el liderazgo de Grecia, unida en una expedicin contra Persia, y esper encontrarlo primero en el rey espartano Agesilao, luego en Dioniso I de Siracusa; pero sus mayores esperanzas se centraron en Filipo II de Macedonia. Muri a avanzada edad, poco despus de la derrota ateniense por Filipo en Queronea (338 Ac).OBRA: De las piezas epidcticas destacanBusirisyEl Encomio de Helena. De los ensayos sobre la educacin destacanContra los sofistas. Pero los ms importantes son los escritos polticos. ElPanegrico("Discurso para la fiesta") es quiz uno de los ms importantes, publicado en el 380. El tema es una defensa de la unin de las ciudades bajo la hegemona conjunta de Esparta y Atenas. Tambin lo es elFilipo, una llamada a Filipo como heleno y descendiente de Heracles para que uniera a los griegos bajo su hegemona y dirigiera una expedicin contra los persas. En elAeropagticocompara la degenerada democracia ateniense de su poca con la antigua democracia de Soln y Clstenes, con una especial mencin a la funcin de censor de la moral pblica ejercida por el tribunal del Arepago

ESTILO: Propugna un estilo basado en la frase, con armona en el enlace lgico de las ideas. Se separa as de la mera palabra, evitando poetismos, metforas audaces. Todo debe sonar bien en la frase, sin hiatos, sin asperezas fnicas ni rtmicas entre los miembros. La unidad de diccin es el perodo rtmico, eufnico y sin desniveles formales. No hay rupturas sintcticas ni transiciones bruscas. A partir de Iscrates la prosa tica ser cuidada, precisa y sin hiato. Pero pese a su perfeccin formal, su dignidad, su eufona, resulta una prosa sin vigor, sin variedad y sin el nervio de Demstenes. El estilo es fatigoso, de mucha verborrea, poco sincero por lo perfecto e incluso pedante.PENSAMIENTO: Su pensamiento poltico se inclin siempre en favor de la unidad panhelnica. Quiere poner fin al desgarramiento fratricida que, tras la guerra del Peloponeso, no cesa de enfrentar a los pueblos griegos en luchas permanentes. Para ello defiende la unin de los griegos en una tarea comn, la lucha contra los brbaros. Pero esta unidad slo le pareca viable si era dirigida por un elemento conductor. Y empeado en la bsqueda de esta hegemona anduvo de aqu para all, pensando ante todo, como buen patriota, en su querida Atenas y muchos personajes que podran plasmar su sueo, para concluir en la idea de Filipo de Macedonia, que pareci una traicin a la causa nacional. La situacin interna en Atenas tambin fue objeto de su preocupacin, ya que el gobierno haba cado en manos de demagogos que ignoraban el destino de grandeza que, segn Iscrates, la ciudad. Vea una decadencia moral y poltica que slo poda superarse volviendo a los antiguos ideales que hicieron de Atenas un ejemplo de cultura y de civismo. Pero Iscrates no dio la espalda a su poca, como suceder con Platn (con su utpica Repblica y sus reminiscencias de una Esparta ya inexistente), sino que trat siempre de responder a ella (aunque esto implicara renunciar a las aspiraciones que tena con respecto a su ciudad, Atenas), buscando salvaguardar lo que identificaba a dicha plis y a Grecia toda: la cultura que le permitira imponerse, finalmente, al brbaro (TEXTO 62: Iscrates,Panatenaico). Tal conviccin lo condujo a dirigir la mirada hacia Filipo de Macedonia cuando se dio cuenta de que no exista en su tierra quien pudiera encabezar la empresa. Y fue un visionario, como lo muestran cabalmente los alcances de la cultura griega a partir de la constitucin del imperio greco-macedonio. A partir de la situacin histrico-cultural descripta, podemos afirmar que en el siglo IV a.C. era necesaria una reconstruccin interior y exterior de Grecia. Por ello la nueva generacin, a la que perteneca Iscrates, tena ante s un desafo: nada menos que la recuperacin del esplendor griego. Y en esta tarea, una protagonista: lapaideia, concebida como educacin y cultura.EDUCACION: Pero no se trataba solamente de reformar el Estado a partir de la formacin del individuo, sino que estaba presente la conviccin de que el entorno socio-poltico nutra tambin al ciudadano, en un proceso de mutua realimentacin. Por eso era propio de tal momento el concepto de que, a travs de lapaideia("educacin"), el Estado podra salir de la situacin en la que se encontraba. Podramos decir que se trataba, en realidad, de formar a quienes gobernaban al pueblo y, a travs de estos lderes, al pueblo mismo. Y esto es lo que propone Iscrates. As, nuestro autor fue un personaje que influy indudablemente en su tiempo, no slo a travs de sus discursos, sino tambin de los hombres que form. Actuaba sobre stos en forma directa, mediante el trato personal, y por medio de sus obras, que eran tomadas como un elemento de trabajo en su escuela, porque constituan un modelo, tanto de forma como de contenido. Para ello debi primero captar el espritu de su tiempo, y aunque Iscrates no era, ni mucho menos, el primer ateniense que apareca como discpulo y campen de la nueva cultura, es indudable que sta no adquiri verdadera carta de ciudadana en Atenas sino bajo la forma que Iscrates le imprimi. De esta manera, permiti que la retrica expresara la problemtica contempornea, algo que los sofistas no hacan, ni les interesaba. Iscrates convierte la retrica en un medio de accin poltica, si bien l no tena condiciones para la oratoria. Qu buscaba Iscrates? No ignoraba que la situacin de Atenas no le permita lograr por s misma la prosperidad de la Hlade; por eso consideraba que era la hora de promover la unin de los estados griegos a travs de un inters cohesionante: "encontrar esta empresa comn equivale a salvar a los griegos como nacin."Este planteamiento no supona dejar sin solucin los problemas internos de corrupcin de la democracia ateniense. Antes bien, esta solucin era impostergable si quera construirse el futuro de Grecia con solidez y dignidad. Quiere decir, entonces, que la obra de Iscrates abarca tanto la poltica interior como la exterior, pero enmarcadas en un contexto tico. Esto ltimo es clave desde el punto de vista educativo pero, adems, es lo que permite a Iscrates tomar distancia tanto de los sofistas como de Platn. De los primeros, por lo ya dicho: existe en nuestro autor un contenido valioso, adecuado a las circunstancias que le toca vivir, pero no por ello relativista, como era el estilo sofista, sino fundamentalmente realista; de Platn, porque el planteo de este filsofo, aunque ticamente relevante, era utpico.Filipo muere, pero su hijo, Alejandro Magno, no slo llega a dominar a los persas, sino que se convierte en el difusor del helenismo; esto demuestra la visin de Iscrates, esa capacidad para ver ms all que los otros, capacidad que pide al gobernante, pero que es una de sus cualidades. Camina con el tiempo, toma del pasado lo mejor, cambiando lo necesario. Ve lo que sucede, pero no se cierra, como ocurre con Platn. ste plantea la existencia de un estado ideal y propone un ciclo de estudios para quien ha de ser su gobernante, el filsofo, y todo ello en un marco que no es el del tiempo que le toca vivir: Platn sigue atado a la ciudad antigua cuando esta estructura, la ciudad-estado, comienza a desmoronarse; y se inmoviliza an ms, al culminar su preocupacin en la formacin del sabio.

