exodo aw pink

Author: melekh-esau-ricse-yllescas

Post on 02-Mar-2016

42 views

Category:

Documents


3 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • EL LIBRO DE XODO por A.W. Pink

    CONTENIDO

    I. Estudios introductorios: La geografa del xodo II. Estudios introductorios: Material para una historia de Moiss

    III. Una revista Sinptica y un Prlogo

    IV. Nacimiento y preparacin de Moiss

    V. Moiss frente a la Zarza Ardiendo

    VII. Las diez plagas, el gran duelo (contina) VIII. La institucin de la Pascua

    IX. La salida fuera de Egipto, El paso del Mar Rojo y el cntico triunfal X. Desde el Mar Rojo hasta Sina XI. Desde el Mar Rojo hasta Sina (contina) XII. El Pacto dado en SinaSus rasgos generales

    XIII. El Pacto dado en Sina

    XIV. El DeclogoPrimero y segundo Mandamientos

    XV. El DeclogoEl Tercer Mandamiento

    XVI. El Declogo'El Cuarto Mandamiento

    XVII. El DeclogoEl Quinto Mandamiento

    XVIII. El DeclogoEl Sexto Mandamiento

    XIX. El Declogo*Sptimo Mandamiento

    XX. El DeclogoEl Octavo Mandamiento

    XXI. El Declogo*'El Noveno Mandamiento

    XXII. El DeclogoEl Dcimo Mandamiento

    XXIII. La Ley del Altar

    XXIV. Dios y el estado, el estado y el ciudadano, las promesas y la ratificacin del pacto

  • XXV. La fiesta del pacto; el ascenso de Moiss y Josu al monte, el quebrantamiento del pacto; el pacto restaurado pero modificado

    XXVI. La Violacin del Pacto y su Renovacin

    XXVII. El Tabernculo

    XXVIII. El Tabernculo (continua)

    E X O D O

    I ESTUDIOS INTRODUCTORIOS: LA GEOGRAFIA DEL XODO

    Grabad en vuestra mente la geografa de Egipto y la Pennsula de Sina. Si estuvierais en un globo a veinte millas sobre Egipto verais lo que parece ser un listn verde en el desierto, que representa al Nilo y sus mrgenes angostas, todo cuanto de Egipto ha sido bueno en algn tiempo. De los 115,000 millas cuadradas de Egipto solamente 9.000 pueden habitarse, y slo pomo 5,600 son tierra labranta. La parte baja de Egipto se llama la Delta, de la letra griega que corresponde a nuestra letra D, causada por la divisin del Nilo en varias desembocaduras. Toda la Delta es muy frtil debido a los depsitos aluviales dejados por las inundaciones del Nilo. La parte oriental cerca de la Pennsula rabe se llamaba Gosn donde se establecieron los hijos de Israel. Memfis, la capital antigua estaba situada arriba de la primera divisin y era una ciudad famosa. Ms tarde la capital fue cambiada a Tebas. Poco despus de la dispersin de las naciones en la torre de Babel. El hijo de Cam ocup Egipto, el pas que le haba sido dado. Sin el Nilo no habra Egipto. Hay slo una corta distancia desde cada ribera hasta un infranqueable desierto. La historia antigua trata de Egipto desde la ciudad de Tebas hasta la desembocadura del Nilo. No sabe nada del alto Egipto. El Nilo Blanco tiene su origen en el corazn del frica Central, no descubierto sino hasta recientemente por Livingston, Stanley y otros justamente ahora ha sido construido un camino de hierro a lo largo del Nilo hasta Khartum y desde all hasta el corazn de frica. Desde Cape Town, el punto ms meridional de frica, sale un camino para el norte. Muy pronto ser terminado ese ferrocarril y el frica Septentrional estar unida con el frica Meridional por medio de un camino de hierro. Ese fue el gran proyecto de Cecil Rhodes, el camino desde el cabo hasta el Cairo. La capital actual de Egipto es Cairo.

    El primer acontecimiento de importancia en esta antigua historia es la construccin de la Gran Pirmide de Cheops. Sabemos muy poco acerca de la construccin de estas pirmides. pero fueron construidas mucho tiempo antes de Abraham, poco despus del tiempo de Nimrod. Esta pirmide es la estructura ms imponente de su gnero en el mundo. Tiene una gran base cuadrada y sube por terrazas, de modo que mi hombre

  • parado en una de ellas puede subir a la de arriba. Hay hombres all que se alquilan para subir al visitante de una grada a otra. Las Pirmides constituan una de las siete maravillas del mundo antiguo, y son una de las maravillas del mundo en la actualidad. Se supone que fueron hechas para sepulcros, puesto que cuando lleg por primera vez a conocerlas la historia, contenan las momias de reyes distinguidos. De una de estas pirmides ha sido sacado el mismo Faran que recibi a Jos, y se dice que al desenvolver la momia hallaron un grano de trigo que de alguna manera se haba metido en el lino, y que cuando se plant ese grano de trigo brot v creci. Se dice que ese construido en con relacin al oriente, os dirn bastante edificio est "orientado." porque fue construido en conformidad exacta con el comps y con la relacin al oriente. Si alguna vez os uns con los Masones os dirn bastante acerca de esto. Hay un agujero en la pirmide. Y una vez cada dos o tres mil aos una estrella llega al lugar en que penetran sus rayos a lo largo de ese agujero a la mera base de la pirmide. Esto indica que aquel pueblo antiguo tena un conocimiento maravilloso de la astronoma, pues, de no haber sido as, no habran podido calcular la revolucin de los cuerpos celestiales en ciclos de tiempo tan vastos y construir con referencia a ellos. Es preciso creer que esta gran pirmide fue construida slo con el trabajo de esclavos, y con grande costo de vida; todos los otros edificios de Egipto son de la misma clase, muy macizos en su estilo, con poca hermosura arquitectnica. Cerca de las pirmides hay otra maravilla del mundo, la Esfinge, un len con alas y cabeza de hombre. Su mayor parte ha sido cubierta de arena en los miles de aos que ha existido, pero una parte considerable se ve actualmente sobre la superficie de la tierra. Nadie sabe quin construy estas pirmides. Slo podemos vislumbrar aquel tiempo tan lejano por medio de ciertas inscripciones, cuya interpretacin no es ms que una adivinacin de parte de un erudito. En los tiempos modernos se han hecho muchsimos descubrimientos que .e relacionan con la historia bblica. Las inscripciones han sido descifradas, y se han descubierto los nombres de reyes y dinastas que muestran que la nacin ms antigua de la historia es Egipto y que tena un alto grado de civilizacin. Es necesario hablar de otras dos cosas antes de considerar otro rasgo de la discusin. Lino de estos reyes antiguos ide un proyecto que era nuevo, y que se utiliza ahora en las llanuras occidentales de los EE. UU., para conservar el exceso de agua durante las inundaciones. Mand hacer una excavacin increblemente grande, y a abrir canales desde el Nilo hasta aquella inmensa alberca. A fin de que, cuando sucediera la inundacin, aquel depsito se llenara de agua. Entonces mand hacer tneles que unan las distintas desembocaduras del Nilo, y que atravesaban todo el pas para los propsitos de irrigacin. Esta fue hecha con el trabajo de esclavos. Pana sacar el agua de la alberca, usaban grandes bombas manejadas por medio de la mano, que tenan una cadena cuyos extremos estaban unidos y que llevaba cubos que funcionaban como una rueda impelida por debajo. Los antiguos Egipcios tenan un conocimiento maravilloso de las matemticas en todos sus departamentos. Si queris leer un libro muy interesante que os dar mejor

  • idea del grado de conocimientos adquiridos por lo antiguos Egipcios leed el Epicreo de Tom Moore, acerca de un joven ateniense que fue a Egipto y que fue iniciado en todos los misterios de la ciencia que all tenan. Est escrito como novela, pero contiene mucha verdad. Cuando yo estudi la historia antigua tuve que leer ese libro. G. M. Ebers tiene muchos volmenes sobre el antiguo Egipto. La naturaleza del pas, es en lo general la misma que cuando se edific la Torre de Babel. No ha sufrido cambios ni aun un camino de hierro puede cambiarlo. En un tiempo el imperio de Egipto se extendi a travs de la pennsula arbiga hasta la Tierra Santa y aun hasta el ufrates. Esta fue su ms grande extensin. Muchas de las maneras y costumbres de los egipcios se indican en el libro de Gnesis que nos relata cmo lleg Jos all y cmo vino a tratar con el pueblo. En el tiempo de Moiss exista algo que no se haba descubierto sino hasta ltimamente. Esto es, un muro que se extenda a travs del Istmo, desde el Mediterrneo hasta el Mar Rojo. Este muro explica el por qu Moiss, en vez de seguir el camino corto hasta la Tierra Santa, se volvi y fue hacia el sur, doblando el extremo de ese muro. Por toda su extensin haba torres guarnecidas por soldados del ejrcito de Egipto. Los hijos de Israel vagaron treinta y ocho aos en el desierto; treinta y ocho aos de silencio no quebrantado sino cuando se mencionan unas cuantas estaciones en uno de los libros del Pentateuco. La pennsula del Sina es una llanura de arena blanca. La parte septentrional es llamada el desierto de Parn en el Antiguo Testamento. "el desierto grande y terrible." Otra parte de la pennsula de Arabia es llamada el "Medioda." En ese pas moraban Abraham e Isaac con sus ganados. Y all est Cades barnea, el punto ms cercano a que llegaron los israelitas al ir por este camino hacia la Tierra Santa. Otra cosa notable en ese pas es el Ro Jordn, que nace muy al norte en el Lbano y desciende hasta desembocar en el Mar Muerto. El Mar Muerto est mucho ms bajo que el Mediterrneo, de modo que ste desembocara en aquel si se cortara un canal entre ellos. Es el pozo ms profundo que conocemos. Desde el Mar Muerto hasta un brazo pequeo del Mar Rojo hay una grande hondonada llamada el Arab. En un punto sobre el Arab, cerca del Monte Hor, la elevacin llega a quinientos pies sobre el Mar Muerto, y desde el Monte Hor hacia el sur, descendiente. Se ha conjeturado con algo de razn que originalmente el Ro Jordn desembocaba en este mar ms meridional, y que esta hondonada no era ms que una continuacin del valle del Jordn. Pero ahora est mucho ms arriba del Mar Muerto. Ahora fijmonos en todo el desierto. Desde el extremo de aquel muro, hay una faja angosta a lo largo de la ribera del Mar Muerto: este es el camino por donde baj Moiss. Es llamado "El Desierto de Sin," la parte de arriba es el "Desierto de Etam." Cerca de la parte de arriba del brazo del Mar Rojo est el "Desierto de Zin." As pues, estos desiertos son cinco, a saber: Sin. Zin. Etam. Shur y Patn. Ntense las sierras de las montaas. Moiss pas entre las montaas y el mar, bajando por una ribera. En la parte meridional llamada la Pennsula Sinatica, las montaas llegan a ser muy altas. Cerca del Monte Sina hay una llanura de como 2200 yardas de longitud, sobre la cual acamparon los hijos de Israel. La montaa se levanta de la llanura tan bruscamente que

