Expansión acústica en las Folk Songs de Luciano Berio

Download Expansión acústica en las Folk Songs de Luciano Berio

Post on 02-Feb-2017

217 views

Category:

Documents

4 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>1</p><p>Revista de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>La msica tradicional como fuente de expansin acstica en las Folk Songs de Luciano Berio&gt; Carolina noguera Palau</p><p>1. introduCCin</p><p>El uso de materiales de la prctica musical folklrica en la </p><p>disciplina de la msica culta no es reciente. Basta recordar los </p><p>aires danzarios que incluy Bach en sus suites instrumentales, </p><p>el caso de Mozart evocando las bandas turcas de Jenzaros </p><p>en el tercer movimiento de su Sonata No. 11 en La mayor </p><p>K331 (conocido como Marcha Turca, o Alla Turca), o el de los </p><p>compositores romnticos Frederic Chopin y Franz Liszt, quienes </p><p>citaron en muchas de sus obras para piano aires basados en el </p><p>folclor polaco y hngaro, como las Polonesas y Mazurcas o las </p><p>Rapsodias Hngaras. Y a medida que nos acercamos a nuestros </p><p>tiempos, los ejemplos se multiplican. Sin embargo, en la mayor </p><p>parte de estos casos el recurso a la tradicin folclrica se ha hecho </p><p>adaptando sus sonidos a las posibilidades de la escritura musical </p><p>convencional. Es relevante notar que el aporte de la msica </p><p>folklrica ms recurrente ha sido en el campo de lo meldico, </p><p>bien porque muchas obras del repertorio clsico han incluido </p><p>citas del repertorio o los repertorios- folklricos, o bien porque </p><p>Carolina Noguera Palau</p></li><li><p>2</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>se han adoptado los modos y las escalas de las msicas autctonas de distintas regiones </p><p>del mundo. Los aportes que se relacionan con otros parmetros siguen concerniendo a </p><p>los elementos musicales ms evidentes: alturas, duraciones y forma; es decir, el contorno </p><p>rtmico-meldico y el contorno de la estructura. Por esta razn, la insercin ha operado </p><p>en un ejercicio de traduccin de los materiales folklricos mencionados a la notacin </p><p>musical convencional, depurndolos de lo que desde el punto de vista clsico seran </p><p>ciertas imperfecciones y unificando las diferentes versiones en uso. </p><p>No obstante ha habido otras formas de aproximacin a la msica folklrica en las que no </p><p>se han adaptado sus materiales a las limitaciones de la notacin, sino que las fronteras de </p><p>esta ltima se han expandido para incorporar con mayor fidelidad los fenmenos acsticos </p><p>de la primera, que bien resultan complejos e interesantes. Dichos fenmenos usualmente </p><p>han tendido a ser desdeados porque con frecuencia pueden ser involuntarios por parte </p><p>del ejecutante, producto del descontrol o del azar, aunque otras veces pueden ser </p><p>intencionales y formar parte de los recursos idiomticos de los gneros particulares, que </p><p>por lo general sern transmitidos por tradicin oral e imitacin. Quienes han observado </p><p>meticulosamente las manifestaciones del sonido de la msica folklrica han notado que </p><p>si se quieren incorporar en la msica escrita se exige una expansin de los lmites de la </p><p>notacin tradicional. </p><p>Entre los compositores del siglo XX que se han interesado en capturar estos fenmenos </p><p>podemos citar al tambin etnomusiclogo hngaro Bla Brtok con sus transcripciones </p><p>de ms de mil melodas hngaras y de la regin de Europa del Este. En ellas incluye </p><p>inflexiones micro-tonales de la voz, ornamentaciones que subdividen el espacio </p><p>rtmico en unidades correspondientes a nmeros primos (quintillos o septillos), as </p><p>como superposiciones rtmicas y armnicas de dichas situaciones. En tales ejemplos </p><p>ms que traducir al sistema de las prcticas convencionales de la notacin clsica, se </p><p>est utilizando la misma para registrar situaciones atpicas, provenientes de culturas </p><p>campesinas cuyas costumbres resultaron en su momento desconocidas al odo tradicional </p><p>occidental. Posteriormente este trabajo investigativo le sirvi de apoyo a Brtok para su </p><p>trabajo como compositor.