estudio vih sida - juan herrera .net · 1 trabajo investigaciÓn: percepción frente al vih/sida de...

of 62 /62
1 TRABAJO INVESTIGACIÓN: Percepción frente al VIH/SIDA de población Universitaria Dirección: D. Juan Manuel Herrera Hernández Autores: Alumnos/ as de la asignatura optativa de Trabajo Social Curso 2001-2002 1. JUSTIFICACION 1.1.Concepto y justificación Actualmente, la intervención en los principales colectivos afectados por el VIH es uno de los aspectos fundamentales para su prevención, pues lo que se pretende con ello es un cambio de conducta en los individuos que minimice los riesgos de la transmisión del virus. Por ello, la Psicología va a desempeñar un papel importante en el proceso de intervención, ya que la principal vía de transmisión es el comportamiento sexual. Con la Psicología se llevaría a cabo una intervención con el objetivo de cambiar aquellas conductas, en este caso sexuales, consideradas de riesgo y que facilitan la infección del individuo. Se trataría de pasar de una conducta de riesgo a una conducta preventiva. Por todo ello, se han de elaborar intervenciones psicosociales eficaces y adecuadas al colectivo al que van dirigidas (jóvenes, drogodependientes, personas adultas, etc.), facilitando la comprensión de los conceptos y los diversos aspectos que se han de incluir en toda intervención sobre el VIH/SIDA. Sobre todo esto existen datos preocupantes sobre el número de personas que, a finales de 2003, vivían con el VIH. Las cifras ascendían hasta los 37.800.000 personas, de los que 35.700.000 eran adultos entre los 15 y 49 años, y 17 millones eran mujeres (ONUSIDA/OMS, 2004). En el caso de España, el número de personas con VIH era de 140.000 aproximadamente, de las que 27.000 eran mujeres. Remontándonos a 1996, se sabe que la incidencia del VIH dependía del impacto que los tratamientos antirretrovirales tenían en cada país. En España se inició un descenso en la incidencia de casos diagnosticados de SIDA, que en los últimos años ha evolucionado hasta su estabilización. A pesar de ello, a finales del año 2003 la prevalencia de VIH en adultos ascendía a un 0’7% (ONUSIDA/OMS, 2004). Ante esto datos surgen cuestiones tales como la siguiente: ¿es necesario seguir interviniendo para reducir el riesgo de transmisión de VIH/SIDA en los países en los que los tratamientos de alta eficacia están al alcance de todos? En torno a esta cuestión, se ha detectado que en el momento en el que las terapias antirretrovirales activas empiezan a estar disponibles de forma generalizada, se produce un incremento en las conductas de riesgo que ha dado lugar a un repunte de las ETS, y un aumento en la incidencia de VIH. También en España se ha comenzado a detectar un aumento en la incidencia de otras ETS, y aunque el uso del preservativo se ha incrementado de forma muy sensible a lo largo de los años, está lejos de los niveles óptimos. Con todo ello surge también el hecho de que el VIH sea una enfermedad asintomática, es decir, que pueden pasar meses e incluso años en los que no se dejan entrever ningún tipo síntomas que hagan sospechar de la presencia de la enfermedad;

Author: vokhanh

Post on 18-Oct-2018

214 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    TRABAJO INVESTIGACIN: Percepcin frente al VIH/SIDA de poblacin Universitaria Direccin: D. Juan Manuel Herrera Hernndez Autores: Alumnos/ as de la asignatura optativa de Trabajo Social Curso 2001-2002 1. JUSTIFICACION 1.1.Concepto y justificacin

    Actualmente, la intervencin en los principales colectivos afectados por el VIH es uno de los aspectos fundamentales para su prevencin, pues lo que se pretende con ello es un cambio de conducta en los individuos que minimice los riesgos de la transmisin del virus. Por ello, la Psicologa va a desempear un papel importante en el proceso de intervencin, ya que la principal va de transmisin es el comportamiento sexual. Con la Psicologa se llevara a cabo una intervencin con el objetivo de cambiar aquellas conductas, en este caso sexuales, consideradas de riesgo y que facilitan la infeccin del individuo. Se tratara de pasar de una conducta de riesgo a una conducta preventiva.

    Por todo ello, se han de elaborar intervenciones psicosociales eficaces y

    adecuadas al colectivo al que van dirigidas (jvenes, drogodependientes, personas adultas, etc.), facilitando la comprensin de los conceptos y los diversos aspectos que se han de incluir en toda intervencin sobre el VIH/SIDA.

    Sobre todo esto existen datos preocupantes sobre el nmero de personas que, a

    finales de 2003, vivan con el VIH. Las cifras ascendan hasta los 37.800.000 personas, de los que 35.700.000 eran adultos entre los 15 y 49 aos, y 17 millones eran mujeres (ONUSIDA/OMS, 2004). En el caso de Espaa, el nmero de personas con VIH era de 140.000 aproximadamente, de las que 27.000 eran mujeres.

    Remontndonos a 1996, se sabe que la incidencia del VIH dependa del impacto

    que los tratamientos antirretrovirales tenan en cada pas. En Espaa se inici un descenso en la incidencia de casos diagnosticados de SIDA, que en los ltimos aos ha evolucionado hasta su estabilizacin. A pesar de ello, a finales del ao 2003 la prevalencia de VIH en adultos ascenda a un 07% (ONUSIDA/OMS, 2004).

    Ante esto datos surgen cuestiones tales como la siguiente: es necesario seguir

    interviniendo para reducir el riesgo de transmisin de VIH/SIDA en los pases en los que los tratamientos de alta eficacia estn al alcance de todos?

    En torno a esta cuestin, se ha detectado que en el momento en el que las terapias antirretrovirales activas empiezan a estar disponibles de forma generalizada, se produce un incremento en las conductas de riesgo que ha dado lugar a un repunte de las ETS, y un aumento en la incidencia de VIH. Tambin en Espaa se ha comenzado a detectar un aumento en la incidencia de otras ETS, y aunque el uso del preservativo se ha incrementado de forma muy sensible a lo largo de los aos, est lejos de los niveles ptimos.

    Con todo ello surge tambin el hecho de que el VIH sea una enfermedad

    asintomtica, es decir, que pueden pasar meses e incluso aos en los que no se dejan entrever ningn tipo sntomas que hagan sospechar de la presencia de la enfermedad;

  • 2

    por tanto, las parejas de estos individuos no seran conscientes de la necesidad de proteccin que deben tener ante la seropositividad del sujeto infectado. Adems, y debido a su desconocimiento, las personas con el VIH no se veran beneficiadas de los tratamientos para paliar la enfermedad. En Espaa, el 58% de las transmisin por va sexual se producen en estas circunstancias.

    De todo ello se deduce la gran importancia que tienen los programas de

    intervencin para los cambios de conductas que se desean. Para que esto se realice de una forma eficaz y eficiente deben cumplir una serie de requisitos:

    - Deben estar basados en teoras contrastadas empricamente. - Deben utilizar las estrategias metodolgicas ms eficaces. - Deben respetar las especificidades de la poblacin a la que van dirigidos.

    1.2.Modelos de intervencin

    La mayora de las investigaciones en el rea de la prevencin del VIH se han basado en uno o ms modelos generales de prediccin de conducta y de su cambio.

    Los modelos que con mayor frecuencia se han aplicado al contexto de la

    prevencin sexual del VIH han sido:

    - La Teora de la Accin Razonada: las investigaciones apoyan la relacin de las intenciones con las conductas asociadas al VIH/SIDA. Sin embargo, esta relacin es ms compleja que en conductas ms controlables o que requieren una accin simple en un momento puntual. En esta teora se acepta el papel de la experiencia anterior como predictor de la conducta, y cuenta con un fuerte apoyo emprico. Asimismo, las actitudes es un componente ms importante que la norma, aunque s se emplea la norma subjetiva cuando se trata con adolescentes.

    - Teora de la Accin planificada: la relacin entre intencin y conductas no

    volitivas es compleja, las actitudes toman un papel ms importante que la norma, y se emplea la norma subjetiva en el caso de trabajar con adolescentes.

    - Teora del Aprendizaje Social: en relacin a las actitudes (expectativas de la

    conducta), las creencias hedonistas sobre el uso del preservativo (consecuencias fsicas) estn asociadas con su utilizacin. Las reacciones negativas frente al uso del preservativo por parte de las parejas sexuales principales (consecuencias sociales) se han mostrado tambin predictores de su utilizacin. Los resultados evaluativos muestran una relacin importante con la adopcin de conductas sexuales de riesgo. En esta teora tambin nos encontramos con la percepcin de control (autoeficacia), y en este sentido la autoeficacia para usar el preservativo est asociada con su uso. La confianza en la propia habilidad para usar el preservativo es un predictor ms importante de la conducta preventiva que una autoeficacia ms general dirigida a prevenir el VIH/SIDA.

  • 3

    - Modelo de Creencias de Salud: en este modelo la percepcin de riesgo mantiene una relacin consistente pero baja con la conducta de riesgo y est dbilmente relacionada con la adopcin de conductas preventivas para el VIH/SIDA. Incluso cuando el aumento de la amenaza percibida se asocia positivamente con el cambio de conductas, los argumentos que inducen miedo no tenan ningn efecto conductual positivo independiente. Adems, la seriedad o gravedad percibida tiene baja capacidad para explicar y predecir la conducta preventiva. Existe una asociacin ligeramente positiva entre el uso del preservativo y la preocupacin o miedo ante la amenaza del SIDA, es decir con respuestas de corte ms efectivo que cognitivo. Por su parte la percepcin de costes del preservativo y de las consecuencias negativas para s mismo o la pareja y de las dificultades para adquirirlo se correlacionan de forma negativa y dbil con su utilizacin. Los beneficios de los preservativos se asocian de forma ligeramente positiva con su uso.

    En este modelo tambin nos podemos encontrar una batalla entre la

    Informacin Cientfica Vrs Mitos en relacin a toda esta cuestin. As vemos como la informacin correcta guarda una relacin muy baja con el uso del preservativo; probablemente el conocimiento tenga un efecto indirecto actuando como indicio. En cuanto a los mitos, no se encuentra asociada con la informacin o creencias incorrectas, lo que probablemente implica que estos dos tipos de conocimientos correspondan a diferentes constructos. La mera transmisin de conocimientos correctos no logra reducir las creencias incorrectas.

    Ante esto existen una serie de indicadores o estmulos para la accin,

    como por ejemplo conocer a alguien con SIDA, haberse realizado el test de deteccin del VIH, o haber estado expuesto a las campaas sobre SIDA.