  • uno puede llegar a su mera base y tocarla. Se levanta a una inmensa altura, y, mirando desde la cumbre podran verse las tiendas de los israelitas que se extendan como copos de nieve. Debis familiarizaros con la Pennsula Sinatica antes de la llegada de Moiss a ella, con sus montaas, desiertos, y habitantes; los amalecitas vivieron all. Moiss libr una batalla con ellos antes de llegar al Monte de Sina, y otras dos antes de llegar a Cades barrea. Eran los antiguos cananeos mortales enemigos de los israelitas; pero fueron condenados por la maldicin de Moiss a la completa extincin. Sin embargo. No fueron destruidos sino hasta el tiempo de Sal y David. Consideremos el valle de Arab. Hacia el oriente est una serie de montaas y el Monte Seir. Seir fue el padre de los Horitas, o "moradores en cuevas." Actualmente hay maravillosas cuevas en aquella tierra hechas en un tiempo antes de la memoria del hombre. Estos Horitas fueron vencidos por los descendientes de Esa, y entonces Esa ocup aquella regin. Por esto todo este pas es llamado Edom, hasta donde linda con Moab. Hallaris muchas referencias a Edom, que significa "rojo." Las montaas eran de granito rojo. Los descendientes de Esa eran enemigos de los descendientes de Jacob y rehusaron permitirles pasar por su tierra a la Tierra de Promisin, por lo cual tuvieron los israelitas que ir hacia el sur y cruzar el desierto. Aquel lugar, Cades barrea, de que se habla tanto en xodo, Nmeros w Deuteronomio, fue su ltima estacin antes de llegar a los lmites de la Tierra Prometida. Cuando volvieron a Cades barrea haban vagado treinta y ocho aos. Hay un libro sobre "Cades barrea," por H. Clay Trumbull, en que dice dnde est el verdadero Cadesbarnea; los comentadores lo haban puesto antes en un lugar enteramente distinto. El Dr. Sampey fue tan impresionado por el libro que cuando fue a la Tierra Santa visit Cades barrea, y dice que el lugar es justamente como se representa en el libro de Trumbull. Todo lo que se narra en xodo, Levtico, Nmeros y Deuteronomio, con excepcin de muy poco, sucedi en aquella regin. Los israelitas se detuvieron en el Monte Sina, habiendo llegado all en dos meses. Recibieron la ley, construyeron el tabernculo y el orden levtico de culto fue prescrito. El Monte Sina tiene mucho que ver con la historia del pueblo. La "Iglesia Judaica," en tres tomos, es una obra muy instructiva sobre la historia de Sina y de la pennsula, y debe estudiarse juntamente con "Cades barrea." xodo comienza en la tierra de Gosn. Moiss, el autor del Pentateuco, vivi no muy lejos del tiempo de Job. Yo creo que Moiss escribi el libro de Job. Cuando huy al desierto lleg al lmite de la tierra de Job.

    ***

    II ESTUDIOS INTRODUCTORIOS HISTORICOS

    Este captulo comienza con el libro de Levtico. Al empezar a tratar del Antiguo Testamento, dimos dos captulos introductorios; uno acerca de toda la Biblia y otro como introduccin histrica al Pentateuco, considerado como un solo libro; en verdad es un solo libro de cinco partes; de aqu el nombre, Pentateuco o libro de cinco divisiones. Sin

  • embargo, al comenzar cada libro dedicamos algn tiempo a una introduccin histrica contestando algunas preguntas como sta: Quin escribi este libro? Dnde fue escrito? Bajo cules circunstancias? Para quines fue escrito? y otros asuntos semejantes. De modo que este capitulo comienza con la pregunta: Quin escribi el libro de Levtico? La respuesta es: Dios es el autor de este libro por medio de Moiss. Ms que ~ otro libro en la Biblia consiste de las palabras de Dios. En casi todo caso como al comenzar ciertas partes, dice: "Y Dios habl a Moiss." Entonces contina dando las palabras de Dios... Esta declaracin se hace cincuenta y seis veces en los veintisiete captulos: "Y Dios dijo a Moiss." No slo esto sino que las referencias posteriores en el Antiguo Testamento en partes que no son el Pentateuco lo atribuyen a Dios por medio de Moiss, justamente como este mismo libro lo atribuye a Dios por medio de Moiss. Podra usar gran espacio citando pasajes que demuestren esto pero no citar sino dos bien conocidos que ilustran y establecen que al mismo tiempo Dios y Moiss eran los autores. El primer pasaje del Antiguo Testamento se halla en 1 de Samuel 21:6. All se relata cmo David, violando la ley de Moiss, comi el pan de la proposicin pero esta ley de Moiss acerca del pan de la proposicin se halla nicamente en el libro de Levtico. La segunda referencia se hace acerca del Sbado de la tierra, incluyendo los pasajes de los profetas. La ley del Sbado de la tierra era que cada sptimo ao la tierra permaneciera sin cultivarse. Ningn hombre deba sembrar su terreno y Dios hara doble la siega del ao sexto, y su fe dio el descanso de la tierra del ao siguiente. Los Israelitas no obedecieron esta ley y los profetas nos dicen que a consecuencia de esto tenan que estar en el cautiverio el tiempo suficiente para que la tierra tuviera su descanso. Cuando lleguemos a considerar las referencias que sobre este asunto se hallan en el Nuevo Testamento, que son muy numerosas, os suplicar que leis en el capitulo octavo de Mateo donde nuestro Seor dice al leproso que acab de limpiar, "Ve, mustrate al sacerdote y presenta la ofrenda que mand Moiss, etc." Pero aquella ley de Moiss acerca del leproso no se halla sino en el libro de Levtico, y sin embargo, Jess la llama la ley de Moiss. Tambin en el captulo catorce de Mateo nuestro Seor habla de la maldicin de la ley de Moiss que descansa sobre el hijo que maldijere a sus padres. Esa ley se encuentra en Levtico, y sin embargo, nuestro Seor la llama la ley de Moiss, tambin se encuentra en xodo. Finalmente, en el Nuevo Testamento casi toda la carta a los Hebreos se dedica a la exposicin del libro de Levtico y en todo caso da a entender que fue revelacin de Dios por medio de Moiss. Preguntaris por qu me empeo tanto para establecer un punto que parece ser tan completamente evidente. Mi motivo es que la crtica moderna histrica procura poner en duda el hecho de que Moiss escribiera toda aquella parte del Pentateuco y la fecha de ella contenida en xodo acerca del levantamiento del tabernculo y todas las referencias Levticas en el libro de Nmeros, Afirman osadamente que toda aquella parte del Pentateuco fue escrita despus de la vuelta del cautiverio en Babilonia por alguna persona annima. Si estuvierais en la Escuela Teolgica de Chicago, os ensearan que el Pentateuco no fue escrito por Moiss. Aun cuando

  • Cristo dice que es la ley de Moiss, ellos dicen sencillamente que Cristo estaba equivocado. La siguiente pregunta es, Dnde fue escrito este libro? Tenemos testimonio ms claro sobre el "dnde" y tambin sobre el "lugar" de la composicin de Levtico, que acerca de ningn otro libro de la Biblia. "Dios habl a Moiss en la puerta del tabernculo del Monte Sina." Todo lo que dice el libro con referencia a ese punto es justamente tan claro como lo es respecto al autor, y desaprueba completamente la teora de que el libro entero fuese escrito por alguno que volvi del destierro despus del cautiverio en Babilonia. Para m es una cosa admirable que alguno piense que no perjudica la Biblia enseando semejante cosa. Dicen que el hombre que escribi todas estas partes del Pentateuco las atribuy a Dios por Moiss para darle credibilidad. Si fuera as, ese hombre habra mentido a sabiendas, y el libro de Levtico sera desde el mero principio un fraude, lo cual destruira completamente su integridad y autoridad, No tengo el menor respeto para los que dicen semejantes cosas. No presentan ni un solo punto de prueba histrica. El Dr. Harper cuando era presidente de la Universidad de Chicago, neg que Moiss escribiera alguna cosa, afirmando que era un hombre demasiado ocupado para escribir libros. El mismo declar que l, el Dr. Harper, tena muchas ocupaciones, pero que no obstante, pudo escribir algunos libros, pero que Moiss le era tan inferior que no poda hacer lo mismo. El veneno de esta crtica se ha insinuado en casi todos los comentarios del tiempo presente. Es mi deber amonestaros, al paso que estudiamos la Biblia libro por libro, en cuanto a los comentarios que no sean sanos. Muchos de ellos fueron escritos por hombres medio ateos. Por lo que toca al comentario que se llama The Expositors., slo dos o tres volmenes de l deben ponerse en manos de estudiantes, El volumen sobre Levtico es un buen comentario. No podra decir esto del libro sobre xodo, o Nmeros o Deuteronomio, pero puedo decir que en ese comentario se puede estudiar sin perjuicio el libro sobre Levtico. La mayor parte de los volmenes estn llenos del veneno de esta crtica, Me preguntis cmo pueden tomar el Pentateuco y despedazarlo y decir que una parte fue escrita en el tiempo de Josas rey de Jud y que otra parte fue escrita en una fecha posterior, y que otra parte todava mayor fue escrita despus de la vuelta del cautiverio; Dnde encuentran en la historia sea sagrada o profana, prueba de esto? Dicen: "Juzgamos por el libro y por el estilo del libro." Podramos tener un poco de respeto por sus opiniones si tan slo dos de ellos dijeran la misma cosa, pero no estn de acuerdo ni siquiera dos. Si hubiera alguna base sana para sus opiniones la mayor parte de ellos estaran de acuerdo. Uno de los objetos del "Southwestern Tileological Baptist Seminary" es el de oponerse a estas enseanzas que ya estn contaminando la fe de los bautistas del Sur, y que destruye la fe del pueblo en la palabra de Dios. Espero que ningn lector se inflija el cuidadoso examen de todas esas tonteras como yo lo he hecho. Ahora hemos contestado dos preguntas: Quin escribi este libro? Y Dnde lo escribi? Ahora dar un anlisis de este libro. Seccin 1. Capitulo 1-7. Esta es una discusin de las ofrendas y sacrificios. Para acercarse a Dios, primero, debe haber un lugar en donde encontrar a Dios; segundo, debe haber un medio de presentarse delante

  • de Dios, la ofrenda o el sacrificio; tercero, debe haber mediadores que representen y estn entre el sacrificador y Dios, y esos son los sacerdotes; tambin debe haber un tiempo adecuado para hacer las ofrendas, El pacto en SINAB consiste, en primer lugar, del cdigo moral, o Dios y el hombre normal; en segundo lugar, todo Levtico est basado sobre la ley del altar, o Dios y el pecador, y la tercera divisin es Dios y el Estado, o el Cdigo Civil, Levtico tiene muy poco que decir acerca de esto; tiene algo que decir, pero no por ahorita, Estamos considerando la primera seccin del libro, ofrendas o sacrificios, A dnde debe venir el pecador? Qu debe traer en su mano? Con qu ofrenda venia el Israelita? Esa es la primera seccin. Seccin 2. Desde el octavo al dcimo capitulo inclusive, Estos se dedican a narrar cmo fueron consagrados Aarn y sus hijos Y apartados para sus oficios. De modo que se ve que dicen cmo deba uno acercarse a Dios. El pecador no puede venir directamente a Dios, debe tener representantes y estos deben ser consagrados para esta obra representativa. Por esto se dedican tres captulos a narrar cmo Aarn y sus hijos fueron apartados para sus oficios. Seccin 3, Me preguntaris cmo hago la seccin 3, lo hago por razones cronolgicas, La tercera seccin es el decimosexto captulo de Levtico, Deseo intensamente que seis grandes en el servicio de nuestro Maestro, y si tuviera que sealar aquella parte del Levtico sobre la cual no deberais equivocaros. Seria esta seccin tercera, el capitulo decimosexto, Por qu? Porque os dice lo que se hace en el gran Da de Expiacin. Cuando lleguemos a este punto, procurar hacerlo tan claro que nadie podr engaaros acerca del da de expiacin. Seccin 4. Acordmonos de las enseanzas de algunos captulos que hemos pasado desde el 11 al 15 inclusive; que es la Seccin 4, De qu consiste esta seccin? Es la seccin que hace distincin de las carnes limpias e inmundas. Esa se presenta aqu porque la otra ha considerado previamente las ofrendas. Si la ofrenda debe hacerse de modo que sea autorizada, es preciso que alguien describa aquella ofrenda. No era lcita traer la carne de un perro como ofrenda a Dios. Haba ciertas bestias y ciertas aves que se llamaban limpias. Esta seccin habla de estas carnes limpias e inmundas. Es un placer alegorizar y es una facultad buena poder discutir las cosas alegricamente. con tal que no se haga como o hacerlo a un predicador en una ocasin. Era muy ignorante pero era uno de los ms grandes hombres en el plpito que he conocido. Dijo: "Hermanos mos, el animal que ofrecis debe partir la pezua y rumiar; el conejo rumia pero no tiene pezua; el perro tiene pezua pero no rumia. Para ilustrar en las cosas espirituales la diferencia entre Cambelistas y Bautistas, os dir lo que vi. Pasaba por el campo un da y vi huellas; todas estas huellas estaban hechas por pesuas divididas, y las segu hasta que me condujeron al agua y all not la diferencia, porque algunas de las huellas llegaban hasta el agua donde los animales se revolcaban en el lodo, pero algunos no hicieron esto. Entonces segu las otras huellas hasta que llegaron a un rbol; algunas eran ovejas y estaban all rumiando; y los otros eran puercos, y los puercos miraban a las ovejas y procuraban hacer lo mismo pero no podan. Yo me dije. Por qu no rumian? Porque no tenan nada que rumiar. Es as con respecto a la

