Espacialización de la violencia en las ciudades ... ?· Espacialización de la violencia en las ciudades…

Download Espacialización de la violencia en las ciudades ... ?· Espacialización de la violencia en las ciudades…

Post on 25-Jan-2019

212 views

Category:

Documents

0 download

TRANSCRIPT

<p>CUADERNOS DE GEOGRAFA | REVISTA COLOMBIANA DE GEOGRAFA | Vol. 22, n. 1, ene.-jun. del 2013 | ISSN 0121-215X (impreso) 2256-5442 (en lnea) | BOGOT, COLOMBIA | PP. 169-186</p> <p>Espacializacin de la violencia en las ciudades latinoamericanas: una aproximacin terica</p> <p>Espacializao da violncia nas cidades latino-americanas: uma aproximao terica</p> <p>Spatialization of Violence in Latin American Cities: A Theoretical Approach</p> <p>Fabin gonzlez luna*</p> <p>Universidad Nacional Autnoma de Mxico (UNAM), Mxico D. F.</p> <p>* Direccin postal: Playa Salagua, 584 Col. Reforma Iztaccihuatl, C. P. 08840, Mxico, D. F.Correo electrnico: fabian_gluna@yahoo.com.mx</p> <p>resumen</p> <p>El objetivo del presente artculo es hacer una reflexin terica sobre cmo pensar la espacializacin de la violencia en las ciudades dentro del contexto del proyecto neoliberal, para lo cual se discute el concepto de violencia estructural y simblica, as como su forma de materializacin en la fragmentacin espacial y la segregacin social, caractersticas de los procesos urbanos recientes. Lo anterior tiene como base una investigacin documental, cuyo anlisis permite establecer algunos principios bsicos de un armazn epistemolgico para una geografa de la violencia que pueda ser aplicada en estudios particulares de ciudades latinoamericanas. </p> <p>Palabras clave: ciudad, espacio, fragmentacin espacial, neoliberalismo, violencia.</p> <p>RECIBIDO: 18 DE NOVIEMBRE DEL 2011. ACEPTADO: 9 DE JULIO DEL 2012.Artculo de reflexin sobre la espacializacin de la violencia en las ciudades latinoamericanas particularmente en la Ciudad de Mxico D. F. dentro del contexto neoliberal. </p> <p>resumo </p> <p>O objetivo deste artigo uma reflexo terica sobre como pensar a espacializao da violncia urbana no contexto do projeto neoliberal, para o qual se discute o conceito de violncia estrutural, simblica e sua materializao na fragmentao espacial e a segregao social, caractersticas dos recentes processos urbanos. Isso baseado em uma pesquisa documental, na qual a anlise permite estabelecer alguns princpios bsicos de um quadro epistemolgico para uma geografia da violncia que pode ser aplicado em estudos particulares de cidades latino-americanas.</p> <p>Palavras-chave: cidade, espao, fragmentao do espao, neoliberalismo, violncia.</p> <p>abstract</p> <p>The aim of this paper is to carry out a theoretical discussion on how to think the spatialization of urban violence in the context of the neoliberal project. To this effect, the article analyzes the concepts of structural and symbolic violence, as well as their materialization in spatial fragmentation and social segregation, both features of recent urban processes. The analysis is based on documentary research which makes it possible to establish the basic principles of an epistemological framework for the geography of violence that can be applied in specific studies of Latin American cities.</p> <p>Keywords: city, space, space fragmentation, neoliberalism, violence.</p> <p>UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA | FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS | DEPARTAMENTO DE GEOGRAFA</p> <p>170 Fabin Gonzlez Luna</p> <p>La tradicin de los oprimidos nos ensea </p> <p>que el estado de excepcin en el que </p> <p>ahora vivimos es en verdad la regla</p> <p>Walter Benjamin </p> <p>(fragmento de su VII tesis sobre la historia)</p> <p>introduccin1</p> <p>En la actualidad distintas formas y expresiones de la violencia adquieren un papel cada vez ms importante en la vida cotidiana de las ciudades latinoamericanas; la inseguridad y el miedo, como sus respuestas y ma-nifestaciones concretas, se posicionan como factores determinantes de las decisiones personales y de los pa-trones de produccin, apropiacin, uso y circulacin del espacio. Se asiste a la formacin de ciudades en las cua-les el miedo es la caracterstica principal, configurando autnticas fobpolis (Lopes de Souza 2008).