    - Modelo de Etapas de Cambio, como el Modelo Transterico: en este modelo

    nos encontramos ante cinco etapas:

    1. Precontemplacin 2. Contemplacin 3. Preparacin 4. Accin 5. Mantenimiento

    En base a esto, la influencia de las diferentes estrategias depende de la

    etapa de cambio en la que se encuentre la persona. En este sentido vemos como la informacin y las actitudes influyen en la conducta cuando las personas todava no estn realizando la conducta; las habilidades conductuales influyen en la conducta cuando las personas ya la estn realizando; cuando las personas no realizan una accin, la informacin tiene una mayor influencia sobre la conducta que cuando la estn llevando a cabo; y, cuando las personas realizan una accin, las habilidades conductuales influyen en mayor medida en el comportamiento que cuando no lo estn realizando.

  • 4

    - Modelo de la Reduccin de Riesgo de SIDA: en este caso, el modelo cuenta con tres etapas:

    1. Deseo 2. Implicacin 3. Realizacin

    Los comportamientos preparatorios (llevar un preservativo o tenerlo

    disponible) estn relacionados positivamente con su uso en relaciones heterosexuales. Aunque la comunicacin sobre las ETS o el Sida tiene una relacin positiva pequea con la conducta preventiva, el negociar concretamente la necesidad de utilizar el preservativo est asociado con su uso. Estos resultados apoyan el punto de vista de que la planificacin aumenta la probabilidad de uso del preservativo.

    Todos estos modelos han recibido numerosas crticas sobre sus limitaciones para cambiar las conductas de riesgo y sobre su eficacia para reducir la extensin sexual del VIH/SIDA. Por ello, en los ltimos aos los investigadores han tratado de disear nuevas propuestas que integran los factores que ms xito han mostrado en la prediccin de conductas preventivas y aaden elementos nuevos que permitan hacer frente a estas limitaciones. Un ejemplo de ello es la Teora de los Cinco Dominios.

    Nueva Propuesta Terica. Cinco Dominios

    Esta propuesta terica lo que hace es agrupar todas las variables contempladas en las teoras psicosociales en cinco dominios, y surge como consecuencia de las limitaciones de los modelos previos. Entre las diferencias existentes entre los antiguos modelos y este ltimo, nos encontramos con las siguientes:

    1. Los conceptos identificados como importante para el cambio de comportamientos se integran en los siguientes cinco dominios: a) valoracin de riesgo, b)auto-percepcin, c) emocin y activacin, d) influencia interpersonal y social, y e) factores ecolgicos y estructurales. Esta divisin no se daba en los anteriores modelos.

    2. Nos permiten superar las limitaciones con las que se han encontrado los modelos psicosociales a la hora de reducir las conductas sexuales de riesgo en las situaciones de alta excitacin sexual, y en las poblaciones socialmente ms vulnerables y deprimidas.

    3. Estos dominios se caracterizan por su singularidad e interrelacin. 4. Segn sus autores, esta perspectiva nos permite disponer de un material

    heurstico complejo y vlido para el diseo de intervenciones dirigidas a la prevencin del VIH/SIDA.

    Primer Dominio: Valoracin de Riesgo

    Este dominio abarca la percepcin y valoracin del riesgo. Los estudios

    empricos concluyen que el riesgo percibido es visto como necesario, pero no como un precursor suficiente del cambio de conducta. Son varias las razones expuestas:

  • 5

    - La relacin entre la percepcin de vulnerabilidad y las prcticas sexuales puede no ser directa. Ello es en parte debido al significado social y a los aspectos emocionales del sexo.

    - La percepcin del riesgo tiene componentes cognitivos y afectivos, y por tanto dependiendo de los aspectos en los que centremos nuestra atencin, las conclusiones acerca del impacto de la percepcin de riesgo en la conducta puede variar.

    - El conocimiento sobre la trasmisin de enfermedades afecta a la percepcin de riesgo, haciendo del conocimiento fiable un importante factor.

    - El conocimiento incorrecto aumenta tanto la percepcin de riesgo como la incertidumbre respecto al riesgo percibido y el grado de riesgo atribuido. El desconocimiento nos produce incertidumbre y vemos ms riesgo en las prcticas sexuales.

    - Es importante el contexto en el que se est valorando el riesgo. Por ejemplo, la pareja principal puede no ser percibida como un riesgo en comparacin con una pareja ocasional percibida como una potencial relacin de riesgo.

    Por otra parte, se incluyen tres procesos a los que es necesario prestar atencin a

    la hora de disear un programa de intervencin

    a) Optimismo ilusorio: tendencia a percibir que tenemos ms probabilidades que la persona media de que nos sucedan acontecimientos positivos.

    b) Ilusin de invulnerabilidad: creencia en una menor probabilidad de que nos ocurran acontecimientos negativos.

    c) Jerarqua de problemas: las enfermedades transmisibles no constituyen nuestra primera preocupacin.

    Una intervencin se debera centrar en un concepto u otro dependiendo de los

    factores que se diagnostiquen que estn afectando a las conductas de riesgo y/o de las caractersticas especficas de la poblacin diana de la intervencin.

    Segundo Dominio: Auto-Percepcin

    Se refiere a las creencias y actitudes acerca de uno mismo. En l se incluyen la auto-eficacia, la intencin, las expectativas sobre las consecuencias de una conducta, la auto-identidad y las propias normas. En relacin a esto, y a algunos factores de este dominio, las aportaciones ms novedosas son:

    1. Conceptualizaciones recientes han integrado formalmente la percepcin de control en un constructo con dos dimensiones: la auto-eficacia y las expectativas de un control general o instrumental sobre la conducta. Adems, la relacin entre la percepcin de control y las prcticas sexuales puede verse afectada por la ilusin de control: tendencia a sobrestimar las propias capacidades o habilidades.

    2. Las expectativas sobre las consecuencias derivadas del uso del preservativo constituyen creencias en las que entran en juego la proteccin, el autoconcepto, el placer y las implicaciones para la interaccin. Mientras el autoconcepto es un criterio crucial para los sentimientos de las personas sobre el uso del preservativo, las expectativas de proteccin parecen no tener ninguna influencia. En cuanto a las expectativas de placer, las actitudes hacia el uso del preservativo

  • 6

    dependen de la percepcin que se tenga de su capacidad para reducir el placer sexual. Finalmente, las implicaciones para la interaccin ejercen escasa influencia.

    3. La auto-identidad y las propias normas hacen referencia a la percepcin de una persona sobre la clase de persona que es. Esas percepciones se utilizan para juzgar o estimar lo que es apropiado, algo que aumenta la probabilidad de realizar una determinada conducta. Por lo que respecta a la auto-identidad, baste decir que la familia, la historia cultural, la etapa de desarrollo y la orientacin sexual contribuyen de manera decisiva a su construccin.

    Tercer Dominio: Emocin y Activacin

    Las conductas sexuales estn enraizadas en instintos, motivadas

    psicolgicamente, y/o dirigidos por impulsos. En este dominio se incluyen las emociones, la activacin sexual y los escenarios sexuales.

    1. Las emociones pueden afectar a la conducta de forma directa o indirecta. Por ejemplo, el estado de nimo positivo puede influir en el uso de sustancias o en la bsqueda de sensaciones, y eso podra estar indirectamente relacionado con las conductas de riesgo del VIH/SIDA. Adems, los sentimientos positivos en la relacin pueden contribuir a una incapacidad de valorar de forma fiable su riesgo o pueden disminuir las intenciones de negociar el uso del preservativo.

    2. Las experiencias emocionales o afectivas especficas proceden del encuentro sexual, particularmente la activacin, forman parte tambin de este dominio. El deseo de placer y gratificacin implican una fuerte motivacin para el sexo, de suerte cuando las personas estn preocupadas porque las conductas de proteccin puedan amenazar al placer sexual, tienen menos probabilidades de adoptarlas

    3. Los hbitos o los escenarios sexuales internalizados contribuyen a la regulacin de los comportamientos sexuales e influyen en la experiencia de deseo y activacin sexual. Los escenarios influyen en el objeto de inters sexual de cada persona, en lo que uno hace o no hace sexualmente y en las razones por las cuales tiene relaciones sexuales. Este aspecto de la sexualidad est muy influido por factores culturales y sociales, algo que internalizamos sin ser necesariamente conscientes de ello.

    Cuarto Dominio: influencia interpersonal y social

    Incluye la influencia de las relaciones ms ntimas, as como la de aquellas

    personas que se encuentran dentro de la propia red sexual. Aunque la conducta sexual es privada, hay fuerzas externas a la persona que afectan a la actividad sexual.

    En trminos de los aspectos sociales de la conducta, diversas teoras se han

    centrado en el impacto que tienen las relaciones ms cercanas sobre la persona. Junto a estas teoras, otros modelos aplicados a la reduccin del riego, que incluyen la teora de gnero y del poder, la teora de la red social y el constructo conocido como capital social, acentan las dimensiones macro sociales:

  • 7

    1. La teora del gnero y del poder enfatiza cmo los hombres y las mujeres se socializan en roles de gnero. Esos roles aprendidos afectan a las interacciones ntimas y a la capacidad para negociar la adopcin de conductas de proteccin.

    2. Los factores claves enfatizados en la teora de la red social son el papel de apoyo social y de las redes a la hora de determinar, apoyar o disuadir ciertas conductas. Las normas pueden fomentar o desalentar algunas conductas de riesgo del VIH/ETS. Adems de las propias normas que son de carcter auto-referente, existen las denominadas normas subjetivas y descriptivas. Las normas subjetivas han recibido un apoyo emprico dbil, mientras que las normas descriptivas son un factor predictor ms importante del uso del preservativo, porque lo que se percibe que la gente hace indica lo que es vlido o real, ms que lo que la gente dice que hay.

    3. La percepcin de la actitud de la pareja hacia los preservativos es tambin un buen predictor de su uso; de hecho, el impacto de las normas y las actitudes en el uso del preservativo depende del tipo de pareja. Debido a que los amigos y familiares influyen ms que las parejas ocasionales, las personas pueden utilizar preservativos con una pareja espordica si sus amistades creen que su uso es apropiado y justificado en ese contexto, mientras que la opinin de la pareja puede ser el factor ms importante cuando las personas tienen relaciones con parejas estables, ya que stas ejercen una mayor influencia a la hora de tomar decisiones que las parejas ocasionales.

    4. Existen diversos sesgos cognitivos que afectan a la percepcin de las normas sociales:

    a) El falso consenso: la tendencia de las personas a sobrestimar una conducta

    cuando son ellas las que la ejecutan. b) La falsa unicidad: tendencia a creer que las conductas positivas son menos

    comunes de lo que realmente son. c) La ignorancia pluralista o la tendencia a creer que hay un porcentaje mayor de

    personas que est en contra del preservativo en relaciones ocasionales, cuando en realidad la mayora est a favor de su uso.

    5. El capital social comprende factores como la confianza, la reciprocidad y la

    cooperacin entre los miembros de una red social que se dirige a alcanzar metas comunes. Puede estar inversamente relacionado con la prevalencia de las ETS y los casos de SIDA. Existen tres mecanismos potenciales de la influencia del capital social:

    a) Directamente, al aumentar la cohesin social. b) Indirectamente, por su influencia en las conductas de riesgo y de proteccin. c) Indirectamente tambin por su influencia en el acceso a los servicios de salud.