  • experiencia cristiana. Los Cambelistas y Bautistas hacen huellas muy parecidas. pero cuando se trata de la experiencia cristiana el Cambelista no la relata porque no tiene nada que relatar." Era aquel un hombre sin educacin, pero deca cosas muy-penetrantes y muy buenas. Seccin 5, Esta seccin consiste del captulo 17, el cual contiene dos pensamientos principales. Dice a dnde deben traerse los sacrificios, y tambin tiene una prohibicin contra el uso de la sangre, esto es, una prohibicin contra el comer la sangre del sacrificio. Seccin 6. Comienza con el capitulo 18 y contina hasta el versculo 15 del captulo 21. Este es un grupo de leyes especiales y es una repeticin de la ley que ya hemos tenido en xodo. En esta seccin o en la mayor parte de ella, discute Levtico a Dios y el estado. Seccin 7. Esta comienza con el versculo 16 del captulo 21 y acaba con el captulo 22. Hay dos pensamientos en estos pasajes. Uno concierne a los sacerdotes y sus cualidades, y la otra trata de los sacerdotes y sus sacrificios, o lo que deba comer los sacerdotes. Seccin 8. Esta consiste del capitulo 23, que es el segundo captulo en importancia en Levtico. Trata de las grandes fiestas anuales de las cuales tenemos tanto que decir. As como en el Nuevo Testamento. el libro de Hechos comienza con el Pentecosts, as tenemos el Pentecosts y todas las dems fiestas aqu, incluyendo las fiestas de la Pascua y Tabernculos. Seccin 9. Esta es la seccin ms pequea en el libro. Captulo 24:1-9. Tiene sencillamente algunos detalles con referencia al candelabro y al pan de la proposicin de que estudiamos en el libro de xodo. Seccin 10. Esta es el resto del capitulo 24, y aqu encontramos un poco de historia; la descripcin de una terrible tragedia; cmo el hombre que blasfem fue muerto y cmo esto toca a Dios. Seccin 11. Esta consiste de los captulos 25 y 26 y su asunto es; el primero, el Sbado de la tierra. y el segundo, el Sbado del Jubileo. He estado acostumbrado, al considerar este asunto a darle el cuarto lugar de Levtico en cuanto a importancia. El Sbado de la tierra y el Sbado del Jubileo son importantes a causa de su profunda importancia espiritual. La mayor tragedia que jams sucediera a una nacin sobrevino a los judos por descuidar el Sbado de su tierra. Seccin 12. Esta incluye los captulos 27 y el ltimo y trata de votos y smbolos. Este es un anlisis del libro. Debis aprender los mtodos analticos. Debis aprender a toma? la Biblia libro por libro y analizarlo mentalmente mostrando la relacin entre todas sus partes. Usando este mtodo es ms fcil acordarse de l y discutirlo. Me retaron en una ocasin en un instituto para que les diera un resumen inteligible e interesante del libro de Levtico, y lo di en menos de diez minutos. Es intensamente importante que entendis este libro. Dice en lecciones objetivas cmo un pecador tiene que presentarse delante de Dios por medio de ceremonias y rituales. El Nuevo Testamento os dir la significacin de todo esto, esto es, que estuvieron bajo ayos; "Esto es alegrico," dice Hablo. Antes de que viniera Cristo observaron estas leyes Levticas, pero despus de venido Cristo, el objeto de su fe, se abrogaron, fueron clavados en la cruz y no debemos volver a meternos entre los

  • tipos sombros de las cosas. Tambin entenderis el caso del pueblo con-que Moiss tena que tratar. Salieron de Egipto despus de sufrir una esclavitud de 210 aos, con sus espritus quebrantados, y hacerse. cargo de ellos fue como encargarse de los hijos de salvajes. Tenan que ser enseados por medio de lecciones objetivas. Dios deseaba imprimir en sus mentes algunas grandes lecciones, por eso se vali de estas lecciones objetivas. Cules son las dos clases de ofrendas? Las cruentas y las incruentas. Cuando Abel se present delante de Dios ofreci la cruenta, Can no ofreci la ofrenda cruenta. La ofrenda de Can habra sido aceptable si hubiera ofrecido antes el sacrificio cruento. Esta clasificacin da una distincin general. Tambin os mostrar estas ofrendas de otro modo. Primero, las ms importantes son las que se llaman holocaustos, esto es los holocaustos limpios. Haban de ser consumidos por el fuego, ya fuera en parte o completamente, y en la Biblia se explica muy exactamente si haba de quemarse una parte o el todo. Y enseguida se habla de lo que se llaman las ofrendas vegetales; tercero, ofrendas pacficas, en cuarto lugar ofrendas por el pecado. Las ofrendas por el pecado eran ofrendas quemadas pero no todas las ofrendas quemadas eran ofrendas por el pecado. Ntense particularmente ciertas cosas que deban hacerse al ofrecer algunos de estos sacrificios, y la mayor de ellas en cada una de las ofrendas, Las enumerar: (1) Adnde deban traerse para ser ofrecidas? La respuesta es: A la puerta del tabernculo. En xodo lo tenemos claramente explicado. Traan la ofrenda a la puerta oriental del tabernculo dentro del atrio. Debis tener presente toda la estructura del tabernculo. De modo que la pregunta es: Adnde deban traerse es-tas ofrendas? Deban traerse a la puerta del atrio del tabernculo. (2) El que lo trae lo presenta, y extiende su mano y la pone sobre l: esto es la imposicin de las manos. Esta imposicin de manos indica la transferencia. Esta se haca especialmente en el cas9 de una ofrenda por el pecado, puesto que la ofrenda ha de morir por el sacrificador y directamente por sus pecados. Ahora hemos encontrado dos cosas: Primero, ha de ser trado a la puerta del tabernculo; segundo, el ofrendador tiene que poner sus manos sobre ella; en tercer lugar, la muerte de la ofrenda por el sacrificador. Estas cosas se verifican en la mayor parte de los casos pero no en todos ellos. Pero el hombre mismo deba matar la ofrenda, tal como nuestros pecados mataron a Jess. Nuestros pecados lo clavaron en la cruz, El siguiente acto es quemar el sacrificio, sea todo o en parte, Finalmente haba una comida sacrificante. Algunos de los sacerdotes participaron de las comidas sacrificantes; algunas veces lo hicieron las personas que trajeron la ofrenda en cuyo caso era una comida de compaerismo. Digo que estas cosas se hacan por lo regular en conexin con los sacrificios quemados, pero no todo esto se haca en todo caso. La distincin se manifiesta cuando hay una excepcin. Todo esto tiene una profunda significacin, y es de suma importancia cerciorarse de cunto deba hacerse al traer una ofrenda. Debemos acordarnos de esto en el Nuevo Testamento. Yo acostumbraba practicar la ballestera cuando era nio; los competidores tiraban la cuerda y

  • dejaban ir la flecha, y si veamos que la flecha iba torcida, nos inclinbamos como si esto hiciera que la flecha se acercara ms al punto. Todo el mundo puede tirar con arco, pero despus de tirada la flecha, no podemos cambiar su curso por ninguna cosa que hagamos. De modo que no podemos presentarnos delante de Dios si no empezamos bien y seguimos despus el plan de Dios. Esto est plenamente delineado en el libro de Levtico.

    Ahora trataremos de otro punto, esto es, esta ley levtica dice que no es permitido a uno enviar su ofrenda; debe traerla personalmente. El padre no puede traer la ofrenda del hijo; con cunta frecuencia la esposa quisiera traer la ofrenda por su dbil marido!' pero no puede. Esta doctrina fundamental muestra que todo Paso es individual. Uno hace el pacto por s mismo, y debe creer por si mismo; vuelve uno por s mismo sobre sus pasos. y debe bautizarse por su propia cuenta, Os digo que habis comenzado bien si estudiis y fijis en la mente dnde debis de deteneros al hacer una ofrenda. ***

    III UNA REVISTA SINOPTICA Y UN PROLOGO

    Es necesario ahora referirnos, aunque brevemente, a algunos asuntos que hemos pasado. En primer lugar, este libro no slo comienza con la conjuncin y muestra conexin directa con el libro precedente, de que es continuacin, sino tambin su prlogo, los primeros seis versculos, recapitula la ltima parte de Gnesis como una introduccin. Adems de esto. en todas partes del libro, se hacen tantas referencias al Gnesis que el que no se halle familiarizado con Gnesis no podr entender xodo. Hallamos en Gnesis las siguientes pruebas de raza: La primera fue la prueba de la raza en Adn, bajo un pacto de obras, que culmin en su cada, la cada de la raza en l y su expulsin del huerto de Edn. la segunda prueba de la raza consista en el establecimiento del trono de gracia, cuando Dios mor entre los Querubines al este del huerto de Edn, como una Shequina, o llama de fuego, para guardar abierto el camino para el rbol de la vida. Este fue un pacto de gracia. Aqu, bajo esta segunda prueba, Adn y sus descendientes debieron acercarse a Dios por fe en un sacrificio propiciatorio. Es verdad que este sacrificio no fue sino tpico. Esta prueba culmin en el diluvio con la destruccin de la raza. La tercera prueba de la raza se verific sobre la tierra nueva bajo No, y bajo un pacto ms amplio que el que se hizo con Adn. Sin embargo, todava el mtodo de acercarse a Dios fue por medio de sacrificio y, por fe en aquel sacrificio propiciatorio. Esta prueba culmin en el gran pecado de Babel, la confusin de lenguas, y la dispersin de las naciones. Desde ese tiempo en adelante nuestra historia no trata de la humanidad en general. sino la cuarta prueba comienza con el llamamiento de Abraham; para que en sus descendientes como una nacin Dios tuviera un pueblo escogido, aislado de otros, santificado a El, viniendo a ser el depositario de sus revelaciones, a fin de que por aquella nacin se comunicara con todas las naciones de la tierra. Esta es la cuarta prueba.