ANTIFONTE DE ATENAS

AntifonteoAntifn(AtenasoRamnunte, ca.480a.C.-411a.C.) fue unorador,filsofoymatemticogriego. Hay cierta controversia sobre si este Antifonte () del demosateniense deRamnunte(tica) es o no el mismo que "Antifonte el sofista", que vivi enAtenasprobablemente en las ltimas dos dcadas delsiglo V a. C.BIOGRAFIA: Es elorador ticocuyos discursos son los ms antiguos en su gnero que conservamos. Gan gran reputacin escribiendo discursos por encargo para que los pronunciaran otros (enAtenasse exiga que los litigantes se defendieran en persona), oficio que recibi el nombre deloggrafo(trmino que significa "compositor en prosa" y que tambin designaba a los historiadores). Se conservan de l los discursos Contra su madrastra, por envenenamiento,Sobre el asesinato de HerodesySobre el coreuta, adems de unos modelos retricos, las tresTetralogas. Como orador destaca por la sutileza de sus argumentaciones, que descansan en el empleo de evidencias, testimonios y pruebas, a la vez que en los llamados 'argumentos de verosimilitud'. Su lengua literaria, el tico antiguo, integra abundantes poetismos y jonismos. Tampoco carece de fuerza narrativa.Nacido en el seno de una familia aristocrtica. Perteneca a la escuelasofista, manteniendo quetodo es uno para el , de tal suerte que nada existe de manera individual para los sentidos ni para el conocimiento humano. El mundo de la verdad lo identificaba con la naturaleza y el mundo de la apariencia (el humano) con lo falso. Fue un gran retrico y escritor de discursos polticos. Antifonte fue contemporneo deScrates, con quien debi tener largas discusiones.As, naturaleza-verdad-bondad se convierten en la aspiracin del hombre. Igualmente, en esa aspiracin por la naturaleza, la ley, humana puede ser transgredida pues no representa verdad. Defensor de la physisfrente al entre los sofistas, consider a la leycomo unaconvencin humana artificial, muchas veces contraria a la propia naturaleza y perjudicial. Las leyes son mudables, como la voluntad humana, por eso la justicia est sometida a vaivenes. As la transgresin de la ley humana en secreto no comporta pena.Para algunos se trata de una crtica del formalismo de la ley humana, siempre artificiosa y contraria al buen sentido de la naturaleza. Construir la propia humanidad representar para Antifonte el alcanzar la libertad y la igualdad humanas, superando los apetitos individuales. En su obra "La Verdad" o "Sobre la Verdad" dir:Respetamos y veneramos a los que son de padres nobles, y no respetamos ni veneramos a los que no son de noble casa. En esto nos tratamos unos a otros como brbaros, puesto que por naturaleza somos todos de igual manera en todo, brbaros y griegos.En este razonamiento se ha visto el humanismo naturalista de Antifonte.Adems de "Sobre la verdad", destaca su "Tetraloga".