</p> <p>Sin embargo la violencia y el miedo no son procesos nuevos, todo lo contrario, han estado presentes a lo lar-go de toda la historia de la humanidad y, por lo tanto, han marcado la espacializacin de las sociedades. Sur-ge, entonces, esta pregunta: cules son las caracters-ticas de la violencia actual en la ciudad? o, dicho de una forma ms precisa, cmo se espacializa la violencia en las ciudades del capitalismo tardo?</p> <p>En esta direccin, el presente artculo tiene como objetivo principal plantear algunos elementos teri-cos que ayuden a perfilar una discusin epistemolgi-ca sobre cmo la violencia se est materializando en la fragmentacin espacial y la segregacin social de las grandes ciudades latinoamericanas. </p> <p>La intencin es reflexionar sobre algunos princi-pios tericos bsicos que permitan esquematizar un posible esqueleto de una geografa de la violencia que no se limite a una tipologa territorial sobre crmenes, percepciones de seguridad/miedo, y su posible relacin con aspectos socioeconmicos, sino que establezca herramientas analticas suficientes para explicar las contradicciones materiales y simblicas de la ciudad latinoamericana como una forma de espacializacin de la violencia.</p> <p>1 Una versin preliminar de este documento se present como ponencia en el XIII Encuentro de Gegrafos de Amrica Latina - EGAL, realizado del 25 al 29 de julio del 2011 en San Jos de Costa Rica.</p> <p>Por tanto, en los siguientes prrafos no se abordan cuestiones de criminalidad, ni de su percepcin, dejan-do de lado, por cuestiones metodolgicas, la discusin sobre las formas en que se reelabora el miedo y cmo afecta la construccin de las representaciones espacia-les, no porque sean tpicos que carezcan de relevancia social y geogrfica, sino porque la tesis que se sostiene en este artculo es que para reflexionar sobre dichos te-mas hay que dar un paso atrs y apartarse de estas ex-presiones y discursos sobre la violencia visible (que ser considerada en el presente texto como subjetiva) para analizar su trasfondo, y centrarse en aquellos procesos que no solo generan esta violencia, sino que produ cen una realidad profundamente desigual, la cual se pre-senta como normal.</p> <p>En consecuencia, en el primer apartado se argu-mentan los fundamentos bsicos para una definicin de la violencia como un producto social con dos dimen-siones: una estructural y otra subjetiva. En el segundo se pretenden ofrecer principios generales que encaucen la reflexin hacia cmo el proyecto neoliberal represen-ta la forma actual de la violencia estructural en las ciu-dades latinoamericanas. En la tercera parte se discute la fragmentacin espacial y la segregacin social como las formas actuales en que la violencia se espacializa. Para finalizar, a manera de conclusin, se presentan una serie de argumentos que deben ser considerados para la conformacin de una geografa de la violencia.</p> <p>Se trata de un artculo terico construido a partir de la revisin y discusin de diversos textos y autores, en el que, aunque no se aborda intencionalmente una ciudad en particular, el marco de referencia lo constitu-yen las metrpolis latinoamericanas (y dentro de estas, principalmente, la Ciudad de Mxico).</p> <p>Violencia estructural y subjetiva: apuntes bsicos para su discusin</p> <p>La violencia es un concepto muy complejo que involu-cra un gran nmero de fenmenos, procesos y compor-tamientos sociales tan enraizados, y en algunos casos tan interiorizados, que su utilizacin es muy diversa y con alcances explicativos muy variados. Cabe mencio-nar que la brutalidad u obscenidad con la que actual-mente se concreta una dimensin de la violencia no ayudan ni a clarificar su anlisis, ni a visibilizar su papel en la compleja formacin del tejido social.