estado y politica economica en cr

Download Estado y Politica Economica en CR

Post on 27-Dec-2015

18 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Estado y Política económica en CR

TRANSCRIPT

  • ESTADO YPOLITICA ECONOMICAEN COSTA RICA1948-1970

  • tESTADO YPOLTICA ECONMICA

    EN COSTA RICA

    1948-1970

    Jorge Rovira Mas

    EDITORIAL DE LAUNIVERSIDAD DE COSTA RICA

  • Edicin aprobada por la Comisin Editorial de laUniversidad de Costa Rica.

    Primera edicin Editorial Porvenir. S.A.: 1982Primera edicin EUCR: 2000

    Seccin de Planificacin: Mara Elena Camacho VRevisin filolgica y

    correccin de pruebas: El autorDiseo de portada: Juan Carlos Fallas Z.Control de calidad: Unidad de Libros

    Jefe de la Editorial: Gilbert Carazo G.Direccin Editorial Y

    Difusin de la Investigacin: Mario Murillo R. Editorial de la Universidad de Costa Rica

    Ciudad Universitaria "Rodrigo Facio"Apdo. 75-2060. Fax: 207-5257e-mail: editucr@cariari.ucr.ac.cr

    San Jos, Costa Rica.

    AGRADECIMIENTOS

    En el transcurso de mis aos de estudio para obtener el Doctora-do en Sociologa (1974-1978) en la Universidad Nacional Autnomade Mxico (UNAM) y durante la etapa de elaboracin de esta investi-gacin que ahora aparece como libro en su segunda edicin, esta vezbajo el sello editorial de la Universidad de Costa Rica, varias perso-nas, en diversos momentos y de variadas maneras, contribuyeron sus-tancialmente a hacer ms fcil la tarea.

    Deseo testimoniar, de manera especial, mi agradecimiento a las si-guientes: a Theotonio Dos Santos, brasileo, en cuyos cursos y semina-rios tanto aprend; a Rafael Menjvar Larn, salvadoreo, por su per-manente disponibilidad a lo largo de varios aos y sin cuya ayuda estetrabajo hubiera debido de enfrentar otros obstculos; a Agustn Cueva, .ecuatoriano fallecido en Mxico en 1992 y profesor de la UNAM pordos dcadas, por su estmulo y cooperacin cuando inici los estudiosde Doctorado; a Oscar Fernndez, amigo entraable por ms de trein-ta aos y de cuya amistad me enorgullezco, quien siempre tuvo a sucargo la pesada tarea de urgirme a concluir el escrito; y a Ana CeciliaJimnez Arce, por su atinado auxilio en los meses finales de la redac-cin del estudio, lo que result de una gran vala.

    Olga Quirs Gutirrez se encarg entonces, en buena parte, de lalabor mecanogrfica -no habamos ingresado an en la era de las

    7

  • 8PC-, realizndola con esmero, paciencia y cario. Vaya para ella, hoycomo ayer mi inmensa gratitud.Agradezco a quien fuera mi esposa, Ligia Quirs Gutirrez, la cons-tancia de su apoyo emocional. Su generosidad y comprensin permanen-tes fueron un pilar sobre el cual descans la tarea acadmica de aque-llos aos. Fue ella una compaera infatigable en esa ardua etapa denuestras vidas, etapa de superacin conjunta sin tregua.Tres instituciones deben ser objeto de mencin particular: la Uni-versidad de Costa Rica, la Fundacin Ford y la Universidad NacionalAutnoma de Mxico. A la primera le agradezco la oportunidad que mebrind al adjudicarme una beca para emprender estudios de posgrado.Asimismo, quiero dejar constancia de mi gratitud con la FundacinFord la que, a su vez, mediante una ayuda complementaria hizo posibleque los aos de estudio en Mxico transcurrieran sin congojas materia-les. En la tercera de estas instituciones, tuve el privilegio de estudiar yde compartir muchos momentos con estudiantes y profesores provenien-tes de toda Amrica Latina en uno de los ambientes ms estimulantesdel Continente por aquellos das.

    La primera edicin estuvo dedicada a mi madre y a mi hermana.Ratifico aqu aquel sentimiento, con la devocin y el amor de quien sesiente privilegiado por siempre haber podido contar con su cario in-conmensurable e inconmovible.

    EPGRAFE

    "De esta manera se considera al desarrollo como resultado de la interac-cin de grupos y clases sociales que tienen un modo de relacin que les es pro-pio y por tanto intereses y valores distintos, cuya oposicin, conciliacin o su-peracin da vida al sistema socioeconmico.

    A travs del anlisis de los intereses y valores que orientan o que puedenorientar la accin, el proceso de cambio social deja de presentarse como resul-tado de factores "naturales" -esto es, independientes de las alternativas histri-cas- y se empieza a perfilar como un proceso que en las tensiones entre gruposcon intereses y orientaciones divergentes encuentra el filtro por el que han depasar los influjos meramente econmicos.

    Son justamente los factores poltico-sociales internos -vinculados, comoes natural, a la dinmica de los centros hegemnicos- los que pueden producirpolticas que se aprovechen de las "nuevas condiciones" o de las nuevas opor-tunidades de crecimiento econmico. De igual modo, las fuerzas internas sonlas que redefinen el sentido y el alcance poltico-social de la diferenciacin "es-pontnea" del sistema econmico.