ANDCIDES

Andcides(,ca.440-390 a. C.) fue uno de los primerosoradores ticos, miembro de una antigua familia aristocrtica ateniense que se haca descender del dios Hermes. Fue acusado de haber tomado parte en la mutilacin de loshermasen415y de haber profanado losMisterios de Eleusis.OBRA: Han llegado hasta nuestros das tres de sus discursos:1. el primero,Sobre su regreso, pronunciado en laekklesaprobablemente en410a.C., cuando abog sin xito que se suprimiera la limitacin de sus derechos;2. el segundo,Sobre los misterios, fue escrito en399a.C., cuando, tras la rehabilitacin en sus plenos derechos por la amnista de403a.C., se defendi con xito contra la pretensin de que continuara sujeto a la anterior limitacin (el sexto discurso de las obras deLisiasparece que es parte del proceso); es interesante como relato ocular de un suceso curioso en la historia deAtenas.3. El tercer discurso,Sobre la paz, es un discurso poltico que insta a la paz conEspartaen390a.C., el cuarto ao de laGuerra de Corinto.

ISEO DE ATENAS

Uno de los diez oradores ticos de acuerdo con el canon alejandrino. l era un estudiante de Iscrates en Atenas, y ms tarde ense Demstenes mientras trabajaba como redactor de discursos hermtico para los dems. Slo once de sus discursos sobreviven, con fragmentos de una duodcima. En su mayora tienen que ver con la herencia, con uno de los derechos civiles. Dionisio de Halicarnaso comparan su estilo de Lisias, Iseo, aunque era ms dada a emplear sofismas.VIDA: La fecha de su nacimiento y de la muerte es desconocida, pero todas las cuentas estn de acuerdo en la afirmacin de que floreci durante el perodo comprendido entre la Guerra del Peloponeso y la adhesin de Filipo II de Macedonia, por lo que vivi entre 420 y 348 antes de Cristo. l era un hijo de Diagoras, y naci en Calcis en Eubea, algunas fuentes dicen que naci en Atenas, probablemente slo porque lleg all a una edad temprana, y pas la mayor parte de su vida all.Fue instruido en la oratoria por Lisias e Iscrates. Fue despus dedica a escribir discursos judiciales para otros, y estableci una escuela de retrica en Atenas, en el que se dice Demstenes de haber sido su alumno. La Suda afirma que Iseo le instruy de forma gratuita, mientras que Plutarco relata que recibi 10.000 dracmas, y se dice adems que Iseo compuestas para los discursos de Demstenes contra sus tutores, o al menos le ayud en la composicin. Todos los detalles sobre su vida son desconocidos, y estaban tan siquiera en la poca de Dionisio, ya Hermippus, que haba escrito un relato de los discpulos de Iscrates, no mencion Iseo en absoluto.

OBRAS: En la antigedad haba 64 oraciones que llevaban el nombre de Iseo, pero slo cincuenta fueron reconocidos como autnticos por los antiguos crticos. De stos, slo once han llegado hasta nosotros, pero poseemos fragmentos y los ttulos de 56 discursos que se le atribuyen. Los once existentes son sobre temas relacionados con herencias en litigio, y Iseo parece haber sido particularmente bien familiarizado con las leyes relativas a la herencia.Diez de estas oraciones se haban conocido desde que el renacimiento de las letras en el Renacimiento, y fueron impresos en las colecciones de los oradores griegos, pero el undcimo, El legado Menecles ', fue publicado por primera vez en 1785 a partir de un manuscrito florentino por Tyrwhitt, y ms tarde por Orelli en 1814 - Adems, en 1815 Mai descubri y public la mayor media de "discurso sobre Clenimo 'Iseo legado.Iseo tambin es conocido por haber escrito un manual de redaccin de discursos titulado Techne o Idiai technai, que, sin embargo, se ha perdido.ESTILO DE ORATORIA: pesar de sus discursos se colocaron en el quinto canon alejandrino, todava no escuchamos de cualquiera de los gramticos haber escrito comentarios sobre l, excepto Ddimo de Alejandra. Pero todava poseemos las crticas sobre Iseo escritos por Dionisio de Halicarnaso, y mediante una comparacin de las oraciones que an existen con las opiniones de Dionisio, llegamos a la siguiente conclusin.El oratorio de Iseo se asemeja en muchos puntos de la de su maestro, Lisias: el estilo de ambos es pura, clara y concisa, pero mientras Lisias es a la vez simple y elegante, Iseo, evidentemente, se esfuerza por alcanzar un mayor grado de brillo y refinamiento, sin embargo, en lo ms mnimo lesionar el carcter poderoso e impresionante de su oratoria. El mismo espritu se puede ver en la forma en que maneja a sus sbditos, especialmente en su divisin ms hbil, y en la forma artstica en la que entreteje sus argumentos con varias partes de la exposicin, por lo que sus oraciones llegan a ser como una pintura en la que la luz y la sombra se distribuyen con una vista distinta para producir ciertos efectos. Fue sobre todo a causa de esta forma de gestin que se le envidiaba y censurado por sus contemporneos, como si se hubiera tratado de engaar y confundir a sus oyentes. Fue uno de los primeros que se volvi su atencin a un cultivo cientfico de la oratoria poltica, pero la excelencia en este departamento del arte no se alcanz hasta la poca de Demstenes.

