Federico: Anti Maquiavelo

Download Federico: Anti Maquiavelo

Post on 07-Jun-2015

198 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Federico II de Prusia: Ensayo de una crtica a Maquiavelo sobre el prncipe y su arte de gobernar. Fecha de Edicin 1740

TRANSCRIPT

<p>FEDERICO EL GRANDE DE PRUSIA EL ANTI-MAQUIAVELOEnsayo de una crtica a Maquiavelo sobre el prncipe y su arte de gobernar Fecha de Edicin 1740 Edicin electrnica- Buenos Aires 2006 INDICE El Rey de las Mil Caras (Resea Biogrfica) Niez y Primera Juventud El Rey El organizador El artista Prlogo del Traductor El arte de lo posible Del dicho al hecho... El objeto de la poltica Realismo prctico Visin poltica EL ANTI-MAQUIAVELO Prefacio: Examen del Prncipe de Maquiavelo Captulo I: De las varias clases de principados y del modo de adquirirlos. Captulo II: De los principados hereditarios Captulo III: De los principados mixtos Captulo IV: Por qu, ocupado el reino de Daro por Alejandro, no se rebel contra sus sucesores despus de su muerte. Captulo V: De qu manera deben gobernarse los Estados que, antes de ocupados por un nuevo prncipe, se regan por leyes propias. Captulo VI: De los principados que se adquieren por el valor personal y con las armas propias. Captulo VII: De los principados nuevos que se adquieren por la fortuna y con las armas ajenas. Captulo VIII: De los que llegaron a prncipes por medio de maldades. Captulo IX: Del principado civil Captulo X: Cmo deben medirse las fuerzas de los principados Captulo XI: De los principados eclesisticos. Captulo XII: De las diferentes clases de milicia y de los soldados mercenarios Captulo XIII: De los soldados auxiliares, mixtos y mercenarios Captulo XIV: De las obligaciones del prncipe en lo concerniente al arte de la guerra. Captulo XV: De las cosas por las que los hombres, y especialmente los prncipes, son alabados o censurados Captulo XVI: De la liberalidad y de la miseria Captulo XVII: De la clemencia y de la severidad, y si vale ms ser amado que temido Captulo XVIII: De qu modo deben guardar los prncipes la fe prometida Captulo XIX: El prncipe debe evitar ser aborrecido y despreciado. Captulo XX: Si las fortalezas y otras muchas cosas que los prncipes hacen son tiles o perjudiciales. Captulo XXI: Cmo debe conducirse un prncipe para adquirir consideracin. Captulo XXII: De los ministros o secretarios de los prncipes. Captulo XXIII: Cundo debe huirse de los aduladores. Captulo XXIV: Por qu muchos prncipes de Italia perdieron sus Estados. Captulo XXV: Del dominio que ejerce la fortuna en las cosas humanas, y cmo resistirla cuando es adversa.. Captulo XXVI: De las distintas clases de negociaciones y de causas de las guerras que deben ser llamadas justas. NOTA BIBLIOGRFICA</p> <p>1</p> <p>Resea biogrfica EL REY DE LAS MIL CARAS Federico II de Prusia, de la Dinasta Hohenzollern, naci en Berln un 24 de enero de 1712, hijo de Federico Guillermo I de Prusia y nieto de Jorge I, lector de Hannover y rey de Gran Bretaa. Niez y Primera Juventud Federico, seguramente no tuvo lo que hoy llamaramos una niez feliz. Su padre, que pas a la Historia como el Rey Soldado, lo educ en un ambiente autoritario, duro y militar que resultaba diametralmente opuesto a sus inclinaciones naturales ms inclinadas hacia el pensamiento, las bellas artes y las ciencias. A la edad de 18 aos, harto de la tirana paterna, intent fugar a Inglaterra con su amigo Hans Hermann von Kate pero la tentativa fue descubierta, ambos fueron encarcelados en la fortaleza de Kustrin y Federico Guillermo I hizo decapitar a von Kate ante los propios ojos de Federico. Ms tarde, en 1733, tambin por imposicin paterna, contrajo matrimonio con Elisabeth Christine Braunschweig con la cual convivi slo formalmente y no tuvo descendencia. El Rey Ascendi al trono en 1740 y, contra lo que algunos esperaban, no se