  • Pero esta prueba no se consum en Gnesis ms que en sus grados preparatorios. Abraham y su familia, aun al fin de Gnesis, no haban llegado a ser una nacin. Encontraremos en xodo cmo la lnea vino a ser una nacin. De modo que desde xodo en adelante, hasta que os avise estamos bajo la cuarta prueba. Es en el libro de xodo donde habris de hallar el cumplimiento. en su mayor parte. de las profecas hechas por Abraham, Isaac, Jacob y Jos. Estas observaciones preliminares muestran cun necesario es entender xodo. En verdad todo el libro del Pentateuco fue antes un solo libro, y la divisin en Gnesis, xodo, Levtico, Nmeros y Deuteronomio, es realmente artificial. La segunda cosa es que dos captulos preliminares e introductorios han sido escritos; el primero se dedica principalmente a la geografa, arqueologa e historia de Egipto y la Pennsula Sinptica. Siendo que Egipto y el desierto entre Egipto y la Tierra Santa, son la arena sobre la cual se verifican todos los sucesos del libro del xodo, es necesario lograr un conocimiento claro de la geografa, arqueologa e historia de estas regiones. Sobre el mapa se ven las divisiones, los ros, los desiertos, las montaas y la forma del pas. Cada lector debera tener un atlas bblico. El captulo anterior se dedic en su mayor parte a la consideracin de los materiales, o las fuentes de informacin para una historia de la vida de Moiss. Hallamos que estos materiales eran: primero, bblicos -de los Testamentos Antiguo y Nuevo; segundo, judaicos, pero no bblicos; tercero historiadores, mitos y leyendas no judaicos. En ese captulo se sealaron particularmente las partes de la Biblia que contribuyeron con material para la historia de Moiss. Por ejemplo, el Salmo 90- Salmo escrito por Moiss; en el Nuevo Testamento hay algunas contribuciones valiosas para la vida de Moiss: Hech. 7; Heb. 11; el pasaje en la carta a Timoteo; uno en el libro de Apocalipsis y otro en Judas, todos los cuales han sido citados. El segundo capitulo se dedic en parte a un examen de la luz religiosa poseda por los israelitas en Egipto y su estado religioso bajo aquella luz, hasta el llamamiento de Moiss narrado en xodo 3. Entonces, por va de contraste, consider la civilizacin de Egipto, notando su religin. su sistema de agricultura, sus escuelas, artes, ciencias y gobierno. El capitulo termina recomendando algunos libros sobre el xodo, los ms seguros, ms necesarios, ms valiosos, y con todo, los ms adaptados a los principiantes en el estudio del xodo. La mayor parte de los que no conocen sino el idioma ingls no estn preparados para una bibliografa ms extensa. Repetir la lista de libros: (1) "El Syllabus para el Estudio del Antiguo Testamento por Dr. Sampey. En ese syllabus se hallar un bosquejo para el estudio del libro de xodo que apenas tiene superior. Y en todas partes del Antiguo Testamento se hallar que la carta cronolgica es de mucho valor. (2) El Atlas Bblico por Hurlbut u otro. (3) Tambin deseo que cada lector tenga una historia del Antiguo Testamento por un autor fidedigno. y el libro que recomiendo especialmente es la "Historia de la Biblia" por Edershem. una historia de Israel y Jud. El segundo tomo de esa historia es la que trata particularmente del libro de xodo.

  • (4) Tambin recomend "Moiss, su Vida y sus Tiempos' por Rawlinson. Rawlinson es un gran erudito, uno de los mejores que tenemos; y su libro, que es pequeo aunque preparado con muchsimo cuidado, es de mucha utilidad para el estudio de estas lecciones. (5) El quinto libro es el "pico de Moiss" por Wilkinson. El "Epic of Moses" y el "Epic of Paul" son los mejores libros interpretativos, para ser picos, en toda la literatura. El "Paraso Perdido" de Milton no puede compararse con los libros de Wilkinson en cunto a la sana interpretacin. Muy rara vez, por lo que puedo yo juzgar, deja de dar a un acontecimiento la justa construccin y significacin. Se introducen en el libro, por supuesto, algunos personajes que no son bblicos, pero todos estos son interpretativos. (6) Tambin recomend "Cades-barnea" por H. Clay Trumbul. Los libros que se recomiendan por lo regular son "Researches in the Holy Land" por Robinson y "The Land and the Book" por Thompson. Pero stos fueron escritos hace mucho. "Cades-barnea" toca los libros de xodo, Levtico y Nmeros. Es el libro de la peregrinacin en el Desierto, desde la salida del pueblo hasta que entr en la Tierra Santa. (7) El sptimo libro es "La vida de Moiss" por Filo. La parte de Josefo que trata del libro de xodo debe leerse; pero quiero amonestaros de que cuando Josefo relata cosas que no se hallan en la Biblia lo que dice es muy dudoso. El y Filo introducen muchas cosas acerca de Moiss que la Biblia no relata absolutamente; todo se basa sobre alguna tradicin; algo de l es muy extravagante; otras cosas son probables. Hay otros dos libros que os recomiendo con bastante reserva: Son "The Jewish Church" "La Iglesia Judaica" by Stanley, Vol. 1; y "Hours wfth the Bible" "Horas con la Biblia" por Geikie, Vol. II. Ambos son grandes escritores, pero en muchos respectos no son fidedignos. No perjudica a uno el leerlos. Yo los leo con gran provecho, pero el que no haya estudiado el terreno de que hablan, puede ser desviado por cualquiera de ellos. Por esto recomiendo estos dos libros con bastante reserva. Hay una serie de libros a que deseo llamar la atencin. Nunca llamo la atencin a un libro que no he examinado. El Dr. Hengstenberg, un autor alemn, en quien tengo ms placer que en todos los dems juntos, tiene una serie de volmenes sobre la "Cristologa del Antiguo Testamento." En el primero hay un artculo sobre el ngel del Seor, como se presenta en Gnesis, xodo, etc. Esta es una contribucin muy valiosa. Tambin tiene otro libro, "La Historia del Reino de Dios en el Antiguo Testamento." La primera parte de ste, donde trata de xodo, es muy buena. Tiene un tercer libro llamado "Egipto y Moiss," que dedica principalmente a contrarrestar los ataques de los altos crticos. El libro de xodo, y el terreno cubierto por l, ha sido el tema de novelas, y llamo la atencin a un libro -"El Epicreo" de Tom Moore -porque arroja luz sobre los misterios del sacerdocio y de la religin de Egipto. Llam la atencin a dos o tres de los libros de Ebers que tienen que ver con el asunto. Otra novela que le gusta a la gente leer aunque es lo que el Dr. Broadus llamara una novela de tercera clase" en cuanto a su veracidad, es el "Pillar of Fire" ("Columna de Fuego") por J. H. Ingraham. A casi todos los jvenes les gusta leer este libro, y no se detienen para recordar que el autor se suicid. Era un ministro episcopal. Hay un libro moderno

  • de bastante valor llamado Lex Mosaica," la Ley Mosaica. Su primer artculo considera este asunto: Las actividades literarias en el tiempo de Moiss. Algunos de los altos crticos han dicho que en el tiempo de Moiss no hubo nada de literatura, por lo cual era imposible que alguien en su tiempo escribiera el Pentateuco, Ese artculo contrarresta terminantemente aquella declaracin. Muestra que haba escuelas y universidades tal como las tenemos ahora. Moiss mismo fue educado en una universidad en Helipolis, y no slo tenan un sistema de escritura, sino muchos sistemas de escritura, Hasta tenan escritura alfabtica. El hecho es que hemos recibido nuestro alfabeto de los egipcios en lugar de los fenicios, Los rabes tenan escuelas y libros para aprender; los babilonios, ms que ningunos otros, los tenan, La tierra de Canan estuvo llena de literatura. Una de las ciudades capturadas por Josu fue una ciudad de libros y bibliotecas pblicas. En excavaciones arqueolgicas se han descubierto recientemente bibliotecas enteras que contienen correspondencia sobre asuntos de amor y comercio de aquel da, que muestran lo absurdo que es afirmar que no haba adquisiciones literarias en los das de Moiss, y que deben justificar la declaracin de que fue l el autor del Pentateuco. El primer artculo en la "Lex Mosaica" tiene mucho valor en cuanto a este asunto. En el nmero correspondiente a 1907 del S. B. Theological Seminary Magazine hay un artculo por el Dr. Wm. Ashmore sobre "El Reino de Jehov." Haced lo posible para conseguirlo, y quedaos con l. Cuando llegue el capitulo vigsimo de xodo pienso minar algunos de los fundamentos del Dr. Ashmore en ese artculo, Aunque es un buen artculo, estoy seguro que debemos descontar algunas de sus afirmaciones. Mientras estudibamos el Gnesis llam vuestra atencin a una cuestin de cronologa. Se presenta en el captulo duodcimo, pero os dar las referencias ahora para que las estudiis: Gnesis 15:13; xodo 12:40, 41; Hechos 7:6; Glatas 3:17. El pasaje est en la profeca hecha a Abraham de que su pueblo sera afligido cuatrocientos aos, una profeca que dice claramente que seran conducidos a otra nacin para estar sujetos a ellos, y que Dios los librara y los sacara. Es la gran declaracin que guard viva la esperanza en los corazones de aquel pueblo todo el tiempo que estuvieron en el destierro. Jos se refiere a ella en el ltimo capitulo de Gnesis al decir: "Dios de seguro os visitar y os har subir de esta tierra." El punto de cronologa es que esto parece hacer la estancia en Egipto cuatrocientos y treinta aos. El capitulo 12 de xodo afirma que en el mismo da que Dios declar que su tiempo en Egipto terminase, termin, y vuelve a dar el nmero como cuatrocientos y treinta aos. Pero en la Septuaginta Griega y en el Pentateuco Samaritano la lectura es distinta en este captulo 12 de xodo. Da los cuatrocientos y treinta aos, pero incluye en los cuatrocientos y treinta aos en este texto a todos los moradores, incluyendo a Abraham, comenzando con el llamamiento de Abraham hasta el xodo, con el fin de tener los cuatrocientos y treinta aos. En Hechos 7, Esteban hablando de ello, se refiere a estos cuatrocientos aos de Gnesis 15:13. En Glatas 3, Pablo evidentemente no piensa que estuvieran en Egipto cuatrocientos y treinta aos, sino que hace que la Ley promulgada en el Monte Sina justamente un ao o unos

  • cuantos meses despus de la salida de Egipto. se d exactamente cuatrocientos y treinta aos despus del llamamiento de Abraham, Pues bien, aqu est una de mis preguntas para el examen: Cunto tiempo estuvieron los hijos de Israel en Egipto? Mi propia opinin es que estuvieron en Egipto doscientos y diez aos y que la estancia all abarca todo el tiempo como lo da Pablo, desde el llamamiento de Abraham hasta la promulgacin (le la Ley, esto es, como cuatrocientos y treinta aos. Usher, en su cronologa, que es la que se halla en las mrgenes de las Biblias, adopta esta opinin. El Dr. Sampey la adopta tambin en su cronologa. Esta es la interpretacin usual, pero muchos grandes comentadores la desechan creyendo que los hijos de Israel realmente estuvieron en Egipto cuatrocientos y treinta aos. Otra pregunta para el examen ser esta: Hubo ms de setenta de estas personas-no incluyendo sus siervos, que podran haber aumentado su nmero hasta tres mil-cuando fueron a Egipto? Cuando entraron en Egipto su ocupacin era pastoril. Eran nmadas-gente que viva bajo tiendas y cambiaba de lugar segn lo demandaba la necesidad de pastos y agua. Dnseme pruebas sacadas del libro del xodo de que el pueblo se haba cambiado, en gran parte, de un pueblo pastoril en un pueblo de agricultores y artesanos. Las evidencias sobre el asunto pueden hallarse en las siguientes escrituras: xodo 3:10-22, que muestra que los israelitas en Egipto vivan en casas. La misma cosa se ve claramente en 11:1-13; 12:7. Aqu presento algunos pasajes para mostrar que la mayor parte de ellos haban llegado a ser agricultores: Nmeros 11:5; 20:5; Deuteronomio 11:10, Algunas escrituras muestran que muchas de ellas haban llegado a ser arquitectos y fabricantes. como xodo 1:14, y otras muchas. Es muy importante que el lector fije en su mente aquel gran cambio que haba acontecido a este pueblo, volvindolo de una vida nmada o pastoril a la vida agrcola. Egipto era una tierra agrcola. Es verdad que no haba sino cinco mil millas cuadradas poco ms o menos de todo el territorio que poda ser cultivado, pero como era cultivado bajo riego, un pequeo terreno poda sostener mucha gente. Esta fue la forma ms alta de la agricultura y Este pueblo sirvi en los campos. En algunos de estos pasajes se dice que corran y abran con los pies para que el agua corriera del gran canal de riego. Cmo es que saba Aarn echar metal en un horno y amoldar un becerro? Cmo es que saban construir un tabernculo, y hacer las muchas cosas necesarias para equiparlo? Es preciso creer que un gran cambio haba sucedido a este pueblo. Ahora comienzo el libro de xodo. La primera cosa en el libro es el Prlogo, que sencillamente repasa la ltima parte del Gnesis, como dice el versculo 7: "Y los hijos de Israel fueron fecundos. y se reprodujeron abundantemente, y multiplicaronse, y se hicieron muy fuertes; y la tierra fue llena de ellos." Aqu est una fecundidad, o reproduccin maravillosa de la raza. Cuando este pueblo salga de Egipto habr 600.000, de veinte aos para arriba, sin contar las mujeres y los nios, adems de la poblacin mixta. Veris salir de ese pas, una multitud de a lo menos 3,000,000 en nmero, incluyendo la poblacin mixta y sus siervos. Sus siervos varones eran circuncidados, llegando as a ser miembros constituyentes de la economa judaica. xodo nos dice que era completamente imposible evitar que este pueblo se multiplicara; y cuando