LICURGO

Licurgo(griego antiguo [Lykorgos]) fue un legislador deEsparta, acerca del cual se ha discutido, desde laAntigedad, cul fue el momento histrico en el que vivi; incluso no resulta claro determinar si fue realmente una figura histrica. Se le han adscrito cronologas que van desde elsiglo XII a.C.hasta el ao 600 a.C., pero predomina la opinin de que las fechas ms probables son elsiglo VII a.C.y elsiglo IX a.C.Estableci la reforma de la sociedad espartana de acuerdo con elOrculo de Delfos. Mucha de la constitucin de Esparta se atribuye a Licurgo.Fue citado por historiadores antiguos, comoHerdoto,JenofonteyPlutarco. Jenofonte dijo: l no imit a las otras ciudades, sino que concibi cosas incluso opuestas respecto a la mayora de ellas: as hizo a su ciudad particularmente afortunada. Muchos historiadores creen que Licurgo fue el responsable de las reformas comunalistas y militaristas que transformaron la sociedad espartana en la segunda parte delsiglo VIIa.C., denominada Gran Retra.Se cuenta que su compromiso con sus leyes era tal que, tras hacer jurar a los espartanos que las acataran hasta su regreso a la ciudad, se quit la vida al salir de esta, para as, asegurar su aplicacin perpetua.Los principios sobre los que se fundan las reformas que se le atribuyen fueron: la subordinacin de todos los intereses privados al bien pblico, la imposicin de una estructura social modelada sobre la vida militar, en la que la educacin de los jvenes estaba encomendada al propio Estado, y la obligacin de sobriedad en la vida privada. Ms genricamente, se puede expresar en tres mbitos: buena educacin, menosprecio de la riqueza y amor a la patria.Se le atribuye el pensamiento de que "Lo importante de las leyes no es que sean buenas o malas, sino que sean coherentes. Solo as servirn a su propsito".