    6. Finalmente, las relaciones interpersonales ejercen una influencia profunda sobre

    las conductas asociadas con el VIH/ETS. La historia de la relacin y la etapa en la que sta se encuentra influyen en la habilidad para discutir y mantener conductas de salud preventivas. La comunicacin, la negociacin y lo cmodo que nos encontremos con la conducta sexual explcita contribuyen a la probabilidad de que la conducta protegida se mantenga.

    Quinto Dominio: Factores Ecolgicos y Estructurales

  • 8

    Subraya el hecho de que hay circunstancias ms all del individuo y del grupo

    social que afectan a la salud y al bienestar. Este dominio integra los factores psicolgicos, organizacionales y culturales, as como una planificacin y una regulacin comunitaria. Todos ellos resultan necesarios para abordar los problemas de salud. Estos factores entran dentro de las condiciones superestructurales (homofobia), estructurales (leyes, polticas), y ambientales (presiones sociales). Sus bases tericas tienen como marco de referencia modelos econmicos, sociales y polticas tales como la movilizacin comunitaria, el empowerment, el asesoramiento y los programas de accin social. El empowerment hace referencia al control y dominio que asumen las personas sobre sus vidas en el contexto de sus ambientes sociales y polticos. Bajo este modelo las personas trabajan para el cambio social y para el incremento colectivo de la calidad de vida, desarrollando una mayor capacidad para ejercer presin poltica.

    El asesoramiento a sido utilizado para abordar conceptos incluidos en el dominio

    estructural/ecolgico. Se refiere a una serie de estrategias utilizadas para provocar un cambio en la opinin pblica y movilizar los recursos necesarios y para apoyar un tema o una poltica, y los esfuerzos para cambiar las condiciones comunitarias relacionadas con la salud.

    La movilizacin comunitaria y el asesoramiento han tenido un impacto

    significativo en algunas reas relacionadas con el VIH/ETS que incluyen la distribucin de preservativos. Los medios de comunicacin se han utilizado frecuentemente como una estrategia, exitosa en determinados campos, para incluir en los cambios polticos y legislativos. Ej: anuncios de televisin en favor de la prevencin.

    En este dominio los determinantes institucionales constituyen barreras que

    influyen en las condiciones de salud y en la calidad de vida. Para detener la transmisin del VIH/SIDA a gran escala, los programas comunitarios y estructurales son un complemento crtico de las aproximaciones individuales. Auque los cambios a gran escala son producto de procesos que a menudo requieren un tiempo prolongado, probablemente tambin tienen un impacto que se mantiene a largo plazo.

    A modo de resumen, a continuacin, se enumerarn algunas de las aportaciones

    realizadas por parte de los modelos y aproximaciones dirigidas a la prevencin sexual del VIH/SIDA:

    1. La educacin debe orientarse a un cambio de actitudes y de normas sociales, ms que al riesgo percibido, la gravedad y los costes y beneficios.

    2. Por tanto es importante la relacin de intervenciones normativas tanto grupales (norma social) como individuales (actitud como proceso).

    3. Las intervenciones deberan tener en cuenta las dificultades cotidianas (jerarqua de problemas) a la que se enfrentan las personas, y concienciar sobre la importancia que tiene mantener la salud.

    4. Tambin se debera prestar atencin a las actitudes de la pareja hacia los preservativos, ya que dichas actitudes se relacionan de manera ms slida con el uso del preservativo que las normas subjetivas.

  • 9

    5. Una de las tareas claves es entender cmo la experiencia pasada regula la accin futura, y disear actividades para mimetizar los efectos del uso previo del preservativo entre los no usuarios y usuarios espordicos.

    6. Se deben mostrar las formas de afrontamiento ms eficaces para que las emociones positivas y negativas no interfieran en la salud sexual.

    7. Las intervenciones deberan mostrar las estrategias que son ms tiles para hacer frente a situaciones donde se da una alta activacin sexual.

    8. Se recomienda que siempre que sea posible se intervengan en los niveles ecolgicos y estructurales a travs de las acciones de corte comunitarios (empowerment, movilizacin comunitaria o programas de accin social).

    1.3.Estrategias metodolgicas para la intervencin

    Las estrategias metodolgicas estn orientadas a reducir las conductas de riesgo de VIH e incrementar las conductas que promueven la salud, y a animar a la prevencin del VIH entre las redes y contactos comunitarios.

    Dentro de estas estrategias podemos distinguir dos tipos, pasivas y activas.

    Dentro de las primera podemos incluir cuestiones como impartir clases magistrales, discusiones o debates que inducen argumentos sobre los componentes principales de la conducta de prevencin; aportacin de argumentos actitudinales, tales como discusiones acerca de las implicaciones positivas que tiene el uso del preservativo para la salud de la parejas y para las relaciones sexuales romnticas; aportacin de argumentos diseados para modelar las habilidades de conducta. En cuanto a las estrategias activas nos encontramos con estrategias conductuales para entrenar a las personas en las habilidades que fomentan el uso del preservativo, el asesoramiento del VIH y las pruebas de deteccin del VIH; habilidades para usar el preservativo; habilidades de auto-manejo; asesoramiento especfico sobre el VIH y las pruebas de deteccin. 1.4.Intervencin comunitaria

    De lo que se trata en este apartado es mostrar un ejemplo de intervencin psicosocial comunitaria dirigida a una poblacin especfica, en este caso mujeres adolescentes que se encuentran fuera del marco escolar. El motivo por el que se ha elegido esta poblacin como objeto diana es, en primer lugar, por su condicin de mujeres, ya que la epidemia del VIH/SIDA afecta cada vez ms a esta poblacin. Otro motivo es por su condicin de jvenes ya que la prevencin de las conductas de riesgo entre este colectivo se ha identificado como una prioridad de la salud pblica.

    Adems, diversos estudios muestran que los adolescentes no escolarizados y los

    jvenes que viven en la calle tienen un mayor riesgo de contraer el SIDA porque tienen ms probabilidades de mantener relaciones sexuales desprotegidas. Tambin se ha detectado que los jvenes que comienzan su actividad sexual de forma ms precoz tienen ms probabilidades de exponerse a riesgos de salud reproductiva y sexual.

    Hay que aadir que las mujeres jvenes cuentan con numerosas dificultades a la

    hora de usar preservativo en sus relaciones sexuales, las cuales vienen determinadas en gran medida por los roles de gnero existentes en nuestra sociedad. Esto influye en la prevencin del VIH/SIDA, dando lugar a un mayor riesgo para las mujeres jvenes.

  • 10

    Dificultades

    La mejor proteccin contra la transmisin del VIH en el caso de las mujeres sexualmente activas es el uso consistente del preservativos, accin que requiere la cooperacin de la pareja masculina. Aunque dicha negociacin no siempre es aceptada por el hombre, por lo que la mujer bajo estas circunstancias se encuentra en una situacin ms desfavorecida.

    En relacin a esto, existen barreras reflejo de la socializacin de los roles de

    gnero, los cuales conducen a las mujeres a ser dependientes de sus parejas masculinas e incapaces de reafirmarse en las situaciones sexuales. Las expectativas de rol de gnero pueden reflejar la creencia de que las mujeres deben ser pasivas sexualmente y acceder a los deseos y necesidades de sus parejas, entre lo que se incluye el no usar el preservativo.

    Atendiendo a factores estructurales, la pobreza en la que viven muchas mujeres

    puede impedir tambin prcticas de sexo seguro. Estas mujeres pueden verse superadas por el nmero de estresantes cotidianos que experimentan, y el riesgo de SIDA puede ser un problema relativamente menor cuando se compara con la necesidad de vivienda, comida, empleo y seguridad que le requieren atencin inmediata.

    Otros factores estructurales son las barreras de acceso a cuestiones como la

    informacin, servicio de salud, etc., que conducen a ciertos grupos de mujeres a un aumento en su probabilidad de adquirir el VIH u otras enfermedades de transmisin sexual.

    Por otra parte, el uso del preservativo est menos asociado a la duracin de la

    relacin que a la presencia de confianza, monogamia, compromiso, reconocimiento pblico y apego emocional, de suerte que cuando los adolescentes comienzan una nueva relacin, o estn manteniendo una relacin sexual ldica, tienden a utilizar preservativos hasta que la relacin se hace ms estable y ms comprometida. El uso del preservativo se hace, entonces, cada vez ms intermitente hasta que se dejan de utilizar.

    A esto hay que aadir que las relaciones que se establecen en la adolescencia se

    caracterizan por la ambigedad, lo que conlleva que las transiciones a un tipo de relacin ms ntima sean muy confusas. Esto se debe, en parte, a la ausencia de comunicacin entre las parejas.

    Por todo ello, se han tomado en cuenta todas las especificidades propias de las

    mujeres jvenes para la elaboracin de un proyecto de intervencin comunitaria dirigido a la prevencin sexual del VIH/SIDA.

    Proyecto de intervencin Este proyecto se dise especficamente para una poblacin de mujeres jvenes

    del barrio de Alza situado en la ciudad de San Sebastin. Este proyecto tiene como objetivo incrementar el bienestar de estas mujeres adolescentes proporcionndoles recursos personales y estructurales dirigidos a la prevencin de los riesgos sexuales, y en particular del VIH/SIDA.

  • 11

    El barrio del Alza es una de las zonas relativamente marginales de San Sebastin, siendo la situacin de las mujeres un reflejo de la coyuntura de este barrio. La mayora pertenecen a familias desestructuradas caracterizadas por la ausencia de uno de los progenitores, acceso a empleos precarios, cierto hacinamiento; en algunas familias se dan incluso problemas de drogas, alcoholismo, etc. Un gran porcentaje de estas mujeres tienen entre 16 y 18 aos, y todas ellas han abandonado los estudios a una edad muy temprana. En trminos sexuales, estas mujeres se diferencian de sus pares escolarizadas en:

    a) Un inicio ms precoz de las relaciones sexuales. b) Un nmero mayor de parejas sexuales dentro de un escenario mongamos serial. c) Una adopcin mayor de un rol sexual tradicional. d) Un mayor nmero de parejas masculinas con relaciones sexuales simultneas, o una historia de riesgos sexuales, uso del alcohol y otras sustancias. e) Una incidencia mayor de relaciones coitales desprotegidas. En definitiva, estas mujeres cuentan con un claro perfil de riesgo. Por todo ello, este proyecto de intervencin pretende implicar al barrio en su

    totalidad a travs de la movilizacin y accin participativa de estas jvenes. Se trata de incrementar el empowerment de estas mujeres a fin de que dispongan de recursos que les permitan reducir sus riesgos sexuales frente al VIH/SIDA. Las estrategias de empowerment suponen acceso a la educacin, a la informacin sobre VIH/SIDA, a las actividades que generen ingresos, al conocimiento de los derechos humanos y legales al sufragio y a los recursos contra el abuso.