  • se verifica el llamamiento de Moiss sucede bajo el maravilloso smbolo de un zarzal que arda todo el tiempo sin consumirse nunca. Este pueblo poda ser afligido, y podan hacerse esfuerzos para detener el aumento de la poblacin; pero todos los poderes de afliccin no destruiran el zarzal; siguieron creciendo. Esto se deba a la bendicin de Dios. El versculo siguiente dice: "Pero levantse sobre Egipto un nuevo Rey que no conoca a Jos" Cuando Abraham entr en Egipto, y particularmente cuando Jos y estos israelitas entraron en Egipto. los gobernadores eran (lo que es llamado en la historia) los Hiksos, o Reyes Pastores, de sangre semtica y eran realmente bondadosos con los israelitas. Eran monotestas. Conocan la vida pastoral. Estos reyes que vinieron de Siria. de la Tierra Santa, y de otros lugares, y se posesionaron de Egipto, echando fuera la poblacin nativa, o ms bien, obteniendo el dominio sobre los pobladores nativos, se quedaron all algunos centenares de aos. Era, pues, muy oportuno que este pueblo de Israel fuese a Egipto a fin de ser alimentado; pero justamente antes del xodo, poco despus de la muerte de Jos, los egipcios nativos expulsaron a los reyes hiksos y volvieron a establecer el antiguo dominio sobre todo Egipto. Era muy natural, pues, que cuando echaron fuera a estos reyes pastores que haban tenido su pas, no se acordasen ms de Jos, quien haba sido primer ministro bajo los reyes hiksos, como los reyes anteriores haban hecho. As fue que no tuvieron los mismos sentimientos bondadosos que haban tenido los reyes anteriores haca los descendientes de Jacob. Todo estudiante de la historia egipcia debe familiarizarse con esta parte de la historia egipcia, puesto que explica cmo el nuevo rey no conoca a Jos. Desde el versculo nueve del primer captulo, tenemos lo que es llamado un gran problema de estado. Y en verdad, fue un problema. Siempre en la historia ha habido un problema cuando ha habido un "mperium in imperio;" una nacin dentro de una nacin, un pueblo dentro de un pueblo, distinto en costumbres y sentimientos. Siempre hay un problema. Qu se puede hacer con ellos cuando estn lado a lado como los Moros en Espaa? Un buen ejemplo es Ja poblacin negra en el Sur. Hallamos que esto es tambin un verdadero problema. Tenemos aqu 10,000,000 de negros, la mayor parte de los cuales est en el Sur, una raza distinta de pueblo; es una situacin difcil. Los nuevos reyes de Egipto hallaron aquel gran problema: una gran poblacin que pareca que iba a ser ms grande que la poblacin egipcia. Los egipcios no se multiplicaban. Ntese lo que dijo el rey. "He aqu que el pueblo de los hijos de Israel va hacindose mayor y ms fuerte que nosotros. Vamos pues portmonos astutamente con l, no sea que siga multiplicndose. y suceda que en ocurriendo guerra, se una l tambin a nuestros enemigos, y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra." No quera perder toda aquella poblacin, y sin embargo no saba qu hacer con aquel problema. De modo que reuni su concilio, y consideraron lo que deba hacerse. Una nacin est siempre en peligro cuando tiene que tratar con un pueblo dentro de sus propios lmites que no son homogneos. Este es el ms grande problema que tiene Inglaterra actualmente en su trato con Irlanda. No se asimilan. La Escocia no se asimilaba. Los ingleses y los irlandeses difieren en

  • religin y en todo lo dems. Realmente son distintas razas, siendo los primeros de raza teutnica y los segundos de raza cltica. Veamos qu medidas adopt este rey: (1) Los esclaviz. Hasta ahora no haban sido esclavos. Ntese la posicin que ocupaban en Gosn sobre una de las desembocaduras del Nilo, la que estaba ms cerca de la Tierra Santa, donde estaban las grandes naciones de los heteos y filisteos. Realmente, un poco antes haban habido grandes guerras entre los heteos y los egipcios, y silos heteos invadan Egipto, como lo haban hecho los hiksos, llegaran primero a Gosn donde encontraran una grande poblacin, casi tan grande como la de los egipcios, y podran unirse, y entonces con una marcha de pocas horas podran llegar a las ms grandes ciudades de Egipto. Por esto el rey determin hacerlos esclavos. "Por lo cual pusieron sobre ellas comisarios de tributos serviles, a fin de oprimirlos con sus cargas. Y edificaron ciudades de depsitos para Faran, a saber, Pitom, y Rameses." Las pirmides ya haban sido construidas, habiendo sido edificadas antes del tiempo de Abraham: pero ellos edificaron estas ciudades de depsitos. Los que van all hallan los cimientos de aquella gran ciudad de Rameses, edificada de ladrillos secados al sol como las casas de adobe de Mxico, de tierra mezclada con paja. Toda la tierra en Egipto perteneca al rey desde el tiempo de Jos. El pueblo tena la tierra como arrendatarios del rey, y estas ciudades de depsito fueron construidas para recibir sus rentas.

    ***

    IV NACIMIENTO Y PREPARACION DE MOISES xodo 1:15-2:22

    Vamos a reanudar nuestro estudio del libro de xodo. El captulo anterior termin mientras considerbamos aquel gran problema de estado: Lo que debe hacer el pueblo dominante de una nacin con un pueblo del todo distinto dentro de sus limites es siempre una cuestin difcil de resolver, y es siempre mejor tratarla de una manera justa. Los expedientes que adopt Fara6n: (1) La esclavitud del pueblo; (2) Dos mtodos distintos de efectuar la destruccin de los nios cuando nacieran. Ambos fracasaron: siguieron multiplicndose. Ahora llegamos a Moiss, el hombre ms grande en la historia judaica. si no hemos de exceptuar a Abraham. Fue un hombre maravilloso, y la impresin que hizo sobre el mundo es indeleble. Debemos estudiar muy cuidadosamente la vida de este hombre, la cual es dividida en tres perodos, de exactamente cuarenta aos cada uno: (1) Desde su nacimiento hasta los cuarenta aos de edad, cuando hizo su gran decisin de que no sera llamado el hijo de la hija de Faran, incluyendo su nacimiento, primeros aos, educacin, y sus hechos mientras era parte de la corte de Faran; (2) El perodo de retiro, cuarenta aos en Madin; (3) Los cuarenta aos que se extendan desde el llamamiento de Dios en el zarzal ardiente hasta su muerte. En el ltimo perodo se abarca la mayor parte del libro del xodo. Levtico, Nmeros y Deuteronomio, el Salmo nonagsimo y todas las otras cosas que hizo. Este es el periodo de su actividad literaria y de sus grandes hechos.

  • Moiss era de la tribu de Lev. xodo lo relata as: "Y cierto hombre de la casa de Lev haba ido y tomado por mujer a una hija de Lev." Esto sucedi durante el tiempo de la ley de que todo nio deba ser echado al ri. Este mandato incumba a todo egipcio y a todos los padres judaicos. Esta ley fue promulgada entre el nacimiento de Aarn y el de Moiss. Esta familia tuvo dos hijos antes de que esta orden tuviera efecto, Mara la mayor, y Aarn, que tena tres aos ms que Moiss. Cuando Moiss naci se emplearon tres trminos para describir al nio: uno en xodo 2, otro en Hechos 7, y otro todava en Hebreos 11. xodo 2 dice, "Como viese que era bueno." (Ver. Mod., nota). Hechos 7 dice, "Era sumamente hermoso." Hebreos 11 dice. "Vieron que era hermoso el nio." Estas palabras describen al nio como lo vio su madre. Por las tradiciones que confirman esta declaracin, era un hombre notable en cuanto a lo fsico as como en cuanto a lo mental. Filo y Josefo hablan de l con entusiasmo. Dicen que cuando Moiss como nio andaba por las calles las mujeres salan a sus puertas para mirarle. Cuando lleg a ser hombre era varn de hermosa presencia. Hay muy pocos hombres de tal presencia que impresionen a uno a primera vista. El General Sam Houston impresionaba a 100 yardas de distancia. Tena la ms gallarda presencia que he visto jams en cualquier hombre. Yo era nio cuando le vi por primera vez, pero le conoc a una distancia de 100 yardas. Sam Houston no poda andar por la calle sin que la gente saliera a mirarle. La prxima cosa que aprendemos acerca de Moiss se halla en Hebreos 11:23: "Por fe Moiss, cuando naci, fue escondido tres meses por sus padres; porque vieron que era hermoso el nio: y no tuvieron temor de la orden del rey." Este es un caso de fe sencilla de parte de los padres del nio, Parecan reconocer que mucho del futuro de su pueblo dependa de ese nio. Su fe se asi del hecho de que Dios pensaba hacer grandes cosas por medio de ese nio, y fue tan fuerte aquella fe que ech fuera el temor. El mandato del rey deca: "Echad ese nio al Nilo;' Ellos, sin embargo lo escondieron. Cuando no pudieron esconderle ms, y el rey dijo. "Echadlo al Nilo," ellos, aun no teman. Lo echaron al Nilo, pero pusieron cuidado en ponerlo donde no pudiera ser perjudicado. Hicieron una arquilla de juncos y lo pusieron en ella; su fe no se detuvo en esto, porque apostaron a su nia mayor para ver lo que sucedera. Le pusieron justamente donde saban que la hija del rey vena a baarse. Alguien ha dicho, "Cmo osaba ella baarse en el Nilo a causa de los cocodrilos?" No haba cocodrilos tan abajo del Nilo. Considerad la fe de los padres de ese nio: creyeron que Dios tena el propsito de que ese nio fuese grande, y que pensaba hacer grandes cosas por medio de l a favor de su pueblo; saban que el mandato del rey no poda estorbar el propsito de Dios; por fe procuraban salvarle, y los pasos que dieron haban de conducir a un miembro de la familia real a criar al futuro libertador de la nacin. La prxima cosa es saber que oportunidad tuvieron los padres para hacer una impresin religiosa en la mente del nio. Ellos arreglaron de modo que la madre del nio lo cuidara. Tuvo el nio, hasta que fue destetado, bajo su cuidado exclusivo. Si una madre tiene fe acerca de un nio y lo tiene completamente a su cuidado basta que sea destetado, har muchas