DEMSTENES

Demstenes(engriego, : Dmosthns) fue uno de losoradoresms relevantes de la historia y un importante polticoateniense. Naci enAtenas, en el ao384 a. C.y falleci enCalauria, en el ao322 a. C.Sus dotes de oratoria constituyen la ltima expresin significativa de las proezas intelectuales atenienses, y permiten el acceso a los detalles de la poltica y la cultura de laAntigua Greciadurante elsiglo IVa.C.Demstenes aprendiretricamediante el estudio de losdiscursosde oradores anteriores. Pronunci sus primeros discursos judiciales a los veinte aos de edad, cuando reclam a sus tutores que le entregaran la totalidad de suherencia. Durante un tiempo, Demstenes se gan la vida como escritor profesional de discursos judiciales y comoabogado, redactando textos para su uso enpleitosentre particulares.Demstenes se interes por la poltica durante esa poca, y fue en el354a.C.cuando dio sus primeros discursos polticos en pblico. Dedic sus aos de plenitud fsica e intelectual a oponerse a la expansin delreino de Macedonia. Idealizaba a su ciudad y luchaba por restaurar la supremaca ateniense y motivar a sus compatriotas para oponerse aFilipo II de Macedonia. Busc preservar la libertad de Atenas y establecer una alianza contra Macedonia en un intento sin xito de impedir los planes de Filipo de expandir su influencia hacia el sur, conquistando las ciudades-estado griegas. Dos aos antes de la muerte de Filipo, Demstenes tuvo un papel capital en el levantamiento deAtenasyTebascontra el rey macedonio y su hijo,Alejandro III, en la batalla de Queronea, si bien sus esfuerzos no tuvieron xito cuando la revuelta se encontr con una enrgica reaccin macedonia. Ms an: para prevenir una revuelta similar contra su propio lder, el sucesor de Alejandro, eldidocoAntpatro, envi a sus hombres para que acabaran con Demstenes. Demstenes, sin embargo, se suicid con el fin de evitar caer en manos de Arquias, confidente de Antpatro.El llamadoCanon Alejandrino, compilado porAristfanes de BizancioyAristarco de Samotracia, reconoce a Demstenes como uno de los 10 mayoresloggrafosyoradores ticos. SegnLongino, Demstenes "perfeccion al mximo el tono del discurso idealista, pasional, abundante, preparado, rpido".Cicernle aclam como "el orador perfecto" al que no le faltaba nada y Quintilianole alab dirigindose a l como "lex orandi" ("la norma de la oratoria") y diciendo de l que "inter omnes unus excellat" ("se encuentra solo entre el resto de oradores").ENTRENAMIENTO DE LA ORATORIA: Antes incluso de haber cumplido los 21 aos en el 363a.C., Demstenes haba demostrado un cierto inters por la poltica.En el 363, 359 y 357a.C. desempe el puesto detrierarca, encargndose del mantenimiento y abastecimiento de untrirreme.En el348a.C.se hizo cargo de unacorega, y pagaba los gastos de unaproduccin teatral.Cuando era nio, Demstenes tena un defecto de elocucin en el habla.Esquines se burlaba de ello, y se refera a l en sus discursos por el apodo que le ponan, Btalo,que al parecer podran haber inventado o bien sus pedagogos o bien sus propios compaeros de juegos.SegnPlutarco, durante el primer discurso pblico del joven Demstenes, la audiencia se burlaba de su problema de elocucin (dificultad en pronunciar la /R/) y su extrao y correoso estilo,que estaba plagado de largas frases con argumentos formalistas hasta un extremo duro y desagradable. Afirmaba el de Queronea que tena una debilidad en la voz,un habla extraa y difcil de entender y una falta de aire que, al romper y desenlazar las frases, oscureca mucho el sentido y el significado de lo que deca.Demstenes llev a cabo un estricto programa para superar esas deficiencias y mejorar su locucin. Trabaj la diccin, su voz y sus gestoshasta el punto que su ahnco y su devocin se volvieron proverbiales. Sin embargo, no se sabe con certeza si estos relatos son verdaderos hechos de la vida de Demstenes o meras ancdotas utilizadas para ilustrar su perseverancia y determinacin.Algunos ciudadanos, sin embargo, s que se dieron cuenta de su talento. La primera vez que abandon apesadumbrado laEkklesa(la asamblea ateniense), un anciano llamado Eunomo le anim diciendo que su diccin era muy parecida a la dePericles.En otra ocasin, despus de que la Ekklesa se negase a escucharle y mientras marchaba a casa habiendo sido rechazado, un actor llamado Stiro le sigui y le entretuvo en una amistosa conversacin.HABILIDAD ORATORIA: De acuerdo aDionisio de Halicarnaso, historiador griego y profesor de retrica, Demstenes representa la etapa final del desarrollo de la prosa tica. Este autor afirma que Demstenes reuni las mejores caractersticas de los estilos bsicos; utilizaba habitualmente el estilo de tipo medio o normal y aplicaba el estilo arcaico y el de elegancia llana cuando era necesario. En todos y cada uno de los tres estilos era mejor que sus maestros especializados.Demstenes es considerado un orador consumado, adepto de todas las tcnicas de la oratoria que utiliza de forma conjunta en su trabajo.En sus discursos judiciales iniciales, la influencia de sus primeros maestros es obvia, pero no enmascara su estilo marcado y original, que tambin aparece.Segn Harry Thurston Peck, perteneciente a la escuela clsica, Demstenes "no incrementa el conocimiento; su objetivo no es la elegancia; no busca brillantes ornamentos; en raras ocasiones toca el corazn de la gente con suaves apelaciones, y cuando lo hace, produce slo un efecto que podra mejorar cualquier orador de tercera clase. No tena agudeza, gracia o vivacidad, tal y como nosotros entendemos estos trminos. El secreto de su poder es simple, puesto que se encuentra esencialmente en el hecho de que sus principios polticos estaban ligados a su propio espritu".En su juicio, Peck coincide con Jaeger, que dijo que las decisiones polticas inminentes imbuan los discursos de Demstenes con un poder artstico fascinante.Demstenes era capaz de combinar mensajes escuetos con explicaciones extensas, armonizando con su cometido.Su lenguaje es simple y natural, no utiliza palabras extraas o artificiales. Segn Jebb, Demstenes era un artista capaz de hacer que su propio arte le obedeciera.Por su parte, Esquines estigmatizaba su intensidad, atribuyendo a sus rivales hilos de imgenes absurdas e incoherentes.Dionisio establece que el nico punto dbil de Demstenes era su falta de sentido del humor, si bien Quintiliano vea esta deficiencia como una virtud.Sin embargo, la principal crtica que se ha hecho a Demstenes parece que se ha apoyado principalmente en su negativa a hablarextempore;habindose negado a menudo a comentar asuntos que no se haba estudiado previamente.En cualquier caso, dedicaba una elaborada preparacin a todos sus discursos y, por tanto, sus argumentos son los productos de un estudio cuidadoso de cada asunto. Tambin era famoso por su capacidad de stira.De acuerdo a Cicern, Demstenes vea la forma de entregar el mensaje (los gestos, la voz, etc.) como algo ms importante que el estilo. Aunque no tena la voz de Esquines, o la capacidad improvisadora de Demades, utilizaba de forma muy eficiente su cuerpo para acentuar sus palabras,consiguiendo proyectar sus ideas y argumentos con una mayor fuerza. Sin embargo, dicha puesta en escena no era bien acogida por todo el mundo de la antigedad:Demetrio de Faleroy los comediantes ridiculizaban la "teatralidad" de Demstenes, mientras que Esquines opinaba que Leodamas de Acarnas era superior a l.LEGADO RETORICO: La fama de Demstenes perdur a travs de los siglos. Los estudiosos de laBiblioteca de Alejandraeditaron cuidadosamente los manuscritos de sus discursos, y los colegiales de laantigua Romaestudiaron su arte como parte de su propio entrenamiento en retrica.Juvenalle aclam diciendo que eralargus et exundans ingenii fons(una larga y desbordante fuente de ingenio),Los discursos de Cicern contraMarco Antoniotambin mencionaban las Filpicas.Durante laEdad Mediay elRenacimientoDemstenes mantuvo una buena reputacin por su elocuencia.Sus textos eran los ms estudiados y ledos de todos los oradores antiguos, con quizs Cicern como nico competidor real.El autor y jurista francs Guillaume du Vairalaba sus discursos por su elegante estilo y artstica composicin;John Jewel,Obispo de Salisbury, yJacques Amyot, escritor y traductor renacentista francs, ven a Demstenes como un magnfico orador, incluso "supremo".En la historia moderna, oradores comoHenry Clayhan imitado la tcnica de Demstenes. Sus ideas y principios sobrevivieron e inspiraron a personajes y tendencias polticas de nuestra poca. Demstenes constituy una fuente de inspiracin para los autores de losartculos federalistas(una serie de 85 artculos defendiendo la ratificacin de la Constitucin de los Estados Unidos de Amrica) y para los principales oradores de laRevolucin francesa.Elprimer ministrofrancsGeorges Clemenceauestuvo entre aquellos que idealizaron a Demstenes e incluso escribi un libro sobre l.Por su parteFriedrich Nietzschea menudo compuso sus frases de acuerdo a los paradigmas de Demstenes, cuyo estilo admiraba.Por otra parte, laDemosthenian Literary Society, sociedad perteneciente a laUniversidad de Georgia, recibe su nombre en honor a Demstenes, siendo un tributo a su habilidad retrica y a la forma en que mejor su habilidad oratoria.ESQUINES