    Ahora bien, cuando se acepta la perspectiva de que los influjos del merca-do, por s mismos, no son suficientes para explicar el cambio ni para garantizarsu continuidad o su direccin, la actuacin de las fuerzas, grupos e institucio-nes sociales pasa a ser decisiva para el anlisis del desarrollo'.

    Fernando Henrique Cardoso y Enzo Faletto en su clsicolibro Dependencia y desarrollo en Amrica Latina,Mxico, Siglo XXI, 1969, pp. 18, 19, 27 y 28.

    9

  • INTRODUCCIN

    El trabajo que a continuacin presentamos, constituye un esfuerzopor tratar de comprender y determinar la naturaleza de clase social y lascaractersticas generales de las polticas econmicas puestas en ejecu-cin por las dos grandes agrupaciones partidistas que dominaron la vi-da poltico-institucional de Costa Rica desde 1948 hasta 1970, agrupa-ciones a travs de las cuales expresaron sus intereses materiales los dosprincipales conjuntos de burguesa y de intereses empresariales existen-tes en el pas durante el periodo en estudio.

    Es importante sealar que los anlisis efectuados y los resultados alos que ellos nos han conducido y que se exponen en este libro, no pre-tenden poseer validez, ni pueden ser extrapolados, en relacin con loocurrido con nuestro tema de inters durante los aos setenta. Si bien escierto que algunos rasgos de la poltica econmica originalmente conce-bida y puesta en prctica por el Partido Liberacin Nacional perdurarona lo largo de esa dcada, otros fueron completamente nuevos, como fueel caso del conjunto de directrices y acciones que condujeron al estable-cimiento del Estado-Empresario. Tres trabajos nuestros adicionales po-dran ser consultados y utilizados si se quisiera alcanzar una perspectivatemporal ms amplia en materia de orientaciones generales de polticaseconmicas en el pas: nos referimos a nuestro artculo "Costa Rica:Economa y Estado. Notas sobre su evolucin reciente y el momento ac-

    1 1

  • tual", publicado en la revista Estudios Sociales Centroamericanos, aoIX, No. 26, mayo-agosto de 1980, pp. 37-69; al libro Costa Rica en losaos ochenta (San Jos, FLACSO/Editorial Porvenir, 1987); y a la par-te titulada "Los industriales y el desarrollo nacional: Tres coyunturascrticas", en el libro colectivo de Luis F. Sibaja Chacn, Jorge RoviraMas, Anabelle Ulate Quirs y Carlos Araya Pochet, La industria: suevolucin histrica y su aporte a la sociedad costarricense (San Jos,Litografa e Imprenta Lehmann, 1993), pp. 93-150.

    Durante el tiempo cubierto por esta investigacin, la vida polticacostarricense tuvo la particularidad de experimentar cada cuatro aos-con la sola excepcin del lapso de dieciocho meses en que gobern laJunta que lider Jos Figueres Ferrer de 1948 a 1949-, la alternancia enel Poder Ejecutivo del Estado de gobiernos de diferente inclinacin ideo-lgica, que respondan, en lo esencial, a dos ncleos diferentes de intere-ses empresariales: el primero, anclado en la vieja y debilitada -aunqueresistente- dinmica de acumulacin de capital de ndole agroexporta-dora, y el otro, en proceso de desarrollo, que se empeaba en moderni-zar la vida econmicosocial y poltica del pas y que procuraba hacerloestimulando la diversificacin de la estructura productiva y el desarro-llo capitalista de nuestra sociedad.

    No se trata el presente, por cierto, de un trabajo exhaustivo, que ha-ya pretendido y logrado agotar la temtica. Constituye ms bien un pri-mer intento de abordar, desde una perspectiva histrico-social, un asuntoy periodo pobremente conocido en nuestro pas, no obstante su importan-cia para comprender adecuadamente las particularidades de nuestro desa-rrollo nacional en la Postguerra, como es este de la poltica econmica en-tre 1948 y 1970.

    Tampoco ha sido nuestro propsito abrumar al lector de este librocon cifras y cuadros con datos econmicos. Hemos tratado constante-mente de no abusar en esto. Mucho ms nos ha interesado la determi-nacin de las orientaciones estratgicas que guiaron la puesta en prcti-ca de las ms importantes medidas de poltica econmica, todo con elfin de caracterizar los diferentes proyectos econmico-polticos de cla-se social subyacentes a ellas.

    Otro punto debemos sealar an: se observar que a lo largo de laobra no se alude -o se lo hace de manera marginal- a la posicin queasumen las clases sociales subalternas para resistir -y en este sentidoalterar o suavizar- las actuaciones de poltica econmica que los gruposempresariales, a travs de una representacin poltica afn a ellos y/o a1 2

    su concepcin del desarrollo nacional, persiguen implantar o desarro-llar. Quisiramos dejar en claro que esto no significa que despreciemoso infravaloremos la importancia que tiene el comportamiento de los sec-tores populares para que una poltica econmica favorable a aquellospueda lograr -o solo lo haga a medias o incluso no lo alcance del todo-la efectiva consecucin de los objetivos que se propone. Lo que ocurrees que en Costa Rica, en el periodo que abarca este trabajo, es decir, enel lapso inmediatamente posterior al movimiento armado que encabeza-ra Jos Figueres en 1948, la represin que sobrevino sobre los comunis-tas y la proscripcin de su organizacin partidaria, as como el desarro-llo de una poltica reformista muy bien e