    A fin de producir cambios de conducta sexual eficaces entre los grupos de mujeres

    ms vulnerables frente al VIH/SIDA, en este proyecto se ha incorporado, junto a las estrategias de empowerment, la perspectiva del gnero y del contexto social. La incorporacin de este tipo de estrategias ha supuesto que esta intervencin psicosocial de corte comunitario haya discurrido a lo largo de una serie de fases:

    Fases y actividades Responsables y Personas involucradas

    1. Actividades previas: Evaluacin de necesidades. Propuesta inicial de intervencin. Reuniones de Coordinacin y

    Planificacin.

    Educadoras de Calle Responsables de Proyecto.

    2. Reuniones de Coordinacin y Planificacin con mediadores sociales: Dpto. de Bienestar Social del

    Ayuntamiento. Talleres ocupacionales. Casa de Cultura. Casa de Juventud. Centro de Salud. Plan de Prevencin y Control del SIDA. Asociaciones de Tiempo Libre.

    Educadoras de Calle. Responsables de Proyecto. Asistentes Sociales. Monitores de Talleres Ocupacionales. Responsables de la Casa de la Cultura. Responsables de la Casa de la Juventud. Mdicos del Centro de Salud. Responsables del Plan de Prevencin y

    Control del SIDA. Responsables de las Asociaciones de

    Tiempo Libre.

  • 12

    Continuacin Fases y actividades Responsables y Personas involucradas

    3. Aplicacin de los Talleres de Sexo Seguro impartidos por profesionales:

    Responsables del Proyecto o Profesionales.

    Jvenes que asisten a los Talleres Ocupacionales.

    4. Diseo y Aplicacin de Intervenciones Por Pares. Talleres de Sexo Ms Seguro Por Pares. Campaa de Actividades sobre

    Sexualidad y Prevencin de Riesgos Sexuales Por Pares.

    Jvenes formados como Agentes de Salud.

    Jvenes que no asisten a ningn servicio educativo.

    Responsables del Proyecto o Profesionales.

    5. Cursos de Formacin en Sexualidad y Riesgos Sexuales.

    Educadores de Calle. Asistentes Sociales. Monitores de Talleres Ocupacionales. Responsables de la Casa de Cultura. Responsables de la Casa de la Juventud.

    6. Cursos de Formacin en Programas de Sexualidad y Riesgos Sexuales.

    Monitores de Tiempo Libre: jvenes voluntarios de las asociaciones.

    A continuacin se pasar a describir de forma ms detallada la aplicacin de uno de los talleres llevados a cabo por este proyecto.

    Talleres de Sexo Ms Seguro Por Pares

    Hay estudios que apoyan las aproximaciones orientadas por los pares para los adolescentes y los nios, pero desaconseja la aplicacin de argumentos normativos para el resto de los grupos. Atendiendo a estas recomendaciones, en este proyecto se han diseado una serie de intervenciones por pares, como son los talleres de sexo ms seguro y una campaa de actividades sobre sexualidad y prevencin sexual.

    La realizacin de los talleres de sexo ms seguro por pares requiri de la

    ejecucin de los siguientes pasos:

    Fases y Actividades Responsables y Personas Involucradas 1. Captacin de Jvenes que asistan a los

    Talleres de Sexo Ms seguro por pares. Jvenes participantes de los Talleres de sexo

    ms seguro. Educadoras de Calle. Responsables de la Casa de Juventud.

    1. Captacin de Jvenes que impartan estos Talleres.

    Responsables del Proyecto. Educadores de Calle.

    2. Formacin de Jvenes como agentes de salud.

    Jvenes participantes de los Talleres de Sexo Ms Seguro.

    Responsables del Proyecto. 4. Aplicacin de los Talleres de Sexo Ms Seguro Por Pares.

    Jvenes formados como Agentes de Salud. Jvenes que no asisten a ningn servicio

    educativo. Responsables del Proyecto.

    Los Talleres Por Pares tienen una duracin de 16 horas, distribuidas en 8 sesiones de 2 horas cada una. Adems, a fin de evaluar este tipo de intervenciones se

  • 13

    han realizados otras tres sesiones: una antes y dos despus de su realizacin. Las sesiones se dividieron en dos grandes apartados: en un primer momento, se abordaron los temas sexuales especficos de la etapa psicosexual en la que se encontraban las/os participantes, para pasar despus a trabajar las variables asociadas a las conductas sexuales de riesgo o prevencin. Los argumentos y estrategias pedaggicas utilizadas tambin se adaptaron a la fase motivacional en la que se encontraban las/os asistentes.

    1.5. PROGRAMAS DE INTERVENCIN PSICOSOCIAL

    Los programas de educacin para prevenir el VIH constituyen una prometedora estrategia de intervencin encaminada a reducir las conductas sexuales de riesgo en los adolescentes, pero no existen muchos programas de intervencin dirigidos a este colectivo durante el periodo de educacin bsica. Por ello, hay quien ha desarrollado como programa educativo el Currculum Traza la Lnea/Respeta la Lnea, el cual est dirigido a chicos y chicas entre 10-13 aos. Este programa ayuda a que los escolares de estas edades definan claramente dnde estn sus lmites a la hora de implicarse en actividades sexuales y pongan en prctica las habilidades necesarias para mantenerlos, incluso cuando dichos lmites estn en peligro.

    Este programa forma parte de un proyecto de investigacin financiado por el

    Instituto Nacional de Salud Mental estadounidense. En Estado Unidos, aproximadamente el 70% de los jvenes son sexualmente activos antes de abandonar la escuela secundaria. A esto se le aade el hecho de que entre el 13-15% de ellos ya estn enrolados en actividades sexuales a la edad de 15 aos, o incluso antes, debido frecuentemente a la coaccin procedente de sus parejas de mayor edad. Una buena parte de esa actividad sexual acaba en un embarazo no deseado y/o en una enfermedad de transmisin sexual.

    El Currculum TL/RL se mostr eficaz en demorar el inicio de la actividad

    sexual al nivel de noveno grado (3 de ESO) en los chicos, pero no en las chicas. Asimismo, en las escuelas donde se llev a cabo la intervencin, los chicos mostraron un nivel de conocimiento ms alto que los que asistan a escuelas donde no se llev a cabo la intervencin. Caractersticas

    En un reciente estudio se contabilizaron 83 evaluaciones de programas educacin sexual y VIH llevadas a cabo en pases desarrollado y en vas de desarrollo. Todos estos programas contienen una serie de lecciones escritas, con sus objetivos y actividades especficas, que se ponen en marcha en el contexto escolar, en clnicas especiales para adolescentes, o en el seno de la comunidad. Una de las cuestiones de este estudio incluye un anlisis cualitativo de los currculos a fin de sealar aquellas caractersticas comunes que se hubieran mostrado eficaces en la reduccin de las conductas sexuales de riesgo. Segn este estudio, estos programas tienen en comn 17 caractersticas pertenecientes a alguna de las tres siguientes categoras:

    7. Dimensiones pertenecientes al desarrollo del currculum: a) uso de un modelo lgico o de una aproximacin conceptual al desarrollo del programa, y b) estudio piloto.

  • 14

    8. Dimensiones pertenecientes al contenido del currculum: a) establecimiento de metas de salud claras, y b) sealamiento de los mltiples riesgos psicosociales as como los factores de proteccin.

    9. Dimensiones pertenecientes a la implementacin del currculum: a) uso de educadores con entrenamiento, y b) permiso de los administradores escolares y de los padres.

    El Currculum como programa de intervencin

    El desarrollo del Currculum

    El desarrollo del Currculum abarca 5 de las 17 caractersticas, cuenta con equipo multidisciplinario que refuerza este proceso. Dentro de este equipo incluimos a especialistas en el desarrollo adolescente, en competencia cultural, en el desarrollo curricular, en investigacin de conductas de riesgo, en salud y en evaluacin.

    Como marco de referencia conceptual, nos encontramos con la teora socio-

    cognitiva y la teora de la inoculacin. La teora socio-cognitiva propone que la conducta es consecuencia de la interaccin procedente de variables personales, ambientales y conductuales. Los factores personales incluyen rasgos y cogniciones que incrementan o reducen la probabilidad de ejecutar una determinada conducta, como puede ser el nivel de conocimiento respecto a esa conducta, los valores, las actitudes y creencias, y la auto-eficiencia percibida. Los factores ambientales incluyen cualquier aspecto del ambiente que alienta o frena una conducta, como modelos de rol influyentes, apoyo social o normativo, y la disponibilidad de recursos necesarios. El marco socio-cognitivo tambin nos ofrece pautas para la adquisicin de nuevas conductas, teniendo en cuenta que la gente las puede aprender directamente a travs de la educacin y la experiencia, e indirectamente por medio de la observacin de la conducta de los otros.

    En cuanto a los procesos de influencia social, stos ocurren siempre que una

    persona cambia su comportamiento como resultado de la induccin por parte de otra persona o grupo, el agente de influencia. Las aproximaciones tericas al estudio de la influencia social enfatizan las expectativas conductuales y las normas sociales presentes en un determinado ambiente, y preparan al sujeto para anticipar y resistir la presin que lo empuja a implicarse en conductas de riesgo.

    Enmarcado en estas dos teoras, el Currculum incluye entrenamiento en

    habilidades cognitivas y conductuales, as como modelos por pares y por adultos que actan como facilitadores.

    Asimismo, en el desarrollo del Currculum se deba de llevar a cabo una

    evaluacin de necesidades y habilidades de proteccin. De lo que se trata es de llevar a cabo una revisin de datos sobre la conducta sexual de los adolescentes y el estudio de datos procedentes de la regin en la que se iba a implementar el proyecto.

    Adems, para llevar a cabo el desarrollo del Currculum se utiliz una

    aproximacin acorde con la edad, es decir, consistente con las necesidades de los escolares y de sus padres, para poder mantener el contenido. Esto se debe a que los

  • 15

    valores, creencias, recursos con los que se cuenta, etc., influyen en el conocimiento de ciertos conceptos relacionados con las relaciones sexuales y la transmisin del VIH.

    Por ltimo, y antes de llevar a cabo el proyecto, se deba de realizar un estudio

    piloto para obtener informacin que nos permita modificar el Currculum a fin de satisfacer las necesidades los estudiantes, y ofreca a los educadores una valiosa oportunidad para ensayar las lecciones antes de empezar el estudio formal. El estudio piloto fue una herramienta importante en el proceso de desarrollo del Currculum, y fue decisivo para entrenar a los facilitadores del programa antes de iniciar el estudio.

    Contenido del Currculum

    Los contenidos del Currculum abarcan 8 de las 17 caractersticas comunes de los programas de intervencin.