</p><p>Otro fenmeno peculiar que trasciende el uso de contornos rtmico-meldicos o el apoyo </p><p>en las formas binarias convencionales de las msicas populares, es el del compositor </p><p>estadounidense Charles Ives. Este compositor, adems de hacer alusiones o incluso </p><p>utilizar citas textuales de himnos y marchas preexistentes en el repertorio popular </p><p>norteamericano, explor el fenmeno acstico de la simultaneidad, tpico de los </p><p>eventos sociales o fiestas populares en los que varios ensambles instrumentales o </p></li><li><p>3</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>bandas ejecutan al mismo tiempo las piezas de su repertorio. El resultado de esta nueva </p><p>observacin de Ives es un espacio de simultaneidad textural estructural, que claramente </p><p>puede verse en obras como The Unanswered Question (1906 rev. 1934) o Central Park in </p><p>the Dark (1906, 1909). En estas piezas, as como en muchas otras de su catlogo, distintos </p><p>planos sonoros son desarrollados de manera independiente y simultnea.</p><p>En este artculo me concentrar en el caso de Luciano Berio, particularmente en lo que </p><p>respecta a sus Folk Songs I (1964). Me propongo mostrar cmo en estas piezas Berio se </p><p>preocupa por introducir en su lenguaje compositivo los gestos estilsticos de la prctica </p><p>de la msica folklrica, ampliando las posibilidades de la notacin convencional y </p><p>extendiendo los recursos orquestales.</p><p>2. el CiClo de las Folk songs </p><p>En este ciclo, escrito hace ms de cuarenta y cinco aos, se exponen de manera </p><p>concisa, efectiva y sensata algunas tcnicas y maneras de integracin de elementos que </p><p>constituyen un punto de encuentro de dos universos musicales. Berio llevar este tipo </p><p>de exploracin a un grado ms alto de elaboracin en obras posteriores como Naturale </p><p>(1985-1986) y Voci (Folk Songs II) (1984). En estas piezas Berio hace un amplio comentario </p><p>no slo de las canciones mismas que orquesta en el caso del primer ciclo, sino que </p><p>explora, expande, amplifica y despliega elementos acsticos propios de las prcticas y </p><p>los contextos de estas prcticas- a las que pertenecen los Textos o materiales musicales </p><p>originales que est utilizando.</p><p>El compendio de las Folk Songs I tuvo su aproximacin inicial en las Tre canzoni popolari </p><p>para voz y piano (1947), a las cuales se aadi una cuarta cancin en 1952 el compendio </p><p>pas a llamarse entonces Quattro canzoni popolari. El ciclo en su versin definitiva est </p><p>conformado por 11 canciones, fue completado en 1964, y est escrito para mezzosoprano </p><p>y siete instrumentos (flauta, clarinete, arpa, viola, cello y dos percusionistas) aunque </p><p>posteriormente en 1973 Berio hizo una adaptacin para mezzosoprano y orquesta-. En </p><p>todo caso, tomar como referencia la versin original del 64 para mezzosoprano y septeto </p><p>para describir en qu consiste el comentario de Berio sobre esta msica y su exploracin </p><p>de fenmenos acsticos derivados de ella.</p><p>En un primer nivel hay una tendencia a evitar el reduccionismo e incorporar en la </p><p>notacin ciertos accidentes interpretativos, como algunas desafinaciones, o notas </p><p>que sirven de apoyo para alcanzar las notas estructurales de la lnea meldica, </p></li><li><p>4</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>as como pequeas libertades en el tempo que superan la instruccin del rubato y pasan </p><p>a una notacin rtmica en la que la afeccin de la regularidad rtmica est escrita con </p><p>valores de duracin precisos. Para este caso examinar en detalle la primera cancin del </p><p>ciclo en mencin.