Esquines(engriego,) fue unpolticoyoradorateniensenacido enAtenasen389a.C.y muerto enSamosen314a.C.Fue uno de los diezoradores ticos.Esquines fue un duro rival deDemstenes, al que se enfrent poltica y judicialmente. Esquines representaba la faccin pro-macedonia de Atenas, mientras que Demstenes reclamaba la guerra contraFilipo II.BIBLIOGRAFIA: No estn claros los datos concernientes a su parentesco y a sus primeros aos, aunque parece probable que sus padres, aunque pobres, fuesen respetables. El padre de Esquines fue Atrometos, un profesor de letras de la escuela elementaria. Su madre, Glaukothea, asista en los ritos religiosos de iniciacin para los pobres. Despus de ayudar a su padre en la escuela, pas un tiempo como actor, y sirvi en elejrcito, en donde se distingui. Tambin ocup varios puestos de alguacil en tribunales, y en particular en elBoul.Entre las campaas en las que particip Esquines se encuentra la deFliunteen elPeloponeso(368a.C.), labatalla de Mantinea del ao 362a.C., y la campaa de Focin enEubea(349a.C.). La cada deOlinto(348a.C.) llev a Esquines a la arena poltica, y fue enviado en una embajada para levantar al Peloponeso contraFilipo II de Macedonia.En la primavera de347a.C., Esquines se dirigi a la asamblea de los Diez Mil deMegalpolis,Arcadia, urgindoles para unirse y defender su independencia en contra de Filipo. Sin embargo, en el verano de 347a.C. form parte de la embajada de paz enviada a Macedonia, momento en el que parece que Filipo logr ponerle completamente de su parte.Sus dilatorias durante la segunda embajada (346a.C.) que haba sido enviada para ratificar los trminos deltratado de pazentre Atenas y Macedonia hicieron que fuese acusado porDemstenesy porTimarcodealta traicin. Esquines contraatac acusando a Timarco de haber perdido el derecho de hablar frente al pblico como consecuencia de sus relaciones en la juventud, que le haban dejado una reputacin deprostituto(Timarco haba sido eleromenosde muchos hombres en la ciudad portuaria delPireo).Esquines tuvo xito: Timarco fue sentenciado aatimiay fue destruido polticamente, segn Demstenes. Este comentario fue ms tarde interpretado porPseudo-Plutarcoen susVidas de los Diez Oradorescomo que Timarco se haba ahorcado tras abandonar la asamblea, si bien este hecho es discutido por algunos modernos historiadores.Este discurso,Contra Timarco, es considerado muy importante por la gran cantidad de leyes atenienses que cita, y por la luz que arroja sobre la construccin de relaciones homosexuales entre los hombres de esa poca. En particular, es un documento muy valioso que muestra la permisividad que exista entre los atenienses a la hora de contemplar las relaciones homosexuales entre hombres y jvenes. Muestra que dichas relaciones eran permitidas siempre y cuando estuviesen basadas en el deseo y en la persuasin, tal y como Esquines describe sus propias relaciones con jvenes, sus discusiones con ellos y los poemas que les dirige, a la vez que lo utiliza para evitar que dichas relaciones puedan usarse en su contra. Por otra parte, las relaciones que estaban basadas en acuerdos financieros en los que el joven venda sus favores a cambio de dinero (que era de lo que se acusaba a Timarco), no eran aceptadas y, por el contrario, eran condenadas.Como consecuencia de su exitoso ataque a Timarco, Esquines fue absuelto de los cargos de traicin que ste le haba imputado.En343a.C.Demstenes renov sus ataques contra Esquines en su discurso tituladoSobre la Falsa Embajada. Esquines replic con otro discurso homnimo y logr una vez ms ser absuelto de las acusaciones. En339a.C., siendo uno de los delegados atenienses (pylagorae) en laAnfictiona, pronunci un discurso que desencaden laCuarta Guerra Sagrada.En un intento de venganza, Esquines busc imputar la culpa de estos desastres a Demstenes. En336a.C., cuandoCtesifontepropuso que su amigo Demstenes fuera galardonado con la Corona de Oro por sus distinguidos servicios al estado, fue acusado por Esquines de haber violado la ley al proponer dicha mocin. El tema sigui en discusin hasta el ao330a.C., momento en que los dos rivales pronunciaron las discursosContra CtesifonteySobre la Corona. El resultado fue una completa victoria de Demstenes.Esquines se exili de forma voluntaria y se fue a vivir aRodas, en dnde abri una escuela deretrica. Ms tarde se mud a laisla de Samosen dnde muri a la edad de setenta y cinco aos.Sus tres discursos, que en la antigedad recibieron el apodo de "las tres gracias", se sitan al nivel de los de Demstenes.Fociomenciona nueve cartas escritas por Esquines a las que denomina "las nueve musas"; las doce que estn publicadas bajo su nombre (Hercher,Epistolographi Graeci) no son genuinas.