    Uno de los contenidos que abarca el Currculum es crear un ambiente social

    apropiado para los participantes; el TL/RL incluye actividades que propician el desarrollo de un clima que favorece la participacin, lograr acuerdos en la clase y discutir temas confidenciales. Asimismo, este programa se dise a fin de reducir las conductas sexuales de riesgo que pueden conducir a contraer el VIH y otras enfermedades de transmisin sexual, o el embarazo no deseado.

    En cuanto al mensaje que contiene el Currculum, ste advierte que posponer el

    inicio de la actividad sexual es la mejor eleccin para adolescentes en el periodo escolar correspondiente a los 10-13 aos. De lo que se trata es de intentar que los jvenes pongan lmites en su actividad sexual. Se forma paralela se emite otra mensaje dirigido a aquellos que ya han iniciado relaciones sexuales, en el que se enfatiza el uso del preservativo a fin de reducir el riesgo de VIH u otras enfermedades de transmisin sexual. Por ltimo, tambin se incluyen mensajes que ponen el acento en el respeto, es decir, respetar los lmites sexuales de los otros sin llevar a cabo ningn tipo de coaccin.

    Uno de los objetivos que tambin se ha marcado el programa TL/RL es definir

    aquellas variables mediadoras procedentes de los modelos tericos. Las variables centrales incluan el conocimiento, las actitudes, creencias y la auto-eficacia para rechazar la actividad sexual, definir la lnea que limita con dicha actividad, concretar las situaciones susceptibles de conducirnos a la actividad sexual y resistir a la presin. Adems, en el desarrollo del Currculum, y dentro del contenido del mismo, se emplearon numerosas actividades para acercarse a los factores de riesgo y proteccin que fueron definidos como objeto de cambio.

    Por otra parte, y con el objetivo de facilitar la asimilacin de conceptos, se llev

    a cabo una enseanza de carcter interactivo que personaliza la informacin amoldndola a las necesidades de cada grupo. Para ajustar este tipo de aprendizaje, se incluyeron actividades que exigan a los escolares estar de pie y moverse de una parte a otra. A fin de ensear el concepto definir y trazar los lmites se llevaron a cabo numerosas actividades, dinmicas de grupo, etc.

    Otras lecciones incluan vdeos, cuentos, actividades escritas, actividades y

    juegos en pequeos grupos, la presencia de un invitado y role-play.

  • 16

    Entre las actividades empleadas nos podemos encontrar con:

    - Prctica de habilidades, modelado y role-playing: basado en la teora socio-

    cognitiva, el programa sealaba las habilidades que deban aprenderse y la eficacia de cada una de ellas, a la vez que se introduca indicaciones para su aprendizaje y puesta en prctica mediante el role-playing. Con ello los estudiantes aprenden a:

    1. Identificar las caractersticas de cada uno de los pasos. 2. Ver a otra persona que ejecuta cada uno de los pasos. 3. El uso eficaz e ineficaz de estos pasos, lo comparan y lo contrastan. 4. Practicar cada uno de los pasos necesarios para poner lmites a la presin. 5. La retroalimentacin existente en todo este proceso, pues se dialogaba sobre lo

    que haban visto y odo, lo que les haba parecido bien y de lo que han echado en falta.

    - Invitado con VIH: el objetivo de esta actividad era ayudar a los estudiantes a

    comprender su realidad y motivarlos para evitar conductas que los pueden colocar en riesgo de infeccin. Lo que se intent fue manejar el concepto de vulnerabilidad y crear empata y compasin respecto a las personas que viven con el VIH. De lo que se trataba es de que los invitados realizaran una charla, de 30 minutos aproximadamente, relatando aquellas decisiones que qu les condujeron a la infeccin, las reacciones de sus padres ante la noticia, y como cambia la vida cuando tienes el VIH. La respuesta por parte de los escolares fue una lluvia de preguntar hacia el invitado con la intencin de saber ms sobre el da a da de estas personas, y la mayora de ellos (los estudiantes) confesaron en pblico haber desarrollado un sentimiento de mayor compasin hacia las personas con VIH como consecuencia de la presencia del invitado en la clase.

    - Actividades familiares: consista en ofrecer a los alumnos la oportunidad de

    hablar con un adulto en el que confiaran sobre temas relacionados con el programa. Por ello se incluyeron actividades en casa en las que los escolares podan interactuar con algunos de los padres u otro adulto en el que confiaran. Era una actividad que, en parte, serva como una excusa para iniciar un dilogo entre padres e hijos sobre estos temas.

    Por ltimo aadir que el contenido del Currculum tambin tena en cuenta la

    cultura a la que pertenecan los escolares, su edad y su experiencia sexual. En todo ello tambin influa el nivel de maduracin de las chicas, pues aquellas que haban alcanzado tempranamente la menstruacin era ms probable que tuvieran novio, generalmente con dos o tres aos mayor.

    Ejecucin del Currculum

    Para la ejecucin de este programa bastaba con que los padres dieran su consentimiento. Asimismo, se seleccion un equipo de educadores, altamente entrenados terica y prcticamente en el Currculum, que contaran con experiencia en

  • 17

    temas relacionados con la educacin sexual a jvenes. Por otra parte, para poder llevar a cabo dicha ejecucin se trabaj para conseguir el apoyo suficiente para ello.

    De lo que se trataba es de asegurar la implicacin de la escuela en materia de

    financiacin, cuestin que se reflej en unas cartas firmadas por los diferentes escolares en las que se mostraba su voluntad y buena predisposicin para participar en el programa.

    Una vez obtenida la financiacin, restaban dos actividades importantes: asegurar

    la aprobacin de las instituciones escolares para realizar el estudio y buscar educadores de salud que pondran en marcha el plan de estudios estableciendo y consolidando las relaciones con los administradores de los centros, as como con los profesores.

    En este sentido, el proceso a seguir para obtener la aprobacin de las

    instituciones escolares incluy el envo y comunicacin a los miembros del Consejo de los diferentes instituciones de los detalles sobre el procedimiento de la investigacin, copias de las hojas de consentimiento, de la encuesta y el Currculum.

    En cuanto a las relaciones de los educadores de salud con los administradores,

    stas facilitaron la puesta en prctica de la intervencin en las escuelas. Juntos repasaban cuestiones como los objetivos del Currculum, hecho que ayudaba a mantener a los administradores implicados en el proyecto. Otra parte importante en estas relaciones es la que se deba de establecer con el director de cada centro, con los que, entre otras cosas, negociaban el espacio para sus horas de consulta y preparacin del Currculo. Por otra parte, tambin se tenan que establecer relaciones entre los educadores de salud y el profesorado; era muy importante que las relaciones entre ambas partes fueran fluidas. Estas relaciones se fueron construyendo a lo largo de la programacin de horarios, tras lo cual cada profesor recibi una carta en la que se le informaba sobre el horario adjudicado a la clase del programa, se indicaban las necesidades de equipamiento y se concretaba lo que se esperaba de los profesores durante el programa. Por ltimo, la mayora de los profesores confesaron haber aprendido con el programa y sentirse contrariados por su finalizacin.

    Para continuar con la tarea de obtencin de apoyos, se emplearon varias

    estrategias para familiarizar e implicar a los padre en el estudio. Se ofrecieron noches de padres en cada una de las escuelas que se present el estudio, se revisaron los materiales de estudio para cada nivel, y se contestaron a las preguntas de los padres. Tambin utilizaron los Boletines de Noticias para los padres para introducir el estudio, para describir las lecciones, y para proporcionar algunos recursos bsicos de utilidad para los padres. Dichos boletines fueron enviados a los padres al principio de cada curso escolar en aquellas escuelas donde se desarroll la intervencin.

    Por ltimo, y para poder ejecutar las intervenciones con fidelidad se tom en

    cuenta tres cuestiones fundamentales: - Supervisin de los educadores de salud. Los educadores de salud se

    reunieron regularmente con un miembro del equipo de investigacin para discutir o resolver asuntos relativos a la implementacin del programa y para tratar sobre las estrategias educativas o instruccionales incluidas en el

  • 18

    Currculum. Tener reuniones con los educadores de salud como grupo ayud a desarrollar la cohesin y la simpata dentro del equipo.

    - Fidelidad en la recogida de datos. Los educadores de salud completaron un registro despus de cada leccin. El registro fue diseado para determinar en qu medida se iba completando la intervencin. Adems, el equipo de investigacin realiz observaciones peridicas de algunas lecciones seleccionadas a fin de examinar en qu medida seguan o no el plan prescrito. Tambin se evaluaron las reacciones de los estudiantes ante las diferentes actividades planteadas.

    - Respeto por los estilos de los educadores de salud. Consiste en guardar un equilibrio entre la fidelidad al plan de estudios y los estilos de enseanzas personales de los educadores; se les insisti emplear su propio estilo.

    Conclusiones

    Como conclusiones fundamentales de lo desarrollado con anterioridad nos

    encontramos con que:

    1. Los programas de intervencin deben ser diseados de manera pormenorizada definiendo claramente sus objetivos y concretando sus actividades.

    2. Los programas de educacin sexual y prevencin del VIH, de ETS y de embarazo no deseado basan su eficacia en las siguientes caracterstica, las cuales pasan a ser requisitos para el xito de un programa de intervencin en el campo de la educacin sexual:

    a) En el uso de un modelo terico. b) En la realizacin de un estudio piloto previo a la ejecucin del programa

    propiamente dicho. c) En la definicin de metas de salud claras y viables. d) En la deteccin de los mltiples factores de riesgo y de proteccin. e) En el uso de educadores entrenados. f) En la colaboracin de las autoridades educativas y de los padres.

  • 19

    2. METODOLOGIA

    La realizacin de este proyecto es debido a que en la sociedad existe una falta de informacin acerca del VIH/SIDA, se considera que uno de los motivos por los que surge la discriminacin y el estigma social a las personas afectadas por el VIH/SIDA. Otro de los motivos es que cada vez existen ms personas afectadas por dicha enfermedad, debido a las grandes carencias de la prevencin en sus prcticas sexuales.

    Se pasarn cuestionarios a dos grupos diferentes de poblacin, principalmente a la poblacin universitaria y a un grupo de poblacin en general, con el fin de observar que nivel de conocimiento, que actitudes u pensamientos e ideas poseen acerca del VIH/SIDA, como se menciona anteriormente.

    2.1. METODOLOGA

    Seleccin de la muestra de poblacin y seguidamente, a travs de las fuentes bibliogrficas hemos seleccionado la informacin ms relevante sobre el tema que nos concierne, es decir sobre el VIH/SIDA, para poder sentar las bases de dicha investigacin.

    * Objetivo general Conocer los conocimientos, actitudes, estereotipos y estigmas sociales que posee la poblacin acerca de las personas afectadas por el VIH/SIDA. Objetivos especficos

    Conocer la falta de informacin en la sociedad acerca de la enfermedad. Observar la existencia de prejuicios, de estereotipos hacia las personas afectadas

    por el VIH/SIDA. Detectar si la informacin que se da llega a las personas y si la ponen en

    prctica. Conocer si realizar prcticas de riesgo en las que pongan en peligro sus vidas o

    si utilizan prevencin. Analizar si consideran que existen grupos de riesgo o personas ms vulnerables

    que otras en cuanto al contagio de la enfermedad En caso de que la persona este informada conocer si la informacin es errnea o

    acertada. Observar los conocimientos sobre el VIH/SIDA para la prevencin y aceptacin

    del VIH/SIDA en su vida personal.