dedic ni a la msica, ni a la filosofa, ni a la literatura. Su primer preocupacin fue la de consolidar y fortalecer el poder de una Prusia que hasta ese momento no haba conseguido remontarse ms all de un muy discreto rango, casi provinciano, entre las grandes potencias europeas. Inici la Primera Guerra de Silesia por medio de la cual busc darle a Prusia, considerablemente desmembrada y muy pobre en recursos naturales, una regin econmicamente ms favorable y ms fcil de defender. En Silesia, obtuvo la brillante victoria de Mollwitz, que demostr tanto la eficacia del ejrcito creado por su padre como su propio talento estratgico. Hasta 1742, la debilidad de los austracos lo indujo a una alianza con Francia de la que se retir una vez que tuvo asegurada la posesin de Silesia. Pero Austria no se resign tan fcilmente a ceder parte de sus territorios. Los problemas de sucesin que enfrentaban los Habsburgos y que desembocaron en la llamada Guerra de Sucesin de Austria, prcticamente obligaron a Federico a iniciar una nueva campaa en 1744. Durante la misma, salv en varias ocasiones a su ejrcito del desastre gracias a su genio militar. En la paz de Dresde en 1745, Austria termin reconociendo a Prusia la posesin de Silesia, pero los conflictos de fondo estaban lejos de haber quedado resueltos. En 1756 se form la coalicin de Austria, Rusia, Francia y Suecia contra Prusia. sta, a su vez, recibi un no demasiado entusiasta apoyo de Gran Bretaa ya que a los ingleses les convena tener a Francia ocupada con problemas en el continente. La guerra que estall es conocida como la Guerra de los Siete Aos. Econmicamente signific un tremendo desgaste para Prusia pero sali de ella convertida en potencia militar y Federico, a partir de all sera conocido como El Grande. La pequea y provincial Prusia, el otrora estercolero del Sacro Imperio Romano Germnico, se sentaba ya a la mesa de las otras cuatro grandes potencias europeas, si no en un pie de igualdad, al menos infundiendo un saludable respeto. Austria, Francia, Rusia e Inglaterra apartir de all tuvieron que incluir en sus proyectos a un quinto interlocutor. Federico no slo conserv Silesia sino que recuper Pomerania, Sajonia y otros territorios ocupados por sus enemigos. En Rusia, la muerte de la zarina Isabel, el interregno de Pedro III y finalmente el ascenso al trono de Catalina II La Grande le permitieron a Federico aproximarse a Rusia y comenzar con la reconstruccin de su pas devastado por la guerra. De su pacto con Catalina II de Rusia obtuvo la Prusia polaca, adems de Danzig (hoy Gdansk) y Thorn. Esto le permiti unir las regiones de Brandenburgo y Pomerania. Desde ese momento Federico pudo llamarse Rey de Prusia y no tan slo Rey en Prusia como haba sido coronado. El organizador Federico no destruy ni aboli a la nobleza prusiana. Simplemente se apoy en ella y aprovech su propio prestigio para ponerla en su lugar. A partir de all, emprendi toda una serie de reformas e innovaciones cuyo solo listado es poco menos que asombroso. A Federico se lo cita con frecuencia por haber construido una gran y muy eficiente maquinaria militar. Es cierto: continuando con la obra iniciada por su padre, construy un formidable ejrcito estable de unos 150.000 hombres cuya disciplina y organizacin sirvieron luego de modelo para las fuerzas militares del mundo entero. l mismo fue, indiscutiblemente, un brillante estratega. La Historia militar lo registra como un maestro en el arte de la batalla a campo abierto: en 11 aos de guerra libr 15 batallas de las cuales triunf en 12. En</p> <p>2</p> <p>comparacin, sus generales se batieron en 7 batallas y fueron vencidos en 5. Pero adems de eso, centraliz la administracin dotndola de funcionarios altamente capacitados y dedicados. Aument la presin fiscal para dotar de recursos al Estado pero suprimi las aduanas