HIPRIDES

Hiprides(,Atenas, c.389a.C.-Peloponeso,322a.C.):polticoyoradorateniense, uno de los diezoradores ticos.CARRERA: Discpulo dePlatneIscrates, segn una tradicin nunca confirmada, fue un gran orador, poltico y abogado, que, entre otras muchas actividades, colabor conDemstenesen su oposicin a la supremacamacedonia.En el343a.C. denunci ante el pueblo aFilcrates, responsable dela paz del mismo nombre, por corrupcin, pero Filcrates huy antes del juicio por miedo a la ms que probable sentencia desfavorable. Tras la derrota de Atenas enQueronea(338a.C.), particip en la defensa de la ciudad por medio de su famoso y controvertido decreto por el cual se conceda la libertad a los esclavos y la amnista a desterrados, as como otra serie de medias de carcter excepcional, encaminadas a enfrentar un eventual ataque deFilipo II, que, no obstante, nunca lleg a producirse. Muri asesinado por orden de Antpatro, regente de Grecia tras la muerte de Alejandro Magno, en castigo a su promocin de la Guerra Lamiaca, con el objeto de librar a Grecia y, especialmente, a su patria Atenas, del dominio macedonio.Como orador fueron famosos sus discursos en memoria de los cados en la mencionadaGuerra Lamiaca(323 a. C.) y en defensa de laheteraFrin, acusada por Eutias, un galn desdeado por ella, de haber hecho una sacrlega parodia de losmisteriosde la diosaDemter, hecho castigado con la muerte; como no consegua persuadir a los jueces, se cuenta que Hiperides desnud el busto de la mujer ante ellos. Los jueces, sobrecogidos de temor religioso por el asombroso parecido de la hetera con la diosa Afrodita, decretaron su absolucin.OBRA: En los aos 2005 y 2008, se han publicado laseditiones principesde dos discursos suyos identificados en elPalimpsesto de Arqumedesy de los que no se conoca prcticamente nada: el Contra Timandro y el Contra Diondas.123Ambas obras arrojan nueva luz sobre la figura del orador y ofrecen datos y hechos histrico-sociales de la ltima mitad del siglo IV a. C. hasta ahora ignorados o escasamente documentados.PERSONALIDAD Y ESTILO ORATORIO: Hipereides fue un ferviente perseguidor de "la bella", que en su tiempo por lo general significa placer y lujo. Su temperamento era tolerante y buen humor. Aunque en su desarrollo de la sentencia peridico sigui Iscrates, las tendencias esenciales de su estilo son los de Lisias. Su diccin era sencilla, aunque de vez en cuando se permita palabras compuestas largas probablemente tomadas de comedia media. Su composicin es simple. Estaba especialmente distinguido por la sutileza de la expresin, la gracia y el ingenio.DISCURSOS SUPERVIVIENTES: Setenta y siete discursos han sido atribuidos a Hipereides, de los cuales setenta y cinco fueron considerados como espurio por sus contemporneos. Se dice que un manuscrito de la mayora de los discursos sobrevivido tan tarde como el siglo 15 en la biblioteca de Matas Corvino, rey de Hungra, pero ms tarde fue destruido despus de la captura de Buda por los turcos en el siglo 16. Slo unos pocos fragmentos se conocen hasta tiempos relativamente recientes. En 1847 grandes fragmentos de sus discursos de Demstenes, Contra y para Lycophron y todo para Euxenippus, fueron encontrados en una tumba en Tebas, en Egipto. En 1856 se descubri una porcin considerable de un logos epitaphios, una oracin fnebre sobre Lestenes y sus compaeros que haban cado en la guerra Lamian. Actualmente este es el mejor ejemplo de la supervivencia de la oratoria epidictica.NUEVOS DESCUBRIMIENTOS: En 2002 Natalie Tchernetska del Trinity College de Cambridge descubri fragmentos de dos discursos de Hiprides, que se consideraban perdidos, en el Palimpsesto de Arqumedes. Estos eran de la Contra Timandros y contra Diondas. El descubrimiento de Tchernetska condujo a una publicacin sobre el tema en el Zeitschrift fr Papyrologie und Epigraphik. Esto llev a la creacin de un grupo de trabajo bajo los auspicios de la Academia Britnica, que incluye investigadores del Reino Unido, Hungra y los EE.UU..Las nuevas revelaciones Hiprides incluyen dos discursos previamente desconocidos, aumentando efectivamente la cantidad de material conocido de este autor en un 20 por ciento.DISCURSOS PERDIDOS: Entre los discursos an no recuperados es el Deliacus en que la presidencia del templo de Delos reclamado por Atenas y Cos, que se adjudic la Liga Anfictinico a Atenas. Tambin falta el discurso en el que defendi la cortesana Frin ilustre en un cargo de capital: segn Plutarco, Ateneo y el discurso culmin con Hiprides despojarse de su ropa para mostrar sus pechos desnudos, frente a la cual los jueces les result imposible condenar ella.