    * Hiptesis

    En la actualidad parecen permanecer las historias basadas en la creacin de estereotipos y grupos de riesgos, ya que existe un desconocimiento hacia el VIH/SIDA y hacia su prevencin.

    Nos encontramos con una falta de informacin en algunos casos aunque tambin en ocasiones la informacin se encuentra sesgada o manipulada, como por ejemplo en los medios de comunicacin que suelen transmitir una visin diablica y distorsionada de la enfermedad, fomentando que se considere como tema tab y como causa de discriminacin y rechazo.

  • 20

    Falta de informacin y creencias errneas (muerte, transmisin) Prejuicios (promiscuidad, drogodependencia). Falta de compromiso y asuncin de valores (miedo al distinto) Repeticin de un comportamiento socialmente extendido.

    * Muestra La muestra seleccionada fue de 410 personas * Tcnicas e Instrumentos

    Las tcnicas a utilizar sern bsicamente cualitativas, ya que nuestro objetivo principal as lo requiere, esto es debido a que las impresiones, experiencias y punto de vistas son datos para analizar cualitativamente.

    A continuacin describiremos las tcnicas que utilizaremos en nuestra investigacin:

    Recopilacin documental. El objetivo bsico de esta tcnica es conocer los datos ms relevantes para describir la realidad a la cual nos enfrentamos. Se trata de la bsqueda selectiva de documentos que pudieran aportar datos sobre las necesidades, recursos o intereses del grupo, institucin o poblacin u objeto de estudio.

    Cuestionario, con el cual se conocer algunas percepciones de la personas a travs de sus respuestas a ciertas preguntas.

    Otros instrumentos a utilizar podran ser los ms fsicos, como pueden ser las nuevas tecnologas, as como ordenador, vdeos, etc.

  • 21

    3. RESULTADOS

    3.1 Resultados de los cuestionarios de la poblacin general.

    a. Perfil de muestra. * TABLA 1: Sexo.

    Frecuencia. Porcentaje. Hombre. 210 50% Mujer. 210 50%

    HombresMujeres.

    * GRFICO 1: Sexo. * De la poblacin entrevistada, mitad pertenece al gnero femenino y la otra mitad al masculino.

    TABLA 2: Rangos de edad.

    Frecuencia. Porcentaje. 15 25 231 55% 25 35 84 20% 35 45 105 25%

    15 - 2525 - 3535 - 45Sector 4

    GRFICO 2: Rangos de edad.

    * La mayor parte de la poblacin encuestada tiene una edad comprendida entre 15 y 25 aos.

  • 22

    TABLA 3: Estudios que cursan. Frecuencia. Porcentaje. Educacin Secundaria obligatoria.

    84 20%

    Bachillerato. 105 25% Universitarios. 231 55%

    EducacinSecundariaobligatoria.Bachillerato.

    Universitarios.

    4to trim.

    GRFICO 3: Estudios que cursan. * La mayora de la poblacin entrevistada cursa estudios universitarios. TABLA 4: Trabajo.

    Frecuencia. Porcentaje. Funcionarios. 21 5% Enfermeros. 42 10% Amas de casa. 42 10% Obreros. 63 15%

    Funcionario.Enfermeros.Amas de casa.Obreros.Otros.

    GRFICO 4: Trabajo. * La mayor parte de los entrevistados son obreros, a los que le siguen amas de

    casa y enfermeros, y en menos proporcin funcionarios.

    TABLA 5: Estado civil. Frecuencia. Porcentaje. Solteros. 294 70% Casados. 126 30%

  • 23

    solteros.casados.

    GRFICO 5: Estado civil. * La mayor parte de la poblacin a la que se le realiz la entrevista es soltera. TABLA 6: Pareja.

    Frecuencia. Porcentaje. SI 273 65% NO 147 35%

    sino

    GRFICO 6: Pareja. * Ms de la mitad entrevistada no tienen pareja.

    4.2 Resultados globales.

    TABLA7: 1) Indica en cada caso, si crees que el enunciado es verdadero o falso.

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS Frecuencias. Porcentajes. Frecuencia. Porcentajes.

    Puedes adquirir y/o transmitir una infeccin de Transmisin Sexual (ITS) sin presentar algn tipo de sntoma externo.

    378 90% 42 10%

    Las ITS deben tratarse cuanto antes porque pueden producir esterilidad.

    231 55% 189 45%

    Se puede contagiar una ITS por compartir baos pblicos.

    210 50% 210 50%

    Una vez que has padecido una ITS no puedes infectarte de nuevo.

    231 55% 189 45%

    Si los sntomas de una ITS han desaparecido significa que ya no existe infeccin.

    63 15% 357 85%

  • 24

    * La mayora de los individuos encuestados estn seguros de que puedes adquirir y/o transmitir una infeccin de Transmisin Sexual (ITS) sin presentar algn tipo de sntoma externo. Adems, dicen que deben tratarse cuanto antes porque pueden producir esterilidad y que una vez que has padecido una ITS no puedes infectarte de nuevo.

    0%10%20%30%40%50%60%70%80%90%

    Resp.1 Resp.3 Resp. 5

    VerdaderoFalso

    GRFICO 7. TABLA 8: 2) Cules de estos comportamientos suponen un riesgo de infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Abrazos. 0 420 100% Masturbacin mutua. 0 420 100% Coito anal/ vaginal. 420 100% 0 Felacin. 315 75% 105 25% Besos. 0 420 100% Compartir baos. 0 420 100% Cunilingus. 252 60% 168 40% Compartir vasos, cucharas y otros utensilios.

    0 420 100%

    Compartir jeringuillas. 420 100% 0

    * Todos estn de acuerdo en que el compartir jeringuillas y el coito anal o vaginal

    suponen un riesgo de infeccin por el VIH.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Comp.2

    Comp.4 Comp.6 Comp.8

    VerdaderoFalso

    GRFICO 8.

  • 25

    TABLA 9: 3) Cul de los siguientes colectivos citados a continuacin son ms vulnerables ante la infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Trabajadores/as del sexo. 399 95% 21 5% Drogodependendientes. 420 100% 0 Homosexuales. 189 45% 231 55% Transexuales. 126 30% 294 70% Heterosexuales. 105 25% 315 75% Inmigrantes. 63 15% 357 85%

    * Sin duda, el grupo de poblacin al que se entrevisto, piensan que los

    trabajadores/as del sexo y los drogodependientes son los colectivos ms vulnerables ante la infeccin por el VIH.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    T. Sexo Homo. Heter.

    VerdaderoFalso

    GRFICO 9.

    TABLA 10: 4) Imagina que tienes una relacin con la misma persona desde hace cinco aos. Tu pareja te propone comenzar a tener relaciones sexuales sin preservativo. Cmo actuaras?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentajes. Accedes a la propuesta de tu pareja porque consideras que tu relacin es estable y tienes la certeza de que no tienes algn ITS o el VIH/SIDA.

    126 30%

    No accedes. 252 60% Comienzas negndote pero cedes cuando se pone en duda tus sentimientos.

    21 5%

    Te niegas en un principio pero terminas cediendo ante su insistencia.

    21 5%

    * Ms de la mitad de ellos dicen que si su pareja (estable) les pidiera tener

    relaciones sexuales sin preservativos, no accederan.

  • 26

    Acceden.No acceden.

    GRFICO 10. TABLA 11: 5) Se public hace unos aos un titular en el que se adverta a la poblacin de una infeccin por el VIH a travs de un pinchazo accidental con una jeringuilla contaminada en la playa de las Teresitas. Consideras que es cierto?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 126 30% No. 189 45% No sabe/no contesta. 105 25% * La mayora creen que esa publicacin no es cierta.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 11. TABLA 12: 6) Crees que los aspectos sociales pueden alterar biolgicamente a la persona infectada por VIH/SIDA? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 189 45% No. 63 15% No sabe/ no contesta. 168 40%

  • 27

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO12. * Auque muchos dicen no saber si los aspectos sociales alteran biolgicamente a

    la persona infectada por VIH/SIDA, una pequea mayora piensa que si. TABLA 13: 7) Imagina que trabajas en una entidad como profesional. Consideras correcto comentar algunos de los casos de los usuarios a un amigo o amiga sin dar datos identificativos sobre la persona en cuestin?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 84 20% No. 273 65% No sabe/ no contesta. 63 15%

    * La mayora cree, que no es correcto rebelar los datos identificativos de los

    usuarios con esta infeccin, en caso de trabajar como profesional en una entidad.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 13.

  • 28

    TABLA 14: 8) Supn que te dan la noticia de que a un familiar le diagnostican una enfermedad crnica en qu medida estaras dispuesto a ayudarlo?

    SI. NO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Esa enfermada es cncer y requiere ayuda para el aseo, alimentacin, etc.

    420 100% 0

    Esa enfermedad es SIDA y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    420 100% 0

    Esa enfermedad es Alzheimer y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    420 100% 0

    Esa enfermedad es Diabetes y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    420 100% 0

    * Todos los encuestados afirman que si un familiar de ellas padeciera Cncer, SIDA,

    Alzheimer y Diabetes, estaran dispuestas a ayudarlo.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Cncer SIDA Alzheimer Diabetes.

    SINOColumnas 3D 3

    GRFICO 14. TABLA 15: 9) Has tenido alguna vez prcticas de riesgo?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 336 80% No. 84 20%

    * La gran mayora de las personas a las que se les realiz la encuesta han tenido

    prcticas de riesgo.

  • 29

    SiNo

    GRFICO15. TABLA 16: 10) Crees que seras capaz de proponerle a una posible pareja que se realice las pruebas del VIH e ITS?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 357 85% No. 63 15% * Adems, afirman que seran capaz de proponerle a su pareja que se realice las pruebas el VIH e ITS.

    SiNo

    GRFICO 16. TABLA 17: 11) Consideras que existen rasgos o caractersticas fiables para saber si una persona tiene el VIH/SIDA? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 189 45% No. 231 55% * Aunque no hay una desigualdad pronunciada, ms de la mitad contest que no existen rasgos fiables para saber si una persona tiene el virus.

    SiNo

  • 30

    GRFICO 17. TABLA 18 12) Podras vivir con una persona con VIH/SIDA?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 252 60% No 168 40% * Ms de la mitad creen poder vivir con una persona con VIH/ SIDA.

    SiNo

    GRFICO 18. TABLA 19: 13) Dejaras de mantener una relacin sexual con quien te

    apetece al saber que tiene VIH/SIDA? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 378 90% No 42 10% * La mayora de los individuos dejaran de mantener relaciones sexuales con la persona que les apetece en caso de que esta tenga VIH/SIDA.