interiores y cre una banca estatal. Reform la administracin de justicia sobre el principio de la estricta igualdad ante la ley al punto que concedi a todo ciudadano el derecho a dirigirse al rey, ya fuese por carta o personalmente. Su famoso principio en cuanto a que el Rey es el primer servidor del Estado marc lmites bastante estrechos a la posibilidad de abusos tanto a la burocracia estatal como a la nobleza. En 1777 reprenda a su ministro de justicia a travs de una carta que se ha conservado con los siguientes trminos: Me desagrada sobremanera que se proceda tan duramente con las personas pobres que deben realizar trmites procesales en Berlin y que se las amenace con arrestarlas tal como sucedi, por ejemplo con un tal Jacob Dreher de Prusia Oriental quien se encuentra en Berlin con motivo de un proceso y al cual la polica ha querido arrestar. Ya he prohibido este tipo de proceder y deseo poner en su conocimiento que en mis ojos un campesino pobre vale lo mismo que el ms distinguido de los condes y el ms rico de los nobles. La justicia vale igual para las personas distinguidas que para las humildes! Aboli la tortura y elimin gran parte de la censura. Prusia fue la primer monarqua absoluta que tuvo al menos una limitada libertad de prensa. Su argumento para concederla fue tan custico como irrebatible: Si quieren leer cosas interesantes, no joroben a los escritores!. Durante su reinado se cre un cdigo de procedimiento civil que independizaba al Poder Judicial del Ejecutivo, y un cdigo civil que rigi entre 1794 hasta 1900. Foment la inmigracin y la instalacin de colonos, especialmente de campesinos, en las regiones devastadas por la guerra. Mejor las condiciones de vida de los campesinos en general. En varias notas biogrficas se afirma que Federico no realiz importantes cambios sociales. Esta es una verdad a medias. Es cierto que su proyecto de terminar con la servidumbre del campesinado choc contra la tenaz resistencia de la nobleza y los grandes terratenientes, pero en los condominios dependientes directamente de la corona la abolicin de la servidumbre fue gradualmente implementada. En los nuevos territorios adquiridos se construyeron pueblos y se asentaron campesinos libres. Por otra parte, es innegable que las reformas jurdicas impulsadas por Federico II sirvieron luego de base a los posteriores reformadores prusianos (v. Stein, Hardenberg, von der Marwitz y otros) que al final terminaron con la servidumbre no slo en todas las posesiones pblicas sino tambin en las de la nobleza. Un hecho que puede parecer secundario pero que tuvo una enorme importancia es que Federico cambi buena parte de las costumbres alimentarias y agrcolas de su pueblo introduciendo nuevos cultivos. La papa apareci en Prusia por su iniciativa, as como tambin fue suyo el proyecto de desecar los pantanos del curso inferior del Oder, algo que le hizo ganar al reino nuevos y frtiles territorios de cultivo. Impuls la adopcin de las ms novedosas tcnicas productivas. Logr un gran desarrollo econmico promoviendo el comercio y la industria con medidas efectivas. Estableci y foment la tolerancia religiosa introduciendo la libertad de culto y eliminando la discriminacin por motivos de fe. Gracias a su poltica de tolerancia, Prusia absorbi minoras religiosas enfrentadas en otras partes como la de los hugonotes y los catlicos. En el Forum Fredericianum de Berlin hay una iglesia protestante y una catlica dispuestas lado a lado. Algo prcticamente inaudito para el Siglo XVIII. Prusia, bajo Federico II, creci de una manera notable. A pesar de las bajas sufridas en las campaas y las guerras, los 2.5 millones de habitantes que tena en 1740 llegaron a ser 6 millones hacia fines de la dcada de los 80 del Siglo XVIII. El artista Y a todo esto, no dej de ser un espritu sensible, extremadamente refinado, con