</p><p>3. BlaCk is the Color</p><p>Ya desde el solo introductorio de Black is the color, se abre un universo de </p><p>indicaciones a la interpretacin. Segn la primera instruccin, like a wistful dance </p><p>fiddler, quien ejecute la viola tendr que buscar un sonido que evoque una danza </p><p>melanclica interpretada por un fidel (tambin conocido como fiedel o fdula). Esto de </p><p>entrada sugiere varias cosas: Por un lado deber buscarse un sonido rstico, arcaico </p><p>como de fidel-, que se resalta con la indicacin alla corda, la articulacin portato y el </p><p>mf general, as como con el predominio de las cuerdas al aire y la sonoridad recurrente </p><p>de quintas justas. Por otro lado esta brusquedad sonora debe ir acompaada de una </p><p>expresin melanclica, pero no demasiado triste, lrica o lenta, sino evocando un aire </p><p>danzario, lo que se enfatiza con la subdivisin ternaria del pulso con que abre el solo y </p><p>la indicacin de tempo de negra igual a 72. Por ltimo, a esta combinacin de aspereza </p><p>expresiva de danza se le aade una instruccin adicional, no explcita, de tocar </p><p>libremente, a travs de la omisin de las barras de comps.</p><p>Sin embargo, esta manera libre de tocar funciona como una interpretacin de una </p><p>lnea que bien podra estar notada en 6/8, de acuerdo con los acentos por patrn y el </p><p>diseo meldico, as como por la costumbre de escribir las danzas medievales en lo que </p><p>para nosotros actualmente corresponde a tal mtrica. Sin embargo, en lugar de seguir </p><p>tal costumbre reductiva y aadir una indicacin como rubato con expressione, Berio </p><p>produce una partitura precisa y compleja cuyo resultado sonoro es muy cercano a la </p><p>soltura interpretativa propia de la tradicin en la que se est apoyando. De este modo la </p><p>idiosincrasia estilstica de la fuente pasa a convertirse en un elemento estructural de lo </p><p>registrado por la partitura. </p><p>Veamos. El primer pulso del fragmento tomado de la partitura de Berio claramente </p><p>corresponde a una subdivisin ternaria del pulso, que corresponde a la mtrica de 6/8, </p><p>cuando se hace reiterativa y estructural. El segundo pulso ya no est escrito de esa </p><p>forma, sino que se hace uso de la subdivisin binaria con la figura de corchea con </p><p>doble puntillo y fusa. Sin embargo, el impulso general del motivo meldico, que </p><p>llega hasta la primera parte del cuarto pulso, contiene dos lugares fuertemente </p></li><li><p>5</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>acentuados: estos son, el primero (a) situado en el tiempo fuerte del segundo pulso </p><p>y el segundo (b) que corresponde al dbil del tercer pulso extendindose hasta el </p><p>cuarto. Dichos lugares contienen la mayor acumulacin de duracin (acento aggico), </p><p>corresponden a los dos nicos lugares de disonancia y este contraste con respecto a la </p><p>consonancia general de los otros lugares intervlicos genera un acento armnico: a </p><p>constituye un intervalo de segunda menor y b de segunda mayor. Adems, ambos lugares </p><p>tienen indicaciones de articulacin de portato, y adicionalmente a est acentuado con </p><p>una indicacin de fraseo.</p><p>Figura 1</p><p>La mayor coincidencia de acentuaciones en a hace de ese punto el primer tiempo de </p><p>una estructura anacrsica, como lo muestra la Figura 2, que constituye una adaptacin </p><p>reduccionista en 6/8 hecha por m, de acuerdo con los acentos previamente sealados, </p><p>con fines meramente pedaggicos.</p><p>Figura 2</p><p>Pero claramente esta forma est siendo evitada para aadir un carcter improvisado, </p><p>espontneo y un poco irregular a la lnea de la viola. De manera semejante, ciertas </p><p>acciaccaturas que en msica popular ocurren como notas fantasma, accidentales, </p><p>sonidos como de gestos que toman impulso, apoyos para alcanzar la nota que </p><p>realmente se quiere tocar, en la partitura de Berio estn escritas. Lo anterior se </p><p>infiere respecto de la variacin que constituyen de la meloda expuesta en los </p></li><li><p>6</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>primeros pulsos. La figura 3 contiene dichos gestos, es la versin original, y la figura 4 las </p><p>omite para mostrar las notas que constituyen el contorno de lo que sera tradicionalmente </p><p>notable en 6/8 y su relacin con el primer impulso mostrado en la Figura 2.