    SiNo

    GRFICO 19.

    TABLA 20: 14) Consideras que el SIDA es un problema que nos afecta a todos? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 420 100% No 0 * Todos los encuestados creen que el SIDA es un problema que nos afecta a todos.

  • 31

    SiNo

    GRFICO 20. TABLA 21: 15) Considera que si una persona tiene SIDA debe contarlo?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 105 25% No 315 75% * La mayora no cree que una persona con SIDA deba contarlo.

    SiNo

    GRFICO 21. TABLA 22: 16) Selecciona las cinco fuentes que te han proporcionado

    mayor informacin sobre el VIH/SIDA y numerndolas segn su orden de importancia marcan con un (1) las ms importantes y las menos importantes con un (5).

    MS IMPORTANTE. MENOS IMPORTANTE. RESPUESTA. Frecuencia Porcentaje. Frecuencia. Porcentaje.

    Charlas con amigos. 42 10% 84 20% Charlas con padres. 21 5% Entorno Escolar. 63 15% 63 15% Campaas informativas. 126 30% 21 5% Medios de comunicacin. 84 20% Internet. 21 5% 63 15% Recursos sanitarios. 84 20% Campaas especficas. 42 10% 105 25% Otra. Cul? 21 5%

  • 32

    * Las campaas informativas se pronuncian como el mayor mecanismo de informacin ms importante. Sin embargo, al que le dan menos importancia es a las campaas especficas.

    0%

    5%

    10%

    15%

    20%

    25%

    30%

    Charlas conamigos.

    Entornoescolar.

    Medios decomunicacin.

    RecursosSanitarios.

    Ms importante.Menos importante.

    GRFICO 22. TABLA 23: 17) Qu opinin tienes en cuanto a la proteccin que ofrece el

    preservativo contra el VIH? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. No protege. No siempre protege. 21 5% Protege. 399 95% * Todos, casi en su totalidad, creen que el preservativo protege.

    No protege.

    No siempreprotege.Protege.

    GRFICO 23. TABLA 24: 18) Sabes donde podras realizarte la prueba para saber si

    tienes el VIH? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 420 50% No 420 50% * Ante la respuesta a esta pregunta hay igualdad, pues la mitad de las personas encuestadas si saben donde pueden ir a realizarse las pruebas para saber si tienen VIH y la otra mitad no.

  • 33

    SiNo

    GRFICO 24. TABLA 25: 19) Dos personas, ambas con el VIH, pueden mantener

    relaciones sexuales sin preservativo sin inconvenientes en relacin al virus? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 273 65% No 147 35% * La mayora dice que dos personas con el virus no pueden mantener relaciones sexuales sin preservativo.

    SiNo

    GRFICO 25. TABLA 26: 20) Si te cae sangre de una persona con VIH sobre el cuerpo,

    existe riesgo de infeccin? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 0 No 420 100% * Ellos no creen que por que les caiga sangre de un seropositivo en la piel, vayan a infectarse.

    SiNo

    GRFICO 26.

  • 34

    TABLA 27: 21) Consideras que los tratamientos actuales mejoran la

    calidad de vida del paciente seropositivo? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 420 100% No * Todos estn de acuerdo en que los tratamientos existentes en la actualidad para los seropositivos mejoran su calidad de vida.

    SiNo

    GRFICO 27. TABLA 28: 22) Cmo valoras tus conocimientos sobre el VIH/SIDA para

    la prevencin y aceptacin del VIH/SIDA en tu vida personal? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Nulos. Escasos. 21 5% Suficientes. 273 65% Bastantes. 126 30% Completos. * Sus conocimientos sobre el tema son los suficientes, dicen los encuestados.

    EscasosSuficientesBastantes.

    GRFICO 28.

  • 35

    TABLA 29: 23) Cmo valoraras tus conocimientos sobre el VIH/SIDA para tu ejercicio fsico profesional? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Nulos. 21 5% Escasos. 63 15% Suficientes. 252 60% Bastantes. 63 15% Completos. 21 5%

    NulosSuficientesBastantes.Completos.

    GRFICO 29. * La mayora cree que sus conocimientos sobre el tema son suficientes para su actividad profesional.

    Resultados por sexos segn prueba. Resultados hombres.

    TABLA 30: Indica en cada caso, si crees que el enunciado es verdadero o falso. VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS Frecuencias. Porcentajes. Frecuencia. Porcentajes.

    Puedes adquirir y/o transmitir una infeccin de Transmisin Sexual (ITS) sin presentar algn tipo de sntoma externo.

    189 90% 21 10%

    Las ITS deben tratarse cuanto antes porque pueden producir esterilidad.

    84 40% 126 60%

    Se puede contagiar una ITS por compartir baos pblicos.

    105 50% 105 50%

    Una vez que has padecido una ITS no puedes infectarte de nuevo.

    105 50% 105 50%

    Si los sntomas de una ITS han desaparecido significa que ya no existe infeccin.

    63 30% 147 70%

    * La mayora de los encuestados afirman que se puede adquirir y/o transmitir una infeccin de transmisin sexual sin presentar algn tipo de sntoma externo. De la misma forma, tambin hay una mayora que no cree que si los sntomas de una Infeccin han desaparecido es que ya no existe infeccin.

  • 36

    Sin embargo, si hay ms equidad a la hora de pensar que las ITS deben tratarse cuanto antes, ya que pueden producir esterilidad o que se puedan contagiar por compartir baos pblicos.

    0%10%20%30%40%50%60%70%80%90%

    Resp.1 Resp. 2 Resp.3 Resp.4 Resp. 5

    VerdaderoFalso

    GRFICO 30.

    TABLA 31: Cules de estos comportamientos suponen un riesgo de infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Abrazos. 0 210 100% Masturbacin mutua. 0 210 100% Coito anal/ vaginal. 210 100% 0 Felacin. 147 70% 63 30% Besos. 0 0 Compartir baos. 0 210 100% Cunilingus. 147 70% 63 30% Compartir vasos, cucharas y otros utensilios.

    0 210 100%

    Compartir jeringuillas. 210 100% 0 * Cuando a la poblacin masculina encuestada se le pregunt por los

    comportamientos que suponen un riesgo de infeccin por el VIH todos estaban de acuerdo en que por un abrazo; realizacin de una masturbacin mutua y compartir vasos, cucharas y otros utensilios, no corran riesgo de infeccin de VIH. Sin embargo, compartir jeringuillas y el coito anal o vaginal, si.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Comp.2

    Comp.4 Comp.6 Comp.8

    VerdaderoFalso

    GRFICO 31.

  • 37

    TABLA 32: Cul de los siguientes colectivos citados a continuacin son ms vulnerables ante la infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Trabajadores/as del sexo. 210 100% 0 Drogodependendientes. 210 100% 0 Homosexuales. 63 30% 147 70% Transexuales. 42 20% 168 80% Heterosexuales. 21 10% 189 90% Inmigrantes. 21 10% 189 90%

    * En este caso, todos estaban de acuerdo en que los trabajadores del sexo y drogodependientes son los ms vulnerables de infeccin. Todo lo contrario lo piensan sobre los homosexuales, transexuales, heterosexuales e inmigrantes.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    T. Sexo Homo. Heter.

    VerdaderoFalso

    GRFICO 32. TABLA 33: Imagina que tienes una relacin con la misma persona desde hace cinco aos. Tu pareja te propone comenzar a tener relaciones sexuales sin preservativo. Cmo actuaras?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentajes.

    Accedes a la propuesta de tu pareja porque consideras que tu relacin es estable y tienes la certeza de que no tienes algn ITS o el VIH/SIDA.

    63 30%

    No accedes. 147 70% Comienzas negndote pero cedes cuando se pone en duda tus sentimientos.

    0 0

    Te niegas en un principio pero terminas cediendo ante su insistencia.

    0 0

    * La mayora de ellos dicen no acceder ante una peticin de su pareja estable de

    realizar relaciones sexuales sin preservativo.

  • 38

    Acceden.No acceden.

    GRFICO 33. TABLA 34: Se public hace unos aos un titular en el que se adverta a la poblacin de una infeccin por el VIH a travs de un pinchazo accidental con una jeringuilla contaminada en la playa de las Teresitas. Consideras que es cierto?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 63 30% No. 105 50% No sabe/no contesta. 42 20% * La mayora de los chicos no creen que por un pinchazo con una jeringuilla contaminada en la playa, corras riesgo de infeccin.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 34.

  • 39

    TABLA 35: Crees que los aspectos sociales pueden alterar biolgicamente a la persona infectada por VIH/SIDA?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 63 30% No. 42 20% No sabe/ no contesta. 105 50%

    * Ellos no saben si los aspectos sociales puedan alterar biolgicamente a la persona

    infectada por el virus.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 35. TABLA 36: Imagina que trabajas en una entidad como profesional. Consideras correcto comentar algunos de los casos de los usuarios a un amigo o amiga sin dar datos identificativos sobre la persona en cuestin?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 42 20% No. 147 70% No sabe/ no contesta. 21 10% * El gnero masculino dice no considerar correcto comentar, como profesional de una entidad a sus amigos, comentar los datos identificativos sobre una persona con VIH/SIDA.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 36.

  • 40

    TABLA 37: Supn que te dan la noticia de que a un familiar le diagnostican una enfermedad crnica en qu medida estaras dispuesto a ayudarlo?

    SI. NO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Esa enfermada es cncer y requiere ayuda para el aseo, alimentacin, etc.

    210 100% 0

    Esa enfermedad es SIDA y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    210 100% 0

    Esa enfermedad es Alzheimer y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    210 100% 0

    Esa enfermedad es Diabetes y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    210 100% 0

    * Todos los chicos encuestados afirman que si un familiar de ellas padeciera Cncer,

    SIDA, Alzheimer y Diabetes, estaran dispuestos a ayudarlo.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Cncer SIDA Alzheimer Diabetes.

    SINOColumnas 3D 3

    GRFICO 37.

    TABLA 38: Has tenido alguna vez prcticas de riesgo? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 147 70% No. 63 30%

    * La mayora de los chicos encuestados han realizado prcticas de riesgo.

    SiNo

    GRFICO 38.

  • 41

    TABLA 39: Crees que seras capaz de proponerle a una posible pareja que se realice las pruebas del VIH e ITS?

    RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 168 80% No. 42 20% * A su vez, la mayora de ellos creen ser capaces de proponerle a su pareja que se realice las pruebas del VIH e ITS.

    SiNo

    GRFICO 39. TABLA 40: Consideras que existen rasgos o caractersticas fiables para saber si una persona tiene el VIH/SIDA? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 168 80% No. 42 20% * Los hombres creen que existen caractersticas fiables para saber si una persona tiene el VIH/SIDA.