DINARCODinarco, (,Corinto,ca.361 a. C.-ca.291 a. C.) fue el ltimo de los diezoradores ticos, hijo de Sstrato (o, segn la enciclopedia bizantinaSuda, de Scrates). En lo concerniente a los aspectos generales de su vida, dependemos de la obra deDionisio de Halicarnaso:Sobre Dinarco, cap. 2, 3 y 9. Dinarco naci en Corinto, pero se march a Atenaspara estudiar retrica conTeofrasto.A partir de336/365trabaj siempre con mucho xito comologgrafoun escritor de discursos para los tribunales. Al ser extranjero residente en Atenas (meteco), no pudo desarrollar una carrera poltica ni tampoco le estuvo permitido hablar directamente en los tribunales.Tras laGuerra Lamiacay con los grandes oradores de la poca,DemsteneseHiprides, ya fallecidos, Dinarco se qued solo y ejerci la supremaca en esa actividad tan lucrativa.Durante el gobierno de su amigo y protectorDemetrio de Falero, alcanz su mximo encumbramiento y los aos317-317fueron los ms prsperos de su vida. En la cada de Demetrio Falreo en (307/306) y la restauracin de la democracia porDemetrio Poliorcetes, Dinarco, sospechoso por su riqueza y quiz an ms por su amistad con "los que abolieron la democracia" (FGrH, 328 F 66), fue condenado a muerte y tuvo que exiliarse aCalcisenEubea.Dionisio conoca 87 de los discursos atribuidos a Dinarco y de 60 de ellos confirm su autora. Slo poseemos tres considerados autnticos por los especialistas:Contra Demstenes,Contra Aristogitn, yContra Filocles, todos ellos relacionados con las investigaciones de la desaparicin del dinero depositado en Atenas paraHrpaloen (324/323 adC) por elArepago, el cual despus de consultar, inform que nueve hombres haban recibido sobornos de Hrpalo, (el tesorero fugitivo deAlejandro), y design fiscales para el caso. Dinarco escribi para uno o ms de los fiscales los tres discursos antedichos.Tres discursos incluidos en la lista deDionisio de Halicarnasose encuentran en elcorpusde Demstenes (Orationes45, 46 y 58), pero los especialistas no creen que puedan atribuirse a Dinarco.Las simpatas de Dinarco fueron en favor de unaoligarquaateniense bajo controlmacedonio; pero ello podra recordar que l no era ciudadano ateniense.EsquinesyDmadesno lo tuvieron como excusa.En el asunto de Hrpalo, Demstenes era sin duda inocente, y, probablemente, fue otro de los acusados. Sin embargo,Hiprides, el ms ardiente patriota, estuvo del mismo lado que Dinarco.Bajo la regencia de su viejo maestro, Demetrio de Falero, Dinarco ejerci gran influencia poltica. Dinarco seala el declive de la oratoria tica. Demostr ser poco original excepto en una cierta habilidad para el uso de metforas nueva. Imit a sus precedesores, sobre todo a Demstenes (Hermgenes,Id.ii.11 lo llamakrtinos Dmosthns, "un Demstenes de bagatela"), pero no desarroll un estilo propio.Conoca la tcnica de la composicin en prosa y dominaba todos los trucos del oficio de orador.Fue competente hasta cierto punto, pero su obra es descuidada y falta de gusto.El orden de sus discursos resulta incoherente. Sus frases son largas y sin forma, de algunas figuras retricas, e.g. epanalepsis y asndeton, hace un uso desmesurado, y su invectiva es tan sumamente exagerada que pierde todo su significado.Sobre el292, gracias a las negociaciones de su amigoTeofrasto, pudo regresar a Atenas. Ya prcticamente ciego, se qued a vivir en casa de su amigo Prxeno, a quien al poco tiempo denunci para recuperar un dinero que se le haba extraviado en la casa, la nica vez que Dinarco estuvo en los tribunales. ste es el ltimo dato de su vida que conocemos.Dinarco muri en Atenas hacia el291.