</p><p>Figura 3</p><p>Figura 4</p><p>Poco despus de la entrada de la mezzosoprano se indicar a la lnea de la viola tocar </p><p>independiente del canto, en otro tempo, con ausencia de coincidencias mtricas. Esto </p><p>nos sita en una textura por planos, muy comn en las prcticas de la msica clsica </p><p>contempornea o del siglo XX para ser precisos-, especialmente la que admite sutilmente </p><p>el elemento de la improvisacin en la textura, como las Chains de Witold Lutoslawsky </p><p>(1984, 1988) o Pli selon pli de Pierre Boulez (1967). Pero igualmente es muy comn en las </p><p>prcticas de la msica de bandas callejeras y ciertas agrupaciones de msica folklrica </p><p>que se entreteja una relacin entre las partes de tipo simultneo, por capas individuales, </p><p>algo que Berio est enfatizando en esta pieza, como lo ilustra la Figura 5, tomada de la </p><p>Folk Song de Berio. </p><p>Sobre este pasaje, cabe notarse tambin que en la escritura de la mezzosoprano se </p><p>enfatiza un sentido libre de interpretacin, en el hecho de que se evitan marcar primeros </p><p>tiempos de pulso, y cuando se hace se alternan subdivisiones binarias y ternarias, como </p><p>en el tercer comps del 2/4. Por otro lado, tambin en este fragmento as como en lo que </p><p>llamamos a en la Figura 1, la lnea de la viola est siendo apoyada todo el tiempo por un </p><p>bordn en la cuerda de Re en a ocurra algo semejante pero en la cuerda de La-. Este </p><p>fenmeno bien puede ser un recurso estilstico de la msica pagana medieval, aunque </p><p>tambin es un fenmeno que ocurre en algunos intrpretes de cuerda frotada de </p><p>msica popular, que tocan con una presin tal y un cierto ngulo en la posicin </p><p>del arco que es inevitable tocar siempre dos cuerdas al mismo tiempo, siendo una </p></li><li><p>7</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>de ellas una cuerda al aire. En cualquier caso es de inters notar el hecho de que esta </p><p>situacin est siendo transcrita, a pesar de que no hace parte del contorno principal de la </p><p>meloda. </p><p>Figura 5</p><p>4. Motettu de tristura</p><p>En un segundo nivel, aparece la octava cancin del ciclo, arreglo de la cancin popular </p><p>originaria de Sardinia, Motettu de Tristura. En esta pieza la tensin no se elabora a </p><p>partir del elemento rtmico danzario en contraposicin con el interpretativo. Esta no es </p><p>una danza; es una cancin popular en la que no se hace explcita una invitacin a tocar </p><p>con melancola como s se hace en Black is the color, no obstante todos los elementos </p><p>se componen para crear una atmsfera de tal afecto. Se conjugan aqu distintos </p><p>elementos en una textura heterofnica a diferencia de la textura por planos mencionada </p><p>en el anlisis de la pieza anterior-. Lo interesante desde el punto de vista del timbre </p><p>es que la percusin tendr un papel protagnico y los instrumentos de cuerda estarn </p><p>subordinados a ella, amplificndola y colorendola. </p><p>La letra del canto es un lamento que est dirigido a un ruiseor: Cmo te pareces a </p><p>m cuando lloro por mi amada/o! cuando me entierren cntame esta cancin. Y la </p><p>presencia del ave ser lo que determine la forma de la pieza, pues la gran articulacin </p><p>ocurre con la entrada del piccolo imitando el canto de algn pjaro, quizs el de un </p><p>ruiseor.</p><p>La sonoridad general de esta folk song es oscura y densa, determinada por su </p><p>armona permanentemente disonante, esttica. Las cuerdas harn un solo acorde </p></li><li><p>8</p><p>SonogramaRevist a de pensament musical</p><p>nm.006 any2010</p><p>www.webdemusica.org</p><p>de quinta justa sobre Mi, con oscilaciones superiores e inferiores de cuartos de tono. Se </p><p>sugiere una tonalidad general, la de mi menor, no slo porque la armadura corresponde, </p><p>sino porque sobre esta quinta oscilante y borrosa en las cuerdas el contorno de la </p><p>meloda est inequvocamente contorneando esta tonalidad, y el arpa tiene la triada </p><p>completa, tambin con oscilaciones ascendentes y descendentes, pero a difere...</p></li></ul>