    SiNo

    GRFICO 40. TABLA 41: Podras vivir con una persona con VIH/SIDA?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 126 60% No 84 40% * En esta cuestin no hay una mayora absoluta ante una respuesta, pero si hay ms de ellos que dicen que podran vivir con una persona con VIH/SIDA.

  • 42

    SiNo

    GRFICO 41. TABLA 42: Dejaras de mantener una relacin sexual con quien te apetece

    al saber que tiene VIH/SIDA? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 210 100% No 0 * Todos estn de acuerde en que no tendran una relacin sexual con alguien que tuviera el virus, a pesar de que le apeteciera mucho.

    SiNo

    GRFICO 42.

    TABLA 43: Consideras que el SIDA es un problema que nos afecta a todos? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 210 100% No 0 Tambin creen que el SIDA nos afecta a todos.

  • 43

    SiNo

    GRFICO 43. TABLA 44: Considera que si una persona tiene SIDA debe contarlo?

    RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 42 20% No 168 80% * No creen necesario que una persona, por tener SIDA, deba contarlo.

    SiNo

    GRFICO 43. TABLA 44: Selecciona las cinco fuentes que te han proporcionado mayor

    informacin sobre el VIH/SIDA y numerndolas segn su orden de importancia marcan con un (1) las ms importantes y las menos importantes con un (5).

    MS IMPORTANTE. MENOS IMPORTANTE. RESPUESTA. Frecuencia Porcentaje. Frecuencia. Porcentaje.

    Charlas con amigos. 42 20% Charlas con padres. 21 10% Entorno Escolar. 21 10% 63 30% Campaas informativas. 63 30% Medios de comunicacin. 63 30% Internet. 21 10% 21 10% Recursos sanitarios. 21 10% Campaas especficas. 63 30% Otra. Cul? 210 10% * La mayora de ellos tienen ms informacin sobre le VIH/SIDA gracias a las campaas informativas y los medios de comunicacin, sin embargo, creen que no reciben tanta del entorno escolar y campaas especficas.

  • 44

    0%

    5%

    10%

    15%

    20%

    25%

    30%

    Charlas conamigos.

    Entornoescolar.

    Medios decomunicacin.

    RecursosSanitarios.

    Ms importante.Menos importante.

    GRFICO 44. TABLA 45: Qu opinin tienes en cuanto a la proteccin que ofrece el

    preservativo contra el VIH? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. No protege. No siempre protege. Protege. 210 100% * Todos ellos creen que el preservativo protege contra el VIH.

    No protege.

    No siempreprotege.Protege.

    GRFICO 45.

    TABLA 46: Sabes donde podras realizarte la prueba para saber si tienes el VIH? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 84 40% No 126 60% * La mayora de ellos no saben donde podran realizarse las pruebas del VIH.

  • 45

    SiNo

    GRFICO 46. TABLA 47: Dos personas, ambas con el VIH, pueden mantener relaciones

    sexuales sin preservativo sin inconvenientes en relacin al virus? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 189 90% No 21 10% * Gran parte de los hombres encuestados creen que dos personas con el virus, pueden mantener relaciones sexuales sin preservativo, sin inconvenientes.

    SiNo

    GRFICO 47.

    TABLA 48: Si te cae sangre de una persona con VIH sobre el cuerpo, existe riesgo de infeccin? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 0 No 210 100% * Todos creen que si cae sangre de una persona con VIH sobre el cuerpo de otro individuo no existe riesgo de infeccin.

  • 46

    SiNo

    GRFICO 48.

    TABLA 49: Consideras que los tratamientos actuales mejoran la calidad de vida del paciente seropositivo? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentaje. S 210 100% No 0 * Todos ellos piensan que los tratamientos de hoy en da mejoran la calidad de vida del paciente seropositivo.

    SiNo

    GRFICO 49.

    TABLA 50: Cmo valoras tus conocimientos sobre el VIH/SIDA para la prevencin y aceptacin del VIH/SIDA en tu vida personal? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Nulos. Escasos. 21 10% Suficientes. 168 80% Bastantes. 21 10% Completos. * La mayora de ellos creen que sus conocimientos sobre el VIH/SIDA son suficientes.

  • 47

    EscasosSuficientesBastantes.Sector 4

    GRFICO 50.

    TABLA 51: Cmo valoraras tus conocimientos sobre el VIH/SIDA para tu ejercicio profesional? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Nulos. 21 10% Escasos. 63 30% Suficientes. 105 50% Bastantes. Completos. 21 10% * Sus conocimientos sobre el virus para su ejercicio profesional son suficientes tambin.

    GRFICO 51.

    EscasosSuficientesCompletos.Nulos.

  • 48

    Resultados mujeres. TABLA 52: Indica en cada caso, si crees que el enunciado es verdadero o falso.

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS Frecuencias. Porcentajes. Frecuencia. Porcentajes.

    Puedes adquirir y/o transmitir una infeccin de Transmisin Sexual (ITS) sin presentar algn tipo de sntoma externo.

    189 90% 21 10%

    Las ITS deben tratarse cuanto antes porque pueden producir esterilidad.

    147 70% 63 30%

    Se puede contagiar una ITS por compartir baos pblicos.

    105 50% 105 50%

    Una vez que has padecido una ITS no puedes infectarte de nuevo.

    126 60% 84 40%

    Si los sntomas de una ITS han desaparecido significa que ya no existe infeccin.

    0 210 100%

    * La mayora de las encuestadas (por no decir todos) creen que es posible adquirir,

    al igual que transmitir, una Infeccin de Transmisin Sexual sin presentar algn tipo de sntoma externo.

    Del mismo modo, aunque no tantas, muchas piensan que estas deben tratarse cuanto antes porque pueden llegar a producir esterilidad.

    Hay equidad a la hora de opinar que se pueden contagiar en baos pblicos y piscinas, pues la respuesta a esta pregunta est dividido a la mitad, en cuanto a verdadero o falso.

    Finalmente, todas, en su totalidad, afirman que aunque hayan desaparecido los sntomas de una ITS, eso no significa que ya no existan.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Resp.1 Resp.3 Resp. 5

    VerdaderoFalso

    GRFICO 52.

  • 49

    TABLA 53: Cules de estos comportamientos suponen un riesgo de infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Abrazos. 0 210 100% Masturbacin mutua. 0 210 100% Coito anal/ vaginal. 210 100% 0 Felacin. 168 80% 42 20% Besos. 0 210 100% Compartir baos. 0 210 100% Cunilingus. 105 50% 105 50% Compartir vasos, cucharas y otros utensilios.

    0 210 100%

    Compartir jeringuillas. 10 100% 0 * Todas estn de acuerdo en que los abrazos, la masturbacin mutua, los besos,

    compartir baos, compartir vasos, cucharas y otros utensilios, no supone un riesgo de infeccin por el VIH. Sin embargo, si lo creen sobre el coito anal/ vaginal y sobre compartir jeringuillas y agujas.

    Adems, la mayora tambin opina que la felacin se pueda considerar un riesgo. Por ltimo, hay igualdad, entre las encuestadas, al afirmar que el cunilingus, ser un

    peligro.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Comp.2

    Comp.4 Comp.6 Comp.8

    VerdaderoFalso

    GRFICO 53. TABLA 54: Cul de los siguientes colectivos citados a continuacin son ms vulnerables ante la infeccin por el VIH?

    VERDADERO. FALSO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Trabajadores/as del sexo. 189 90% 21 10% Drogodependendientes. 210 100% 0 Homosexuales. 126 60% 84 40% Transexuales. 84 40% 126 60% Heterosexuales. 84 40% 126 60% Inmigrantes. 42 20% 168 80%

    * Toda la poblacin femenina encuestada est de acuerdo en que lo drogodependientes, son el colectivo ms vulnerable ante la infeccin. A estos le sigue los trabajadores/as del sexo. Un poco menos, lo piensan de los homosexuales.

  • 50

    Prcticamente, no ven riesgo en heterosexuales, inmigrantes y transexuales.

    0%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    T. Sexo Homo. Heter.

    VerdaderoFalso

    GRFICO 54.

    TABLA 55: Imagina que tienes una relacin con la misma persona desde hace cinco aos. Tu pareja te propone comenzar a tener relaciones sexuales sin preservativo.Cmo actuaras? RESPUESTAS. Frecuencia. Porcentajes. Accedes a la propuesta de tu pareja porque consideras que tu relacin es estable y tienes la certeza de que no tienes algn ITS o el VIH/SIDA.

    63 30%

    No accedes. 105 50% Comienzas negndote pero cedes cuando se pone en duda tus sentimientos.

    21 10%

    Te niegas en un principio pero terminas cediendo ante su insistencia.

    21 10%

    * La mitad de las mujeres encuestadas afirman que ante la peticin, de su pareja

    estable, de mantener relaciones sexuales, sin preservativo, no accederan, pero otras dicen que si lo haran, porque estn seguras de que no tienen ninguna ITS o el VIH/SIDA.

    Acceden.No acceden.

    GRFICO 55.

  • 51

    TABLA 56: Se public hace unos aos un titular en el que se adverta a la poblacin de una infeccin por el VIH a travs de un pinchazo accidental con una jeringuilla contaminada en la playa de las Teresitas. Consideras que es cierto? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 63 30% No. 84 40% No sabe/no contesta. 63 30%

    * Ante esta publicacin, la mayora de las mujeres no creen que sea cierta, aunque hay otra minora que piensa que si, o simplemente, no sabe si sera posible.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 56. TABLA 57: Crees que los aspectos sociales pueden alterar biolgicamente a la persona infectada por VIH/SIDA? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 126 60% No. 21 10% No sabe/ no contesta. 63 30%

    * Ms de la mitad de las mujeres que accedieron a realizar la encuesta, creen que los

    aspectos sociales pueden alterar biolgicamente a la persona infectada por VIH/SIDA.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 57.

  • 52

    TABLA 58: Imagina que trabajas en una entidad como profesional. Consideras correcto comentar algunos de los casos de los usuarios a un amigo o amiga sin dar datos identificativos sobre la persona en cuestin? RESPUESTA. Frecuencia. Porcentaje. Si 42 20% No. 126 60% No sabe/ no contesta. 42 20%

    * En este caso, la mayora de ellas piensa que no sera correcto comentar, en caso de

    que trabajaran como profesionales, alguno de los asunto de los usuarios a un amigo.

    Si

    No

    No sabe/ nocontesta.

    GRFICO 58.

    TABLA 59: Supn que te dan la noticia de que a un familiar le diagnostican una enfermedad crnica en qu medida estaras dispuesto a ayudarlo?

    SI. NO. RESPUESTAS. Frecuencias. Porcentaje. Frecuencias. Porcentaje.

    Esa enfermada es cncer y requiere ayuda para el aseo, alimentacin, etc.

    210 100% 0

    Esa enfermedad es SIDA y requiere ayuda para aseo, la alimentacin, etc.

    210 100% 0

    Esa enfermedad es Alzheimer y requiere