</p> <p>Bajo este panorama, la intencin de los siguientes prrafos es delinear un concepto de violencia que ayude </p> <p>Espacializacin de la violencia en las ciudades latinoamericanas: una aproximacin terica 171 </p> <p>CUADERNOS DE GEOGRAFA | REVISTA COLOMBIANA DE GEOGRAFA | Vol. 22, n. 1, ene.-jun. del 2013 | ISSN 0121-215X (impreso) ~ 2256-5442 (en lnea) | BOGOT, COLOMBIA | PP. 169-186</p> <p>a entenderla y a discutirla como parte constitutiva de las realidades sociales; pero no como resultado inexo-rable de los instintos humanos o como una expresin irreductible de la pulsin de vida, tampoco como un destino manifiesto ante el cual solo se puedan disear distintos aparatos institucionales y normativos que permitan regularla y administrarla (ya sean modelos impositivos o formas consensuadas y/o construidas democrticamente). La reflexin apunta hacia una conceptualizacin de la violencia como producto hist-rico, contradictorio e inacabado que tiene como finali-dad reproducir un orden social especfico, por lo que su concrecin es tanto material como simblica. </p> <p>Como inicio para pensar sobre la violencia, Santiago Genovs (1991) seala que el acercamiento a este con-cepto debe tomar en cuenta al menos cinco principios fundamentales: 1) la violencia no tiene un origen ge-ntico, 2) no es un aspecto instintivo, 3) no hay una seleccin natural o proceso evolutivo que favorezca los comportamientos violentos, 4) no es una respuesta mental y 5) no es hereditaria. Es importante resaltar que este conjunto de ideas evidencian que la bsqueda de las razones de la violencia no se debe realizar en la naturaleza humana y en su animalidad biolgica, sino en su condicin de sujeto social y colectivo.</p> <p>En esta direccin, como principio de discusin, Sn-chez Vzquez seala que:</p> <p>[] la violencia es tan vieja como la humanidad mis-ma []. Y no solamente aparece a tambor batiente, sir-viendo a las relaciones de dominacin y explotacin o a los intentos de liberarse e independizarse de ellas, sino tambin haciendo crecer, sorda y calladamente, el rbol del sufrimiento en la vida cotidiana []. (1998, 10)</p> <p>Con este principio se argumenta la necesidad de su reflexin y comprensin, ya que: </p> <p>[] de un modo u otro, cerca o lejos de sus formas extremas, y teniendo ante nosotros su rostro borroso o bien perfilado, somos reos de la violencia. Se justifica, pues, plenamente nuestra necesidad de comprender su naturaleza, sus races, sus causas y sus efectos y de en-contrar vas que excluyan o limiten la violencia del poder y el poder de la violencia []. (Snchez Vzquez 1998, 12)</p> <p>En el argumento citado hay una advertencia terica y de praxis social en la cual es importante ahondar: en el mundo de vida actual somos reos de la violencia, por lo tanto estamos obligados a pensarla en trminos de con-dicionante objetiva de la realidad social en su totalidad, </p> <p>y no como una mera expresin coyuntural o como ac-ciones que desbordan o rebasan los lmites del orden establecido. Tambin llama la atencin la necesidad de reflexionar sobre esta no solamente en sus distintas concreciones fsicas y simblicas, sino como un proceso que estructura nuestras formas sociales de producir, en-tender y desarrollarnos en el mundo de la vida.</p> <p>Tradicionalmente, desde las ciencias sociales los enfoques sobre la violencia han estado fuertemente vinculados con el poder y sus formas de ejercicio, dis-cutiendo su papel en la constitucin y transformacin de los estados y sus instituciones, principalmente como un mecanismo para la consecucin y el mantenimien-to del poder poltico en su sentido ms amplio, pero tambin con dinmicas de resistencia, rompimiento y sustitucin.