un exquisito gusto por las artes y un penetrante intelecto. Su corte estuvo poblada de intelectuales y artistas. Desfilaron por ella desde Voltaire hasta Bach, que le dedic su Ofrenda Musical compuesta sobre un tema sugerido por el mismo monarca. Aparte de ello, Federico fue un eximio</p> <p>3</p> <p>ejecutante de flauta traversa. Compuso varias piezas musicales, como, por ejemplo, una Sinfona en Re mayor y conciertos para flauta. Como arquitecto dise los planos de los palacios de Sans-Souci y Potsdam y del edificio de la pera de Berln. Hasta consigui crear un estilo propio ubicado aproximadamente a media distancia entre el rococ y el neoclsico. Encar y dirigi el reordenamiento urbano de Berln, convirtiendo a la gris ciudad provinciana en una urbe moderna y pujante. En materia de educacin foment las ciencias volviendo a fundar la Academia de Berln y declar obligatoria la asistencia a las escuelas, desde los cinco hasta los 13 aos. Durante su gestin se construyeron ms de 100 escuelas. Como escritor, aparte del Anti-Maquiavelo, escribi obras de filosofa poltica, un ensayo sobre las formas de gobierno y varios otros trabajos. En 1770 confirm a Kant como profesor en Knigsberg. Su biblioteca lleg a tener ms de 4.000 libros. Sus obras completas fueron publicadas en 30 volmenes entre 1846 y 1857. Muri el 17 de agosto de 1786 en Sans Souci, la residencia que haba diseado para si mismo y el nico lugar de la tierra en dnde, sentado a una mesa, rodeado de brillantes y prestigiosos artistas, intelectuales y amigos, conversando con ellos sobre los ms diversos temas en un derroche de nivel, ingenio y humor, quizs, a veces, hasta es posible que haya conseguido ser feliz. PRLOGO DEL TRADUCTOR El arte de lo posible Los crticos del Anti-Maquiavelo de Federico el Grande han tenido una tarea fcil. Nadie puede negar que es muy sencillo tomar la obra de un joven prncipe de 28 aos y luego compararla con las decisiones de un rey que gobern durante casi medio siglo y que muri apenas tres aos antes de la Revolucin Francesa de 1789. Que la dura realidad se encarga de corregir a las ms elaboradamente construidas teoras es algo que difcilmente necesite ser demostrado. Como que tampoco es demasiado necesario abundar en ejemplos para ilustrar cmo las ms nobles intenciones del ms honesto de los estadistas terminan tarde o temprano chocando contra lo posible y lo viable en materia de poltica prctica. Juzgando muy superficialmente y tomando a Maquiavelo y a Federico el Grande como competidores de un torneo intelectual, alguno quizs sonreir socarronamente dndole la victoria al florentino por amplio margen. Slo que en la realidad en esa realidad real que muchas veces se les escapa a quienes confunden realismo con materialismo y an con trivialidad las cosas no son tan sencillas. Porque la verdadera realidad, la realidad completa sin cercenamientos dogmticos preconcebidos, muchas veces no slo sigue a Aristteles y transita por algo labernticos caminos intermedios sino que, adems, presenta muchas ms componentes y variables que las detectables a simple vista. Del dicho al hecho... Si se repasa con atencin la vida de Federico el Grande dndole al aspecto militar y blico slo la importancia que le corresponde y despus, con la misma atencin, se lee su Anti-Maquiavelo seguramente se descubrirn discrepancias entre la teora y la prctica; entre la afirmacin intelectual construida en la soledad del gabinete y la decisin poltica concreta tomada bajo circunstancias determinadas y elegida entre una gama limitada de alternativas viables, a veces sobre el mismo campo de batalla. Pero ms all de eso, habr que tener muy mala fe para no descubrir concordancias notables y hasta pensamientos que resultan vlidos ms all de entornos y posibilidades circunstanciales. Cuando Federico II afirma, por ejemplo, que E...</p>