  • impresiones religiosas en su mente. No es de suponerse, pues, que se cort toda conexin entre ella y el nio. No sabemos que Moiss supusiera jams, ni siquiera por un momento, que l era egipcio; y nunca, ni por un momento, se identific en su pensamiento con los egipcios: de modo que es evidente que en aquel temprano perodo de su vida se hicieron profundas impresiones religiosas en su mente. Y qu nombre le dieron? La hija de Faran le llam "Moiss," diciendo: "Porque de las aguas le saqu." Una pregunta para el examen ser: Dse la derivacin del nombre de Moiss. Y no debis molestaros para buscar otro origen del nombre. La Biblia dice que este es el verdadero origen; Josefo dice que lo es: y se deduce justamente del mismo nombre. La prxima declaracin acerca de l se relaciona con su educacin. En Hechos 7 se dice: "Y fue instruido Moiss en toda la sabidura de los egipcios, y era poderoso en palabras y hechos," Si habis prestado atencin a lo que significa la educacin de un nio real en Egipto, tendris un concepto de la preparacin de este hombre para la vida. Nos parece que es terrible tener que cursar en un colegio cuatro aos. La preparacin de este hombre se extenda sobre ochenta aos, para el trabajo de cuarenta aos. Vuelvo a repetiros que slo los hombres preparados hacen grandes cosas. Es sencillamente imposible para hombres no preparados hacer cosas realmente grandes. Shakespeare dice que a algunos hombres la grandeza les es impuesta, pero est hablando de una grandeza de corta duracin, una que pronto se desvanece. Esta historia tambin manifiesta que era poderoso en palabras y en hechos. Evidentemente esto se refiere a asuntos militares. En Egipto los hombres grandes eran utilizados en el sacerdocio o en burocracias. El rey era autcrata; todas las cosas eran manejadas por departamentos, tales como el departamento de agricultura, del gobierno de las provincias. etc. O de otro modo podra entrar en la vida militar. Por ser la familia real especialmente dedicada a asuntos militares, es muy probable, como dice Josefo, que Moiss encabezara una expedicin contra los etopes en una gran guerra, y triunfara sealadamente. Esto trae al nio hasta los cuarenta aos. Veamos lo que dice la Escritura acerca de esto. En Hechos 7 se dice. "Mas como se le cumpliesen los cuarenta aos, entr en su corazn el propsito de visitar a sus hermanos." En xodo 2:11 dice. "Y aconteci en aquellos das, que. siendo Moiss ya hombre, sali a donde estaban sus hermanos, y consideraba sus cargas." Se nos presenta ahora la cuestin: Cmo entr en el corazn de Moiss hacer aquella visita de inspeccin a sus hermanos? La nica manera en que podra ocurrirle se revela en Hebreos 11. que me parece ser una de las declaraciones ms notables de la Biblia: Por fe Moiss, cuando era ya hombre, rehus ser llamado hijo de la hija de Faran; escogiendo antes padecer afliccin con el pueblo de Dios, que gozar de las delicias pasajeras del pecado: estimando por mayor riqueza el vituperio de Cristo, que los tesoros de Egipto; porque tena su mirada puesta en la remuneracin." Pues bien, la fe descansa sobre alguna palabra de Dios: "La fe viene del or." Cul seria aquella palabra de Dios para Moiss? Inferimos lo que era por una declaracin en Hechos 7, donde dice Esteban que cuando intervino entre dos de los hebreos que peleaban supona que entenderan

  • que Dios, por mano de l les dara salvacin. El lo entendi, y supona que ellos entenderan. De modo que cuando tena cuarenta aos de edad evidentemente le fue hecha alguna comunicacin de parte de Dios a este efecto: "T has de librar al pueblo de Israel." Tena fe. Por lo tanto, tena que hacer una decisin. El lleg a donde los caminos se bifurcaban. Me acuerdo cuando por primera vez prediqu un sermn sobre este texto. Yo era un joven predicador. La poblacin de Bryan estaba siendo construida y el ferrocarril haba acabado de construirse hasta all. Me convidaron a predicar, y prediqu sobre este asunto: "La eleccin de Moiss." Tengo el sermn todava, pues, fue publicado. Dibuj a un hombre de cuarenta aos de edad, no a un nio, Comenc diciendo, "Es la costumbre de los ateos decir que la religin no sirve sino para mujeres de inteligencia dbil y para nios. Este no era persona de dbil inteligencia, sino un hombre maduro y fuerte, el hombre mejor educado, el hombre ms brillante cuyo poder fue incuestionable: y este hombre lleg a la bifurcacin del camino. Cuando mir por el camino izquierdo, qu vea? (1) La posicin de un prncipe, el hijo de la hija de Faran; (2) Los placeres del pecado; (3) Los tesoros de aquella posicin, esto es: honor, placer, riquezas, -no fue que pudiera ganar estas cosas por su trabajo, sino que ya las tena, ya estaban en su poder. Por qu motivos desech todo esto? En primer lugar, estos placeres eran los del pecado, y estos tesoros tenan un origen malo. Saba que haban sido adquiridos por guerras de conquista. De modo que la naturaleza del honor, de los placeres y los tesoros destruy su valor. Qu otra cosa los rebajaba? 'Pasajeros. Eran transitorios, El honor, el placer y los tesoros llevaban este escrito: Temporarios. Qu otro pensamiento? La remuneracin, esto es, El Resultado. El placer es dulce; las riquezas son deseables; el honor es grato; pero si el carcter de estos es malo. Transitorio, y la ltima recompensa es mala, un hombre sabio no debe andar en ese camino." Veamos lo que vea por el otro lado. (1) "Escogiendo afliccin." (2) Vituperio; (3) El despojarse de lo que tena; Y luego renunciacin, afliccin, y vituperio. Pero cul fue el carcter de estas cosas? si renunciaba a esta alta posicin, era porque ellos no eran su pueblo; si escoga la afliccin sta era una afliccin con el pueblo de Dios; y s haba de soportar el vituperio ste era el vituperio de Cristo, el Mesas venidero. De modo que se ve que su fe aun entonces, estaba puesta claramente en el Mesas venidero. La ltima cosa es la remuneracin: No por una temporada, sino por todo el tiempo; la otra fue transitoria. He all un hombre de cuarenta aos de edad, erudito, grande, que se detiene y mira por estos dos caminos, considerando primero ste y luego el otro; haciendo una comparacin que pudiera ser"'irle de base para una decisin. Este camino es brillante al principio, pero se obscurece. El otro es oscuro al principio, pero llega a ser ms brillante. En ste se pasa por el fuego; en aqul todo es fcil. Siendo como era, pensador y hombre inteligente, tena que considerar el fin. Cmo se acaba? El principio por el cual hizo aquella decisin fue la fe. Crea en Dios, en las promesas hechas a su pueblo; en que l era sealado para ser el libertador de su pueblo. Crea que al fin tendra ms alto honor, ms dulce placer, ms ricos tesoros y una ms valiosa remuneracin si tomaba el camino

  • derecho. Sera muy interesante seguir la vida de Moiss hasta el fin, para ver si hizo una eleccin buena o mala. Su vida fue llena de afliccin todo el tiempo que procur librar a su pueblo. Tuvo que morir slo, sin que nadie estuviera cerca de l; al ser sepultado, nadie supo el lugar de su sepulcro. Pero el fin es glorioso. Es visto en consulta con Jesucristo sobre el Monte de Transfiguracin. Escribi uno de los himnos del cielo. que no slo lo hizo inmortal en la tierra, sino inmortal por toda la eternidad. Escribi el Pentateuco, la base de todo un buen gobierno, reconocido por todas las naciones principales de la tierra como la misma base de la jurisprudencia. De modo que en cuanto a la literatura el camino que escogi fue bueno. En cuanto al galardn personal le fue bien. Nunca olvidar el primer sermn que o predicar al Mayor Penn. Diriga una serie de reuniones, y haba una grande congregacin. Se levant y dijo: "Qu es la primera cosa? La primera cosa es la decisin, Si usted es incapaz de hacer una decisin el guarda templo le abrir la puerta y le dejar salir. No vale la pena que se quede aqu. Pero si tiene vigor suficiente para llegar a formar una decisin, una resolucin, cuando se le presente claramente un asunto, quisiera que se acercase y se sentase en una de las primeras bancas, para que le presente el asunto sobre el cual debe decidir. Deseo que pase adelante y se siente aqu, sin que canten y sin que se predique un sermn -y que lo haga con esta sencilla idea, esto es, que si se le presenta un asunto, decidir sobre l de una manera o de otra. Tiene miedo de venir? Tiene miedo de prometer hacer una decisin? Si tan solo desea orme hablar sin decidirse, no haciendo nada, el guarda templo le dejar salir y usted puede irse a su casa. Pero si promete escuchar imparcialmente lo que tengo que decir, y despus, con la ayuda de Dios, resolverse, venga y sintese aqu al frente." Ese fue un gran discurso que hizo una tremenda impresin. Vi levantarse a hombres que nunca antes se haban conmovido e ir a la primera banca. Cuando tuvo all como cincuenta o sesenta hombres y mujeres, se par delante de ellos, y les habl, mostrndoles las cosas sobre que haban de hacer una decisin: y no consinti en que se fueran hasta que hubieran hecho una decisin en pro o en contra. Algunos de ellos fueron convertidos el primer da; otros hicieron la promesa de hacer una decisin. Qu dijo Patricio Henry cuando procuraba persuadir a las Cmaras de Diputados a que llegaran a una decisin: "Ganaremos fuerzas por la irresolucin y la inaccin?" Qu se gana alguna vez por semejante conducta? Hallamos que el primer periodo de la vida de Moiss fue todo preparatorio. Dios le haba hecho una revelacin de que l habra de librar al pueblo. Crea que por medio de aquel pueblo el Cristo habra de venir. No podra haber hecho aquella decisin sin tener fe. La fe era el gran principio que hizo que sus padres desafiaran la autoridad del poderoso rey, no temindole. La fe vence al mundo. Ahora tenemos que considerar la equivocacin de Moiss. Roberto Ingersoll habla de las equivocaciones de Moiss, pero lo que l llama equivocaciones no lo son. Sin embargo, encontramos una. No fue una equivocacin el volver 1 a espalda y decir, "Deliberada y voluntariamente, desecho todo esto para siempre; rehus ser llamado el hijo de la hija de Faran; no pertenezco all. Yo no soy de ellos; echo mi suerte con esta