</p> <p>Desde estos enfoques, la violencia se presenta como un fenmeno que aparece en las comunidades polticas cuando se enfrentan a: </p> <p>[] una crisis grave que destruye los mecanismos de conciliacin que fundamentan la legitimidad del sis-tema, la violencia reaparece en toda su amplitud, como instrumento inapelable para la resolucin de los conflic-tos de poder. La violencia latente o manifiesta ejerce un notable influjo en la distribucin de poder y en el equili-brio de fuerzas polticas de una sociedad []. (Gonzlez 2010, 298)</p> <p>Cuando la violencia se posiciona exclusivamente en las coordenadas del ejercicio del poder poltico y su reflexin se centra en la necesidad de legitimar su uso monoplico por parte de una entidad estatal se est re-forzando una conceptualizacin que pone a la violencia como algo exterior a la propia entidad estatal; como si fuera un instrumento o recurso que se utiliza en ciertas circunstancias (legtimas o no), negando que los esta-dos modernos se han constituido haciendo uso de la violencia (al menos en su dimensin estructural), por lo que, en realidad, se trata de un fenmeno intrnseco y fundacional de estos.</p> <p>Cuando se aborda como una externalidad, se invisi-biliza a la violencia como una condicin estructural del mundo de vida impuesta por la modernidad capitalis-ta, incluyendo al propio Estado. Lo anterior tiene como una de sus consecuencias que cualquier trasgresin al orden social establecido se plantea como una incapa-cidad o insuficiencia coyuntural del Estado, que es ne-cesario ajustar o arreglar, pero sin cuestionar el papel del propio Estado como un producto/productor de una </p> <p>UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA | FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS | DEPARTAMENTO DE GEOGRAFA</p> <p>172 Fabin Gonzlez Luna</p> <p>violencia necesaria para garantizar alguna forma espe-cfica de dominacin/subordinacin.</p> <p>Por tanto, la propuesta es pensar en la violencia como en un factor y una instancia social fundamenta-da en la conformacin, mantenimiento y ampliacin de los procesos de dominacin y diferenciacin definito-rios de las relaciones sociales producidas en el sistema capitalista.</p> <p>Una primera definicin, muy bsica, de violencia dice que esta es [] cualquier conducta intencional que cause o puede causar dao [] (Sanmartn Esplu-gues 2010, 11). Con ms detalle, Snchez Vzquez se-ala que: </p> <p>[] la violencia no es fuerza en s, o en acto, sino el uso de la fuerza. En la naturaleza las fuerzas actan, pero no se usan, solo el hombre usa la fuerza, y puede usarse a s mismo como fuerza. Por ello decimos que la fuerza no es violenta, sino la fuerza usada por el hombre []. (2003, 447)</p> <p>Una tercera definicin, que complementa la ante-rior, afirma que la violencia es: </p> <p>[] la calidad propia de una accin que se ejerce so-bre el otro para inducir en l por la fuerza es decir la lmite, mediante una amenaza de muerte un com-portamiento contrario a su voluntad, a su autonoma que implica su negacin como sujeto humano libre []. (Echeverra Andrade 1998b, 106)</p> <p>Por tanto, puede entenderse la violencia como el uso de la fuerza por parte de sujetos, grupos o instituciones aplicada a otros sujetos con el propsito de obtener al-gn beneficio o ganancia en contra de su voluntad o de su consentimiento autnomo. Esta dinmica, adems de modificar, transformar o mantener por la fuerza una serie de condiciones, actividades, procesos o comporta-mientos, pone de manifiesto, concreta y simblicamen-te, el poder, las intenciones y convicciones del agente de la violencia.</p> <p>No se trata solamente de que el sujeto objeto de la violencia haga algo en contra de su voluntad, sino de que esa realizacin manifieste y concretice el poder del que ejerci el uso de la fuerza, construyendo represen-taciones sociales (quin manda y quin obedece) que influyen en la forma en que se piensa y simboliza el mu...</p>

Recommended

View more >