  • gente afligida." No se equivoc en esto. "Voy a visitar a mi pueblo. Voy a ver qu cargas tienen que llevar," No se equivoc en esto. Dnde, pues, se equivoc Moiss? Hizo la misma clase de equivocacin que Rebeca y Jacob. Dios haba prometido que el mayor servira al menor, por lo cual se resolvieron a apresurar el cumplimiento del propsito de Dios. Y Moiss pec no esperando que la providencia de Dios abriera el camino por el cual habra de librar al pueblo. No deba haber sacudido el reloj de arena. Cuando vio aquel comisario hiriendo inhumana e injustamente a un hebreo, lo mat. Dios lo haba dicho que su obra se iba a hacer de esa manera. Dios dijo, "Debes librar a mi pueblo." Pero no le dijo que habla de hacerlo segn su propio juicio. Cubri al egipcio con arena; y cuando vio riendo a dos de sus hermanos, movido por la misma idea, se adelant con el aire de un libertador y comenz a resolver ese caso, pero ellos rehusaron someterse. En otras palabras, vino solo, por su propia autoridad, sin cartas credenciales y sin nada de prueba de parte de Dios de que haba de librar al pueblo. Por esto lo rechazaron y Faran procur matarle. Volvmonos de nuevo a Hebreos 11:27: "Por fe dej a Egipto no temiendo la ira del rey; porque persista como quien vea al que es invisible." Generalmente su salida de Egipto no es entendida. Muchos dicen que era cobarde y que tema. Huy por fe, por impulsos di-vinos, No fue el temor del rey lo que lo impuls al destierro, sino que parece entender que su preparacin no era completa, y que haba algo que no haba recibido todava; por todos los cuarenta aos del segundo perodo de su vida, "persista como quien vea al que es invisible." Consideremos aquel periodo de cuarenta aos. Resolvi ir a donde estuviera fuera del poder de Faran, y fue el lugar ms seguro de la Pennsula Sinaitica, ocupada en parte por los madianitas y en parte por los malecitas; y como Eliezer y Jacob. y todos los dems en aquellos pases. lleg a un pozo. El pozo era un lugar favorito de reunin, justamente como lo es un molino de viento en el Sur de Texas. All vio a algunas seoritas, puesto que con frecuencia abrevan stas el ganado en aquellos pases; y algunos pastores las echaban de all. Moiss era soldado, y nunca se detuvo para contar sus adversarios. La caballerosidad en que haba sido creado como prncipe, lo empuj hacia adelante. e hizo huir a aquellos pastores. y ayud a las seoritas a abrevar las ovejas. Esta era tina hermosa seal de que estimaba a las seoritas. y stas siempre lo apreciaron. Si un hombre muestra su caballerosidad, sintiendo respeto y bondad para con las mujeres, para el nombre de madre, esposa y hermana, y muestra que esto permite a hombres brutales atropellar los derechos, privilegios y cortesas que se deben a las mujeres, ese hombre va a ser popular entre ellas, y es justo que lo sea. Su mismo porte anunci que era un hombre real. y conforme a la manera en que semejantes cosas se hacen, cas. El jeque madianita a cuya casa haba llegado. le dio por mujer a Zipora, una de sus hijas, la cual fue llamada a veces la mujer etope. Por esta razn, algunos dicen que Moiss se cas con una negra. Esto no es cierto. Hubo un "Cush" en frica, pero tambin haba un "Cush" en la Arabia Meridional. Hay quienes dicen que los medianitas descendieron de Esa. Leyendo Gnesis 25, veris que Madin fue descendiente de Abraham, por Cetura;

  • y que los madianitas e ismaelitas vivieron juntos. Haba un cercano parentesco entre ellos; los primeros eran descendientes de Abraham por Cetura; los segundos eran descendientes de Abraham por Agar. Pero despus de todo, el matrimonio de Moiss no era bueno. La esposa nunca simpatiz con la grande obra que Dios le haba encomendado a su esposo, y se port muy mal cuando l circuncid al primer hijo al cual Moiss haba tenido la debilidad de dejarla a ella gobernar. De modo que el segundo hijo no fue circuncidado; y poco falt para que le costara la vida, como veremos pronto. No hay en la Biblia nada que muestre que aquella mujer apoyara a su marido en alguna cosa buena que l procur hacer. Pero Moiss se qued all y en aquellos cuarenta aos consigui una educacin que le era de valor incalculable. La sublimidad de las grandes montaas, la soledad de las llanuras desiertas. la comunin silenciosa con Dios bajo las brillantes estrellas que resplandecen all tal vez ms que en ninguna otra parte del mundo; lo hacia meditar. All lleg a conoce? al pueblo de que trata el libro de Job. All, segn creo yo, escribi el libro de Job, que creo ser el primer libro de la Biblia que fue escrito, y que sugiere las aflicciones de su pueblo que estaba siendo molido por la opresin, as como expresan los pensamientos del libro de Job, esto es: Aflicciones enviadas sobre los justos sin que ellos tengan la culpa. Job fue un contemporneo de Moiss. Era la cosa ms fcil del mundo para l llegar a saber toda la historia. All estudi los mejores medios de andar en el desierto, pues se necesita un gua an ahora, para andar en ese pas. Se familiariz con los arroyos, y los mejores lugares para acampar; aprendi cmo soportar la vida del desierto por cuarenta aos; cuarenta aos que fueron llenos de la ms grande ostentacin del poder divino que el mundo ha visto jams. No decimos ms en este captulo. Aquellos cuarenta aos ya se acabaron, y enseguida comenzaremos a tratar de los ltimos cuarenta aos de la vida de Moiss, cuando Dios viene a l y le dice, "Te dije al principio que habas de librar a este pueblo. El tiempo ha venido. Te mostrar cmo has de hacerlo."

    ***

    V MOISES FRENTE A LA ZARZA ARDIENDO xodo 2:23-5:14

    El captulo comienza con xodo 2:23: "Y aconteci que, pasados muchos das, muri el rey de Egipto (el rey de quien huy Moiss era Remeces II); entre tanto los hijos de Israel geman a causa de la servidumbre; y clamaron, y subi a Dios su clamor, a causa de su servidumbre. Y oy Dios los gemidos de ellos; y acordase Dios de su pacto con Abraham, con Isaac y con Jacob. Y mir Dios a los hijos de Israel; y conocilos Dios por pueblo suyo. Cito estos ltimos versculos para mostrar que uno de los obstculos para que Moiss volviera a Egipto fue quitado cuando muri el rey que procuraba matarle. En segundo lugar, para mostrar que Dios, viendo toda la opresin perpetrada sobre esta raza, oye sus gemidos; que se acuerda de toda promesa. de todo pacto que jams ha hecho. Cuando vio su

  • estado lastimoso y oy sus oraciones y gemidos, se acord de los pactos que haba hecho con Abraham. El tiempo est ahora pasando rpidamente y se acerca el mero da en que ha prometido librarlos. De modo que ahora tenemos que considerar cmo contesta Dios aquellas oraciones que le haban levantado, En primer lugar, tiene que preparar un libertador terrenal, y ste es Moiss. Tambin tiene que preparar al pueblo para recibir a Moiss. Y tiene que preparar a Faran para recibir a Moiss. Estos son los tres grandes preparativos. El captulo tiene que considerar, en primer lugar, a Moiss. En ciertas estaciones del ao los mejores pastos en la Pennsula Sinaitica se hallan en las faldas de las ms altas montaas. Por esto hallamos que Moiss trae los rebaos de Jetro al Monte Horeb. Horeb es una sierra, y Sina es una cumbre de aquella sierra. A veces se usa la palabra Horeb, y a veces Sina. Se notar que este monte ya es llamado "El Monte de Dios." Fue llamado as antes del da de Moiss. Justamente sobre el lugar supuesto donde se vio esta zarza ardiente fue construido despus un convento que est all todava. En ese convento fue hallado el gran manuscrito sinaitico. Vase cmo las cosas se relacionan con ese monte. En ese monte Dios comienza a preparar a Moiss, apelando a su vista, a su odo y a su corazn. El espectculo fue una acacia que arda y, sin embargo, no se consuma. Esto fue un smbolo de los hijos de Israel en Egipto; aunque estaban en el horno de afliccin, no eran destruidos. Esta verdad se manifiesta en Daniel, cuando los tres hebreos fueron echados al horno ardiente, y Dios estuvo con ellos y los conserv de la destruccin. La zarza ardiente es uno de los smbolos ms consoladores en toda la Biblia para el pueblo de Dios. El pensamiento se expresa en un gran himno: "Tranquilos hallaros podis los creyentes." Dios est siempre con su pueblo en la enfermedad, en las inundaciones. en los incendios. Est con ellos para cuidarlos. Este espectculo atrajo a Moiss, y se acerc para ver por qu la zarza no se consuma con un fuego tan grande. Entonces una voz, viniendo de la zarza, le dijo que se quitara el calzado: que estaba sobre la tierra santa, y que se acercara. La voz le dijo quin hablaba con l, que era el Dios de Abraham y de Isaac y de Jacob. que haba visto la espantosa opresin del pueblo judaico en Egipto, que haba odo todas sus oraciones, y que ahora haba bajado para librarlos de todas sus aflicciones, y darles una buena tierra que manaba leche y miel. Y el versculo 10 dice as: "Ahora pues ven, y te enviar a Faran, para que saques mi pueblo, los hijos de Israel, de Egipto." Dios iba a escoger un libertador humano: "Te enviar." Es un estudio interesante, siempre que Dios llama a los hombres a hacer cosas grandes, notar las distintas actitudes de estas personas hacia estos llamamientos. Dios apareci a Isaas en una visin, e Isaas contest inmediatamente, "Aqu estoy yo; envame a mi!" Dios apareci a Jeremas, y ste dijo. "Ay Jehov, Seor! he aqu que no s hablar, porque soy nio!" Aparece a Moiss. Considerad la objecin hecha por Moiss: "Quin soy yo para que vaya a Faran, y para que saque a los hijos de Israel de Egipto?" Moiss se mir a s mismo y no vio nada en s competente para hacer aquella grande obra, Todos decimos lo mismo si nos miramos a nosotros mismos. Qu contest Dios a aquella objecin? "Yo estar contigo." Si Dios est con nosotros entonces toda objecin

  • basada sobre nuestra pequeez es una objecin equivocada. Dios le da entonces una seal que es sta: que cuando hubiera sacado al pueblo, habra de traerlo justamente a aquel monte donde hablaba, donde la zarza estaba ardiendo, para adorarle. Dios dijo en efecto, "Hay una seal de que puedes sacarlo; si yo estoy contigo y vuelves a este monte y ves aquella grande muchedumbre de pueblo reunida al pie de l, entonces mirars para atrs y dirs 'Por qu dije yo a Dios, Quin soy yo para que haga este gran hecho? Moiss hace esta objecin: "He aqu, yo ir a los hijos de Israel y les dir: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros; y cuando me preguntaren: Cul es su nombre? Qu les responder?" El Seor le contesta quitando aquella objecin: "As les dirs a los hijos de Israel: Jehov. el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre, y este es m memorial de siglo en siglo." Jehov significa Dios del pacto, un Dios que se manifiesta; y dice a Moiss lo que ha de decirle. Ha de reunirlos y decirles que Jehov dice, "Vengo a sacaros de Egipto y daros una tierra que mana leche y miel." Y El dice, "Ellos oirn tu voz, Irs entonces t. con los ancianos de Israel, al rey de Egipto y le haris esta demanda: que os permita ir camino de tres das al desierto para sacrificar a Jehov." Dios le amonest con anticipacin diciendo, "Yo s que no os dejar ir el rey de Egipto," y le da al menos una explicacin, esto es: "Endurecer el corazn de Faran para que no os deje ir." En el captulo siguiente vamos a considerar aquella cuestin de endurecimiento. Hay veinte lugares en esta conexin donde se menciona este endurecimiento: en Dez de ellos Faran endurece su propio corazn; en otros diez Dios lo endurece. A esto hallaris algunas referencias en Romanos 11. Es un asunto que necesitamos estudiar: cmo nosotros endurecemos nuestros corazones, y cmo Dios los endurece, El motivo por qu Dios dice a Moiss que va a endurecer el corazn de Faran es el de prevenirle a fin de que no sea desanimado. Le dice: "No seas desanimado, yo estoy manejando el asunto, y estoy dicindote todo con anticipacin. Os sacar, y le dirs que si no deja ir a Israel, m primognito, le quitar a su primognito." Ahora veamos la prxima objecin de Moiss: "T me dices que vaya yo, pero yo no soy nada. Me dices que irs conmigo. Cuando el pueblo me pregunte tu nombre, yo les dir lo que t me dices. Pero no me creern, ni escucharn mi voz; porque dirn: no te ha aparecido Jehov." Jehov le da tres seales en respuesta a aquella objecin. (1) "Qu es eso que tienes en tu mano?" "Una vara, un cayado de pastor." "chala en tierra," Se cambi en una serpiente y,, Moiss huy de delante de ella. "Tmala por la cola, y se convirti de nuevo en una vara en su mano, Esto es una seal, Egipto es llamado Rahab; esto es, una serpiente, Dios va a atacar a Egipto por medio de la serpiente, Se hace referencia a esto en Job, y en varias de las profecas, La primera seal, pues, es el convertir, a su antojo, la vara en una serpiente, y la serpiente de nuevo en una vara, (2) La segunda seal es para el pueblo: "Mete la mano en tu seno." Se hace blanca como la lepra, "Vuelve a meter la mano en tu seno," y se san de nuevo, (3) La tercera seal fue: "Tomars un poco del agua del Nilo; derrmala y se volver sangre," Esto fue un golpe dirigido a los dioses de

  • Egipto. Estas eran las tres seales que haban de acreditar a Moiss de parte de Dios frente a los Hijos de Israel. Ahora veris cul era la prxima objecin: "Ah Seor! Nunca he sido hombre elocuente, ni en tiempo pasado, ni desde que hablaste con tu siervo; si no que soy torpe de boca ~ torpe de lengua" (xodo 4:10). Esto no quiere decir que tartamudeaba, como Demstenes, ni que no hablaba con fluidez, como Oliverio Cromwell y Juan Knox, al principio, y como el Senador Coke cuando comenz a hablar en pblico. La respuesta a esta objecin es: "Quin dio boca al hombre? O quin le hace mudo o sordo, dotado de vista o ciego? Acaso no soy yo, Jehov? Ahora pues, ve, que yo estar con tu boca, y te ensear lo que has de decir," En otras palabras, dice, "El ser elocuente t o no, no tiene nada que ver con el asunto, Tienes que entregar un mensaje. Si tuvieras que escribir una composicin que encantara a Faran, de modo que dejara ir a los hijos de Israel, sera cosa distinta," Moiss contest: "Ah Seor! enva te ruego, por mano de aquel que has de enviar," Es difcil entender lo que Moiss quera decir con esto, Por lo regular se ha supuesto que significara: "Enva por quien quisieras, con tal que me dejes slo." Pero dudo que signifique esto. Me parece antes que tiene este significado: "Te he dicho mi incompetencia. y ahora lo har si t quisieras. pero si este negocio no tiene xito, acurdate de que yo saba mejor que t acerca de l, y protest." Esto despert la ira del Seor. Por lo que sabemos, nunca se air con Moiss sino dos veces; la prxima vez que se irrit contra l, Moiss perdi el derecho de entrar en la Tierra Prometida corporalmente. Pero Dios contesta esta objecin dicindole acerca de Aarn. el hermano mayor. "El es elocuente y he aqu que sale a recibirte." Dios haba enviado a Aarn para encontrarle all mismo en ese monte. Te dar un hombre elocuente. pero despus tu hombre elocuente presentar un becerro de oro a tu pueblo." Hubo otra objecin en la mente de Moiss aunque no lo manifest: Estoy empleado por mi suegro; tengo sus ovejas a mi cuidado: y tengo que arreglar este negocio antes de ir a Egipto. Por esto va a Jethro y le manifiesta el caso: que desea Ir a Egipto para ver en qu estado est su pueblo, para ver si viven todava. Pero no le dice lo que Dios le haba dicho. Jethro consiente. Cada ao de mi vida encuentro a alguien que no est listo para hacer la v6luntad del Seor a causa de algn negocio que no puede soltar. Hay todava otra objecin revelada en el versculo 19: "Ya han muerto todos los hombres que buscaban tu vida." Moiss ha esperado hasta que Dios vuelve a hablarle y revela otra objecin en su mente. Hay otra prueba todava; parte con su mujer y sus dos nios; pero no ha cumplido con el pacto de Dios. No ha circuncidado al ltimo nio. y Dios le encuentra en el camino para matarle; y Moiss sabe por qu. Su mujer tambin sabe por qu. Dios presenta el caso a la mujer de esta manera: "T te has opuesto a la circuncisin de este nio, y ahora si perseverares en oponerte, perders a tu marido. No puede ir a librar a este pueblo si l mismo quebranta el pacto." De modo que ella circuncid al nio. Entonces Moiss envi a Zpora y los dos nios a Jethro. Cuando Moiss vuelve a Sina con los hijos de Israel. Jethro se los trae de nuevo.

  • Se ve que, para preparar a ese hombre para hacer una obra, se tuvieron que quitar las dificultades de su camino. Cuando estaba en Egipto saba que habla de librar al pueblo. y se apresur a efectuarlo a su propia manera, pero fue rechazado de un modo que le apart de ello ms que nunca. Ahora desciende preparado y Aarn viene a encontrarle en el Monte Sina. Desde all los dos hermanos, separados por cuarenta aos, marchan a travs del desierto hacia Egipto para librar de la esclavitud a millones de gente. Os leer lo que dice un poeta, el Dr. W' C. Wilkinson. en su "pico de Moiss," acerca de esto: "Aquellos dos viajeros por el desierto Inconscientemente sobre sus hombros llevaban El peso tembloroso de destinos sin limites; No slo dependa de ellos el futuro De su raza, sino el futuro del mundo. Desde el este hasta el oeste, desde el norte hasta el sur, en ninguna parte. Haba dentro del amplio horizonte de toda la redondez de la tierra. La menor esperanza del rescate de la humanidad. Enredada, resbalando por un fatal despeadero Que acababa en el abismo de fauces abiertas. De desesperacin y muerte completa y final. En ninguna otra parte, sino con aquellos dos hermanos hebreos." El que sobre estos dos hermanos judos descansaban los destinos del mundo es un pensamiento hermoso y admirablemente expresado. No os olvidis de este libro y su valor para la interpretacin. Moiss y Aarn llegan al lugar y renen al pueblo. Esto sin duda necesitaba algn tiempo, puesto que estaban esparcidos. Con rapidez se mand el mensaje a los cabezas de las distintas tribus. En 6:15 se habla de los hijos de Simen y enseguida de los hijos de Lev. Entonces desde los cabezas de los levitas traza la descendencia hasta Moiss y Aarn, mostrando que Moiss y Aarn no eran cabezas de la tribu de Lev. De modo que no tiene autoridad tribal sobre aquel pueblo, sino solamente la autoridad que Dios les ha dado. Cuando estuvieron reunidos los cabezas de todas las tribus, los dos hermanos declaran claramente el mensaje, y, naturalmente se les hacen preguntas: "Cmo sabemos que Dios os ha enviado? Cul es su nombre? Qu seales dais?" En la presencia de todos los ancianos hacen todas las seales: los ancianos los aceptan e informan al pueblo; y el pueblo las cree. Ahora estn preparados para ir a Faran. Dios ha preparado a Moiss para aceptar la obra: ha preparado al pueblo para aceptar a Moiss como el caudillo de la obra: ahora tiene que enviar a Moiss y a Aarn y los ancianos del pueblo para preparar a Faran para orlos. Vamos a estudiar su entrevista: Despus d e esto entraron Moiss y Aarn, y dijeron a Faran: "As dice Jehov, el Dios de Israel: deja ir a mi pueblo, para que ellos me celebren una fiesta solemne en el desierto. Mas respondi Faran: Quin es Jehov, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? No conozco a Jehov, ni tampoco dejar ir a Israel. Y ellos dijeron: El Dios de los hebreos ha venido a encontrarse con nosotros: permite pues que vayamos camino de tres das en el desierto, y ofrezcamos sacrificios a Jehov, nuestro Dios: no sea que venga sobre nosotros con peste o con espada. Mas el rey de Egipto les respondi: Por qu, oh Moiss y Aarn, hacis desistir al pueblo de su obra? d a vuestras cargas! Dijo tambin: He aqu que el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros los hacis descansar de sus cargas.

  • Y mand a los sobrestantees que el pueblo hiciera el mismo trabajo que antes y que recogiera por si mismos la paja; si no podan cumplir su trabajo los oficiales hebreos haban de ser azotados pblicamente. Fueron azotados y apelaron a Faran; mas ste los envi a Moiss y Aarn. Acusaron a Moiss y Aarn de haber trado sobre ellos esta nueva opresin. Ya se puede ver que este pueblo no est preparado. Estos cabezas, luego que les sobreviene un poco de afliccin, no vacilan en repudiar a Moiss y a Aarn a quienes acaban de aceptar como caudillos. Moiss presenta el caso a Dios en oracin, y Jehov le contesta dicindole que l sabia que Faran no los dejara ir. Ahora tienen que ir a Faran y hacerle ver que Jehov es Dios. En el captulo siguiente trataremos toda esta transaccin entre Moiss y Faran, o como dice Pablo, "Janes y Jambres, los sacerdotes que resistieron a Moiss." En el capitulo siguiente consideraremos aquel doble endurecimiento. que busque cada lector los veinte pasajes que se refieren al endurecimiento-diez en que Dios endurece el corazn de Faran, y diez donde Faran endurece su propio corazn. Enseguida trataremos de las diez plagas, una tras la otra.

    ***

    VI LAS DIEZ PLAGAS, O EL GRAN DUELO xodo 5:15-12:37

    El presente captulo tratar del gran duelo entre Moiss y Faran, o en otras palabras las Diez Plagas. He presentado como de costumbre, algunas cuestiones importantes. Cul es el alcance de la leccin? Desde xodo 5:15, hasta 12:37. Cul es el tema de la leccin? Las Diez Plagas. o la respuesta de Dios a la pregunta de Faran: "Quin es Jehov?" Cul es el texto central? xodo 12:12: "En todos los dioses de Egipto ejecutar juicios." Cul fue el propsito de estas plagas? Generalmente como se expresa en xodo 9:16: "Para que sea celebrado mi nombre en toda la tierra." esto es, para mostrar que Jehov era el nico Dios. El segundo objeto fue el de probar a Israel que Jehov era un Dios que guardaba sus pactos. El primer objeto tocaba a los de afuera. Por lo que tocaba a Moiss, haba de mostrarle que Dios lo acreditara plenamente como el caudillo. Cmo fue acreditado Moiss? Por el poder de obrar milagros. Note el lector, si no lo ha notado antes, que Moiss es el primer hombre mencionado en la 13iblia que obr milagros aunque Dios haba obrado algunos un poco antes de este tiempo. Pero Moiss fue el primer agente de Dios para obrar milagros, para ser debidamente comisionado para llevar un mensaje a otros hombres. Sobre el asunto general de milagros, deseo hacer la observacin de que hay tres grandes grupos de milagros, esto es: Las plagas de Egipto, los milagros obrados por Eliseo, y los milagros efectuados por Cristo y los apstoles. De vez en cuando desde el tiempo de Moiss hasta el tiempo de Cristo, algn profeta estaba capacitado para obrar milagros. Estos son

  • los grupos. Pero, qu es un milagro? Cuando llegamos al Nuevo Testamento hallamos que se emplean cuatro palabras, todas, expresadas en el griego: una que expresa el efecto del milagro sobre el que lo ve, una "maravilla." Otra que expresa el propsito, una "seal." Otra que expresa la energa o "poder, mientras que otra todava expresa "obra. Esto es, "Maravillas; seales, poderes, obras." Como hemos llegado por primera vez a tratar de milagros, sera bueno que todo lector leyera la parte introductoria de Trench, o algn otro autor -Trench es el mejor. Volvemos a nuestra pregunta, Qu es un milagro? Tmese esto como una definicin: (1) "Un suceso extraordinario. Esta es la primera idea. Si es un suceso ordinario no se puede decir que es maravilloso. No es un milagro que el sol salga por el este. Seria un milagro si se viera salir por el occidente. (2) Este suceso extraordinario se discie